domingo, 25 de marzo de 2018

Capítulo 16 - El Raj Británico


El Raj Británico

Es cierto que, en el siglo XVII, Londres reanudó la adquisición de territorios extranjeros suspendida desde la terminación desastrosa de la Guerra de los Cien Años. Pero el "espíritu" de estas conquistas era todavía fundamentalmente el de una época prenacional. Nada confirma esto de manera más asombrosa que el hecho de que la "India" solo se hiciera "británica" veinte años después del ascenso de Victoria al trono. En otras palabras, hasta después del Motín de 1857, la "India" estuvo gobernada por una empresa comercial, no por un estado, y menos por una nación-estado. Pero el cambio se estaba gestando. Cuando debió renovarse la carta constitutiva de la Compañía Británica de las Indias Orientales en 1813, el Parlamento ordenó la asignación de 100.000 rupias anuales para promover la educación local, tanto "oriental" como "occidental". En 1823 se creó en Bengala un Comité de Instrucción Pública, y en 1834, Thomas Babington Macaulay[1] fue designado presidente de este comité, quién declaró que "un solo librero de una buena biblioteca europea vale lo que toda la literatura nativa de la India y Arabia". Macaulay publicó al año siguiente de su designación como presidente del Comité de Instrucción Pública su famosa "Minute on Education", logrando que sus recomendaciones se aplicaran de inmediato. Se introdujo un sistema educativo completamente británico que, en palabras de Macaulay, "crearía una clase de personas, de sangre y color indios, pero de gustos, opiniones, moral e intelecto británicos". En 1836 Macaulay escribió: "Ningún hinduista que haya recibido una educación británica se apegará con sinceridad a su religión. Creo firmemente, y siempre he creído, que si se siguen nuestros planes educativos, dentro de treinta años entre las clases respetables de Bengala no habrá un solo idólatra".
La colonización decisiva de los británicos en India comienza a partir de la batalla de Plassey en 1757 después de derrotar al Nawab Siraj Ud Daulah, lo cual les permitió ocupar la región de Bengala. Esta región se constituyó en un protectorado bajo la administración de la Compañía. Desde este estado los británicos expandieron su influencia hacia otras regiones de la India al punto que en 1850 tenían bajo su dominio la mayor parte del subcontinente indio. En 1857 la rebelión de los cipayos —soldados indios al servicio de los británicos— en el norte y centro de la India y su posterior derrota, causó que el Parlamento británico transfiriera el poder político y administrativo de la Compañía a la Corona, siendo ésta la administradora directa de las colonias británicas en aquella región hasta su independencia.

El Raj británico ​ era la ley de la Corona británica en el subcontinente indio entre 1858 y 1947. Esta ley también es conocida como Ley de la Corona en la India, ​ o Ley Directa en la India. La región que se encontraba bajo el control británico en la actualidad está repartido entre los estados soberanos de India, Pakistán, Bangladesh y Birmania, las cuales en conjunto eran llamadas «India Británica», y aquellos estados que eran gobernados por reyes hindúes, aunque bajo la tutela británica, los llamados Estados Principescos. La unión política resultante fue también conocida como Imperio indio y después de 1876 se expidieron los pasaportes bajo ese nombre. La India fue un miembro fundador de la Liga de las Naciones, participó en las olimpiadas de verano de 1900, 1920, 1928, 1932 y 1936, además en 1945 fue miembro fundador de las Naciones Unidas en San Francisco.



Este sistema de gobierno fue instituido el 28 de junio de 1858, cuando después de la rebelión india de 1857, las posesiones territoriales de la British East India Company fueron transferidas a la Corona, que en ese entonces ostentaba la reina Victoria (quien en 1876 fue proclamada emperatriz de la India).

La rebelión de la India de 1857 comenzó como un motín de cipayos, los soldados indios del ejército de la Compañía Británica de las Indias Orientales, el 10 de mayo de 1857 en el acuartelamiento de la localidad de Meerut. Muy pronto se produjo una escalada del conflicto con el estallido de otros motines y revueltas civiles a lo largo de la llanura del Ganges y del centro de India. Los enfrentamientos principales se produjeron en zonas de los actuales estados indios de Uttar Pradesh, Bihar, el norte de Madhya Pradesh y en la región de Delhi. Esta rebelión supuso una amenaza considerable para el poder de la Compañía Británica en toda la región y no fue sofocada hasta la caída del reino de Gwalior el 20 de junio de 1858. La rebelión de los cipayos también es conocida por algunos historiadores indios como Primera Guerra de Independencia de India.
Otras regiones controladas por la Compañía Británica, como Bengala y las presidencias de Bombay y Madrás, permanecieron mayormente en calma. En el Punyab, los príncipes sijes apoyaron a la Compañía con el envío de tropas y suministros. Los principados de Hyderabad, Mysore, Travancore y Cachemira, así como los pequeños dominios de Rajputana, no se sumaron a la rebelión. En la zona de Oudh, el alzamiento tomó el cariz de una revuelta patriota contra la presencia europea. Los líderes marathas, como Rani Lakshmibai, se convirtieron un siglo después en héroes populares del movimiento de independencia indio, aunque ellos mismos «no generaron una ideología coherente» para un nuevo orden. ​
Esta rebelión de los cipayos llevó a la disolución de la Compañía Británica de las Indias Orientales en 1858 y obligó a los británicos a reorganizar su ejército, el sistema financiero y la administración de India. El país pasó a continuación a ser gobernado directamente por la Corona británica con el nombre de Raj británico.
La Compañía Británica de las Indias Orientales obtuvo el poder sobre el principado de Diwani (en Bengala) después de ganar la batalla de Plassey en 1757, la cual colocó bajo su dependencia a gran parte del Decán. La victoria en la batalla de Buxar en 1764 añadió Nizamat a su regencia.
En 1845, la Compañía había logrado extender su control sobre la provincia de Sindh tras una sangrienta campaña bélica. En 1848 tuvo lugar la Segunda guerra anglo-sij y la Compañía logró el control de Punyab también. En 1853 el líder maratha, Nana Sahib fue despojado de sus títulos y de su pensión, pasando a ser subordinado de los británicos.
En 1854 Berar fue anexada al dominio de la Compañía Británica de las Indias Orientales. En 1856 el estado de Awadh/Oudh fue también añadido a la regencia de la Compañía. Poco después el Imperio mogol, que mantenía un poder puramente nominal ante los británicos, sucumbió en su totalidad ante el dominio británico, siendo el emperador Bahadur Shah Zafar el último de esta dinastía.
La rebelión de los indios tuvo diversas causas religiosas, sociales, políticas y económicas. Hacía tiempo que los cipayos acumulaban animadversiones contra la Compañía Británica de las Indias Orientales, principalmente por las diferencias étnicas entre los oficiales británicos y las tropas indias.

Fricciones sociales 
Por otra parte, los indios no veían con buenos ojos la rápida ocupación de territorios por parte de la Compañía y la introducción de costumbres occidentales que dicha ocupación conllevaba, así como las conversiones de indios al cristianismo. Otro agravio fue la ilegalización de ciertas costumbres religiosas, tanto hindúes como musulmanas, que eran consideradas poco civilizadas por los británicos. Por ejemplo, los británicos abolieron el matrimonio entre niños, el satí (el suicidio o el asesinato de una viuda en la pira funeraria de su esposo fallecido) y el infanticidio de las niñas. Muchos de los esfuerzos de la Compañía Británica de las Indias Orientales se veían con desconfianza. Por ejemplo, los hinduistas consideraban que la primera locomotora que arrancó de Bombay en 1850 era un asura (demonio). No obstante también había reformistas indios, muy notablemente Raja Ram Mohan Roy, que eran la verdadera fuerza detrás de estas reformas.
El sistema judicial, como era de esperarse en un régimen de ocupación extranjera, era injusto para los indios. Se presentaron los abusos ante la Cámara de los Comunes en 1856 y 1857 reveló que a los oficiales británicos se les otorgaba una serie de prerrogativas de apelación al ser acusados de brutalidad o de crímenes contra los indios.

Motivos económicos 
La Compañía Británica de las Indias Orientales era una poderosa empresa de exportación cuya fuerza respaldaba gran parte de la colonización británica de la India. El poder de esta empresa llevó 150 años en lograrse. Ya en 1830 la compañía estaba muy activa, al punto que las dádivas a regentes y príncipes indios llegaban a 90 000 libras por año, una gran suma de dinero en aquella época. A través del soborno generalizado a aristócratas indios la Compañía podía operar en los mercados extranjeros a pesar de que las importaciones baratas del sureste de Asia de seda, algodón y otros productos eran perjudiciales a la economía de esas regiones.
En 1848, sin embargo, las dificultades financieras de la Compañía obligaban a una masiva expansión de los territorios británicos en el sur de Asia. La Compañía anexó doce reinos regentados por Rajás locales entre 1848 y 1854. En un artículo publicado por The New York Daily Tribune el 28 de julio de 1857, Karl Marx escribió: «En 1854, el Raj británico de Berar ―que comprende 80 000 millas cuadradas de terreno y una población entre cuatro y cinco millones de habitantes y enormes tesoros― ha anexado por la fuerza este territorio».
Para consolidar y controlar las colonias los británicos contaban con un ejército de 200 000 soldados nativos, organizados por unos 4000 a 5000 oficiales y suboficiales británicos, a los que había que añadir unos 20 000 militares en unidades estrictamente británicas (muchos, sin embargo, estaban de baja por enfermedad o permisos), más unos 5000 funcionarios civiles y un número indeterminado de civiles (las estimaciones fluctúan entre 10 000 y 20 000 hacia mediados de siglo).
En 1857 los últimos vestigios de independencia en la India habían desaparecido y la Compañía exportaba toneladas de oro, piedras preciosas, seda, algodón, especias y otros materiales de gran valor al Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda cada año. La región era gobernada bajo un sistema bastante duro y riguroso denominado zamindari que facilitaba el cobro de impuestos a cargo de los rajás locales. En algunas regiones los campesinos fueron forzados a sustituir sus cultivos de productos para su subsistencia a plantaciones de índigo, café y té por orden del Raj británico, que exigía dedicar atención solo a los cultivos rentables para la exportación. Esto ocasionó dificultades para los campesinos que no eran remunerados debidamente.
La industria local también sufrió de los rigores impuestos por la Compañía. Estableciendo tarifas muy bajas de importación, así la India se veía inundada de telas baratas del Reino Unido, con las cuales las rudimentarias industrias indias no podían competir, pues además se les imponían elevados impuestos. De esta forma, la India que había sido un exportador de telas de lujo a Europa, se vio reducida a cultivar y exportar algodón, que era manufacturado en las fábricas del Imperio británico para elaborar textiles que luego eran exportados a la India, que a mediados del siglo XIX era el principal mercado mundial para el textil británico.

Interferencia política 
Los británicos crearon la Doctrina del lapso (The lapse doctrine, en inglés), como medio de aumentar los territorios bajo control directo británico. Según tal principio, si cualquier terrateniente (sea un rajá o un príncipe) fallecía sin un heredero masculino, sus territorios pasaban automáticamente a formar parte de la Compañía Británica de las Indias Orientales; inclusive si el difunto tenía un heredero por adopción, este no era reconocido por la autoridad británica. Tampoco permitían los británicos que el terrateniente legase sus territorios a un tercero ajeno a su familia. Lord Dalhousie utilizó esta doctrina para tomar posesión de diversos reinos, entre ellos Pune, Nagpur y Jhansi, lo que movió a sus derrocados regentes locales a unirse a las tropas rebeldes. En ocho años, James Andrew Broun-Ramsay ―primer marqués de Dalhousie y gobernador general de la India― anexó 650 000 km² de territorio a la Compañía, en detrimento de diversos terratenientes y rajás.
Los cipayos eran soldados indios que servían en el ejército de la Compañía bajo el mando de oficiales británicos. Estos oficiales eran entrenados en escuelas de guerra que tenía la Compañía en Inglaterra. Los enclaves de la Compañía en Bombay, Madrás y Bengala mantenían sus propios ejércitos con sus propios comandantes-en-jefe y tenían mayor contingente de tropas que el ejército del Imperio británico. En 1857 había 257 000 cipayos y a los soldados británicos se les conocía como casacas rojas.
La Compañía también reclutaba indios de otras castas diferentes a los brahmanes y los rayastaníes. Estos últimos son una casta guerrera de la parte occidental del norte de la India. En 1856 tropas de cipayos fueron a pelear en Birmania. La tradición hindú dictaba que aquellos que «atravesaban las aguas negras» perdían su casta en la comunidad hindú. Por esto los cipayos se antagonizaron muy profundamente al ser enviados fuera de India.
Los cipayos también estaban descontentos con varios aspectos de la vida militar. Si bien no estaban sujetos a ciertas normas exclusivas de los soldados británicos (como el castigo de azotes con látigo), la paga era relativamente baja y gozaban de pocas prestaciones. Cuando los británicos conquistaron Awadh y Punyab, los cipayos no recibieron la paga extra que representaba servir en estas regiones, por cuanto ya no se consideraban como misiones extranjeras.
El detonante de la rebelión fue, sin embargo, un nuevo fusil de avancarga. En efecto, por esta época el ejército fue armado con el fusil Enfield Modelo 1853. El cartucho de papel que utilizaba este fusil estaba cubierto por una membrana engrasada que debía rasgarse con los dientes para poder cargarlo en el fusil. Circulaba el rumor que esa grasa provenía de vacas o de cerdos, algo ofensivo tanto para los soldados hindúes como para los musulmanes, dado que consideraban el consumo de cualquier producto derivado de la vaca o el cerdo como algo prohibido por sus principios religiosos. Los británicos alegaron que la grasa no era de animales y trataron que los indios prepararan su propia grasa con cera de abeja o aceites vegetales. No obstante el rumor persistió. Inclusive se estableció un nuevo procedimiento mediante el cual el cartucho podía ser rasgado, no con los dientes, sino con las manos.
Por aquella época también se esparció el rumor entre los fieles hinduistas y musulmanes que el dominio británico «solo duraría cien años». Este dominio comenzó en 1757, tras la batalla de Plassey, lo cual aumentó la inquietud al acercarse el centenario de dicho evento.
El 26 de febrero de 1857, el Regimiento 19.º de Infantería de Bengala rehusó utilizar los nuevos fusiles. El coronel del regimiento les exhortó a hacerlo, profundamente enojado, amenazándolos con artillería y caballería. Finalmente el jefe británico aceptó retirar sus amenazas tratando de buscar una solución pacífica al problema.
El 29 de marzo de ese mismo año en Barrackpore, cerca de Calcuta, un soldado cipayo del Regimiento 34º de Bengala (compuesto por nativos indios) atacó e hirió a un sargento británico y a su ayudante. Posteriormente corrió la versión de que el soldado estaba en un trance religioso. Después que le fuera ordenado a otro soldado nativo su captura, el soldado se negó a cumplir la orden. Finalmente capturado el atacante, ambos soldados fueron ahorcados el 8 de abril. El regimiento completo fue disuelto como castigo por este incidente y porque se temía también una venganza contra los oficiales británicos. Los soldados de otros regimientos consideraron que el castigo había sido excesivo. El soldado que inició la revuelta se llamaba Mangal Pandey (1827-1857) y es considerado por los indios como uno de los primeros luchadores por la libertad de su país. En 1984, el gobierno indio emitió una estampilla para conmemorarlo.
Grabado titulado Cipayos dividiéndose el botín después de su motín contra el dominio británico.

El 9 de mayo de 1857, 85 soldados del 3.er regimiento de caballería ligera también se negaron a utilizar los cartuchos. Fueron hechos prisioneros y sentenciados a 10 años de trabajos forzados, después de despojarlos de sus uniformes en público.
Al día siguiente, los regimientos de caballería 10.º y 20.º de Bengala (en Meerut) se sublevaron contra sus oficiales. Liberaron a los prisioneros del 3.º Regimiento y atacaron los enclaves europeos de la zona, matando a todo europeo que encontraron a su paso, incluyendo mujeres y niños, y quemando sus casas. Las fuerzas rebeldes fueron enfrentadas por las fuerzas británicas en Meerut, localidad que tenía el mayor contingente de tropas británicas de la India. Con la ayuda de 12 cañones, 2038 soldados y oficiales británicos hicieron frente a 2357 cipayos, quienes estaban desprovistos de artillería. Los comandantes de las fuerzas británicas en Meerut, sin embargo, reaccionaron tardíamente y no lograron detener a los cipayos, que se dirigieron a Delhi. Tampoco informó la guarnición de Meerut a otros cuarteles acerca de que se había producido una rebelión, todo bajo la creencia de que podrían contenerla ellos mismos.
El 11 de mayo de 1857 los rebeldes llegaron a Delhi, donde encontraron refuerzos de otras tropas rebeldes y atacaron y capturaron el Fuerte Rojo (Lal Qila), matando a cinco británicos, incluyendo un oficial y dos mujeres. Lal Qila era la residencia oficial del emperador mogol Bahadur Shah Zafar, y los cipayos le pidieron retomar su trono. Si bien al principio se negó, finalmente accedió y se convirtió en el líder de la rebelión.

Apoyo y oposición 

Estados indios durante la rebelión.

La rebelión comenzó a extenderse más allá de las fuerzas armadas, si bien no resultó tan popular como sus líderes esperaban. Los indios no estaban totalmente unidos. Si bien Bahadur Shah Zafar fue restituido en su trono mogol con poder real y efectivo, había facciones que querían que el trono lo ocuparan los marathas (temiendo una resurrección del Imperio mogol) y, por su parte, los awadhis (del actual Uttar Pradesh) querían mantener el poder que su nawab tenía antes de la ocupación británica.
La guerra se centró principalmente en el norte y centro de la India. Delhi, Lucknow, Kanpur, Jhansi, Bareilly, Arrah y Jangdishpur fueron los lugares donde hubo mayores enfrentamientos. Hubo también proclamas de yijad (o guerra santa) por parte de algunos líderes musulmanes ―entre ellos Amhedullah Shah―, lo cual hizo pensar a los británicos que eran los musulmanes la principal fuerza detrás de la rebelión.
Por otra parte, muchos indios respaldaban a los británicos debido a que rechazaban la idea del retorno del Imperio mogol o de la Confederación Maratha y, además, porque la mayoría de rajás no percibían la existencia de una nación india, debido a las fuertes divisiones políticas, lingüísticas, y religiosas, que habían prevalecido en el subcontinente durante muchos siglos. Estas fuerzas fueron cruciales para la recuperación por parte de los británicos de las zonas ocupadas por los rebeldes. Los sijes y pathanis del Punyab, en el Noroeste de la India, respaldaban a los británicos y fueron una fuerza determinante en la captura de Delhi. Los gurkhas de Nepal también formaron parte del contingente británico, debido en parte a su tradicional hostilidad hacia los mogoles. El sur de la India, en la llanura del Decán, se mantuvo relativamente pacífico, únicamente con brotes aislados de violencia. La mayoría de los estados del sur estaban regentados por los nizam de Hyderabad o de Mysore, los cuales no estaban sometidos a la ocupación británica directa y que mantenían pocos intereses en común (o incluso diferencias frontales) con los mogoles y marathas del centro y el norte.

Desarrollo de la guerra
Bahadur Shah Zafar se proclamó emperador de India. La población civil, la nobleza y otros dignatarios tomaron el juramento de obediencia y alianza con el emperador. Por otra parte su nombre fue añadido al Khutbah, lo que representaba el reconocimiento de los musulmanes que Bahadur era su legítimo rey. Zafar llegó incluso a acuñar moneda propia. Si bien logró un gran número de adhesiones, por otra parte dicha proclamación alejó de la revuelta a los Sikhs del Punjab, tradicionalmente enemigos implacables del imperio mogol.
Inicialmente las tropas indias lograron pequeñas victorias en los combates sobre las fuerzas británicas, las cuales se replegaron. Los cipayos capturaron varias ciudades importantes como Haryana, Bihar en las provincias centrales. Las tropas británicas acantonadas en Meerut y Ambala, empero, lograron resistir los ataques de los cipayos durante meses, pues eran un enemigo más eficaz, principalmente debido a su superior armamento y mejor entrenamiento y estrategia. Los cipayos, por su parte, carecían de organización y de un eficaz liderazgo centralizado.
Al principio los británicos reaccionaron lentamente. Finalmente, sin embargo, tropas de Meerut y Simla fueron enviadas a Delhi, luchando contra los desorganizados contingentes indios a quienes paulatinamente fueron derrotando. Por otra parte, los británicos trajeron regimientos que habían luchado en la guerra de Crimea, así como otros originalmente destinados a China.
Después de una marcha que duró dos meses, el ejército británico derrotó a las fuerzas indias en Badl-ke-Serai cerca de Delhi, obligando a dichas fuerzas a replegarse a esa ciudad. Los británicos sitiaron Delhi durante dos meses y no fue sino después del refuerzo recibido de tropas sikhs y gurkhas (enemistadas con los rebeldes indios), y muy en especial tras haber recibido una gran cantidad de artillería de sitio, que lograron romper la resistencia de los cipayos. Las fuerzas británicas lograron entrar a través de la Puerta de Cachemira y tras una semana de intensa lucha en las calles lograron llegar al Fuerte Rojo donde residía el emperador mogol Bahadur Shah, quien huyó y se escondió en la tumba de Humayun. A este punto las tropas británicas reconquistaron la ciudad.
Las tropas británicas se lanzaron al saqueo de Delhi (de lo cual se habían abstenido al tomarla por vez primera en 1803) y un número considerable de indios, tanto combatientes como civiles fueron brutalmente asesinados en las mismas calles o dentro de sus casas, como represalia por los europeos ejecutados por los rebeldes. Varios sectores de la ciudad fueron bombardeados con fuego de artillería, incluyendo las casas de dignatarios musulmanes. Los británicos lograron arrestar prontamente a Bahadur Shah II y al día siguiente de su arresto sus tres hijos fueron fusilados, luego decapitados, y sus cabezas llevadas ante Bahadur por las tropas británicas.

En junio de 1857 las tropas de cipayos bajo el mando del General Wheeler se rebelaron, aparentemente con la aprobación tácita del regente maratha, Nana Sahib, sitiando el acantonamiento europeo de Kanpur (entonces llamada Cawnpore). El cerco de Kanpur duró tres semanas en donde los británicos resistieron con escasos alimentos y agua y numerosas bajas. Finalmente el 25 de junio el Nana Sahib exigió la rendición a Wheeler, quien se vio obligado a aceptarla. El Nana Sahib prometió una segura retirada a los británicos, pero cuando estos estaban listos para ser transportados en barcazas, los indios los atacaron con fuego indiscriminado contra soldados y civiles. Únicamente una barcaza con cuatro soldados logró escapar.
Las mujeres y niños sobrevivientes fueron trasladados a Bibi-Ghar (‘casa de las damas’) en Kanpur y mantenidos como rehenes. El 15 de julio, preocupado por el avance de las tropas británicas el Nana Sahib ordenó matar a los rehenes, casi todos mujeres y niños, en la creencia que al no haber europeos vivos los británicos desistirían de su ataque. Pero esto resultó un error, pues el ataque continuó: los soldados británicos tomaron la ciudad y pronto descubrieron lo sucedido, pues en el recinto de Bibi-Ghar aún quedaban las manchas de sangre y en el pozo estaban los cadáveres. La propaganda imperialista británica consiguió así un pretexto para excusar sus propias atrocidades contra los rebeldes, al tiempo que los rebeldes perdieron además el respaldo de una gran parte de la población india. Durante el combate por la toma de Kanpur Nana Sahib desapareció y probablemente murió en su intento de escapar.
Según algunos relatos los británicos obligaron a los prisioneros a limpiar (e incluso lamer) las manchas de sangre de los lugares donde aniquilaron a los rehenes europeos, aún cuando la gran mayoría no habían participado en el crimen. Posteriormente muchos de los prisioneros fueron ahorcados por los británicos y otros ejecutados atándoles a la boca de cañones.

La rebelión también surgió en el estado de Awadh (actualmente Uttar Pradesh) poco después de los eventos de Meerut. El comandante británico, Henry Lawrence, dirigía 1700 soldados, incluyendo a cipayos leales. El primer asalto rebelde fracasó, pero seguidamente atacaron con artillería la posición británica, siendo Lawrence uno de los primeros en morir. Los rebeldes trataron de abrir brechas en los muros con explosivos, al mismo tiempo que cavaban túneles para entrar en el acantonamiento británico. Después de 90 días de asedio, los británicos apenas contaban con 350 soldados británicos, 300 cipayos y 550 civiles.
El 25 de septiembre millares de soldados de los regimientos Highlanders escoceses bajo el mando del general sir Henry Havelock acudieron en ayuda de los británicos en Lucknow. En octubre, otra unidad de highlanders bajo el comando de Sir Colin Campbell logró romper el cerco de los cipayos y evacuó a las tropas leales llevándolos a Kanpur, ciudad ya capturada por los británicos.
En enero de 1858, Campbell avanzó contra la ciudad a la cabeza de un gran ejército, reforzado por un importante contingente nepalí, con la intención de aplastar la revuelta en Awadh. Campbell logró capturar la ciudad, pero no a las tropas rebeldes, que se dispersaron por la región, obligando a los británicos a librar contra ellos una agotadora guerra de guerrillas durante meses.

Jhansi era un estado regido por un rajá ex aliado de los marathas. Cuando el Rajá de Jhansi falleció sin descendencia masculina en 1852, el estado fue anexado de inmediato al Raj Británico alegando que el último rajá no tenía herederos varones. La viuda del rajá, Rani Lakshmi Bai protestó contra esta acción argumentando que no se le había permitido la adopción de un heredero como era permitido por la costumbre india.
Cuando la rebelión estalló, Jhansi se convirtió en importante centro de la revuelta. Un pequeño grupo de oficiales británicos se refugió en el fuerte de la ciudad de Jhansi y la Rani negoció su evacuación. Sin embargo, cuando los británicos salieron del fuerte fueron aniquilados por los rebeldes. Si bien la masacre bien pudo haber sido perpetrada sin la autorización de la Rani, los británicos la acusaron de complicidad.
En septiembre y octubre de 1857, la Rani logró defender exitosamente a Jhansi de los ataques de los rajás vecinos de Datia y Orchha. En marzo de 1858, el ejército británico comandado por el coronel Rose avanzó sobre Jhansi y sitió la ciudad. Posteriormente los británicos capturaron la ciudad y la Rani se escapó disfrazada.
El 1 de junio de 1858, Rani Lakshmi Bai y un grupo de marathas rebeldes capturaron la fortaleza de Gwalior en aquel entonces regida por regentes Shinde, que eran aliados de los británicos. La Rani murió tres semanas más tarde en los combates trabados al iniciarse el asalto de los británicos contra Gwalior, los cuales capturaron la ciudad tres días después de la muerte de la soberana. 

La entonces llamada región del Punjab comprendía lo que había sido el antiguo imperio Sikh, gobernado por Ranjit Singh hasta su muerte en 1839. Tras aquello, el reino había caído en la anarquía más completa, favoreciendo así su anexión por la Compañía. En 1857, era la región india con más tropas, tanto europeas como indígenas.
Los habitantes del Punjab no simpatizaban especialmente con los cipayos, lo cual hizo que los levantamientos tuvieran mucha menor entidad y que fuesen reprimidos más rápidamente, en no pocas ocasiones con apoyo de la población local (si bien aquí, como en otras zonas, también hubo represalias brutales). En esta región los británicos reclutaron un gran número de tropas irregulares, que le serían de gran ayuda para sofocar la revuelta.

La represalia
Hacia finales de 1857 los británicos habían comenzado a ganar terreno en la batalla contra los rebeldes. Lucknow fue retomada definitivamente por Havelock y sus hombres en marzo de 1858. El 8 de julio de 1858 se firmó un tratado de paz y la guerra cesó. Los últimos rebeldes fueron derrotados en Gwalior el 20 de junio de 1858, siendo que los principales valedores de la revuelta ya habían sido muertos o habían huido del país. En 1859, los líderes de la rebelión habían sido liquidados o habían huido del país. Fue una guerra cruda y brutal en donde ambos bandos incurrieron en claros crímenes de guerra incluso para los estándares de 1857.
Debido a la forma sangrienta en que la rebelión se inició y la violencia indiscriminada desatada contra los europeos, especialmente la «traición» de Nana Sahib y la matanza de Kanpur (que incluyó la masacre de civiles), los británicos consideraban justificado el uso de similares tácticas. La prensa británica ayudó a espolear el imperialismo y los asesinatos de civiles europeos fueron conscientemente magnificados para justificar cualquier represión, llegando al extremo de pedir una «guerra de exterminio» contra los rebeldes y hacer burla de los escrúpulos del gobernador Canning apodándolo «Clemency Canning» y tachándolo de poco patriotismo. Sobre esta base, al final de la guerra la mayoría de los combatientes rebeldes que fueron apresados terminaron fusilados o ahorcados, al igual que un gran número de civiles indios quienes fueron percibidos como simpatizantes a la causa rebelde. De hecho, la «columna de castigo» británica del general Havelock en Lucknow ganó horrible fama por causar incendios y destrucciones masivas en las aldeas y granjas de indios que hallaban a su paso, matando a sus ocupantes o condenando al hambre a sus sobrevivientes.
Ahorcamiento de dos participantes en el motín de los cipayos. Fotografía de Felice Beato (1857).
Peor aún, al saber de las matanzas de civiles en Delhi y Kanpur, ni la prensa británica, ni el gobierno de Londres abogaron por clemencia de cualquier índole, si bien el gobernador general Charles Canning trató de hacer ver lo contraproducente de las severas medidas en el pueblo indio. Los prisioneros rebeldes frecuentemente eran ajusticiados de un modo brutal y terrorífico para los seguidores del hinduismo: eran atados a la boca de un mediano cañón de campaña y al disparar la respectiva bala el cuerpo del prisionero era despedazado horriblemente por la explosión del proyectil. Semejante muerte no solo era un espectáculo atroz para los sobrevivientes indios, sino que además dentro de las doctrinas del hinduismo suponía una venganza especialmente cruel: al destrozar violentamente el cuerpo de un difunto la reencarnación de este resultaba casi imposible, condenándolo al desprecio divino. Esta represalia fue llamada por los indios «El viento del diablo». 

Brutal ejecución de los soldados cipayos en la rebelión de 1857. Cuadro de 1887 de Vasili Vereshchaguin.

Motín o guerra de liberación
La historiografía de Gran Bretaña ha mantenido tradicionalmente la visión del conflicto como un simple «motín militar» limitado a una masa de cipayos descontentos y manipulables por rajás locales, negando la existencia de una «rebelión india» a gran escala. Por otro lado, la historiografía de la India ha sostenido desde 1948 que los «Sucesos de 1857» constituyeron una efectiva «guerra de liberación» de la India contra el dominio británico y no una simple rebelión, menos todavía un vulgar motín.
En medio de ambas posiciones, diversos hechos especiales caracterizaron la rebelión, al punto de no poder reducirla a un simple motín, pero haciendo difícil considerarla como una verdadera revuelta libertadora. Al respecto, cabe destacar ciertos elementos:

·       Los rebeldes se caracterizaron por carecer de una dirección unificada y de un objetivo común, inclusive la evolución de la rebelión muestra que el soberano mogol Bahadur Shah II no tenía verdadero control sobre los rebeldes.
·       Faltaba un programa común a los rebeldes. Algunos de los rajás sublevados pedían el retorno del Imperio mogol, otros rechazaban tal opción y pretendían resucitar la Confederación Maratha, y otros más simplemente reclamaban que los antiguos rajás desposeídos por los británicos (como el propio caso de la lideresa Rani Lakshmi Bai en Jhansi) volvieran a ocupar sus tronos sin mayor cambio.
·       Muy escasas eran las voces rebeldes que reclamaban una unificación política de la India o insistían en que los diversos rajás y comunidades abandonaran sus diferencias. A largo de 1857-1858 los regionalismos e intereses particulares impidieron a los rebeldes formar un frente unido.
·       Las motivaciones de la rebelión diferían en cada región: desde los abusivos tributos contra los campesinos hasta la mera defensa de privilegios de la antigua aristocracia local, estando ausente en el discurso de los sublevados el concepto mismo de una «liberación nacional».
·       La rebelión no llegó a ser generalizada en todas las regiones de la India, sino solo en las regiones septentrionales de Uttar Pradesh, Punyab, Bijar y Rayastán. Así, las regiones del centro y sur de la India (como la meseta del Decán) se mantuvieron al margen de la lucha o sus élites indias enviaron tropas en apoyo de los británicos.
·       En las fases finales de la lucha, casi el 80 % de las tropas bajo control británico eran nativas de la India, que durante todo el conflicto se mantuvieron leales a la Compañía Británica.
Por el contrario, la Compañía Británica de las Indias Orientales y sus aliados indios mantenían un solo fin: preservar sus inmensas ventajas comerciales en el caso de los británicos y mantener privilegios regionales o de casta en el caso de los indios.

Los motivos de la derrota 
En 1921 el escritor e historiador indio de Lucknow Abdul Halim Sharar reflexionó sobre los motivos de la derrota de la rebelión llegando a la siguiente conclusión:
No había entre ellos ni un solo hombre de valor que supiera algo de los principios de la guerra, o que pudiera combinar las fuerzas desunidas y convertirlas en una fuerza de ataque organizada. Por otra parte, los británicos, que estaban luchando para salvar sus vidas, se mantuvieron firmes. Al enfrentarse al máximo peligro, repelieron a sus atacantes y demostraron su pericia en las más modernas artes de la guerra.

Pero la derrota según Sharar no se debió únicamente a la cuestión militar:
Resultaba imposible que la inteligencia de aquellos hombres extranjeros, con su buena planificación y sus sistemas metódicos, no se impusiera frente a la ignorancia y la modestia de la India. En aquella época el mundo había asumido un nuevo modelo de civilización industrializada, y ese modelo estaban llamando a gritos a todas las naciones. En la India nadie oyó aquella proclama, y todos acabaron aniquilados.

En agosto de 1858 se emitió una proclama real mediante la cual la regencia de la India pasaba a la corona de manos de la Compañía Británica de las Indias Orientales. Un ministro del gabinete fue nombrado como la autoridad en asuntos de la India, así como un virrey, quién sería el jefe ejecutivo de la región. Los británicos comenzaron un programa de reforma, tratando de integrar a las castas altas de la India al gobierno.
El virrey abolió la ocupación de tierras, decretó la tolerancia religiosa y admitió a indios en entidades gubernamentales, si bien siempre como subordinados de los británicos. El ejército también aumentó su contingente de tropas británicas de forma tal que estas no serían nunca menores a un tercio de cualquier regimiento y solo a los británicos les era permitido manejar piezas de artillería. En 1857, la reina Victoria I tomó el título de emperatriz de la India siguiendo el consejo del célebre primer ministro Benjamin Disraeli. Bahadur Shah fue condenado por traición y exiliado a Rangún, donde falleció en 1862, finalizando de esta manera la dinastía mogol. Noventa años después de finalizada la rebelión, India se emancipó del Imperio británico.
Retomando la historia, después de este lapsus de la rebelión de la India y volviendo al Raj.  Hasta 1947, cuando el Imperio de la India británica fue dividido en dos estados: la Unión de la India (más tarde la República de la India) y el dominio de Pakistán (más tarde la República Islámica de Pakistán, cuya parte oriental más tarde se convirtió en la República Popular de Bangladesh). Al inicio del Raj en 1858, Birmania Baja ya formaba parte de la India británica; Birmania Alta se adjuntó en 1886 y la unión resultante, Birmania, fue administrada como una provincia autónoma hasta 1937, cuando se convirtió en una colonia británica separada, alcanzando su propia independencia en 1948.
El Raj británico se extendía por casi toda la actual India, Pakistán y Bangladesh, a excepción de las pequeñas posesiones de otros países europeos, como Goa y Pondicherry. Además en varias ocasiones, se incluyó a Adén (de 1858 a 1937), Baja Birmania (de 1858 a 1937), Alta Birmania (de 1886 a 1937), Somalilandia Británica (brevemente de 1884 a 1898), y Singapur (brevemente de 1858 a 1867). Birmania fue separada de la India y directamente administrada por la corona británica desde 1937 hasta su independencia en 1948. Los Estados de la Tregua (actuales Emiratos Árabes Unidos) del golfo Pérsico y los estados bajo la residencia del golfo Pérsico eran teóricamente estados principescos, así como las residencias y provincias de la India británica hasta 1947 y se utilizó la rupia como su unidad de moneda.
Entre otros países de la región: Ceilán (actual Sri Lanka) fue cedida a Gran Bretaña en 1802 en virtud del tratado de Amiens. Ceilán era parte de la residencia de Madrás entre 1793 y 1798. Los reinos de Nepal y Bután, entablaron varias guerras con los británicos, posteriormente firmaron tratados con ellos y fueron reconocidos por los británicos como estados independientes. El reino de Sikkim se estableció como un estado principesco después del tratado de Tumlong de 1861 entre Sikkim y el Reino Unido; sin embargo, la cuestión de la soberanía quedó sin definir. Las Islas Maldivas eran un protectorado británico desde 1887 hasta 1965, pero no formaban parte de la India británica. El reino de Afganistán era un estado protegido bajo el dominio británico desde 1890 hasta 1919, mientras que el reino de Nepal fue un protectorado desde 1858 hasta 1923.

Mapa del Raj británico en 1909.

India británica y los Estados principescos
India durante el Raj británico estaba compuesta de dos tipos de territorios: India británica y los estados nativos (o estados principescos). En su Acta (Ley) de Interpretación de 1889, el Parlamento británico aprobó las siguientes definiciones en la Sección 18:
(4.) La expresión "India británica" se refiere a todos los territorios y lugares dentro del dominio de Su Majestad, los cuales han sido gobernados por Su Majestad a través del gobernador general de la India o a través de cualquier gobernador u otro oficial subordinado al gobernador general de la India.
(5.) La expresión "India" debe significar la India británica junto con todos los territorios pertenecientes a cualquier príncipe nativo, o líder bajo la soberanía de Su Majestad ejercida a través del gobernador general de la India, o a través de cualquier gobernador u oficial subordinado al gobernador general de la India. 

En general, se ha utilizado el término "India británica" (y todavía se utiliza) para referirse también a las regiones bajo el gobierno de la Compañía Británica de las Indias Orientales en la India desde 1600 hasta 1858. El término también se ha utilizado para referirse a la "India Británica".
Los términos "Imperio Indio" e "Imperio de la India" (como el término "Imperio Británico") no se utilizaron en la legislación. El monarca era conocido como el emperador o la emperatriz de la India y el término se utilizó frecuentemente en los discursos de la reina Victoria y los discursos de prórroga. Los pasaportes emitidos por el gobierno de la India británica tenían las palabras "Imperio Indio" en la tapa e "Imperio de la India" en el interior. Además, una orden de caballería, la eminente Orden del Imperio de la India, se creó en 1878.
La soberanía de más de 175 estados principescos, los cuales son de los más grandes y más importantes, fue ejercida (en nombre de la Corona británica) por el gobierno central de la India británica bajo el virrey; los estados restantes, aproximadamente 500, eran dependientes de los gobiernos provinciales de la India británica en virtud de un gobernador, vicegobernador, o comisario jefe (según hubiera sido el caso). Una clara distinción entre "dominio" y "soberanía" fue suministrado por la jurisdicción de los tribunales de justicia: la ley de la India británica residía sobre las leyes aprobadas por el Parlamento británico y los poderes legislativos; esas leyes quedaron consolidadas en los distintos gobiernos de la India británica, tanto central como local. Por el contrario, los tribunales de los estados principescos existían bajo la autoridad de los respectivos gobernantes de esos estados.

Provincias Mayores
Al inicio del siglo XX, la India británica constaba de ocho provincias que eran administradas por un gobernador o un teniente gobernador.
Áreas y poblaciones (excluyendo los estados nativos dependientes) hacia 1907
Provincia de la India británica
(y territorios actuales)
Área total en km²
Población en 1901
Jefe administrativo oficial
Assam
(Assam, Arunachal Pradesh, Meghalaya, Mizoram, Nagaland)
130 000
6 000 000
Jefe Comisionado
Bengala
(Bangladesh, West Bengal, Bihar, Jharkhand y Orissa)
390 000
75 000 000
Teniente Gobernador
Bombay
(Sindh y partes de Maharashtra, Gujarat y Karnataka)
320 000
19 000 000
Gobernador en Consejo
Birmania
(Myanmar)
440 000
9 000 000
Teniente Gobernador
Provincias Centrales
(Madhya Pradesh y Chhattisgarh)
270 000
13 000 000
Jefe Comisionado
Madrás
(Tamil Nadu y partes de Andhra Pradesh, Kerala, Karnataka y Odisha)
370 000
38 000 000
Gobernador en Consejo
Punyab
(Provincia del Punyab, Islamabad, Punyab, Haryana, Himachal Pradesh, Chandigarh y Delhi)
250 000
20 000 000
Teniente Gobernador
Provincias Unidas
(Uttar Pradesh y Uttarakhand)
280 000
48 000 000
Teniente Gobernador

Durante la partición de Bengala (1905-1913), las nuevas provincias de Assam y Bengala Oriental fueron creadas bajo el mando de un teniente gobernador. En 1911, Bengala Oriental se reunificó con Bengala, y las nuevas provincias en el este se convirtieron en Assam, Bengala, Bihar y Orissa.

Provincias Menores
Además, hubo algunas provincias de menor importancia que fueron administrador por un comisionado jefe.

Provincia Menor de la India británica
(y territorios actuales)
Área total en km²
Población en 1901
Jefe administrativo oficial
Provincias de la Frontera Noroeste
(Jaiber Pajtunjuá)
41 000
212 500
Jefe Comisionado
Coorg
(Distrito de Kodagu)
4100
18 100
ex officio Jefe Comisionado
Baluchistan Británico
(Balochistan)
120 000
30 800
ex officio Jefe Comisionado
Andamán e Islas Nicobar
(Andamán e Islas Nicobar)
78 000
2500
Jefe Comisionado
Ajmer-Merwara
(parte de Rajasthan)
7000
47 700
ex officio Jefe Comisionado

Estados principescos
Un Estado principesco, también llamado Estado nativo o un Estado de la India, era una entidad nominalmente soberana con un gobernante indio indígena, sujeta a una alianza subsidiaria. Había 565 estados principescos cuando la India y Pakistán se independizaron de Gran Bretaña en agosto de 1947. Los Estados principescos no formaban parte de la India británica (es decir, las presidencias y provincias), ya que no estaban directamente bajo el dominio británico.
Los Estados más grandes tenían tratados con Gran Bretaña que especificaban qué derechos tenían los príncipes; en los Estados más pequeños los príncipes tenían pocos derechos. Dentro de los Estados principescos las relaciones exteriores, la defensa y la mayoría de las comunicaciones estaban bajo control británico. Los británicos también ejercían una influencia general sobre la política interna de los Estados, en parte a través de la concesión o la denegación del reconocimiento de los gobernantes individuales. Aunque hubo casi 600 Estados principescos, la gran mayoría eran muy pequeños y quedaron fuera de las negociaciones del gobierno con los británicos. Aproximadamente doscientos de los Estados tenían un área de menos de 25 kilómetros cuadrados (10 millas cuadradas).

Mapa del Imperio de la India en 1909, ilustrando a la India británica en sombreado rosa y los estados principescos en amarillo.

Organización
Tras la rebelión India de 1857 (usualmente conocida por los británicos como el Motín Indio), el Acta de Gobierno de la India de 1858 realizó cambios en la forma en la que se gobernaba la India en tres niveles:
1.     En el gobierno imperial de Londres.
2.     En el gobierno central en Calcuta.
3.     En las presidencias de los gobiernos provinciales (y posteriormente en las provincias).

En Londres, se asignó un Secretario de Estado de la India a nivel de gabinete y un Consejo de la India de quince miembros, cuyos miembros tenían que cumplir como condición previa para su nombramiento, los requisitos de haber vivido al menos diez años en la India y que no hubieran transcurrido más de diez años de esto. Además la Secretaría de Estado formuló las instrucciones de política para ser comunicadas a la India, y se requería en la mayoría de los casos consultar al Consejo, pero especialmente en cuestiones relacionadas con el gasto de los ingresos de la India. La Ley preveía un sistema de "doble gobierno" en el que el Consejo idealmente serviría como un freno a los excesos en la política imperial y como un cuerpo de conocimientos actualizados de la India. Sin embargo, la Secretaría de Estado también tenía cualidades especiales para emerger, las cuales le permitieron tomar decisiones unilaterales, y en realidad la experiencia del Consejo era a veces obsoleta.
Desde 1858 hasta 1947, veintisiete individuos sirvieron como Secretarios de Estado de la India, y dirigieron la Oficina de la India; esta lista incluye a sir Charles Wood (1859–1866), Robert Gascoyne-Cecil (1874-1878), tercer marqués de Salisbury, posteriormente Primer Ministro de Gran Bretaña), John Morley (1905–1910), iniciador de las Reformas Minto-Morley, E. S. Montagu (1917–1922), un arquitecto de las reformas Montague-Chelmsford y Frederick Pethick-Lawrence (1945–1947), jefe de la misión de 1946 del Gabinete a la India). El tamaño del Consejo Asesor se redujo durante el siguiente medio siglo, pero sus poderes se mantuvieron sin cambios. En 1907, por primera vez, dos indios fueron nombrados miembros del Consejo. Ellos fueron K.G. Gupta y Syed Hussain Bilgrami.
En Calcuta, el gobernador general se mantuvo a la cabeza del Gobierno de la India y posteriormente se le conoció como el Virrey a causa de su papel secundario como representante de la Corona ante los estados principescos nominalmente soberanos; sin embargo, se convirtió en responsable de la Secretaría de Estado en Londres y a través de él se accedía al Parlamento. El sistema de "doble gobierno" ya había estado en funcionamiento durante la administración de la East India Company, desde la época del Acta Pitt de la India de 1784.
El gobernador general en Calcuta, la capital, y el gobernador en la presidencia subordinada en Madras o Bombay, fueron requeridos para consultar a su respectivo consejo asesor; por ejemplo las órdenes ejecutivas en Calcuta, se emitieron en nombre del "Gobernador General en Consejo" (es decir, el Gobernador General con el asesoramiento del Consejo). El sistema de "doble gobierno" de la Compañía tuvo sus críticas, ya que, desde el momento de la concepción del sistema, hubo disputas intermitentes entre el Gobernador General y su Consejo. Pese a ello, el Acta de 1858 no introdujo cambios importantes en el gobierno.

Charles Wood, primer vizconde de Halifax (1800–1885), fue Presidente de la Junta de Control de la East India Company desde 1852 hasta 1855; él moldeó las políticas educativas en la India, y fue Secretario de Estado de la India entre 1859 y 1866.

Charles John Canning, el último Gobernador General de la India bajo la administración de la Compañía de las Indias Orientales y el primer Virrey de la India bajo la administración de la Corona británica.

Robert Gascoyne-Cecil, tercer marqués de Salisbury, lord Salisbury fue Secretario de Estado de la India de 1874 a1878.

Sin embargo en los años inmediatamente posteriores, que también fueron los años de la reconstrucción después de la rebelión, el virrey lord Canning encontró que la toma de decisiones colectiva del Consejo era un método que consumía demasiado tiempo, sobre todo respecto a las tareas urgentes del futuro, por lo que pidió al "sistema de portafolio" la creación de un Consejo Ejecutivo en el que se le asignaran al consejo los asuntos de cada departamento gubernamental (el "portafolio") y que se convirtieran en la responsabilidad de un solo miembro del consejo. Así las decisiones departamentales de rutina se tomarían exclusivamente por el miembro encargado, pero las decisiones importantes requerirían el consentimiento del Gobernador General y, en ausencia de tal consentimiento, se requeriría la discusión de todo el Consejo Ejecutivo. Esta innovación en el gobierno de la India fue promulgada en el Acta de Consejos de la India de 1861.
Si el Gobierno de la India necesitaba promulgar nuevas leyes, el Acta de Consejos permitía un Consejo Legislativo, como una ampliación del Consejo Ejecutivo hasta un máximo de doce miembros adicionales, cada uno nombrado para un mandato de dos años, en donde la mitad de los miembros consistía en funcionarios británicos del gobierno (término oficial) con permiso para votar, y la otra mitad, se componía de indios y británicos domiciliados en la India (denominación no-oficial), los cuales solo servían en calidad de asesores. Todas las leyes aprobadas por los Consejos Legislativos en la India, ya fuera por el Consejo Legislativo Imperial en Calcuta o por los provinciales en Madrás y Bombay, requerían la aprobación definitiva de la Secretaría de Estado en Londres. Por ello sir Charles Wood, el segundo secretario de Estado, describió el Gobierno de la India como "un despotismo controlado desde casa".
Por otra parte, aunque el nombramiento de los indios para el Consejo Legislativo fue una respuesta a las peticiones después de la rebelión de 1857, sobre todo por la exigencia de Sayyid Ahmad Khan de más consultas con los indios, los indios nombrados eran de la aristocracia de la tierra, a menudo elegidos por su lealtad, y lejos de ser representantes. Los asuntos indios también llegaron a ser examinados más de cerca en el Parlamento británico y más ampliamente discutidos en la prensa británica.
Con la promulgación del Acta (Ley) de Gobierno de la India de 1935, el Consejo de la India fue suprimido a partir del 1 de abril de 1937 y se promulgó un sistema de gobierno modificado. El Secretario de Estado para la India representó al Gobierno de la India en el Reino Unido. Fue asistido por un cuerpo de asesores de 8 a 12 miembros, al menos la mitad de los cuales requerían haber ocupado un cargo en la India durante un mínimo de 10 años, y no haber cesado en el cargo más de dos años antes de su nombramiento como consejeros de esa Secretaría de Estado.
El virrey y gobernador general de la India nombrado por la Corona por lo general llevaba a cabo sus funciones durante cinco años, aunque no existía un plazo fijo, y recibía un sueldo anual de Rs. 250 800 P. A. (18 810 £ P. A.). El virrey encabezaba el Consejo Ejecutivo del Virrey, en el que cada miembro tenía la responsabilidad de un departamento de la administración central. Desde el 1 de abril de 1937, el cargo de Gobernador General en Consejo, en el que el virrey y gobernador general al mismo tiempo mantenía la capacidad de representar a la Corona en las relaciones con los estados principescos de la India, fueron sustituidos por la denominación de "Representante de Su Majestad para el ejercicio de las funciones de la Corona en sus relaciones con los Estados de la India, "o " Representante de la Corona". El Consejo Ejecutivo se amplió considerablemente durante la Segunda Guerra Mundial, y en 1947 contaba con 14 miembros (secretarios), cada uno de los cuales ganaba un sueldo de Rs. 66 000 P. A. (4950 £ p.a.). Los departamentos en 1946-1947 eran:
·       Asuntos Exteriores y Relaciones de la Riqueza Nacional
·       Inicio e Información y Difusión
·       Alimentación y Agricultura
·       Transporte y Ferrocarriles
·       Labor
·       Industrias y Suministros, Obras, Minas y Energía
·       Educación
·       Defensa
·       Finanzas
·       Comercio
·       Comunicaciones
·       Salud
·       Ley

Hasta 1946, el virrey ostentó el Departamento de Asuntos Exteriores y Relaciones de la Riqueza Nacional, así como la dirección del Departamento de Política en su calidad de Representante de la Corona. Cada departamento fue dirigido por un Secretario con excepción del Departamento de Ferrocarriles, que fue encabezado por un Comisionado Jefe de Ferrocarriles bajo la asesoría de un Secretario.
El virrey y gobernador general era también la cabeza de la legislatura bicameral de la India, formada por una cámara alta (Consejo de Estado) y una cámara baja (la Asamblea Legislativa). El virrey era el jefe del Consejo de Estado, mientras que la Asamblea Legislativa, que se abrió por primera vez en 1921, fue encabezada por un presidente elegido (nombrado por el virrey a partir 1921-1925). El Consejo de Estado estaba formado por 58 miembros (32 elegidos, y 26 nominados), mientras que la Asamblea Legislativa estaba compuesta por 141 miembros (26 funcionarios nombrados, otros 13 nominados y 102 elegidos). El Consejo de Estado existía en periodos de cinco años y la Asamblea Legislativa por periodos de tres años, aunque podían ser disueltos antes o después por el Virrey. El poder legislativo de la India tenía la facultad de hacer leyes para todas las personas residentes en la India británica incluyendo todos los sujetos británicos residentes en la India y para todos los sujetos indios británicos que residían fuera de la India. Con el asentimiento del rey-emperador y después de copias del proyecto de enmienda presentado a las dos cámaras del Parlamento británico, el virrey podía invalidar al legislador y promulgar directamente cualquier medida en los intereses percibidos de la India británica o los de sus residentes, si la necesidad surgiera.
A partir del 1 de abril de 1936 la Ley del Gobierno de la India creó las nuevas provincias de Sind (separada de la Presidencia de Bombay) y Orissa (separada de la provincia de Bihar y Orissa). Birmania y Adén se convirtieron en colonias de la Corona separadas bajo la Ley del 1 de abril de 1937, dejando de formar parte del Imperio de la India. De 1937 en adelante, la India británica se dividió en 17 administraciones: las tres presidencias de Madrás, Bombay y Bengala, y las 14 provincias de las Provincias Unidas, Punjab, Bihar, las provincias centrales y de Berar, Assam, la provincia de la Frontera del Noroeste (PFNM), Orissa, Sind, Baluchistán británico, Delhi, Ajmer-Merwara, Coorg, las islas de Andamán y Nicobar y Panth Piploda. Las presidencias y las primeras ocho provincias estaban cada una bajo la administración de un gobernador, mientras que las últimas seis provincias estaban cada una bajo la administración de un comisario jefe. El virrey regulaba directamente las provincias del comisario jefe a través de su respectivo comisionado mayor, mientras que a las presidencias y las provincias bajo gobernadores se les permitió una mayor autonomía en virtud de la Ley de Gobierno de la India.
Cada presidencia o provincia era encabezada por un gobernador, ya fuera en una legislatura bicameral provincial (en las presidencias, las Provincias Unidas, Bihar y Assam) o una legislatura unicameral (en el Punjab, las Provincias Centrales y Berar, PFNM, Orissa y Sind). El gobernador de cada provincia representaba a la presidencia o a la Corona en su calidad, y era asistido por ministros designados por los miembros de cada legislatura provincial. Cada legislatura provincial tenía una duración de cinco años, salvo en circunstancias especiales, tales como condiciones de guerra. Todos los proyectos de ley aprobados por la legislatura provincial eran firmados o rechazados por el gobernador, que también podría emitir proclamaciones o promulgar ordenanzas mientras que el legislador estaba en receso, en caso de que fuera necesario.
Cada provincia o presidencia estaba conformada por varias divisiones, cada una dirigida por un comisionado y se subdividía en distritos, que eran las unidades básicas de administración y cada uno era dirigido por un coleccionista y un magistrado o juez adjunto; en 1947, la India británica estaba compuesta por 230 distritos.

1858–1914
Secuelas de la rebelión de 1857: las críticas de la India, la respuesta británica.
A pesar de que la gran sublevación de 1857 sacudió la empresa británica en la India, esta no se había descarrilado. Después de la rebelión, los británicos se hicieron más perspicaces. Los pensadores se dedicaron a las causas de la rebelión, y de ella se plantearon tres lecciones principales. A un nivel más práctico, se consideró que tenía que haber más comunicación, así como fomentar el compañerismo entre los británicos y los indios, no sólo entre los oficiales del ejército británico y su personal indio, sino entre los civiles también.

El virrey Canning se reúne con el maharajá Ranbir Singh de Jammu y Cachemira, 9 de marzo de 1860.

El ejército indio fue completamente reorganizado: las unidades compuestas por los musulmanes y los brahmanes de las provincias unidas de Agra y Oudh, que habían formado el núcleo de la rebelión, se disolvieron. Se formaron nuevos regimientos, que al igual que los sijs y los baluchis, estaban compuestos por indios que en la estimación británica, habían demostrado firmeza. A partir de entonces, el ejército indio permaneció sin cambios en su organización hasta 1947.

El censo de 1861 reveló que la población inglesa en la India era de 125 945 personas. De estas, solo 41 862 eran civiles, en comparación con cerca de 84 083 oficiales y soldados del Ejército de Europa. En 1880, el ejército indio estaba formado por 66 000 soldados británicos, 130 000 nativos, y 350 000 soldados en los ejércitos principescos.
También se consideró que los príncipes y los grandes propietarios de tierras que no se unieron a la rebelión, en palabras del virrey lord Canning, habían demostrado ser "rompeolas en una tormenta". Ellos también fueron premiados en el nuevo dominio británico al ser reconocido oficialmente en los tratados que cada Estado firmó con la Corona. ​ Al mismo tiempo, se consideró que los campesinos, en cuyo beneficio se habían llevado a cabo las grandes reformas de la tierra de las Provincias Unidas, habían mostrado deslealtad, ya que, en muchos casos luchaban por sus antiguos propietarios contra los británicos. En consecuencia, no hubo más reformas con respecto a las tierras durante los siguientes 90 años: Bengala y Bihar debían permanecer como los reinos de grandes extensiones de tierra (a diferencia del Punjab y Uttar Pradesh).
Por último, los británicos se sintieron desencantados con la reacción de la India con respecto al cambio social. Hasta la rebelión, lo habían intentado con entusiasmo a través de la reforma social, como la prohibición del satí por lord William Bentinck. Fue en ese momento cuando sintieron que las tradiciones y costumbres de la India eran demasiado fuertes y demasiado arraigadas para ser cambiadas fácilmente; en consecuencia, no se realizaron intervenciones sociales británicas, especialmente en asuntos relacionados con la religión.

Historia demográfica 
La población del territorio que se convirtió en el Raj británico era de 100 millones en 1600 y se mantuvo casi estacionaria hasta el siglo XIX. La población del Raj llegó a 255 millones de acuerdo con el primer censo de la India realizado en 1881.
Los estudios de población de la India desde 1881 se han centrado en temas tales como la población total, las tasas de natalidad y mortalidad, las tasas de crecimiento, la distribución geográfica, la alfabetización, la brecha rural y urbana, las ciudades de alrededor de un millón de habitantes, y las tres ciudades con poblaciones de más de ocho millones: Delhi, Bombay, y Calcuta.
Las tasas de mortalidad disminuyeron entre 1920 y 1945, sobre todo debido a la inmunización biológica. Otros factores incluyen el aumento de los ingresos y las mejores condiciones de vida, la mejora en la nutrición, unas políticas oficiales de salud más seguras y menos contaminantes ambientales, y mejoras en la atención médica.
El grave hacinamiento en las ciudades causó grandes problemas de salud pública, como se señaló en un informe oficial de 1938: En las zonas urbanas e industriales [...] los lugares reducidos y los altos valores de la tierra y la necesidad de que el trabajador viva en las inmediaciones de su trabajo [...] todo tiende a intensificar la congestión y hacinamiento. Las casas más impresionantes del centro se construyen juntas, tocando alero con alero, y con frecuencia espalda con espalda [...] De hecho el espacio es tan valioso que, en lugar de calles y carreteras, los caminos sinuosos proporcionan la única aproximación a las casas. El descuido del saneamiento a menudo se evidencia por montones de basura en descomposición y lagunas de aguas residuales, mientras que la ausencia de letrinas mejora la contaminación general del aire y del suelo.

Modernización legal
Singha argumenta que después de 1857 se fortaleció el gobierno colonial y amplió su infraestructura a través del sistema judicial, los procedimientos legales y los estatutos. La nueva legislación fusionó la Corona y los antiguos tribunales de la Compañía de las Indias Orientales y se introdujo un nuevo código penal, así como los nuevos códigos de procedimiento civil y penal, basados en gran medida en la ley inglesa. De 1860 a 1880 el Raj estableció el registro obligatorio de los nacimientos, defunciones y matrimonios, así como las adopciones, títulos de propiedad, y de testamentos. El objetivo era crear un registro público estable y utilizable para la verificación de identidades.
Sin embargo, hubo oposición de los musulmanes y los hindúes que se quejaron de que los nuevos procedimientos para la elaboración de censos y registros amenazaban dejar al descubierto la intimidad femenina. Las normas de Purdah prohibían a las mujeres de pronunciar el nombre de su marido o tener su fotografía. Un censo de toda la India se llevó a cabo entre 1868 y 1871, utilizando el número total de mujeres a cargo de un hogar en lugar de nombres individuales y seleccionando grupos que los reformadores del Raj querían controlar estadísticamente incluidos aquellos con fama de practicar el infanticidio femenino, prostitutas, leprosos, y los eunucos.
Cada vez era más evidente para los funcionarios que las tradiciones y costumbres de la India eran demasiado fuertes y demasiado arraigadas para ser cambiadas fácilmente. Hubo pocas intervenciones sociales nuevas y sobre todo en asuntos relacionados con la religión, incluso cuando los británicos sintieron que el tema crecía fuertemente (como en el caso del nuevo matrimonio de las niñas viudas hindúes).
De hecho, Murshid argumentaba que las mujeres estaban en cierto modo más restringidas por la modernización de las leyes. Ellas permanecieron atadas a las restricciones de su religión, casta y costumbres, pero ahora con una superposición de las actitudes victorianas británicas. Se redujeron sus derechos de herencia a poseer y administrar bienes; las nuevas leyes inglesas fueron considerablemente más duras. Los fallos judiciales restringieron los derechos de las segundas esposas y sus hijos con respecto a la herencia. Una mujer tenía que pertenecer ya fuera a un padre o a un marido para tener derechos.

Misión educacional
Thomas Macaulay (1800-1859) presentó su interpretación escéptica de la historia inglesa como una progresión ascendente que siempre conduciría a más libertad y más progreso. Macaulay era a la vez un reformador que estaba implicado en la transformación del sistema educativo de la India. Se basaría en el idioma inglés por lo que la India podría unirse a la metrópoli en un progreso constante. Macaulay tomó el énfasis de Burke en la norma moral y la implementó en las reformas escolares reales, dando al Imperio británico una profunda misión moral para civilizar a los nativos.
El profesor de Yale Karuna Mantena argumentó que la misión civilizadora no duraría mucho, porque que los reformadores benévolos perdieron en los debates clave, tales como los que siguieron a la rebelión en la India de 1857, y el escándalo del gobernador Edward Eyre, por la brutal represión la rebelión de Morant Bay en Jamaica en 1865. La retórica continuó pero se convirtió en una excusa para el mal gobierno británico y el racismo. Ya no era creíble que los nativos podrían progresar realmente, sino que tenía que ser gobernada con mano dura, y con oportunidades democráticas pospuestas indefinidamente. Como resultado:
Los principios centrales del imperialismo liberal fueron desafiados como diversas formas de rebelión, resistencia y la inestabilidad en las colonias, por lo que precipitaron una nueva evaluación de amplio alcance [...] la ecuación de "buen gobierno" con la reforma de la sociedad nativa, que estaba en el centro del discurso del imperio liberal, sería objeto de creciente escepticismo".
El historiador Inglés Peter Cain, desafió a Mantena, con el argumento de que los imperialistas creían de verdad que la dominación británica supondría beneficios para los sujetos de la "libertad ordenada", con lo que Gran Bretaña podría cumplir con su deber moral y lograr su propia grandeza. Gran parte del debate se llevó a cabo en la propia Gran Bretaña, y los imperialistas trabajaron duro para convencer a la población en general de que la misión civilizadora ya estaba en vías. Esta campaña sirvió para reforzar el apoyo imperial en casa, y por lo tanto, dice Caín, para reforzar la autoridad moral de los caballeros de élite que dirigían el Imperio.

Educación
Los británicos hicieron que el esparcimiento de la educación en inglés fuera una alta prioridad. ​ Durante la época de la East India Company, Thomas Babington Macaulay había hecho que la enseñanza de la escuela en inglés fuera una prioridad para el Raj en su famoso minuto de febrero de 1835 y logró implementar las ideas anteriormente expuestas por William Bentinck, gobernador general entre 1828 y 1835. Bentinck favoreció la sustitución del persa por el inglés como idioma oficial, el uso de inglés como medio de instrucción, y la formación de los indios de habla inglesa como maestros. Se inspiró en las ideas utilitarias y pidió "aprendizaje útil". Sin embargo, las propuestas de Bentinck fueron rechazadas por los funcionarios de Londres. Bajo Macaulay, se abrieron miles de escuelas primarias y secundarias, que por lo general tenían un cuerpo de estudiantes del todo masculino.
Los misioneros abrieron sus propias escuelas que enseñaban el cristianismo y las tres reglas. Bellenoit sostuvo que a medida que los funcionarios públicos se aislaron más, recurrieron al racismo científico, las escuelas de misioneros adoptaron a más indios, y crecieron simpatizando favorables a la cultura india, y firmemente opuesto racismo científico.
Las universidades de Calcuta, Bombay y Madrás se establecieron en 1857, justo antes de la Rebelión. En 1890 unos 60 000 indios se habían matriculado, principalmente en las artes liberales o leyes. Alrededor de un tercio entró en la administración pública, y otra tercera parte se convirtieron en abogados. El resultado fue una burocracia estatal profesional muy bien educada. En 1887 los cargos de la administración pública de nivel medio eran 21 000, un 45% se llevaron a cabo por los hindúes, el 7% por los musulmanes, el 19% de por los euroasiáticos (padre y madre india Europea), y el 29% por los europeos. De los 1000 empleos de nivel superior, casi todos estaban en manos de los británicos, por lo general con un grado en Oxford y Cambridge.
El gobierno a menudo trabajaba con filántropos locales, abriendo 186 universidades y escuelas superiores para 1911; se matricularon 36 000 estudiantes (más del 90% hombres). En 1939 el número de instituciones se había duplicado y la inscripción llegado a 145 000. El plan de estudios seguía los estándares británicos clásicos del tipo fijado por Oxford y Cambridge e hizo hincapié en la literatura inglesa y la historia europea. Sin embargo, en la década de 1920 los estudiantes se habían vuelto adeptos del nacionalismo indio.

Tendencias económicas
La economía india creció a alrededor de 1% por año desde 1880 hasta 1920, y la población también creció en el 1%. En promedio el resultado fue, ningún cambio a largo plazo en los niveles de ingreso per cápita, aunque el costo de vida se había vuelto más alto. La agricultura todavía era dominante, con la mayoría de los campesinos a nivel de subsistencia. Sistemas de riego extensos fueron construidos, proporcionando un impulso para el cambio a cultivos comerciales para la exportación y para las materias primas para la industria de la India, especialmente de yute, algodón, caña de azúcar, café y té. La cuota global de la India del PIB se redujo drásticamente de más de 20% a menos del 5% en el período colonial. Los historiadores se han dividido amargamente los temas de historia económica, con la escuela Nacionalista (después de Nehru) argumentando que la India era más pobre en el fin del dominio británico que al principio y que el empobrecimiento se profujo a causa de los británicos.

Industria 
El empresario Jamsetji Tata (1839-1904) comenzó su carrera industrial en 1877 con el Hilado y tejido de India Central y de la compañía de fabricación en Bombay. Mientras que otras fábricas de la India producían hilo grueso barato (y el paño posterior) con el algodón de fibra corta local y la maquinaria barata importada de Gran Bretaña, Tata lo hizo mucho mejor mediante la importación de costosos y largas fibras de algodón de Egipto y la compra de maquinaria más compleja de anillo husillo en de los Estados Unidos para tener un hilar más fino que pudiera competir con las importaciones procedentes de Gran Bretaña.
En la década de 1890, se pusieron en marcha planes para entrar en la industria pesada utilizando los fondos de la India. El Raj no proporcionó el capital, pero, consciente de la posición de la disminución de Gran Bretaña contra los EE.UU. y Alemania en la industria del acero, que querían fábricas de acero en la India. Se comprometió a comprar cualquier excedente de acero, de otro modo Tata no podría vender. ​ La Compañía Tata Iron and Steel (TISCO), ahora encabezada por su hijo Dorabji Tata (1859–1932), abrió su planta en Jamshedpur en Bihar en 1908. Esta utilizaba tecnología estadounidense, no británica​ y se convirtió en el principal productor de hierro y acero en la India, con 120.000 empleados en 1945. TISCO se convirtió en símbolo de orgullo de la India de habilidad técnica, capacidad de gestión, talento empresarial, y altos salarios para los trabajadores industriales. La familia Tata, al igual que la mayoría de los grandes empresarios de la India, eran nacionalistas indios, pero no confiaban en el Congreso porque parecía demasiado hostil al Raj, socialista, y también brindaba demasiado apoyo a los sindicatos.

Sistema ferroviario
India británica construyó un sistema ferroviario moderno al final del siglo XIX que fue el cuarto más grande en el mundo. Los ferrocarriles en un primer momento fueron propiedad y eran de operación privada. Era administrado por los británicos, ingenieros y artesanos. Al principio, sólo los trabajadores no cualificados eran indios.
La Compañía de las Indias del Este (y más tarde el gobierno colonial) animaba a las nuevas compañías ferroviarias respaldadas por inversores privados bajo un esquema que proporcionaría la tierra y garantizaría un rendimiento anual de hasta el 5% durante los primeros años de funcionamiento. Las empresas iban a construir y operar las líneas bajo un contrato de arrendamiento de 99 años, con la opción de que el gobierno pudiera comprarlos antes.
Dos nuevas compañías ferroviarias, Great Indian Peninsular Railway (GIPR) y East Indian Railway (EIR) comenzaron en 1853 a 1854 para construir y operar las líneas cerca de Bombay y Calcuta. La primera línea de tren de pasajeros en el norte de la India entre Allahabad y Kanpur abrió en 1859.
En 1854, el gobernador general Lord Dalhousie formuló un plan para construir una red de líneas troncales que conectaran las principales regiones de la India. Alentados por las garantías del gobierno, la inversión fluyó y se establecieron una serie de nuevas empresas ferroviarias, lo que llevó a la rápida expansión del sistema ferroviario en la India. Pronto varios grandes estados principescos construyeron sus propios sistemas de trenes y la red se extendió a las regiones que se convirtieron en los estados modernos de Assam, Rajastán y Andhra Pradesh. El kilometraje recorrido de esta red se incrementó de 1349 kilómetros (838,2 millas) en 1860 a 25 495 kilómetros (15 841,8 millas) en 1880, sobre todo irradiaban desde el interior de las tres principales ciudades portuarias de Bombay, Madrás y Calcuta.
La mayor parte de la construcción del ferrocarril fue realizada por las empresas indias supervisadas por ingenieros británicos. El sistema fue construido en gran medida, usando un medidor ancho, pistas resistentes y sólidos puentes. En 1900 la India tenía una gama completa de servicios ferroviarios con diversa titularidad y gestión, que operaban en amplias redes de vía estrecha. En 1900, el gobierno se hizo cargo de la red GIPR, mientras que la empresa siguió para su gestión. Durante la Primera Guerra Mundial, los ferrocarriles fueron utilizados para el transporte de tropas y granos a los puertos de Bombay y Karachi de camino a Gran Bretaña, Mesopotamia y el este de África. Con los envíos de equipos y partes cortadas provenientes de Gran Bretaña, el mantenimiento se hizo mucho más difícil; trabajadores críticos entraron en el ejército; talleres se convirtieron a la manufactura de artillería; algunas locomotoras y coches fueron enviados a Medio Oriente. Los ferrocarriles apenas podían mantenerse al día con el aumento de la demanda. Hacia el final de la guerra, los ferrocarriles se deterioraron por la falta de mantenimiento y no eran rentables. En 1923, tanto la GIPR y del EIR se nacionalizaron.
Headrick mostró que hasta la década de 1930, tanto en las líneas de Raj y las empresas privadas contrataban sólo europeos, los supervisores, ingenieros civiles e incluso el personal de operación, tales como ingenieros de locomotoras. Las políticas de Tiendas del gobierno requiere que las ofertas de contratos ferroviarios debían hacerse en la Oficina de la India en Londres, cerrando el paso a la mayoría de las empresas de la India. ​ Las compañías ferroviarias habían comprado la mayor parte de su hardware y partes de Gran Bretaña. Hubo talleres de mantenimiento de ferrocarril en la India, pero rara vez se permitió a la fabricación o reparación de locomotoras. Acero TISCO no pudo obtener los pedidos de los carriles hasta que la emergencia de la guerra.
La Segunda Guerra Mundial paralizó severamente a los ferrocarriles, así que el material detenido se desvió hacia el Medio Oriente y los talleres del ferrocarril se convirtieron en talleres de municiones. Después de la independencia en 1947, cuarenta y dos sistemas ferroviarios separados, incluyendo treinta y dos líneas de propiedad de los antiguos estados principescos de la India, se fusionaron para formar una sola unidad nacionalizada llamado Ferrocarriles de la India.
India ofrece el ejemplo del Imperio Británico vertiendo su dinero y conocimientos en un sistema muy bien construido diseñado por razones militares (después del motín de 1857), con la esperanza de que estimularía la industria. El sistema estaba sobredimensionado y era demasiado caro para la pequeña cantidad de tráfico de carga que llevaba. Sin embargo, lo hizo capturar la imaginación de los indios, que vieron sus ferrocarriles como el símbolo de una modernidad industrial, pero uno que no se realizó hasta después de la Independencia. Christensen (1996), quien veía por un propósito colonial, las necesidades locales, el capital, el servicio y el interés privado versus el público, llegó a la conclusión de que lo que los ferrocarriles eran una criatura del estado que obstaculizaba el éxito, porque los gastos de ferrocarril tuvieron que pasar por el mismo tiempo y proceso de elaboración de presupuestos políticos como lo hizo el resto de los gastos estatales. Los costes de ferrocarril, por lo tanto no podrían ser adaptados a las necesidades puntuales de los ferrocarriles o de sus pasajeros.

La red ferroviaria en 1909, cuando era la cuarta red ferroviaria más grande en el mundo.

"La más hermosa estación de tren en el mundo", dice el subtítulo de la imagen turística estereográfica de la terminal de Victoria, Bombay, que se completó en 1888.

Irrigación 
Raj británico invirtió mucho en infraestructura, canales y sistemas de riego, además, ferrocarriles, telegrafía, carreteras y puertos. El Canal Ganges alcanzó 350 millas de Hardwar a Cawnpore, y suministra miles de millas de canales de distribución. En 1900 el Raj tenía el sistema de riego más grande en el mundo. Una historia exitosa fue Assam, una selva en 1840. Que en 1900 albergó 4.000.000 acres de cultivo, especialmente en las plantaciones de té. En total, la cantidad de tierra irrigada multiplicada por un factor de ocho.

El historiador David Gilmour dijo:
Por la década de 1870 los campesinos en los distritos irrigados por el Canal Ganges estaban visiblemente mejor alimentados, y vestidos que antes; a finales de siglo, la nueva red de canales en el Punjab ha continuado siendo la producción más próspera que hay de campesinado.

Políticas
En la segunda mitad del siglo XIX, tanto en la administración directa de la India por la Corona Británica, como el cambio tecnológico, marcaron el comienzo de la revolución industrial, lo que tuvo el efecto de entrelazar estrechamente las economías de India y Gran Bretaña.
De hecho, muchos de los principales cambios en el transporte y las comunicaciones (que normalmente se asocian con la administración de la Corona de la India) ya había comenzado antes del motín. Desde Dalhousie habían aceptado la revolución tecnológica en curso en Gran Bretaña, la India también vio el rápido desarrollo de todas esas tecnologías. Ferrocarriles, caminos, canales y puentes fueron construidos rápidamente en la India y los enlaces telegráficos igualmente se establecieron con rapidez a fin de que las materias primas como el algodón, del interior de la India pudieran ser transportadas de la manera más eficiente a los puertos, como el de Bombay, para su posterior exportación a Inglaterra.

Del mismo modo, las materias producidas de Inglaterra, fueron transportadas de nuevo con la misma eficiencia, y puestas a la venta en los mercados florecientes de la India. Se iniciaron proyectos ferroviarios masivos, trabajos ferroviarios serios y gubernamentales, de los cuales las pensiones atrajeron a un gran número de hindúes de casta alta en el servicio público por primera vez. La función pública india era prestigiosa y bien pagado, pero permaneció políticamente neutral.
Las importaciones de algodón británico cubrieron el 55 % del mercado de la India en 1875. La producción industrial tal como se desarrolló en las fábricas europeas era desconocida hasta la década de 1850, las primeras fábricas de algodón se abrieron en Bombay, lo que planteo un desafío para la producción basada en el sistema de trabajo en casa o trabajo familiar.
Los impuestos en la India disminuyeron durante el período colonial para la mayor parte de la población de la India; Con los ingresos fiscales de la tierra a un 15 % de la renta nacional durante la época de Mogul, comparado con el 1% al final del período colonial. El porcentaje del ingreso nacional para la economía del pueblo se incrementó de 44 % a 54 % durante los tiempos de Mogul para el final del período colonial. El PIB per cápita de la India decreció de $ 550 en 1700 a $ 520 en 1857, aunque más tarde aumentó a $ 618 en 1947.

Impacto económico
Los historiadores siguen debatiendo si el impacto a largo plazo de la dominación británica fue para acelerar el desarrollo económico de la India, o para distorsionar y retrasarlo. En 1780, el político conservador británico Edmund Burke planteó la cuestión de la posición de la India: atacó con vehemencia la Compañía de las Indias Orientales, alegando que Warren Hastings y otros altos funcionarios habían arruinado la economía de la India y de la sociedad. El historiador indio Rajat Kanta Ray (1998) siguó esta línea de ataque, diciendo que la nueva economía traída por los ingleses en el siglo XVIII era una forma de «saqueo» y una catástrofe para la economía tradicional del Imperio mongol.
Ray acusó a los británicos de agotar las reservas de alimentos y dinero y de imponer altos impuestos que causaron la terrible hambruna de Bengala en 1770, que mató a un tercio de la población de Bengala. ​P. J. Marshall muestra que estudios recientes han reinterpretado la idea de que la prosperidad de la administración Mongol anteriormente benigna dio paso a la pobreza y la anarquía. Sostiene que la toma de posesión británica no hizo ninguna ruptura con el pasado, que delega en gran medida el control de los gobernantes regionales mogoles y sostuvo una próspera economía en general para el resto del siglo XVIII. Marshall recalca que los británicos se asociaron con los banqueros de la India y se crearon ingresos a través de los administradores tributarios locales, además mantuvo las antiguas tarifas Mongol de impuestos.
Muchos historiadores coinciden en que la Compañía de las Indias Orientales heredó un sistema de impuestos onerosos que se llevó a un tercio de la producción de los cultivadores de la India.
En lugar de la cuenta nacionalista india de los británicos como agresores extranjeros, la toma del poder por la fuerza bruta y el empobrecimiento de toda la India, Marshall presenta la interpretación (apoyado por muchos estudiosos de la India y Occidente) que los británicos no estaban en control total, sino que eran jugadores en lo que era principalmente un juego de la India y en el que su ascenso al poder dependía de la excelente cooperación con las élites indias.
Marshall admitió que gran parte de su interpretación sigue siendo muy controvertida entre muchos historiadores.


1860 a 1890: Nueva clase media, Congreso Nacional Indio
En 1880, una nueva clase media había surgido en la India y se esparció en todo el país. Por otra parte, hubo una creciente solidaridad entre sus miembros, creada por los "estímulos conjuntos de aliento e irritación." El estímulo que transmitía esta clase de vino de su éxito en la educación y su capacidad para acogerse a las ventajas de la educación, así como en el empleo en la función pública india. Llegó también a partir de la proclamación de la reina Victoria en 1858 en la que se había declarado: "Nos hemos unido a los nativos de nuestros territorios indios por la misma obligación del deber que nos une a todas las otras materias." Los indios fueron especialmente alentados cuando Canadá les concedió estatus de dominio en 1867 y estableció una constitución democrática autónoma. Por último, el estímulo provino del trabajo de los estudiosos orientales contemporáneos como Monier Monier-Williams y Max Müller, que en sus obras se presentó la antigua India como una gran civilización. La irritación, por el contrario, no vino sólo de los incidentes de discriminación racial a manos de los británicos en la India, sino también de las acciones gubernamentales, como el uso de tropas indias en las campañas imperiales (por ejemplo, en la segunda guerra anglo-afgana) y de los intentos de controlar la prensa vernácula (por ejemplo, en la Ley de prensa vernácula de 1878). Sin embargo, fue la reversión parcial del virrey Lord Ripon del proyecto de Ilbert Bill (1883), una medida legislativa que había propuesto poner a los jueces indios en la Presidencia de Bengala en igualdad de condiciones con los británicos, lo que transformó el descontento en acción política. El 28 de diciembre de 1885, profesionales e intelectuales de esta clase media educada, muchos de las nuevas universidades-británicas fundadas en Bombay, Calcuta y Madrás, y familiarizados con las ideas de los filósofos políticos británicos, especialmente los utilitarios montados en Bombay. Los setenta hombres fundaron el Congreso Nacional de la India; Womesh Chandra Bonerjee fue elegido como el primer presidente. La Comisión estaba integrada por una élite occidentalizada, y no se hizo ningún esfuerzo en ese momento para ampliar la base.
Durante sus primeros veinte años, el Congreso debatió principalmente la política británica hacia la India; Sin embargo, sus debates crearon una nueva perspectiva de la India que llevó a cabo Gran Bretaña responsable del drenaje de la riqueza de la India. Gran Bretaña hizo esto, afirmaban los nacionalistas, debido al comercio desleal, por la restricción de la industria india, y por el uso de los impuestos de la India para pagar los altos salarios de los funcionarios públicos británicos en la India.

1870 -1907: Reformadores sociales, los moderados contra los extremistas.
Los principales logros de Baring fueron como un reformador enérgico, que se dedicó a la mejora de la calidad del gobierno en el Raj británico. Comenzó el alivio de la hambruna a gran escala, la reducción de impuestos, y se sobrepuso a los obstáculos burocráticos en un esfuerzo por reducir tanto el hambre y el malestar social generalizado. Aunque designado por un gobierno liberal, sus políticas eran muy similares a las de virreyes nombrados por gobiernos conservadores.
La reforma social estaba en el aire por la década de 1880. Por ejemplo, Pandita Ramabai, poeta, experto en sánscrito, y un defensor de la emancipación de las mujeres indias, tomó la causa de las viudas que buscan casarse de nuevo, especialmente de las viudas Brahamin, más tarde se convirtió al cristianismo. En 1900 los movimientos de reforma habían echado raíces en el Congreso Nacional Indio. Gopal Krishna miembro de Congreso Gokhale fundó los Siervos de la sociedad de la India, que presionaron para la reforma legislativa (por ejemplo, para una ley para permitiera el nuevo matrimonio de las niñas viudas hindúes), y cuyos miembros tomaron los votos de pobreza, además trabajó en la comunidad intocable.
En 1905, se abrió un profundo abismo entre los moderados, dirigidos por Gokhale, que minimizó la agitación pública, y los nuevos "extremistas" que no sólo defendían la agitación, pero también perseguían la búsqueda de la reforma social como una distracción de nacionalismo. Destacaba, entre los extremistas Bal Gangadhar Tilak, que trató de movilizar a los indios, apelando a una identidad política explícita hindú, que se muestra, por ejemplo, en los festivales anuales públicos de Ganapati que se inauguran en el oeste de la India.

Partición de Bengala (1905–1911)
El entonces Virrey, Lord Curzon (1899-1905) fue inusualmente enérgico en la búsqueda de la eficiencia y la reforma. ​ Su agenda incluyó la creación de la Provincia de la Frontera del Noroeste.; pequeños cambios en la función pública; la aceleración de las operaciones de la secretaría; la creación de un estándar de oro para asegurar una moneda estable; creación de una Junta de tren; la reforma de riego; la reducción de las deudas campesinas; la reducción del costo de los telegramas; la investigación arqueológica y la preservación de las antigüedades; mejoras en las universidades; reformas de la policía; la mejora de las funciones de los estados nativos; un nuevo Departamento de Comercio e Industria; promoción de la industria; políticas de ingresos de la tierra revisadas; bajar los impuestos; la creación de bancos agrícolas; la creación de un Departamento de Agricultura; patrocinio de la investigación agrícola; el establecimiento de una Biblioteca Imperial; la creación de un Cuerpo de Cadetes Imperial; nuevos códigos de hambruna; y de hecho, reducir la molestia del humo en Calcuta.
El problema surgió por Curzon cuando partió la mayor subdivisión administrativa en la India británica, la provincia de Bengala, en la provincia de mayoría musulmana de Bengala Oriental y Assam y la provincia de mayoría hindú de Bengala Occidental (actuales estados indios de Bengala Occidental, Bihar y Odisha). El acto de Curzon, la partición de Bengala -que algunos consideraban administrativamente positiva, comunalmente cargada, sembró las semillas de la división entre los indios de Bengala, que habían sido contemplados por las distintas administraciones coloniales desde los tiempos de William Bentinck, pero nunca actuó acorde, para transformar la política nacionalista en algo como ninguna otra cosa antes de ella. La élite hindú de Bengala, entre ellos muchos de los que poseían tierras en el este de Bengala que fueron arrendados a campesinos musulmanes, protestó fervientemente.
A raíz de la partición de Bengala, que era una estrategia establecida por Lord Curzon para debilitar el movimiento nacionalista, Tilak alentó el movimiento Swadeshi y el movimiento de Boicot. El movimiento del boicot consistía en un boicot a los productos extranjeros y también el boicot social de cualquier indio que usa los productos extranjeros. El movimiento Swadeshi consistía en el uso de los bienes producidos de forma nativa. Una vez que fueron boicoteadas productos extranjeros, había un hueco que tenía que ser llenado por la producción de aquellos bienes en la propia India. Bal Gangadhar Tilak dice que los movimientos Swadeshi y el boicot son las dos caras de la misma moneda. La gran clase media hindú de Bengala (el bhadralok), se molestó ante la perspectiva de ser superados en número bengalíes en la nueva provincia de Bengala por biharis y Oriyas, sintieron que el acto de Curzon era un castigo por su asertividad política. Las protestas generalizadas contra la decisión de Curzon tomaron la forma predominante de la Swadeshi ("comprar india") campaña dirigida por dos veces presidente del Congreso, Surendranath Banerjee, y el boicot a los productos británicos involucrados.
El grito de guerra para ambos tipos de protesta fue el lema Bande Mataram ("Saludo a la madre"), que invoca una diosa madre, que permanece de diversas maneras para Bengala, India, y la diosa hindú Kali. Sri Aurobindo nunca fue más allá de la ley cuando editó la revista Vande Mataram; que predicaba la independencia, pero dentro de los límites de la paz en la medida de lo posible. Su objetivo era la resistencia pasiva. El malestar se extendió desde Calcuta a las regiones circundantes de Bengala cuando los estudiantes regresaron a sus pueblos y ciudades. Algunos se involucraron en el robo para financiar actividades terroristas como el bombardeo de edificios públicos, pero las conspiraciones en general, fracasaron en la cara del intenso trabajo policial. El movimiento de boicot Swadeshi cortó las importaciones de textiles británicos en un 25%. La tela swadeshi, aunque más caro y un poco menos cómoda que su competidor Lancashire, fue usada como una marca de orgullo nacional por la gente de toda la India. 
Bal Gangadhar Tilak (centro), fue el primer líder del movimiento Indio de Independencia, y conocido como el padre de los disturbios Indios y constructor de la India moderna.

Virret George Nathaniel Curzon (1899–1905). Él promovió muchas reformas pero su partición de Bengala en provincias musulmanas e hindúes indignó al pueblo.

Sir Khawaja Salimullah, un bengalí de influencia aristócrata y aliado de los británicos, que fuertemente favoreció la creación de Bengala del Este y Assam. 

1906–1909: Liga Musulmana, reformas Minto-Morley
Las protestas hindúes contra la partición de Bengala llevaron a la élite musulmana en la India a organizar la India Muslim League en 1906. La Liga a favoreció la partición de Bengala, ya que había una mayoría musulmana en la mitad oriental. En 1905, cuando Tilak y Lajpat Rai intentaron subir a posiciones de liderazgo en el Congreso, y el propio Congreso se unió en torno al simbolismo de Kali, por lo que los temores musulmanes aumentaron. La élite musulmana, incluyendo Dhaka Nawab Khwaja y Salimullah, esperaba que una nueva provincia con una mayoría musulmana beneficiaría directamente a los musulmanes que aspiraban al poder político.
Se dieron los primeros pasos hacia el auto-gobierno en la India británica a finales del siglo XIX con el nombramiento de los consejeros de la India para asesorar al virrey británico y el establecimiento de los consejos provinciales con los miembros de la India; los británicos, posteriormente, ampliaron la participación en los consejos legislativos con la Ley de Consejos de la India de 1892. Las corporaciones y Juntas Municipales de Distrito fueron creadas para la administración local; Entre ellos fueron elegidos miembros de la India.
Religiones prevalecientes en 1909, Mapa de la India Británica, 1909, mostrando las religiones con mayoría basado en el censo de 1901. 

La Ley de Consejos de la India de 1909, conocida como las reformas Morley-Minto (John Morley fue el secretario de Estado para la India, y Minto fue virrey) - concedió roles limitados para los indios en las legislaturas centrales y provinciales. Indios de clase alta, ricos terratenientes y hombres de negocios fueron favorecidos. La comunidad musulmana hizo un electorado independiente y concedió la doble representación. Los objetivos eran bastante conservadores, pero hicieron avanzar el principio electivo.
La partición de Bengala fue anulada en 1911 y anunciada en Delhi Durbar en la que el rey Jorge V vino en persona y fue coronado emperador de la India. Anunció la capital, se trasladó desde Calcuta a Delhi, a una fortaleza musulmana. Morley fue especialmente vigilante en el aplastamiento de los grupos revolucionarios.
Lord Minto, el virrey conservador conoce la a la delegación musulmana en junio del 1906.
Las reformas de Minto-Morley de 1909 llamaron por separado elecciones musulmanas. 

1914–1918: Primera Guerra Mundial, Pacto de Lucknow
La Primera Guerra Mundial demostraría ser un punto de inflexión en la relación imperial entre Gran Bretaña y la India. Poco antes del estallido de la guerra, el Gobierno de la India había indicado que podrían proporcionar dos divisiones más una brigada de caballería, con una división adicional en caso de emergencia. Cerca de 1,4 millones de soldados indios y británicos del ejército indio británico formaron parte de la guerra, principalmente en Iraq y Medio Oriente. Su participación tuvo una amplia precipitación en la difusión cultural, se difundieron noticias de cómo los soldados valientemente lucharon y murieron junto a los soldados británicos, así como soldados de dominios como Canadá y Australia. El perfil internacional de la India aumentó durante la década de 1920, ya que se convirtió en un miembro fundador de la Sociedad de Naciones en 1920 y participó, bajo el nombre de "Les Indes Anglaises" (British India), en los Juegos Olímpicos de 1920 en Amberes. De vuelta en la India, especialmente entre los líderes del Congreso Nacional de la India, la guerra llevó a la exigencia de una mayor autonomía para los indios.
Después de la separación 1906 entre los moderados y los extremistas, la actividad política organizada por el Congreso había permanecido fragmentada hasta 1914, cuando Bal Gangadhar Tilak fue puesto en libertad y comenzó a sondear a otros líderes del Congreso para una posible reunificación. Eso, sin embargo, tuvo que esperar hasta la desaparición de los principales oponentes moderados de Tilak, Gopal Krishna Gokhale y Pherozeshah Mehta, en 1915, con lo cual se llegó a un acuerdo para que grupo expulsado de Tilak para volver a entrar en el Congreso.
En la sesión de Lucknow 1916 del Congreso, los partidarios de Tilak fueron capaces de impulsar una resolución más radical que pedía a los británicos declarar que era su "objetivo y la intención de conferir... autogobierno en la India en una fecha temprana". Pronto, otros rumores comenzaron a aparecer en los pronunciamientos públicos: en 1917, en el Consejo Legislativo Imperial, Madan Mohan Malaviya hablaron de las expectativas que la guerra había generado en la India, "Me atrevo a decir que la guerra ha puesto el reloj cincuenta años hacia adelante... (las) reformas después de la guerra tendrán que ser tal,... como va a satisfacer las aspiraciones de su gente (de la India) para tomar su parte legítima en la administración de su propio país".
La sesión de 1916 Lucknow en el Congreso fue también el lugar de un esfuerzo mutuo no anticipado por el Congreso y la Liga Musulmana, la ocasión para la cual fue proporcionada por la asociación durante la guerra entre Alemania y Turquía. Dado que el sultán turco, o Khalifah, también habían reclamado esporádicamente la tutela de los sitios sagrados islámicos de La Meca, Medina y Jerusalén, puesto que los británicos y sus aliados estaban ahora en conflicto con Turquía, las dudas comenzaron a aumentar entre algunos musulmanes de la India sobre la "neutralidad religiosa" de los británicos, las dudas que ya habían surgido como resultado de la reunificación de Bengala en 1911, una decisión que fue vista como mal dispuesto para los musulmanes. En el Pacto de Lucknow, la Liga se unió al Congreso en la propuesta de un mayor autogobierno que fue una campaña a favor de Tilak y sus seguidores. A cambio, el Congreso aceptó electorados separados para los musulmanes en las legislaturas provinciales, así como el Consejo Legislativo Imperial. En 1916, la Liga Musulmana tuvo un cupo de entre 500 y 800 miembros, sin embargo no tener su siguiente más amplio entre los musulmanes de la India de los últimos años; en la propia Liga, el pacto no tenía respaldo unánime, en gran parte después de haber sido negociado por un grupo de "jóvenes del partido" musulmanes de las provincias Unidas (UP), lo más prominente, dos hermanos y Mohammad Shaukat Ali, que había abrazado el Pan causa islámica.
En el Pacto de Lucknow, la Liga se unió al Congreso en la propuesta de un mayor autogobierno que fue una campaña a favor de Tilak y sus seguidores; A cambio, el Congreso aceptó electorados separados para los musulmanes en las legislaturas provinciales, así como el Consejo Legislativo Imperial. En 1916, la Liga Musulmana tenido en cualquier lugar entre 500 y 800 miembros y sin embargo no tener su siguiente más amplio entre los musulmanes de la India de los últimos años; en la propia Liga, el pacto no tenía respaldo unánime, en gran parte después de haber sido negociado por un grupo de "jóvenes del partido" musulmanes de las provincias Unidas (UP), lo más prominente, dos hermanos y Mohammad Shaukat Ali, que había abrazado el Pan causa islámica. Sin embargo, sí tiene el apoyo de un joven abogado de Bombay, Muhammad Ali Jinnah, que más tarde fue a la altura de los roles de liderazgo tanto en la Liga y el movimiento de independencia de la India. En años posteriores, como todas las ramificaciones del pacto se desarrollaron, fue visto como beneficiar a las élites de la minoría musulmana de provincias como UP y Bihar más de las mayorías musulmanas de Punjab y Bengala, sin embargo, en ese momento, el "Pacto de Lucknow", fue un hito importante en la agitación nacionalista y fue visto por los británicos.
Durante 1916, dos Ligas de Autonomía fueron fundadas en el Congreso Nacional de la India por Tilak y Annie Besant, respectivamente, para promover la autonomía entre los indios, y también para elevar la estatura de los fundadores dentro del propio Congreso. La señora Besant, por su parte, también ha querido demostrar la superioridad de esta nueva forma de agitación organizada, que había logrado cierto éxito en el movimiento de la autonomía de Irlanda, a la violencia política que tuvo intermitentemente plagado el subcontinente durante los años 1907- 1914. Los dos Ligas centraron su atención en las regiones geográficas complementarias: Tilak de en el oeste de la India, en la presidencia el sur de Bombay, y la señora Besant en el resto del país, pero especialmente en la Presidencia de Madrás y en regiones como Sind y Gujarat que hasta entonces habían sido considerado políticamente inactivo por el Congreso. Ambas ligas adquirieron rápidamente nuevos miembros - aproximadamente treinta mil cada uno en un poco más de un año - y comenzaron a publicar periódicos de bajo costo. Su propaganda también se dirigió a los carteles, panfletos y canciones político-religiosos, y más tarde a las reuniones de masas, que no sólo atrajeron mayor número que en sesiones anteriores del Congreso, sino también completamente nuevos grupos sociales, como los no brahmanes, comerciantes, agricultores, estudiantes y los trabajadores del gobierno de nivel inferior. A pesar de que no alcanzaron la magnitud o el carácter de un movimiento de masas en todo el país, las ligas del Gobierno Autónomo ambos profundizan y amplían la agitación política organizada por el autogobierno en la India. Las autoridades británicas reaccionaron imponiendo restricciones a las Ligas, incluyendo cerrar el paso a los estudiantes de las reuniones y la prohibición de los dos líderes de viajar a ciertas provincias.
El año 1915 también vio el regreso de Mohandas Karamchand Gandhi en la India. Ya conocido en la India como resultado de sus libertades civiles protestas en favor de los indios en Sudáfrica, Gandhi siguió el consejo de su mentor Gopal Krishna Gokhale y optó por no hacer ningún pronunciamiento público durante el primer año de su regreso, pero en su lugar pasó el año viajando, observando el país de primera mano, y la escritura. Anteriormente, durante su estancia Sudáfrica, Gandhi, abogado de profesión, había representado a una comunidad indígena, que, aunque pequeña, era lo suficientemente diverso como para ser un microcosmos de la propia India. Al abordar el reto de mantener a esta comunidad y hacer frente al mismo tiempo la autoridad colonial, que había creado una técnica de la resistencia no violenta, que él llamó Satyagraha (o, La lucha por la Verdad). Para Gandhi, Satyagraha era diferente de "resistencia", para entonces una técnica familiar de la protesta social, que consideraba como una estrategia práctica adoptada por los débiles frente a la fuerza superior; Satyagraha, por el contrario, era para él el "último recurso de aquellos lo suficientemente fuertes en su compromiso con la verdad que someterse a sufrir en su causa." Ahimsa o "no violencia", que se formó el apuntalamiento de Satyagraha, llegó a representar el pilar gemelo, con la Verdad, de la perspectiva religiosa ortodoxa de Gandhi en la vida. Durante los años 1907-1914, Gandhi a prueba la técnica de Satyagraha en una serie de protestas en favor de la comunidad india en Sudáfrica contra las leyes raciales injustas.
Además, durante su estancia en Sudáfrica, en su ensayo, Hind Swaraj, (1909), Gandhi formuló su visión de Swaraj, o "autogobierno" de la India sobre la base de tres ingredientes vitales: solidaridad entre los indios de diferentes religiones, pero la mayoría de todos entre hindúes y musulmanes; la eliminación de los intocables de la sociedad india; y el ejercicio de swadeshi - el boicot a los productos manufacturados extranjeros y la reactivación de la industria artesanal de la India. Los dos primeros, que sentía, eran esenciales para que la India sea una sociedad igualitaria y tolerante, uno acorde con los principios de la Verdad y la no violencia, mientras que el último, por lo que los indios más autosuficientes, sería romper el ciclo de dependencia que no sólo perpetrar la dirección y el tenor de la dominación británica en la India, sino también el compromiso británico a ella. ​ Por lo menos hasta 1920, la propia presencia británica, no era un obstáculo en la concepción de swaraj; de Gandhi; más bien, fue la incapacidad de los indios para crear una sociedad moderna. 

Mahatma Gandhi (Porbandar, India británica; 2 de octubre de 1869-Nueva Delhi, Unión de la India; 30 de enero de 1948) fue el dirigente más destacado del Movimiento de independencia indio contra el Raj británico, para lo que practicó la desobediencia civil no violenta, además de pacifista, político, pensador y abogado hinduista indio. Recibió de Rabindranath Tagore el nombre honorífico de Mahatma (composición en sánscrito e hindi de mahā: ‘grande’ y ātmā: ‘alma’). En la India también se le llamaba Bāpu (‘padre’ en idioma guyaratí).
Desde 1919 perteneció abiertamente al frente del movimiento nacionalista indio. Instauró métodos de lucha social novedosos como la huelga de hambre y en sus programas rechazaba la lucha armada y realizaba una predicación de la áhimsa (no violencia) como medio para resistir al dominio británico. Defendía y promovía ampliamente la total fidelidad a los dictados de la conciencia, llegando incluso a la desobediencia civil si fuese necesario; además, bregó por el retorno a las viejas tradiciones hinduistas. Mantuvo correspondencia con León Tolstói, quien influyó en su concepto de resistencia no violenta. Fue el inspirador de la marcha de la sal, una manifestación a través del país contra los impuestos a los que estaba sujeto este producto.
Encarcelado en varias ocasiones, pronto se convirtió en un héroe nacional. En 1931 participó en la Conferencia de Londres, donde reclamó la independencia de la India. Se inclinó a favor de la derecha del partido del Congreso y tuvo conflictos con su discípulo Nehru, que representaba a la izquierda. En 1942 Londres envió como intermediario a Richard Stafford Cripps para negociar con los nacionalistas, pero al no encontrarse una solución satisfactoria, estos radicalizaron sus posturas. Gandhi y su esposa Kasturba fueron privados de su libertad y puestos bajo arresto domiciliario en el Palacio del Aga Khan, donde ella murió en 1944, mientras él realizaba veintiún días de ayuno.
Su influencia moral sobre el desarrollo de las conversaciones que prepararon la independencia de la India fue considerable, pero la separación con Pakistán lo desalentó profundamente.
Una vez conseguida la independencia, Gandhi trató de reformar la sociedad india, empezando por integrar las castas más bajas (los shudras o ‘esclavos’, los parias o ‘intocables’ y los mlechas o ‘bárbaros’), y por desarrollar las zonas rurales. Sobre economía política, pensaba que el capital no debería ser considerado más importante que el trabajo, ni que el trabajo debería ser considerado superior al capital, juzgando ambas ideas peligrosas; que, más bien, debería buscarse un equilibrio sano entre estos factores, siendo que ambos eran considerados igual de valiosos para el desarrollo material y la justicia. Fue un gran defensor del vegetarianismo y rechazaba cualquier forma de maltrato a los seres vivos. 
Su familia era de la casta vaisia (comerciante). Fue el hijo de Karamchand Gandhi, el diwan (primer ministro) de Porbandar. Su madre, Putlibai, la cuarta esposa de su padre, tuvo una gran influencia en su niñez, cuando Gandhi aprendió a muy temprana edad a no hacer daño a ningún ser viviente, a ser vegetariano, a ayunar para purificarse, y a ser tolerante con otros credos religiosos. Fue el menor de tres hermanos, Laksmidas y Karsandas (varones) y una hermana de nombre Raliatbehn.
A sus trece años, sus padres arreglaron su matrimonio con Kasturba Makharji, de la misma edad y casta, con quien tuvo cuatro hijos.
En su juventud, Gandhi fue un estudiante mediocre en Porbandar. Posteriormente en Rajkot, en 1887, logró pasar a duras penas el examen de admisión de la Universidad de Mumbai, matriculándose en la Escuela de Samaldas, en Bhavnagar. No estuvo mucho tiempo allí, porque aprovechó la oportunidad que se le presentó de estudiar en Inglaterra, país al que consideraba como «cuna de filósofos y poetas, el centro de la civilización». Estudió Derecho en la University College de Londres. Regresó a la India después de lograr su licenciatura para ejercer la abogacía en la India.
Trató de establecerse como abogado en Bombay, pero no tuvo éxito, pues en aquel entonces la profesión de abogado estaba sobresaturada y Gandhi no era una figura dinámica en los tribunales. Regresó a Rajkot ejerciendo la modesta labor de preparar peticiones de litigantes. Tuvo que dejar esta tarea tras un altercado con un oficial británico, en un incidente en el que trató de abogar por su hermano mayor. 
En el año 1893, aceptó un contrato de trabajo por un año con una compañía india que operaba en Natal (Sudáfrica). Se interesó por la situación de los 150 000 compatriotas que residían ahí, luchando contra las leyes que discriminaban a los indios en Sudáfrica mediante la resistencia pasiva y la desobediencia civil.
El incidente que serviría como un catalizador de su activismo político ocurrió dos meses después de su llegada a Sudáfrica, cuando viajando a Pretoria, fue sacado forzosamente del tren en la estación de Pietermaritzburg porque se negó a mudarse de la primera clase a la tercera clase, que se destinaba a la gente negra. Más tarde, viajando en una diligencia, fue golpeado por el conductor porque se negó a ceder su asiento a un pasajero de piel blanca. Además, en este viaje, sufrió otras humillaciones al serle negado alojamiento en varios hoteles debido a su raza. Esta experiencia le puso mucho más en contacto con los problemas que sufría cotidianamente la gente negra en Sudáfrica. Asimismo, después de haber sufrido el racismo, prejuicio e injusticia en Sudáfrica, comenzó a cuestionar la situación social de sus coterráneos y de él mismo en la sociedad de ese país.
Cuando se terminó su contrato, se preparó para volver a la India. En la fiesta de despedida en su honor en Durban, hojeando un periódico se informó de que se estaba elaborando una ley en la Asamblea Legislativa de Natal para negar el voto a los indios. Pospuso su regreso a la India y se dedicó a la tarea de elaborar diversas peticiones, tanto a la asamblea de Natal como al gobierno británico, tratando de evitar que dicha ley fuese aprobada. Si bien no logró su objetivo, ya que la ley fue promulgada, logró, sin embargo, llamar la atención sobre los problemas de discriminación racial contra los indios en Sudáfrica.
Amplió su estancia en este país, fundando el Partido Indio del Congreso de Natal en 1894. A través de esta organización pudo unir a la comunidad india en Sudáfrica en una fuerza política homogénea, inundando a la prensa y al gobierno con denuncias de violaciones de los derechos civiles de los indios y pruebas de la discriminación por los británicos en Sudáfrica.
Gandhi regresó a la India breve tiempo para llevar a su esposa e hijos a Sudáfrica. A su regreso, en enero de 1897, un grupo de hombres blancos lo atacó y trató de lincharlo. Como clara indicación de los valores que mantendría por toda su vida, rehusó denunciar ante la justicia a sus atacantes, indicando que era uno de sus principios el no buscar ser resarcido en los tribunales por los daños infligidos a su persona.
Al principio de la guerra de Sudáfrica, Gandhi consideró que los indios debían participar en dicha guerra si aspiraban legitimarse como ciudadanos con plenos derechos. Así, organizó cuerpos de voluntarios no combatientes que asistieran a los británicos. Sin embargo, al terminar la guerra, la situación de los indios no mejoró; de hecho, continuó deteriorándose.
En 1906, el gobierno de Transvaal promulgó una ley que obligaba a todos los indios a registrarse. Esto originó una protesta masiva en Johannesburgo, donde por primera vez Gandhi adoptó la plataforma llamada satyagraha (‘apego o devoción a la verdad’) que consistía en una protesta no violenta.
Gandhi insistió en que los indios desafiaran abiertamente, pero sin violencia, la ley promulgada, sufriendo el castigo que el gobierno quisiera imponer. Este desafío duró siete años en los que miles de indios fueron encarcelados (incluyendo a Gandhi en varias ocasiones), azotados e incluso fusilados por protestar, rehusar registrarse, quemar sus tarjetas de registro y cualquier otra forma de rebeldía no violenta. Si bien el gobierno logró reprimir la protesta de los indios, la denuncia en el exterior de los métodos extremos utilizados por el gobierno de Sudáfrica, finalmente obligó al general sudafricano Jan Christian Smuts a negociar una solución con Mahatma Gandhi.
Durante sus años en Sudáfrica, Gandhi se inspiró en la Bhagavad-guita y en los libros de Tolstoi, particularmente en El Reino de Dios está en Vosotros. En la década de 1880, Tolstoi se había convertido profundamente a la causa del anarquismo cristiano. Gandhi tradujo otro libro de Tolstoi llamado Carta a un indio (1908), en respuesta a los nacionalistas indios que apoyaban la violencia. Gandhi permaneció en contacto con Tolstoi hasta la muerte de éste en 1910.
La carta de Tolstoi se basa en las doctrinas hinduistas y las enseñanzas del dios Krisna en relación con el creciente nacionalismo indio. Gandhi también se inspiró en el escritor estadounidense, y también anarquista, Henry David Thoreau que escribió el famoso ensayo La desobediencia civil. El mismo Gandhi, en parte, se ha convertido en un referente muy representativo del anarquismo pacifista.
Gandhi 1917 

Gandhi regresó a la India en 1915. En esta época ya había cambiado sus hábitos y estilo de vida adoptando los más tradicionales de la India. Trató al principio de lanzar un nuevo periódico y de practicar la abogacía, pero fue disuadido por Gopal Krisna Gokhale, quién le convenció para que se dedicase a labores de mayor importancia nacional.
Gandhi y su esposa Kasturbá viajaron por toda la India. Mantenía una copiosa correspondencia con diferentes personajes en este país y continuaba experimentando con su dieta y profundizando sus conocimientos sobre religión y filosofía, pero sobre todo, prestó principal atención a la política. 

Marcha de la sal
En 1930 protagonizó una importante protesta no violenta, conocida como marcha de la sal (salt satiagraha), que serviría de inspiración a movimientos como el del estadounidense Martin Luther King.
Gandhi con Nehru e Indira. Fines de los años treinta. 

La Segunda Guerra Mundial estalló el 1 de septiembre de 1939, cuando la Alemania nazi invadió Polonia. Inicialmente, Gandhi había favorecido la política de indiferencia y no violencia contra los británicos, pero la inclusión unilateral de la India en la guerra, sin la consulta de los representantes del pueblo, ofendió a otros líderes del Congreso. Todos los miembros del Congreso eligieron dimitir en masa.
Después de largas deliberaciones, Gandhi declaró que la India no podría ser partidaria de una guerra que, aparentemente, era una lucha para la libertad democrática, mientras que esa misma libertad le era negada a la India.
Mientras progresaba la guerra, Gandhi intensificó su reclamo de independencia, bosquejando un llamamiento para que los británicos abandonasen la India. La rebelión de Gandhi y la más definitiva del Partido del Congreso tuvieron como objetivo el asegurar la salida británica de la India.
En el congreso del partido en 1942, Gandhi fue criticado por algunos miembros del mismo y por otros grupos políticos indios, favorables a los británicos y opuestos a la posición de Mohandas. Opinaban que el no apoyo a Gran Bretaña en su lucha a vida o muerte contra el nazismo era inmoral.
Para la India fue el movimiento más poderoso de la historia de su lucha, con detenciones y violencia en una escala sin precedentes. Millares de combatientes por la libertad murieron o cayeron heridos por el fuego de la policía, y cientos de miles fueron arrestados.
Gandhi y sus partidarios tuvieron claro que no apoyarían el esfuerzo de la guerra a menos que le fuera concedida la independencia inmediata a la India. Él incluso tuvo claro que esta vez el movimiento no pararía, aunque fueran cometidos actos individuales de violencia, y ordenó decir que «la anarquía» alrededor de él era «peor que la anarquía verdadera». Él invitó a todos los miembros del Congreso e indios a mantener la disciplina vía ahimsa (no violencia), y karó ia maró (‘hecha o dada’) en la causa última de la libertad.
Los británicos arrestaron a Gandhi y a todo el comité de trabajo del congreso en Bombay el 9 de agosto de 1942. Retuvieron a Gandhi durante dos años en el palacio de Aga Khan en Pune. Fue entonces cuando Gandhi sufrió dos golpes terribles en su vida personal. Su secretaria Mahadev Desai (de 42 años) murió de un ataque al corazón seis días después y su esposa Kasturbá murió tras 18 meses de encarcelamiento, en febrero de 1944; Gandhi sufrió seis semanas más adelante un ataque grave de malaria. Lo liberaron antes de finalizar la guerra, el 6 de mayo de 1944, debido a su débil estado de salud y a la necesidad de curarse. El Raj británico no quería que él muriera en prisión y que eso produjera odio en la nación.
Aunque el movimiento no violento de la India tuvo moderados éxitos en su objetivo, la despiadada represión del movimiento trajo el orden a la India a finales de 1943. Con el final de la guerra, el imperio británico dio indicaciones claras de que el poder sería transferido a manos indias. En este punto Gandhi ordenó suspender la lucha, consiguiendo que liberaran a alrededor de 100 000 presos políticos, incluyendo la dirección del Partido del Congreso. 
Desaprobó los conflictos religiosos que siguieron a la independencia de la India, defendiendo a los musulmanes en el territorio indio, siendo asesinado por Nathuram Godse, un fanático integracionista hinduista, el 30 de enero de 1948 a la edad de 78 años. Sus cenizas fueron arrojadas al río Ganges.

1917-1919: Satyagraha, reformas Montagu-Chelmsford, Jallianwala Bagh
Gandhi hizo su debut político en la India en 1917 en el distrito de Champaran de Bihar, cerca de la frontera de Nepal, donde fue invitado por un grupo de agricultores arrendatarios descontentos que, durante muchos años, se había obligado a índigo siembra (para colorantes) en una porción de sus tierras y luego venderlo a precios por debajo del mercado a los plantadores británicos que les había arrendado la tierra. A su llegada en el distrito, Gandhi se unió a otros agitadores, incluyendo un líder joven Congreso, Rajendra Prasad, de Bihar, que se convertiría en un partidario leal de Gandhi y pasar a jugar un papel destacado en el movimiento de independencia de la India. Cuando Gandhi se le ordenó salir por las autoridades británicas locales, se negó por razones morales, la creación de su negativa como una forma de individuo Satyagraha. Pronto, bajo la presión del virrey en Delhi que estaba ansioso por mantener la paz interior durante tiempos de guerra, el gobierno provincial rescindió orden de expulsión de Gandhi, y más tarde estuvo de acuerdo en una investigación oficial sobre el caso. Aunque, los plantadores británicos finalmente se rindieron, no fueron ganados para la causa de los agricultores, y por lo tanto no produjeron el resultado óptimo de un Satyagraha de Gandhi que había esperado; Del mismo modo, los propios agricultores, aunque contentos con la resolución, respondieron con entusiasmo al menos de los proyectos concurrentes de potenciación rural y la educación que Gandhi había inaugurado en consonancia con su ideal de swaraj. Al año siguiente, Gandhi lanzó dos satyagrahas más - tanto en su Gujarat nativa - uno en el distrito de Kaira rural donde los agricultores propietarios de tierras protestaban aumentaron tierra-ingreso y el otro en la ciudad de Ahmedabad, donde los trabajadores en una fábrica textil de propiedad india estaban preocupados por sus bajos salarios. La satyagraha en Ahmedabad tomó la forma de Gandhi en ayunas y el apoyo a los trabajadores en una huelga, que finalmente llevó a un acuerdo. En Kaira, por el contrario, aunque los agricultores porque recibió publicidad de la presencia de Gandhi, la satyagraha en sí, que consistía en los agricultores decisión colectiva de retener el pago, no fue un éxito inmediato, ya que las autoridades británicas se negaron a dar marcha atrás. La agitación en Kaira ganó por Gandhi otro teniente de toda la vida en Sardar Vallabhbhai Patel, que había organizado los agricultores, y que también pasaría a desempeñar un papel de liderazgo en el movimiento de independencia de la India. Champaran, Kaira, y Ahmedabad fueron hitos importantes en la historia de los nuevos métodos de protesta social en la India de Gandhi. 
En 1916, frente a la nueva fuerza demostrada por los nacionalistas con la firma del Pacto de Lucknow y la fundación de las ligas del Gobierno autónomo, y la realización, después de la catástrofe en la campaña mesopotámica, que la guerra duraría probablemente más largo, el nuevo virrey, lord Chelmsford, advirtió que el Gobierno de la India tenía que ser más sensible a la opinión de la India. Hacia el final del año, después de las conversaciones con el gobierno de Londres, sugirió que los británicos demuestran su buena fe - a la luz del papel guerra indio - a través de una serie de acciones públicas, incluyendo premios de títulos y honores a los príncipes, la concesión de las comisiones en el ejército a los indios, y la eliminación de los impuestos especiales de algodón mucho vilipendiado-, pero, lo más importante, un anuncio de futuros planes de gran Bretaña de la India y una indicación de algunas medidas concretas. Después de más discusión, en agosto de 1917, el nuevo Secretario liberal de Estado de la India, Edwin Montagu, anunció el objetivo británica de "aumentar la asociación de indios en todas las ramas de la administración, y el desarrollo gradual de las instituciones autónomas, con miras a la realización progresiva de un gobierno responsable en la India como parte integrante del Imperio británico ".Aunque el plan prevé un autogobierno limitado en un principio sólo en las provincias con la India - con énfasis en el Imperio Británico - que representaba la primera propuesta británica para cualquier forma de gobierno representativo en una colonia no blanca.
Anteriormente, en el inicio de la Primera Guerra Mundial, el cambio de destino de la mayor parte del ejército británico en la India a Europa y Mesopotamia, había dirigido el virrey anterior, Señor Harding, que preocuparse por los "riesgos involucrados en la India denudando de las tropas." La violencia revolucionaria ya había sido motivo de preocupación en la India británica; en consecuencia, en 1915, para fortalecer sus poderes durante lo que se vio fue un momento de mayor vulnerabilidad, el Gobierno de la India aprobó la Ley de Defensa de la India, lo que le permitió internar disidentes políticamente peligrosas sin el debido proceso, y se añade a la potencia ya tenido - en virtud de la Ley de prensa 1910 - tanto para encarcelar a periodistas sin juicio y censurar a la prensa. ​ Fue bajo la Ley de Defensa de la India que los hermanos Ali fueron encarcelados en 1916, y Annie Besant, una mujer europea, y normalmente más problemático para encarcelar, en 1917. Ahora, como la reforma constitucional se empezó a discutir en serio, los británicos comenzaron a considerar cómo los nuevos indios moderados podrían presentarse en el redil de la política constitucional y, al mismo tiempo, cómo la mano de constitucionalistas establecidos podría reforzarse. Sin embargo, dado que el Gobierno de la India quería asegurarse contra cualquier sabotaje del proceso de reforma de los extremistas, y puesto que su plan de reforma fue ideado durante un tiempo cuando la violencia extremista había disminuido como resultado de un mayor control gubernamental, sino que también comenzó a considerar cómo algunos sus rápidos tiempos de guerra potencias podrían extenderse en el tiempo de la paz.
En consecuencia, en 1917, así como Edwin Montagu, anunció las nuevas reformas constitucionales, una comisión presidida por un juez británico, el Sr. SAT Rowlatt, fue encargada de investigar "conspiraciones revolucionarias", con el objetivo declarado de ampliación de las competencias del tiempo de guerra del gobierno. El comité Rowlatt presentó su informe en julio de 1918 y se identificaron tres regiones de insurgencia conspirativa: Bengala, la Presidencia de Bombay, y el Punyab. Para combatir los actos subversivos en estas regiones, el comité recomendó que el gobierno poderes uso de emergencia similares a su autoridad en tiempos de guerra, que incluía la posibilidad de probar los casos de sedición por un panel de tres jueces, y sin jurados, imposición de los valores de los sospechosos, gubernamental que supervisa las residencias de los sospechosos, y el poder de los gobiernos provinciales para arrestar y detener a sospechosos en centros de detención a corto plazo y sin juicio.
Con el fin de la Primera Guerra Mundial, también hubo un cambio en el clima económico. A finales de 1919, 1,5 millones de indios habían servido en las fuerzas armadas en los roles tanto de combate como no combatientes, y la India había prestado £ 146 millones de dólares en ingresos para la guerra. El aumento de los impuestos, junto con perturbaciones en el comercio nacional e internacional tuvo el efecto de duplicar el índice aproximado de los precios en general en la India entre 1914 y 1920. Volviendo veteranos de guerra, especialmente en el Punjab, creado una creciente crisis de desempleo, y después de la guerra la inflación conduce a disturbios por alimentos en Bombay, Madras, y las provincias de Bengala, una situación que fue hecho sólo que peor por el hecho de que el monzón de 1918 a 1919 y por la especulación y la especulación. La epidemia mundial de gripe y la Revolución bolchevique de 1917 añadió a las inquietudes generales; el antiguo entre la población que ya están experimentando problemas económicos, y el segundo entre los funcionarios públicos, por temor a una revolución similar en la India.
Para combatir lo que consideraba como una crisis que se avecina, ahora el gobierno redactó las recomendaciones del comité Rowlatt en dos proyectos de Ley Rowlatt. A pesar de que las facturas fueron autorizadas para su consideración legislativa por Edwin Montagu, que se hicieron de mala gana, con la declaración de acompañamiento, "Aborrezco la sugerencia a primera vista de la preservación de la Ley de Defensa de la India en tiempos de paz hasta el punto de que Rowlatt y sus amigos creo necesario". En la discusión subsiguiente y voto en el Consejo Legislativo Imperial, todos los miembros de la India expresaron su oposición a las cuentas. El Gobierno de la India fue, sin embargo, capaz de utilizar su "mayoría oficial" para garantizar el paso de los billetes a principios de 1919. Sin embargo, lo que pasó, en deferencia a la oposición de la India, era una versión menor del primer proyecto de ley, que ahora se permite poderes extrajudiciales, pero por un período de exactamente tres años y para el procesamiento únicamente de "movimientos anárquicos y revolucionarios", dejando caer por completo la segunda modificación que implica la factura del Código Penal de la India. Aun así, cuando se aprobó la nueva Ley de Rowlatt despertó la indignación generalizada en toda la India, Gandhi y trajo a la vanguardia del movimiento nacionalista.
Mientras tanto, Montagu y Chelmsford mismos finalmente presentaron su informe en julio de 1918 después de un largo viaje de investigación a través de la India el invierno anterior. Después de más discusión por el Gobierno y el Parlamento en Gran Bretaña, y la otra gira por la franquicia y Funciones Comisión con el propósito de identificar quién entre la población india podían votar en futuras elecciones, el Gobierno de India Act 1919 (también conocido como el Montagu-Chelmsford reformas) fue aprobada en diciembre de 1919. La nueva ley amplía tanto los consejos legislativos provinciales e imperiales y derogó el Gobierno de recurso de la India a la "mayoría oficial" en los votos favorables. A pesar de departamentos como el de defensa, las relaciones exteriores, el derecho penal, las comunicaciones, y los ingresos de impuestos fueron retenidos por el Virrey y el gobierno central en Nueva Delhi, otros departamentos como la salud pública, la educación, la renta de la tierra, la autonomía local fueron trasladados a las provincias. Las provincias en sí eran ahora a ser administrados bajo un nuevo sistema dyarchical, mediante el cual algunas áreas como la educación, la agricultura, el desarrollo de infraestructura, y la auto-gobierno local se convirtió en el dominio exclusivo de los ministros y legisladores de la India, y en última instancia los electores de la India, mientras que otros, como el riego, tierra-ingreso, la policía, las prisiones, y el control de los medios de comunicación permanecieron dentro del ámbito de competencia del gobernador británico y su consejo ejecutivo. La nueva ley también hace que sea más fácil para los indios de ser admitidos en el servicio civil y el cuerpo de oficiales del ejército.
Un mayor número de indios ahora se emancipaban, aunque, por votación a nivel nacional, constituían sólo el 10% de la población total de adultos de sexo masculino, muchos de los cuales todavía eran analfabetos. En las legislaturas provinciales, los británicos continuaron ejercer cierto control mediante la asignación de asientos para los intereses especiales que consideraban cooperativa o útil. En particular, los candidatos rurales, generalmente afines al dominio británico y menos confrontación, se asignaron más escaños que sus contrapartes urbanas. Los asientos también estaban reservados para los no brahmanes, terratenientes, empresarios y graduados de la universidad. El director de "representación comunal", una parte integral de las reformas Minto-Morley, y más recientemente del Pacto de Lucknow Congreso de la Liga musulmana, se reafirmó, con los asientos están reservados para los musulmanes, sijs, cristianos indios, los anglo-indios, y domiciliado europeo, tanto en los consejos legislativos provinciales e Imperial. Las reformas Montagu-Chelmsford ofrecen indios la oportunidad más importante hasta ahora para el ejercicio del poder legislativo, especialmente a nivel provincial; Sin embargo, esa oportunidad también fue restringido por el número aún limitado de los votantes, por los pequeños presupuestos disponibles para las legislaturas provinciales, y por la presencia de asientos de interés rurales y especiales que fueron vistos como instrumentos de control británico. Su ámbito de aplicación es satisfactorio para los líderes políticos de la India, expresado famoso por Annie Besant como algo "indigno de Inglaterra para ofrecer y la India a aceptar".
La Masacre de Amritsar o "matanza de Amritsar", se llevó a cabo en el jardín público Jallianwala Bagh en la norteña ciudad predominantemente sij de Amritsar. Después de varios días de disturbios General de Brigada Reginald E.H. Dyer prohibió las reuniones públicas y domingo 13 abril de 1919 cincuenta soldados del Ejército indio británico al mando de Dyer comenzó a disparar en una reunión sin armas de miles de hombres, mujeres y niños sin previo aviso. Estimaciones de la muerte varían ampliamente, con el Gobierno de la India de informes 379 muertos, 1.100 heridos. El Congreso Nacional de la India calcula tres veces el número de muertos. Dyer fue retirado de servicio, pero se convirtió en un célebre héroe en Gran Bretaña entre la gente con conexiones con el Raj. Los historiadores consideran que el episodio fue un paso decisivo hacia el final de la dominación británica en la India. 

1920: Falta de cooperación, Khilafat, Comisión Simon, catorce puntos de Jinnah
En 1920, después de que el gobierno británico se negó a dar marcha atrás, Gandhi comenzó su campaña de no cooperación, lo que llevó a muchos indios para volver premios y honores británicos, a renunciar a la función pública, y de nuevo a boicotear los productos británicos. Además, Gandhi reorganizó el Congreso, transformándolo en un movimiento de masas y la apertura de sus miembros incluso a los indios más pobres. Aunque Gandhi detuvo el movimiento de no cooperación en 1922 después de que el incidente violento en Chauri chaura, el movimiento revivió de nuevo, a mediados de la década de 1920.
La visita, en 1928, de la Comisión británica Simon, encargado de la institución de la reforma constitucional en la India, dio lugar a protestas generalizadas en todo el país. Anteriormente, en 1925, las protestas no violentas del Congreso habían reanudado también, esta vez en Gujarat, y dirigido por Patel, que organizó a los agricultores a rechazar el pago de mayores impuestos sobre la tierra; el éxito de esta protesta, el Bardoli Satyagraha, trajo Gandhi de vuelta al redil de la política activa. 

1929-1937: del CID, Ley de Gobierno de la India
En su reunión anual en Lahore, el Congreso Nacional de la India, bajo la presidencia de Jawaharlal Nehru, emitió una demanda de Purna Swaraj (Hindi: "total independencia"), o Purna Swarajya. La declaración fue elaborada por la Comisión de Trabajo del Congreso, que incluía Gandhi, Nehru, Patel y Chakravarthi Rajagopalachari. Gandhi llevó posteriormente un movimiento ampliado de la desobediencia civil, que culminó en 1930 con la Sal Satyagraha, en el que miles de indios desafiaron el impuesto sobre la sal, con una marcha hacia el mar y hacer su propia sal por evaporación de agua de mar. A pesar de que muchos, incluyendo a Gandhi, fueron detenidos, el gobierno británico finalmente cedió, y en 1931 Gandhi viajó a Londres para negociar una nueva reforma en las mesas redondas.
En términos locales, el control británico se basaba en la función pública india, pero se enfrentó a dificultades cada vez mayores. Cada vez hay menos jóvenes en Gran Bretaña estaban interesados en unirse, y la desconfianza de continuación de indios resultaron en una base decreciente en términos de calidad y cantidad. En 1945 los indios eran numéricamente dominante en el ICS y de emisión fue leal dividida entre el Imperio y la independencia. Las finanzas de la Raj dependían de impuestos sobre la tierra, y éstos se convirtieron en un problema en la década de 1930. Epstein argumenta que después de 1919 se hizo más y más difícil de percibir los ingresos de la tierra. La supresión de la desobediencia civil del Raj después de 1934 aumentó temporalmente el poder de los agentes de rentas, pero después de 1937 se vieron obligados por los nuevos gobiernos provinciales controladas por el Congreso para devolver las tierras confiscadas. De nuevo, el estallido de la guerra los fortaleció, en la cara del movimiento Quit India los recaudadores de impuestos tenían que depender de la fuerza militar y por el control británico 1946-1947 directa fue desapareciendo rápidamente en gran parte del campo.
En 1935, después de que las mesas redondas, el Parlamento aprobó el Gobierno de la India Ley de 1935, que autorizó el establecimiento de asambleas legislativas independientes en todas las provincias de la India británica, la creación de un gobierno central que incorpora tanto las provincias británicas y los estados principescos, y la protección de las minorías musulmanas. La futura Constitución de la India independiente se basa en este acto. Sin embargo, se divide el electorado en 19 categorías religiosas y sociales, por ejemplo, musulmanes, sijs, cristianos de la India, las clases deprimidas, propietarios de tierras, comercio e industria, los europeos, los anglo- indios, etc., cada una de ellas se le dio la representación por separado en el Provincial asambleas legislativas. Un votante puede emitir un voto sólo para los candidatos en su propia categoría.
En las elecciones de 1937 del Congreso obtuvo victorias en siete de las once provincias de la India británica. Los gobiernos de congresos, con amplios poderes, se formaron en estas provincias. El apoyo de los votantes generalizada para el Congreso Nacional de la India sorprendió a los funcionarios Raj, que previamente habían visto el Congreso como un cuerpo pequeño elitista. 

1938-1941: Segunda Guerra Mundial, la Resolución de Lahore de la Liga Musulmana
Mientras que la Liga Musulmana era un pequeño grupo de élite en 1927 con sólo 1.300 miembros, creció rápidamente una vez que se convirtió en una organización que se acercó a las masas, llegando a 500.000 miembros en Bengala en 1944, 200.000 en el Punyab, y cientos de miles en otros lugares. Jinnah ahora estaba en condiciones de negociar con los británicos desde una posición de poder. Con el estallido de la Segunda Guerra Mundial en 1939, el virrey, Lord Linlithgow, declaró la guerra en nombre de la India sin consultar a los líderes de la India, lo que lleva a los ministerios provinciales Congreso a renunciar en protesta. La Liga Musulmana, por el contrario, con el apoyo de Gran Bretaña en la guerra y mantuvo su control del gobierno en tres provincias principales, Bengala, Sind y el Punjab.
Jinnah advertido en repetidas ocasiones que los musulmanes serían tratados injustamente en una India independiente dominada por el Congreso. El 24 de marzo de 1940 en Lahore, la Liga aprobó la "Resolución de Lahore", exigiendo que "Las áreas en las que los musulmanes son numéricamente en mayoría como en las zonas orientales de la India del Norte - occidental y deben agruparse para constituir estados independientes en los que las unidades constituyentes deberán ser autónoma y soberana". Aunque hubo otros políticos musulmanes nacionales importantes, como líder del Congreso Ab'ul Kalam Azad, y políticos musulmanes regionales influyentes, como AK Fazlul Huq, del izquierdista Partido Praja Krishak en Bengala, Sikander Hyat Khan del Partido Unionista Punjab arrendador dominada, y Abd al-Ghaffar Khan de la pro- Congreso Khudai Khidmatgar (popularmente, "camisas rojas") en la provincia de la Frontera Noroeste, los británicos, durante los próximos seis años, eran cada vez más para ver la Liga como el principal representante de la India musulmana.
El Congreso era secular y una fuerte oposición que tiene cualquier estado religioso. Se insistió en que había una unidad natural de la India, y en repetidas ocasiones acusó a los británicos por las tácticas de "divide y vencerás", basada en que llevó a los musulmanes consideran a sí mismos como extranjero de los hindúes. Jinnah rechazó la idea de una India unida, e hizo hincapié en que las comunidades religiosas eran más básico que un nacionalismo artificial. Proclamó la teoría de dos Nación, indicando en Lahore el 22 de marzo de 1940:
"El Islam y el hinduismo... no son las religiones en el sentido estricto de la palabra, sino que son, de hecho, diferentes y distintas órdenes sociales, y es un sueño que los hindúes y los musulmanes nunca puede evolucionar una nacionalidad común, y este concepto erróneo de una nación india tiene problemas y conducirá la India a la destrucción si no somos capaces de revisar nuestras nociones en el tiempo. Los hindúes y los musulmanes pertenecen a dos filosofías religiosas diferentes, costumbres sociales, literatos, ellos ni se casan ni interdine juntos y, de hecho, pertenecen a dos civilizaciones diferentes que se basan principalmente en las ideas y concepciones en conflicto. Su aspecto de la vida y de la vida son diferentes ... para yugo juntos dos de estas naciones en un solo estado, uno como minoría numérica y la otra como una mayoría, debe dar lugar a un creciente descontento y la destrucción final de cualquier tipo de tejido que puede ser construido de modo que el gobierno de ese estado".

Mientras que el ejército indio ordinario en 1939 incluye unos 220.000 soldados nativos, se expandió por diez durante la guerra y se crearon pequeñas unidades navales y de la fuerza aérea. Más de dos millones de indios se ofrecieron como voluntarios para el servicio militar en el ejército británico. Jugaron un papel importante en numerosas campañas, especialmente en el Oriente Medio y el Norte de África. Las bajas fueron moderadas (en términos de la guerra mundial), con 24.000 muertos; 64.000 heridos; 12.000 desaparecidos (probablemente muerto), y 60.000 capturados en Singapur en 1942.
Londres pagó la mayor parte del costo del ejército de la India, que tuvo el efecto de borrar la deuda nacional de la India. Se puso fin a la guerra con un superávit de 1.300 millones de £. Además, pesado gasto británica sobre las municiones producidas en la India (tales como uniformes, fusiles, ametralladoras, artillería de campaña, y municiones) condujo a una rápida expansión de la producción industrial, como el textil (un 16 %), acero (hasta 18 %), productos químicos (hasta 30 %). Pequeños barcos de guerra fueron construidos, y una fábrica de aviones abrió en Bangalore. El sistema ferroviario, con 700.000 empleados, fue gravada con el límite de que la demanda de transporte se disparó. 

1942-1945: La misión Cripps, INA  
El gobierno británico envió la misión Cripps en 1942 para asegurar con los nacionalistas indios la cooperación en el esfuerzo de guerra a cambio de una promesa de independencia tan pronto como la guerra terminó. Altos funcionarios de Gran Bretaña, sobre todo el primer ministro Winston Churchill, no apoyaron la Misión Cripps y las negociaciones con el Congreso pronto se rompieron.
El Congreso lanzó el movimiento "Quit India" en julio de 1942 para exigir la retirada inmediata de los británicos de la India o de la cara desobediencia civil en todo el país. El 8 de agosto del Raj detuvo a todos los líderes nacionales, provinciales y locales del Congreso, la celebración de decenas de miles de ellos hasta 1945. El país estalló en violentas manifestaciones lideradas por estudiantes y más tarde por los grupos políticos campesinas, especialmente en el este de Provincias Unidas, Bihar, y el oeste Bengala. La gran presencia de tiempos de guerra del ejército británico aplastó el movimiento en un poco más de seis semanas. ​ En otras partes de la India, el movimiento fue menos espontáneo y la protesta de menor intensidad, sin embargo, se prolongó de forma esporádica en el verano de 1943. No ralentizar el esfuerzo de guerra británico o de reclutamiento para el ejército.
Anteriormente, Subhas Chandra Bose, que había sido líder de la más joven y radical ala del Congreso Nacional de la India a finales de los años 1920 y 1930, había llegado a ser presidente del Congreso, 1938-1939. Sin embargo, fue expulsado del Congreso en 1939 tras diferencias con el alto mando, y posteriormente puesto m bajo arresto domiciliario por los Británicos de los antes Escapar de la India, un Principios de 1941. Se Volvió a la Alemania nazi y el Japón imperial en busca de Ayuda en la obtención de la Independencia de la India por la fuerza.
Subhas Chandra Bose (el segundo desde la izquierda) con Heinrich Himmler (derecho), de 1942. 

Con el apoyo de Japón, organizó el Ejército Nacional Indio, compuesto en gran parte de los soldados indios del ejército indio británico que había sido capturado por los japoneses en la batalla de Singapur. A medida que la guerra se volvió contra ellos, los japoneses llegaron para apoyar una serie de gobiernos títeres y provisionales en las regiones capturadas, incluyendo aquellos en Birmania, Filipinas y Vietnam, y, además, el Gobierno Provisional de Azad Hind, presidido por Bose.
El esfuerzo de Bose, sin embargo, fue de corta duración. En 1945 el ejército británico primera detenido y luego invirtió la japonesa T -Go ofensiva, comenzando la parte con éxito de la campaña de Birmania. Ejército Nacional Indio de Bose fue impulsado por la península de Malasia, y se entregó con la recaptura de Singapur. Bose murió poco después de quemaduras de tercer grado recibió después de intentar escapar en un avión japonés sobrecargado que se estrelló en Taiwán, el que muchos indios creen que no ocurrió. Aunque no tuvo éxito Bose, que despertó sentimientos patrióticos en la India. 

1946: Elecciones, misión del Gabinete, Día de Acción Directa
En enero de 1946, una serie de motines estalló en las fuerzas armadas, empezando por la de los militares de la RAF frustrados con su lenta repatriación a Gran Bretaña.
Los motines llegaron a un punto con el motín de la Real Armada de la India en Bombay en febrero de 1946, seguido de otros en Calcuta, Madras, y Karachi. A pesar de que los motines fueron suprimidos rápidamente, tenían el efecto de estimular el nuevo gobierno laborista en Gran Bretaña a la acción, y que conduce a la misión del gabinete a la India dirigido por la Secretaría de Estado para la India, Señor Pethick Lawrence, e incluyendo Sir Stafford Cripps, quien había visitado cuatro años antes. ​
También a principios de 1946, se convocaron nuevas elecciones en la India. Más temprano, al final de la guerra en 1945, el gobierno colonial había anunciado el juicio público de los tres oficiales superiores de derrotado Ejército Nacional Indio de Bose, que fue acusado de traición. Ahora bien, como comenzaron los ensayos, la dirección del Congreso, aunque ambivalente hacia el INA, optó por defender los agentes acusados. Las condenas subsiguientes de los oficiales, la protesta pública en contra de las convicciones, y la eventual remisión de las penas, crean la propaganda positiva para el Congreso, que sólo ayudó en victorias electorales posteriores del partido en ocho de las once provincias. Las negociaciones entre el Congreso y la Liga Musulmana, sin embargo, tropezaron con el problema de la partición. Jinnah proclamó el 16 de agosto de 1946, Día de Acción Directa, con el objetivo declarado de poner de relieve, con toda tranquilidad, la demanda de una patria musulmana en la India británica. Al día siguiente los disturbios entre hindúes y musulmanes estallaron en Calcuta y se extendió rápidamente a lo largo de la India británica. A pesar de que el Gobierno de la India y el Congreso fue sacudido por el curso de los acontecimientos, en septiembre, un gobierno interino encabezado por el Congreso se instaló, con Jawaharlal Nehru como primer ministro de la India unida. 

1947: Planeando la partición
Más tarde ese año, el gobierno en Gran Bretaña, por la recién llegada conclusión de la Segunda Guerra Mundial, y consciente de que no tenía ni el mandato en casa, ni el apoyo internacional, ni la fiabilidad de las fuerzas nativas para continuar con el controle una India Británica.
A finales de 1945, y el Comandante en Jefe de la India, el general Auckinleck aconseja que había una amenaza real en 1946 del trastorno anti- británica a gran escala por valor de incluso una bien organizada ascendente con el objetivo de expulsar a los británicos paralizando la administración.
...Estaba claro para Attlee que todo dependía del espíritu y la fiabilidad del Ejército de la India:
"A condición de que cumplan con su deber, la insurrección armada en la India no sería un problema insoluble. Si, sin embargo, el ejército indio era ir a la inversa, la imagen sería muy diferente... Por lo tanto, concluyó Wavell, si el ejército y la policía "fracasaban" Gran Bretaña se vería obligado a ir. En teoría, podría ser posible revivir y revitalizar los servicios, y gobernar durante otros quince a veinte años, pero:
Es un error suponer que la solución radica en tratar de mantener el status quo. Tenemos ya no son los recursos, ni el prestigio o la confianza necesaria en nosotros mismos decidió poner fin a la dominación británica de la India, a principios de 1947 y Gran Bretaña anunció su intención de transferir el poder antes de junio de 1948.
Porcentaje de Hindúes por distrito, Mapa del imperio Británico, 1909.

A medida que se acercaba la independencia, la violencia entre hindúes y musulmanes en las provincias de Punjab y Bengala continuado sin cesar. Con el ejército británico sin preparación para el potencial de aumento de la violencia, el nuevo virrey, Louis Mountbatten, adelantó la fecha para la transferencia del poder, lo que permite menos de seis meses para un plan de común acuerdo por la independencia. En junio de 1947, los líderes nacionalistas, entre ellos Sardar Patel, Nehru y Abul Kalam Azad en nombre del Congreso, Jinnah en representación de la Liga Musulmana, BR Ambedkar representación de la comunidad intocable, y Master Tara Singh en representación de los sijs, acordaron una partición de la país a lo largo de líneas religiosas en marcado contraste con las ideas de Gandhi. Las áreas predominantemente hindúes y sij fueron asignados a la nueva nación de la India y áreas predominantemente musulmanes a la nueva nación de Pakistán; el plan incluye una partición de las provincias de mayoría musulmana de Punjab y Bengala.
Porcentaje de Musulmanes por distrito. Mapa del Imperio Indo Británico, 1909. 

1947: Violencia, partición, e independencia
El 14 de agosto de 1947, el nuevo Dominio de Pakistán (más tarde República Islámica de Pakistán) entró en vigor, con Muhammad Ali Jinnah juramento como su primer gobernador general en Karachi. Al día siguiente, 15 de agosto de 1947, la India, la Unión de la India, (más tarde República de la India) nació con ceremonias oficiales en Nueva Delhi y Jawaharlal Nehru asumiendo la oficina del primer ministro, y el virrey, Louis Mountbatten, permanecer como su primer gobernador general.
La gran mayoría de los indios se mantuvo en su lugar con independencia, pero en las zonas fronterizas millones de personas (musulmanes, sijs, hindúes y reubicadas) a través de las fronteras recién elaborados. En el Punjab, donde las nuevas líneas fronterizas dividen la región sij por la mitad, hubo mucho derramamiento de sangre; en Bengala y Bihar, donde la presencia de Gandhi aplacado los ánimos comunales, la violencia fue más limitado. En total, en algún lugar entre 250.000 y 500.000 personas en ambos lados de las nuevas fronteras, entre las dos poblaciones de refugiados y residentes de las tres religiones, murieron en la violencia. Otras estimaciones del número de muertes son tan altos como 1.500.000. 

Impacto ideológico
Desde que la India ha mantenido tales instituciones británicas centrales como los gobiernos parlamentarios, de una sola persona, un voto, y el estado de derecho a través de los tribunales no partidistas. Se conservó algunos de los arreglos institucionales del Raj, tales como la administración del distrito, las universidades y las bolsas de valores. Un cambio importante fue el rechazo de los estados principescos separados. Metcalf muestra que a lo largo de dos siglos, los intelectuales británicos y especialistas indios hicieron la más alta prioridad lograr la paz, la unidad y el buen gobierno de la India.
Se ofrecieron muchos métodos que compiten para llegar a la meta. Por ejemplo, Cornwallis recomienda girar el bengalí Zamindar en la clase de terratenientes ingleses que controlaba los asuntos locales en Inglaterra. Munro propuso tratar directamente con los campesinos. Sir William Jones y los orientalistas promovidos sánscritos, mientras que Macaulay promovió el idioma inglés. Zinkin sostiene que en el largo plazo, lo que más importa sobre el legado del Raj es las ideologías políticas británicas que los indios se hicieran cargo después de 1947, especialmente en la creencia en la unidad, la democracia, el estado de derecho y una cierta igualdad más allá de la casta y credo. Zinkin ve esto no sólo en el partido del Congreso, sino también entre nacionalistas hindúes en el Bharatiya Janata Party, que hace hincapié específicamente en las tradiciones hindúes. 

Hambrunas, las epidemias, la salud pública
Según Angus Maddison, "Los británicos contribuyeron a la salud pública mediante la introducción de la vacunación contra la viruela, el establecimiento de la medicina occidental y la formación de los médicos modernos, al matar las ratas, y el establecimiento de procedimientos de cuarentena. Como resultado, la tasa de mortalidad se redujo y la población de la India creció en 1947 a veces más de dos años y a- mitad de su tamaño en 1757".
El crecimiento de la población se agravó la difícil situación del campesinado. Como resultado de la paz y la mejora del saneamiento y la salud, la población india se elevó de tal vez 100 millones en 1700 a 300 millones en 1920. Mientras que el fomento de la productividad agrícola, los británicos también proporcionaron incentivos económicos a tener más hijos para ayudar en los campos. A pesar de un aumento de población similar ocurrió en Europa, al mismo tiempo, el creciente número podrían ser absorbidos por la industrialización o la emigración a las Américas y Australia. India disfrutó de una revolución industrial ni tampoco un aumento en el cultivo de alimentos. Por otra parte, los propietarios de la India tenían una participación en el sistema de cultivos comerciales y desalienta la innovación. Como resultado, las cifras de población superaron con creces la cantidad de alimentos y tierras disponibles, la creación de la pobreza extrema y el hambre generalizada.
Durante el Raj Británico, la India experimentó algunas de las peores hambrunas jamás registrados, incluyendo la gran hambruna de 1876-1878, en la que 6,1 millones a 10,3 millones de personas murieron​ y la hambruna indio de 1899-1900, en la que 1,25 a 10 millones de personas murieron. Investigaciones recientes, incluyendo el trabajo de Mike Davis y Amartya Sen, argumentan que las hambrunas en la India se hicieron política británica más grave en la India. El evento de El Niño causó la hambruna de 1876-1878 en la India.
Después de haber sido criticado por el alivio de esfuerzo fallido mal durante la hambruna de Orissa de 1866, Las autoridades británicas comenzaron a discutir la política de hambre al poco tiempo, ya principios de 1868 Sir William Muir, teniente - gobernador de las provincias noroccidentales, emitió una orden declarando que famosa:
"... Distrito cada oficial se llevará a cabo personalmente responsable de que las muertes no se produjeron de hambre que podría haber sido evitado por cualquier esfuerzo o la disposición de su parte o la de sus subordinados".
La primera pandemia de cólera comenzó en Bengala, luego se extendió por toda la India 1820. Diez mil soldados británicos y un sinnúmero de indios murieron durante la pandemia. Muertes estimadas en la India entre 1817 y 1860 superaron los 15 millones. Otro 23 millones de personas murieron entre 1865 y 1917. La tercera pandemia de la peste comenzó en China a mediados del siglo XIX, la propagación de enfermedades a todos los continentes habitados y mató a 10 millones de personas sólo en la India. ​Waldemar Haffkine, que trabajó principalmente en la India, se convirtió en el primer microbiólogo para desarrollar y desplegar las vacunas contra el cólera y la peste bubónica. En 1925 el Laboratorio de Peste en Bombay pasó a denominarse Instituto Haffkine.
Las Fiebres catalogada como una de las principales causas de muerte en la India en el siglo XIX. El británico Sir Ronald Ross, que trabaja en el Hospital General de Presidencia en Calcuta, finalmente, en 1898 demostró que los mosquitos transmiten la malaria, mientras trabajaba en el Deccan en Secunderabad, donde el Centro de Enfermedades Tropicales y Transmisibles ahora se nombra en su honor.
En 1881, alrededor de 120.000 pacientes de lepra existían en la India. El gobierno central aprobó la Ley de leprosos de 1898, que proporcionó disposición legal para el confinamiento forzoso de los enfermos de lepra en la India. Bajo la dirección de Mountstuart Elphinstone se puso en marcha un programa para propagar vacunación contra la viruela. La vacunación masiva en la India dio lugar a una importante disminución de la mortalidad de la viruela a finales del siglo XIX. ​ En 1849, casi el 13 % de todas las muertes se debieron a Calcuta la viruela.
Sir Robert Grant dirigió su atención al establecimiento de una institución sistemática en Bombay para impartir los conocimientos médicos a los nativos. En 1860, Grant Medical College se convirtió en una de las cuatro universidades reconocidas para los cursos de enseñanzas conducentes a grados (junto Elphinstone College, Deccan College y la universidad de leyes, Mumbai). 

Jawaharlal Nehru nació el 14 de noviembre de 1889 en Allahabad en la India británica. Su padre, Motilal Nehru (1861-1931), un abogado rico que perteneció a la comunidad de Pandit de Cachemira, sirvió dos veces como Presidente del Congreso Nacional Indio durante la Lucha de Independencia. Su madre, Swaruprani Thussu (1868-1938), que provenía de una conocida familia brahmin de Cachemira establecida en Lahore, fue la segunda esposa de Motilal, la primera que murió en el parto. Jawaharlal era el mayor de tres hijos, dos de los cuales eran niñas. La hermana mayor, Vijaya Lakshmi, más tarde se convirtió en la primera mujer presidenta de la Asamblea General de las Naciones Unidas. La hermana más joven, Krishna Hutheesing, se convirtió en una notable escritora y autora de varios libros sobre su hermano.
Nehru se convirtió en un ardiente nacionalista durante su juventud. La Segunda Guerra Boer y la Guerra Ruso-Japonesa intensificaron sus sentimientos. Acerca de este último escribió: "[Las] victorias japonesas [habían] despertado mi entusiasmo... Las ideas nacionalistas me llenaban la mente... Reflexioné sobre la libertad india y la libertad asiática de la esclavitud de Europa". 
Más tarde, cuando comenzó su educación institucional en 1905 en Harrow, una escuela líder en Inglaterra, se vio muy influenciado por los libros Garibaldi de GM Trevelyan, que había recibido como premios por mérito académico. Consideraba a Garibaldi como un héroe revolucionario. Él escribió: "Visiones de hechos similares en la India vinieron antes, de [mi] gallarda lucha por la libertad [india] y en mi mente India e Italia se mezclaron extrañamente". 
Nehru fue al Trinity College de Cambridge en octubre de 1907 y se graduó con honores en ciencias naturales en 1910. Durante este período, también estudió política, economía, historia y literatura de manera despareja. Los escritos de Bernard Shaw, HG Wells, JM Keynes, Bertrand Russell, Lowes Dickinson y Meredith Townsend moldearon gran parte de su pensamiento político y económico. 
Después de completar su licenciatura en 1910, Nehru se mudó a Londres y estudió derecho en Inner temple Inn. Durante este tiempo, continuó estudiando a los eruditos de la Sociedad Fabiana, incluida Beatrice Webb. Fue llamado al Colegio de Abogados en 1912.
Después de regresar a la India en agosto de 1912, Nehru se inscribió como defensor del Tribunal Superior de Allahabad y trató de establecerse como abogado. Pero, a diferencia de su padre, solo tenía un interés desganado en su profesión y no le gustaba ni la práctica de la ley ni la compañía de abogados. Él escribió: "Decididamente, la atmósfera no fue intelectualmente estimulante y una sensación de absoluta insipidez de la vida creció sobre mí". Su participación en la política nacionalista reemplazaría gradualmente su práctica legal en los próximos años.
La primera gran participación nacional de Nehru se produjo al comienzo del movimiento de no cooperación en 1920. Lideró el movimiento en las Provincias Unidas (ahora Uttar Pradesh). Nehru fue arrestado bajo cargos de actividades antigubernamentales en 1921, y fue liberado unos meses después. En la brecha que se formó en el Congreso tras el cierre repentino del movimiento de no cooperación después del incidente Chauri Chaura, Nehru permaneció leal a Gandhi y no se unió al partido Swaraj formado por su padre Motilal Nehru y CR Das.
Nehru jugó un papel de liderazgo en el desarrollo de la perspectiva internacionalista de la lucha por la independencia de la India. Buscó aliados extranjeros para la India y forjó vínculos con movimientos por la independencia y la democracia en todo el mundo. En 1927, sus esfuerzos dieron sus frutos y el Congreso fue invitado a asistir al congreso de nacionalidades oprimidas en Bruselas, en Bélgica. La reunión fue convocada para coordinar y planificar una lucha común contra el imperialismo. Nehru representó a India y fue elegido para el Consejo Ejecutivo de la Liga contra el Imperialismo que nació en esta reunión. 
Cada vez más, Nehru veía la lucha por la independencia del imperialismo británico como un esfuerzo multinacional por las diversas colonias y dominios del Imperio; algunas de sus declaraciones sobre este tema, sin embargo, fueron interpretadas como complicidad con el ascenso de Hitler y sus intenciones desposadas. Ante estas acusaciones, Nehru respondió: "Tenemos simpatía por el movimiento nacional de árabes en Palestina porque está dirigido contra el imperialismo británico. Nuestras simpatías no pueden debilitarse por el hecho de que el movimiento nacional coincide con los intereses de Hitler". 
Nehru fue uno de los primeros líderes nacionalistas en darse cuenta del sufrimiento de la gente en los estados gobernados por príncipes indios. Sufrió encarcelamiento en Nabha, un estado principesco, cuando fue allí para ver la lucha que los sikhs estaban librando contra los corruptos Mahants. El movimiento nacionalista se había confinado a los territorios bajo dominio británico directo. Ayudó a hacer de la lucha de las personas en los estados principescos una parte del movimiento nacionalista por la independencia. La Conferencia de los Pueblos de Todos los Pueblos de la India se formó en 1927. Nehru, que había apoyado la causa de la gente de los estados principescos durante muchos años, fue nombrado presidente de la conferencia en 1935. Abrió filas para convertirse en miembro de todo el espectro político. El cuerpo jugaría un papel importante durante la integración política de India, ayudando a los líderes indios Vallabhbhai Patel y VP Menon (a quienes Nehru había delegado la tarea de integrar a los estados principescos a la India) a negociar con cientos de príncipes. 
En julio de 1946, Nehru puntualmente observó que ningún estado principesco podía prevalecer militarmente contra el ejército de la India independiente. En enero de 1947, dijo que la India independiente no aceptaría el derecho divino de los reyes, y en mayo de 1947, declaró que cualquier estado principesco que se negara a unirse a la Asamblea Constituyente sería tratado como un estado enemigo. Durante la redacción de la constitución india, muchos líderes indios (excepto Nehru) de esa época estaban a favor de permitir que cada estado principesco o Estado Covenant fuera independiente como un estado federal siguiendo los lineamientos sugeridos originalmente por la Ley del Gobierno de India (1935) . Pero a medida que avanzaba la redacción de la constitución y la idea de formar una república tomó forma concreta (debido a los esfuerzos de Nehru), se decidió que todos los Estados / Estados Covenant se fusionarían con la República india. La hija de Nehru, Indira Gandhi, no reconoció a todos los gobernantes por orden presidencial en 1969. Pero esto fue anulado por el Tribunal Supremo de la India. Eventualmente, el gobierno por la Enmienda 26 a la constitución tuvo éxito en la abolición de los estados principescos de la India. El proceso iniciado por Nehru fue finalmente completado por su hija a fines de 1971.
Nehru fue uno de los primeros líderes en exigir que el Partido del Congreso resolviera hacer una ruptura completa y explícita de todos los lazos con el Imperio Británico. Su resolución para la independencia fue aprobada en la sesión del Congreso de Madrás en 1927 a pesar de las críticas de Gandhi. En ese momento también formó Independence for India league, un grupo de presión dentro del Congreso. 
En 1928, Gandhi aceptó las demandas de Nehru y propuso una resolución que exigía que los británicos le otorgasen el estado de dominio a la India en dos años. Si los británicos no cumplían con la fecha límite, el Congreso haría un llamamiento a todos los indios para luchar por la independencia completa. Nehru fue uno de los líderes que se opuso al tiempo dado a los británicos: presionó a Gandhi para exigir acciones inmediatas de los británicos. Gandhi negoció un compromiso adicional reduciendo el tiempo otorgado de dos años a uno. Nehru aceptó votar por la nueva resolución. 
Las demandas de estatus de dominio fueron rechazadas por los británicos en 1929. Nehru asumió la presidencia del Partido del Congreso durante la sesión de Lahore el 29 de diciembre de 1929 e introdujo una resolución exitosa que pedía la total independencia.  

Borrador de la declaración de independencia 
Nehru redactó la declaración de independencia de la India, que establecía: 
Creemos que es el derecho inalienable del pueblo indio, como de cualquier otra persona, tener libertad y disfrutar los frutos de su trabajo y tener las necesidades de la vida, para que puedan tener oportunidades plenas de crecimiento. También creemos que si un gobierno priva a un pueblo de estos derechos y los oprime, las personas tienen un derecho adicional para modificarlo o abolirlo. El gobierno británico en la India no solo ha privado al pueblo indio de su libertad sino que se ha basado en la explotación de las masas y ha arruinado a la India económica, política, cultural y espiritualmente. Por lo tanto, creemos que India debe cortar la conexión británica y alcanzar Purna Swaraj o completar la independencia. 
En la medianoche de la víspera de Año Nuevo de 1929, Nehru izó la bandera tricolor de la India sobre las orillas del Ravi en Lahore. Se leyó una promesa de independencia, que incluía la disposición a retener impuestos. A la multitudinaria reunión del público que asistió a la ceremonia se le preguntó si estaban de acuerdo con ella, y la gran mayoría de las personas fueron testigos de levantar la mano en señal de aprobación. 172 miembros indios de legislaturas centrales y provinciales dimitieron en apoyo de la resolución y de acuerdo con el sentimiento público indio. El Congreso le pidió a la gente de la India que observara el 26 de enero como el Día de la Independencia. Los voluntarios del Congreso, los nacionalistas y el público enarbolaron la bandera de la India públicamente en toda la India. Los planes para una desobediencia civil masiva también estaban en marcha. 
Después de la sesión de Lahore en el Congreso en 1929, Nehru gradualmente emergió como el líder supremo del movimiento de independencia de la India. Gandhi volvió a tener un rol más espiritual. Aunque Gandhi no designó oficialmente a Nehru como su heredero político hasta 1942, el país ya a mediados de la década de 1930 vio en Nehru el sucesor natural de Gandhi.  

Desobediencia civil 
Nehru y la mayoría de los líderes del Congreso inicialmente eran ambivalentes sobre el plan de Gandhi para comenzar la desobediencia civil con un satyagraha destinado al impuesto británico a la sal. Después de que la protesta cobró fuerza, se dieron cuenta del poder de la sal como símbolo. Nehru comentó acerca de la respuesta popular sin precedentes, "parecía como si un resorte hubiera sido lanzado repentinamente". Fue arrestado el 14 de abril de 1930 mientras ingresaba desde Allahabad a Raipur. Anteriormente, después de dirigirse a una gran reunión y dirigir una gran procesión, ceremoniosamente fabricó un poco de sal de contrabando. Fue acusado de violar la ley de sal, juzgar sumariamente detrás de las paredes de la prisión y sentenciado a seis meses de prisión. 
Nominó a Gandhi para sucederlo como el presidente del Congreso durante su ausencia en la cárcel, pero Gandhi declinó, y Nehru luego nominó a su padre como su sucesor. Con el arresto de Nehru, la desobediencia civil adquirió un nuevo ritmo, y las detenciones, los disparos contra las multitudes y las acusaciones de lathi se convirtieron en acontecimientos ordinarios.

Sal satyagraha 
El Salt Satyagraha logró atraer la atención del mundo. La opinión india, británica y mundial comenzó a reconocer cada vez más la legitimidad de los reclamos del partido del Congreso por la independencia. Nehru consideraba que la sal satyagraha era la marca máxima de su asociación con Gandhi, y sentía que su importancia perdurable era cambiar las actitudes de los indios: 
Por supuesto, estos movimientos ejercieron una tremenda presión sobre el gobierno británico y sacudieron la maquinaria del gobierno. Pero la verdadera importancia, en mi opinión, radicaba en el efecto que tenían en nuestra propia gente, y especialmente en las masas de las aldeas. ... La falta de cooperación los sacó del fango y les dio autoestima y confianza en sí mismos. ... Actuaron valientemente y no se sometieron tan fácilmente a una opresión injusta; su perspectiva se amplió y comenzaron a pensar un poco en términos de la India en su conjunto. ... Fue una transformación notable y el Congreso, bajo el liderazgo de Gandhi, debe tener el mérito por ello. 
Nehru elaboró ​​las políticas del Congreso y una futura nación india bajo su liderazgo en 1929. Declaró que los objetivos del congreso eran la libertad de religión, el derecho a formar asociaciones, la libertad de expresión del pensamiento, la igualdad ante la ley para cada individuo sin distinción de casta, color, credo o religión, protección de las lenguas y culturas regionales, salvaguardando los intereses de los campesinos y el trabajo, abolición de la intocabilidad, introducción de la franquicia de adultos, imposición de la prohibición, nacionalización de industrias, socialismo y establecimiento de una India secular . Todos estos objetivos formaron el núcleo de la resolución de "Derechos Fundamentales y Política Económica" redactada por Nehru en 1929-31 y ratificada por el Comité del Congreso de la India bajo el liderazgo de Gandhi. Sin embargo, algunos líderes del Congreso se opusieron a la resolución y decidieron oponerse a Nehru. 
La adhesión del socialismo como el objetivo del Congreso fue más difícil de lograr. Nehru se opuso en esto por los congresistas de derecha Vallabhbhai Patel, Rajendra Prasad y C. Rajagopalachari. Tenía el apoyo de los congresistas izquierdistas Maulana Azad y Subhas Chandra Bose. El trío se combinó para derrocar al Dr. Prasad como Presidente del Congreso en 1936. Nehru fue elegido en su lugar y ocupó la presidencia durante dos años (1936-37). Fue sucedido por sus colegas socialistas Bose (1938-39) y Azad (1940-46). Después de la caída de Bose de la corriente principal de la política india (debido a su apoyo a la violencia para expulsar a los británicos de la India, la lucha de poder entre los socialistas y los conservadores se equilibró. Sin embargo, Sardar Patel murió en 1950, dejando a Nehru como el único líder nacional icónico restante, y pronto la situación se tornó tal que Nehru pudo implementar muchas de sus políticas básicas sin obstáculos. La derecha conservadora del Congreso (compuesta por élites de la clase alta de la India) continuaría oponiéndose a los socialistas hasta el gran cisma en 1969. La hija de Nehru, Indira Gandhi  pudo cumplir el sueño de su padre mediante la enmienda 42 (1976) del Constitución india por la cual la India se convirtió oficialmente en "socialista" y "secular". 
Durante el segundo mandato de Nehru como secretario general del Congreso, propuso ciertas resoluciones sobre la política exterior de la India. A partir de ese momento, le dieron carta blanca para enmarcar la política exterior de cualquier nación india futura. Desarrolló buenas relaciones con gobiernos de todo el mundo. Él colocó firmemente a la India del lado de la democracia y la libertad en un momento en que el mundo estaba bajo la amenaza del fascismo. También se le dio la responsabilidad de planificar la economía de una futura India. Él nombró a la Comisión Nacional de Planificación en 1938 para ayudar a enmarcar tales políticas. Sin embargo, muchos de los planes enmarcados por Nehru y sus colegas se desharían con la partición inesperada de la India en 1947. 
Gandhi y Nehru en 1942 

La visita de Nehru a Europa en 1936 demostró ser el punto de inflexión en su pensamiento político y económico. Su interés real en el marxismo y su patrón de pensamiento socialista se derivan de esa gira. Sus subsiguientes estadías en prisión le permitieron estudiar el marxismo con más profundidad. Interesado en sus ideas pero repelido por algunos de sus métodos, nunca se atrevió a aceptar las escrituras de Karl Marx como escritura revelada. Sin embargo, desde ese momento, el criterio de su pensamiento económico permaneció marxista, ajustado, cuando fue necesario, a las condiciones indias. 
Cuando el partido del Congreso bajo Nehru decidió participar en las elecciones y aceptar el poder bajo el esquema de la Federación, Gandhi renunció a la membresía del partido. Gandhi no estaba en desacuerdo con la decisión de Nehru, pero consideró que si renunciaba, su popularidad entre los indios dejaría de sofocar la membresía del partido. Cuando las elecciones posteriores a la introducción de la autonomía provincial (bajo la ley del gobierno de la India de 1935) llevaron al Partido del Congreso al poder en la mayoría de las provincias, la popularidad y el poder de Nehru no tenían rival. La Liga Musulmana bajo Muhammad Ali Jinnah (quien se convertiría en el creador de Pakistán) había tenido un mal desempeño en las urnas. Nehru declaró que los únicos dos partidos que importaban en la India eran el Raj británico y el Congreso. Las declaraciones de Jinnah de que la Liga Musulmana era el tercero y el "socio igualitario" dentro de la política india fueron ampliamente rechazadas. Nehru había esperado elevar a Maulana Azad como el líder preeminente de los musulmanes indios, pero en esto, Gandhi lo minó y continuó tratando a Jinnah como la voz de los musulmanes indios.  

Resolución de Pakistán 
En marzo de 1940, Jinnah aprobó lo que se conocería como la "Resolución de Pakistán", declarando que "los musulmanes son una nación según cualquier definición de nación, y deben tener su patria, su territorio y su Estado". Este estado se conocería como Pakistán, que significa "Tierra de los puros". Nehru declaró enojado que "todos los viejos problemas... palidecen en la insignificancia antes de la última posición tomada por el líder de la Liga Musulmana en Lahore". Linlithgow hizo una oferta a Nehru el 8 de octubre de 1940. Declaró que el estado del dominio para la India era el objetivo del gobierno británico. Sin embargo, no se refirió ni a una fecha ni a un método de realización. Solo Jinnah tiene algo más preciso. "Los británicos no considerarían transferir el poder a un gobierno nacional dominado por el Congreso cuya autoridad fue" negada por elementos grandes y poderosos en la vida nacional de la India". 
En octubre de 1940, Gandhi y Nehru, abandonando su postura original de apoyar a Gran Bretaña, decidieron lanzar una campaña de desobediencia civil limitada en la que los principales defensores de la independencia de la India fueron seleccionados para participar uno por uno. Nehru fue arrestado y sentenciado a cuatro años de prisión. Después de pasar un poco más de un año en la cárcel, fue liberado, junto con otros presos del Congreso, tres días antes del bombardeo de Pearl Harbor en Hawái.  

Japón ataca a la India 
Cuando los japoneses llevaron su ataque a través de Birmania (ahora Myanmar) a las fronteras de la India en la primavera de 1942, el gobierno británico, ante esta nueva amenaza militar, decidió hacer algunos acercamientos a la India, como Nehru había deseado originalmente. El primer ministro Winston Churchill despachó a Sir Stafford Cripps, un miembro del gabinete de guerra que se sabía que era políticamente cercano a Nehru y también conocía a Jinnah, con propuestas para un arreglo del problema constitucional. Tan pronto como llegó, descubrió que la India estaba más profundamente dividida de lo que había imaginado. Nehru, ansioso por un compromiso, estaba esperanzado. Gandhi no lo era. Jinnah continuó oponiéndose al Congreso. "Pakistán es nuestra única demanda, y por Dios la tendremos", declaró el periódico de la Liga Musulmana "Dawn". 
La misión de Cripps fracasó ya que Gandhi no aceptaría nada menos que la independencia. Las relaciones entre Nehru y Gandhi se enfriaron por la negativa de este último a cooperar con Cripps, pero las dos se reconciliaron más tarde. El 15 de enero de 1941, Gandhi había declarado: 
Algunos dicen que Pandit Nehru y yo estábamos distanciados. Se requerirá mucho más que una diferencia de opinión para alejarnos. Tuvimos diferencias desde el momento en que nos convertimos en compañeros de trabajo y, sin embargo, he dicho durante algunos años y lo digo ahora que no Rajaji sino Jawaharlal será mi sucesor. 
Gandhi llamó a los británicos a abandonar la India; Nehru, aunque reacio a avergonzar el esfuerzo de guerra aliado, no tuvo otra alternativa que unirse a Gandhi. Tras la resolución Quit India aprobada por el Partido del Congreso en Bombay (ahora Mumbai) el 8 de agosto de 1942, todo el comité de trabajo del Congreso, incluidos Gandhi y Nehru, fue arrestado y encarcelado. Nehru salió de esto, su novena y última detención, solo el 15 de junio de 1945. 
Durante el período en que todos los líderes del Congreso estuvieron en la cárcel, la Liga Musulmana bajo Jinnah creció en poder. En abril de 1943, la Liga capturó a los gobiernos de Bengala y, un mes después, a la de la Provincia de la Frontera del Noroeste. En ninguna de estas provincias la Liga había tenido previamente una mayoría, solo el arresto de los miembros del Congreso lo hizo posible. Con todas las provincias dominadas por los musulmanes, excepto el Punjab bajo el control de Jinnah, el concepto artificial de un Estado musulmán separado se estaba convirtiendo en una realidad. Sin embargo, en 1944, el poder y el prestigio de Jinnah estaban disminuyendo. Se estaba desarrollando una simpatía general hacia los líderes del Congreso encarcelados entre los musulmanes, y gran parte de la culpa de la desastrosa hambruna de Bengala de 1943-1944, durante la cual murieron dos millones, recayó sobre los hombros del gobierno de la Liga Musulmana de la provincia. Los números en las reuniones de Jinnah, una vez contados en miles, pronto fueron solo unos pocos cientos. Desesperado, Jinnah abandonó la escena política para quedarse en Cachemira. Gandhi restauró su prestigio inconscientemente, que había sido liberado de prisión por motivos médicos en mayo de 1944 y se había encontrado con Jinnah en Bombay en septiembre. Allí ofreció al líder musulmán un plebiscito en las áreas musulmanas después de la guerra para ver si querían separarse del resto de la India. Esencialmente, fue una aceptación del principio de Pakistán, pero no en muchas palabras. Jinnah exigió que se dijeran las palabras exactas; Gandhi se negó y las conversaciones fracasaron. Jinnah, sin embargo, había fortalecido mucho su propia posición y la de la Liga. Se había visto que el miembro más influyente del Congreso negociaba con él en igualdad de condiciones. Otros líderes de la Liga Musulmana, opuestos tanto a Jinnah como a la partición de India, perdieron fuerza.  

Primer ministro de la India (1947-64)
Nehru y sus colegas fueron liberados cuando la Misión del Gabinete de 1946 en la India llegó para proponer planes de transferencia de poder. 
Una vez electo, Nehru encabezó un gobierno interino, que se vio afectado por los brotes de violencia comunal y desorden político, y la oposición de la Liga Musulmana encabezada por Muhammad Ali Jinnah, que exigía un estado musulmán separado de Pakistán. Después de las ofertas fallidas para formar coaliciones, Nehru a regañadientes apoyó la partición de la India, de acuerdo con un plan lanzado por los británicos el 3 de junio de 1947. Él asumió el cargo de primer ministro de la India el 15 de agosto, y pronunció su discurso inaugural titulado "Tryst con Destiny".
El 30 de enero de 1948, Gandhi recibió un disparo mientras caminaba hacia una plataforma desde la cual debía dirigirse a una reunión de oración. El asesino, Nathuram Godse, era un nacionalista hindú con vínculos con el extremista hindú Mahasabha, que responsabilizó a Gandhi por debilitar a la India al insistir en un pago a Pakistán. Nehru se dirigió a la nación a través de la radio:
Amigos y camaradas, la luz se ha ido de nuestras vidas, y hay oscuridad en todas partes, y no sé muy bien qué decirte o cómo decirlo. Nuestro amado líder, Bapu, como lo llamamos, el padre de la nación, ya no existe. Quizás estoy equivocado al decir eso; sin embargo, no lo volveremos a ver, como lo hemos visto durante tantos años, no acudiremos a él en busca de consejo ni buscaremos consuelo de él, y ese es un golpe terrible, no solo para mí, sino para millones y millones en este país. 
El presidente Harry Truman y Jawaharlal Nehru, con la hermana de Nehru, Madame Pandit, durante la visita de Nehru a los Estados Unidos, octubre de 1949.
Yasmin Khan argumentó que la muerte y el funeral de Gandhi ayudaron a consolidar la autoridad del nuevo estado indio bajo Nehru y Patel. El Congreso controló estrictamente las manifestaciones públicas épicas de dolor durante un período de dos semanas -el funeral, los rituales funerarios y la distribución de las cenizas de los mártires- cuando millones participaron y cientos de millones observaron. El objetivo era afirmar el poder del gobierno, legitimar el control del Partido del Congreso y reprimir a todos los grupos religiosos paramilitares. Nehru y Patel suprimieron el RSS, la Guardia Nacional Musulmana y los Khaksars, con unos 200,000 arrestos. La muerte y el funeral de Gandhi vincularon el estado lejano con el pueblo indio y hicieron que los entiendan más la necesidad de suprimir las fiestas religiosas durante la transición a la independencia del pueblo indio. 
En años posteriores, surgió una escuela de historia revisionista que buscaba culpar a Nehru por la partición de la India, refiriéndose principalmente a sus políticas altamente centralizadas para una India independiente en 1947, a lo que Jinnah se opuso en favor de una India más descentralizada. Tales puntos de vista han sido promovidos por el partido nacionalista hindú Bharatiya Janata Party (BJP), que favorece a un gobierno central descentralizado en la India. 
En los años posteriores a la independencia, Nehru con frecuencia recurría a su hija Indira para cuidarlo y administrar sus asuntos personales. Bajo su liderazgo, el Congreso obtuvo una abrumadora mayoría en las elecciones de 1952. Indira se mudó a la residencia oficial de Nehru para atenderlo y se convirtió en su compañero constante en sus viajes por la India y el mundo. Indira se convertiría prácticamente en el jefe de personal de Nehru.
Nehru había llevado al Congreso a una gran victoria en las elecciones de 1957, pero su gobierno enfrentaba crecientes problemas y críticas. Desilusionado por la supuesta corrupción dentro del partido y las disputas, Nehru pensó en renunciar, pero continuó sirviendo. La elección de su hija Indira como presidenta del Congreso en 1959 suscitó críticas por presunto nepotismo, aunque en realidad Nehru había desaprobado su elección, en parte porque consideraba que olía a "dinasticismo"; dijo, de hecho era "totalmente antidemocrático y algo indeseable", y le negó un puesto en su gabinete. Indira estaba en desacuerdo con su padre sobre la política; más notable, ella usó su deferencia personal a menudo declarada al Comité de Trabajo del Congreso para presionar a través del despido del gobierno del Partido Comunista de la India en el estado de Kerala, por sus propias objeciones. Nehru comenzó a avergonzarse con frecuencia por su crueldad e indiferencia hacia la tradición parlamentaria, y fue "herida" por lo que él vio como una asertividad sin otro propósito que el de establecer una identidad independiente de su padre. 
En las elecciones de 1962, Nehru condujo al Congreso a la victoria con una mayoría disminuida. Los partidos comunistas y socialistas fueron los principales beneficiarios, aunque algunos grupos de derecha como Bharatiya Jana Sangh también lo hicieron bien. 
Hubo cuatro intentos de asesinato conocidos en Nehru. El primer atentado contra su vida fue durante la partición en 1947, cuando visitaba la Provincia de la Frontera del Noroeste (ahora en Pakistán) en un automóvil. El segundo fue por un extractor de rickshaw con cuchillos en Maharashtra en 1955. El tercero ocurrió en Bombay (ahora Maharashtra) en 1956. El cuarto fue un fallido intento de bombardeo en pistas de tren en Maharashtra en 1961. A pesar de las amenazas a su vida, Nehru despreciaba tener demasiada seguridad a su alrededor y no le gustaba interrumpir el tráfico debido a su movimiento. 

Políticas económicas
Nehru implementó políticas basadas en la industrialización por sustitución de importaciones y abogó por una economía mixta donde el sector público controlado por el gobierno coexistiría con el sector privado. Él creía que el establecimiento de la industria básica y pesada era fundamental para el desarrollo y la modernización de la economía india. El gobierno, por lo tanto, dirigió la inversión principalmente hacia las industrias clave del sector público: acero, hierro, carbón y electricidad, promoviendo su desarrollo con subsidios y políticas proteccionistas. 
La política de no alineamiento durante la Guerra Fría significó que Nehru recibiera apoyo financiero y técnico de ambos bloques de poder para construir la base industrial de la India desde cero. Se construyeron complejos de fábricas de acero en Bokaro y Rourkela con asistencia de la Unión Soviética y Alemania Occidental. Hubo un desarrollo industrial sustancial.  La industria creció un 7,0 por ciento anual entre 1950 y 1965, casi triplicando la producción industrial y convirtiendo a India en el séptimo país industrial más grande del mundo. Los críticos de Nehru, sin embargo, sostuvieron que la industrialización de sustitución de importaciones de la India, que continuó mucho después de la era Nehru, debilitó la competitividad internacional de sus industrias manufactureras. La participación de la India en el comercio mundial disminuyó del 1,4 por ciento en 1951-1960 al 0,5 por ciento en 1981-1990. Por otro lado, se argumenta que el rendimiento de las exportaciones de la India en realidad ha mostrado una mejora sostenida durante el período. El volumen de las exportaciones aumentó a una tasa anual del 2,9 por ciento en 1951-1960 al 7,6 por ciento en 1971-1980. 
El PBI y el PNB crecieron 3.9 y 4.0 por ciento anualmente entre 1950-51 y 1964-65. Fue una ruptura radical del período colonial británico. Pero, en comparación con otras potencias industriales en Europa y el este de Asia, las tasas de crecimiento fueron consideradas anémicas en el mejor de los casos. India quedó rezagada respecto de las economías milagrosas (Japón, Alemania Occidental, Francia e Italia). Se argumentó que la planificación, los controles y las reglamentaciones estatales tenían problemas de crecimiento económico. Mientras que la economía de la India creció más rápido que el Reino Unido y los Estados Unidos -bajo ingreso inicial y rápido crecimiento de la población- significaba que el crecimiento era inadecuado para cualquier tipo de convergencia con las naciones ricas en ingresos. 

Política agraria
Bajo el liderazgo de Nehru, el gobierno intentó desarrollar la India rápidamente al embarcarse en la reforma agraria y la rápida industrialización. Se introdujo una reforma agraria exitosa que abolió la tenencia de tierras gigantes, pero los esfuerzos por redistribuir la tierra limitando la propiedad de la tierra fracasaron. Los intentos de introducir una agricultura cooperativa a gran escala fueron frustrados por las elites rurales terratenientes, que formaron el núcleo de la poderosa derecha del Congreso y contaron con considerable apoyo político para oponerse a los esfuerzos de Nehru. La producción agrícola se expandió hasta principios de la década de 1960, a medida que se cultivaban tierras adicionales y algunos proyectos de irrigación comenzaron a tener efecto. El establecimiento de universidades agrícolas, siguiendo el modelo de las universidades de concesión de tierras en los Estados Unidos, contribuyó al desarrollo de la economía. Estas universidades trabajaron con variedades de alto rendimiento de trigo y arroz, desarrolladas inicialmente en México y Filipinas, que en la década de 1960 iniciaron la Revolución Verde, un esfuerzo por diversificar e incrementar la producción de cultivos. Al mismo tiempo, una serie de monzones fallidos causaría una grave escasez de alimentos a pesar del progreso constante y el aumento de la producción agrícola. 

Reorganización de los Estados, 1956
El Imperio Indio Británico, que incluía la actual India, Pakistán y Bangladesh, estaba dividido en dos tipos de territorios: las provincias de la India británica, que estaban gobernadas directamente por funcionarios británicos responsables ante el Gobernador General de la India; y estados principescos, bajo el gobierno de gobernantes hereditarios locales que reconocieron la soberanía británica a cambio de la autonomía local, en la mayoría de los casos según lo establecido por el tratado. Entre 1947 y alrededor de 1950, los territorios de los estados principescos se integraron políticamente en la Unión India bajo Nehru y Sardar Patel. La mayoría se fusionaron con las provincias existentes; otros se organizaron en nuevas provincias, como Rajputana, Himachal Pradesh, Madhya Bharat y Vindhya Pradesh, compuestas por múltiples estados principescos; algunos, incluyendo Mysore, Hyderabad, Bhopal y Bilaspur, se convirtieron en provincias separadas. La Ley del Gobierno de la India de 1935 siguió siendo la ley constitucional de la India en espera de la aprobación de una nueva Constitución.
La nueva Constitución de la India, que entró en vigor el 26 de enero de 1950, convirtió a la India en una república democrática soberana. Nehru declaró que la nueva república era una "Unión de Estados". La constitución de 1950 distinguió entre tres tipos principales de estados: los estados de la Parte A, que fueron las provincias de los gobernadores anteriores de la India británica, fueron gobernados por un gobernador electo y una legislatura estatal. Los estados de la Parte B eran antiguos estados principescos o grupos de estados principescos, gobernados por un rajpramukh, quien solía ser el gobernante de un estado constituyente, y una legislatura elegida. El rajpramukh fue nombrado por el presidente de la India. Los estados de la Parte C incluían las provincias de los ex comisionados principales y algunos estados principescos, y cada uno estaba gobernado por un comisionado jefe designado por el Presidente de la India. El único estado de la Parte D eran las Islas Andaman y Nicobar, que eran administradas por un vicegobernador designado por el gobierno central.
En diciembre de 1953, Nehru nombró a la Comisión de Reorganización de los Estados para preparar la creación de estados en líneas lingüísticas. Esto fue encabezado por el juez Fazal Ali y la misma comisión también se conocía como la Comisión Fazal Ali. Los esfuerzos de esta comisión fueron supervisados ​​por Govind Ballabh Pant, que se desempeñó como Ministro del Interior de Nehru desde diciembre de 1954. La comisión creó un informe en 1955 recomendando la reorganización de los estados de la India. Conforme a la Séptima Enmienda, se eliminó la distinción existente entre los estados Parte A, Parte B, Parte C y Parte D. La distinción entre los estados de la Parte A y la Parte B se eliminó, llegando a conocerse simplemente como "estados". Un nuevo tipo de entidad, el territorio de la unión, reemplazó la clasificación como un estado Parte C o Parte D. Nehru hizo hincapié en la comunidad entre los indios y promovió el panindianismo. Se negó a reorganizar los estados por motivos religiosos o étnicos. Los académicos occidentales en su mayoría elogiaron a Nehru por la integración de los estados en una república moderna, pero el acto no fue aceptado universalmente en la India.

Políticas sociales 
Jawaharlal Nehru fue un apasionado defensor de la educación para los niños y jóvenes de la India, creyendo que era esencial para el progreso futuro de la India. Su gobierno supervisó el establecimiento de muchas instituciones de educación superior, incluyendo el Instituto de Ciencias Médicas de la India, los Institutos Indios de Tecnología, los Institutos Indios de Administración y los Institutos Nacionales de Tecnología.. Nehru también delineó un compromiso en sus planes de cinco años para garantizar la educación primaria gratuita y obligatoria a todos los niños de la India. Para este propósito, Nehru supervisó la creación de programas de matriculación masiva en las aldeas y la construcción de miles de escuelas. Nehru también lanzó iniciativas como la provisión de leche y comidas gratuitas a los niños para combatir la desnutrición. También se organizaron centros de educación de adultos, escuelas vocacionales y técnicas para adultos, especialmente en las zonas rurales.
Bajo Nehru, el Parlamento indio promulgó muchos cambios a la ley hindú para criminalizar la discriminación de castas y aumentar los derechos legales y las libertades sociales de las mujeres. Se creó un sistema de reservas en los servicios gubernamentales y las instituciones educativas para erradicar las desigualdades sociales y las desventajas que enfrentan los pueblos de las castas y las tribus programadas. Nehru también defendió el secularismo y la armonía religiosa, aumentando la representación de las minorías en el gobierno.
Nehru escribió específicamente el artículo 44 de la Constitución india bajo los Principios Directivos de la Política de Estado que establece: "El Estado se esforzará por garantizar a los ciudadanos un código civil uniforme en todo el territorio de la India". El artículo ha formado la base del secularismo en India. Sin embargo, Nehru ha sido criticado por la aplicación inconsistente de la ley. En particular, Nehru permitió a los musulmanes mantener su ley personal en asuntos relacionados con el matrimonio y la herencia. También en el pequeño estado de Goa, un código civil basado en las antiguas Leyes de la Familia Portuguesa se permitió continuar, y la ley personal musulmana fue prohibida por Nehru. Este fue el resultado de la anexión de Goa en 1961 por la India, cuando Nehru prometió a la gente que sus leyes quedarían intactas. Esto ha llevado a acusaciones de secularismo selectivo.
Si bien Nehru eximió a la legislación musulmana de la legislación y no se reformaron, sí aprobó la Ley Especial de Matrimonio en 1954. La idea detrás de este acto fue darles a todos en la India la posibilidad de casarse fuera de la ley personal bajo un matrimonio civil. Como de costumbre, la ley se aplica a toda la India, excepto Jammu y Cachemira (lo que nuevamente da lugar a acusaciones de secularismo selectivo). En muchos aspectos, el acto fue casi idéntico al Acta de Matrimonio Hindú de 1955, que da una idea de cuán secularizada se había vuelto la ley con respecto a los hindúes. La Ley de Matrimonio Especial les permitió a los musulmanes casarse por debajo y por lo tanto retienen las protecciones, generalmente beneficiosas para las mujeres musulmanas, que no se pueden encontrar en la ley personal. Según el acto, la poligamia era ilegal, y la herencia y la sucesión se regirían por la Ley de sucesión india, en lugar de la respectiva Ley personal musulmana. El divorcio también se regiría por la ley secular, y el mantenimiento de una esposa divorciada sería según lo establecido en la ley civil.
Nehru dirigió la facción del partido del Congreso, que promovió el hindi como lingua-franca de la nación india. Después de un debate exhaustivo y divisivo con los hablantes no hindúes, el hindi fue adoptado como el idioma oficial de la India en 1950, y el inglés continuó como lengua oficial asociada durante un período de quince años, después del cual el hindi se convirtió en el único idioma oficial. Los esfuerzos del gobierno indio por hacer del hindi el único idioma oficial después de 1965 no eran aceptables para muchos estados de la India no hindú, que deseaban continuar el uso del inglés. El Dravida Munnetra Kazhagam (DMK), un descendiente de Dravidar Kazhagam, lideró la oposición al hindi. Para disipar sus temores, Nehru promulgó la Ley de Lenguas Oficiales en 1963 para asegurar el uso continuo del inglés más allá de 1965. El texto de la Ley no satisfizo al DMK y aumentó su escepticismo de que sus garantías no serían respetadas por las futuras administraciones. El problema se resolvió durante la presidencia de Lal Bahadur Shastri, quien bajo gran presión de la hija de Nehru, Indira Gandhi, se hizo para dar garantías de que se seguiría utilizando el inglés como idioma oficial mientras los estados que no hablan hindi lo desearan. La Ley de idiomas oficiales finalmente fue enmendada en 1967 por el gobierno del Congreso encabezado por Indira Gandhi para garantizar el uso indefinido del hindi y el inglés como idiomas oficiales. Esto efectivamente aseguró la actual "política virtual e indefinida de bilingüismo" de la República India. 

Bibliografía
Allan, J., T. Wolseley Haig, H. H. Dodwell. The Cambridge Shorter History of India (1934) 996pp online; at Google.
Anstey, Vera. The economic development of India (4th ed. 1952), thorough scholarly coverage; focus on 20th century down to 1939.
Bandhu, Deep Chand. History of Indian National Congress (2003) 405pp
Bandyopadhyay, Sekhar (2004), From Plassey to Partition: A History of Modern India, New Delhi and London: Orient Longmans. Pp. xx, 548., ISBN 978-81-250-2596-2.
Bayly, C. A. (2000), Empire and Information: Intelligence Gathering and Social Communication in India, 1780–1870 (Cambridge Studies in Indian History and Society), Cambridge and London: Cambridge University Press. ISBN 978-0-521-66360-1 
Bayly, Christopher; Harper, Timothy (2007), Forgotten Wars: Freedom and Revolution in Southeast Asia, Harvard University Press, ISBN 978-0-674-02153-2, consultado el 21 de septiembre de 2013 
Bayly, C. A. (1990), Indian Society and the Making of the British Empire (The New Cambridge History of India), Cambridge and London: Cambridge University Press. Pp. 248, ISBN 978-0-521-38650-0.
Brown, Judith M. (1994), Modern India: The Origins of an Asian Democracy, Oxford University Press. Pp. xiii, 474, ISBN 978-0-19-873113-9.
Brown, Judith M. Gandhi: Prisoner of Hope (1991), scholarly biography.
Brown, Judith M.; Louis, Wm. Roger, eds. (2001), Oxford History of the British Empire: The Twentieth Century, Oxford University Press. Pp. 800, ISBN 978-0-19-924679-3.
Bose, Sugata; Jalal, Ayesha (2003), Modern South Asia: History, Culture, Political Economy, Routledge, ISBN 978-0-415-30787-1.
Chandavarkar, Rajnarayan (1998), Imperial Power and Popular Politics: Class, Resistance and the State in India, 1850–1950, (Cambridge Studies in Indian History & Society). Cambridge University Press. Pp. 400, ISBN 978-0-521-59692-3.
Chatterji, Joya (1993), Bengal Divided: Hindu Communalism and Partition, 1932–1947, Cambridge University Press. Pp. 323, ISBN 978-0-521-52328-8.
Copland, Ian (2001), India 1885–1947: The Unmaking of an Empire (Seminar Studies in History Series), Harlow and London: Pearson Longmans. Pp. 160, ISBN 978-0-582-38173-5. 
Coupland, Reginald. India: A Re-Statement (Oxford University Press, 1945), evaluation of the Raj, emphasising government. Online edition.
Dodwell H. H., ed. The Cambridge History of India. Volume 6: The Indian Empire 1858–1918. With Chapters on the Development of Administration 1818–1858 (1932) 660pp online edition; also published as vol 5 of the Cambridge History of the British Empire.
James, Lawrence. Raj: The Making and Unmaking of British India (2000).
Judd, Dennis (2004), The Lion and the Tiger: The Rise and Fall of the British Raj, 1600–1947, Oxford and New York: Oxford University Press. Pp. xiii, 280, ISBN 978-0-19-280358-0 .
Kumar, Dharma, and Meghnad Desai, eds. The Cambridge Economic History of India, Volume 2: c. 1757–2003 (2010), 1114pp; articles by scholars ISBN 978-81-250-2731-7
Louis, William Roger, and Judith M. Brown, eds. The Oxford History of the British Empire (5 vol 1999–2001), with numerous articles on the Raj
Ludden, David. India And South Asia: A Short History (2002)
Majumdar, Ramesh Chandra; Raychaudhuri, Hemchandra; Datta, Kalikinkar (1950), An advanced history of India 
Metcalf, Barbara (2006), A Concise History of Modern India (Cambridge Concise Histories), Cambridge and New York: Cambridge University Press. Pp. xxxiii, 372, ISBN 978-0-521-68225-1 
Mansingh, Surjit The A to Z of India (2010), a concise historical encyclopaedia
Marshall, P. J. (2001), The Cambridge Illustrated History of the British Empire, 400 pp., Cambridge and London: Cambridge University Press., ISBN 978-0-521-00254-7.
Markovits, Claude (ed) (2005), A History of Modern India 1480–1950 (Anthem South Asian Studies), Anthem Press. Pp. 607, ISBN 978-1-84331-152-2.
Moon, Penderel. The British Conquest and Dominion of India (2 vol. 1989) 1235pp; the fullest scholarly history of political and military events from a British top-down perspective.
Peers, Douglas M. (2006), India under Colonial Rule 1700–1885, Harlow and London: Pearson Longmans. Pp. xvi, 163, ISBN 0-582-31738-X.
Riddick, John F. The history of British India: a chronology (2006) excerpt and text search, covers 1599–1947
Riddick, John F. Who Was Who in British India (1998), covers 1599–1947
Sarkar, Sumit. Modern India, 1885–1947 (2002)
Smith, Vincent A. (1958) The Oxford History of India (3rd ed.) the Raj section was written by Percival Spear
Spear, Percival (1990), A History of India, Volume 2, New Delhi and London: Penguin Books. Pp. 298, ISBN 978-0-14-013836-8. Online edition.
Stein, Burton (2001), A History of India, New Delhi and Oxford: Oxford University Press. Pp. xiv, 432, ISBN 978-0-19-565446-2.
Thompson, Edward, and G.T. Garratt. Rise and Fulfilment of British Rule in India (1934) 690 pages; scholarly survey, 1599–1933 excerpt and text search.
Wolpert, Stanley (2003), A New History of India, Oxford and New York: Oxford University Press. Pp. 544, ISBN 978-0-19-516678-1.
Wolpert, Stanley, ed. Encyclopedia of India (4 vol. 2005) comprehensive coverage by Scholars.




[1] Después de estudiar en el Trinity College de Cambridge, se convirtió en abogado en 1826. Abandonado el foro, Thomas Babington comenzó su carrera política y en 1830 entró en el Parlamento. Destacó por una serie de discursos en favor de la reforma parlamentaria, atacando normas inadecuadas como la exclusión de los judíos.
En 1832 contribuyó al proyecto de ley para la reforma electoral y al año siguiente defendió el proyecto de ley para la abolición de la esclavitud. Entre los años 1834 y 1838 fue miembro del Consejo Supremo de la India. Estuvo en Calcuta hasta 1837 y se ocupó de la redacción del Código Penal indio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario