domingo, 11 de marzo de 2018

Capítulo 7 - Los shahi hindúes, Sultanato de Delhi, Sultanatos de Deccan


Los shahi hindúes

Las dinastías Shahi de Kabul gobernaron el valle de Kabul y Gandhara (en los actuales Pakistán y Afganistán) desde la decadencia del Imperio kushán en el siglo III hasta principios del siglo IX. Los shahis se dividen generalmente en dos eras: los shahis budistas y los shahis hindúes, con el cambio entre ellas alrededor de 870. El reino se conoció como el Shahan de Kabul o Ratbelshahan de 565 a 670, cuando las capitales se localizaron en Kapisa y Kabul, y después en Udabhandapura, también conocida como Hund.
Los shahis hindúes, con su rey Jayapala, son conocidos por su lucha para defender su reino contra los gaznávidas, en la región del este de Afganistán y Pakistán. Jayapala vio un peligro en la consolidación de los gaznávidas e invadió su capital de Ghazni, tanto durante el reinado de Sebuktigin como en el de su hijo Mahmud, con lo cual iniciaron los conflictos entre los gaznávidas musulmanes y los shahis hindúes. Sin embargo, Sebuktigin derrotó a Jayapala y lo forzó a pagar una indemnización. Jayapala incumplió el pago y volvió al campo de batalla. No obstante, Jayapala perdió el control de la región completa entre el valle de Kabul y el río Indo. Jayapala reunió un gran ejército de hindúes punyabíes. Cuando Jayapala entró en la región del Punyab, su ejército ascendía a 100 000 unidades de caballería e innumerables unidades de infantería. Sin embargo, su ejército no tuvo oportunidad contra las fuerzas occidentales, en particular contra el joven Mahmud de Ghazni. En el año 1001, poco tiempo después el sultán Mahmud llegó al poder y se mantuvo ocupado contra los qarakánidas al norte del Hindukush, Jayapala atacó Ghazni una vez más, pero sufrió otra derrota de manos de las poderosas fuerzas gaznávidas, cerca de la actual Peshawar. Después de la batalla de Peshawar, Jayapala se suicidó.
A Jayapala lo sucedió su hijo Anandapala, quien junto con otras generaciones de la dinastía shahi tomó parte en varias campañas contra el poder gaznávida en expansión, pero sin éxito. Los gobernantes hindúes finalmente se exiliaron en los montes Siwalik en Cachemira.
Los gobernantes shahi de Kapisa / Kabul que gobernaron Afganistán desde principios del siglo IV hasta el año 870 d.C fueron hindúes Kamboj Kshatriyas. Los Shahis de Afganistán fueron descubiertos en 1874 para ser conectados a la "raza" de Kamboja por E. Vesey Westmacott. 
E. Vesey Westmacott, Bishan Singh, KS Dardi, conecta Kabul Shahis con los antiguos clanes indios Kshatriya de Kambojas / Gandharas. George Scott Robertson escribe que los Kators / Katir de Kafiristán pertenecen al conocido grupo tribal Siyaposh de las tribus Kams, Kamoz y Kamtoz. Pero numerosos eruditos ahora también están de acuerdo en que las tribus Siyaposh de Hindukush son los representantes modernos de los antiguos cis-Hindukush Kambojas iraníes. 
La poderosa evidencia de Xuanzang (644) que acredita que el gobernante de Kabul / Kapisa era un devoto budista y pertenecía a la casta de Kshatriya preferiría conectar esta dinastía gobernante con los antiguos Gandharas o, más probablemente, con el clan Ashvaka de los Kambojas, el eminente Kshatriya clan de los tiempos Mauryan de la región vecina en India. 
El nombre (Katorman o Lagaturman) del último rey de la llamada primera línea Shahi de Kabul / Kapisa simplemente revela una huella de la influencia cultural de Tukhara en la región de Kamboja (Kapisa), como se insinuó en la discusión anterior. Por lo tanto, la primera dinastía gobernante de Kapisa y Kabul, designada como una dinastía Kshatriya por Xuanzang, había sido una dinastía Kamboja de la India.
Desde el siglo II a.C en adelante (mucho antes de la ascendencia Huna), los Tukharas se habían asentado en números considerables en la antigua tierra de Kamboja y así la cultura de los Kambojas sin duda sufrió algunos cambios y debido a la interacción de dos culturas, los Kambojas de Kapisa también fueron influenciados sustancialmente por tukharas que permanecieron durante un tiempo el poder gobernante en esta región. 
Este hecho también es verificado por Xuanzang, que registra que la literatura, las reglas consuetudinarias y la moneda de Bamiyan eran las mismas que las de Tukhara; el lenguaje hablado es solo un poco diferente y en apariencia personal las personas se parecen mucho a las del país Tukhara. Por otro lado, la literatura y el lenguaje escrito de Kapisa (= Kamboja) era como el de Tukharas, pero las costumbres sociales, el lenguaje coloquial, las reglas de comportamiento (y su parecido personal) diferían un poco de las del país Tukhara que significa que la comunidad original y dominante de Kapisa había absorbido la cultura y las costumbres tukharan, pero de forma limitada y que la penetración de los tukharas en el territorio de Kapisa parece haber sido también limitada. Los Kambojas y los Tukharas (turcos) se mencionan como vecinos inmediatos en el noroeste hasta el siglo VIII d.C, como demuestra Rajatarangini de Kalhana. 
También existe evidencia de que algunos escritores medievales musulmanes han confundido los clanes de Kamboja de Pamirs / Hindukush con los turcos e invistieron a los primeros con la etnia turca. Por ejemplo, el geógrafo árabe del siglo X, Al-Muqaddasi, se refiere a los miembros de la tribu Kumiji (= Kamoji / Kamboja) de las montañas Buttaman (Tayikistán), en el alto Oxus, y los llama de raza turca. Song Yun, el embajador chino en el reino Huna de Gandhara, en 520 d. C. escribe que los Yethas (Hephthalites) habían invadido Gandhara dos generaciones antes que él y habían destruido por completo este país. El entonces gobernante Yetha era extremadamente cruel, vengativo y anti- budista y había participado en una guerra fronteriza de tres años con el rey de Ki-pin (Cophene o Kapisa), disputando los límites de ese país. El rey Yetha al que se refiere Song Yun puede haber sido Mihirakula (515-540 / 547 d.C) o su gobernador. Esta evidencia también prueba que el reino de Kapisa estaba bien establecido antes de la invasión Huna / Hephthalite de Gandhara (477) y que no se sometió a los Yethas sino que sobrevivió y continuó manteniendo su independencia. 
Una vez que la influencia política de los invasores como los Kushanas o los Hephthalites había disminuido, algunos caciques nativos de los clanes dominantes originales de esta región parecen haber alcanzado el poder político y establecido un reino independiente sobre las ruinas del Kushana. 
Comentando el ascenso de la dinastía Shahi en Kabul / Kapisa, Charles Frederick Oldham observa: " Kabulistán debe haber pasado por muchas vicisitudes durante los turbulentos tiempos que siguieron al derrocamiento del gran imperio persa por el Alejandro. Sin duda, cayó durante un tiempo bajo el dominio de los gobernantes extranjeros (Yavanas, Kushanas, Hunas, etc.). Sin embargo, la gran masa de la población permaneció como politeístas zoroastrianos o chamánicos. Y probablemente también, los jefes de Kshatriya de la India conservaron una gran sombra de autoridad y conquistaron Kabulistán cuando la oportunidad surgió". 
Se dice que Barhatigin es el fundador de la dinastía que se dice que gobernó durante 60 generaciones hasta el año 870 d.C. Esto, de ser cierto, llevaría a Barhatigin y la fundación de la dinastía Shahi anterior a unos 20x60 = 1200 años, es decir, a aproximadamente el siglo IV a.C si tomamos la generación promedio de 20 años; y hasta el siglo VII a.C si una generación promedio se toma como 25 años. Es prácticamente imposible que una sola dinastía haya podido gobernar durante 1200 (o 1500) años seguidos. Además, el rey Kanik (si Kanishaka) gobernó (78-91 d.C) no sobre Kabul sino sobre Purushapura / Gandhara y sus descendientes no podrían haber gobernado durante casi 900 años como una sola dinastía sobre Kapisa / Kabul especialmente en una región fronteriza llamada la puerta de entrada de la India. La herencia prehispánica hindú y budista de Afganistán está bien establecida en la acuñación Shahi de Kabul de este período. 
Con base en la evidencia fragmentaria de las monedas, había un rey llamado Vrahitigin (¿Barhatigin?) Que pertenecía a tiempos precristianos, como las cuentas de Alberuni tendían a establecer. Si Kanik es lo mismo que Kanishaka de la raza Kushana, como suele afirmarse, la segunda afirmación de que los antepasados ​​de los primeros Shahis procedían del Tíbet se vuelve incompatible con hechos conocidos de la historia. 
Según Olaf Caroe, "los Shahis anteriores de Kabul en cierto sentido eran los herederos de la tradición de la cancillería Kushana y eran acérrimos hindúes en su carácter. Las afinidades de los primeros Shahis de Kapisa / Kabul siguen siendo especulativas, y la herencia del La tradición de la cancillería Kushan-Hephthalite y las instituciones políticas de Kabul Shahis no necesariamente los conectan con la dinastía precedente (es decir, los Kushanas o Hephthalites). 
Parece que desde el comienzo del siglo V hasta el año 793-94 d.C, la capital de Kabul Shahis fue Kapisa. Ya en el año 424 d.C, el príncipe de Kapisa (Ki-pin de los chinos) era conocido como Guna Varman. El nombre que termina en "Varman" se usa solo después del nombre de un Ksahriya. Así, la línea de gobernantes a la que se refiere Xuanzang en sus crónicas parece ser una extensión de la dinastía Kshatriya a la que pertenecía este Guna Varman de Ki-pin o Kapisa (424 d.C). Por lo tanto, esta dinastía Kshatriya ya se había establecido antes del año 424 d. C. y no era de ninguna manera una dinastía Kushana ni una Heftalita.
Parece más que probable que, en lugar de los Kushanas o Hunas o los turcos, los gobernantes Shahi de Kabul / Kapisa y Gandhara tuvieran un descenso de los vecinos clanes guerreros Kshatriya de los Kambojas conocidos como Ashvakas (qv), que en el siglo IV a. C., había ofrecido resistencia obstinada y decisiva al invasor macedonio, Alejandro, y más tarde había ayudado a Chandragupta Maurya a fundar el imperio mauryano de la India. Eran las mismas personas audaces y belicosas sobre quienes el rey Ashoka Maurya había considerado prudente y conveniente otorgar un estatus autónomo y a los que dio lugar eminente en sus Edictos V y XIII de Rock. Eran personas guerreras ferozmente independientes que nunca se habían entregado fácilmente a ningún señor extranjero. Eran las personas que, en el siglo V d.C, habían formado los mismos vecinos de los efalitas bactrianos de Oxus y contra quienes Chandragupta II de la dinastía Gupta había hecho campaña y habían obtenido tributo desde el comienzo del siglo V d. Dr. VA Smith dice que este verso épico es una reminiscencia de los tiempos en que los Hunas entraron en contacto por primera vez con la dinastía Sasánida de Persia. Sata-pañcāśaddesa-vibhaga de la época medieval El libro Tantra Saktisamgma Tantra localiza Kambojas (Kabul Shahis) Al oeste del suroeste de Cachemira (o Pir-pañcāla), al sur de Bactria y al este de Maha -Mlechcha-desa (= países mohammadan,  es decir, Khorasan / Irán) y, asimismo, localiza los Hunas ( Zabul Shahis) Al sur del valle de Kama (o Jallalabad / Afganistán) y al norte de Marudesa (o Rajputana) hacia el oeste de Punjab. 
El Kavyamimasa de Rajshekhar también enumera los Sakas, Kekayas, Kambojas, Vanayujas, Bahlikas, Hunas, Pahlvas, Limpakas, Harahuras, Hansmaragas (Hunzas), etc. en el noroeste. Dado que Rajshekhar (880-920 d.C) fue contemporáneo con Shahis hindúes, identifica a las personas llamadas Kambojas (Kabul / Kapisa), Vanayujas (Bannus), Limpakas (Lamghanis), Hunas (Zabul), Pahlvas (Persas-Maha-mlechchas), Harahuras (Red Hunas ubicado en Herat) etc. casi exactamente en las mismas localidades que fueron ocupadas por los reinos de Kabul Shahi y Zabul Shahi, respectivamente. Las evidencias mencionadas anteriormente vuelven a centrarse en los Kambojas y los Hunas juntos y los coloca cerca de los alrededores de los persas musulmanes en el noroeste. Durante el siglo I d.C y más tarde en el siglo V 477 d.C), los cis- Hindukush Kambojas y Gandharas estuvieron parcialmente bajo el dominio de invasores extranjeros como los Kushanas y los Hephthalites (Huna). Estas personas guerreras fueron temporalmente dominadas por las numerosas hordas, pero no se extinguieron; y una vez que disminuyó la marea política de las hordas extranjeras, alguien de los jefes nativos de los clanes dominantes originales (es decir, los Ksatrya Ashvakas) de esta región afirmó su autoridad y alcanzó predominio en el poder político y se estableció como Kshatriya señor de un reino independiente sobre las ruinas del antiguo imperio Kushana y / o Hephthalites.

El título de "Shahi" 
En la antigüedad, el título de Shahi parece ser un título real bastante popular en Afganistán y las áreas del noroeste del subcontinente indio. Sakas, Kushanas, Hunas, Bactrianos, por los gobernantes de Kapisa / Kabul, y Gilgit lo usaron. En forma persa, el título aparece como Kshathiya, Kshathiya Kshathiyanam, Shao de los Kushanas y Ssaha de Mihirakula (jefe Huna). Se dice que los Kushanas adoptaron el título Shah-in-shahi ("Shaonano shao") en imitación de la práctica aqueménida. 
Una antigua obra Jaina, Kalakacarya-kathanaka, dice que los gobernantes de los Sakas que habían invadido Ujjaini / Malwa en el 62 a.C también usaron los títulos de Sahi y Sahnusahi. Dado que el título Shahi fue utilizado por los gobernantes de Kapisa / Kabul o Gandhara también a imitación de Kushana "Shao", algunos escritores han especulado que la dinastía Shahi de Kapisa / Kabul o Gandhara era una dinastía extranjera y tenía descendió de los Kushans o turcos (Turushkas). Sin embargo, el título ha sido utilizado por varios gobernantes independientemente de cualquier connotación racial y esto puede refutar la especulación anterior. 
Además, una inscripción antigua y varios manuscritos budistas antiguos del área de Gilgit entre el Indo superior y el río Kabul arrojan algo de luz sobre los tres reyes que gobernaron en la región de Gilgit en los siglos VI y VII d.C También llevaban títulos de Shahi y sus nombres se mencionan como Patoladeva alias Navasurendradiyta Nandin, Srideva alias Surendra Vikrmadiyta Nandin y Patoladeva alias Vajraditya Nandin. Es muy relevante mencionar aquí que cada uno de los gobernantes Shahi mencionados en la lista anterior de gobernantes de Gilgit tiene a Nandin como su apellido o apellido. Es más que probable que el apellido Nandin se refiera al nombre de su clan. También es muy notable que la tribu Kamboj moderna del norte de Punjab todavía tenga a Nandan (Nandin) como uno de sus nombres de clanes más importantes. Por lo tanto, es muy probable que estos gobernantes Gilgit de la parte superior del Indo también hayan pertenecido al linaje Kamboja. Además, "Shahi, Sahi, Shahiya" como nombre septal todavía es portado por una sección del Punjab Kambojs que parece ser una reliquia del título Shahi de sus príncipes Kabul / Kapisa.
Tras las invasiones musulmanas de Kabul y Kapisa en la segunda mitad del siglo VII (664 d.C), el gobernante Kapisa / Kabul convocado por los escritores musulmanes Kabul Shah (Shahi de Kabul) hizo un llamamiento a los Kshatriyas del Hind que se habían reunido acudieron en gran número en busca de ayuda y expulsaron a los invasores musulmanes hasta Bost. Este rey de Kapisa / Kabul que se enfrentó a la invasión musulmana fue indudablemente un Kshatriya. 
En el 645 d.C, cuando el peregrino chino Xuanzang pasaba por Uttarapatha, Udabhanda o Udabhandapura era el lugar de residencia o capital secundario del emperador de Kapisa, que entonces dominaba más de 10 estados vecinos que comprenden Lampaka, Nagara, Gandhara y Varna (Bannu) y probablemente también Jaguda . Acerca de Gandhara, el peregrino dice que su capital era Purushapura; la familia real estaba extinta y el país estaba sujeto a Kapisa; las ciudades y pueblos estaban desolados y los habitantes eran muy pocos. Parece que bajo la presión de los árabes en el suroeste y los turcos en el norte, los reyes de Kapisa habían dejado sus posesiones occidentales en manos de sus virreyes y habían convertido a Udabhanda en su principal residencia. La razón por la cual Udabhandapura fue seleccionada con preferencia a Peshawar es actualmente desconocida, pero es posible que la nueva ciudad de Udabhanda haya sido construida por gobernantes de Kapisa por razones estratégicas. 
En el año 671, los ejércitos musulmanes tomaron Kabul y la capital fue trasladada a Udabhandapura. 
En los años siguientes, los ejércitos musulmanes regresaron con grandes refuerzos y Kabul fue barrida cuando el gobernante Shahi aceptó rendir tributo a los conquistadores. Por razones estratégicas, los Shahis, que continuaron ofreciendo obstinada resistencia a los ataques musulmanes, finalmente trasladaron su capital de Kapisa a Kabul en el año 794 aproximadamente. Kabul Shahis permaneció en Kabul hasta el año 879  cuando Ya'qub-i Laith Saffari, el fundador de la dinastía Saffarid, conquistó la ciudad. Kabul Shahis había construido un muro defensivo alrededor de la ciudad de Kabul para protegerlo contra el ejército de Saffarids musulmanes. Los restos de estas paredes aún son visibles sobre las montañas que se encuentran dentro de la ciudad de Kabul. 
La primera dinastía hindú de Shahi fue fundada en 870 d.C por Kallar (ver arriba). Kallar está bien documentado para ser un Brahmin. El reino estaba limitado al norte por el reino hindú de Cachemira, al este por los reinos de Rajput, al sur por los Emiratos musulmanes de Multan y Mansura, y al oeste por el califato abasí. 
Según los relatos confusos registrados por el historiador persa Al-Biruni, que se basan principalmente en el folclore, el último rey de la primera dinastía Shahi, Lagaturman (Katorman) fue derrocado y encarcelado por su visir brahmán Kallar, lo que resulta en el cambio de dinastía. 
El hindú Shahi, un término utilizado por Al-Biruni para referirse a la dinastía hindú gobernante que tomó el poder de Turki Shahi y gobernó la región durante el período anterior a las conquistas musulmanas de los siglos 10 y 11. 
El término Hindú Shahi era un título real de esta dinastía y no su verdadero nombre de clan o etnológico. Al-Biruni usó el título Shah para muchas otras casas reales contemporáneas en sus descripciones también. 
Es muy notable que Kalhana (siglo XII), el autor de Rajatarangini (escrito en 1147-49 d.C), también se refiere a los Shahis y no mantiene ninguna diferencia o distinción entre los Shahis anteriores (RT IV.143) y los Shahis posteriores o no se refiere a ninguna suplantación de la dinastía en ningún momento como lo hace Alberuni en su Tarikh-al-Hind. etc., ininterrumpido hasta tan lejos como antes del 730. También es notable que Rajatrangini y todas las demás fuentes se refieren a los gobernantes shahi de Udabhandapura/Waihind como pertenecientes al linaje Kshatriya  en contraste con Alberuni que designa a los primeros gobernantes Shahi como turcos y los posteriores como brahmanes. 
Dado que el cambio de la capital Shahi de Kabul a Waihind o Uddhabhandapura también se produjo precisamente alrededor de este período, es probable que el narrador del folklore/tellatale de Alberuni haya confundido el problema del "cambio de capital" con la "suplantación de la dinastía Kahi Shahi". "ya que la incidencia del cambio se había producido remotamente unos 200 años antes de la escritura de Alberuni (1030). No hay duda, como también admiten los expertos, de que el cambio en la dinastía se debe a "una leyenda común de la historia oriental", que seguramente lleva la marca del folclore para la historia anterior de Shahis de Kabul, por lo tanto obviamente especulativa y no mucho digno de historia seria.

Los Shahis hindúes se comprometieron con los turcos Yamini de Ghazni  sobre la supremacía de las regiones orientales de Afganistán inicialmente antes de extenderse hacia la región de Punjab. Recapitularon brevemente el Valle de Kabul de los sucesores samaníes de los Saffarids, hasta que un general llamado Alptigin expulsó al wali samaní de Zabulistán y estableció la dinastía Ghaznavid en Ghazna. Bajo su general y sucesor Sabuktigin los Ghaznavid habían comenzado a atacar las provincias de Lamghan  y Multan. Esto precipitó una alianza primero entre el entonces rey Jayapala y los emires de Multan, y luego en una segunda batalla en alianza con Delhi, Ajmer, Kalinjar y Kannauj, que vió al hindú Shahi perder todas las tierras al oeste del río Indo. Su sucesor Anandapala llegó a un acuerdo tributario con el sucesor de Sebuktigin, Mahmud de Ghazni, antes de ser derrotado y exiliado a Cachemira a principios del siglo XI.
Al-Idirisi (1100-1165 / 66 d.C) testifica que hasta el siglo XII, un contrato de investidura para cada rey Shahi se realizaba en Kabul y que allí estaba obligado a aceptar ciertas condiciones antiguas que completaban el contrato. Kalhana comentó: "Hasta el día de hoy, la denominación Shahi arroja su lustre sobre una innumerable cantidad de kshatriya en el extranjero que rastrean su origen. 

Los Reyes de Cachemira estaban relacionados con los shahis a través de una alianza matrimonial y política. Didda, una reina de Cachemira, era nieta del brahmán Shahi Bhima, casado con Kshemagupta (951-959). Bhima había visitado Cachemira y había construido el templo Bhima Keshava. 

Jayapal [ edit ]Jayapal 
La dinastía hindú inicial de Shahi era la Casa de Kallar, pero en el año 964 d.C se asumió la regla de Bhima a su muerte por Jayapala, hijo de Rai Asatapala epítetos de las inscripciones de Bari Kot registran su título completo como "Parambhattaraka Maharajadhiraja Paramesvara Sri Jayapala deva", el primer Emperador de la fase Janjua Shahi. Se celebra como un héroe por sus luchas en la defensa de su reino de los gobernantes turcos de Ghazni. 
El emperador Jayapala fue desafiado por los ejércitos del Sultán Sabuktigin en la Batalla de Peshawar (1001) y más tarde por su hijo Sultán Mahmud de Ghazni. Según el Minháj ad-Dīn en su crónica Tabaqát-i Násiri, lleva un testamento de la estatura política y poderosa de Maharaja Jayapala Shah, "Jayapála, que es el más grande de todos los ráis (reyes) de Hind." Misra escribió sobre Jaypala:" (Él) fue quizás el último gobernante indio en mostrar semejante espíritu de agresión, tan tristemente carente de los posteriores Reyes de Rajput". 

Anandpal [ edit ]Anandpal 
El príncipe Anandapala que ascendió al trono de su padre (aproximadamente en marzo / abril del año 1002 d.C) ya demostró ser un guerrero y general capaz de liderar muchas batallas antes de su ascensión. De acuerdo con 'Adáb al-Harb' (pp. 307-10) hacia 990 d. C., está escrito, "el arrogante pero ambicioso rajá de Lahore Bharat, después de haber confinado a su padre, marchó al país de Jayapála con la intención de conquistar los distritos de Nandana, Jailum (Jehlum) y Tákeshar" (en un intento de aprovechar el esfuerzo concentrado de Jayapala con la defensa contra los ejércitos de Ghazni). "Jayapala instruyó al Príncipe Anandapala para repeler al oportunista Raja Bharat. Anandapala derrotó a Bharat y lo tomó prisionero en la batalla de Takeshar y marchó sobre Lahore y capturó la ciudad y extendió aún más el reino de su padre". 
Sin embargo, durante su reinado como emperador, los Ghaznavid infligieron muchas pérdidas a su reino. Durante la batalla de Chach entre Mahmud y Anandapala, se afirma que "un cuerpo de 30,000 Gakhars lucharon al lado como soldados para el Emperador Shahi e incurrieron en enormes pérdidas para los Ghaznavid". Sin embargo, a pesar de las grandes pérdidas del enemigo, perdió la batalla y sufrió muchas pérdidas financieras y territoriales. Esta fue la última batalla de Anandapala contra el sultán Mahmud de Ghazni. Finalmente firmó un tratado con el Imperio Ghaznavid en el año 1010 y poco después, un año más tarde, murió de forma pacífica. RC Majumdar (DV Potdar Conmemoration Volume, Poona 1950, p.315) lo comparó irónicamente con su antepasado famoso dinástico antiguo "Rey Porus, que valientemente se opuso a Alexander pero luego se sometió y ayudó a someter a otros gobernantes indios". Y Tahqíq Mál'l-Hind (página 351) finalmente lo reverenciaba en su legado como "noble y valiente". 

Trilochanpal 
El príncipe Trilochanpála, el hijo de Anandapala, ascendió al trono imperial alrededor del año 1011 d. Al heredar un reino reducido, de inmediato se dispuso a expandir su reino a Sivalik Hills, el dominio del Rai de Sharwa. Su reino ahora se extendía desde el río Indo hasta el valle superior del Ganges. Según Al-Biruni, Tirlochanpála "estaba bien inclinado hacia los musulmanes (Ghaznavids)" y era honorable en su lealtad al tratado de paz de su padre con los Ghaznavids. Finalmente se rebeló contra el sultán Mahmud y más tarde fue asesinado por algunas de sus propias tropas amotinadas en 1021-22 d. C., un asesinato que se cree fue instigado por el Rai de Sharwa que se convirtió en su archienemigo debido a la expansión de Tirlochanpala en el Siwalik rangos. Fue idealizado en el folclore Punjabi como el último gobernante punjabi de Punjab. 

Bheempal 
El Príncipe Bhímapála, hijo de Tirlochanpala, sucedió a su padre en el año 1021-22. Él fue referido por Utbí como "Bhīm, el Intrépido" debido a su coraje y valor. Considerando que su reino estaba en su punto más bajo, posiblemente solo bajo el control de Nandana, admirablemente se ganó el título de "intrépido" del propio escritor de crónicas de su enemigo. Se sabe que mandó personalmente en la batalla de Nandana y hirió gravemente al comandante del ejército de Ghaznavid, Muhammad bin Ibrahim at-Tāī ('Utbi, vil.ii, página 151.). Él gobernó solo cinco años antes de enfrentar su muerte en el año 1026 d.C. Fue el último emperador Shahi de la famosa dinastía. 
Kalhana, un brahmán de Cachemira del siglo XII, escribió acerca de una campaña en el proceso que condujo a este colapso. [94] 

Después de la pérdida del imperio 
Sus hijos Rudrapal, Diddapal, Kshempala y Anangpala sirvieron como generales en Cachemira. Ganaron prominencia en la corte real de Cachemira donde ocuparon posiciones influyentes y se casaron con la familia real. La Cachemira hindú había ayudado a los hindúes Shahis contra Mahmud de Ghazni. Como resultado, después de apenas derrotar a los Shahis hindúes, Mahmud marchó a sus hombres a la Cachemira hindú para vengarse del apoyo de Cachemira a los shahis hindúes. Al-Biruni estaba con Mahmud en estas campañas. Se los menciona con frecuencia en Rajatarangini de Kalhana, escrito durante el año 1147-49 d.C. Rudrapal fue mencionado por el escritor Kalhana como un valiente general en las campañas que condujo a sofocar la resistencia a los reyes de Cachemira, a quienes sirvieron en el exilio. Sus descendientes posteriores cayeron en desuso en la corte real y fueron exiliados a las colinas de Siwalik, conservando el control del fuerte de Mandu. Después de un breve período, volvieron a subir para tomar el control de Mathura con Raja Dhrupet Dev en el siglo XII antes de las campañas del Imperio Ghorid.
Los Janjua Rajputs de la región de Punjab afirman ser los descendientes de Jayapala. 

El sultanato de Delhi
Durante los últimos 25 años del siglo XII, Muhammad de Gur invadió la planicie entre los ríos Indo y Ganges, conquistando Ghazni, Multan, Sindh, Lahore y Delhi. Uno de sus generales, Qutb-ud-din Aibak, se proclamó sultán de Delhi.
En el siglo XIII, Shams ud din Iltutmish (1211-1236), anteriormente un traficante de esclavos, estableció el reino turco de Delhi, lo cual permitió a otros sultanes en los 100 años siguientes a extenderse, llegando al este a Bengala y al sur hasta el Decán. Este sultanato estuvo sujeto a continuas conmociones, al punto que cinco dinastías surgieron y sucumbieron; la dinastía de los Esclavos (1206-1290), la dinastía Khilji (1290-1320), la dinastía Tughlaq (1320-1413), la dinastía Sayyida (1414-1451) y la dinastía Lodi (1451-1526).

Dinastía de los esclavos
Muhammad de Gur había extendido su estado hacia el sur, a expensas de los Gaznávidas hasta Lahore, gran parte de Rajastán y Punjab, y nombró gobernador a Qutub-ud-din Aibak de esta parte de su reino. Este esclavo de origen cumano, se proclamó independiente a la muerte de su señor, y gobernó desde Delhi. Su descendencia es conocida como Dinastía de los esclavos, debido a su origen. Aibak comenzó la construcción de Qutab Minar, la cual fue completada por Iltutmish, su yerno y sucesor. El sucesor legítimo de Aibak era su hijo Aramshah, pero los nobles prefirieron a Iltutmish. Iltutmish fue el gobernante más capaz del Sultanato, y triplicó el erario público durante su mandato. Fue sucedido por Razia Sultana, su hija, que fue una buena administradora, y la primera mujer soberana de la India. Su supuesta relación con su asesor, Jamal-ud-Din Yaqut, dio a los nobles la excusa para rebelarse. Después de que Yaqut fue muerto, y Razia encarcelada, ella se casó con Altunia, gobernador de Bhatinda, pero fue muerta por los nobles tres años y medio después. La sucedió Balban, que gobernó hasta 1286. Fue un gran sultán, devoto sufí y muy respetado. Ante las revueltas de los territorios conquistados y las rivalidades familiares por su sucesión, la Dinastía llegó a su fin en 1290.

Qutb-ud-din Aibak (Estepa euroasiatica, aprox. mediados del siglo XII - cerca de Lahore, Punyab, 1210) fue el primer sultán de Delhi así como el fundador de la «Dinastía de los esclavos» (conocida también como la «dinastía de los mamelucos»). Fue sultán entre 1206 y 1210.
Qutb-ud-din era de la tribu turquica cumana (Kipchak) de los Aibak y nació en las estepas del norte del Mar Negro y del Mar Caspio o en Asia central. De niño fue capturado y vendido como esclavo (mameluco]), tal como más tarde lo fue su compatriota cumano Baibars (el futuro cuarto sultán mameluco de Egipto). Fue comprado por el jefe qazi de Nishapur, que le trató como si fuera su propio hijo. Aibak recibió una buena educación y recibió entrenamiento en tiro con arco y como jinete. Al morir su amo, el hijo del qazi lo vendió de nuevo a un mercader. Qutb-ud-din fue de nuevo comprado, esta vez por el sultán del Imperio gúrida Mu'izz al-Din Muhammad Guri, que había conquistado los actuales territorios de Afganistán, Pakistán, Turquestán y el norte de la India. Qutb-ud-din, miembro del ejército del sultán, ascendió hasta convertirse en el mejor general de la tropa.
Recibió el encargo de dirigir las campañas militares del sultán Muhammad Guri y la administración de sus posesiones en la India. Fue uno de los principales responsables del éxito de las conquistas militares de Muhammad. Tras la muerte del sultán, Qubd-ud-din le sucedió en el cargo y se proclamó sultán de Afganistán, Pakistán y la India (la zona del Turkistán había sido conquistada por el líder mongol Gengis Kan).
A pesar de que su reinado duró sólo cuatro años, consiguió establecer un sólido sistema administrativo. Restauró la paz y la prosperidad en las zonas que estaban bajo su control y liberó los caminos de ladrones y asaltantes. Fue también un fiel musulmán.
Qutb-ud-din trasladó la capital del imperio de Ghazni a Lahore (actual capital de Pakistán) y más tarde a Delhi. Está considerado como el primer gobernante musulmán del sur de Asia. Inició la construcción de la mezquita Quwwat-ul-Islam y del minarete Qutab Minar, ambos en el complejo Qutb.
Bajo sus órdenes, el general mameluco de origen turcomano Muhammad Bajtiyar Jalyi destruyó la «magnífica fortaleza» de Nalanda, y mató a todos sus «soldados rapados» (en realidad la universidad y monasterio budista, con estudiantes y monjes pacifistas desarmados) y conquistó Bengala, incorporándola al sultanato de Delhi.
Qutb-ud-din murió de manera accidental en 1210 cuando su caballo se cayó mientras jugaba un partido de polo. Aibak cayó sobre el pomo de madera de su silla, se empaló, y murió desangrado. Fue enterrado en la ciudad de Lahore (Pakistán). Su sucesor fue el general mameluco de origen turco Shams-ud-din Iltutmish, quien terminó las obras arquitectónicas de Aibak.
Su tumba fue destruida en 1241 cuando los mongoles atacaron la ciudad. En 1970 se construyó una nueva tumba en el mismo lugar.

Shams-ud-din Iltutmish fue un soberano del sultanato de Delhi y tercer miembro de la dinastía de los esclavos, una dinastía de mamelucos fundada por Qutb-ud-din Aibak (1150-1210). Sucedió como sultán al efímero Aram Shah en 1211 y es considerado el consolidador de la dinastía y del sultanato. Reorganizó el sistema monetario y redistribuyó los feudos entre la nobleza, erigiendo numerosos edificios y monumentos, especialmente de índole religiosa musulmán. Fue el más importante sultán de Delhi, sin sucesor a su altura hasta la llegada al poder de Ghiyas ud din Balban (c.1200-1287) en 1266.
Miembro de la tribu turca ilbari del Turquestán, fue vendido como esclavo por su propia familia. Pasó al mercado de Bujará y después a Gazni, donde lo compró el sultán Muhammad de Gur (c.1150-1206). Fue parte de su guardia personal gracias a su origen (los turcos eran apreciados como los mejores guerreros de la región), convirtiéndose en su consejero. Tiempo después fue comprado por Aibak, entonces virrey de Lahore. Rápidamente se volvió uno de los más fieles lugartenientes de este último, casándose con una de sus hijas y siendo nombrado gobernador sucesivamente de las ciudades de Tabarind, Gwalior y Baran. Tras su destacada actuación en la campaña contra los khokhar del Punjab en 1205-1206, recibió la manumisión por orden del sultán.
Gobernador de Badaun desde 1206, continuó como uno de los más leales seguidores de Aibak, cuando éste murió en 1210 fue sucedido por el incompetente Aram Shah, pero un año después y con apoyo de numerosos nobles Iltutmish se alzó en armas, venció y dio muerte al sultán en Bagh-i-Jud, entrando en Delhi sin oposición. Tras hacerse con el poder traslada la capital de Lahore a Delhi.
Los antiguos territorios de Aibak estaban en plena guerra civil tras su muerte. Nasir ad-Din Qabacha (1228), gobernador de Multan y Uch desde 1203 se había proclamado independiente. Ali Mardan Khilji había derrocado a Ghiyasuddin Iwaj Shah, gobernador de Lakhnauti desde 1208, y conquistado Bihar. Lahore era reclamada por Iltutmish, Qabacha y Tajuddin Yildoz de Gazni, hijo adoptivo de Muhammad; Iltutmish inicialmente acepto que Yildoz conservara la urbe como gobernador. Los príncipes hindués (muizzi) deseaban su independencia y reclamaban Kannauj, Benaras, Gwalior y Kalinjar. El fuerte de Ranthambore había sido reconquistado por los chauhan (casta guerrera hindú de la región).
Iltutmish envió a su hijo mayor, Nasir-ud-din Mahmud, en una campaña en que conquistó Budaun, Kanauj, Benaras y Rohilkhand, mientras él mismo tomaba Awadh, Badaun, Benaras y Siwalik. En 1215-1216, los jorezmitas ya habían expulsado a Yildoz de Gazni y a Qabacha de Lahore y conquistado gran parte del Punjab. El primero terminó por sublevarse contra Iltutmish, reclamando el trono de Delhi, pero fue vencido en Tarain y ejecutado en Badaun. Poco después, Qabacha recuperó Lahore pero en 1217 Iltutmish decidió acabar con él. Qabacha intentó huir a Multan, pero fue vencido en Mansura y debió refugiarse en Sind; sin embargo, Iltutmish no le atacó porque estaba más ocupado vigilando a los mongoles. Efectivamente, en 1221 Gengis Kan había vencido a Jalal ad-Din Mingburnu (m.1231) en la batalla del Indo, obligando a Jalal ad-Din a huir al Punjab. Ahí, el exiliado se alió con los khokhar y capturó Lahore. Después le pidió a Iltutmish una alianza contra los mongoles, pero éste temía demasiado a Gengis Kan y decidió marchar contra el exiliado. Jajal ad-Din abandonó Lahore y escapó a Uchch, venció a Qabacha, saqueó Sind y el norte de Gujarat y volvió a Persia en 1224. Los mongoles aprovecharon para saquear Multan en aquellos años.

En 1212 Ali Mardan fue derrocado por Ghiyasuddin, quien se negó a pagar tributos a Delhi. El sultán marchó sobre él en 1225 y le obligó a someterse y a ceder Bihar. Decidió combatir a los rajput. Tomó el fuerte de Ranthambore en 1226 y Bayana, Ajmer, Sambhar y Mandsaur en 1227. En 1227 nombró a su hijo, Nasiruddin Mahmud, gobernador de Oudh y Awadh. Mahmud aprovechó que Ghiyasuddin estaba combatiendo en Assam para tomar Lakhnauti, capturar a su enemigo y ejecutarlo al poco tiempo, Ala-ud-din Jani fue nombrado gobernador de esa urbe. En 1228, en la cima de su poder, decidió acabar con Qabacha, quien estaba debilitado por luchar contra mongoles y Jajal ad-Din, capturó Uchch, Sind, Multan y el fuerte de Bhakkar, a orillas del Indio, donde Qabacha se ahogó intentando cruzarlo para huir. Durante 1228-1229 recibió a emisarios de los califas ayubíes de El Cairo, quienes le reconocieron formalmente como gobernante de la India. En 1229 el príncipe Mahmud murió y los príncipes de Bengala se alzaron en armas, la rebelión acabo cuando el sultán reconquisto Lakhnauti en 1230.

Razia (también llamada Radiyya o Raziyya) ​ (Badaun, 1205 – Delhi, 13 de octubre de 1240) fue sultana del sultanato de Delhi.
Razia sucedió a su padre Iltutmish Shams-ud-din en el sultanato de Delhi en 1236. Iltutmish se convirtió en el primer sultán en nombrar a una mujer como su sucesora cuando designó a su hija Razia como heredera. Razia fue la primera y última gobernante femenina del sultanato de Delhi. (Según una fuente, el hijo mayor de Iltumish inicialmente había sido criado como su sucesor, pero había muerto prematuramente). Pero la nobleza musulmana no tenía ninguna intención de adherir a la decisión de Iltutmish de una mujer como heredera, y después que el sultán falleciese el miércoles 30 de abril de 1236, el hermano de Razia, Rukn ud din Firuz, fue elevado al trono en su lugar.
El reinado de Rukn ud din fue muy corto. Junto con la viuda de Iltutmish, Shah Turkaan para todos los efectos prácticos del gobierno, Rukn ud din se dedicó a la búsqueda del placer personal y el libertinaje, provocando la indignación de la ciudadanía. El 9 de noviembre de 1236, tanto Rukn ud din como su madre Shah Turkaan fueron asesinados después de sólo seis meses en el poder.
Con renuencia, la nobleza acordó permitir a Razia reinar como sultana de Delhi. Ella vestida como un hombre se sentó en un lugar abierto. Fue una gobernante eficiente y poseía todas las cualidades de un monarca. Cuando era niña y adolescente, Razia había tenido poco contacto con las mujeres del harén, así que no había aprendido el comportamiento habitual de las mujeres en la sociedad musulmana que nació en. Incluso antes de que ella se convirtió en sultana, era al parecer preocupada por los asuntos de estado durante el reinado de su padre. Como sultana, Razia preferido de un hombre túnica y tocado; y contrariamente a la costumbre, más tarde demostraría su cara cuando montó un elefante en la batalla a la cabeza de su ejército.
Una política astuta, Razia logró mantener a los nobles bajo control, mientras que obtener el apoyo del ejército y de la población. Su mayor logro en el frente político fue manipular a las facciones rebeldes en opuestos uno al otro. En ese momento, Razia parecido destinado a convertirse en uno de los gobernantes más poderosos del Sultanato de Delhi.
Pero Razia contado mal las consecuencias que tendría una relación con uno de sus consejeros, Jamal-ud-Din Yaqut, un esclavo abisinio Siddi (Habshi), para su reinado. Según algunas versiones, Razia y Yaqut eran amantes, otras fuentes simplemente los identifican como confidentes cercanos. En cualquier caso, antes de mucho tiempo ella había despertado los celos de la nobleza turca por el favoritismo que ella exhibió hacia Yaqut, que no era un turco, cuando ella lo nombró para ser Superintendente de los establos. Finalmente, un amigo de la infancia llamado Malik Altunia, el gobernador de Bathinda, se unió a una rebelión con otros gobernadores provinciales que se negaban a aceptar la autoridad de Razia.
Se produjo una batalla entre Razia y Altunia, con el resultado que Yaqut fue asesinado y Razia tomada prisionera. Ella fue encarcelada en abril de 1240 en Mubarak Qila, Bathinda. Estando en prisión, a Razia le fue permitido ir a la mezquita de Hajirattan a ofrecer oraciones el viernes en un palki especial. Quedó en libertad en agosto de 1240. Para escapar de la muerte, Razia accedió a casarse con Altunia. Mientras tanto, el hermano de Razia, Muizuddin Shah Bahram, había usurpado el trono. Después de Altunia y Razia se comprometieron a devolver el Sultanato de Bahram en la batalla, tanto Razia y su esposo fueron derrotados el día 24 de Rabi' al-awwal A.H. 638 (octubre de 1240). Huyeron de Delhi y alcanzó Kaithal abandonado al día siguiente, donde las fuerzas de su restante. Ambos cayeron en manos de Jats y fueron robados y asesinados el 13 de octubre de 1240. Bahram, por su parte, reinó de 1240 a 1242, pero fue ser destronado por incompetencia.

El legado arquitectónico de la dinastía incluye el Qutb Minar de Qutb ud-Din Aibak en Mehrauli, el mausoleo del príncipe Nasiru'd-Din Mahmud, el hijo mayor de Iltumish, conocido como Sultan Ghari cerca de Vasant Kunj, el primer mausoleo islámico (tumba) construido en 1231, y la tumba de Balban , en el Parque Arqueológico de Mehrauli.







Mausoleo del sultán Qutb-ud-Din Aibak, situado en Aibak road, barrio Anarkali, en la ciudad de Lahore (Pakistán).

Dinastía Khilji 
La dinastía Khilji fue la segunda dinastía musulmana del sultanato de Delhi. Los sultanes esclavos dejaron una firme base para el gobierno.
La dinastía Khalji o Khilji  era una dinastía musulmana que gobernó grandes partes del subcontinente indio entre 1290 y 1320. Fue fundada por Jalal ud din Firuz Khalji y se convirtió en la segunda dinastía en gobernar el Sultanato de Delhi de la India. La dinastía es conocida por su infidelidad y ferocidad, conquistas en el sur hindú, y por defenderse con éxito de las repetidas invasiones mongolas de la India.
Los gobernantes Khalji eran de herencia turco-afgana. Trazan sus raíces en Asia Central y originalmente eran de origen turco. Durante mucho tiempo se habían establecido en el Afganistán actual antes de proceder a Delhi en la India. El nombre " Khalji " se refiere a una aldea o pueblo afgano conocido como Qalat-e Khalji (Fuerte de Ghilji). A veces fueron tratados por otros como afganos étnicos debido a que adoptaron algunos hábitos y costumbres afganos. Como resultado de esto, a veces la dinastía se conoce como turko-afgana. La dinastía más tarde también tenía ascendencia india, a través de Jhatyapali (hija de Ramachandra de Devagiri), esposa de Alauddin Khalji y madre de Shihabuddin Omar. El fundador Jalaluddin era conocido por ser moderado y humilde, pero los sultanes posteriores de la dinastía Khalji fueron notados por los historiadores por su infidelidad y ferocidad. 
Los Khaljis no fueron considerados como turcos por el pueblo de Delhi, sino como afganos durante el período del sultanato, y en libros de historia persas posteriores, los términos "afgano" y "Khalji" se volvieron intercambiables. 
El primer gobernante de esta dinastía fue Jalal-ud-din Firoz Shah Khilji. 

Jalal-al-Din (fallecido el 19 de julio de 1296, nombre también transcrito como Jalaluddin) fue el fundador y primer sultán de la dinastía Khalji que gobernó el Sultanato de Delhi de 1290 a 1296. 
Jalal-al-Din fue originalmente llamado Firuz, y comenzó su carrera como oficial de la dinastía Mamluk, y se elevó a un puesto importante bajo el sultán Muizzuddin Qaiqabad. Después de que Qaiqabad quedó paralizado, un grupo de nobles designó a su hijo pequeño Shamsuddin Kayumars como el nuevo Sultán e intentó matar a Jalal-al-Din. En cambio, Jalal-al-Din los mató y se convirtió en el regente. Unos meses más tarde, depuso a Kayumars, y se convirtió en el nuevo Sultán. 
Como sultán, rechazó una invasión mongola y permitió que muchos mongoles se establecieran en la India después de su conversión al Islam. Capturó a Mandawar y Jhain del rey Chahamana Hammira, aunque no pudo capturar la capital de Chahamana, Ranthambore. Durante su reinado, su sobrino Ali Gurshasp allanó Bhilsa en 1293 y Devagiri en 1296. 
Jalal-al-Din, quien tenía alrededor de 70 años en el momento de su ascensión, era conocido como un monarca de modales suaves, humilde y amable para el público en general. Durante el primer año de su reinado, gobernó desde Kilokhri para evitar enfrentamientos con los antiguos nobles túrquicos de la capital imperial, Delhi. Varios nobles lo consideraron un gobernante débil, y sin éxito intentaron derrocarlo en diferentes momentos. Dispuso castigos indulgentes a los rebeldes, excepto en el caso de un derviche Sidi Maula, quien fue ejecutado por conspirar supuestamente para destronarlo. Jalal-al-Din fue finalmente asesinado por su sobrino Ali Gurshasp, quien posteriormente ascendió al trono como Alauddin Khalji. 
Jalal-al-Din era una etnia turca de ascendencia Khalji. Sus antepasados ​​habían emigrado del Turquestán al Afganistán actual, donde habían vivido en Helmand y Laghman durante más de 200 años, adoptando algunas costumbres afganas en el proceso. Debido a esto, cuando su familia emigró a la India, los nobles túrquicos de Delhi creían que eran afganos. 
Antes de su ascensión al trono, Jalal-al-Din era conocido como Malik Firuz. Él y su hermano Shihabuddin (el padre de Alauddin Khalji) sirvieron en el Sultán Balban de Delhi durante varios años. Se elevó a la posición de sar-i-jandar (jefe de los guardaespaldas reales), y más tarde fue nombrado gobernador de la provincia fronteriza de Samaná. Como gobernador de Samaná, se distinguió en los conflictos del Sultanato con los invasores mongoles. 
Después de la muerte de Balban en 1287, el kotwal de Delhi Malik al-Umara Fakhruddin entronizó al nieto adolescente de su Balban Muiz ud din Qaiqabad (o Kayqubad) con el título Muizzuddin. Qaiqabad era un gobernante débil, y la administración en realidad era dirigida por su oficial Malik Nizamuddin. Después de que Nizamuddin fue envenenado por algunos oficiales rivales, Qaiqabad convocó a Jalal-al-Din de Samana a Delhi, le dio el título de "Shaista Khan", lo nombró como el ariz-i-mumalik, y lo convirtió en el gobernador de Baran. 
En este momento, la salud de Qaiqabad se había deteriorado, y dos facciones rivales de nobles compitieron por el poder en Delhi. Una facción, liderada por Malik Aytemur Surkha, buscó mantener el poder de la antigua nobleza turca y quería retener a la familia de Balban en el trono. La otra facción, liderada por Jalal-al-Din, apoyó el ascenso de la nueva nobleza.
Cuando Qaiqabad estaba incurablemente paralizado, Malik Surkha y su asociado Malik Kachhan designaron a su hijo pequeño Kayumars (o Kayumarth) en el trono con el título de Shamsuddin II. Los dos nobles conspiraron para matar a sus nobles rivales, incluido Jalal-al-Din (entonces Malik Firuz). En este momento, Jalal-al-Din estaba llevando a cabo una inspección del ejército real en Bhugal Pahari (Baharpur según Ziauddin Barani). Su sobrino Malik Ahmad Chap, que ocupó la oficina de naib-i amir-i hajib, le informó acerca de la conspiración. Jalal-al-Din luego movió sus aposentos a Ghiyaspur, y convocó a sus parientes de Baran con el pretexto de prepararse para una inminente invasión mongola. Otros oficiales en la lista de aciertos de Surkha también se unieron a los Khaljis. 
Poco después, Jalal-al-Din recibió una orden de convocarlo a la corte real en Delhi, y se dio cuenta de que esto era parte de un plan para matarlo. Se disculpó con el pretexto de realizar una inspección del ejército en Kannauj. Kachhan luego marchó personalmente de Delhi a Kannauj, y le dijo a Jalal-al-Din que su presencia se buscaba en Delhi inmediatamente. Jalal-al-Din fingió no saber nada acerca de la conspiración, y le pidió a Kachhan que descansara en una tienda de campaña, mientras él terminaba la inspección. En la carpa, Jalal-al-Din hizo decapitar a Kachhan, y su cuerpo fue arrojado al río Yamuna, comenzando una guerra entre las dos facciones rivales. 
Los hijos de Jalal-al-Din marcharon a Delhi, entraron en el palacio real y trajeron al Sultan Kayumars titular al campamento de Jalal-al-Din. Malik Surkha y sus asociados trataron de recuperar Kayumars, pero fueron capturados y asesinados. Los hombres de Jalal-al-Din también secuestraron a algunos hijos de Malik al-Umara Fakhruddin, el kotwal de Delhi, y por lo tanto, Fakhruddin disuadió a la gente de Delhi de tratar de recuperar Kayumars. 
Después de eliminar a los oficiales de la facción rival, Jalal-al-Din continuó reconociendo a Kayumars como el Sultán de Delhi. Se convirtió en gobernador de las provincias de Bhatinda, Dipalpur y Multan. Inicialmente, ofreció la regencia de Kayumars al sobrino de Balban, Malik Chajju y Fakhruddin. Sin embargo, Malik Chajju prefirió ser el gobernador de Kara-Manikpur, y Fakhruddin también rechazó al oficial. Por lo tanto, el propio Jalal-al-Din se convirtió en el regente. 
Qaiqabad murió el 1 de febrero de 1290: según Yahya Sirhindi murió de inanición después de haber sido descuidado, pero otra cuenta afirma que fue asesinado por órdenes de Jalal-al-Din por un oficial cuyo padre había sido ejecutado por él. El reinado titular de Kayumars (1290) duró alrededor de 3 meses, antes de que fuera depuesto por Jalal-al-Din. 

Jalal-al-Din (conocido como Malik Firuz hasta este punto), ascendió al trono de Delhi en junio de 1290, en el palacio inacabado Kilokhri (también Kilughari o Kailugarhi) cerca de Delhi. En el momento de su ascensión, Jalal-al-Din era muy impopular. Tenía poco apoyo entre los antiguos nobles túrquicos, que erróneamente creían que era de ascendencia no turca.  Además, era un anciano de alrededor de 70 años, y su naturaleza moderada se consideraba inadecuada para el puesto. Debido a su impopularidad, decidió no mudarse al palacio de Balban en Delhi, y vivió en Kilokhri por alrededor de un año. Terminó el palacio y convirtió a Kilokhri en una ciudad importante. 
Jalal-al-Din evitó hacer cambios radicales en la configuración administrativa y retuvo a los antiguos nobles túrquicos en las oficinas que tenían durante el reinado de Balban. Por ejemplo, Fakhruddin se conservó como el kotwal de Delhi, Khwaja Khatir se retuvo como el wazir, y el sobrino de Balban Malik Chajju se retuvo como el gobernador de Kara-Manikpur. Los miembros sobrevivientes de la familia real de Balban se mudaron a Kara bajo la gobernación de Chajju. 
Al mismo tiempo, Jalal-al-Din nombró a sus familiares y asociados para las oficinas importantes. Él nombró a su hermano Yaghrash Khan como el jefe del ministerio del ejército (ariz-i-mamalik), y su sobrino Ahmad Chap como naib-i barbek. Le dio a su hijo mayor, Mahmud, el título de Khan-i-Khan los siguientes dos hijos recibieron los títulos de Arkali Khan y Qadr Khan. También designó a sus sobrinos Ali Gurshasp (más tarde Sultan Alauddin) y Almas Beg como Amir-i-Tuzuk (equivalente a Maestro de ceremonias) y Akhur-beg (equivalente al Maestro del Caballo), respectivamente. 
Poco a poco, Jalal-al-Din superó la hostilidad inicial que había enfrentado por parte de los ciudadanos de Delhi. Ganó reputación como un monarca humilde y de buen corazón, en oposición a los déspotas anteriores como Balban. Después de entrar a Delhi, hizo desmontar la entrada real al Palacio Rojo, y se rehusó a sentarse en el asiento del rey en la sala real de la audiencia, diciendo que la corona había sido forzada sobre él debido a las malas intenciones de Surkha y Kachhan. 

Malik Chajju's revolt [ edit ]La revuelta de Malik Chajju 
Mientras que el público en general admiraba a Jalal-al-Din como una persona bondadosa y sincera, una sección de nobles lo despreciaba como un gobernante débil. En agosto de 1290, el sobrino de Balban, Malik Chajju Kashli Khan, que ahora dirigía la antigua familia real, organizó una rebelión contra Jalal-al-Din en Kara. Chajju parece haber optado por la gobernación de la provincia más oriental de Kara-Manikpur para mantenerse alejado del control imperial, y posiblemente, porque esperaba buscar el apoyo de su primo Bughra Khan (padre de Qaiqabad), que se había convertido en un gobernante independiente de la región oriental de Bengala en 1287. 
Chajju se hizo llamar Sultán Mughisuddin y declaró su independencia. Como una marca de su soberanía, emitió sus propias monedas y leyó el khutba en su nombre. Ali Hatim Khan, el gobernador de Awadh, así como otros nobles más antiguos nombrados en la región oriental, lo apoyaron. Chajju también fue apoyado por varios jefes hindúes de las llanuras del Ganges, que no habían pagado su tributo durante algunos años, y que juraron lealtad a la familia de Balban. Bajo estas circunstancias, los leales oficiales de Jalal-al-Din en la región de Ganga-Yamuna Doab comenzaron a retirarse de la región. 
Chajju confiaba en que disfrutaba de más apoyo que Jalal-al-Din, que aún no había encontrado el favor de los antiguos nobles de Delhi y sus áreas vecinas. Por lo tanto, marchó hacia Delhi a lo largo de la margen izquierda del río Ganges, y luego el río Ramganga. Probablemente planeó ingresar a Delhi desde el área de Amroha. En Badaun, sus partidarios Malik Bahadur y Alp Ghazi se unieron a él con sus tropas. 

Jalal-al-Din se dispuso a aplastar la revuelta después de designar a su hijo mayor, que ostentaba el título de Khan-i Khanan, a cargo de Delhi. Dirigió su ejército hacia Badaun a través de Koil (Aligarh moderno). La vanguardia de su ejército, liderada por su segundo hijo mayor, Arkali Khan, marchó por delante del resto del ejército y divisó el ejército de Chajju al otro lado del río Ramganga. Los soldados de Chajju se habían apoderado de todos los barcos, por lo que el contingente de Arkali Khan no podía cruzar el río. Por la noche, Arkali Khan envió una partida de asalto al campamento de Chajju en balsas y esquiferas. Las redadas causaron pánico entre los soldados de Chajju, que desertaron de su campamento y se trasladaron hacia el norte. Arkali Khan saqueó el campamento abandonado durante dos días y luego persiguió al enemigo. Se topó con el ejército de Chajju en un cruce del río Ramganga y luchó en una batalla indecisa. Mientras tanto, el ejército de Jalal-al-Din cruzó el río Ganges en Bhojpur (cerca de Farrukhabad) y se enfrentó a los partidarios de Chajju en otra batalla. 
Por la noche, un agente del partidario hindú de Chajju, Bhim Deva (Biram Deva Kotla según Tarikh-i Mubarak Shahi) le informó que Jalal-al-Din atacaría a su ejército por la retaguardia. Chajju luego abandonó el campamento en secreto con algunos de sus seguidores. Por la mañana, Arkali Khan cruzó el río y derrotó fácilmente al ejército restante de Chajju. Los partidarios de Chajju Alp Ghazi y Bhim Deva fueron asesinados, mientras que Malik Masud y Malik Muhammad Balban fueron capturados. El resto del ejército de Chajju luego se rindió. El propio Chajju se refugió en una aldea amurallada, pero el jefe de la aldea lo entregó al ejército de Jalal-al-Din. 
Aakali Khan luego se unió a Jalal-al-Din, y el ejército imperial combinado marchó a los distritos del este para castigar a los jefes que habían apoyado a Chajju. Algunos jefes, como el de Rupal, se rindieron y se salvaron ofreciendo tributos. Otros, como el de Kahsun, se enfrentaron a saqueos. Los rebeldes hindúes fueron ejecutados, y los rebeldes musulmanes de origen indio fueron vendidos como esclavos. 
Jalal-al-Din trató a los rebeldes musulmanes túrquicos amablemente, a pesar de las objeciones de su sobrino Ahmad Chhap. Cuando los nobles rebeldes encarcelados fueron llevados a su campamento encadenados, desaprobó su maltrato. Les ordenó que fueran liberados, y bien vestidos. Invitó a los nobles rebeldes de alto rango, como Amir Ali Sarjandar, a una fiesta. Incluso Malik Chajju, que fue capturado unos días más tarde, fue enviado a un confinamiento honorable en Multan en lugar de ser ejecutado sus socios fueron liberados. Jalal-al-Din elogió abiertamente a los rebeldes por su lealtad hacia su difunto maestro Balban. Cuando Ahmad Chhap se opuso a tal indulgencia, Jalal-al-Din declaró que era incapaz de ser tiránico, y argumentó que los nobles perdonados le estarían agradecidos y permanecerían leales a él. 
Algún tiempo después de la revuelta de Chajju, los mongoles invadieron la frontera noroccidental del Sultanato de Delhi. La invasión fue dirigida por Abdullah, que era nieto de Hallu (Hulagu Khan) según Ziauddin Barani, y un hijo del "príncipe de Khurasan " según el Tarikh-i Mubarak Shahi de Yahya. 
Las provincias fronterizas de Dipalpur, Multan y Samaná estaban gobernadas por el hijo de Jalal-al-Din, Arkali Khan. Jalal-al-Din personalmente dirigió un ejército para repeler a los invasores. Los dos ejércitos se enfrentaron en un lugar llamado Bar-ram, y sus vanguardias participaron en algunas escaramuzas. Las escaramuzas terminaron con ventaja para las fuerzas de Delhi, y los mongoles acordaron retirarse. Jalal-al-Din llamó a Abdullah su hijo después de intercambiar saludos amistosos. 
Un grupo de mongoles, dirigido por Ulghu (otro nieto de Hulagu), decidió abrazar el Islam y solicitó el permiso de Jalal-al-Din para establecerse en la India. 
En el Sultanato de Delhi, los mongoles eran considerados como criminales duros, que habían estado involucrados en asesinatos y robos en carreteras. A pesar de esto, Jalal-al-Din aceptó sus remordimientos y les permitió instalarse en la llanura inferior del Ganges, en la frontera de Lakhnauti (Bengala) de su reino. También proporcionó a los nuevos colonos alojamiento, subsidios y rangos sociales. Estos mongoles llegaron a ser conocidos como "Nuevos musulmanes".
El rey Chahamana Hammira-deva gobernó un reino centrado alrededor de Ranthambore, ubicado al suroeste de Delhi. La política expansionista de Hammira había amenazado las fronteras de Ajmer y Haryana del Sultanato de Delhi, lo que llevó a Jalal-al-Din a invadir su reino. 

Siege of Mandawar [ edit ]Asedio de Mandawar 
Jalal-al-Din marchó a través de Rewari y Narnaul para llegar a la frontera de Alwar en el reino de Hammira. Primero asedió la fortaleza de Mandawar (llamada "Mandor" por Ziauddin Barani y Yahya Sirhindi). Mandawar fue una vez parte del Sultanato de Delhi, pero se había perdido para los Chahamanas en los años anteriores. Jalal-al-Din lo recuperó en 1292. Después de esta victoria, asaltó el campo, obteniendo una gran cantidad de ganado. 
Según el Tarikh-i Mubarak Shahi de Yahya, el asedio de Mandawar duró cuatro meses. Sin embargo, el historiador ABM Habibullah cree que esta fue la duración de toda la campaña de Ranthambore, incluidos los asedios de Mandawar, Jhain y Ranthambore. 
El hijo mayor de Jalal-al-Din, Khan-i Khanan, murió en la víspera de la campaña de Mandawar. 

Siege of Jhain [ edit ]Sitio de Jhain 
En 1291, Jalal-al-Din marchó a través de la región de Karauli a Jhain, una ciudad que protegía los accesos a la capital de Chahamana, Ranthambore. Un grupo de reconocimiento del ejército de Delhi, dirigido por Qara Bahadur, derrotó a un contingente Chahamana. Jalal-al-Din luego envió un destacamento más grande para sitiar el fuerte de Jhain. Cuando los invasores llegaron a dos distantes del fuerte, un ejército Chahamana liderado por Gardan Saini salió del fuerte y los enfrentó en una batalla. El ejército de Delhi salió victorioso y Gardan Saini murió en acción. Los invasores luego persiguieron a los soldados chahamanas en retirada a través de los ríos Chambal, Kunwari y Banas. Los contingentes Chahamana restantes estacionados en Jhain luego evacuaron el fuerte, y se retiraron a Ranthambore. 
Después de esta victoria, los invasores se dedicaron al saqueo y desmantelaron el fuerte de Jhain. Jalal-al-Din, un iconoclasta, rompió los ídolos no islámicos, aunque admiraba sus esculturas y esculturas. 
El Miftah al-Futuh, escrito por su cortesano Amir Khusrau, afirma que miles de defensores fueron asesinados en el asedio de Jhain, mientras que el ejército de Delhi perdió un solo soldado turco. 

Siege of Ranthambore [ edit ]Asedio de Ranthambore 
Después de conquistar Jhain, Jalal-al-Din ordenó a su ejército asediar la fortaleza de Ranthambore, que estaba situada en una colina empinada, y tenía fama de ser inexpugnable. Emitió órdenes para la construcción de máquinas de asedio tales como maghrabis (catapultas), sabats, gargajes y un pasheb (montículo para llegar a la cima de la colina). Según el cronista de Delhi Ziauddin Barani, abandonó el sitio cuando salió a inspeccionar el progreso de la construcción, y se dio cuenta de que el asedio subsiguiente costaría muchas vidas musulmanas. Barani afirma que Jalal-al-Din declaró que no arriesgaría el cabello de un solo musulmán por "diez de esos fuertes". El sobrino de Jalal-al-Din Ahmad Chap se opuso a esta decisión diciendo que alentaría a los hindúes, y le pidió que emulara a los antiguos reyes musulmanes como Mahmud y Sanjar, "cuya indudable piedad nunca limitó su acción real". Pero Jalal-al-Din argumentó que las comparaciones con Mahmud y Sanjar eran injustas, porque sus dominios no incluían "un solo idólatra".

Conspiracies against Jalal-al-Din [ edit ]Conspiraciones contra Jalal-al-Din 

Conspiración de Tajuddin Kuchi
Varios de los cortesanos de Jalal-al-Din creían que él era un rey débil, que no podía inspirar el miedo necesario entre sus súbditos y los enemigos del Sultanato. Durante la campaña de Ranthambore, algunos de sus colaboradores más cercanos se encontraron en la casa de Malik Tajuddin Kuchi. En un estado de ebriedad, hablaron sobre matar a Jalal-al-Din y elevar a Tajuddin al trono. 
Cuando Jalal-al-Din se enteró de esto, convocó a los cortesanos errantes a una conferencia privada. Pero en lugar de castigarlos, los avergonzó al desafiarlos a matarlo con su propia espada. Los cortesanos pidieron perdón, atribuyendo su comportamiento a la intoxicación por alcohol, con Nusrat Sabbah haciendo una "confesión inteligente y halagadora". La reunión terminó con recitales de beber vino y poesía por Jalal-al-Din.

Supuesta conspiración de Sidi Maula 
Jalal-al-Din fue indulgente con sus detractores, e incluso los detractores más persistentes fueron desterrados a sus iqtas por un año. El único caso en el que impuso castigos más severos fue durante la supuesta conspiración de Sidi Maula. 
Sidi Maula era un líder religioso nacido en el extranjero, que pertenecía a una secta de derviches musulmanes poco ortodoxos. Poseía un gran khanqah, y había sido reconocido por sus vastas obras de caridad desde el reinado de Qaiqabad. Su institución atrajo a la mayoría de los emires y oficiales de la era de Balban. Sus seguidores también incluyeron a los nobles de Jalal-al-Din, entre ellos Qazi Jalal Kashani y el ahora difunto príncipe heredero Khan-i Khanan. 
Supuestamente Sidi Maula planeó matar a Jalal-al-Din para convertirse en khalifa, aunque estas acusaciones nunca fueron probadas Según una versión casi contemporánea, las acusaciones fueron hechas por primera vez por los derviches celosos de una secta rival. Se alegó que Sidi Maula había pedido a Hathya Paik y Niranjan Kotwal que asesinaran a Jalal-al-Din un viernes. Estos dos eran oficiales hindúes de la era Balban (pahilwans o luchadores, según Ziauddin Barani). Malik Ulghu, el comandante mongol que había ingresado al servicio de Jalal-al-Din, denunció las denuncias a Arkali Khan, mientras que Jalal-al-Din estaba ocupado asediando a Mandawar. Arkali Khan, a quien no le gustaban los socios de su hermano mayor Khan-i Khanan, aceptó las acusaciones como verdaderas y arrestó a los presuntos conspiradores. 
Cuando Jalal-al-Din regresó a Delhi, los presuntos conspiradores comparecieron ante él y se declararon inocentes. Los ulemas musulmanes ortodoxos, que no pudieron presentar ninguna prueba concreta contra el acusado, sugirieron un juicio por fuego. Cuando Jalal-al-Din se convenció de que los acusados ​​eran culpables, ordenó la ejecución de los conspiradores hindúes Hathya y Niranjan. Luego desterró a Qazi Jalal Kashani y los oficiales de la era Balban que siguieron a Sidi Maula. Luego, Jalal-al-Din recurrió a Sidi Maula, y perdió la compostura cuando Sidi Maula negó repetidamente su participación en la conspiración. Un molesto Jalal-al-Din le pidió a un grupo de qalandars que le clavaran un cuchillo a Sidi Maula. Arkali Khan luego aplastó a Sidi Maula bajo los pies de un elefante. 

La ejecución de Sidi Maula fue seguida por una severa tormenta de polvo y una sequía resultante de la falla de las lluvias estacionales. Estas condiciones resultaron en una severa hambruna, durante la cual los precios de los cereales alimenticios se volvieron exorbitantes, y varias personas se suicidaron al saltar al río Yamuna. Los admiradores de Sidi Maula consideraron estos eventos desafortunados como una prueba de su inocencia. 

Ali Gurshasp's conspiracy [ edit ]Conspiración de Ali Gurshasp 
Después de deponer a Malik Chajju, Jalal-al-Din nombró a su sobrino Ali Gurshasp (más tarde Sultan Alauddin Khalji) como el gobernador de Kara. El padre de Ali había muerto cuando era joven, y Jalal-al-Din lo trajo a él y a su hermano Almas Beg (más tarde Ulugh Khan). Jalal-al-Din también se había casado con sus hijas con Ali y Almas. La vida doméstica de Ali era miserable, ya que no estaba en buenos términos con su esposa y su suegra, y quería terminar con su dependencia de la familia de Jalal-al-Din. En Kara, los antiguos partidarios de Malik Chajju lo instigaron a derrocar a Jalal-al-Din. 
Para recaudar dinero para un golpe de Estado contra Jalal-al-Din, Ali atacó a Bhilsa en 1293. Bhilsa era una ciudad del templo en el reino Paramara de Malwa, que ya había sido debilitada por Vaghela, Chahamana y las invasiones de Yadava. Como resultado de este ataque, obtuvo una gran cantidad de ganado y metales preciosos. Durante su estancia en Bhilsa, llegó a conocer la inmensa riqueza del sur del reino de Yadava, así como las rutas que llevan a su capital, Devagiri. Se entregó astutamente el botín de Bhilsa a Jalal-al-Din para ganar la confianza del sultán, pero retuvo la información sobre el reino de Yadava. Satisfecho con el botín, Jalal-al-Din le dio a Ali la oficina de Ariz-i Mamalik, que una vez estuvo en manos del padre de Ali. También le otorgó a Ali el cargo de gobernador de Awadh, además del de Kara-Manikpur. También aceptó la solicitud de Ali de utilizar los ingresos excedentes para reclutar tropas adicionales para atacar a los otros territorios ricos pero débilmente defendidos más allá de Chanderi. 
Durante los próximos años, Ali secretamente planeó un ataque contra Devagiri. En 1296, partió hacia Devagiri con una caballería de 8,000 hombres. Dejó la administración de Kara a Alaul Mulk, quien engañó a la administración de Jalal-al-Din en Delhi sobre el verdadero destino de Ali. En Devagiri, Ali recolectó una gran cantidad de riqueza. Cuando Jalal-al-Din se enteró del éxito de Ali en Devagiri, se sintió complacido ante la posibilidad de que un gran tesoro se le acercara. Se mudó a Gwalior, con la esperanza de que Ali fuera allí para encontrarse con él en ruta a Kara. Sin embargo, Ali marchó directamente hacia Kara. Los consejeros de Jalal-al-Din, como Ahmad Chap, le aconsejaron que interceptara a Ali en Kara, pero Jalal-al-Din confió en su sobrino y regresó a Delhi. En Delhi, el hermano de Ali, Almas Beg, aseguró la lealtad del sultán de Ali. 
Después de llegar a Kara, Ali envió a Jalal-al-Din un informe detallado sobre el ataque, y expresó su preocupación de que sus enemigos hayan envenenado la mente de Jalal-al-Din en su contra. Pidió una carta de indulto firmada, que Jalal-al-Din despachó de inmediato. En Kara, los mensajeros de Jalal-al-Din se asombraron cuando supieron de la fuerza militar de Ali y sus planes para destronar a Jalal-al-Din. Ali los detuvo y les impidió comunicarse con Delhi. Mientras tanto, Almas Beg convenció a Jalal-al-Din de que Ali siempre llevaba veneno en su pañuelo y que se suicidaría por culpa, si no fue personalmente indultado por Jalal-al-Din. Un crédulo Jalal-al-Din, preocupado por su amado sobrino, le pidió a Almas que visitara Kara y disuadiera a Ali de suicidarse, prometiendo visitar al propio Kara poco después. 

Assassination [ edit ]Asesinato 
En julio de 1296, Jalal-al-Din marchó a Kara con un gran ejército para encontrarse con Ali durante el mes sagrado del Ramadán. Dirigió a su comandante Ahmad Chap para llevar la mayor parte del ejército a Kara por tierra, mientras que él mismo viajó por el río Ganges con 1.000 soldados. Cuando el séquito de Jalal-al-Din se acercó a Kara, Ali envió a Almas Beg a su encuentro. Almas Beg convenció a Jalal-al-Din para que dejara atrás a sus soldados, diciendo que su presencia asustaría a Ali para que se suicidara. Jalal-al-Din abordó un bote con algunos de sus compañeros, quienes fueron hechos para desabrochar sus armas. Mientras subían al bote, vieron a las tropas armadas de Ali estacionadas a lo largo de la orilla del río. Almas les dijo que estas tropas habían sido convocadas para conceder una digna recepción a Jalal-al-Din. Jalal-al-Din se quejó de la falta de cortesía de Ali al no venir a saludarlo en este momento. Sin embargo, Almas lo convenció de la lealtad de Ali al decir que Ali estaba ocupado organizando una presentación del botín de Devagiri y una fiesta para él. 
Satisfecho por esta explicación, Jalal-al-Din continuó su viaje a Kara, recitando el Corán en el barco. Cuando aterrizó en Kara, el séquito de Ali lo saludó, y Ali ceremoniosamente se tiró a sus pies. Jalal-al-Din cariñosamente levantó a Ali, le dio un beso en la mejilla, y lo regañó por dudar del afecto de su tío. En este punto, Ali hizo una seña a su seguidor Muhammad Salim, quien golpeó a Jalal-al-Din con su espada dos veces. Jalal-al-Din sobrevivió al primer golpe, y corrió hacia su bote, pero el segundo golpe lo mató. Ali levantó el dosel real sobre su cabeza, y se proclamó el nuevo Sultán. La cabeza de Jalal-al-Din fue puesta en una lanza y desfilaron por las provincias de Ali de Kara-Manikpur y Awadh. Sus compañeros en el barco también fueron asesinados, y el ejército de Ahmad Chap se retiró a Delhi. 
Según el escritor contemporáneo Amir Khusrau, Ali ascendió al trono (como Alauddin Khalji) el 19 de julio de 1296 (16 de Ramadán 695). El último escritor Ziauddin Barani fecha la muerte de Jalal-al-Din y la ascensión de Ali hasta el 20 de julio de 1296, pero Amir Khusrau es más confiable. 

Actividades culturales 
El cortesano de Jalal-al-Din, Amir Khusrau, escribió Miftah al-Futuh (1291) para conmemorar sus victorias.

'Alā'ud-Dīn Khaljī (1296-131) fue el segundo gobernante de la dinastía Khalji que gobernó el Sultanato de Delhi en el subcontinente indio. Era sobrino y yerno de su predecesor Jalaluddin. Cuando Jalaluddin se convirtió en el Sultán de Delhi después de deponer a los mamelucos, Alauddin recibió el puesto de Amir-i-Tuzuk (equivalente al maestro de ceremonias). Alauddin obtuvo la gobernación de Kara en 1291 después de suprimir una revuelta contra Jalaluddin, y la gobernación de Awadh en 1296 después de una incursión rentable en Bhilsa. En 1296, Alauddin irrumpió en Devagiri y adquirió botín para organizar una revuelta exitosa contra Jalaluddin. Después de matar a Jalaluddin, consolidó su poder en Delhi y sometió a los hijos de Jalaluddin en Multan. Alauddin deseaba convertirse en el segundo Alejandro (Sikander Sani), y este título suyo fue mencionado en monedas y oraciones públicas. 

Una pintura del siglo 17 de Alauddin Khalji

En los años siguientes, Alauddin se defendió con éxito de las invasiones mongolas de India, en Jaran-Manjur (1297-1298), Sivistan (1298), Kili (1299), Delhi (1303) y Amroha (1305). En 1306, sus fuerzas lograron una victoria decisiva contra los mongoles cerca de la orilla del río Ravi, y en los años siguientes, sus fuerzas saquearon los territorios mongoles en el Afganistán actual. Los comandantes militares que dirigieron con éxito su ejército contra los mongoles incluyen a Zafar Khan, Ulugh Khan y su esclavo general Malik Kafur. 
Alauddin invadió, conquistó y saqueó los reinos hindúes de Gujarat (allanado en 1299 y anexado en 1304), Ranthambore (1301), Chittor (1303), Malwa (1305), Siwana (1308) y Jalore (1311). Estas victorias pusieron fin a varias dinastías hindúes, incluidas las Paramaras, las Vaghelas, las Chahamanas de Ranastambhapura y Jalore, la rama Rawal de los Guhilas  y posiblemente los Yajvapalas. Su esclavo general Malik Kafur dirigió múltiples campañas al sur de los Vindhyas, obteniendo una considerable cantidad de riqueza de Devagiri (1308), Warangal (1310) y Dwarasamudra (1311). Estas victorias forzaron al rey Yadava Ramachandra, al rey Kakatiya Prataparudra y al rey Hoylala Ballala III a convertirse en los tributarios de Alauddin. Kafur también allanó el reino de Pandya (1311), obteniendo una gran cantidad de tesoros, elefantes y caballos. 
Durante los últimos años de su vida, Alauddin sufrió una enfermedad y confió en Malik Kafur para manejar la administración. Después de su muerte en 1316, Malik Kafur nombró a Shihabuddin, hijo de Alauddin y su esposa hindú Jhatyapali, como un monarca títere. Sin embargo, su hijo mayor Qutbuddin Mubarak Shah tomó el poder poco después. 

Los cronistas contemporáneos no escribieron mucho sobre la infancia de Alauddin. Según el cronista de los siglos XVI / XVII Haji-ud-Dabir, Alauddin tenía 34 años cuando comenzó su marcha hacia Ranthambore (1300-1301). Suponiendo que esto sea correcto, el nacimiento de Alauddin puede fecharse en 1266-1267. Su nombre original era Ali Gurshasp. Era el hijo mayor de Shihabuddin Mas'ud, que era el hermano mayor del fundador de la dinastía Khalji, el sultán Jalaluddin. Tenía tres hermanos: Almas Beg (más tarde Ulugh Khan), Qutlugh Tigin y Muhammad. La familia era de ascendencia turca Khalji, pero sus antepasados ​​habían vivido en Afganistán durante más de 200 años y habían adoptado algunas costumbres afganas, por lo que los antiguos nobles turcos de Delhi los consideraban afganos. 
Alauddin fue criado por Jalaluddin después de la muerte de Shihabuddin. Tanto Alauddin como su hermano menor Almas Beg se casaron con las hijas de Jalaluddin. Después de que Jalaluddin se convirtiera en el Sultán de Delhi, Alauddin fue nombrado como Amir-i-Tuzuk (equivalente a Maestro de ceremonias), mientras que Almas Beg recibió el puesto de Akhur-beg (equivalente al Maestro del Caballo). 
Alauddin se casó con la hija de Jalaluddin, Malika-i-Jahan, mucho antes de la revolución Khalji de 1290. El matrimonio, sin embargo, no fue feliz. Habiéndose convertido de pronto en una princesa después del ascenso de Jalaluddin como monarca, era muy arrogante y trató de dominar a Alauddin. Según Haji-ud-Dabir, Alauddin se casó con una segunda mujer, llamada Mahru, que era la hermana de Malik Sanjar alias Alp Khan. Malika-i-Jahan estaba muy furiosa por el hecho de que su esposo había tomado una segunda esposa. Según Dabir, esta fue la principal causa de malentendidos entre Alauddin y su primera esposa. Una vez, mientras Alauddin y Mahru estaban juntos en un jardín, la hija de Jalaluddin atacó a Mahru por celos. En respuesta, Alauddin la agredió. El incidente fue denunciado a Jalaluddin, pero el sultán no tomó ninguna medida contra Alauddin. Alauddin tampoco estaba en buenos términos con su suegra, quien ejerció una gran influencia sobre el Sultán. Según la historiadora Firishta del siglo XVI, advirtió a Jalaluddin que Alauddin estaba planeando establecer un reino independiente en una parte remota del país. Mantuvo una estrecha vigilancia sobre Alauddin, y alentó el comportamiento arrogante de su hija hacia él. 

Gobernador de Kara
En 1291, Alauddin jugó un papel importante en aplastar una revuelta del gobernador de Kara Malik Chajju. Como resultado, Jalaluddin lo nombró como el nuevo gobernador de Kara en 1291. Los ex Amirs (nobles subordinados) de Malik Chajju en Kara consideraban a Jalaluddin como un gobernante débil e ineficaz, e instigaron a Alauddin a usurpar el trono de Delhi. Esto, combinado con su infeliz vida doméstica, hizo que Alauddin decidiera destronar a Jalaluddin. 

Conspiración contra Jalaluddin
Mientras instigaban a Alauddin a rebelarse contra Jalaluddin, los partidarios de Malik Chajju enfatizaron que necesitaba una gran cantidad de dinero para formar un gran ejército y organizar un golpe exitoso: la revuelta de Malik Chajju había fallado por falta de recursos. Para financiar su plan de destronar a Jalaluddin, Alauddin decidió atacar los reinos hindúes vecinos. En 1293, allanó Bhilsa, una ciudad rica en el reino de Paramara de Malwa, que había sido debilitada por múltiples invasiones. En Bhilsa, llegó a conocer la inmensa riqueza del sur del reino de Yadava en la región de Deccan, así como las rutas que llevan a su capital, Devagiri. Por lo tanto, entregó astutamente el botín de Bhilsa a Jalaluddin para ganarse la confianza del sultán, mientras retenía la información sobre el reino de Yadava. Un complacido Jalaluddin le dio el cargo de Ariz-i Mamalik (Ministro de Guerra), y también lo convirtió en gobernador de Awadh. Además, el Sultán aceptó la solicitud de Alauddin de usar el excedente de ingresos para contratar tropas adicionales. 
Después de años de planificación y preparación, Alauddin hizo una incursión exitosa en Devagiri en 1296. Dejó a Devagiri con una gran cantidad de riqueza, que incluía metales preciosos, joyas, productos de seda, elefantes, caballos y esclavos. Cuando la noticia del éxito de Alauddin llegó a Jalaluddin, el sultán llegó a Gwalior, con la esperanza de que Alauddin le presentara el botín allí. Sin embargo, Alauddin marchó directamente a Kara con toda la riqueza. Los consejeros de Jalaluddin como Ahmad Chap recomendaron interceptar a Alauddin en Chanderi, pero Jalaluddin tenía fe en su sobrino. Regresó a Delhi, creyendo que Alauddin llevaría la riqueza de Kara a Delhi. Después de llegar a Kara, Alauddin envió una carta de disculpas al sultán, y expresó su preocupación de que sus enemigos hayan envenenado la mente del sultán en su contra durante su ausencia. Pidió una carta de indulto firmada por el sultán, que el sultán despachó de inmediato a través de mensajeros. En Kara, los mensajeros de Jalaluddin supieron de la fuerza militar de Alauddin y de sus planes para destronar al sultán. Sin embargo, Alauddin los detuvo y les impidió comunicarse con el sultán.
Mientras tanto, el hermano menor de Alauddin, Almas Beg (más tarde Ulugh Khan), que estaba casado con una hija de Jalaluddin, aseguró la lealtad del sultán de Alauddin. Convenció a Jalaluddin de que visitara Kara y se reuniera con Alauddin, diciendo que Alauddin se suicidaría por culpa si el sultán no lo perdonaba personalmente. Un crédulo Jalaluddin partió hacia Kara con su ejército. Después de llegar cerca de Kara, ordenó a Ahmad Chap llevar a su ejército principal a Kara por la ruta terrestre, mientras que él mismo decidió cruzar el río Ganges con un cuerpo más pequeño de alrededor de 1.000 soldados. El 20 de julio de 1296, Alauddin mató a Jalaluddin después de fingir saludar al sultán y se declaró el nuevo rey. Los compañeros de Jalaluddin también fueron asesinados, mientras que el ejército de Ahmad Chap se retiró a Delhi.

Consolidación del poder
Inicialmente, Alauddin consolidó el poder haciendo generosas donaciones y dotaciones, y designando a un gran número de personas en las oficinas gubernamentales. Él equilibró el poder entre los oficiales nombrados por los mamelucos, los designados por Jalaluddin, y sus propios designados. También aumentó la fuerza del ejército del Sultanato, y regaló a cada soldado el salario de un año y medio en efectivo. Del primer año de Alauddin como el Sultán, Ziauddin Barani escribió que fue el año más feliz que la gente de Delhi había visto alguna vez. 
En este momento, Alauddin no pudo ejercer su autoridad sobre todos los antiguos territorios de Jalaluddin. En la región de Punjab, su autoridad se limitaba a las áreas al este del río Ravi. La región más allá de Lahore sufrió de incursiones mongolas y rebeliones de Khokhar. Multan estaba controlado por el hijo de Jalaluddin, Arkali, que albergaba a los fugitivos de Delhi. En noviembre de 1296, Alauddin envió un ejército dirigido por Ulugh Khan y Zafar Khan para conquistar Multan. Por orden suya, Nusrat Khan arrestó, cegó y / o mató a los miembros sobrevivientes de la familia sobreviviente de Jalaluddin. 
Poco después de la conquista de Multan, Alauddin nombró a Nusrat Khan como su wazir (primer ministro). Después de haber fortalecido su control sobre Delhi, el Sultán comenzó a eliminar a los oficiales que no eran sus propios designados. En 1297, los aristócratas (maliks), que habían desertado de la familia de Jalaluddin para unirse a Alauddin, fueron arrestados, cegados o asesinados. Todos sus bienes, incluido el dinero que antes le había dado Alauddin, fueron confiscados. Como resultado de estas confiscaciones, Nusrat Khan obtuvo una gran cantidad de efectivo para el tesoro real. Solo se perdonaron tres maliks de la época de Jalaluddin: Malik Qutbuddin Alavi, Malik Nasiruddin Rana, Malik Amir Jamal Khalji. El resto de los antiguos aristócratas fueron reemplazados por los nuevos nobles, que eran extremadamente leales a Alauddin. 
Mientras tanto, Ala-ul Mulk, que era el gobernador de Alaudidn en Kara, llegó a Delhi con todos los oficiales, elefantes y riquezas que Alauddin había dejado en Kara. Alauddin designó a Ala-ul Mulk como el kotwal de Delhi y colocó a todos los empleados municipales no turcos a su cargo. Como Ala-ul Mulk se había vuelto muy obeso, el feudo de Kara fue confiado a Nusrat Khan, que se había vuelto impopular en Delhi debido a las confiscaciones.

Invasiones mongoles y conquistas del norte, 1297-1306
En el invierno de 1297, los mongoles dirigidos por un noyan del Chagatai Khanate atacaron Punjab, avanzando hasta Kasur. Las fuerzas de Alauddin, lideradas por Ulugh Khan, derrotaron a los mongoles el 6 de febrero de 1298. Según Amir Khusrow, 20,000 mongoles fueron asesinados en la batalla, y muchos más fueron asesinados en Delhi después de haber sido llevados allí como prisioneros. En 1298-99, otro ejército mongol (posiblemente fugitivos de Neguderi) invadió Sindh y ocupó el fuerte de Sivistán. Esta vez, el general de Alauddin, Zafar Khan, derrotó a los invasores y recuperó el fuerte. 
A principios de 1299, Alauddin envió a Ulugh Khan y Nusrat Khan a invadir Gujarat, donde el rey Vaghela Karna ofreció una débil resistencia. El ejército de Alauddin saqueó varias ciudades, incluida Somnath, donde profanó el famoso templo hindú. El ejército de Delhi también capturó a varias personas, incluyendo a la reina de Vaghela, Kamala Devi, y al esclavo Malik Kafur, quien más tarde dirigió las campañas sureñas de Alauddin. Durante el viaje de regreso del ejército a Delhi, algunos de sus soldados mongoles organizaron un motín infructuoso cerca de Jalore, después de que los generales intentaron a la fuerza extraerles una parte del botín (khums). La administración de Alauddin impuso castigos brutales a las familias de los amotinados en Delhi, incluidos asesinatos de niños frente a sus madres. Según el cronista de Delhi Ziauddin Barani, la práctica de castigar a esposas e hijos por los crímenes de los hombres comenzó con este incidente en Delhi. 
En 1299, el gobernante Chagatai Duwa envió una fuerza mongola liderada por Qutlugh Khwaja para conquistar Delhi. En la Batalla de Kili, Alauddin dirigió personalmente las fuerzas de Delhi, pero su general Zafar Khan atacó a los mongoles sin esperar sus órdenes. Aunque Zafar Khan logró infligir fuertes bajas a los invasores, él y otros soldados de su unidad murieron en la batalla. Qutlugh Khwaja también resultó gravemente herido, lo que obligó a los mongoles a retirarse.
En 1301, Alauddin ordenó a Ulugh Khan y Nusrat Khan que invadieran Ranthambore, cuyo rey Hammiradeva había concedido asilo a los líderes del motín cerca de Jalore. Después de que Nusrat Khan fuera asesinado durante el asedio, Alauddin personalmente se hizo cargo de las operaciones de asedio y conquistó el fuerte en julio de 1301. Durante la campaña de Ranthambore, Alauddin enfrentó tres rebeliones fracasadas. Para reprimir cualquier rebelión futura, estableció un sistema de inteligencia y vigilancia, instituyó una prohibición total en Delhi, estableció leyes para evitar que sus nobles trabajen en red y confiscó riquezas al público en general. 
En el invierno de 1302-1303, Alauddin envió un ejército para saquear la capital de Kakatiya, Warangal. Mientras tanto, él mismo dirigió otro ejército para conquistar Chittor, la capital del reino Guhila gobernado por Ratnasimha. Alauddin capturó a Chittor después de un asedio de ocho meses. Según su cortesano Amir Khusrow, ordenó una matanza de 30,000 hindúes locales después de esta conquista. Algunas leyendas posteriores afirman que Alauddin invadió Chittor para capturar a la hermosa reina de Ratnasimha, Padmini, pero la mayoría de los historiadores modernos han rechazado la autenticidad de estas leyendas. 
Mientras los ejércitos imperiales estaban ocupados en las campañas de Chittor y Warangal, los mongoles lanzaron otra invasión de Delhi alrededor de agosto de 1303. Alauddin logró llegar a Delhi antes que los invasores, pero no tuvo tiempo suficiente para prepararse para una defensa fuerte. Mientras tanto, la campaña de Warangal no tuvo éxito (debido a las fuertes lluvias según Ziauddin Barani), y el ejército perdió varios hombres y su equipaje. Ni este ejército ni los refuerzos enviados por los gobernadores provinciales de Alauddin pudieron ingresar a la ciudad debido a los bloqueos establecidos por los mongoles. En estas difíciles circunstancias, Alauddin se refugió en un campamento fuertemente custodiado en el Fuerte Siri en construcción. Los mongoles enfrentaron a sus fuerzas en algunos conflictos menores, pero ninguno de los dos logró una victoria decisiva. Los invasores saquearon Delhi y sus vecindarios, pero finalmente decidieron retirarse después de no haber podido violar a Siri. La invasión mongol de 1303 fue una de las invasiones más graves de la India, y llevó a Alauddin a tomar varias medidas para evitar que se repita. Fortaleció los fuertes y la presencia militar a lo largo de las rutas mongolas a la India. También implementó una serie de reformas económicas para asegurar suficientes entradas de ingresos para mantener un ejército fuerte. 
En 1304, Alauddin parece haber ordenado una segunda invasión de Gujarat, que resultó en la anexión del reino Vaghela al Sultanato de Delhi. En 1305, Alauddin lanzó una invasión de Malwa en el centro de la India, que resultó en la derrota y la muerte del rey Paramara Mahalakadeva. La dinastía Yajvapala, que gobernó la región al noreste de Malwa, también parece haber caído en manos de la invasión de Alauddin. 
En diciembre de 1305, los mongoles invadieron la India de nuevo. En lugar de atacar la ciudad fuertemente custodiada de Delhi, los invasores se dirigieron al sudeste hacia las llanuras del Ganges a lo largo de las estribaciones del Himalaya. La caballería de Alauddin de 30,000 hombres, liderada por Malik Nayak, derrotó a los mongoles en la Batalla de Amroha. Un gran número de mongoles fueron tomados cautivos y asesinados, el historiador del siglo XVI Firishta afirma que las cabezas (señor) de 8,000 mongoles se usaron para construir el Fuerte Siri encargado por Alauddin. 
En 1306, otro ejército mongol enviado por Duwa avanzó hasta el río Ravi, saqueando los territorios a lo largo del camino. Las fuerzas de Alauddin, lideradas por Malik Kafur, derrotaron decisivamente a los mongoles. Duwa murió el año siguiente, y después de eso los mongoles no lanzaron ninguna otra expedición a la India durante el reinado de Alauddin. Por el contrario, el gobernador de Alipadin, Dipalpur, Malik Tughluq asaltó regularmente los territorios mongoles ubicados en el Afganistán actual.

El sultán Alau'd Din puso en vuelo; Las mujeres de Ranthambhor cometen Jauhar, una pintura de Rajput de 1825

Marwar y campañas sureñas, 1307-1313
Alrededor de 1308, Alauddin envió a Malik Kafur a invadir Devagiri, cuyo rey Ramachandra había suspendido los pagos de tributos prometidos en 1296, y había concedido asilo al rey Vaghela Karna en Baglan. Kafur fue apoyado por Alp Khan, gobernador de Alauddin en Gujarat, cuyas fuerzas invadieron Baglana y capturaron a la hija de Karna, Devaladevi (más tarde casada con el hijo de Alauddin Khizr Kha). En Devagiri, Kafur logró una victoria fácil, y Ramachandra acordó convertirse en un vasallo de toda la vida de Alauddin. 
Mientras tanto, una sección del ejército de Alauddin había estado sitiando el fuerte de Siwana en la región de Marwar sin éxito durante varios años. En agosto-septiembre de 1308, Alauddin personalmente se hizo cargo de las operaciones de asedio en Siwana. El ejército de Delhi conquistó el fuerte, y el gobernante defensor Sitaladeva fue asesinado en noviembre de 1308. 
El saqueo obtenido de Devagiri llevó a Alauddin a planear una invasión de los otros reinos del sur, que habían acumulado una gran cantidad de riqueza, habiendo sido protegidos de los ejércitos extranjeros que habían saqueado el norte de la India. A finales de 1309, envió a Malik Kafur a saquear la capital de Kakatiya, Warangal. Ayudado por Ramachandra de Devagiri, Kafur entró en el territorio de Kakatiya en enero de 1310, saqueando ciudades y pueblos en su camino a Warangal. Después de un sitio de un mes de Warangal, el rey Kakatiya Prataparudra acordó convertirse en un afluente de Alauddin, y entregó una gran cantidad de riqueza (posiblemente incluyendo el diamante Koh-i-Noor) a los invasores. 
Mientras tanto, después de conquistar Siwana, Alauddin había ordenado a sus generales someter a otras partes de Marwar, antes de regresar a Delhi. Las incursiones de sus generales en Marwar llevaron a sus enfrentamientos con Kanhadadeva, el gobernante Chahamana de Jalore. En 1311, el general Malik Kamaluddin Gurg de Alauddin capturó el fuerte después de derrotar y matar a Kanhadadeva. 
Durante el asedio de Warangal, Malik Kafur se enteró de la riqueza de los reinos Hoysala y Pandya situados más al sur. Después de regresar a Delhi, tomó el permiso de Alauddin para dirigir una expedición allí. Kafur comenzó su marcha desde Delhi en noviembre de 1310, y cruzó Deccan a principios de 1311, con el apoyo de los tributarios de Alauddin Ramachandra y Prataparudra. 
En este momento, el reino Pandya estaba tambaleándose bajo una guerra de sucesión entre los dos hermanos Vira y Sundara, y aprovechando esto, el rey Hoysala Ballala había invadido el territorio Pandyan. Cuando Ballala se enteró de la marcha de Kafur, se apresuró a volver a su capital, Dwarasamudra. Sin embargo, no pudo oponer una fuerte resistencia, y negoció una tregua después de un corto asedio, acordó entregar su riqueza y convertirse en un afluente de Alauddin. 
Desde Dwarasamudra, Malik Kafur marchó al reino de Pandya, donde asaltó varias ciudades. Tanto Vira como Sundara huyeron de su cuartel general y, por lo tanto, Kafur no pudo convertirlos en tributarios de Alauddin. Sin embargo, el ejército de Delhi saqueó una gran cantidad de tesoros, elefantes y caballos. El cronista de Delhi Ziauddin Barani describió esta toma de riqueza de Dwarasamudra y el reino de Pandya como la más grande desde la captura musulmana de Delhi. 
Durante esta campaña, el general mongol Abachi había conspirado para aliarse con los Pandyas, y como resultado, Alauddin ordenó que fuera ejecutado en Delhi. Esto, combinado con sus agravios generales contra Alauddin, condujo al resentimiento entre los mongoles que se habían establecido en la India después de convertirse al Islam. Una sección de líderes mongoles conspiró para matar a Alauddin, pero la conspiración fue descubierta por los agentes de Alauddin. Alauddin luego ordenó una masacre masiva de mongoles en su imperio, que según Barani, resultó en la muerte de 20,000 o 30,000 mongoles. 
Mientras tanto, en Devagiri, después de la muerte de Ramachandra, su hijo trató de derrocar la soberanía de Alauddin. Malik Kafur volvió a invadir Devagiri en 1313, lo derrotó y se convirtió en gobernador de Devagiri. 

Cambios administrativos
A diferencia de los gobernantes anteriores del Sultanato de Delhi, que habían dependido en gran medida de la configuración administrativa preexistente, Alauddin emprendió reformas a gran escala. Después de enfrentar las invasiones mongolas y varias rebeliones, implementó varias reformas para poder mantener un gran ejército y debilitar a aquellos capaces de organizar una revuelta contra él. Barani también atribuye las reformas de ingresos de Alauddin al deseo del Sultán de subyugar a los hindúes "privándolos de esa riqueza y propiedad que fomenta la rebelión. Según el historiador Satish Chandra, las reformas de Alauddin se basaron en su concepción del miedo y el control como la base del buen gobierno así como de sus ambiciones militares: la mayor parte de las medidas se diseñaron para centralizar el poder en sus manos.  
Algunas de las reformas agrarias de Alauddin fueron continuadas por sus sucesores, y formaron una base de las reformas agrarias introducidas por los gobernantes posteriores como Sher Shah Suri y Akbar. Sin embargo, sus otras regulaciones, incluido el control de precios, fueron revocadas por su hijo Qutbuddin Mubarak Shah unos meses después de su muerte. 

Reformas
El campo y la producción agrícola durante su tiempo fueron controlados por los jefes de las aldeas, las autoridades hindúes tradicionales. Consideraba su arrogancia y su resistencia directa e indirecta como la principal dificultad que afectaba su reinado. También tuvo que enfrentar el hablar de conspiraciones en su corte. 
Después de algunas conspiraciones iniciales y revueltas hindúes en las áreas rurales durante el período inicial de su reinado, golpeó la raíz del problema al introducir reformas que también apuntaban a asegurar el apoyo de su ejército y el suministro de alimentos a su capital. Se llevó todas las propiedades de sus cortesanos y nobles y canceló las asignaciones de ingresos que en adelante estaban controladas por las autoridades centrales. De ahora en adelante, "todos estaban ocupados ganando para ganarse la vida para que nadie pudiera pensar en la rebelión". También ordenó "proporcionar algunas reglas y regulaciones para derribar a los hindúes y privarlos de esa riqueza y propiedad que fomenta la rebelión. El hindú debía reducirse para ser tan reducido como para ser incapaz de mantener un caballo para montar. , use ropa fina o disfrute de los lujos de la vida". 
Alauddin trajo una gran extensión de tierras fértiles bajo el territorio de la corona gobernada directamente, al eliminar las concesiones de tierras y vasallos de iqta en la región de Ganga-Yamuna Doab. Impuso un impuesto Kharaj del 50% sobre los productos agrícolas en una parte sustancial del norte de la India: esta era la cantidad máxima permitida por la escuela Hanafi del Islam, que era dominante en Delhi en ese momento.
Alauddin también eliminó a los jefes rurales intermedios hindúes, y comenzó a recoger el kharaj directamente de los cultivadores. No cobró ningún impuesto adicional sobre la agricultura, y abolió el recorte que los intermediarios recibieron para recaudar ingresos. La demanda de Alauddin de impuestos proporcionales a la superficie de la tierra significaba que los pueblos ricos y poderosos con más tierra tenían que pagar más impuestos. Forzó a los jefes rurales a pagar los mismos impuestos que a los demás y les prohibió imponer impuestos ilegales a los campesinos. Para evitar cualquier rebelión, su administración privó a los jefes rurales de su riqueza, caballos y armas. Al suprimir a estos jefes, Alauddin se proyectó a sí mismo como el protector de la parte más débil de la sociedad rural. Sin embargo, mientras los cultivadores estaban libres de las demandas de los terratenientes, los altos impuestos impuestos por el estado significaban que un cultivador tenía "apenas lo suficiente para llevar a cabo su cultivo y sus necesidades alimenticias". 
Para hacer cumplir estas tierras y las reformas agrarias, Alauddin estableció un sistema de administración de ingresos fuerte y eficiente. Su gobierno reclutó una gran cantidad de contadores, recaudadores y agentes. Estos funcionarios estaban bien remunerados, pero estaban sujetos a severos castigos si recibían sobornos. Los libros de cuentas fueron auditados e incluso pequeñas discrepancias fueron castigadas. El efecto fue que tanto los grandes terratenientes como los cultivadores en pequeña escala temían perder el pago de sus impuestos. 
El gobierno de Alauddin impuso el impuesto jizya a sus súbditos no musulmanes, y sus súbditos musulmanes estaban obligados a contribuir zakat. También gravó impuestos sobre residencias (ghari) y pastoreo (chara'i), que no fueron sancionados por la ley islámica. Además, Alauddin exigió la cuarta parte del botín de guerra a sus soldados, en lugar de la quinta parte tradicional (khums).

Alauddin implementó medidas de control de precios para una amplia variedad de productos de mercado. El cortesano de Alauddin Amir Khusrau y el escritor del siglo XIV Hamid Qalandar sugieren que Alauddin introdujo estos cambios para el bienestar público. Sin embargo, Barani afirma que Alauddin quería reducir los precios para que los salarios bajos fueran aceptables para sus soldados y, por lo tanto, para mantener un gran ejército. Además, Barani sugiere que los comerciantes hindúes se entregó a la especulación, y las reformas de mercado de Alauddin resultaron del deseo del sultán de castigar a los hindúes.
Para garantizar que los productos se vendieran a precios regulados, Alauddin designó supervisores de mercado y espías, y recibió informes independientes de ellos. Para evitar un mercado negro, su administración prohibió a los campesinos y comerciantes almacenar los granos y estableció graneros administrados por el gobierno, donde se almacenaba la parte del grano que le correspondía al gobierno. El gobierno también obligó a los trabajadores del transporte a reasentarse en aldeas a distancias específicas a lo largo del río Yamuna para permitir el transporte rápido de grano a Delhi. 
Cronistas como Khusrau y Barani afirman que no se permitió que los precios aumentaran durante la vida de Alauddin, incluso cuando la lluvia era escasa. Los comerciantes que violaron las regulaciones de control de precios o trataron de eludir (como, utilizando pesos falsos) recibieron castigos severos.

Reformas militares
Alauddin mantuvo un gran ejército permanente, que incluía 475,000 jinetes según el cronista Sigishta del siglo XVI. Se las arregló para reunir un ejército tan grande pagando salarios relativamente bajos a sus soldados, e introdujo controles de precios en el mercado para garantizar que los bajos salarios fueran aceptables para sus soldados. Aunque se oponía a conceder tierras a sus generales y soldados, generosamente los recompensó después de campañas exitosas, especialmente las de Deccan. 
El gobierno de Alauddin mantuvo un rol descriptivo de cada soldado, y ocasionalmente realizó revisiones estrictas del ejército para examinar los caballos y las armas de los soldados. Para asegurar que ningún caballo pudiera ser presentado dos veces o reemplazado por un caballo de mala calidad durante la revisión, Alauddin estableció un sistema de marca de los caballos.

Reformas sociales
Aunque el Islam prohíbe las bebidas alcohólicas, beber era común entre la realeza y los nobles musulmanes del Sultanato de Delhi en el siglo XIII, y el propio Alauddin era un gran bebedor. Como parte de sus medidas para evitar rebeliones, Alauddin impuso la prohibición, porque creía que el uso desenfrenado de las bebidas alcohólicas permitía a las personas reunirse, perder los sentidos y pensar en la rebelión. Según Isami, Alauddin prohibió el alcohol, después de que un noble lo condenó por juerga cuando sus súbditos sufrían hambre. Sin embargo, esta cuenta parece ser un rumor. 
Posteriormente, Alauddin también prohibió otros estupefacientes, incluido el cannabis. También prohibió los juegos de azar y excomulgó a los borrachos y apostadores de Delhi, junto con los vendedores de estupefacientes. La administración de Alauddin castigó estrictamente a los infractores y aseguró la no disponibilidad de alcohol no solo en Delhi, sino también en las áreas circundantes. Sin embargo, el alcohol continuó siendo producido ilegalmente y contrabandeado a Delhi. Algún tiempo después, Alauddin cedió y permitió la destilación y la bebida en privado. Sin embargo, la distribución pública y el consumo de vino permanecieron prohibidos. 
Alauddin también aumentó su nivel de control sobre la nobleza. Redujo los recursos económicos de los nobles para lanzar rebeliones al confiscar sus riquezas y sacarlas de sus bases de poder. Incluso las tierras caritativas administradas por nobles fueron confiscadas. Fuertes castigos fueron dados por deslealtad. Incluso esposas e hijos de soldados que se rebelaban por mayores botines de guerra fueron encarcelados. Se estableció una red de espionaje eficiente que llegó a los hogares privados de los nobles. La alianza matrimonial entre familias nobles tuvo que ser aprobada por el rey. 
Alauddin prohibió la prostitución y ordenó que todas las prostitutas de Delhi estén casadas. Firishta afirma que clasificó a las prostitutas en tres grados, y fijó sus tarifas en consecuencia. Sin embargo, el historiador Kishori Saran Lal considera que esta cuenta es inexacta. Alauddin también tomó medidas para frenar el adulterio al ordenar que el adúltero macho sea castrado y que la adúltera sea lapidada. 
Alauddin prohibió a los charlatanes, y ordenó que los hechiceros (llamados "magos chupadores de sangre" por su cortesano Amir Khusrau) fueran apedreados hasta la muerte. 

Últimos días
Durante los últimos años de su vida, Alauddin sufrió una enfermedad y se volvió muy desconfiado de sus oficiales. Empezó a concentrar todo el poder en las manos de su familia y sus esclavos. Se enamoró de su esclavo general Malik Kafur, quien fue promovido al rango de vice- noble (Na'ib), y se convirtió en el gobernante de facto del Sultanato. 
Alauddin eliminó a varios administradores experimentados, abolió la oficina de wazir (primer ministro) e incluso ejecutó al ministro Sharaf Qa'ini. Parece que Malik Kafur, que consideraba a estos oficiales como sus rivales y una amenaza, convenció a Alauddin de llevar a cabo esta purga. Kafur cegó a los hijos mayores de Alauddin, Khizr Khan y Shadi Khan. También convenció a Alauddin para ordenar el asesinato de su cuñado Alp Khan, un noble influyente que podría rivalizar con el poder de Malik Kafur. Las víctimas presuntamente tramaron una conspiración para derrocar a Alauddin, pero esta podría ser la propaganda de Kafur. 
Alauddin murió la noche del 4 de enero de 1316. Barani afirma que según "algunas personas", Kafur lo asesinó. Hacia el final de la noche, Kafur llevó el cuerpo de Alauddin del Siri Place y lo enterró en el mausoleo de Alauddin (que ya había sido construido antes de la muerte de Alauddin). Se dice que el mausoleo se encontraba fuera de una mezquita de Jama, pero ninguna de estas estructuras puede identificarse con certeza. Según el historiador Banarsi Prasad Saksena, los cimientos en ruinas de estas dos estructuras probablemente se encuentran debajo de uno de los montículos de Siri. 
Al día siguiente, Kafur nombró a Shihabuddin, el joven hijo de Alauddin, como un monarca títere. Sin embargo, Kafur fue asesinado poco después, y el hijo mayor de Alauddin, Mubarak Khan, tomó el poder. 
La tumba de Alauddin y la madrasa dedicada a él existen en la parte posterior del complejo Qutb, Mehrauli, en Delhi.

Las esposas de Alauddin incluían a la hija de Jalaluddin, que tenía el título de Malika-i-Jahan, y la hermana de Alp Khan, Mahru. También se casó con Jhatyapali, la hija del rey hindú Ramachandra de Devagiri, probablemente después de la incursión de Devagiri en 1296, o después de su 1308 conquista de Devagiri. Alauddin tuvo un hijo con Jhatyapali, Shihabuddin Omar, quien lo sucedió como el próximo gobernante Khalji. 
Malik Kafur, un atractivo esclavo eunuco capturado durante la campaña de Gujarat,  se ganó la imaginación de Alauddin Aumentó rápidamente en el servicio de Alauddin, principalmente debido a su probada habilidad como comandante militar y sabio consejero, y finalmente se convirtió en el virrey (Na’ib) del Sultanato. Finalmente, un vínculo emocional profundo se desarrolló entre Alauddin y Kafur. Según Barani, durante los últimos cuatro o cinco años de su vida, Alauddin cayó "profundamente y locamente enamorado" de Kafur, y le entregó la administración. Según la descripción de Barani, los eruditos Ruth Vanita y Saleem Kidwai creen que Alauddin y Kafur estaban en una relación homosexual. El historiador Banarsi Prasad Saksena cree que la cercanía entre los dos no era sexual.

Arquitectura
En 1296, Alauddin construyó el depósito de agua Hauz-i-Alai (más tarde Hauz-i-Khas), que cubría un área de 70 acres, y tenía una pared de mampostería de piedra. Poco a poco, se llenó de barro, y fue aflojado por Firuz Shah Tughlaq alrededor de 1354. Las memorias autobiográficas de Timur, que invadieron Delhi en 1398, mencionan que el embalse fue una fuente de agua para la ciudad durante todo el año. 
En los primeros años del siglo XIV, Alauddin construyó el Fuerte Siri. Las paredes de la fortaleza se construyeron utilizando principalmente los escombros (en el barro), aunque hay algunas trazas de sillar mampostería (en cal y cal yeso). Alauddin acampó en Siri durante la invasión de 1303 mongoles, y después de que los mongoles se fueran, él construyó el palacio Qasr-i-Hazar Situn en el sitio de su campamento. La ciudad fortificada de Siri existió en la época de Timur, cuyas memorias afirman que tenía siete puertas. Fue destruido por Sher Shah Suri en 1548, y solo algunas de sus paredes en ruinas ahora sobreviven.

Religión
Al igual que sus predecesores, Alauddin era un musulmán sunita. Su administración persiguió a las minorías de Isamaili (chiítas), después de que los sunitas ortodoxos los acusaron falsamente de permitir el incesto en sus "asambleas secretas". Alauddin ordenó una investigación contra ellos en algún momento antes de 1311. La investigación fue realizada por los ulemas ortodoxos, que encontraron culpables a varios ismaelitas. Alauddin ordenó que los convictos fueran aserrados en dos. 
Ziauddin Barani, escribiendo medio siglo después de su muerte, menciona que Alauddin no era condescendiente con los ulemas musulmanes, y que "su fe en el Islam era firme como la fe de los analfabetos y los ignorantes". Barani afirma además que Alauddin una vez pensó en establecer una nueva religión. Así como los cuatro califas Rashidun del profeta islámico Muhammad ayudaron a difundir el Islam, Alauddin creía que él también tenía cuatro Khans (Ulugh, Nusrat, Zafar y Alp), con cuya ayuda podía establecer una nueva religión. El tío de Barani, Alaul Mulk, lo convenció de abandonar esta idea, afirmando que una nueva religión solo podría encontrarse basada en una revelación de Dios, no basada en la sabiduría humana. Alaul Mulk también argumentó que incluso los grandes conquistadores como Genghis Khan no habían podido subvertir el Islam, y la gente se rebelaría contra Alauddin por fundar una nueva religión. La afirmación de Barani de que Alauddin pensó en fundar una religión ha sido repetida por varios cronistas posteriores y también por historiadores posteriores. El historiador Banarsi Prasad Saksena duda de la autenticidad de esta afirmación, argumentando que no está respaldada por los escritores contemporáneos de Alauddin. 
El historiador persa contemporáneo Wassaf  al describir la campaña de Gujarat 1299 de Alauddin, afirma que el sultán estaba motivado por "el celo de la religión", y que su ejército masacró a las personas "por el bien del Islam". Alauddin y sus generales destruyeron varios templos hindúes durante sus campañas militares. Estos templos incluyeron los de Bhilsa (1292), Devagiri (1295), Vijapur (1298-1310), Somnath (1299), Jhain (1301), Chidambaram (1311) y Madurai (1311). Alauddin se comprometió con los jefes hindúes que estaban dispuestos a aceptar su soberanía. En un documento de 1305, Amir Khusrau menciona que Alauddin trató amablemente a los obedientes zamindares hindúes (propietarios feudales) y les otorgó más favores de lo que esperaban. En su estilo poético, Khusrau afirma que, para entonces, todos los hindúes insolentes en el reino de Hind habían muerto en el campo de batalla, y los otros hindúes habían inclinado la cabeza ante Alauddin. Al describir una corte celebrada el 19 de octubre de 1312, Khusrau escribe que el suelo se había vuelto color azafrán de los tilaks de los jefes hindúes inclinándose ante Alauddin. Esta política de compromiso con los hindúes fue muy criticada por un conjunto pequeño pero vocal de extremistas musulmanes, como se desprende de los escritos de Barani.

Los últimos sultanes de Khalji
Aladdin Khalji murió en diciembre de 1315. A partir de entonces, el sultanato fue testigo del caos, el golpe y la sucesión de asesinatos. Malik Kafur se convirtió en el sultán, pero carecía del apoyo de los emires musulmanes y fue asesinado en unos pocos meses. En los siguientes tres años, otros tres sucesores Khalji asumieron violentamente el poder pero, a su vez, fueron ejecutados violentamente en golpes de estado. Después de la muerte de Malik Kafur, los emires musulmanes instalaron Shihab-ud-din Omar, un sultán de seis años, con su hermano mayor Qutb ud din Mubarak Shah como regente. Qutb ud din Mubarak Shah mató a su hermano menor y luego se nombró a sí mismo como el Sultán. Para ganarse la lealtad de los emires y del clan Malik en el Sultanato, Mubarak Shah le ofreció a Ghazi Malik el mando de Punjab y otras oficinas o la muerte. Los emires eligieron la oficina. Mubarak Shah gobernó durante menos de 4 años, luego fue asesinado en 1320 por el general del ejército Khusraw Khan. Los emires musulmanes en Delhi se acercaron e invitaron a Ghazi Malik, entonces comandante del ejército musulmán en Punjab, a liderar un golpe contra Khusraw Khan. Ghazi Malik atacó a Khusraw Khan en Delhi, lo decapitó y se rebautizó como el Sultán Ghiyath al-Din Tughluq, el primer gobernante de la dinastía Tughluq.

Shibab-ud-din Omar Khan Khalji (1310? -1316) fue el tercer sultán de la dinastía Khalji y el 13 ° sultán de Delhi. Ascendió al trono como un menor con la muerte de su padre Alauddin Khalji en enero de 1316. Se convirtió en Sultán con la ayuda de Malik Kafur  el Comandante Militar. Después del asesinato de Kafur, su hermano Qutb-ud-din Mubarak se convirtió en Sultán.
Según el cronista Isami del siglo XIV, Shihab-ud-Din era el hijo de Alauddin de Jhatyapali, la hija de Ramachandra de Devagiri.

Qutb-ud-din Mubarak Shah Khalji (1316-1320) fue gobernante del Sultanato de Delhi de la India actual. Un miembro de la dinastía Khalji, era un hijo de Alauddin Khalji. 
Después de la muerte de Alauddin, Mubarak Shah fue encarcelado por Malik Kafur, quien nombró a su hermano menor Shihabuddin Omar como un monarca títere. Después del asesinato de Malik Kafur, Mubarak Shah se convirtió en el regente. Poco después, cegó a su hermano y usurpó el poder. Después de ascender al trono, recurrió a medidas populistas, como la abolición de los fuertes impuestos y penas impuestas por su padre, y la liberación de miles de prisioneros. 
Reprimió una rebelión en Gujarat, recuperó Devagiri y sitió con éxito a Warangal para extraer un tributo. Fue asesinado por su esclavo general Khusrau Khan. 
Mubarak Shah, también llamado Mubarak Khan, era un hijo de Alauddin Khalji. Después de que Alauddin muriera el 4 de enero de 1316, su esclavo general Malik Kafur nombró a Shihabuddin, hijo de 6 años de Alauddin, como un monarca títere, y él mismo tenía el poder de regente. En la ceremonia de coronación de Shihabuddin, a Mubarak Shah y otros hijos de Alauddin se les ordenó besar los pies de Shihabuddin. 
Más tarde, Kafur comenzó a perseguir a los familiares de Alauddin, a quienes consideraba una amenaza para su control sobre el trono. Mubarak Shah, quien era una gran amenaza como uno de los pocos hijos adultos de Alauddin, fue encarcelado. Los ex guardaespaldas (paiks) de Alauddin, que desaprobaban las acciones de Kafur, liberaron a Mubarak Shah después de matar a Kafur.  Según un relato mencionado por el cronista Sigishta del siglo XVI, Kafur había enviado algunos paiks para cegar a Mubarak Shah, pero el príncipe cautivo les regaló su collar enjoyado y los convenció de matar a Kafur. Sin embargo, este relato es una fabricación posterior: según el cronista anterior Ziauddin Barani, los paiks tomaron la iniciativa de matar a Kafur por su propia cuenta.
Después del asesinato de Kafur, los nobles ofrecieron el puesto de regente (naib-i mulk) a Mubarak Shah. Sin embargo, Mubarak Shah creía que, como regente, su vida estaría en constante peligro. Inicialmente, rechazó la oferta, y en su lugar solicitó que se le permitiera huir a otro país con su madre. Sin embargo, los nobles lo persuadieron para que aceptara la regencia. 
Mubarak Shah se convirtió así en el regente de su hermanastro más joven, Shihabuddin. Algunas semanas más tarde, acusó a la madre de Shihabuddin Jhatyapalli de tratar de envenenarlo. Posteriormente, hizo que Shihabuddin fuera encarcelado en Gwalior y cegado, y usurpó el trono. 
Mubarak Shah ascendió al trono con el título de Qutubuddin el 14 de abril de 1316, cuando tenía 17 o 18 años. Mubarak Shah retuvo a los oficiales y gobernadores de Alauddin, lo que aseguró un gobierno estable durante el primer año de su reinado. También hizo algunos nombramientos nuevos: 
·       Malik Dinar, que tenía la oficina de shuhna-i pil (Guardián de los Elefantes) bajo Alauddin, recibió el título de Zafar Khan. Más tarde, Mubarak Shah se casó con su hija. 
·       Muhammad Maulana, un tío materno de Mubarak Shah, recibió el título de Sher Khan
·       Maulana Ziauddin, hijo del maestro de caligrafía del Sultán Maulana Bahauddin, recibió el título de Qazi Khan y la oficina de sadr-i jahan. También se le presentó una daga de oro adornada con joyas. 
·       Malik Qara Beg, uno de los oficiales superiores de Alauddin, recibió alrededor de 14 oficinas. Sus hijos también recibieron altos puestos. 
·       Malik Fakhruddin Juna, un hijo de Ghazi Malik, recibió la oficina de Amir Akhur (Maestro de Caballo). 
·       El esclavo Hasan recibió el título de Khusrau Khan, con el feudo de Malik Kafur. Más tarde, durante el primer año de reinado de Mubarak Shah, fue ascendido a vazi.

Los paiks que mataron a Malik Kafur se atribuyeron el mérito de haber puesto a Mubarak Shah en el trono y exigieron altos cargos en su corte. Mubarak Khan los hizo decapitar en su lugar. 
Mubarak Shah atribuyó su ascenso al poder a la voluntad divina. Una vez le preguntó a sus cortesanos si alguno de ellos había esperado que se convirtiera en el rey. Cuando respondieron en negativo, él declaró que el Dios lo había hecho el rey, y solo el Dios podía sacarlo de esa posición. Él asumió el título Khalifatullah ("Representante de Dios"), que aparece en sus monedas.

Para ganar el apoyo popular, Mubarak Shah revocó varias de las decisiones de Alauddin: 
·        Alauddin había ordenado el encarcelamiento de alrededor de 17,000-18,000 oficiales por una variedad de razones, incluso corrupción y ofensas políticas. Mubarak Shah ordenó la liberación de todos estos prisioneros, que permanecieron agradecidos con él. 
·        Durante los últimos años de su reinado, Alauddin había dejado de recibir peticiones públicas. Mubarak Shah revivió el sistema de peticiones y, muy a menudo, emitió órdenes a favor de los peticionarios. 
·        La administración de Alauddin había incorporado una cantidad de tierras privadas en el territorio de la corona (khalisa). Mubarak Shah reinstaló estas tierras a sus propietarios privados. 
·        Mubarak Shah abolió severas multas e impuestos, y prohibió al Ministerio de Hacienda utilizar medidas duras como la flagelación y el encarcelamiento para recuperar impuestos. 
Los menores impuestos a la tierra mejoraron las condiciones de los terratenientes y los campesinos. Ziauddin Barani, un musulmán ortodoxo, se lamentaba de que los hindúes (agricultores) que habían sido reducidos a la miseria durante el reinado de Alauddin, ahora llevaran ropas finas y cabalgaran a caballo. 
·        También revocó las medidas de control de precios de Alauddin, lo que provocó un aumento de la inflación. 
·        Los precios de los cereales y los productos básicos aumentaron sustancialmente. [8] Según Barani, los mercaderes multani se regocijaron con la muerte de Alauddin, y ahora recurrieron abiertamente a la especulación. 
·        El precio de hermosas esclavas, eunucos y muchachos aumentó a 500 tankas, y algunas veces, hasta 2,000 tankas. Además de la inflación, la alta demanda también fue un factor en este aumento de precios: el nuevo Sultán era aficionado a los placeres sensuales, y el público en general siguió su ejemplo. 
·        El salario promedio aumentó cuatro veces. La paga anual de los criados aumentó de 10-12 tankas a tan alto como 100 tankas
·        Mubarak Shah recompensó a los soldados del ejército con una cantidad equivalente a seis meses de salario, y aumentó los subsidios y los estipendios de los oficiales. 
·        Él también aumentó las concesiones a los Sayyids y los ulama. 
·        Mubarak Shah continuó con la prohibición de sustancias intoxicantes de Alauddin, pero la implementación fue indulgente y el licor llegó a la ciudad.

Supresión de la rebelión en Gujarat 
Antes de su muerte, Malik Kafur había conspirado para matar a Alp Khan, el gobernador de Gujarat. Debido a esto, el ejército del Sultanato en Gujarat, dirigido por Haidar y Zirak, se había rebelado. Kafur había enviado al gobernador de Devagiri Ayn al-Mulk Multani para reprimir la rebelión. Durante su marcha a Gujarat, cerca de Chittor, Multani recibió la noticia de que Kafur había sido asesinado. Sus oficiales decidieron abandonar la marcha hasta nuevas órdenes desde Delhi. 
Después de ascender al trono, Mubarak Shah envió a Malik Tughluq al campamento de Multani, pidiéndole que continuara la marcha hacia Gujarat. Sin embargo, los oficiales de Multani sugirieron esperar durante 1-2 meses antes de implementar las órdenes, ya que no habían visto al nuevo Sultán, y no estaban convencidos de que su gobierno fuera estable. Tughluq determinó que los oficiales disidentes querían que sus puestos estuvieran garantizados por el nuevo régimen. Por lo tanto, regresó a Delhi y le aconsejó a Mubarak Shah que enviara a cada oficial un firman (carta de autoridad) y un khilat (túnica de honor). El Sultán estuvo de acuerdo, y cuando Malik Tughluq regresó a Chittor, los oficiales acordaron continuar su marcha hacia Gujarat. Tughluq lideró la vanguardia, mientras que Multani tenía el mando supremo del ejército. 
Multani convenció a la mayoría de los rebeldes para que se unieran a sus fuerzas. Haidar, Zirak y sus seguidores tuvieron que huir de Gujarat. Mubarak Shah luego nombró a su suegro Malik Dinar Zafar Khan como el gobernador de Gujarat. El nuevo gobernador se comprometió con los jefes hindúes y gobernó bien la provincia. Recogió una gran cantidad de dinero de los jefes y terratenientes de Gujarat, y lo envió a Delhi. 
En su segundo año de reinado, Mubarak Shah ejecutó a Zafar Khan por razones desconocidas, y nombró a su compañero homosexual Husamuddin como el gobernador de Gujarat. Después de que Husamuddin fuera depuesto por los emires locales por su apostasía, Mubarak Shah nombró a Wahiduddin Quraishi nuevo gobernador de Gujarat. Quraishi también recibió el título de Sadrul Mulk. Después de que Ayn al-Mulk Multani fuera enviada a gobernar Devagiri, Quraishi fue llamado a Nueva Delhi y nombrado wazir con el título de Tajul Mulk .

Expedición Devagiri 

El reino de Yadava, con su capital en Devagiri en la región de Deccan, se había convertido en un estado tributario de Delhi durante el reinado de Alauddin. Alauddin había decidido no anexar los reinos Deccan a su imperio, porque era difícil controlar estos territorios lejanos de Delhi. Sin embargo, después de la rebelión del último tributario de Yadava, Bhillama, su general Malik Kafur se había hecho cargo de Devagiri, y había recibido cartas de sumisión de los diversos jefes. Después de que Malik Kafur fuera llamado a Nueva Delhi, Ayn al-Mulk Multani actuó como gobernador de Devagiri, pero luego también fue llamado a aplastar una rebelión en Gujarat. 
Aprovechándose de esto, los yadavas se apoderaron de Devagiri y declararon su independencia. Fueron conducidos por Harapaladeva (o Hirpal), quien probablemente era yerno del ex monarca Yadava Ramachandra, y su primer ministro Raghava (o Raghu). 
Mubarak Shah quería capturar Devagiri inmediatamente después de su ascensión, pero sus consejeros le habían aconsejado que no intentara hacerlo sin consolidar primero su gobierno en Delhi. En abril de 1317, durante el segundo año de su reinado, Mubarak Shah marchó a Devagiri con un gran ejército. Antes de abandonar Delhi, asignó la administración a su suegro Shahin con el título Vafa Malik. 
Mubarak Shah siguió la conocida ruta hacia Devagiri, reunió sus fuerzas en Tilpat, cerca de Delhi, y luego marchó a Devagiri en unos dos meses.  Cuando el ejército llegó a Devagiri, todos los jefes locales excepto Raghava y Harapaladeva aceptaron la soberanía de Mubarak Shah sin ofrecer ninguna resistencia.  

Territorio de Khalji (verde oscuro) después de la anexión del reino de Yadava, con los territorios de los tributarios Khalji (verde claro)

Raghava y su caballería de casi 10 mil hombres, así como Harapaladeva, huyeron a la región montañosa cerca de Devagiri. Los generales de Delhi Khusrau Khan y Malik Qutlugh (que ostentaba el título de amir-i shikar) lideraron un ejército para perseguirlos. Las fuerzas de Delhi derrotaron completamente al ejército de Raghava. Khusrau Khan envió una fuerza dirigida por amir-i koh Malik Ikhtiyaruddin Talbagha (hijo de Yaghda) para perseguir a Harapaladeva, que fue herido y capturado después de 2-3 escaramuzas. Harapaladeva fue presentado ante Mubarak Shah, quien ordenó su decapitación. El cuerpo de Harapaladeva fue colgado a las puertas de Devagiri.
Mubarak Shah pasó algún tiempo consolidando su gobierno en Deccan. Malik Yaklakhi, que había servido como Naib-i-Barid-i-Mumalik de Alauddin, fue nombrado gobernador de Devagiri. 

Asedio de Warangal
El reino de Kakatiya, con su capital en Warangal, era otro tributario del reino de Alauddin. Sin embargo, el gobernante de Kakatiya Prataparudra había dejado de hacer pagos de tributos a Delhi. Por lo tanto, Mubarak Shah envió un ejército para subyugarlo. El ejército estaba liderado por Khusrau Khan, Khwaja Haji (que había servido como ministro de guerra de Alauddin) y Malik Qutlugh (amir-i shikar) El ejército de Delhi sitió la capital de Kakatiya, Warangal, y Prataparudra decidió negociar una tregua después de poner algo de resistencia Él entregó una gran cantidad de riqueza a los invasores, y acordó hacer pagos de tributos regulares. 
Después de someter a los Kakatiyas, Khusrau Khan marchó hacia Ellora, donde Mubarak Shah había estado residiendo durante un mes. El resto del ejército se unió a él en las orillas del río Narmada en su camino de regreso a Delhi. 

Mubarak Shah era bisexual. Su harén tenía un gran número de mujeres, muchas de las cuales lo acompañaron en sus campañas. Tenía relaciones homosexuales con dos hermanos uterinos, Hasan y Husamuddin (o Hisamuddin). Según Tughluq Nama, de Amir Khusrau, los dos hermanos pertenecían a una casta militar hindú llamada Baradu. Habían sido capturados durante la conquista de Malwa por Ayn al-Mulk Multani. Fueron llevados como esclavos a Delhi, donde fueron criados por el naib-i khas-i hajib de Alauddin, Malik Shadi. Los dos hermanos actuaron como homosexuales pasivos solo para mantener su estatus y posición. 
Mubarak Shah prefirió a Hasan como compañero, pero recurrió a Husamuddin cuando Hasan no estaba disponible. Su relación no era un secreto, y Mubarak y Hasan solían intercambiar abrazos y besos en público. Mubarak le dio a Hasan el título de Khusrau Khan, varios iqtas, el ejército del difunto Malik Kafur y el wizarat
Mubarak Shah nombró a Husamuddin gobernador de Gujarat, luego de ejecutar al ex gobernador Malik Dinar Zafar Khan sin ninguna razón aparente. Husamuddin más tarde se convirtió en un apóstata (del Islam), por lo cual los emires de Gujarat lo arrestaron y lo enviaron a Delhi encadenado. Mubarak Shah simplemente lo abofeteó, y le dio un alto cargo en la corte real. 

Khusro Khan (también deletreado Khusrau Khan o Khusru o Khusraw Khan) era un líder militar indio medieval, y el gobernante de Delhi como Sultan Nasiruddin Khusrau Shah por un corto período de tiempo.
Qutb ud din Mubarak Shah tuvo relaciones homosexuales con dos hermanos uterinos, Hasan y Husamuddin (o Hisamuddin). Según Tughluq Nama, de Amir Khusrau, los dos hermanos pertenecían a una casta militar hindú llamada Baradu. Habían sido capturados durante la conquista de Malwa por Ayn al-Mulk Multani. Fueron llevados como esclavos a Delhi, donde fueron criados por el naib-i khas-i hajib de Alauddin, Malik Shadi. Los dos hermanos actuaron como homosexuales pasivos solo para mantener su estatus y posición. 
Mubarak Shah prefirió a Hasan como compañero, pero recurrió a Husamuddin cuando Hasan no estaba disponible. Su relación no era un secreto, y Mubarak y Hasan solían intercambiar abrazos y besos en público. Mubarak le dio a Hasan el título de Khusrau Khan, varios iqtas, el ejército del difunto Malik Kafur y el wizarat 
La conquista del Deccan por el Sultanato de Delhi comenzó en 1296 cuando Alauddin Khalji allanó y saqueó Devagiri. Más tarde en ese año, Alauddin asesinó a su tío, el sultán reinante, Jalaluddin, y tomó su lugar como jefe del sultanato. Entre las acciones posteriores de Alauddin, en 1309 forzó a la dinastía Kakatiya de Telangana y la costa de Andhra a subordinarse a él. 
En 1318, Prataparudra II, el gobernante de Kakatiya, desafió a sus amos en Delhi al negarse a enviar el tributo anual que se esperaba de él. El hijo de Alauddin, Mubarak Shah, respondió enviando a Khusrau Khan, uno de sus generales, a la capital de Kakatiya en lo que ahora es Warangal. La fuerza de Khan se erizó con una tecnología previamente desconocida en el área, incluidas las máquinas con forma de trebuchet, y Prataparudra tuvo que someterse una vez más al sultanato. La cantidad de su tributo anual se modificó, convirtiéndose en 100 elefantes y 13,000 caballos.
Después de la muerte de Alauddin en 1316, Khusrau Khan logró matar al hijo y sucesor de Alauddin como sultán, Qutb ud din Mubarak Shah, terminando con la dinastía Khalji en 1320. Khusro asumió el trono. Se casó con Deval Devi. Se reconvirtió nuevamente al hinduismo. Khusro a su vez fue capturado por el gobernador de Dipalpur, Ghazi Malik, después de haber sido derrotado en la batalla de Hauz e Alaai (Hauz Khas) y decapitado en septiembre de 1320.


Dinastía Tughlaq
La dinastía Tughlaq también conocida como la dinastía Tughluq o Tughluk, era una dinastía musulmana de origen turco - indio  que gobernaba el sultanato de Delhi en la India medieval. Su reinado comenzó en 1320 en Delhi cuando Ghazi Malik asumió el trono bajo el título de Ghiyath al-Din Tughluq. La dinastía terminó en 1413. 
La dinastía amplió su alcance territorial a través de una campaña militar liderada por Muhammad bin Tughluq, y alcanzó su cenit entre 1330 y 1335. Su gobierno estuvo marcado con tortura, crueldad y rebeliones, lo que resultó en la rápida desintegración del alcance territorial de la dinastía después 1335 d.C.
Después de asumir el poder, Ghazi Malik se rebautizó como Ghiyasuddin Tughlaq, iniciando y nombrando a la dinastía Tughlaq. Ghiyasuddin Tughlaq también es referido en obras académicas como Tughlak Shah. Él era de origen turco-indio; su padre era un esclavo turco y su madre era hindú. 
Ghiyasuddin Tughlaq recompensó a todos los maliks, emires y funcionarios de la dinastía Khalji que le habían prestado un servicio y lo habían ayudado a llegar al poder. Él castigó a aquellos que habían prestado servicio a Khusro Khan, su predecesor. Redujo la tasa impositiva sobre los musulmanes que prevalecía durante la dinastía Khalji, pero elevó los impuestos a los hindúes, escribió su historiador de la corte Ziauddin Barani, para que no se vean cegados por la riqueza o se rebelen. 
Construyó una ciudad a seis kilómetros al este de Delhi, con un fuerte considerado más defendible contra los ataques mongoles, y lo llamó Tughlakabad. 
En 1321, envió a su hijo mayor Ulugh Khan, más tarde conocido como Muhammad bin Tughlaq, a Deogir para saquear los reinos hindúes de Arangal y Tilang (ahora parte de Telangana). Su primer intento fue un fracaso. Cuatro meses más tarde, Ghiyasuddin Tughlaq envió grandes refuerzos del ejército para su hijo pidiéndole que intentara saquear nuevamente a Arangal y Tilang. Esta vez Ulugh Khan tuvo éxito. Arangal cayó, se renombró a Sultanpur, y toda la riqueza expoliada, el tesoro estatal y los cautivos fueron transferidos del reino capturado al Sultanato de Delhi.

La aristocracia musulmana en Lukhnauti (Bengala) invitó a Ghiyasuddin Tughlaq a extender su golpe y expandirse hacia el este en Bengala atacando a Shamsuddin Firoz Shah, lo que hizo entre 1324-1325 d. C, después de poner a Delhi bajo el control de su hijo Ulugh Khan, y luego dirigiendo su ejército a Lukhnauti. Ghiyasuddin Tughlaq tuvo éxito en esta campaña. Mientras él y su hijo favorito Mahmud Khan regresaban de Lakhnauti a Delhi, el hijo mayor de Ghiyasuddin Tughlaq, Ulugh Khan, planeó con el predicador musulmán Nizamuddin Auliya que lo matara dentro de una estructura de madera (kushk) construida sin fundamento y diseñada para derrumbarse, haciéndola aparecer como un accidente. Documentos históricos afirman que el predicador Sufi y Ulugh Khan habían aprendido a través de mensajeros que Ghiyasuddin Tughlaq había resuelto sacarlos de Delhi a su regreso. Ghiyasuddin Tughlaq junto con su hijo favorito Mahmud Khan murieron dentro del kushk colapsado en 1325 d.C, mientras su hijo mayor miraba. Un historiador oficial de la corte de Tughlaq da una versión alterna y fugaz de su muerte, como causada por un rayo en el kushk. Otro historiador oficial, Al-Badā'unī'Abd al-Kadir ibn Mulūk-Shāh, no menciona el rayo o el clima, pero explica que la causa del colapso estructural es el funcionamiento de los elefantes; Al-Badaoni incluye una nota del rumor de que el accidente fue planeado previamente.  
Parricidio 
Según muchos historiadores como Ibn Battuta, al-Safadi, Isami, y Vincent Smith, Ghiyasuddin fue asesinado por su hijo Ulugh Juna Khanr en 1325 a.C.. Juna Khan ascendió al poder como Muhammad bin Tughlaq, y gobernó durante 26 años.
Tumba de Ghiyath al-Din Tughlaq en Delhi 

Muhammad bin Tughluq (también Príncipe Fakhr Malik, Jauna Khan, Ulugh Khan, muerto el 20 de marzo de 1351) fue el Sultán de Delhi de 1325 a 1351. Era el hijo mayor de Ghiyath al-Din Tughluq.  Nació en Kotla Tolay Khan en Multan. Su esposa era la hija del Raja de Dipalpur. Ghiyas-ud-din envió al joven Mahoma al Deccan para hacer campaña contra el rey Prataparudra de la dinastía Kakatiya cuya capital estaba en Warangal en 1321 y 1323. Muhammad ascendió al trono de Delhi después de la muerte de su padre en 1325. Estaba interesado en la medicina y era hábil en varios idiomas: persa, árabe, turco y sánscrito Ibn Battuta, el famoso viajero y jurista de Marruecos, un invitado en su corte y escribió sobre su soberanía en su libro. Desde su acceso al trono en 1325 hasta su muerte en 1351, Mahoma contendió con 22 rebeliones, siguiendo sus políticas, de manera constante y despiadada.
Muhammad Bin Tughlaq (Jauna Khan) llegó al trono después de la muerte de su padre Ghiyasuddin Tughlaq. Si bien tenía buenas intenciones de invitar a sabios a su corte e implementar nuevas políticas, no tuvo éxito y fracasó en la mayoría de sus empresas.  Él había sido un hombre de controversias y crisis. Se enfrentó a los ataques de mongoles, la disensión dentro de su propio grupo de apoyo y las rebeliones de una población muy grande y diversa. En un esfuerzo por adaptarse a su creciente imperio, intentó cambiar su capital de Delhi a Daulatabad, que se suponía que era una ubicación más central, pero fue una decisión desastrosa y costosa.  

Annexation [ edit ]Anexión 
Después de la muerte de su padre Ghiyasuddin Tughlaq, Muhammad bin Tughlaq ascendió al trono de la dinastía Tughluq de Delhi en febrero de 1325 d.C. A diferencia de los Khaljis que no anexaron reinos estables, Tughluq anexó reinos alrededor de su sultanato. En su reinado, conquistó Warangal (en la actual Telangana, India) Malabar y Madurai, (Tamil Nadu, India), y áreas hasta el extremo sur moderno del estado indio de Karnataka. En los territorios conquistados, Tughluq creó un nuevo conjunto de funcionarios de recaudación para evaluar los aspectos financieros del área. Sus cuentas ayudaron a la auditoría en la oficina del wazir.  

Shifting of capital [ edit ]Cambio de capital 
En 1327, Tughluq aprobó una orden para trasladar la capital de Delhi a Daulatabad (en el actual Maharashtra) en la región de Deccan, en el sur de la India. Tughluq dijo que le ayudaría a establecer el control sobre la fértil tierra de la meseta de Deccan y a crear una capital más accesible ya que su imperio había crecido más en el sur. También sintió que lo mantendría a salvo de las invasiones mongolas, que estaban principalmente dirigidas a Delhi y regiones en el norte de la India. No siempre fue posible operar un ejército de Delhi para la ocupación de los estados del sur. Muhammad-bin-Tughlaq mismo había pasado varios años como príncipe en campaña en los estados del sur durante el reinado de su padre. Daulatabad también estaba situado en un lugar central por lo que la administración tanto del norte como del sur podría ser posible. 
Todas las instalaciones fueron provistas para aquellos a quienes se requirió migrar a Daulatabad. Se cree que el público en general de Delhi no estaba a favor de cambiar la base a Daulatabad. Esto parece haber molestado a Tughluq, ya que ordenó a todas las personas de Delhi que se dirigieran a Daulatabad con sus pertenencias. Ibn Batuta cita que la fuerza se aplicó sin ninguna indulgencia. Barani observa: " Sin consultar ni sopesar los pros y los contras, llevó la ruina a Delhi, que durante 170 a 180 años había crecido en prosperidad y rivalizaba con Bagdad y El Cairo. La ciudad con sus Sarais y suburbios y aldeas se extendía a cuatro o cinco leguas. Todo fue destruido (es decir, desierto). No quedó ni un gato ni un perro". 
Un camino ancho fue construido para su conveniencia. Árboles umbrosos fueron plantados a ambos lados de la carretera él instaló estaciones de detención en un intervalo de dos millas. Las provisiones para comida y agua también estaban disponibles en las estaciones. Tughluq estableció un khanqah en cada una de las estaciones donde al menos un santo sufí estaba estacionado. Se estableció un servicio postal regular entre Delhi y Daulatabad. En 1329, su madre también fue a Daulatabad, acompañada por los nobles. Alrededor del mismo año, Tughluq convocó a todos los esclavos, nobles, sirvientes, ulemas, sufíes a la nueva capital. La nueva capital se dividió en barrios llamados mohalla con cuartos separados para diferentes personas como soldados, poetas, jueces, nobles. Las donaciones también fueron otorgadas por Tughluq a los inmigrantes. Aunque los ciudadanos migraron, mostraron disentimiento. En el proceso, muchos murieron en el camino debido al hambre y el agotamiento. Además, las monedas acuñadas en Daulatabad alrededor de 1333, mostraron que Daulatabad era "la segunda capital". 
Sin embargo, en 1334 hubo una rebelión en Mabar. Mientras estaba en camino a reprimir la rebelión, hubo un brote de peste bubónica en Bidar debido a que Tughluq se enfermó, y muchos de sus soldados murieron. Mientras se retiraba a Daulatabad, Mabar y Dwarsamudra se separaron del control de Tughluq. Esto fue seguido por una revuelta en Bengala. Temiendo que las fronteras del norte del sultanato estuvieran expuestas a los ataques, en 1335, decidió trasladar la capital de regreso a Delhi, permitiendo a los ciudadanos regresar a su ciudad anterior.  

Impact of the Change of Capital [ edit ]Impacto del cambio de capital 
Si bien la mayoría de los historiadores medievales, incluidos Barani e Ibn Battuta, tienden a dar a entender que Delhi fue completamente vaciada (como es famoso por Barani que no quedó un perro o gato), generalmente se cree que esto es solo una exageración. Tales declaraciones exageradas simplemente implican que Delhi sufrió una caída en su estatura y comercio. Además, se cree que solo los poderosos y la nobleza sufrieron dificultades, de haberlas. Dos inscripciones sánscritas con fecha de 1327 y 1328 d.C confirman este punto de vista y establecen la prosperidad de los hindúes de Delhi y sus alrededores en ese momento. 
Hay más en la transferencia de capital que lo que generalmente se escribe. Se cree que Tughluq quería hacer de Daulatabad un centro cultural islámico, lo que le ayudó a tener un mejor control sobre la región, reduciendo el número de rebeliones "hindúes". Sus esfuerzos por sacar a Ulema y Shaikhs de las ciudades de provincia y hacer que se establezcan en esa ciudad dan una pista de sus verdaderas intenciones. La opinión de Muhammad Tughluq fue que algo como lo anterior tenía que hacerse en el Decán para fortalecer la posición musulmana en esa área. 
Sin embargo, el experimento Deccan tuvo éxito en derribar las barreras. Los límites que había separado al Norte del Sur se rompieron. Es cierto que la extensión del poder administrativo del Sultanato de Delhi en el Deccan fracasó, pero en lo que respecta a la extensión de las instituciones culturales, fue un éxito. 

Expediciones fallidas 
Después de la muerte de Genghis Khan, una línea de sus descendientes, Chagatai Khanate, gobernó sobre Turkistan y Transoxiana y otra rama de Hulagu Khan conquistó Irán e Iraq actuales Sin embargo, en el momento de Tughluq, ambas dinastías estaban en la ruina, con condiciones en Transoxiana inestables después de la muerte de Tarmashirin. Él era ambicioso de anexar estos reinos. Invitó a nobles y líderes de estas regiones y les dio subsidios. En parte con su ayuda y en parte desde su propio reino, Tughluq levantó un ejército de posiblemente hasta tres millones y setecientos mil soldados en 1329. Barani ha escrito que Tughluq no dio ningún paso para controlar la habilidad de los soldados o la marca de los caballos. Se les pagó con un año de antelación, y después de permanecer inactivo durante un año, a Tughluq le resultó difícil pagarles. Por lo tanto, decidió dispersar y disolver a los soldados en 1329. 
En 1333, Tughluq dirigió la expedición de Qarachil a la región de Kullu - Kangra en la actual Himachal Pradesh en la India. Historiadores como Badauni y Ferishtah escribieron que originalmente Tughluq quería cruzar el Himalaya e invadir China. Sin embargo, se enfrentó a la resistencia local en Himachal. Su ejército no fue capaz de luchar en las colinas y fue derrotado por el reino hindú Katoch de Kangra, casi todos sus 10.000 soldados perecieron y se vio obligado a retirarse.  

Collapse of the empire [ edit ]Colapso del imperio 
Tughluq murió en 1351 en su camino a Thatta, Sindh para intervenir en una guerra entre miembros de la tribu Gujjar. Él había vivido para ver su imperio desmoronarse. Fue durante su reinado que el imperio turco de Delhi colapsó por doble resistencia. Una era de Rana Hammeer Singh Sisodia de Mewar y otra de Harihara y Bukka del sur de la India. Todos estos tres guerreros pudieron infligir derrotas humillantes en el ejército del Sultanato y aplastar al imperio. Mientras Rana Hammeera liberó a Rajaputana estratégico, Harihara Raya y Bukka Raya establecieron un nuevo imperio llamado Vijayanagara que revivió la prosperidad de la era de Sangam en el sur de la India. Varios otros gobernantes del sur de la India como Musunuri Kaapaaneedu, etc. también contribuyeron a la caída del sultanato de Delhi. Para agregar a los problemas de Tughluq, sus propios generales se rebelaron contra él. Él también es llamado el hombre del conocimiento. Uno de sus generales iba a formar el reino de Bahmani en el Deccan.
Tughluq era un musulmán estricto, mantenía sus cinco oraciones durante un día y solía ayunar en Ramadán. Según el historiador británico del siglo XIX Stanley Lane-Poole, aparentemente las cortesanas habían aclamado a Tughluq como un "hombre de conocimiento" y tenían interés en temas como la filosofía, la medicina, las matemáticas, la religión, la poesía persa y urdu / indostaní. En su " India medieval ", "era perfecto en las humanidades de su época, un entusiasta estudioso de la poesía persa ......... un maestro del estilo, sumamente elocuente en una época de retórica, un filósofo entrenado en Lógica y metafísica griega, con quienes los académicos temían discutir, un matemático y amante de la ciencia". Barani escribió que Tughluq quería que se siguieran las tradiciones del nubuwwah en su reino. A pesar de que no creía en el misticismo, Chandra afirma que respetaba a los santos sufíes, lo cual es evidente por el hecho de que él construyó el mausoleo del santo Nizamuddin Auliya en Nizamuddin Dargah.  Los críticos lo han llamado apresurado en naturaleza, debido a que la mayoría de sus experimentos fallaron debido a la falta de preparación. Ibn Battuta también ha escrito que él dependía de su propio juicio y que raramente tomaba el consejo de otros y también lo ha criticado por dar regalos excesivos y "castigos duros". Era famoso porque siempre que se le otorgaba un obsequio, daba regalos que valían tres veces el valor para mostrar su estatura. 

Firoz Shah Tughluq 
Después de la muerte de Muhammad bin Tughluq, un pariente colateral, Mahmud Ibn Muhammad, gobernó durante menos de un mes. A partir de entonces, el sobrino de Muhammad bin Tughluq, Firuz Shah Tughlaq, de 45 años, lo reemplazó y asumió el trono. Su gobierno duró 37 años. Firuz Shah era, como su abuelo, de origen Turco-Indio. Su padre turco Sipah Rajab se enamoró de una princesa hindú llamada Naila. Ella inicialmente se negó a casarse con él. Su padre también rechazó la propuesta de matrimonio. Sultan Muhammad bin Tughlaq y Sipah Rajab luego enviaron un ejército con una demanda de impuestos de un año por adelantado y una amenaza de apoderamiento de todas las propiedades de su familia y del pueblo de Dipalpur. El reino sufría de hambrunas y no podía satisfacer la demanda de rescate. La princesa, después de enterarse de las demandas de rescate contra su familia y su gente, se ofreció a sí misma en sacrificio si el ejército dejaba la miseria a su gente. Sipah Rajab y el Sultán aceptaron la propuesta. Sipah Rajab y Naila estaban casados ​​y Firoz Shah era su primer hijo. 
El historiador de la corte Ziauddin Barni, que sirvió a Muhammad Tughlaq y los primeros 6 años de Firoz Shah Tughlaq, señaló que todos los que estaban al servicio de Mahoma fueron despedidos y ejecutados por Firoz Shah. En su segundo libro, Barni afirma que Firuz Shah era el soberano más moderado desde que el gobierno del Islam llegó a Delhi. Los soldados musulmanes disfrutaban de los impuestos que recaudaban de las aldeas hindúes sobre las que tenían derechos, sin tener que ir constantemente a la guerra como en regímenes anteriores. Otros historiadores de la corte, como 'Afif, registran una serie de conspiraciones e intentos de asesinato de Firoz Shah Tughlaq, como los de su primo hermano e hija de Muhammad bin Tughlaq. 
Firoz Shah Tughlaq intentó recuperar el antiguo límite del reino librando una guerra con Bengala durante 11 meses en 1359. Sin embargo, Bengala no se cayó y permaneció fuera del Sultanato de Delhi. Firuz Shah Tughlaq era algo débil militarmente, principalmente debido a un liderazgo inepto en el ejército.
Un sultán educado, Firoz Shah, dejó una memoria. En él escribió que prohibió la tortura en la práctica en el Sultanato de Delhi por sus predecesores, torturas como amputaciones, desgarro de ojos, aserrar personas vivas, aplastar los huesos de las personas como castigo, verter plomo fundido en las gargantas, incendiar a la gente , clavando las uñas en las manos y los pies, entre otros. El sultán sunita también escribió que no toleró los intentos de las sectas Rafawiz chiítas y Mahdi de hacer proselitismo a la gente en su fe, ni toleró a los hindúes que intentaron reconstruir sus templos después de que sus ejércitos destruyeron esos templos. Como castigo, escribió el Sultán, mató a muchos chiítas, mahdi e hindúes (siyasat). Shams-i Siraj 'Afif, su historiador de la corte, también registró a Firoz Shah Tughlaq quemando a hindúes vivos por seguir secretamente su religión y por negarse a convertirse al Islam. En sus memorias, Firoz Shah Tughlaq enumera sus logros para incluir la conversión de los hindúes al Islam sunní al anunciar una exención de impuestos y jizya para los que se convierten, y al prodigar nuevos conversos con regalos y honores. Simultáneamente, elevó los impuestos y la jizya, evaluándola en tres niveles, y deteniendo la práctica de sus predecesores, quienes históricamente habían eximido a todos los brahmanes hindúes del impuesto jizya. También amplió enormemente el número de esclavos en su servicio y los de amirs (nobles musulmanes). El reinado de Firoz Shah Tughlaq se caracterizó por la reducción de las formas extremas de tortura, la eliminación de favores para seleccionar partes de la sociedad, pero una mayor intolerancia y persecución de grupos específicos. Después de la muerte de su heredero en 1376 d.C, Firuz Shah comenzó la implementación estricta de la Sharia en todos sus dominios. 
Firuz Shah sufría de debilidades corporales, y los historiadores de su corte consideraban que su gobierno era más misericordioso que el de Muhammad bin Tughlaq. Cuando Firuz Shah llegó al poder, la India sufría de una economía colapsó, pueblos y ciudades abandonadas y frecuentes hambrunas. Realizó muchos proyectos de infraestructura, incluidos los canales de irrigación que conectan los ríos Yamuna-Ghaggar y Yamuna-Sutlej, puentes, madrasas (escuelas religiosas), mezquitas y otros edificios islámicos. También emprendió la destrucción de templos hindúes, suprimió sectas no sunitas al demoler sus estructuras. A Firuz Shah Tughlaq se le atribuye la paternalidad de la arquitectura indo-islámica, incluida la instalación de lats (antiguos pilares hindúes y budistas) cerca de las mezquitas. Los canales de riego continuaron en uso durante el siglo XIX. Después de la muerte de Feroz en 1388, el poder de la dinastía Tughlaq continuó desvaneciéndose, y no llegaron más líderes capaces al trono. La muerte de Firoz Shah Tughlaq creó la anarquía y la desintegración del reino. En los años que precedieron a su muerte, las luchas intestinas entre sus descendientes ya habían estallado.  

Guerras civiles 
La primera guerra civil estalló en 1384 d.C cuatro años antes de la muerte del anciano Firoz Shah Tughlaq, mientras que la segunda guerra civil comenzó en 1394 d.C seis años después de la muerte de Firoz Shah. Los historiadores islámicos Sirhindi y Bihamadkhani proporcionan el relato detallado de este período. Estas guerras civiles se produjeron principalmente entre las diferentes facciones de la aristocracia sunita del Islam, cada una de las cuales buscaba soberanía y tierra para cobrar dhimmis y obtener ingresos de los campesinos residentes. 
El nieto favorito de Firuz Shah Tughluq murió en 1376. A partir de entonces, Firuz Shah buscó y siguió a Sharia más que nunca, con la ayuda de sus wazirs. Él mismo cayó enfermo en 1384. Para entonces, la nobleza musulmana que había instalado Firuz Shah Tughluq en el poder en 1351 había muerto, y sus descendientes habían heredado la riqueza y los derechos para extraer impuestos de los campesinos no musulmanes. Khan Jahan II, un wazir en Delhi, era el hijo del wazir favorito de Firuz Shah Tughluq, Khan Jahan I, y subió al poder después de que su padre muriera en 1368 d.C.  El joven wazir estaba en franca rivalidad con Muhammad Shah, el hijo de Firuz Shah Tughluq. El poder del wazir creció cuando nombró más emires y concedió favores. Persuadió al Sultán para que nombrara a su bisnieto como su heredero. Entonces Khan Jahan II trató de convencer a Firuz Shah Tughlaq de despedir a su único hijo sobreviviente. En lugar de despedir a su hijo, el sultán desestimó el wazir. La crisis que siguió condujo a la primera guerra civil, el arresto y la ejecución del wazir, seguido de una rebelión y una guerra civil en Delhi y sus alrededores. Muhammad Shah también fue expulsado en 1387 d.C. El sultán Firuz Shah Tughluq murió en 1388 d.C. Tughluq Khan asumió el poder, pero murió en conflicto. En 1389, Abu Bakr Shah asumió el poder, pero él también murió dentro de un año. La guerra civil continuó bajo el mando del sultán Muhammad Shah, y hacia el año 1390 d.C, había llevado a la toma y ejecución de toda la nobleza musulmana que estaban alineados, o se sospechaba que estaban alineados con Khan Jahan II. 
Mientras la guerra civil estaba en curso, las poblaciones predominantemente hindúes de las estribaciones del Himalaya en el norte de la India se habían rebelado y habían dejado de pagar los impuestos de Jizya y Kharaj a los funcionarios de Sultan. Los hindúes de la región sureña de Doab de la India (ahora Etawah) se unieron a la rebelión en 1390 d.C. El sultán Muhammad Shah atacó a los hindúes rebeldes cerca de Delhi y el sur de Doab en 1392, con ejecuciones masivas de campesinos y arrasando Etawah al suelo. Sin embargo, para entonces, la mayor parte de la India había hecho la transición a un mosaico de pequeños sultanatos musulmanes y reinos hindúes. En 1394, los hindúes en la región de Lahore y el noroeste de Asia del Sur (ahora Pakistán) habían vuelto a afirmar el autogobierno. Muhammad Shah amasó un ejército para atacarlos, con su hijo Humayun Khan como el comandante en jefe. Mientras se realizaban los preparativos en Delhi en enero de 1394, murió el sultán Muhammad Shah. Su hijo, Humayun Khan asumió el poder, pero fue asesinado en dos meses. El hermano de Humayun Khan, Nasir-al-din Mahmud Shah asumió el poder, pero disfrutó de poco apoyo de la nobleza musulmana, los wazirs y emires. El Sultanato había perdido el mando sobre casi todas las provincias orientales y occidentales del Sultanato ya encogido. Dentro de Delhi, las facciones de la nobleza musulmana se formaron en octubre de 1394 d.C, desencadenando la segunda guerra civil. 
Tartar Khan instaló un segundo sultán, Nasir-al-din Nusrat Shah en Ferozabad, a pocos kilómetros de la primera sede del poder del Sultán a fines de 1394. Los dos sultanes reclamaron ser gobernantes legítimos del sur de Asia, cada uno con un pequeño ejército controlado por una cuadrilla de la nobleza musulmana. Las batallas ocurrían todos los meses, la duplicidad y la conmutación de los lados por los emires se convirtieron en un lugar común, y la guerra civil entre las dos facciones del Sultán continuó hasta 1398, hasta la invasión de Timur.
La mezquita de Wazirabad, cerca de Delhi, fue construida durante el reinado de Firoz Shah Tughlaq. 

La invasión de Timur
El punto más bajo para la dinastía vino en 1398, cuando el invasor Turco-Mongol, Timur (Tamerlán) derrotó a cuatro ejércitos del Sultanato. Durante la invasión, el sultán Mahmud Khan huyó antes de que Tamerlán entrara en Delhi. Durante ocho días, Delhi fue saqueada, su población masacrada y más de 100.000 prisioneros fueron asesinados también.

Nasir-ud-Din Mahmud Shah Tughluq (reinado: 1394 - febrero 1413 d.C) fue el último sultán de la dinastía Tughlaq en gobernar el sultanato islámico de Delhi.
Durante su reinado en 1398, Amir Timur, el gobernante Chagtai, invadió la India. Se llevó consigo un gran botín de Delhi y sus alrededores. Poco después de la invasión, la dinastía Tughlaq llegó a su fin.
La dinastía Tughlaq experimentó muchas revueltas por la nobleza musulmana, particularmente durante Muhammad bin Tughlaq pero también durante otros gobernantes como Firoz Shah Tughlaq. 
Los Tughlaq habían intentado administrar su imperio expandido mediante el nombramiento de miembros de la familia y la aristocracia musulmana como na'ib) de Iqta '(provincias agrícolas) bajo contrato. El contrato requeriría que el na'ib tenga el derecho de obligar a recaudar impuestos de los campesinos no musulmanes y la economía local, deposite una suma fija de tributos e impuestos al tesoro de Sultan de forma periódica. El contrato permitía a los na'ib mantener cierta cantidad de impuestos que recaudaban de los campesinos como sus ingresos, pero el contrato requería un exceso de impuestos y la propiedad incautada recolectada de los no musulmanes se dividía entre na'ib y Sultan en una proporción de 20:80 (Firuz Shah cambió esto a una proporción de 80:20). El na'ib tenía el derecho de mantener soldados y funcionarios para ayudar a extraer impuestos. Después de contratar con Sultan, el na'ib entraría en subcontratos con emires musulmanes y comandantes del ejército, cada uno con derecho sobre ciertas aldeas para obligar a recoger o confiscar productos y propiedades de los dhimmis. 
Este sistema de extracción de impuestos de los campesinos y el intercambio entre la nobleza musulmana condujo a la corrupción desenfrenada, arrestos, ejecución y rebelión. Por ejemplo, en el reinado de Firoz Shah Tughlaq, un noble musulmán llamado Shamsaldin Damghani celebró un contrato sobre el iqta 'de Gujarat, prometiendo una enorme suma de tributo anual al firmar el contrato en 1377 d.C. Luego intentó forzar a recoger la cantidad desplegando su cotorie de emires musulmanes, pero falló. Incluso la cantidad que logró recaudar, no pagó nada a Delhi. Shamsaldin Damghani y la nobleza musulmana de Gujarat declararon rebelión y separación del Sultanato de Delhi. Sin embargo, los soldados y los campesinos de Gujarat se negaron a luchar en la guerra por la nobleza musulmana. Shamsaldin Damghani fue asesinado. Durante el reinado de Muhammad Shah Tughlaq, las rebeliones similares fueron muy comunes. Su propio sobrino se rebeló en Malwa en 1338 d.C; Muhammad Shah Tughlaq atacó a Malwa, se apoderó de su sobrino y luego lo desoló vivo en público. 

Arquitectura Indo-Islámica
Los Sultanes de la dinastía Tughlaq, particularmente Firoz Shah Tughlaq, patrocinaron muchos proyectos de construcción y se les atribuye el desarrollo de la arquitectura indo-islámica.
La Tumba de Shah Rukn-e-Alam en Multan, Pakistán, se considera el primer ejemplo de la arquitectura Tughluq.

Dinastía Sayyida
La dinastía Sayyid fue la cuarta dinastía del Sultanato de Delhi, con cuatro gobernantes que gobernaron entre 1414 y 1451. Fundados por un ex gobernador de Multan, sucedieron a la dinastía Tughlaq y gobernaron el sultanato hasta que fueron desplazados por la dinastía Lodi. Los miembros de la dinastía derivaron su título, Sayyid, o los descendientes del Profeta Muhammad, basándose en la afirmación de que pertenecían al linaje del Profeta a través de su hija Fátima, yerno y primo Ali.
Tras el saqueo de Delhi 1398, Amir Timur designó a los Sayyids como los gobernadores de Delhi. Su dinastía fue establecida por Sayyid Khizr Khan, diputado por Timur para ser el gobernador de Multan (Punjab). Khizr Khan capturó Delhi de Daulat Khan Lodi el 28 de mayo de 1414 estableciendo así la dinastía Sayyid. Khizr Khan no asumió el título de Sultán y, nominalmente, continuó siendo un Rayat-i-Ala (vasallo) de los Timúridas, inicialmente el de Timur, y más tarde su nieto Shah Rukh. 
Khizr Khan fue sucedido por su hijo Sayyid Mubarak Shah después de su muerte el 20 de mayo de 1421. Mubarak Shah se refirió a sí mismo como Muizz-ud-Din Mubarak Shah en sus monedas. Un relato detallado de su reinado está disponible en el Tarikh-i-Mubarak Shahi escrito por Yahya-bin-Ahmad Sirhindi. Después de la muerte de Mubarak Shah, su sobrino, Muhammad Shah ascendió al trono y se hizo llamar el sultán Muhammad Shah. Justo antes de su muerte, llamó a su hijo Sayyid Ala-ud-Din Shah de Badaun, y lo nominó como sucesor. 
El último gobernante de los Sayyid, Ala-ud-Din, abdicó voluntariamente el trono del Sultanato de Delhi en favor de Bahlul Khan Lodi el 19 de abril de 1451, y se fue a Badaun, donde murió en 1478.
Khizr Khan era el gobernador de Multan bajo Firuz Shah Tughlaq. Cuando Timur invadió India, Khizr Khan un sayyid de Multan se unió a él. Timur lo nombró gobernador de Multan y Lahore. Luego conquistó la ciudad de Delhi y comenzó el gobierno de los Sayyids en 1414. Él gobernaba en nombre de Timur. No podía asumir una posición independiente en todos los aspectos. Como una marca de reconocimiento de la soberanía de los mongoles, el nombre del gobernante mongoles (Shah Rukh) fue recitado en la khutba, pero como una innovación interesante, el nombre de Khizr Khan también se le atribuyó. Pero, curiosamente, el nombre del gobernante mongol no estaba inscrito en las monedas y el nombre del viejo sultán Tughlaq continuó en la moneda. No se conocen monedas en el nombre de Khizr Khan. 

Mubarak Shah 
Mubarak Shah era el hijo de Khizr Khan. Llegó al trono en 1421. Era un hombre de gran visión, pero los nobles estaban en contra de él y seguían revolcándose.  

Muhammad Shah 
Muhammad Shah era sobrino de Mubarak Shah. Él gobernó desde 1434-1445.
Tumba de Muhammad Shah en Lodi Gardens, Nueva Delhi. 

Ala-ud-din Alam Shah  
Alam Shah era un gobernante débil. En 1451 se entregó Delhi a Bahlul Lodi y se fue a Budaun donde pasó el resto de su vida. 
La dinastía Sayyida gobernó el Sultanato de Delhi de 1414 hasta 1451. Sucedieron a la dinastía Tughlaq, y fueron desplazados por la dinastía Lodi.

Dinastía Lodi

Los Lodis fueron una dinastía afgana de la India. Van gobernar a varios lugar pero los más importantes fueron los sultanes de Delhi. Esta dinastía en Delhi tuvo sólo tres sultanes:
·        Bahlul Shah Lodi 1452-1489 
·        Sikandar Lodi 1489-1517 
·        Ibrahim Lodi 1517-1526
Los afganos emigraban desde Afganistán hacia la India y en tiempo de guerra servían a los ejércitos y en la paz hacían de comerciantes. Los primeros emigrantes venían de Roh y ya el 711/712 estuvieron en las fuerzas de Muhammad ibn Kasim que invadió el Sind. Los afganos eran aliados políticamente a hindushàhides de Lahore y recibieron de ellos el gobierno de una pequeña parte del Lamghan. Construyeron una fortaleza en las montañas de Peshawar para proteger el Punjab. Bajo el gobierno de Alptigin de Gazni, el comandante militar Sebuktegin (después emir) hizo una incursión contra Lamghan y Multan y los afganos pidieron ayuda al indushàhida Jaipal que designó al jefe odio Shaykh Hamid Lodi como su virrey en Lamghan y Multan y éste distribuyó a sus propios hombres por los diversos gobiernos locales de la región. Fue así como los afganos tomaron un papel político importante; su dominio abarcaba ahora no sólo el Lamghan y Multan sino que se extendía al sur hasta Bannu y lo que después fue Dera Ismail Khan. Los Lodis eran un clan de la tribu ghilzai o ghalzay, una importante tribu afgana.
La dinastía Banu Sama de Multan fue derribada hacia 980 o 985 en un golpe de estado dirigido por un agitador ismaïlita favorable a los fatimíes, estableciendo un régimen chií aliado a ismaïlites de Alamut; la familia de los Lodis pastunes que poseían en esa época la tierra de frontera entre Multan y Peshawar, se convirtieron a esta tendencia. El fundador del estado ismaïlita de Multan fue Jálama ibn Shaibani (985-?) Y la dinastía fue conocida como Sumro o los Sumro. El virrey Shaykh Hamid Lodi (Hamid ibn Jálama) tomó el control hacia 988. Lo sucedió 997 su hijo Nasr ibn Hamid Lodi y después el hijo de este Abu l-Fath Daud o Dawud ibn Nasr Lodi que ya gobernaba el 1005 y el 1008 se convirtió feudatari gaznèvida. Un fuerte elemento afgano aparece en los ejércitos gaznèvides y gúrides. Shihab al-Din (Muizz al-Din Muhammad) de Ghor, en su tercera campaña en la India, llevaba una doce mil caballeros afganos gracias a los cuales pudo derrotar al mana Pithawara de Delhi. Al final de la campaña veinte mil afganos fueron instalados por el sultán a Roh y la región que iba entre Kabul y el Indo, para preparar la conquista de la India. Cada clan afganas recibió una ikta o haga. 
Los afganos dominaron grandes territorios sirviendo al ejército gúrida. El 1186/1187 un afgano, Ali Kimakh, fue nombrado gobernador de Multan. Bajo el sultán Giyas-ad-Din Balban (1266-1287/1288) fueron establecidos en guarnición en Bhojpur, Kampila y Patiala para luchar contra los rebeldes hindúes del Doab. Bajo Muhammad ibn Tughluq (1325-1351) se sublevaron en Multan (1341) dirigidos por su jefe Malik Shah Lodi; el gobernador de Multan fue asesinado y Malik Shah tomó el control.
Durante la invasión de la India por Tamerlán el 1398, grupos afganos combatieron los dos lados. Malik Khidr Lodi, Malik Baha al-Din Juwan, Malik Yusuf Sarwan y Malik habib Niyazi se unieron a Tamerlán con 12.000 soldados. Fue en esa época cuando llegó a Multan (procedente de Balot a la frontera con el Baluchistán) el comerciante Malik Bahram. Este disputó con sus hermanos Malik Mahmud y Malik Mawji y se puso al servicio del gobernador de Multan por tughlúquides de nombre Malik Mardan Dawlat pero conocido como Malik al-Shark Nasir al-Mulk. Malik Bahram organizó una milicia tribal ya su muerte sus hijos Sultan Shah Lodi, Malik Firuz, Malik Muhammad, Malik Khwadja y Malik Kala siguieron a Multan, con el hijo mayor como jefe de la milicia.
Multan, después de la muerte del sultán de Delhi Firuz Shah Tughluq (1351-1388), cambió varias veces de manos en los siguientes años de inestabilidad. Malik Mardan Dawlat o Malik al-Shark Nasir al-Mulk murió y su hijo Malik Shaykh fue reconocido sucesor por el sultán Firuz Shah; gobernó poco tiempo y lo sucedió otro hijo, en este caso adoptivo, Malik Sulayman, confirmado también por Firuz Shah. A la muerte de Malik Sulayman en fecha incierta pero anterior al 1395 le sucedió su hijo Khidr Khan que fue el fundador de la dinastía de los Sayyids y conocido como Sayyid Khidr Khan, que fue reconocido y nombrado por el sultán tughlúquida de Delhi. Sultan Shah Lodi, el jefe de los mercenarios, sirvió lealmente a Khidr Khan y apoyaron el sultán Nasser-ad-Din Mahmud Shah Tughluq; el 1395 Khidr Khan se enfrentó a Sarang Khan, gobernador de Depalpur (y hermano de Mallu Ikbal, influyente amir del sultán de Delhi), y fue hecho prisionero; Sarang ocupó Multan. Pero el 8 de octubre de 1397 Sarang fue derrotado por Tatar Khan (wazir de Nusrat-Shah Tughluq, un pretendiente tughlúquida 1395-1399) en la batalla de Kotla; Khidr Khan que por este tiempo se pudo escapar y se unió a Tamerlán que poco después invadió el Punjab; la vanguardia iba mandada por el nieto de Tamerlán, Pir Muhammad. Detrás Tamerlán cruzó el Indo en septiembre de 1397 y se marchó hacia Delhi. Después de haber tenido que levantar el asedio de Uchch, el nieto de Tamerlán derrotó a Sarang Khan al borde del Beas y atacó Multan que se rindió después de un asedio (1398). Sarang Khan Lodi fue ejecutado y Sayyid Khidr Khan fue reinstalado como gobernador.
Mientras Tamerlán había acercado a Delhi y el sultán Mahmud y Mallu Ikbal habían preparado la defensa con un ejército de 4000 caballeros y 5000 niños que contaba con 27 elefantes. Aguantaron el primer ataque del gran conquistador cerca de Jahanpanah (donde Tamerlán había establecido su cuartel) y aunque después del choque Mallu Ikbal huyó, después volvió. El 18 de diciembre de 1397 Mallu y Mahmud volvieron a enfrentarse a Tamerlán que disponía de diez mil caballeros y 40.000 niños, y fueron totalmente derrotados. Mallu huyó a Baran y Mahmud a Gujarat y luego a Malwa. Delhi fue saqueada durante 15 días y sus habitantes masacrados o esclavizados, pero Tamerlán no restó y abandonó la capital, lo que el pretendiente Nusrat Khan Tughluq aprovechó para ocupar Delhi (enero de 1399) pero Mallu Ikbal devolvió poco después y lo expulsó hacia el Mewat donde Nusrat murió al poco. Mallu llamó a Mahmud en Delhi y el hizo proclamar nuevamente el 14 de octubre de 1401. Ese mismo 1401 Mahmud y Ikbal atacaron a Ibrahim Sharki de Jaunpur. Pero Mahmud, que no estaba de acuerdo con el poder absoluto que ejercía su ministro, se pasó a Ibrahim. Como no fue tratado por Ibrahim con el respeto propio de un sultán, Mahmud huyó a Kanauj donde se estableció, y que Mallu Ikbal intentó conquistar sin éxito. Así el sultán verdadero estaba en Kanauj y Mallu Ikbal ejercía el poder efectivo en Delhi. 
El 11 o el 14 de noviembre de 1405 Mallu Ikbal se enfrentó a Khidr Khan y fue derrotado y muerto por este al borde del Dhanda el distrito de Ajudhan. Punjab y Multan se convirtieron en un estado independiente en el que Sultan Shah Lodi (también Islam Khan) fue nombrar gobernador de Sirhind, disponiendo de un fuerte contingente de 12.000 hombres la mayor parte de su propia tribu; el hermano de Sultan Shah Lodi, Malik Kala, se casó con una sobrina hija de Sultan Shah y recibió en haga Dawrala (en la región de Sirhind) y se puso al servicio de Nasir Khan que había sido nombrado gobernador de Multan por Khidr Khan. Malik Kala tuvo en este tiempo (el año no se sabe) un hijo de nombre Bahlul que fue el fundador de la dinastía Lodi; Malik Kala murió en una batalla contra los Niyaz, emigrantes en el valle del Indo, y su joven hijo fue criado por Malik Sultan Shah Lodi a Sirhind que el casó con su hija Shams Khatun. De joven se dedicó al comercio de caballos y llegó a vender los mejores al sultán Sayyid Muhammad-Shah (1435-1445) y en pago le fue concedida una pargana en jagir y se le dio el título de amir. Se dice que un día fue a Samana y visitó junto con dos compañeros al santón local Sayyid Abban; éste pidió 2.000 tankas a cambio del trono de Delhi; sólo tenía 1300 que las puso y se le aceptaron y lo declaró futuro soberano de Delhi.
A la muerte de Sultan Shah Lodi (marzo de 1413), este había designado heredero a Bahlul en preferencia a su hijo mayor Kutb Khan, y la milicia afgana se dividió entre tres pretendientes: Kutb Khan, Malik Firuz (hermano de Sultan Shah Lodi) y Bahlul. Firuz apoyó Bahlul mientras Kutb Khan recibía el apoyo de Sayyid Muhammad-Shah; este último envió un ejército mandado por su wazir Malik Sikandar Tuhfa y por Jasrath Khok para expulsar a Bahlul de Sirhind; los afganos fueron derrotados y Bahlul huyó a las montañas, mientras Malik Firuz fue hecho prisionero y su hijo Malik Shahin Khan murió en combate. Cuando Jasrath devolvió el Punjab, Bahlul reagrupó a su ejército dispersado y Malik Firuz al mismo tiempo logró huir de Delhi y reunirse con su sobrino. El 1436 las fuerzas reunidas de Bahlul y Firuz recuperaron Sirhind. El sultán envió entonces un ejército bajo el mando de su oficial Hadjdj Shudani conocido como Husam Khan, pero fue derrotado en Kara (sitio no identificar cercano a Khidrabad Sadhura, y que podría ser Khar al distrito de Ambala). Husam Khan se retiró en Delhi y Bahlul se apoderó de parte del Punjab incluyendo Lahore.
Cuando el sultán de Malwa Mahmud Shah I invadió el territorio del sultanato de Delhi el 1440, el sultán Sayyid Muhammad-Shah le pidió ayuda y Bahlul aceptó a cambio de que el wazir Husam Khan fuera sustituido por su propio recomendado, Hamid Khan. El sultán se avenirlas e hizo matar a Husam Khan. Entonces Bahlul se incorporó al ejército imperial con 8000 milicianos afganos, junto a 20.000 soldados imperiales a caballo. Estuvo listo a la batalla y derrotar las fuerzas de Malwa, y el sultán de Malwa pidió la paz y se retiró rápido hacia su capital Mandu donde había estallado una revuelta y el sultán Ahmad del Gujarat estaba invadiendo el país. El ejército de Malwa en retirada fue atacado por Bahlul y el sultán le dio a éste el título de Khan-y-Khanan y le reconoció los territorios que ya ocupaba el Punjab incluyendo Lahore y Depalpur.
A continuación se sublevó contra Sayyid Muhammad-Shah y se anexionó sunami, Hisar Firuz y otras regiones del Punjab. Hasta dos veces probó de ocupar Delhi sin éxito, la primera el 1443 y la segunda el 1447 durante el regando de Sayyid Alá-ad-Din Àlam-Shah (1.445-1.451). Alá-ad-Din era un sultán débil que de hecho sólo gobernaba a una treintena de km alrededor de Delhi (dicha "Dihli ta Palam Badshahi Sha Alam" = "La autoridad de Àlam Shah extiende de Delhi a Palam ", se hizo famosa). El sultán decidió ejecutar a su wazir Hamid Khan que enterado, huyó a Badaun y luego se apoderó del palacio de Delhi (1448), mientras el sultán huía a Badaun. Mahmud Shah Sharki de Jaunpur reclamó el trono de Delhi alegando que el sultán Sayyid Alá-ad-Din Àlam-Shah era el hermano de su mujer. Hamid Khan se vio en posición débil debido a las maniobras del sultán y de la hostilidad de parte de la nobleza de Delhi, y llamó a Bahlul Lodi de Sirhind. Bahlul fue a Delhi, pero hábilmente rehusó alcanzar el gobierno porque se dio cuenta que las circunstancias no eran favorables.

Delhi
Dos años después ordenó a su primo y cuñado Kutb Khan Lodi (con el que se había reconciliado hacía tiempo) el arresto de Hamid Khan, del que no se fiaba, y propuso para el trono a Sayyid Alá-ad-Din Àlam-Shah, pero este abdicó a favor de Bahlul prefiriendo vivir una vida fácil alejado del poder a Badaun donde permaneció hasta su muerte en julio de 1478. Así Bahlul subió al trono de Delhi el 19 de abril de 1451 con el título de Abu l-Muzaffar Bahlul Shah.  Kutb Khan Lodi por orden de Bahlul envenenó a Hamid Khan poco después. Pero los nobles de Delhi eran contrarios casi todos los clanes nobles afganos (Lodi, nuhanis, farmulis y Sarwan, de los que Bahlul se consideraba como un "primus inter pares"), y la reina Bibi Raji, llamaron a Mahmud Shah Sharki para alcanzar el poder (1452).
Este reunió un ejército con 170.0000 hombres la mayor parte caballeros (y con 1,800 elefantes) y avanzó hasta la capital Delhi que atacó. Delhi fue defendida por Khwadja Bayazid, hijo de Bahlul Lodi, el cual estaba a Depalpur, y que devolvió rápidamente con siete mil hombres, Mahmud, enterado de la llegada de Bahlul, envió 30.000 hombres y 30 elefantes mandados por Darya Khan Lodi y Fath Khan Harawi que se entregaron batalla a Narela (a unos 30 km al norte de Delhi). Darya Khan, que era también afgano odio como Bahlul, fue ganado a la causa de este por Sayyid Shams al-Din, y desertó, desmoralizando al ejército de Mahmud que a pesar de ser superior numéricamente fue derrotado. Fath Khan fue hecho prisionero y ejecutado. Mahmud Shah se tuvo que retirarse hacia Juanpur. Bahlul entonces decidió extender sus territorios y ocupó RAPRA y Etawah en esta ciudad se enfrentaron de nuevo los dos ejércitos (856 de la Hégira, 1452 / 1453) sin un ganador claro esto impulsó la paz ajustada por la mediación de un lado de Kutb Khan, el primo y cuñado de Bahlul Lodi, y por otro de Ray Pratan, señor de Bhongaon y Kampil. Bahlul tenía que devolver el set elefantes que había capturado a Narela y los dos estados conservarían sus territorios dentro de los límites que tenían en tiempos de Ibrahim Shah Sharki y de Sayyid Mubarak-Shah (1421-1435) excepto Shamsabad que sería cedida a Bahlul.
En el 1456 o inicios del 1457 se reanudó la lucha entre Jaunpur y Delhi cuando el gobernador xàrquida de Shamsabad, Djawna Khan, rehusó entregar la ciudad a Bahlul tal como se había pactado. La ciudad fue ocupada por la fuerza y ​​fue nombrado gobernador Ray Karan. Mahmud fue en ayuda de Djawna Khan y fue atacado de noche para Kutb Khan y Darya Khan, pero fueron derrotados y el primer hecho prisionero. Bahlul, afligido por esta noticia, reunió fuerzas y marchó en persona contra Mahmud pero este se puso enfermo y murió antes de ningún enfrentamiento (1458). Lo sucedió su hijo Muhammad Shah Bhikan Khan conocido como Muhammad Shah Sharki que reconoció la posesión de Shamsabad a Bahlul, pero mantuvo la movilización del ejército. Fueron sus propias tropas lo que lo mataron y subió al trono Husayn Shah Sharki que firmó una tregua con Bahlul Shah Lodi.
Su reina principal Malika-y Djahan Bibi Khumza, hija del antiguo sultán de Delhi Sayyid Ala al-Din Alam Shah (1445-1451) le presionaba para atacar Delhi y restablecer el poder de su linaje y el 1473, aprovechando que Bahlul estaba en campaña en el Punjab, invadió su territorio. El ejército de Delhi era inferior y Bahlul Shah Lodi pidió la paz que le fue rechazada pero el ejército de Jaunpur sufrió varias derrotas y finalmente Husayn Shah tuvo que huir por piernas para salvar la vida y su harén incluyendo al reina principal cayó en manos de Bahlul. 
En revancha Husayn Shah Sharki, tras reorganizar sus fuerzas, atacó Etawah gobernada por Kutb Khan Lodi primo y cuñado de Bahlul (1474) pero fue de nuevo derrotado. Un nuevo intento poco después tuvo el mismo resultado. Después de un tiempo de paz, volvió a entrar en guerra con Delhi (1479), y finalmente consiguió vencer a los Lodis, pero cuando se retiraba después de la victoria, fue atacado por Bahlul por detrás y fue derrotado, debiendo ceder para ajustar la paz Kanli, Patiala y otras villas del Doab. Hysaun Shah Sharki reorganizó de nuevo sus fuerzas durante la paz que siguió, y reanudó la guerra el 1486 entregando la decisiva batalla de Sunhar al distrito de Etawah donde sufrió una derrota completa y su capital, Jaunpur fue ocupada por las fuerzas del Bahlul Shah Lodi. Poco tiempo después el hijo de éste, Babrak Shah o Barbak Shah, fue nombrado virrey. Esto fue un evidente error político de Bahlul, ya que daba a Barbak el poder suficiente para hacer frente a su hermano Sikandar Lodi, designado sucesor en Delhi. Bahlul también nombró otros parientes en importantes cargos: Alam Lodi a Manikpur, su sobrino Kala Pahar a Bahraich, Azam Humayun Lodi a Lakhnau ya Kalpi y Khan Jahan Lodi a Badaun, además Nizam Khan tenía el Punjab y la mayor parte del Doab.
A la muerte de Bahlul en junio de 1488 a Mallawal (cerca de Saket junto Aligarh) lo sucedió su hijo Sikandar Lodi. Bahlul fue llevado a Delhi y enterrado en Bagh-e Djuh. Husayn Shah Sharki, con la habilidad política que mantuvo a lo largo de su vida, consiguió enfrentar a Barbak Shah con su hermano Sikandar Lodi. Pero Sikandar engañó y derrotar a Barbak que cayó prisionero y se apoderó de su gobierno autónomo (1493). Poco después Husayn huyó de Bihar donde aún se mantenía y se fue a Bengala, al reino de Gaur, donde el sultán Ala al-Din Husayn Shah era pariente suyo, y lo recibió con honores y lo dejó residir en Khalgaon. Sikandar Lodi confió el Bihar a Darya Khan (1495). El ejército de Delhi llegó a Patna y cruzó el Ganges mientras que de Darwishhopur otro contingente marchaba por Kutlughpur (cerca de Maner Sharif) contra Ala al-Din de Bengala, para enfrentar a Lodis el soberano de Bengala envió a su hijo el príncipe Danyal el frente del ejército, en dirección a Munger (Monger). Los dos ejércitos se observaron durante un tiempo pero no se decidían a enfrentarse y finalmente un pacto de no agresión se firmó en Barh, al oeste de Munger. Las fronteras en esta zona son indeterminadas pero se piensa que los Lodis llegaron a dominar hasta Barh, y que Bhagalpur era el límite de las posesiones bengalíes por occidente.
Sikandar Lodi fue un gobernante justo, buen administrador y buen poeta. Impuso su autoridad a los afganos turbulentos e introdujo el sistema de inspección la verificación de cuentas y la grabación de una hilya (rollo descriptivo). 
Murió el 1517 y lo sucedió su hijo Ibrahim Lodi (23 de noviembre de 1517) que tuvo que combatir a su hermano Djalal al-Din de Kalpi, ya otros rebeldes. Tuvo enfrentamientos con los nobles nuhanis, farmulis y el odio que debilitaron su poder interno. Tras nueve años de reinado tuvo que librar una batalla defensiva en Panipat contra los invasores mogoles de Baber de Fergana. El sultán, traicionado por Dawlat Khan Lodi, perdió la batalla y murió el viernes 30 de abril de 1526, siendo enterrado junto al camino.
Los afganos continuaron luchando casi un siglo contra los mogoles y contra los karranis y Nihan bengalíes hasta que fueron sometidos definitivamente por Jahangir a Nekudiyala (a unos 50 km de Dacca) el 1612. 

Bahlul Shah Lodi (Bahlul Shah Lodi, antes de reinar Bahlul Khan Lodi) (verso 1406/1412 a 1489) fue un sultán musulmán de Delhi, fundador de la dinastía afgana los Lodis. Heredó de un tío el gobierno de Sirhind y se proclamó en Delhi el 1451 tras la abdicación del último sultán de la Dinastía de los Sayyids.
El 11 o el 14 de noviembre de 1405 Sayyid Khidr Khan se erigió en soberano en el Punjab y Multan (antes de dominar Delhi en 1414) y el afgano Sultan Shah Lodi (también Islam Khan) fue nombrar gobernador de Sirhind, disponiendo de un fuerte contingente de 12.000 hombres la mayor parte de su propia tribu; el hermano de Sultan Shah Lodi, Malik Kala, se casó con una sobrina hija de Sultan Shah y recibió en haga Dawrala (en la región de Sirhind) y se puso al servicio de Nasir Khan que había sido nombrado gobernador de Multan por Khidr Khan. Malik Kala tuvo en este tiempo (el año no se sabe) un hijo que llevó el nombre de Bahlul khan. 
Malik Kala murió en una batalla contra los Niyaz, emigrantes en el valle del Indo, y su joven hijo fue criado por Malik Sultan Shah Lodi a Sirhind que el casó con su hija Shams Khatun. De joven se dedicó al comercio de caballos y llegó a vender los mejores al sultán Sayyid Muhammad-Shah (1435-1445) y en pago le fue concedida una pargana en jagir y se le dio el título de amir. Se dice que un día fue a Samana y visitó junto con dos compañeros al santón local Sayyid Abban; éste pidió 2.000 tankas a cambio del trono de Delhi; sólo tenía 1300 que las puso y se le aceptaron y lo declaró futuro soberano de Delhi. 
A la muerte de Sultan Shah Lodi (marzo de 1413), este había designado heredero a Bahlul en preferencia a su hijo mayor Kutb Khan, y la milicia afgana se dividió entre tres pretendientes: Kutb Khan, Malik Firuz (hermano de Sultan Shah Lodi) y Bahlul. Firuz apoyó Bahlul mientras Kutb Khan recibía el apoyo de Sayyid Muhammad-Shah; este último envió un ejército mandado por su wazir Malik Sikandar Tuhfa y por Jasrath Khok para expulsar a Bahlul de Sirhind; los afganos fueron derrotados y Bahlul huyó a las montañas, mientras Malik Firuz fue hecho prisionero y su hijo Malik Shahin Khan murió en combate. Cuando Jasrath devolvió el Punjab, Bahlul reagrupó a su ejército dispersado y Malik Firuz al mismo tiempo logró huir de Delhi y reunirse con su sobrino. El 1436 las fuerzas reunidas de Bahlul y Firuz recuperaron Sirhind. El sultán envió entonces un ejército bajo el mando de su oficial Hadjdj Shudani conocido como Husam Khan, pero fue derrotado en Kara (sitio no identificar cercano a Khidrabad Sadhura, y que podría ser Khar al distrito de Ambala). Husam Khan se retiró en Delhi y Bahlul se apoderó de parte del Punjab incluyendo Lahore. 
Cuando el sultán de Malwa Mahmud Shah I invadió el territorio del sultanato de Delhi el 1440, el sultán Sayyid Muhammad-Shah le pidió ayuda y Bahlul aceptó a cambio de que el wazir Husam Khan fuera sustituido por su propio recomendado, Hamid Khan. El sultán se avenirlas e hizo matar a Husam Khan. Entonces Bahlul se incorporó al ejército imperial con 8000 milicianos afganos, junto a 20.000 soldados imperiales a caballo. Estuvo listo a la batalla y derrotar las fuerzas de Malwa, y el sultán de Malwa pidió la paz y se retiró rápido hacia su capital Mandu donde había estallado una revuelta y el sultán Ahmad del Gujarat estaba invadiendo el país. El ejército de Malwa en retirada fue atacado por Bahlul y el sultán le dio a éste el título de Khan-y-Khanan y le reconoció los territorios que ya ocupaba el Punjab incluyendo Lahore y Depalpur. 
A continuación se sublevó contra Sayyid Muhammad-Shah y se anexionó sunami, Hisar Firuz y otras regiones del Punjab. Hasta dos veces probó de ocupar Delhi sin éxito, la primera el 1443 y la segunda el 1447 durante el regando de Sayyid Alá-ad-Din Àlam-Shah (1.445-1.451). Alá-ad-Din era un sultán débil que de hecho sólo gobernaba a una treintena de km alrededor de Delhi (dicha "Dihli ta Palam Badshahi Sha Alam" = "La autoridad de Àlam Shah extiende de Delhi a Palam ", se hizo famosa). El sulta decidió ejecutar a su wazir Hamid Khan que enterado, huyó a Badaun y luego se apoderó del palacio de Delhi (1448), mientras el sultán huía a Badaun. Mahmud Shah Sharki de Jaunpur reclamó el trono de Delhi alegando que el sultán Sayyid Alá-ad-Din Àlam-Shah era el hermano de su mujer. Hamid Khan se vio en posición débil debido a las maniobras del sultán y de la hostilidad de parte de la nobleza de Delhi, y llamó a Bahlul Lodi de Sirhind. Bahlul fue a Delhi, pero hábilmente rehusó alcanzar el gobierno porque se dio cuenta que las circunstancias no eran favorables.

Sultán de Delhi
Dos años después ordenó a su primo y cuñado Kutb Khan Lodi (con el que se había reconciliado hacía tiempo) el arresto de Hamid Khan, del que no se fiaba, y propuso para el trono a Sayyid Alá-ad-Din Àlam-Shah, pero este abdicó a favor de Bahlul prefiriendo vivir una vida fácil alejado del poder a Badaun donde permaneció hasta su muerte en julio de 1478. Así Bahlul subió al trono de Delhi el 19 de abril de 1451 con el título de Abu l-Muzaffar Bahlul Shah. Kutb Khan Lodi por orden de Bahlul envenenó a Hamid Khan poco después. Pero los nobles de Delhi eran contrarios casi todos los clanes nobles afganos (Lodi, nuhanis, farmulis y Sarwan, de los que Bahlul se consideraba como un "primus inter pares"), y la reina Bibi Raji, llamaron a Mahmud Shah Sharki para alcanzar el poder (1452). 
Este reunió un ejército con 170.0000 hombres la mayor parte caballeros (y con 1,800 elefantes) y avanzó hasta la capital Delhi que atacó. Delhi fue defendida por Khwadja Bayazid, hijo de Bahlul Lodi, el cual estaba a Depalpur, y que devolvió rápidamente con siete mil hombres; Mahmud, enterado de la llegada de Bahlul, envió 30.000 hombres y 30 elefantes mandados por Darya Khan Lodi y Fath Khan Harawi que se entregaron batalla a Narela (a unos 30 km al norte de Delhi); Darya Khan, que era también afgano odio como Bahlul, fue ganado a la causa de este por Sayyid Shams al-Din, y desertó, desmoralizando al ejército de Mahmud que a pesar de ser superior numéricamente fue derrotado. Fath Khan fue hecho prisionero y ejecutado. Mahmud Shah se tuvo que retirarse hacia Juanpur. Bahlul entonces decidió extender sus territorios y ocupó RAPRA y Etawah; en esta ciudad se enfrentaron de nuevo los dos ejércitos (856 de la Hégira, 1452/1453) sin un ganador claro; esto impulsó la paz ajustada por la mediación de un lado de Kutb Khan, el primo y cuñado de Bahlul Lodi, y por otro de Ray Pratan, señor de Bhongaon y Kampil. Bahlul tenía que devolver el set elefantes que había capturado a Narela y los dos estados conservarían sus territorios dentro de los límites que tenían en tiempos de Ibrahim Shah Sharki y de Sayyid Mubarak-Shah (1421-1435) excepto Shamsabad que sería cedida a Bahlul. 
El 1456 o inicios del 1457 se reanudó la lucha entre Jaunpur y Delhi cuando el gobernador xàrquida de Shamsabad, Djawna Khan, rehusó entregar la ciudad a Bahlul tal como se había pactado. La ciudad fue ocupada por la fuerza y ​​fue nombrado gobernador Ray Karan. Mahmud fue en ayuda de Djawna Khan y fue atacado de noche para Kutb Khan y Darya Khan, pero fueron derrotados y el primer hecho prisionero. Bahlul, afligido por esta noticia, reunió fuerzas y marchó en persona contra Mahmud pero este se puso enfermo y murió antes de ningún enfrentamiento (1458). Lo sucedió su hijo Muhammad Shah Bhikan Khan conocido como Muhammad Shah Sharki que reconoció la posesión de Shamsabad a Bahlul, pero mantuvo la movilización del ejército. Fueron sus propias tropas lo que lo mataron y subió al trono Husayn Shah Sharki que firmó una tregua con Bahlul Shah Lodi. 
Su reina principal Malika-y Djahan Bibi Khumza, hija del antiguo sultán de Delhi Sayyid Ala al-Din Alam Shah (1445-1451) le presionaba para atacar Delhi y restablecer el poder de su linaje y el 1473, aprovechando que Bahlul estaba en campaña en el Punjab, invadió su territorio. El ejército de Delhi era inferior y Bahlul Shah Lodi pidió la paz que le fue rechazada; pero el ejército de Jaunpur sufrió varias derrotas y finalmente Husayn Shah tuvo que huir por piernas para salvar la vida y su harén incluyendo al reina principal cayó en manos de Bahlul. 
En revancha Husayn Shah Sharki, tras reorganizar sus fuerzas, atacó Etawah gobernada por Kutb Khan Lodi primo y cuñado de Bahlul (1474) pero fue de nuevo derrotado. Un nuevo intento poco después tuvo el mismo resultado. Después de un tiempo de paz, volvió a entrar en guerra con Delhi (1479), y finalmente consiguió vencer a los Lodis, pero cuando se retiraba después de la victoria, fue atacado por Bahlul por detrás y fue derrotado, debiendo ceder para ajustar la paz Kanli, Patiala y otras villas del Doab. Hysaun Shah Sharki reorganizó de nuevo sus fuerzas durante la paz que siguió, y reanudó la guerra el 1486 entregando la decisiva batalla de Sunhar al distrito de Etawah donde sufrió una derrota completa y su capital, Jaunpur fue ocupada por las fuerzas del Bahlul Shah Lodi. Poco tiempo después el hijo de éste, Babrak Shah o Barbak Shah, fue nombrado virrey. Esto fue un evidente error político de Bahlul, ya que daba a Barbak el poder suficiente para hacer frente a su hermano Sikandar Lodi, designado sucesor en Delhi. Bahlul también nombró otros parientes en importantes cargos: Alam Lodi a Manikpur, su sobrino Kala Pahar a Bahraich, Azam Humayun Lodi a Lakhnau ya Kalpi y Khan Jahan Lodi a Badaun; además Nizam Khan tenía el Punjab y la mayor parte del Doab. 
Bahlul murió el 17 de julio de 1488 a Mallawal (cerca de Saket junto Aligarh). Fue llevado a Delhi y enterrado en Bagh-e Djuh. Lo sucedió su hijo Sikandar Lodi.

Sikandar Lodi, nacido Nizam Khan, fue el segundo gobernante de la dinastía Lodi, afgana, que reinó sobre el Sultanato de Delhi de 1489 a 1517.
Se convirtió en sucesor a la muerte de su padre, Bahlul Shah Lodi, el 17 de julio de 1489. Su subida al poder le enfrentó con su hermano mayor, el virrey del sultanato de Jaunpur Barbak Shah, que reclamó el trono a pesar del nombramiento de su padre en favor de Sikandar. Sin embargo reclamó el trono por una delegación interpuesta y pudo evitar un enfrentamiento sangriento. De hecho Sikandar permitió a su hermano continuar gobernando Jaunpur, mientras resolvió otras diferencias con un tío, Alam Khan, al que consideraba también sospechoso de querer usurpar el trono. En 1593 finalmente se apoderó de Jaunpur. 
Sikandar demostró que era un gobernante capaz, que era amable con sus súbditos musulmanes, pero era extremadamente duro con los hindúes. Expandió el territorio Lodi en las regiones de Gwalior y Bihar. Hizo un tratado con Ala al-Din Husayn Shah de Bengala. Mantuvo sus nobles afganos nativos bajo su control, y fomentó el comercio en sus posesiones. El 1503 encargó la construcción de la ciudad actual de Agra. 
Mucho se ha escrito sobre su intolerancia religiosa. Bodhan, un hindú converso, fue quemado vivo por decir: el Islam y el dharma hindi son los dos igualmente aceptables para Dios si se les sigue con sinceridad. 
Entre los cambios administrativos hechos por Sikandar Lodi está la declaración del persa como la lengua oficial para la contabilidad en la India. 
Sikandar Lodi intentó conquistar la fortaleza de Gwalior, y la atacó 5 veces, pero fracasó todas ellas ante el mana de Gwalior Maharaja Mansingh. Desarrolló Agra como su segunda capital (después de Delhi), ya que se tardaba mucho tiempo de viajar de Delhi a Gwalior. Finalmente atacó una región pequeña, cerca de Gwalior, llamada Narwar, y mantuvo el asedio durante 11 meses a las puertas del fuerte de Narwar; después de 11 meses cuando la gente del interior ya no tenía nada para comer, se rindieron a Sikandar. Una vez más atacó Gwalior, y fue derrotado por Maharaja Mansingh y su mujer Mrignayani. 
Murió el 21 de noviembre de 1517 y su elaborada tumba se trona los llamados Jardines de Lodi, en Delhi.

Ibrahim Lodi era un sultán Delta de la dinastía Lodian. Como gobernante, permaneció como el último de la dinastía Lodie después de ser derrotado por Baburi en la batalla de Panipat en 1526, donde fue asesinado. Bahbur luego estableció el Imperio de los Grandes Moguls en lugar del Delta Sultanato.
Ibrahim Lodi, nieto del Sultán Bahlol, fue el tercer gobernante de la dinastía Lodi. Cuando murió Sikandar Lodi (hijo de Bahlol Lodi) dejó dos hijos por una esposa, Ibrahim y Jalal. Los nobles de la corte colocaron a Ibrahim en el trono de Delhi (noviembre de 1517) ya que era conocido por su belleza personal y por sus cualidades morales. Pero poco después, Jalal Khan fue elevado al trono de Jaunpur. La razón para el establecimiento de un reino separado de Jaunpur es dada por Ferishta, quien dice que a diferencia de su padre y abuelo, Ibrahim no hizo distinción entre sus oficiales; él declaró que los reyes no deberían tener relaciones ni clanes, pero todos deberían ser considerados como súbditos del estado. Los jefes afganos, a quienes hasta ahora se les había permitido sentarse cerca del trono, se vieron obligados a pararse frente al trono. El afgano no pudo soportar este insulto y pronto se formó una conspiración. Conspiraron para subir a Jalal Khan al trono de Jaunpur. Según Nimatulla, fue debido al temperamento irritable del sultán Ibrahim que los emires afganos decidieron limitar su poder a Jaunpur.
En este momento, Khan Jahan Lodi llegó a la corte de Ibrahim en Delhi y culpó a los nobles por dividir el reino. Después de mucho debate, los nobles acordaron llevar a Jalal Khan a Delhi ya que aún no había adquirido la soberanía. Muchos enviados fueron enviados a Jalal Khan para este propósito, sin embargo, se negó a regresar. Ibrahim envió firmans a los nobles y emires de Jaunpur con honores y dones y les impidió darle lealtad a Jalal. Todos esos jefes se detuvieron para reconocer la autoridad de Jalal Khan y se pusieron del lado de Sultan Ibrahim. Así, el victorioso Ibrahim celebró su acceso al trono. 
Cuando Jalal Khan se enteró de este apego de los nobles al sultán Ibrahim, abandonó Jaunpur con sus seguidores y se estableció en Kalpi asumiendo el título de sultán Jalal-ud-din. Azam Humayun también se puso del lado de él ya que había sido mal dispuesto hacia el sultán Ibrahim. Juntos capturaron Jaunpur y marcharon hacia Oudh. Al enterarse de la revuelta de Jalal Khan, Ibrahim Lodi encarceló a sus compañeros Ismail, Husain, Daulat y Mahmud en el fuerte de Hansi. En su marcha hacia Oudh, Ibrahim recibió noticias de que Azam Humayun y su hijo Fath Khan habían abandonado a Jalal Khan y que venían a atenderlo. Azam Humayun fue bien recibido y enviado contra Jalal Khan a Kalpi con una gran fuerza. Jalal Khan marchó a Agra para capturarlo, pero finalmente aceptó el tratado de paz propuesto por Malik Adam Ghakkar, quien le prometió el gobierno de Kalpi si se somete al sultán. Pero Ibrahim no estuvo de acuerdo con este tratado de paz y envió órdenes para capturar a Jalal Khan. Jalal Khan nuevamente huyó y tomó protección con Rai Man Singh de Gwalior. 

Conquista de Gwalior (1518): Azam Humayun Shirwani fue enviado con una fuerza para sitiar el fuerte de Gwalior. Al escuchar esto, Jalal Khan huyó de Gwalior a la corte del sultán Mahmud de Malwa. En este momento Rai Man Singh había muerto y fue sucedido por su hijo Rai Bikramjit. La fortaleza de Badalgarh, que mentía debajo de la fortaleza de Gwalior fue tomada junto con el toro de cobre (El toro de cobre había sido adorado por los hindúes). Fue enviado a Delhi y colocado en la puerta de Bagdad. (Durante el reinado de Akbar, fue derretido para hacer cañones).

Muerte de Jalal Khan: En aquellos días, Ibrahim, que perdió la fe en los antiguos emires de su padre, encarceló a la mayoría de ellos y expulsó a muchos otros. Ahmed Yadgar nos dice que después de conquistar a Gwalior, el sultán Ibrahim se volvió arrogante y comenzó a maltratar y castigar a los nobles de su padre. En este momento Jalal Khan huyó de Malwa a Garha Katanga ya que el sultán Mahmud no le dio el tratamiento adecuado. Los gonds lo tomaron prisionero y lo enviaron a Ibrahim. Jalal fue enviado al fuerte de Hansi, pero en el camino fue asesinado. 
Mian Bhua, gran wazir del Sultán Sikandar, fue encarcelado y encadenado. La razón era que, al estar demasiado seguro de sus servicios anteriores, no actuó de acuerdo con los deseos de Sultan. Sin embargo, Ibrahim confirió a su hijo, la posición y dignidades de su padre en la corte. 

Otras revueltas: Azam Humayun Shirwani fue uno de los grandes del reino desde los días de Bahlol Lodi. Sultán recordó y encarceló a Azam Humayun, que casi había capturado el fuerte de Gwalior. Islam Khan, hijo de Azam Humayun, se rebeló pero fue derrotado. Muchos emires también levantaron rebelión al ver el confinamiento de Mian Bhua y Azam Humayun. Ibrahim aplastó con éxito esas revueltas. Mientras tanto, tanto Mian Bhuda como Azam Humayun murieron debido a una enfermedad bajo encarcelamiento. Cuando Darya Khan Nuhani, gobernador de Bihar, murió, su hijo Bahadur Khan se rebeló y ocupó Bihar hasta Sambal, asumiendo el título de Sultan Muhammad Shah.
 

Daulat Khan Lodi invita a Babur a invadir la India: 
Dilawar Khan, hijo de Daulat Khan Lodi, el gobernador de Punjab, fue llamado por Ibrahim desde Lahore a Agra, pero al desconfiar de las intenciones de Sultan, huyó de la corte y regresó con su padre. Daulat Khan pensó que era mejor ponerse bajo la protección de algún otro soberano en lugar de provocar una rebelión. Formó una alianza con Ghazi Khan Lodi y otros nobles de Punjab y envió una invitación a través de Alam Khan Lodi, un hijo del difunto Sultán Bahlol Lodi, a Babur en Kabul para pedirle que invada la India. 
Poco después, Babur marchó a la India y capturó Lahore. Cuando Ibrahim se enteró de esto, se sorprendió y le escribió a Daulat Khan: " Has alcanzado tu rango actual a través de la bondad de mi padre, ¿por qué has traído a los mogoles a mi herencia paterna y se lo han otorgado? Juro por el Corán que lo haré nunca te molestes a ti ni a tus hijos. Reflexiona y abandona tu presente proyecto absurdo”. Pero Daulat Khan respondió: " Es cierto que fui criado y levantado del polvo y criado por el sultán Sikandar. Era estudioso de la complacencia: y nunca se esforzó por matarme. Mientras que cuando eras aún joven, tú escuchaste a dos o tres consejeros insidiosos, y así sacudiste tu imperio hasta su fundamento. También destruiste a muchos de los sirvientes de tu padre, que fueron los pilares del reino, y pusieron fin a la confianza que otros depositaban en ti. Trajo a los Mughals, pero tus propias malas acciones”. 

Derrotas de Alam Khan: Alam Khan y Daulat Khan Lodi querían que las tropas de Mughal avanzaran contra Delhi y capturaran a Ibrahim Lodi antes de la llegada de Babur (que entonces estaba en Kabul). Alam Khan marchó con su fuerza a Delhi y lo invirtió. Sin embargo, Ibrahim pudo aplastarlo a él y a sus fuerzas. Alam Khan se retiró a Punjab. 
Por esta época, Ibrahim Lodi consultó a los astrólogos sobre de qué lado debería ser la victoria. Ellos respondieron: " Parece por el movimiento de las estrellas que todos nuestros caballos y elefantes se han pasado al ejército de Mughal”. Ibrahim dijo: " Esta es una prueba de que venceré a los mogoles”. Ellos respondieron, " Así que déjenlo ser”. Hamid Khan, gobernador de Hissar Feroza, que acudía en ayuda de Ibrahim, fue derrotado por las fuerzas del príncipe Humayun, hijo de Babur (febrero de 1526). Después, muchos oficiales de Sultán lo dejaron y fueron a Babur. 

La batalla de Panipat y la derrota del sultán Ibrahim Lodi (21 de abril de 1526):
Se dice que el día antes de la batalla, Ibrahim convocó a todos sus nobles y les pidió que se vistieran con la mejor ropa y se prepararan para un festival. Les entregó todo el oro, las perlas, las joyas y otros objetos valiosos y les dijo: " Amigos, mañana combatiremos con el ejército mogol. Si obtengo la victoria, me esforzaré por complacerlos, si no lo hago, al menos estén contentos". Con estos regalos y mis intenciones declaradas”.
Por la mañana, el sultán Ibrahim con sus fuerzas marchó hacia Panipat. Aunque el ejército afgano superaba en gran medida a sus oponentes, los soldados estaban desanimados y desanimados por los malos tratos del sultán. Cuando la batalla estaba a punto de perder a Mahmud Khan, un oficial se acercó a Ibrahim y le pidió que abandonara el campo de batalla. Él dijo: " Si el rey es salvo, será fácil encontrar otro ejército y volver a hacer la guerra contra los mogoles. Pronto podremos encontrar la oportunidad de cumplir nuestros deseos”. Pero el sultán Ibrahim respondió que es una desgracia para los reyes volar desde el campo de batalla. Agregó: " Mis nobles, mis compañeros, mis simpatizantes y amigos han participado de la copa del martirio. Uno ha caído aquí, otro allá, ¿dónde puedo ir ahora? Las patas de mi caballo están teñidas de sangre hasta su pecho. Mientras yo era rey, gobernaba el imperio a mi antojo, ahora la fortuna se ha aliado con los mogoles, ¿qué placer hay en la vida? Es mejor que sea como mis amigos, en el polvo y en la sangre”. Al decir esto, se lanzó al combate con 5000 jinetes valientes y mató a muchos mogoles y obtuvo el martirio al final del día.
Cuando Babur fue informado de la muerte del Sultán Ibrahim, estaba parado en la retaguardia. En consecuencia, salió a la llanura donde los asesinados estaban mintiendo, y se encontró con que el poderoso sultán se postraba en el polvo y se envolvía en sangre, la corona real caía de su cabeza y el dosel también en el suelo. Babur ordenó a sus hombres enterrarlo en el lugar donde había caído. Uno puede ver la tumba de Sultan Ibrahim Lodi en Panipat cerca de la oficina de tehsil.
 
Ibrahim era el segundo hijo mayor de su padre, Sikandar Lod, y se convirtió en el gobernante del Sultanato Delta días después de la muerte de su padre, el 22 de noviembre de 1517. La dinastía Lodien era el gobernante del Sultanato de Delhi. El reinado del reino no aceptó el poder creciente de Ibrahim, pero cuando en realidad no pudieron bloquearlos, algunos de ellos levantaron el gobierno de Jabal Khan, hermano menor de Ibrahim, en Jawnpur. Ibrahim decidió evitar que su hermano se levantara y la división del reino, cuando se rebeló y perdió ante el ejército de Ibrahim. Jalal Khan huyó a Gwaliori, donde Ibrahim lo atacó. Jalal finalmente dejó su arma y murió en cautiverio en Hans. 
Ibrahim, quien sufrió la desconfianza de la supremacía de su país, comenzó a gobernar las ocasiones tiránicas. La administración de Sikandar Lod afectó a Miyan Bhoa y al gobernante de Kalpas, Azam Humayu Sarwani, ejecutados por orden de Ibrahim, cuando otros miembros de las superestrellas comenzaron a preocuparse por su propio destino. Muchos de ellos son rebeldes, llevando el reino al caos. Ibrahim gobernó al gobernador de Punjab cuando Dawlat Khan estaba llegando, pero esto se llamaría una trampa y envió a su hijo Dilawar a su lugar. Este feroz Ibrahim puso a Dilawari en la cárcel por un tiempo. Cuando Dilawari finalmente salió y cuando regresó con su padre, contó a Ibrahim que torturaba y humillaba a prostitutas en sus cárceles. Dawlat Khan decidió entonces que el gobernante sería derrotado y que llamaría al gobernador Timurid Babur. 
Babur se mudó a la India y se dice que Ibrahim lideró un ejército de un millón de personas contra ella. Los ejércitos de los partidos se encontraron en Panipat en 1526. Las armas de Baburi y mejores tácticas tomaron la victoria e Ibrahim fue asesinado en el campo de batalla. Su cabeza cortada fue llevada a Babur, lo que permitió el funeral de este héroe. El cementerio de Ibrahim aún se encuentra cerca de su lugar de muerte, y algunos lugareños comenzaron a mantenerlo como un santo con el tiempo. Según Babur, la madre de Ibrahim planeaba envenenar a un nuevo gobernante, y cuando se reveló este plan, fue deportado a Kabul, donde se suicidó. El hijo de Ibrahim, cuyo destino se desconoce, también fue expulsado. 

Invasión Mogol y caída del Sultanato
Quizá, la mayor contribución del Sultanato fue su éxito temporal en aislar al subcontinente de la potencial devastación de las invasiones mongolas del siglo XIII. Sin embargo, la invasión de Timur en 1398, debilitó significativamente al Sultanato de Delhi, que revivió brevemente bajo los Lodi antes de ser conquistado por Babur en 1526.
El último gobernante, Ibrahim Lodi, estaba grandemente disgustado con su corte. Tras la muerte de su padre, pudo dominar una breve rebelión de algunos de sus nobles, que deseaban a su hermano menor, Jalal Khan, como sultán, pero nunca los pudo pacificar por completo. Posteriormente, Daulat Khan, gobernador de Punjab, y Alam Khan, su tío, enviaron una invitación a Babur, gobernante de Kabul, para invadir Delhi.
Por su superior capacidad, experiencia guerrera, estrategia, y el apropiado uso de la artillería, Babur ganó la Batalla de Panipat en abril de 1526, en la que Ibrahim Lodi fue muerto en el campo de batalla. Babur ocupó Agra y Delhi, y la nueva dinastía gobernó hasta 1857.
La dinastía Khalji bajo Alaudín (1296-1315) logró regentar el sur de la India por un tiempo, pero las luchas internas desmembraron las áreas conquistadas rápidamente.
El poder en Delhi frecuentemente se lograba a través de la violencia —16 de los 35 sultanes regentes en esa época fueron asesinados— y legitimados a través de lealtades tribales. Las luchas internas y las intrigas en la corte era tan frecuentes como traicioneras; los territorios que controlaba el sultán se expandían y se reducían dependiendo de su personalidad y fortuna.
Tanto el Corán como el Sharia (ley islámica) trataron de sustituir la religión hinduista, pero sin mucho éxito. El sultán Ala ud-Din trató de instalar un sistema centralizado de gobierno, lo cual no logró. Si bien los musulmanes introdujeron mejoras en la agricultura, mediante la construcción de canales y otros métodos de irrigación, la inestabilidad política y los métodos de cobro de impuestos influyeron negativamente sobre la clase campesina. Sin embargo, los elevados gastos de las clases aristocráticas favorecieron al comercio en esta área, en donde se vieron favorecidos los artesanos que trabajan el metal y la piedra y los textileros. Durante este periodo la lengua persa y muchos aspectos culturales de Persia se hicieron presentes en los centros de poder de la India. 

El Sultanato de Bahmani (también llamado el Imperio de Bahmanid o el Reino de Bahmani)  era un estado musulmán del Decán en el sur de la India y uno de los principales reinos indios medievales. El Sultanato de Bahmanid fue el primer reino musulmán independiente en el sur de la India. 
El imperio fue establecido por el general túrquico Ala-ud-Din Bahman Shah después de sublevarse contra el Sultanato de Delhi de Muhammad bin Tughlaq. Nazir Uddin Ismail Shah, que se había rebelado contra el Sultanato de Delhi, renunció ese día a favor de Bahman Shah. Su rebelión fue exitosa y estableció un estado independiente en el Decán dentro de las provincias del sur del Sultanato de Delhi. La capital de Bahmani fue Hasanabad (Gulbarga) entre 1347 y 1425 cuando fue trasladada a Muhammadabad (Bidar). Los bahmani impugnaron el control del Decán con el Imperio Vijayanagara al sur. El sultanato alcanzó el pico de su poder durante el vizierate (1466-1481) de Mahmud Gawan. El emperador del sur de la India, Krishnadevaraya, del Imperio Vijayanagara derrotó al último remanente del poder del Sultanato de Bahmani, después de lo cual se derrumbó el Sultanato de Bahmani. Después de 1518, el sultanato se dividió en cinco estados: Nizamshahi de Ahmednagar, Qutb Shahi de Golconda (Hyderabad), Baridshahi de Bidar, Imadshahi de Berar, Adilshahi de Bijapur ... Se los conoce colectivamente como los " Deccan Sultanates". 
Los gobernantes posteriores de la dinastía creían que descendían de Bahman, la figura mitológica de la gran leyenda y ciencia de Irán. Los sultanes de Bahamani eran mecenas de la lengua, la cultura y la literatura persas, y algunos miembros de la dinastía se volvieron versados ​​en ese idioma y compusieron su literatura en ese idioma. 
Los artesanos de Bidar eran tan famosos por su trabajo de incrustación en cobre y plata que llegó a ser conocido como Bidri. 
El sultanato fue fundado el 3 de agosto de 1347 cuando Nazir uddin Ismail Shah, quien se había rebelado contra el sultán de Delhi (el turco Muhammad bin Tughluq) cedió el poder al gobernador Zafar Khan, quien adoptó el nombre de Ala-ud-Din Bahman Shah.
La capital del nuevo estado fue Ahsanabad (Gulbarga) entre el 1347 y el 1425, año en que se trasladó a Muhammadabad (Bidar).
Sultanato de Bahmani (ca., 1470) 

El sultanato Bahmaní luchó en varias oportunidades con el imperio hindú de Vijayanagara por el control del Decán. Alcanzó su máximo poder en el período 1466–1481, bajo el reino de Mahammad III, en buena medida gracias a su primer ministro Mahmud Gawan, quien capturó Goa, el puerto más importante de Vijayanagara Cuando Mahammad III dio crédito a quienes denunciaban falsamente a Mahmud Gawan como traidor y lo ejecutó, comenzó un rápido declive del reino que finalmente en 1518 se dividió en cinco estados: Ahmednagar, Berar, Bidar, Bijapur y Golconda (India), conocidos como sultanatos del Decán.
La dinastía Bahmaní se consideraba descendiente de Bahman un legendario rey de Irán, lo que los movió a convertirse en mecenas de la lengua, literatura y cultura persa en general, hasta el punto en que muchos de los sultanes y príncipes llegaron a ser muy versados en el idioma y la literatura persas.
De igual manera, promovieron la arquitectura monumental de estilo persa, contratando a arquitectos y artesanos de ese origen. El Golgumbaz en Bijapur es una muestra del estilo arquitectónico del período y cuenta con uno de los domos más grandes del mundo.
Algunos de sus gobernantes 

Ahmed Shah Al Wali Bahamani gobernó el Reino de Bidar desde el 1 de octubre de 1422 hasta el 17 de abril de 1436 y fue un gran mecenas de las artes y la cultura. Trajo artesanos de Irán, incluido el trabajador del metal Abdulla-bin-Kaiser, que era el maestro de Bidriware, la incrustación de aleación de zinc con plata y oro. 
La tumba de Ahmed Shah y su emperatriz se encuentra en la aldea de Ashtur, en el distrito de Bidar, y es el tema de un urs anual, o aniversario del festival de la muerte. 
Ahmed Shah luchó batallas contra Vijayanagar (1423), Warangal (1424-1425), Malwa (un antiguo reino cuya capital estaba situada en Ujjain) (1425-1435) y contra Gujarat (1425-1435). 

Nizam-Ud-Din Ahmad III o Nizam Shah Bahmani fue el sultán del sultanato de Bahmani desde 1461 hasta 1463. 
Nizam Shah era el hijo mayor de Humayun Zalim Shah y ascendió al trono el 4 de septiembre de 1461 a la muerte de su padre a la edad de ocho años.  Su padre había designado un consejo de regentes para garantizar el buen funcionamiento del reino durante la minoría de su hijo, por lo que su asesor Mahmud Gawan y su esposa Makhduma-e-Jahan Nargis Begum tenían el poder real como regentes. Su reinado, sin embargo, fue corto y Nizam Shah murió el 30 de julio de 1463 y fue sucedido por su hermano menor, Muhammad Shah III Lashkari. 

Muhammad Shah III Lashkari o Shamsuddin Muhammad Shah III fue el sultán del Sultanato de Bahmani de 1463 a 1482.

Mahmood Shah o Shihab-Ud-Din Mahmud fue el sultán del Sultanato de Bahmani desde 1482 hasta su muerte en 1518. Su largo gobierno se caracteriza por la desintegración del sultanato y la creación de los Sultanatos Deccan independientes. 
Mahmood nació alrededor de 1470, hijo de Muhammad Shah Lashkari. Ascendió al trono a los 12 años el 26 de marzo de 1482 (Safar 5, 887 AH). La nueva Regencia se formó con la Reina como presidente y Malik Na'ib, uno de los conspiradores detrás de la muerte de Mahmud Gavan, como regente. 
Su reinado temprano se caracterizó por el conflicto entre el poder creciente de los recién llegados, personificado por Yusuf Adil Shah, y los nobles Deccani tradicionales, dirigidos por Malik Na'ib. Después de un intento fallido de asesinar a Yusuf Adil Shah, el sultán se retiró a Bijapur y dejó el gobierno del país en manos de un virrey o Malik Na’ib, Nizam-ul-Mulk Malik Hasan Bahri y su compañero Deccani. El propio Malik Na'ib fue asesinado en 1486. ​​Un intento de asesinato del sultán por Deccani en 1487 llevó a la matanza de muchos Deccani y al fortalecimiento de la posición de los recién llegados. 
La obviamente débil posición del sultán llevó a un creciente descontento entre los nobles, particularmente los poderosos gobernadores regionales, algunos de los cuales, como Fathullah Imad-ul-Mulk, asumieron tranquilamente los títulos de realeza. Otros lideraron en rebelión abierta. Qasim Barid I lideró una de las primeras revueltas de Bidar y derrotó exitosamente al ejército enviado por el sultán para controlarlo. Qasim Barid fue elevado a Barid-ul-mumalik e hizo primer ministro y gobernante de facto, mientras que el sultán vivió una vida de indulgencia El gasto del Rey era tan alto que le extrajeron joyas del trono de Turquesa y las utilizó para el pago. 
El 28 de mayo de 1490, Malik Ahmad Nizam Shah I se rebeló y derrotó al ejército de Bahmani dirigido por el general Jahangir Khanbuilt. Él construyó un palacio, convirtiéndolo en el centro del Sultanato de Ahmadnagar recién creado. Yusuf Adil Shah hizo lo mismo creando la dinastía Adil Shahi en Bijapur, con Fathullah Imad-ul-mulk creando el Sultanato Berar en el año. Qasim Barid fundó el Sultanato Bidar en 1492, mientras que Golkonda se independizó bajo Quli Qutb Mulk en 1518. 
En la muerte de Qasim Barid en 1504, el título de primer ministro se pasó a su hijo Amir Barid. El sultán murió el 27 de diciembre de 1518 (Zil-hij 24, 924 AH) y fue sucedido por su hijo Ahmed.  

Sultanatos de Deccan
Fueron cinco dinastías que gobernaron los reinos indios de finales de la Edad Media, a saber, Bijapur, Golkonda, Ahmadnagar, Bidar y Berar en el sudoeste de la India. Los sultanatos de Deccan estaban ubicados en la meseta de Deccan, entre el río Krishna y la cordillera de Vindhya. Estos reinos se independizaron durante la desintegración del Sultanato de Bahmani. En 1490, Ahmadnagar declaró la independencia, seguido de Bijapur y Berar en el mismo año. Golkonda se independizó en 1518 y Bidar en 1528. En 1510, Bijapur rechazó una invasión de los portugueses contra la ciudad de Goa, pero la perdió más tarde ese año. 
Aunque generalmente rivales, se aliaron contra el Imperio Vijayanagara en 1565, debilitando permanentemente a Vijayanagar en la Batalla de Talikota. En 1574, después de un golpe en Berar, Ahmadnagar lo invadió y lo conquistó. En 1619, Bidar fue anexado por Bijapur. Los sultanatos fueron conquistados más tarde por el Imperio mogol; Berar fue despojado de Ahmadnagar en 1596, Ahmadnagar fue completamente capturado entre 1616 y 1636, y Golkonda y Bijapur conquistaron la campaña de 1668-87 de Aurangzeb.  

Sultanato de Ahmadnagar
Malik Ahmad Shah Bahri, el gobernador de Junnar después de derrotar al ejército de Bahmani dirigido por el general Jahangir Khan el 28 de mayo de 1490, declaró la independencia y estableció el gobierno de la dinastía Nizam Shahi sobre el sultanato de Ahmadnagar. El territorio del sultanato se encontraba en el noroeste de Deccan, entre los sultanatos de Gujarat y Bijapur. Inicialmente, su capital estaba en Junnar. En 1494, se estableció la base para la nueva capital, Ahmadnagar. Malik Ahmed Shah después de varios intentos, aseguró la gran fortaleza de Daulatabad en 1499. Después de su muerte en 1510, su hijo Burhan, un niño de siete años fue instalado en su lugar. Burhan Shah Yo morí en Ahmadnagar en 1553. Dejó seis hijos, de los cuales le sucedió Hussain. Después de la muerte de Hussain Shah I en 1565, su hijo menor Murtaza ascendió al trono. Durante su minoría, su madre Khanzada Humayun Sultana gobernó como regente durante varios años. Murtaza Shah anexionó Berar en 1574. En su muerte en 1588, su hijo Miran Hussain ascendió al trono. Pero su reinado solo podría durar un poco más de diez meses, ya que fue envenenado hasta la muerte. Ismail, un primo de Miran Hussain fue elevado al trono, pero el poder real estaba en manos de Jamal Khan, el líder del grupo Deccani en la corte. Jamal Khan fue asesinado en la batalla de Rohankhed en 1591 y pronto Ismail Shah también fue capturado y confinado por su padre Burhan, quien ascendió al trono como Burhan Shah. Después de la muerte de Burhan Shah, su hijo mayor Ibrahim ascendió al trono. Ibrahim Shah murió solo después de algunos meses en la batalla con el sultanato de Bijapur. Pronto, Chand Bibi, la tía de Ibrahim Shah, proclamó a Bahadur, el hijo pequeño Ibrahim Shah como el Sultán legítimo y ella se convirtió en la regente de él. En 1596, el ataque de Mughal liderado por Murad fue rechazado valientemente por Chand Bibi. Después de la muerte de Chand Bibi en julio de 1600 Ahmadnagar fue conquistada por Mughals y Bahadur Shah fue encarcelado. Pero Malik Ambar y otros funcionarios de Ahmadnagar desafiaron a los mogoles y declararon a Murtaza Shah II como sultán en 1600 en una nueva capital, Paranda. Malik Ambar se convirtió en primer ministro y Vakil-us-Saltanat de Ahmadnagar. Más tarde, la capital se trasladó primero a Junnar y luego a una nueva ciudad Khadki (más tarde Aurangabad). Después de la muerte de Malik Ambar, su hijo Fath Khan se rindió a los mogoles en 1633 y entregó al joven gobernante Nizam Shahi Hussain Shah, que fue enviado como prisionero al fuerte de Gwalior. Pero pronto, Shahaji con la ayuda de Bijapur, colocó un vástago infantil de la dinastía Nizam Shahi, Murtaza en el trono y se convirtió en el regente. En 1636 Aurangzeb, el virrey Muggal de Deccan finalmente anexionó el sultanato al imperio mogol después de derrotar a Shahaji. 

Malik Ahmad Nizam Shah fue el fundador de la dinastía Nizam Shahi y del Sultanato Ahmadnagar. 
Ahmed era el hijo del Nizam ul-Mulk Malik Hasan Bahri, un brahmin de Beejanuggar (o Bijanagar) originalmente llamado Timapa. El padre de Ahmed fue nombrado Malik Na'ib a la muerte de Mahmud Gavan y fue nombrado Primer Ministro por Mahmood Shah Bahmani II. Poco después, nombró a Ahmed gobernador de Beed y otros distritos en las cercanías de Dowlutabad. El eligió establecer su residencia en Junnar. Sus intentos iniciales de asumir esta responsabilidad fueron rechazados por los oficiales locales, pero, a pesar de su juventud y la debilidad del Sultanato, capturó la fortaleza de Soonere y la ciudad después de un largo asedio. Usando los recursos de la ciudad, hizo campaña hasta 1485, capturando Chavand, Loghur, Toong, Kooray, Tikona, Koondhana, Purandar, Bhorop, Jivdhan, Kuhrdroog, Murud-Janjira, Mahuli y Pally. Estaba peleando en las regiones costeras de Konkan cuando se enteró de la muerte de su padre. Retirándose a Junnar en 1486, Ahmed asumió los títulos de Nizam ul-Mulk Bahri de su padre, el último significaba un halcón, ya que Hasan había sido cetrero del sultán. 
Defendió su provincia contra las incursiones del Sultán, derrotando con éxito a un ejército mucho más grande dirigido por Sheikh Mowullid Arab en un ataque nocturno y un ejército de 18,000 liderado por Azmut ul-Mulk. Su éxito fue tal que el sultán "se quejó de la desgracia a la que habían sido sometidas sus tropas, al permitir que Ahmad, el hijo de Nizam ul-Mulk el cetrero, se remontara como un halcón mientras yacían temblando en sus nidos"
El Sultán, Mahmood Shah Bahmani II, luego llamó a Jahangir Khan, un exitoso general y gobernador de Telangana con 3.000 jinetes para someter a Ahmad. Khan tomó a Peitán y cruzó el ghat en Teesgam para acampar en Bingar. Sintiendo que estaba a salvo para la temporada, Khan fue sorprendido por un ataque al amanecer por Ahmad el 28 de mayo de 1490. El ejército del Sultán fue derrotado en lo que se conoció como la Victoria del Jardín. Ahmad construyó un palacio con un elegante jardín en el sitio y donó los derechos de propiedad de la aldea local como residencia de hombres santos para celebrar la victoria.
El gobernador de Daulatabad fue designado por el padre de Ahmad, Mullik Wujee. Ahmad estaba en buenos términos con Wujee, y le dio a su hermana para ser su esposa. Cuando tuvieron un hijo, el hermano menor de Wujee, Mullik Ashruf, que deseaba ser rey, conspiró contra el niño y los mató a él y a su padre. Luego buscó alianzas con Fathullah Imad-ul-Mulk, Mahmud Begada y Yusuf Adil Shah contra Ahmad. En retribución, Ahmad marchó sobre Ashruf en 1493, pero a pesar de dos meses de asedio, no logró capturar la ciudad. 
Volviendo a Junnar, juró construir una nueva capital, Ahmadnagar, que llevaría el nombre de él. Las primeras fundaciones se colocaron en 1494 y la ciudad se construyó en dos años, sirviendo como la capital para el nuevo sultanato de Ahmadnagar durante más de un siglo. 
En 1499, Mahmud Begada se puso del lado de Mullik Ashruf y atacó Khandesh. Miran Adil Khan Gujjar II envió a Fathullah Imad-ul-Mulk y Ahmad Nizam Shah solicitando ayuda, y se armó una fuerza combinada de los tres sultanatos. En la noche antes de la batalla, Ahmad lideró a 5.000 soldados de infantería, armados con arcos, cohetes y cerillos, para atacar el campamento. Simultáneamente, se soltó un elefante en el campamento y, en el caos subsiguiente, Mahmud Begada huyó de la escena, seguido por su ejército a primera hora de la mañana. Mullik Ashruf ofreció tributo a Mahmud Begada, lo que provocó una revuelta en la ciudad. Cuando Ahmad rodeó Daulatabad con 5000 tropas, Mullik Ashruf murió después de una enfermedad de cinco días y la ciudad se convirtió en parte del Sultanato de Ahmadnagar. 
Fue considerado un gobernante justo y sabio. En palabras de Firishta (traducido por John Briggs), "tal fue su justicia, que, sin su sanción, la piedra de carga no se atrevió a atraer el hierro, y el kahrooba perdió su poder sobre la hierba". Su modestia y continencia también fueron notadas. Aunque, siguiendo el consejo de Yusuf Adil Shah, Ahmad suspendió las oraciones por los Sultanes de Bahmani después de la Victoria del Jardín, pronto rescindió la orden y continuó manteniendo algunos de los símbolos de la realeza. Firishta cuenta la historia de que, cuando era un joven en campaña contra Gawulgur, "se llevó entre los cautivos a una joven de exquisita belleza, que fue presentada como un regalo aceptable para él por uno de sus oficiales " Más bien, cuando descubrió que ella ya estaba casada, la devolvió a sus amigos y familiares con regalos. De hecho, era su costumbre cuando cabalgaba por la ciudad para nunca mirar hacia la izquierda o hacia la derecha para evitar mirar a la esposa de otro hombre. 
Ahmed Nizam Shah murió en 1508 o 1509 después de una breve enfermedad, después de haber nombrado a su hijo de siete años Burhan Nizam para sucederlo.

Burhan Nizam Shah era el gobernante del Sultanato de Ahmednagar, en la India Central. Ascendió al trono por la muerte de su padre Ahmad Nizam Shah I en 1508 o 1510 cuando tenía siete años. Murió en 1553 y fue sucedido por Hussain Nizam Shah I. 
Se convirtió al Islam Shia y la realeza y los plebeyos lo siguieron. Los teólogos sunitas y sus seguidores estaban resentidos con esto, pero fueron aplastados. Su reinado se caracterizó por la tolerancia religiosa, el arte y el comercio floreciente. Escaramuzas con Mughals, Bijapur y varios otros pequeños estados continuaron a través de su reinado. Un palacio construido para Burhan Shah, el segundo Nizam, se encuentra en ruinas a dos millas al sudeste de la ciudad de Ahmednagar.  

Burhan Nizam Shah II (gobernó 1591-1595) fue el gobernante de Ahmadnagar en el Deccan. Su muerte en 1595 fue seguida por una guerra civil sobre quién debería gobernar. Eventualmente fue sucedido por su hermana Chand Sultan quien gobernó en nombre de su pequeño hijo.
Retrato de Burhan Nizam Shah II.

Murtaza Nizam Shah III, era un niño príncipe Nizam Shahi que en el año 1635 se convirtió en el Sultán nominal de Ahmednagar, fue sometido a la autoridad del líder maratha Shahaji Raje. Sardar Ranoji Wable atacó Ahmadnagar mató a Fateh Khan junto con el niño príncipe Hussain Nizamshah III por orden o Shah Jahan, sus parientes y dos mujeres embarazadas para que no hubiera ningún heredero varón en el trono. Pero pronto, Shahaji con la ayuda de Bijapur, colocó un vástago infantil de la dinastía Nizam Shahi, Murtaza en el trono y se convirtió en el regente. El vástago Nizam y la familia de Shahaji estaban estacionados en el Fuerte de Mahuli. Shah Jahan rápidamente hizo una alianza con Mohammed Adilshah de Bijapur y los respectivos generales Mughal y Adilshahi, Khan Zaman (hijo de Mahabat Khan) y Ranadulla Khan (padre de Rustum-e-Zaman) asediaron Mahuli. Shahaji intentó romper el asedio externamente varias veces, pero falló. Sin embargo, la madre del vástago Nizam, Sajeeda fue atrapada huyendo junto con el Nizam. Murtaza Nizam Shah III fue llevado ante Shah Jahan y Mohammed Adilshah. Shah Jahan propuso asesinar al chico Nizam para terminar el Nizamshahi de una vez por todas. Pero Shahaji intervino y le pidió a Shah Jahan que cambiara su decisión. Pero Adilshah fue inflexible. Después de pensarlo un poco, Shah Jahan ordenó la liberación de Nizam, para sorpresa de Adilshah. Sin embargo, estableció la condición de que Shahaji sería colocado en el sur profundo para que no pudiera plantear ningún desafío a Mughals. El Nizam fue llevado por Sardar Ranoji Wable a Delhi y se hizo Sardar. 

Berar fue uno de los sultanatos de Deccan. Fue establecido en 1490 después de la desintegración del Sultanato de Bahmani.
El origen del nombre Berar o Warhad como se deletrea en Marathi, no se conoce. Posiblemente sea una corrupción de Vidarbha, el nombre de un reino en el Decán que se menciona en el Mahabharata. 
Los primeros registros auténticos muestran que fue parte del imperio de Andhra o Satavahana. En la caída de los Chalukyas en el siglo XII, Berar cayó bajo el dominio de los Yadavas de Deogiri, y permaneció en su poder hasta las invasiones musulmanas a fines del siglo XIII. En el establecimiento del Sultanato de Bahmani en el Deccan (1348), Berar se constituyó en una de las cinco provincias en las que se dividió su reino, siendo gobernada por grandes nobles, con un ejército separado. Los peligros de este sistema se hicieron evidentes cuando la provincia se dividió (1478 o 1479) en dos provincias separadas, llamadas así por sus capitales Gawil y Mahur. La dinastía de Bahmani, sin embargo, ya estaba tambaleándose a su caída. 
Durante la desintegración del sultanato de Bahmani, en 1490 Fathullah Imad-ul-Mulk, gobernador de Gawil, que anteriormente había ocupado todo Berar, proclamó su independencia y fundó la dinastía Imad Shahi del sultanato Berar. Procedió a anexionar Mahur a su nuevo reino y tenía capital en Ellichpur. Imad-ul-Mulk era por nacimiento un hindú kanarese, pero había sido capturado cuando era niño en una de las expediciones contra el imperio Vijayanagara y se crió como musulmán. Gavilgad y Narnala también fueron fortificados por él. 
Murió en 1504 y su sucesor, Ala-ud-din resistió la agresión de Ahmadnagar con la ayuda de Bahadur Shah, sultán de Gujarat. El siguiente gobernante, Darya trató de alinearse con Bijapur para evitar la agresión de Ahamdnagar, pero no tuvo éxito. En 1568, cuando Burhan Imad Shah fue depuesto por su ministro Tufal Khan, asumió el reinado. Esto dio un pretexto para la intervención de Murtaza Nizam Shah de Ahmednagar, quien invadió Berar, encarceló y mató a Tufal Khan, su hijo Shams-ul-Mulk y el ex rey Burhan, y anexionó Berar a sus propios dominios del sultanato de Ahmednagar.  

Fathullah Imad-ul-mulk fue el fundador de la dinastía Imad Shahi y del Sultanato Berar.
Fathullah nació hindú de Kanarese, pero fue capturado cuando niño por las fuerzas de Bahmani en una expedición contra el imperio de Vijayanagara y se crió como musulmán. Sirvió a los Sultanes de Bahmani en Bidar. A través de la influencia de Mahmud Gavan, logró el rango de oficial al mando de las fuerzas (Sarlaskar) de Berar y recibió el título de Imad-ul-mulk
Poco después de que Malik Ahmad Nizam Shah declarara la independencia para el sultanato de Ahmadnagar en 1490, Fathullah Imad-ul-mulk se declaró sultán de Berar. Estableció su capital en Achalpur y procedió a anexionar Mahur a su nuevo reino. Él también fortificó Gavilgad y Narnala. Fue sucedido por su hijo mayor, Aladdin Imad Shah.  

El sultanato de Bidar era uno de los sultanatos de Deccan del sur de la India medieval.
El sultanato fue fundado en 1492 por Qasim Barid, quien fue un antiguo esclavo turco. Se unió al servicio de Bahmani sultán Muhammad Shah III. Comenzó su carrera como sar-naubat, pero más tarde se convirtió en el mir-jumla (primer ministro) del sultanato de Bahmani. Durante el reinado de Mahmud Shah Bahmani (1482 - 1518), se convirtió en el gobernante de facto. Después de su muerte en 1504, su hijo Amir Barid se convirtió en el primer ministro y controló la administración del sultanato de Bahmani. Después de la muerte de Mahmud Shah Bahmani en 1518, le sucedieron cuatro sultanes, uno tras otro, pero no fueron más que marionetas en manos de Amir Barid. Cuando el último gobernante de Bahmani Kalimullah huyó a Bidar en 1527, Amir Barid se hizo prácticamente independiente. Pero él nunca asumió ningún título real. 
En 1542, fue sucedido por su hijo Ali Barid, que fue el primero en asumir el título de Shah. Ali Barid se unió a los otros sultanes de Deccan en la batalla de Talikota contra el Imperio Vijaynagar en enero de 1565. Después de su muerte en 1580, Ali Barid fue sucedido por su hijo Ibrahim Barid, quien después de su muerte en 1587 fue sucedido por su hermano menor Qasim Barid II. Después de su muerte en 1591, fue sucedido por su hijo pequeño Ali Barid II, que pronto fue destronado por uno de sus parientes, Amir Barid II. En 1601, también fue derrocado por uno de sus parientes, Mirza Ali Barid. En 1609, fue sucedido por el último gobernante, Amir Barid III, quien luchó contra los mogoles en 1616 bajo el liderazgo de Malik Ambar. En 1619, fue derrotado por el sultán Bijapur Ibrahim Adil Shah II. Bidar fue anexado al sultanato de Bijapur. Amir Barid III y sus hijos fueron llevados a Bijapur y se los mantuvo "bajo vigilancia" 
Sultanato de Bidar
Tumbas en Barid Shahi Park Bidar 

Sultanato Bijapur
El sultanato de Bijapur fue gobernado por la dinastía Adil Shahi desde 1490 hasta 1686. Los Adil Shahis fueron originalmente gobernantes provinciales del Sultanato de Bahmani, pero con la desintegración del estado de Bahmani después de 1518, Ismail Adil Shah estableció un sultanato independiente, uno de los cinco sultanatos de Deccan. 
El sultanato de Bijapur estaba situado en el sudoeste de la India, a caballo entre la cordillera de los Ghats occidentales del sur de Maharashtra y el norte de Karnataka. Ismail Adil Shah y sus sucesores embellecieron la capital en Bijapur con numerosos monumentos.
Los Adil Shahis lucharon contra el imperio de Vijayanagar, que estaba al sur a través del río Tungabhadra, y lucharon contra los otros sultanatos también. Los sultanatos combinaron fuerzas para entregar una derrota decisiva a Vijayanagar en 1565, después de lo cual el imperio se separó. Bijapur tomó el control del Raichur Doab de Vijayanagar. En 1619, Adil Shahis conquistó el sultanato vecino de Bidar, que se incorporó a su reino. En el siglo XVII, los Marathas se rebelaron con éxito bajo el liderazgo de Shivaji y capturaron importantes partes del Sultanato como Bijapur. El debilitado Sultanato fue conquistado por Aurangzeb en 1686 con la caída de Bijapur, lo que llevó a la dinastía a su fin. 

Yusuf Adil Shah (1450-1511), referido como Adil Khan o Hidalcão por los portugueses, fue el fundador de la dinastía Adil Shahi que gobernó el Sultanato de Bijapur durante casi dos siglos. Como fundador de la dinastía Bijapur recién formada (como también se conoce a la dinastía Adil Shahi), se le atribuye a Yusuf Adil Shah el desarrollo de la ciudad de Bijapur y su elevación a un estatus significativo.
El fundador de la dinastía, Yusuf Adil Shah, pudo haber sido un esclavo georgiano que fue comprado por Mahmud Gawan de Irán. Otros historiadores lo mencionaron de origen persa o turcomano. 
Algunos historiadores dicen que Yusuf era un hijo del sultán otomano Murad II, mientras que otro declara que era un turcomano del Aq-Quyunlu. 
La valentía y personalidad de Yusuf lo elevó rápidamente a favor del sultán bahmaní, y resultó en que lo nombraran gobernador de Bijapur. 
En 1489, Yusuf aprovechó el declive del poder de Bahmani para establecerse como un sultán independiente en Bijapur. Él emprendió la guerra contra el imperio de Vijayanagar, como también contra los vecinos musulmanes de Bijapur. Yusuf invitó al general Vijayanagara Tuluva Narasa Nayaka para un tratado de paz y lo asesinó a él y a sus generales. El sultanato Bijapur que fundó fue una fuerza formidable durante cerca de dos siglos hasta que finalmente fue derrotado por Aurangzeb en 1686. 
Adil Shah es personalmente responsable de construir la imponente Citadel o Arkilla  y el palacio llamado Faroukh Mahal. Yusuf era un hombre de cultura e invitó a poetas y artesanos de Persia, Turquía y Roma a su corte. También fue un músico consumado y erudito con una profunda tolerancia religiosa que se reflejó en el arte y la arquitectura de esta época. 
Yusuf Adil Shah se casó con Punji, la hermana de un guerrero maratha. Murió en 1511, poco después de la pérdida de Goa ante el gobernador portugués Afonso de Albuquerque, en 1510. Yusuf dejó un estado fuerte, aunque pequeño, que persistió durante dos siglos relativamente caóticos en una región plagada de fermento político. Fue sucedido por su hijo Ismail, quien siendo menor de edad, fue ayudado en su gobierno por un tal Kamal Khan.  

Isamail Adil Shah (1498-1534, reinó entre 1511 y 1534) fue el rey de Bijapur, quien pasó la mayor parte de su tiempo extendiendo su territorio. Su efímero reinado ayudó a la dinastía a establecer una fortaleza en el deccan.
Isamail Adil Shah sucedió a su padre Yusuf Adil Shah como el rey de Bijapur como menor de edad. Los asuntos del estado fueron manejados por el ministro Kamal Khan. Durante esta fase, Kamal Khan encarceló al joven rey e intentó un golpe. Punji Khatun, la madre de Ismail, tramó una trama contraria y Kamal Khan fue apuñalado hasta la muerte en el palacio real. 
Después de la muerte de Kamal Khan, su hijo Ismail Khan puso sitio al palacio para arrestar a Punji Khatun e Ismail Adil Shah. Sin embargo, Ismail Khan fue asesinado en la lucha en las puertas del palacio. Ismail comenzó a manejar los asuntos del estado con la ayuda de su madre. Ismail fue un seguidor de la fe chií y declaró que era la fe del estado. 
Invadió a Kasim-Barid de Bidar. Más tarde Kasmim Barid con los reyes musulmanes de Ahmednagar, Golconda y Berar invadieron Bijapur, sin embargo, Ismail Adil Shah pudo defenderse y defender su territorio. En esta batalla Mahmud Shah de Bidar y su hijo Ahmed fueron tomados como prisioneros. 
Bibi Satti, la hermana de Ismail Adil Shah estaba casada con Ahmed Shah de Ahmednagar y por lo tanto las hostilidades se convirtieron en amistad. 
Ismail gobernó pacíficamente antes de librar una guerra contra Nizam Shah de Ahmednagar, que no ayudó a Ashad Khan durante su conquista contra Timraj de Vijayanagar. Nizam Shah estaba descontento porque se le prometió el fuerte de Sholapur como dote cuando se casó con la hermana de Ismail, Mariam, que nunca fue entregada. Nizam Shah luego trató de tomar a Sholapur por la fuerza. Sin embargo, tuvo que probar el fracaso cuando Ismail marchó y capturó cuarenta elefantes. 
Por alguna razón, Ismail invadió Bidar, mientras Kutubshah venía a ayudar a Amir Birad, Ismail envió a su general de confianza Asad Kahan para obstruir Kutubshah, lo que hizo con éxito y luego capturó a Amir Birad cuando estaba ebrio. Como un tratado, Amir Birad aceptó darles Humnabad y Bidar. Entró en el fuerte de Bidar con pompa y se sentó en el trono, el mismo trono bajo el cual su padre había servido. Después de un tiempo, Amir Birad recuperó el favor de Ismail Adil Shah y recuperó el fuerte. 
Ismail Adil Shah rara vez se enfrentó a la derrota y su ejército con la artillería era una fuerza a tener en cuenta.  

Ibrahim Adil Shah I (1534-1558) fue un sultán y más tarde un sha del reino indio de Bijapur. Sucedió a su hermano mayor, Mallu Adil Shah, a través de las maquinaciones de la facción Afaqi en la corte. Fue el primer gobernante de Adil Shahi en asumir el título real de Shah.
Teniendo una fuerte inclinación por el Islam sunní -la religión de la mayoría de los musulmanes de Deccani  en su acceso él eliminó los nombres de los doce imanes chiitas de la Khutbah, suspendió las prácticas chiítas anteriores y restauró el ejercicio de las prácticas sunitas. Se desvió de las tradiciones de sus predecesores e introdujo muchas innovaciones en las políticas y religiosas. Degradó la mayor parte de la facción afaqi (con algunas excepciones), y en su lugar inscribió al Deccani (incluidos los Marathas y los Habashis) en los servicios, conservando solo cuatrocientas tropas afaqi como su guardaespaldas. En consecuencia, llevó a los suníes al poder y puso fin a la dominación chií al despedirlos de sus puestos y muchos marathas adquirieron una gran influencia en su corte y las cuentas públicas comenzaron a mantenerse en marathi.
La política anti-afaqi de Ibrahim, sin embargo, debilitó considerablemente el reino cuando el personal despedido se unió al servicio de los gobernantes vecinos. Esto expuso el reino a una serie de invasiones. Sin embargo, fue el veterano líder afaqi Asad Khan Lari (Enterrado en Belgaum), quien actuando como consejero diplomático de Ibrahim, salvó al reino en la hora de la crisis.
El reinado de Ibrahim, que duró veinticuatro años y algunos meses, estaba lleno de alianzas y contraalianzas con y en contra de Ahmadnagar, Bidar, Berar, Golkonda y Vijayanagar. Aunque hubo expediciones continuas, se produjo poca expansión territorial, ya que las ganancias en una dirección se compensaron con la pérdida en el otro lado. Así, mientras Bidar fue conquistado, Solapur y Kalyani se perdieron ante Ahmadnagar. Por otro lado, se realizaron adquisiciones considerables en el sur a lo largo de la costa oeste. El punto más alejado del territorio de Bijapur ahora se extiende al sur de Goa. Además, aunque Golkonda no fue sometido, los brazos de Bijapur lograron llegar a las murallas del fuerte de Golkonda y regresar triunfalmente.
Ibrahim fue enterrado cerca del famoso santo sufí Hazrat Chandah Hussaini Ashrafi en Gogi, donde también fueron enterrados su padre, Ismail y el abuelo Yusuf  En su mausoleo hay una inscripción de los nombres de Alá, Muhammad, los Califas Rashidun y otros Sahaba. 

Ali Adil Shah I (1558-1579) fue el quinto sultán del Sultanato de Bijapur. 
El día de su coronación, Ali abandonó las prácticas suníes y reintrodujo la Shi'ah Khutbah y otras prácticas. A los doctores de religión persas se les concedió plena libertad para predicar la doctrina chiíta y el Estado les pagó por sus actividades misioneras. 
El nuevo Sultán restauró de nuevo al poder el afaqis mientras relegaba al Deccanis a una posición de insignificancia. Él subvirtió todos los experimentos dogmáticos que su padre había practicado. 
Se casó con la famosa guerrera Chand Sultana, hija de Nizam Shahis de Ahmadnagar.
Chand Bibi Hawking, una pintura del siglo XVIII 

Durante el reinado de Ali, Bijapur y Vijayanagar estuvieron muy cerca el uno del otro y Ali realmente visitó la ciudad de Vijayanagar, donde Ramaraya lo recibió con gran pompa y honor. El evento más grande del reinado de Ali fue la exitosa formación de la confederación de los Sultanes de Deccan contra Vijayanagar y su victoria sobre la última en la Batalla de Rakkasagi - Tangadagi en Talikoti en 1565. Como resultado de esta batalla, el límite sur de Bijapur fue extendido hasta la ciudad de Vijayanagar, y además abrió las puertas para la futura expansión de Bijapur más al sur. En consecuencia, al final del reinado de Ali, el Reino de Bijapur se extendió hasta el puerto de Honavar en la costa oeste y el límite sur se extendía a lo largo de la línea de los ríos Varada y Tungabhadra.
Durante el reinado de Ali, se establecieron las relaciones diplomáticas con el emperador mogol Akbar y se intercambiaron enviados.
En 1579, Ali, que no tenía hijo, nombró a su sobrino Ibrahim, hijo de su hermano Tahamasif, como su sucesor. En el mismo año, Ali fue asesinado por un eunuco y fue enterrado en Ali Ka Rouza cerca de Sakaf Rouza en Bijapur. 

Ibrahim Adil Shah II (1571 - 12 de septiembre de 1627) fue rey del Sultanato de Bijapur y miembro de la dinastía Adil Shahi. Bajo su reinado, la dinastía tuvo su mayor período cuando extendió su frontera hacia el sur, hasta Mysore. Era un hábil administrador, artista, poeta y un generoso mecenas de las artes. Volvió a la secta sunita del Islam,  pero se mantuvo tolerante con otras religiones, incluido el cristianismo. Sin embargo, durante su reinado, los inmigrantes chiítas de alto rango se volvieron inoportunos  y en 1590, ordenó el confinamiento de los pregoneros que leen la khutba en forma chiíta. Después de su reinado, la creciente debilidad permitió la invasión de Mughal y la revuelta exitosa del rey Maratha Shivaji, quien mató al general Bijapur Afzal Khan y dispersó a su ejército. La dinastía dejó una tradición de cultura cosmopolita y mecenazgo artístico cuyos restos arquitectónicos se pueden ver en la ciudad capital de Bijapur.
Ibrahim Adil Shah (el padre de Ali Adil Shah I) había dividido el poder entre los nobles sunitas, los Habshis y los Deccanis. Sin embargo, Ali Adil Shah favoreció a los chiítas.
Después de la muerte de Ali Adil Shah I en 1580, los nobles del reino nombraron a Imran Ibrahim, hijo de Imran sayzada Tahmash Adil Shah y sobrino de Ali Adil Shah I, como rey. En este momento, Ibrahim Adil Shah II era un niño de nueve años.
Kamal Khan (un general Deccani) tomó el poder y se convirtió en el regente. Kamal Khan mostró falta de respeto a la reina viuda Chand Bibi, quien sintió que tenía ambiciones de usurpar el trono. Chand Bibi planeó un ataque contra Kamal Khan, con la ayuda de otro general, Haji Kishvar Khan. Kamal Khan fue capturado mientras huía y fue decapitado en el fuerte.
Kishvar Khan fue el segundo regente de Ibrahim. Derrotó al sultanato Ahmadnagar en Dharaseo, capturando toda la artillería y los elefantes del ejército enemigo. Ordenó a otros generales de Bijapur que entregasen los elefantes altamente valorados que habían capturado. Los generales, junto con Chand Bibi, idearon un plan para eliminar a Kishvar Khan con la ayuda del general Mustafa Khan de Bankapur. Los espías de Kishvar Khan le informaron sobre la conspiración. Kishvar Khan envió tropas contra Mustafa Khan, que fue capturado y asesinado en la batalla.
Chand Bibi desafió a Kishvar Khan, quien la encarceló en el fuerte de Satara e intentó declararse el rey. Sin embargo, Kishvar Khan ya era impopular entre el resto de los generales. Se vio obligado a huir cuando un ejército conjunto, dirigido por el general Ikhlas Khan, marchó a Bijapur. El ejército estaba formado por las fuerzas de tres nobles Habshi: Ikhlas Khan, Hamid Khan y Dilavar Khan. Kishvar Khan atacó a Ahmednagar sin éxito y luego huyó a Golconda. Fue asesinado en el exilio por un pariente de Mustafa Khan. Chand Bibi fue declarado el regente. 
Ikhlas Khan se convirtió en regente por un corto tiempo, pero fue despedido por Chand Bibi poco después. Más tarde, reanudó su dictadura, que pronto fue desafiada por otros generales Habshi.
Aprovechando la situación en Bijapur, el sultán Nizam Shahi de Ahmadnagar se alió con el Qutb Shahi de Golconda para atacar Bijapur. Las tropas disponibles en Bijapur no fueron suficientes para repeler el ataque conjunto. Los generales Habshi se dieron cuenta de que no podían defender la ciudad solos y presentaron sus renuncias a Chand Bibi. Abu-ul-Hassan, un general chiita designado por Chand Bibi, llamó a las fuerzas de Maratha en Carnatic. Los Marathas atacaron las líneas de suministro de los invasores, obligando al ejército aliado Ahmednagar-Golconda a retirarse. 
Ikhlas Khan luego atacó a Dilavar Khan para tomar el control de Bijapur. Sin embargo, fue derrotado y Dilavar Khan se convirtió en el gobernante supremo desde 1582 hasta 1591. Fue el último regente de Ibrahim.  

El reinado de Ibrahim Adil Shah
Quinto rey de la dinastía Adil Shahi es conocido en la historia india como Jagadguru Badshah. Amaba la música y tocaba instrumentos musicales. Para él, el aprendizaje personificado de Tanpura: "Ibrahim el tanpurawala se volvió instruido por la gracia de Dios, viviendo en la ciudad de Vidyanagari" (Vidyanagari es el nombre anterior de Bijapur). Compuso poemas sobre su esposa Chand Sultana, su Tanpura Motikhan y su elefante, Atish Khan. 
Ibrahim II declaró públicamente que todo lo que quería era Vidya o aprender, la música y Guruseva (al servicio del maestro). Era un devoto de Hazrat Banda Nawaj, el santo sufí de Gulbarga. Le compuso una oración para otorgar Vidya o aprender y disposición caritativa. 
Fundó un nuevo municipio en Navraspur para dar forma concreta a su idea de una ciudad musical. Él tenía un templo construido dentro de los recintos del palacio que todavía existe. 
Bijapur atrajo a los mejores músicos y bailarines de la época porque el rey era famoso como gran conocedor y mecenas de la música. 
Hablaba lenguas marathi  dakhani, urdu y kannada con fluidez, y, al igual que sus predecesores, empleó a varios hindúes en puestos superiores. 
Ibrahim II escribió el libro Kitab-e-Navras (Libro de las Nueve Rasas) en Dakhani. Es una colección de 59 poemas y 17 coplas. Según su poeta de la corte Zuhuri, lo escribió para presentar la teoría de nueve Rasas, que ocupa un lugar importante en la estética india, para familiarizar a personas que solo conocían el ethos persa. El libro comienza con una oración a Saraswati, la Diosa del aprendizaje. 
bhaka nyari nyari bhava ek
kaha turuk kaha barahaman
"Si un turco (musulmán) o un brahmán con diferente lenguaje-emoción es el mismo".
nouras soor juga joti ani saroguni
yusat sarasuti mata
ibrahim parasada bhayi dooni
"¡Oh, madre Saraswati! Ya que has bendecido a Ibrahim, su obra Navras durará mucho" 

Tumba de Ibrahim Adil Shah II

Mohammed Adil Shah era el gobernante de Bijapur, ascendiendo al trono en 1627.
Bijapur se asoció con Mughals en la extinción de Ahmednagar. Mohammed mantuvo relaciones amistosas con Shah Jahan e hizo un tratado de paz de 1636, después de la extinción de Ahmednagar. Por un granjero de Shah Jahan, obtuvo garantías para el final de la agresión de Mughal contra Bijapur y debido a sus buenas relaciones con Mughals, Shah Jahan formalmente reconoció la soberanía de Muhammad y le otorgó el título de Shah en 1648, el único gobernante de Bijapur para recibir tal reconocimiento de los Mughals. 
El Tratado de 1636 con los Mughals selló la expansión de Bijapur en el norte. Entonces, Mohammed Adil Shah extendió sus dominaciones hacia el oeste en Konkan, Pune, Dhabul (actual Mumbai), hacia el sur en Mysore, y hacia el este en Karnataka, al sur de Andhra Pradesh y Tamil Nadu. Durante su reinado, el reino alcanzó su mayor extensión, poder y magnificencia, y su dominio se extendió desde el Mar Arábigo hasta la Bahía de Bengala. Además de las expansiones territoriales, Bijapur también logró paz y prosperidad durante el reinado de Mahoma. Su reino produjo un ingreso anual de siete millones de rupias ochenta y cuatro lakh rupias, además de los cinco millones y medio de tributos que fueron de los gobernantes vasallos y zamindars. Las actividades culturales como la poesía, la pintura y la arquitectura también recibieron un gran impulso. Mohammed Adil Shah hizo todo lo posible para emular las gloriosas tradiciones que le dejó su versátil padre. La difusión de la educación general y las enseñanzas religiosas era una de sus principales preocupaciones, e hizo todo lo posible para mejorar los niveles socioeconómicos y educativos de las personas. 
Mahoma fue el primer gobernante de la dinastía Adil Shahi en apartarse de los preceptos contra la pintura de figuras y retratos, respetados escrupulosamente hasta el reinado de su padre. Introdujo pinturas al fresco y retratos, cuyos ejemplos son las paredes de Asar Mahal, el pabellón de Kumatgi y Sat Manzil.  
El reinado de Mohammad fue testigo de la revuelta de Shahaji y luego, el ascenso de Shivaji a la eminencia y su fundación de un Estado Maratha independiente, que inicialmente fue tallado fuera del Reino de Bijapur. Mahoma no pudo controlar el ascenso de los marathas hacia la independencia.
Después de una enfermedad prolongada, Mohammad murió y fue sucedido por su hijo Ali Adil Shah II.
Fue enterrado en Gol Gumbaz, cerca de la tumba de su maestro espiritual Hazrat Hashimpeer Dastageer. Hazrath Hashimpeer llegó a Bijapur al gobierno de Ibrahim Adil Shah II. Hazrath Hashimpeer influyó en los gobernantes de Bijapur para que abandonaran sus prácticas no islámicas y heréticas. Gol Gumbaz, ubicado cerca del santuario de Hazrath Hashimpeer, debe su finalización a los 10 años de vida que Hazrath Hashimpeer le otorgó a su discípulo Adil Shah. 
La cúpula del Gol Gumbaz es la segunda más grande del mundo, 44 ​​m (124 pies) de diámetro. El complejo Gol Gumbaz incluye una mezquita, un Naqqar Khana (un salón para los trompetistas, ahora se usa como museo) y las ruinas de las casas de huéspedes. 
Gol Gumbaz, la tumba de Adil Shah. La cúpula de Gol Gumbaz es la segunda más grande del mundo

A la muerte de Mohammed Adil Shah el 4 de noviembre de 1656, Ali Adil Shah II,  un joven de dieciocho años, ascendió al trono de Bijapur gracias a los esfuerzos del Primer Ministro Khan Muhammad y la Reina, Badi Sahiba, hermana de Qutb Shah de Golkonda. 
Su acceso significó desastres para el Reino y su reinado marcó la primera fase del declive del poderoso Reino de Bijapur. 
Shah Jahan, ansioso de anexar Bijapur a su imperio, encontró un pretexto en la legitimidad de los padres Alis. En la súplica de Aurangzeb, Shah Jahan sancionó la invasión de Bijapur y le dio una mano libre para ocuparse de la situación. Esta sanción de tal guerra fue completamente injusta. Bijapur no era un estado vasallo de los mogoles; pero un aliado independiente y equitativo del Emperador Mughal, y este último no tenía el derecho legal de confirmar o cuestionar la sucesión en Bijapur. Sin embargo, Aurangzeb tuvo que levantar el sitio y apresurarse hacia el norte para la guerra de sucesión al trono mogol. 
Con la muerte de Muhammad y el desorden de acceso de Ali había comenzado en Karnataka. Los Nayaks intentaron recuperar sus antiguas tierras. (Bangalore, la capital de Karnataka, fue la sede administrativa de Bijapur para controlar estos feudatarios por Kempegouda). Por otro lado, Shivaji aumentó el impulso de adquirir cada vez más territorio de Bijapur y esculpió un estado independiente de Maratha, mientras que su diplomacia impidió cualquier coalición de Mughal Bijapur contra él. 
En la cancha las cosas fueron incluso peores. Con la llegada de un gobernante joven y débil, las facciones del partido y la lucha por la supremacía estaban en su apogeo. Para agravar el mal, Aurangzeb intrigó con los nobles de Bijapur y logró vencer a la mayoría de ellos. 
A lo largo de su reinado de dieciséis años, Ali luchó desesperadamente tanto contra los Mughals como contra los Marathas. Tres veces rechazó las invasiones de Mughal. Pero cuando murió en 1672, el gran y glorioso Bijapur de la época de Mahoma se vio privado de la mayoría de sus importantes posesiones territoriales. Con la expansión del reino de Shivaji hubo una contracción correspondiente en el territorio de Bijapur. 
El reinado de Ali está marcado por los desarrollos en la literatura persa y deccani y las bellas artes, y algunas buenas obras de la historia también se produjeron bajo su patrocinio. Fue enterrado en Ali Ka Rouza, el mundialmente famoso Bara Kaman en Bijapur. 

Sikandar Adil Shah fue colocado en el trono de Bijapur en 1672 a los cuatro años de edad. Por lo tanto, su reinado (1672-1686) es uno de los regentes y ministros y estuvo marcado por una guerra civil crónica entre nobles facciosos, la independencia de los gobernadores provinciales, la parálisis de la administración central, las invasiones mogol, las alianzas secretas pero las hostilidades con el Imperio Maratha y otros vecinos, y la absorción final de Bijapur en el Imperio mogol en 1686. 
El prestigio de Bijapur fue tan seriamente dañado por las interrupciones internas que el general mughal Diler Khan casi coaccionó y humilló a Sikandar. A pesar de los numerosos sacrificios e intentos desesperados de Sikandar, no pudo satisfacer la avaricia creciente de los mogoles. La alianza de Sikandar con Sambhaji (que era hindú) agravó aún más las relaciones entre Mughal y Bijapur. 
Finalmente, el emperador Aurangzeb se marchó en 1685 con un gran ejército para cumplir la ambición de su vida. Después de defender desesperadamente su capital y resistir el asedio prolongado de Bijapur en 1685-1686, Sikandar no pudo detener el asalto de Mughal liderado por Aurangzeb. El 12 de septiembre de 1686, Bijapur se ocupó, su guarnición se rindió y Bijapur Fort se anexó por el Imperio de Mughal.
Sikandar Adil Shah fue capturado con cadenas de plata y llevado ante el emperador mogol Aurangzeb, a quien se inclinó tres veces. Aurangzeb luego lo envió a él y a sus seguidores al fuerte de Daulatabad, donde murió durante el cautiverio. Sikandar Adil Shah y finalmente fue enterrado a los pies de su maestro espiritual Hazrat Naimullah Hashmi en el patio abierto en el Nuevo Mercado de Bijapur. La dinastía Adil Shahi llegó a su fin.  

Sultanato de Golkonda
La dinastía Qutb Shahi (o Sultanato Golconda) era un territorio en el sur de la India. Inicialmente fue una dinastía altamente turcomana musulmana establecida en el siglo XVI que finalmente adoptó la cultura regional del Deccan (cultura telugu, el idioma y el idioma Deccani recientemente desarrollado de urdu). Sus miembros fueron colectivamente llamados Qutub Shahis y fueron la familia gobernante del reino de Golkonda, en y cerca de los estados modernos de Andhra Pradesh y Telangana. El sultanato de Golconda estaba constantemente en conflicto con Adil Shahis y Nizam Shahis. En 1636, Shah Jahan obligó a los Qutb Shahis a reconocer la soberanía de Mughal, que duró hasta 1687 cuando el emperador mogol Aurangzeb conquistó el sultanato Golcondan.
El fundador de la dinastía, Sultan Quli Qutb-ul-Mulk, emigró a Delhi desde Irán, con su tío, Alá-Quli, algunos de sus parientes y amigos a principios del siglo XVI. Más tarde emigró al sur, al Decán y sirvió al sultán Bahman, Mohammad Shah. Conquistó Golconda, después de la desintegración del Reino de Bahmani en los cinco sultanatos de Deccan. Poco después, declaró la independencia del Sultanato de Bahmani, tomó el título de Qutub Shah y estableció la dinastía Qutb Shahi de Golconda. Más tarde fue asesinado en 1543 por su hijo, Jamsheed, que asumió el sultanato. Más tarde murió en 1550 de cáncer. El joven hijo de Jamsheed reinó durante un año, momento en el que la nobleza trajo de vuelta e instaló a Ibrahim Quli como sultán. Durante el reinado de Muhammad Quli Qutb Shah, las relaciones entre los hindúes y los musulmanes se fortalecieron, incluso hasta el punto de que los hindúes reanudaron sus festivales religiosos como Diwali y Holi. Algunos hindúes alcanzaron prominencia en el estado de Qutb Shahi, el ejemplo más importante fueron los ministros Madanna y Akkanna. 
Golconda, y con la construcción del Char Minar, más tarde Hyderabad sirvió como capitales del sultanato, y ambas ciudades fueron embellecidas por los sultanes de Qutb Shahi. La dinastía gobernó Golconda durante 171 años, hasta que el emperador mogol Aurangzeb conquistó el Deccan en 1687. 
Los gobernantes de Qutub Shahi fueron grandes constructores, cuyas estructuras incluían el Char Minar, y también patrones de aprendizaje. La corte de Quli Qutb Mulk se convirtió en un refugio para la cultura y la literatura persa. Sultan Muhammad Quli Qutb Shah (1580-1612) escribió poemas en Dakhini Urdu, Persa y Telugu y dejó una gran colección de poesía. Los poetas y escritores posteriores, sin embargo escribieron en urdu, mientras usaban el vocabulario de las lenguas persa, hindi y telugu. En 1535, los Qutub Shahis usaban Telugu para sus áreas de ingresos y judiciales dentro del sultanato. 
Inicialmente, los gobernantes de Qutub Shahi patrocinaron la cultura Persianate, pero finalmente adoptaron la cultura regional del Deccan, simbolizada por el idioma telugu, y el idioma deccani recientemente desarrollado de urdu se hizo prominente. Aunque Telugu no era su lengua materna, los gobernantes de Golconda hablaron y escribieron Telugu, y patrocinaron Telugu tan exclusivamente que se denominaron los " Sultanes de Telugu".  En 1543, temiendo por su vida, el príncipe Ibrahim Quli huyó a la corte de Vijayanagaran, que patrocinó profusamente el idioma telugu. Después de su entronización como sultán en 1550, Ibrahim Quli estaba completamente familiarizado con la estética de Telugu. 
La arquitectura de Qutb Shahi era indo-persa, una culminación de los estilos arquitectónicos hindú, árabe, mogol y persa. Algunos ejemplos de la arquitectura indo-persa de Golcondan son el fuerte de Golconda, las tumbas de los Qutb Shahis, Char Minar y el Char Kaman, Mecca Masjid y la mezquita de Toli.
La dinastía Qutb Shahi ha sido considerada como un "compuesto" de la cultura religioso-social hindú-musulmana. 

El Sultan Quli Qutb Shah (también transcrito de diferentes maneras), un turcomano Hamadán en Irán, fue el fundador de la dinastía Qutb Shahi, que gobernó el Sultanato de Golconda en el sur de la India desde 1518 a 1687. Murió en 1543.
Sultan Quli Qutb Shah era un descendiente de Qara Yusuf a través de su abuelo (Pirquli bek, que era nieto de Qara Iskander) y su abuela (Khadija Begum, que era nieta de Jahanshah). Su padre era Uwaysquli bek y su madre era Maryam Khanum. Emigró a Delhi con algunos de sus parientes y amigos, incluido su tío Allahquli bek a principios del siglo XVI. Más tarde emigró al sur a Deccan y sirvió al sultán Bahmani.
Después de la desintegración del Sultanato de Bahmani en los cinco sultanatos de Deccan, declaró la independencia y tomó el título Qutb Shah, y estableció la dinastía Qutb Shahi de Golconda.
Quli Qutb Shah era un contemporáneo de Krishana Deva Raya y su hermano menor Achyuta Deva Raya del imperio Vijayanagara. Quli extendió su dominio mediante la captura de fuertes en Warangal, Kondapalli, Eluru y Rajamundry, mientras que Krishnadevaraya estaba ocupado luchando contra el gobernante de Odisha. Derrotó a Sitapati Raju (conocido como Shitab Khan), el gobernante de Khammam, y capturó el fuerte. Obligó al gobernante de Odisha a entregar todos los territorios entre las desembocaduras de los ríos Krishna y Godavari. Pudo ocupar Eluru, Rajamundry y Machilipatnam extendiendo su dominio a Coastal Andhra. La campaña de Quli contra Krishnadevaraya continuó hasta que Timmarusu, el primer ministro de Krishnadevaraya, derrotó al ejército de Golconda.
El sultán Quli Qutb Shah murió en 1543. Su hijo menor, Jamsheed Quli Qutb Shah, lo asesinó mientras ofrecía sus oraciones. Jamsheed también cegó al hijo mayor y heredero de Quli, Kutbuddeen y asumió el trono. Su otro hijo Ibrahim Quli Qutub Shah huyó a Vijayanagar.
Tumba del sultán Quli Qutb Shah en Hyderabad

Jamsheed Quli Qutb Shah (también transcrito de diferentes maneras) fue el segundo gobernante del Sultanato de Golkonda bajo la dinastía Qutb Shahi. Él gobernó desde 1543 hasta 1550. 
Su padre, el Sultán Quli Qutb-ul-Mulk, había establecido la dinastía y se había convertido en el primer musulmán en gobernar toda la región de Telugu En 1543, Jamsheed Quli Qutb Shah asesinó a su padre, cegó a su hermano mayor, el heredero del trono, y obligó a su otro hermano, Ibrahim Quli, a huir a Vijayanagar. Tras la muerte de su padre, no se proclamó sultán, sino que obligó a los jefes locales a aceptar su soberanía, mientras obtenía algunos fuertes de los Baridis. 
Poco se sabe del reinado de Jamsheed, pero se lo recuerda como cruel. Murió en 1550 a causa de la tuberculosis (Rajayakshma, nombre de TB de Ayuervedic).
Vista frontal de Jamshed Quli Qutub Shah

Subhan Quli Qutb Shah (1543-1550) tenía 7 años, cuando se convirtió en Sultán de Golconda, después de la muerte de su padre Jamsheed Quli Qutb Shah, en 1550. Saif Khan, también conocido como Ainul Mulk, fue enviado desde Ahmednagar para el desempeño de deberes de regente durante el desarrollo del niño. Pero el hermano menor de Jamsheed, Ibrahim Quli Qutb Shah, regresó de Vijayanagara a Golconda y ascendió al trono. Subhan fue depuesto, y murió de enfermedad o fue asesinado en el mismo año.
Tumba de Subhan Quli Qutub Shah en Qutub Shahi Tombs, Hyderabad 

Ibrahim Qutb Shah Wali (1518 - 5 de junio de 1580) fue el cuarto gobernante del reino de Golconda en el sur de la India. Fue el primero de la dinastía Qutb Shahi en usar el título "Sultán".  Él gobernó desde 1550 hasta 1580. 
El hermano de Ibrahim, Jamsheed Quli Qutb Shah, mató a su propio padre y cegó a su hermano mayor, tomando el trono en 1543. Ibrahim escapó y vivió en el exilio como un invitado de honor del poderoso patriarca de Vijayanagara, Aliya Rama Raya. Allí, desarrolló un amor por el idioma telugu, que patrocinó y alentó durante su reinado Ibrahim empleó a hindúes para fines administrativos, diplomáticos y militares dentro de su sultanato. 
Cuando Jamsheed y un poco más tarde el hijo pequeño de Jamsheed, Subhan tronó, Ibrahim regresó a Golconda y tomó el trono. Después de la batalla de Talikota en 1565, Ibrahim pudo tomar los fuertes de las colinas de Adoni y Udayagiri. 
Un mecenas de las artes, Ibrahim patrocinó a muchos poetas de la corte, como Singanacharyudu, Addanki Gangadharudu y Kandukuru Rudrakavi. Hubo poetas Telugu, en un descanso de la tradición, así como poetas árabes y persas en su corte. También es conocido en la literatura telugu como Malki Bharama. Se interesó profundamente en el bienestar de su gente. También reparó y fortificó la fortaleza de Golconda y desarrolló el lago Hussain Sagar e Ibrahim Bagh. Él se describe en una de las inscripciones en el "Makki Darwaza" en el fuerte como "El más grande de los soberanos".
Después de una breve enfermedad, Ibrahim murió en 1580. 
Tumba de Ibrahim Quli Qutub Shah

Interior de la tumba del Sultán Ibrahim Qutub Shah 

Muhammad Quli Qutb Shah (1565 - 11 de enero de 1612) fue el quinto sultán de la dinastía Qutb Shahi de Golkonda y fundó la ciudad de Hyderabad, en el centro sur de la India, y construyó su pieza central arquitectónica, el Charminar.  Era un administrador capaz y su reinado se considera uno de los puntos altos de la dinastía Qutb Shahi. Ascendió al trono en 1580 a la edad de 15 años y gobernó durante 31 años.
Muhammad Quli Qutub Shah era el tercer hijo de Ibrahim Quli Qutb Shah Wali. Era un poeta consumado y escribió su poesía en persa, telugu y urdu. Como el primer autor en el idioma urdu compuso sus versos en el estilo diwan persa, y sus poemas consistieron en versos relacionados con un solo tema, gazal-i musalsal. Kulliyat de Muhammad Quli comprendía 1800 páginas, más de la mitad eran gazals, qasidas en cien páginas, mientras que el resto contenía más de 300 páginas de matnawi y marsiyas.
Muhammad Quli construyó una ciudad llamada Hyderabad en la ribera sur del río Musi en 1591. Muhammad Quli Qutub Shah llamó a arquitectos de todo el mundo para diseñar la ciudad, que fue construida sobre un plan de cuadrícula y la llamó así en honor al primer imán chiita. Ali Ibn Abi Talib como Hyderabad.
Quli Qutb Shah era un erudito de árabe, persa y telugu. Escribió poesía en urdu, persa y telugu. Su poesía ha sido compilada en un volumen titulado "Kulliyat-e-Quli Qutub Shah". Muhammed Quli Qutub Shah tenía la distinción de ser el primer poeta de Urdu Saheb-e-dewan y se le atribuye la introducción de una nueva sensibilidad en los géneros predominantes de la poesía persa / urdu.

Tumba de Muhammad Quli Qutb Shah en Hyderabad

Charminar en Hyderabad fue construido por Quli Qutub Shah

Abdullah Qutb Shah fue el séptimo gobernante del reino de Golconda en el sur de la India bajo la dinastía Qutb Shahi. Él gobernó desde 1626 hasta 1672.
Abdullah, hijo del sultán Muhammad Qutb Shah, era políglota y amante de la poesía y la música. Invitó a su corte y respetó a Kshetrayya, un famoso escritor de letras. Kshetrayya es conocido por su poesía romántica.
Su reinado estaba lleno de dolor y problemas. Su único éxito fue derribar el deteriorado Imperio Vijayanagara al capturar Vellore, su última capital en 1652. Aurangzeb bajo el mando de Shah Jahan tomó por sorpresa a Hyderabad y restringió a Abdullah dentro del fuerte Golconda. Abdullah trabajó duro para negociar términos razonables de rendición, pero los mogoles lo obligaron a aceptar condiciones severas. Sin embargo, los términos severos fueron endulzados por una alianza matrimonial entre las dos familias: la segunda hija de Abdullah, conocida como Padshah Bibi Sahiba, estaba casada con el hijo mayor de Aurangzeb, Muhammad Sultan Mirza. Ella fue su primera esposa, por lo que las posibilidades de que su progenie se convirtiera en emperador mogol eran geniales. Sin embargo, finalmente no sucedió.
Este infeliz monarca murió en 1672 y fue sucedido por su yerno, Abul Hasan Qutb Shah (casado con la hija mayor de Abdullah).

Tumba de Abdullah Qutb Shah en Hyderabad, India.

Abul Hasan Qutb Shah (Abul Hasan Tana Shah) fue el octavo y último gobernante de la dinastía Qutb Shahi, soberano del reino de Golconda en el sur de la India. El reinado de Tana Shah fue de 1672 a 1686.
Aunque su verdadero nombre era Abul Hasan, fue apodado 'Tana Shah' incluso antes de convertirse en contendiente al trono de Golconda por su maestro, un santo sufí llamado Hazrat Syed Shah Raziuddin Multani, popularmente conocido como Hazrat Shah Raju Qattaal. Hazrat Shah Raju fue octavo en el linaje del santo sufí Hazrat Syedna Khwaja Banda Nawaz Gesu daraz de Gulbarga. Abul Hassan tenía una buena voz y cantaba bien. Él también tenía una cierta inocencia sobre él. Shah Raju, por lo tanto, le dio el apodo de 'Tana Shah', que significa un niño santo. También era conocido como Tani Shah, que significa "gobernante benévolo".
Es recordado como un estadista popular que no discriminó a los de otra etnia o religión. Contrató a los brahmanes como sus ministros y generales. Por ejemplo, Madanna y Akkanna, hermanos Brahmin de Hanamkonda, fueron sus ministros más importantes. Tana Shah ganó un lugar en la literatura Telugu debido a Kancharla Gopanna, sobrino de Madanna. Kancharla Gopanna es famoso por ser conocido como "Ramadasu". Ramadasu vivió en la aldea de Nelakondapalli en Palvancha taluk. Tani Shah lo contrató como tehsildar (jefe de un departamento de ingresos) de Palvancha taluk. Ramadasu desvió los fondos públicos para construir un templo Rama en Bhadrachalam y joyas para adornar los ídolos del Señor Rama, Sita y Lakshmana. Tana Shah encontró a Ramadasu culpable de malversación de fondos públicos y lo encarceló. Después de doce años, Tana Shah liberó a Ramadasu después de obtener al Señor Rama en su sueño y encontró a Rammudras (monedas de oro con la imagen de Load Rama en él) a su lado. A partir de entonces, Tana Shah estableció una tradición para enviar perlas al templo de Badrachalam en cada festival de Rama Navami y fue continuada por sus sucesores. La misma tradición continúa hasta nuestros días por parte del Gobierno del Estado de Telangana.
Antes, el suegro de Tana Shah, Abdullah Qutb Shah, fue obligado por Aurangzeb a reconocer la soberanía de Shah Jahan. Su otra hija (es decir, la hermana menor de la esposa de Tana Shah) estaba casada con el hijo mayor de Aurangzeb, el sultán Muhammad.
Alrededor del año 1683, Abul Hasan Qutb Shah parece haberse vuelto irregular en el pago de impuestos a los mogoles y sus relaciones con Sikandar Adil Shah también causaron preocupación entre los mogoles. Abul Hasan Qutb Shah en consecuencia se negó a ser un vasallo del Imperio mogol y llevó a Aurangzeb a iniciar una campaña para afirmar el dominio de los Mughals en Golconda. Atacó a Golconda con sus comandantes, Nawab Khwaja Abid Siddiqi (Qilich Khan) y Nawab Mir Ghaziuddin Khan Siddiqi Feroze Jung, padre y abuelo de Nizam I (Asaf Jah I). Tana Shah defendió el fuerte durante ocho meses, pero Aurangzeb logró capturar Golconda al final en septiembre de 1687. Abul Hasan Qutb Shah se rindió y entregó el Diamante Nur-Ul-Ain, el Diamante Esperanza, el Diamante Wittelsbach y el Diamante Regente, haciendo que el emperador Mughal Aurangzeb sea el monarca más rico del mundo.
Tana Shan fue tomada como prisionera y encarcelada en el fuerte de Daulatabad (cerca de Aurangabad), donde moriría después de doce años de cautiverio. Cuando el sultán murió, no fue enterrado junto con sus antepasados ​​y otros reyes Qutub Shahi, sino en una modesta tumba en Khuldabad, cerca de Aurangabad.
Shah Raju Qattal Hussaini envió una granada para Abul Hassan Qutub Shah pero Tanashah solo comió 14 piezas. Así que Shah Raju Qattal Hussaini afirmó que Tanashah gobernará durante 14 años. Y Tanashah solo gobernó durante 14 años
Con la derrota de Abul Hasan Qutub Shah, la dinastía Qutb Shahi terminó y una nueva dinastía Nizam comenzó en Hyderabad bajo el control de la dinastía Mughal.
Después de la caída de Golconda el 22 de septiembre de 1687, se convirtió en una parte de las seis provincias de Mughal en el Deccan. Mahabat Khan, quien inicialmente era el comandante del ejército de Qutb Shahi y había cambiado la lealtad a los mogoles, fue nombrado gobernador de Golconda, sentando las bases para el Estado de Hyderabad bajo los Nizams por Aurangzeb.

Los gobernantes de cinco sultanatos de Deccan tuvieron una serie de contribuciones culturales en su haber en los campos del arte, la música, la literatura y la arquitectura.
Una contribución cultural importante de los sultanatos de Deccan es el desarrollo del idioma Dakhani. Dakhani, que comenzó a crecer bajo los gobernantes Bahamani, se convirtió en una lengua hablada y literaria independiente durante este período al obtener continuamente recursos de árabe-persa, marathi, kannada y telugu. Este lenguaje más tarde se hizo conocido como Dakhani Urdu para distinguirlo del Urdu del norte de la India. La pintura en miniatura Deccani, que floreció en las cortes de Ahmadnagar, Bijapur y Golkonda, es otra gran contribución cultural de los Sultanatos de Deccan. Los esplendores arquitectónicos de Deccan como Char Minar y Gol Gumbaz pertenecen a este período. La tolerancia religiosa mostrada por los gobernantes Nizam Shahi, Adil Shahi y Qutb Shahi también es digna de mención.

Ahmadnagar sultanate [ edit ]Sultanato de Ahmadnagar
Los gobernantes de Nizam Shahi de Ahmadnagar patrocinaron entusiastamente la pintura en miniatura. Las primeras pinturas que sobreviven se encuentran como las ilustraciones de un manuscrito Tarif-i-Hussain Shahi (c.1565), que ahora se encuentra en Bharata Itihasa Samshodhaka Mandala, Pune. Una pintura en miniatura de Murtaza Nizam Shah (c.1575) está en Bibliothèque Nationale de París, mientras que otra está en la Biblioteca Estatal, Rampur. Otras tres pinturas, The Running Elephant en una colección privada estadounidense, The Royal picnic en la India Office Library, Londres y Young Prince interpretados por una niña pequeña en la tercera colección de Edwin Binney en el Museo de San Diego probablemente pertenezcan al período de Burhan Nizam Shah II.
Entre los monumentos de los gobernantes de Nizam Shahi en Ahmadnagar, el más antiguo es la tumba de Ahmad Shah I Bahri (1509) en el centro de Bagh Rouza, un complejo de jardines. Los Jami Masjid también pertenecen al mismo período. La Meca Masjid, construida en 1525 por Rumi Khan, un oficial de artillería turco de Burhan Nizam Shah I, tiene originalidad en su diseño. El complejo de Kotla construido en 1537 como una institución educativa religiosa. El impresionante Farah Bagh fue la pieza central de un gran complejo palacial completado en 1583. Los otros monumentos en Ahmednagar del período Nizam Shahi son Do Boti Chira (tumba de Sharja Khan, 1562), Damri Masjid (1568) y la tumba de Rumi Khan (1568).  El Jami Masjid (1615) en Khirki (Aurangabad) y el Chini Mahal dentro del fuerte de Daulatabad fueron construidos durante el último período de Nizam Shahi (1600-1636). La tumba de Malik Ambar en Khuldabad (1626) es otro monumento impresionante de este período. El Kali Masjid de Jalna (1578) y la tumba de Dilawar Khan (1613) en Rajgurunagar también pertenecen al período Nizam Shahi.
Durante el reinado de Ahmad Shah I Bahri, su guardián de los registros imperiales, Dalapati escribió una obra enciclopédica, el Nrisimha Prasada, donde mencionó a su señor supremo como Nizamsaha. Es un ejemplo notable de la tolerancia religiosa de los gobernantes de Nizam Shahi.

Berar sultanate [ edit ]Sultanato Berar
El palacio en ruinas de Hauz Katora, a 3 km. al oeste de Achalpur es el único monumento sobreviviente de Imad Shahi.

Bidar sultanate [ edit ]Sultanato Bidar
Las principales actividades arquitectónicas de los gobernantes de Barid Shahi son las tumbas de jardín. La tumba de Ali Barid Shah (1577) es el monumento más notable de Bidar. La tumba consiste en una cámara domo elevada, abierta en cuatro lados ubicada en el medio de un jardín persa de cuatro cuadrados. El Rangin Mahal en Bidar, construido durante el reinado de Ali Barid Shah, es una estructura cortesana completa y exquisitamente decorada. Otros monumentos importantes en Bidar durante este período son la tumba de Qasim II y Kali Masjid.
Una clase importante de trabajo de metal conocido como Bidri se originó a partir de Bidar. Estas obras de metal se llevaron a cabo en metal negro, principalmente de zinc, que fueron incrustados con diseños de plata y latón y, a veces cobre.

Sultanato Bijapur
Los gobernantes de Adil Shahi contribuyeron enormemente en los campos del arte, la arquitectura, la literatura y la música. Bijapur se convirtió en una ciudad cosmopolita y atrajo a muchos eruditos, artistas, músicos y santos sufíes de Roma, Irán, Iraq, Turquía y Turquestán.
Entre las principales obras arquitectónicas en el sultanato de Bijapur, una de las primeras es la inacabada Jami Masjid (iniciada por Ali Adil Shah I en 1576). Tiene una sala de oración con arcadas con pasillos finos apoyados en enormes muelles y tiene una cúpula impresionante. El monumento más espléndido construido durante el reinado de Ibrahim II fue el Ibrahim Rouza, que originalmente se planeó como una tumba para la reina Taj Sultana, pero luego se convirtió en la tumba de Ibrahim Adil Shah II y su familia. Este complejo, completado en 1626, consiste en una tumba emparejada y una mezquita. La tumba es una estructura exquisita con tallas delicadas. Ibrahim II también planeó construir una nueva ciudad gemela en Bijapur, Nauraspur. La construcción comenzó en 1599 pero nunca se completó. El monumento más grande en Bijapur es Gol Gumbaz, el mausoleo de Muhammad Adil Shah. El diámetro de la cúpula hemisférica es de 44 m. Este monumento se completó en 1656. Las otras obras arquitectónicas importantes de este período son el Chini Mahal, el Jal Mandir, el Sat Manzil, el Gagan Mahal, el Anand Mahal y el Asar Mahal (1646) en Bijapur, Kummatgi (a 16 km de Bijapur), el fuerte de Panhala y Naldurg (a 45 km de Solapur).
Los artistas persas de la corte Adil Shahi han dejado un raro tesoro de pinturas en miniatura, algunas de las cuales están bien conservadas en los grandes museos de Europa. Las primeras pinturas en miniatura se atribuyen al período del reinado de Ali Adil Shah I. Las más significativas son las pinturas del manuscrito de Nujum-ul-Ulum (Estrellas de la Ciencia) (1570), conservadas en la Biblioteca Chester Beatty, Dublín. El manuscrito consiste en aproximadamente 400 pinturas en miniatura. Otros dos manuscritos ilustrados que se pueden atribuir al período de Ali Adil Shah I son Jawahir-al Musiqat-i-Muhammadi en la Biblioteca Británica que contiene 48 pinturas y un comentario marathi de Sangita Ratnakara de Sarangadeva conservado en el museo del Palacio de la Ciudad Jaipur que contiene 4 pinturas. La cantidad máxima de pinturas en miniatura que nos pertenecieron pertenece al período del reinado del sultán Ibrahim Adil Shah II. El pintor más famoso de su corte probablemente fue Maulana Farrukh Hussain. Las pinturas en miniatura de este período se conservan en Bikaner Palace, Bodleian Library, Oxford, British Museum, Londres, Victoria and Albert Museum, Londres, Muśee Guimet, París, Academy of Sciences, St. Petersberg y Napstrek Museum, Praga.
Bajo los gobernantes de Adil Shahi se publicaron muchas obras literarias en Dakhani. El mismo Ibrahim Adil Shah II escribió un libro de canciones, Kitab-i-Nauras en Dakhani. Este libro contiene una cantidad de canciones cuyas melodías están configuradas en diferentes rages y ragini. En sus canciones, elogió a la diosa hindú Sarasvati junto con el profeta y santo sufí Hazrat Khwaja Banda Nawaz Gesudaraz. Un tambur único (laúd) conocido como Moti Khan estaba en su poder. El famoso poeta persa laureado Zuhuri fue su poeta de la corte. El Mushaira (simposio poético) nació en la corte de Bijapur y luego viajó al norte.
Los reyes de Adil Shahi eran conocidos por su tolerancia hacia los hindúes y la no interferencia en sus asuntos religiosos.. Emplearon a los hindúes para altos cargos, especialmente como los oficiales que se ocupan de las cuentas y la administración, ya que los documentos relativos a ambos se mantuvieron en Marathi.

Golkonda sultanate [ edit ]
Sultanato de Golkonda
Uno de los primeros logros arquitectónicos de la dinastía Qutb Shahi es la ciudad fortificada de Golkonda. El Jami Masjid (1518) erigido por Quli-Qutb-ul-Mulk, la tumba de Muhammad Quli Qutb Shah (1611), la tumba de Muhammad Qutb Shah (1626) y la mezquita de Hayat Bakshi Begam (1666) son los monumentos notables en Golkonda. Muhammad Quli Qutb Shah decidió trasladar la capital a Hyderabad, a 8 km al este de Golkonda. Aquí, construyó el monumento más original en el Deccan, el Char Minar en el corazón de la nueva ciudad. Este monumento (completado en 1591) tiene cuatro minaretes de 56 m. de altura. La construcción de la Mecca Masjid, ubicada en el sur inmediato de Char Minar, se inició en 1617 durante el reinado de Muhammad Qutb Shah, pero se terminó en 1693. Los otros monumentos importantes de este período son el Toli Masjid (1671) y el Jami Masjid en Gandikota.
Los gobernantes de Qutb Shahi fueron grandes patrocinadores de la literatura e invitaron a muchos eruditos, poetas, historiadores y santos sufíes de Irán a asentarse en su sultanato. La contribución más importante del sultanato de Golkonda en el campo de la literatura es el desarrollo del idioma Dakhani. Ibrahim Quli Qutb Shah también patrocinó la literatura de Telugu. Muhammad Quli Qutb Shah no solo era un gran mecenas del arte y la literatura, sino también un poeta de alto nivel. Escribió en Dakhani, Persa y Telugu y dejó un extenso Diwan (volumen) en Dakhani, conocido como Kulliyat-i-Mohammad Quli Qutb Shah. Además de la alabanza de Dios y del Profeta, también escribió sobre la naturaleza, el amor y la vida social contemporánea.
Los gobernantes de Qutb Shahi invitaron a muchos artistas persas como Shaykh Abbasi y Muhammad Zaman en su corte, lo que dejó un profundo impacto de diferentes fases del arte iraní en las pinturas en miniatura de este período. Las primeras pinturas en miniatura como las 126 ilustraciones en el manuscrito de Anwar-i-Suhayli (hacia 1550-1560) en el Victoria and Albert Museum, Londres y las ilustraciones en Sindbad Namah en la India Office Library, Londres y Shirin y Khusrau en la Biblioteca Khudabaksh, Patna muy probablemente pertenecen al período de reinado de Ibrahim Quli Qutb Shah. Las primeras 6 de las 8 ilustraciones en el manuscrito de Kulliyat-i-Mohammad Quli Qutb Shah (hacia 1590-1600) en Salar Jung Museum, Hyderabad son obras maestras. Las 5 ilustraciones en un manuscrito del Diwan-i-Hafiz (c.1630) en el Museo Británico de Londres pertenecían al período del reinado de Abdullah Qutb Shah. La pintura de Golkonda superviviente más sobresaliente probablemente sea la procesión del sultán Abdullah Qutb Shah montando un elefante (alrededor de 1650) en la Biblioteca Pública Estatal Saltykov-Shtshedrine, St. Petersberg.
Qutb Shahi designaron a los hindúes en puestos administrativos importantes. Ibrahim Quli Qutb Shah nombró a Murari Rao como Peshwa, el segundo solo para Mir Jumla (primer ministro).

Los sultanatos del Sur
El fracaso de los sultanes de asegurarse el dominio del Decán y del Sur de la India resultó en la aparición de una serie de dinastías tales como el Sultanato de Bahmani (1347-1527) y el imperio hinduista de Vijayanagara (1336-1565).
Zafar Khan, un gobernador provincial bajo los Tughluqs, se rebeló contra los turcos y se proclamó Sultán tomando el título de Ala-ud-Din Bahman Shah en 1347. El Sultanato de Bahmani, localizado al norte del Decán, duró cerca de dos siglos, hasta que fue fragmentado en 1527 en cinco Estados menores conocidos como los sultanatos de Decán (Bijapur, Golconda, Ahmednagar, Berar y Bidar). El sultanato de Bahmani adoptó los métodos de cobro de impuestos y de administración establecido por los sultanes de Delhi y su caída fue originada por la competencia y odio entre los inmigrantes musulmanes y hinduistas conversos con extranjeros y oficiales en servicios temporales. El sultanato de Bahmani inició un proceso cultural importante particularmente en la arquitectura y la pintura.

El Imperio de Vijayanagara
El Imperio vijayanagara fue un imperio nacido en la meseta del Decán, en el centro-sur de la India, que en su momento de mayor esplendor llegó a poseer el tercio sur del subcontinente. En kannada se le conoce por (Vijayanagara Sāmrājya), y en télugu se le denomina (Vijayanagara Sāmrājyam). Establecido en 1336 por Harihara I y su hermano Bukka Raya I, existió hasta 1646, si bien su decadencia comenzó tras una aplastante derrota militar contra los sultanatos del Decán en 1565 de la que nunca se recuperó. 
El Imperio recibe el nombre oficial que se le daba por entonces a su capital, Vijayanagara (en español: La Ciudad de la Victoria), cuyas ruinas, declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, rodean la localidad hoy llamada Hampi en el estado de Karnataka. Las crónicas de los viajeros de la época como Duarte Barbosa, Niccolò Da Conti o Domingo Paes y Fernão Nunes, quienes, basándose en sus experiencias en la India dieron lugar a la Chronica dos Reis de Bisnaga; y los registros locales nos brindan información crucial sobre su historia. Las excavaciones arqueológicas revelan el poder y riqueza de este Imperio.

El legado del Imperio incluye gran cantidad de monumentos dispersos por todo el sur de la India, si bien los restos más importantes son los de Hampi. Las milenarias escuelas arquitectónicas de la India se combinaron, creando en Vijayanagara un estilo nuevo, propio, que se volcaría en los templos hindúes que se levantaron durante la época, primero en el Decán y después entre las demás regiones del Imperio mediante el uso de los materiales de que se disponía según el lugar. Las estructuras más antiguas muestran influencias del sultanato de Delhi. Una administración eficiente e intensos intercambios comerciales marítimos proveyeron al Imperio de los últimos adelantos tecnológicos, como el empleo de nuevos sistemas de regadío. La corte imperial incentivó las bellas artes, provocando el resurgir de la literatura en kannada, télugu, támil y sánscrito, mientras que la música carnática evolucionó desde posturas que durante siglos habían permanecido estática hasta adoptar las reglas que aún hoy se utilizan. El Imperio vijayanagara fue un punto de inflexión en la historia del subcontinente que trascendió los regionalismos promoviendo el hinduismo como factor de unión.
Con relación al origen del Imperio vijayanagara circulan varias teorías: algunas fuentes indican que Harihara I y Bukka Raya I, fundadores del Imperio, fueron nobles télugu de la dinastía Seuna de Devagiri que se autoproclamaron descendientes de la tribu aria de los iadus​ y conquistaron los territorios septentrionales del Imperio hoysala, en descomposición. Otros historiadores les consideran comandantes de las fuerzas del ejército hoysala destacadas en Tungabhadra para prevenir una invasión musulmana desde el norte []o como dirigentes del Principado de Anegondi, en Karnataka, al frente de una coalición de pequeños reinos hindúes contra los invasores musulmanes. Más allá de su origen, los historiadores están de acuerdo en que los hermanos fueron apoyados e inspirados por Vidyaranya (siglo XIV), un monje del monasterio de Sringeri, para que impidiesen la penetración de los musulmanes en el sur de la India. ​ El estudio de escritos de algunos viajeros medievales a su paso por la India ha permitido descubrir antiguos núcleos de población del Imperio. Las excavaciones en el antiguo territorio de Vijayanagara, cuyo recinto arqueológico sigue en estudio después de más de un siglo, han sacado a la luz ingente información sobre su historia, fortificaciones y desarrollo tecnológico y arquitectónico.

Antes de la aparición del Imperio a principios del siglo XIV, los reinos hindúes del Decán (los Seuna de Devagiri, la dinastía Kakatiya de Warangal, el reino Pandya de Madurai, el Imperio hoysala y el pequeño reino de Kampili) estaban acostumbrados a sufrir periódicamente invasiones musulmanas desde el norte, y a lo largo de la primera mitad del siglo XIV quedaron prácticamente destruidos tras el saqueo de sus capitales por Alaudín Khilji y Muhammad bin Tughluq, los sultanes de Delhi. Sin embargo, debido a la inestabilidad interna del sultanato, a los reinos hindúes se les permitió mantener casi todos sus territorios siempre y cuando pagasen tributos. Tras la muerte del rey de Hoysala Vira Ballala III en una batalla contra el naciente sultanato de Madurai en 1343, el Imperio hoysala fue absorbido por el naciente Imperio vijayanagara, que tomó su testigo. Durante las siguientes dos décadas, Harihara I se haría con el control de la mayor parte del territorio al sur del río Krishná, ​ lo que le valió el título de Purvapaschima Samudradhishavara (señor de los océanos de Oriente y Occidente).
Hacia 1374, Bukka Raya I, hermano y sucesor de Harihara I a su muerte, se había anexionado los territorios del señorío de Arcot, de la dinastía Reddy de Kondavidu, del sultanato de Madurai y había extendido sus dominios hasta Goa en el oeste y el doab (lengua de tierra entre dos ríos) de los ríos Tungabhadra y Krishna al norte. Llegó a recibir tributo de la isla de Lanka y a intercambiar embajadas con la dinastía Ming de China. La primera capital estaba enclavada en el Principado de Anegondi, en la orilla norte del río Tungabhadra en lo que hoy es Karnataka, y Bukka Raya I la trasladó a Vijayanagara, al sur del río.
Con el Imperio en sus manos, Harihara II, el segundo hijo de Bukka Raya I, expandió sus tierras más allá del río Krishna y consolidó el Imperio mediante la dominación de todo el sur de la India. El siguiente gobernante, Deva Raya I, ​ se enfrentó con éxito a los Gajapati de Orissa y emprendió grandes proyectos de fortificación y regadío. ​ Deva Raya II (llamado Gajabetekara) le sucedió en 1424 y fue probablemente el más hábil de los gobernantes de la dinastía Sangama. ​ Sofocó una rebelión emprendida por los nobles de Kollam y mantuvo a raya al zamorín (gobernante) de Kozhikode. Invadió la isla de Sri Lanka y sometió a los reyes de Pegu y Tenasserim, en la actual Birmania. El Imperio entró en crisis hacia finales del siglo XV hasta las intervenciones del comandante y primer ministro Saluva Narasimha Deva Raya en 1485 y el general Tuluva Narasa Nayaka en 1491. Tras veinte años de inestabilidad y rebeliones, ascendió al trono Krishna Deva Raya, hijo de Tuluva Narasa Nayaka.
A lo largo de las siguientes décadas, el Imperio restableció su control de la península india y rechazó las invasiones de los cinco sultanatos del Decán. El Imperio entró en una Edad de Oro, las batallas que libraba se contaban por victorias. El Imperio se anexionó áreas que habían permanecido históricamente bajo el control de los sultanatos del norte, y territorios al este del Decán, incluyendo Kalinga, a la vez que mantuvo su control sobre sus vasallos del sur. Durante esta época se erigieron y proyectaron muchos grandes monumentos.
A Krishna Deva Raya le siguieron Achyuta Raya en 1530 y Sadasiva Raya en 1542, si bien el poder efectivo recayó en las manos de Aliya Rama Raya, yerno de Krishna Deva Raya, cuya relación con los sultanatos del Decán que se habían aliado contra él ha sido objeto de controversias.
La repentina muerte de Aliya Rama Raya el año 1565 en la batalla de Talikota contra la alianza formada por los sultanatos del Decán en lo que se anunciaba como una clara victoria para Vijayanagara, hundió a las filas imperiales en el caos. El Imperio vijayanagara no sólo sufrió una severa derrota en el campo de batalla: Hampi, la capital, fue ocupada, saqueada y destruida. La ciudad nunca fue rehabilitada, y sus ruinas permanecen intactas hoy en día. Tirumala Raya, el único comandante que sobrevivió, abandonó Vijayanagara y marchó hacia Penukonda con 550 elefantes cargados de riquezas
El Imperio poco a poco entró en declive, a pesar de que se mantuvieron las relaciones comerciales con Portugal, y al Imperio británico se le cedieron una serie de territorios en donde más tarde se erigió la ciudad de Madrás. ​ A Tirumala Deva Raya le sucedió su hijo Sriranga I, y a la muerte de éste sin descendencia ascendió al trono su hermano menor, Venkata II, que ante las continuas pérdidas de territorio se vio forzado a trasladar la capital a Chandragiri, si bien finalmente consiguió repeler los ataques del Sultanato bahmaní y conservar Penukonda. En 1614 nombró sucesor a Sriranga II, pero la decisión originó conflictos entre la nobleza y Sriranga II fue asesinado. Tras una cruenta guerra civil de tres años, se proclamó rey a Ramadeva, hasta su fallecimiento en 1632. Su sucesor, Venkata III, trasladó la capital a Vellore después de ser sorprendido por una rebelión liderada por su sobrino en 1638. Falleció en 1642 en extrañas circunstancias, y su sobrino se hizo con el poder con el nombre de Srinanga III.
Finalmente, lo que quedaba del Imperio fue conquistado en 1646 por los ejércitos de Bijapur y Golconda. Los principales vasallos del Imperio —el reino de Mysore, y los territorios de los principales nayakas— se declararon independientes y, si bien no llegarían nunca a tener la importancia de Vijayanagara, cumplirían con éxito la misión de salvaguardar la cultura hindú. ​ Los reinos de los nayakas sobrevivieron hasta el siglo XVIII, y el reino de Mysore se mantuvo como principado independiente hasta la Independencia de la India aunque su administración corrió a cargo del Raj británico desde la muerte en 1799 del sultán Fateh Ali Tipu.
Los gobernantes del Imperio vijayanagara adoptaron la administración que venían aplicando los reinos de Hoysala, Kakatiya y Pandya, si bien adoptaron ciertas costumbres del Sultanato de Delhi. El rey era la autoridad suprema, pero le asistía un consejo de ministros (pradhana) con un valido o primer ministro al frente (mahapradhana). Otros cargos de gobierno lo suficientemente importantes como para ser grabados en piedra eran el secretario de Estado (karyakartha o raya-swami) y los oficiales imperiales (adhikari). Todos los ministros y altos cargos, para optar al puesto, debían demostrar experiencia en tácticas militares. En una secretaría anexa al palacio real se empleaba a escribas y otros oficiales que organizaban la burocracia del Imperio; los comunicados y leyes eran firmados con sellos de cera con el emblema del rey. ​ En el nivel más bajo, estaban los contables (karanikas o karnam) y guardias de palacio (kavalu), supervisados por los terratenientes feudales más acaudalados (goudas). La administración de palacio estaba dividida en 72 departamentos (niyogas) en los que se empleaba a una gran cantidad de mujeres elegidas por su juventud y belleza (algunas extranjeras o capturadas como botín de guerra), a las que previamente se había instruido en tareas administrativas sencillas y en el servicio a la nobleza, ya fuese como cortesanas o como concubinas.
El Imperio estaba dividido en cinco grandes provincias (rajya o ‘reinos’), cada una bajo control de un comandante supremo (danda-nayaka o danda-natha) y administradas por un gobernador, habitualmente perteneciente a la familia real, que utilizaba los idiomas locales para agilizar la administración. Un rajya se dividía en regiones (visahaya vente o kottam), y estas en condados (sime o nadu), que a su vez se subdividían en municipios (kampana o sthala). Las familias nobles administraban y heredaban sus propios territorios y rendían tributo al emperador, aunque algunos lugares, como Keladi o Madurai, se encontraban bajo supervisión directa de un comandante.
En el campo de batalla, el mando lo ostentaban los comandantes reales. La estrategia imperial raramente se basaba en invasiones a gran escala, la técnica habitual era desarrollar pequeños ataques escalonados en los que se atacaban y destruían los fuertes uno a uno. El Imperio fue uno de los primeros reinos indios que emplearon artillería de largo alcance manejada por soldados extranjeros (de entre los cuales se decía que los mejores provenían de lo que hoy en día es Turkmenistán). Había dos clases de soldados: los que conformaban la Guardia Real, reclutados directamente por el Imperio, y los que formaban parte de las filas al servicio de cada noble.
El ejército personal del rey Krishna Deva Raya llegó a estar formado por 100 000 soldados, 20 000 caballeros y más de 900 elefantes de guerra. Se trataba sólo de una fracción del ejército, del que se sabe que en algunos momentos llegó a estar formado por más de dos millones de personas y una armada, como evidencia el empleo del término navigadaprabhu (almirante supremo). Las levas eran sufridas por igual por todas las clases sociales, pero los terratenientes además estaban obligados a pagar tributos adicionales. La infantería estaba formada por arqueros y mosqueteros protegidos con túnicas acolchadas, soldados vestidos con armadura armados con espadas y dagas, y hombres equipados con escudos tan grandes que no necesitaban ninguna protección adicional. Los caballos y elefantes estaban fuertemente protegidos por armaduras metálicas completas, y los elefantes llevaban cuchillos atados a los colmillos para causar el máximo daño posible.
La capital dependía por completo de un sistema artificial de distribución y almacenamiento de agua, y por ello se procuraba tener garantizado el suministro de todo un año. Los restos de este sistema representan para los historiadores una oportunidad de conocer los métodos de distribución de agua superficial (ríos y lagos) de aquella época en un entorno por entonces semiárido. Las inscripciones y los relatos de quienes visitaron la región describen la forma en que se erigían enormes tanques de almacenamiento. Las excavaciones han descubierto los restos de un avanzado sistema de distribución que daba servicio únicamente a las dependencias reales y a los templos principales, sugiriendo que se empleaba en exclusiva por la realeza y en las ceremonias más importantes, con sofisticados canales que se servían de la fuerza de la gravedad y hacían uso de sifones para transportar el agua a través de tuberías. ​ Las únicas estructuras que nos indican un posible uso público del sistema son grandes tanques en los que se almacenaba el agua durante la temporada de los monzones y que en verano se secaban (excepto en los casos en que se conectaba el tanque a manantiales o corrientes subterráneas). En regiones más fértiles, cerca del río Tungabhadra, se excavaron canales para desviar el curso del río hasta albercas. Estas albercas tenían esclusas que se abrían y cerraban para distribuir el flujo del agua. En otras regiones, la administración promovía la creación de pozos. Los grandes aljibes de la capital se subvencionaron con dinero de las arcas reales, mientras que los contenedores más pequeños eran costeados por nobles y burgueses que buscaban reconocimiento social.

Los gobernantes del imperio de Vijayanagara mantuvieron los métodos administrativos que funcionaban bien desarrollados por sus predecesores, los reinos de Hoysala, Kakatiya y Pandya, para gobernar sus territorios e hicieron cambios solo cuando fue necesario. El rey era la máxima autoridad, asistido por un gabinete de ministros (Pradhana) encabezado por el primer ministro (Mahapradhana). Otros títulos importantes registrados fueron el secretario en jefe (Karyakartha o Rayaswami) y los oficiales imperiales (Adhikari). Se requirió que todos los ministros y oficiales de alto rango tuvieran entrenamiento militar. Una secretaría cerca del palacio del rey empleó a escribas y oficiales para mantener registros oficiales haciendo uso de un sello de cera impreso con el anillo del rey. En los niveles administrativos inferiores, terratenientes feudales adinerados (Goudas) supervisaron contables (Karanikas o Karnam) y guardias (Kavalu). La administración del palacio se dividió en 72 departamentos (Niyogas), cada uno con varias asistentes femeninas elegidas por su juventud y belleza (algunas importadas o capturadas en batallas victoriosas) que fueron entrenados para manejar asuntos administrativos menores y para servir a hombres de la nobleza como cortesanas o concubinas.
El imperio estaba dividido en cinco provincias principales (Rajya), cada una bajo un comandante (Dandanayaka o Dandanatha) y encabezada por un gobernador, a menudo de la familia real, que usaba el idioma nativo para fines administrativos. Un Rajya fue dividido en regiones (Vishaya Vente o Kottam) y luego dividido en condados (Sime o Nadu), ellos mismos subdivididos en municipalidades (Kampana o Sthala). Las familias hereditarias gobernaron sus respectivos territorios y rindieron homenaje al imperio, mientras que algunas áreas, como Keladi y Madurai, quedaron bajo la supervisión directa de un comandante.
En el campo de batalla, los comandantes del rey lideraron a las tropas. La estrategia de guerra del imperio rara vez involucraba invasiones masivas; más a menudo empleó métodos de pequeña escala como atacar y destruir fortalezas individuales. El imperio fue uno de los primeros en la India en utilizar artillería de largo alcance comúnmente tripulada por artilleros extranjeros (los que desde el día de hoy Turkmenistán fueron considerados los mejores). Las tropas del ejército eran de dos tipos: el ejército personal del rey reclutado directamente por el imperio y el ejército feudal bajo cada feudatorio. El ejército personal del rey Krishnadevaraya consistía en 100,000 soldados de infantería, 20,000 soldados de caballería y más de 900 elefantes. Este número era solo una parte del ejército con más de 1,1 millones de soldados, una cifra que variaba ya que también se ha registrado un ejército de dos millones junto con la existencia de una armada, como lo demuestra el uso del término Navigadaprabhu (comandante de la marina ) El ejército reclutado de todas las clases de la sociedad (apoyado por la recaudación de tributos feudales adicionales de gobernantes feudatarios), y consistía en arqueros y mosqueteros vestidos con túnicas acolchadas, escuderos con espadas y poignards en sus fajas, y soldados con escudos tan grandes que ninguna armadura era necesaria. Los caballos y los elefantes estaban completamente armados y los elefantes tenían cuchillos sujetos a sus colmillos para causar el máximo daño en la batalla.
La ciudad capital dependía completamente de los sistemas de suministro de agua construidos para canalizar y almacenar agua, lo que garantiza un suministro constante durante todo el año. Los restos de estos sistemas hidráulicos han dado a los historiadores una imagen de los métodos de distribución de aguas superficiales predominantes en uso en ese momento en las regiones semiáridas del sur de la India. Registros y notas contemporáneos de viajeros extranjeros describen cómo enormes tanques fueron construidos por los trabajadores. Las excavaciones han descubierto los restos de un sistema de distribución de agua bien conectado que existe únicamente dentro del recinto real y los grandes complejos de templos (sugiriendo que era para uso exclusivo de la realeza, y para ceremonias especiales) con canales sofisticados utilizando gravedad y sifones para transportar agua a través de tuberías. Las únicas estructuras que se asemejan a las obras sanitarias públicas son los restos de los grandes tanques de agua que recogieron el agua del monzón estacional y luego se secaron en verano, a excepción de los pocos alimentados por manantiales. En las fértiles áreas agrícolas cercanas al río Tungabhadra, se cavaron canales para guiar el agua del río hasta los tanques de riego. Estos canales tenían compuertas que se abrieron y cerraron para controlar el flujo de agua. En otras áreas, la administración alentó la excavación de pozos monitoreados por las autoridades administrativas. Grandes tanques en la capital fueron construidos con mecenazgo real, mientras que los tanques más pequeños fueron financiados por individuos ricos para ganar mérito social y religioso.

Economía
La fundación y expansión del Imperio supuso una revitalización de la economía india, y su coincidencia en el tiempo con la llegada de los primeros exploradores europeos significó una explosión de la actividad comercial a gran escala gracias a un sistema económico centralizado y regulado, y a unas relaciones comerciales sólidas con Portugal y China. Harihara I ordenó la creación de fábricas de moneda en las principales ciudades del reino con el objetivo de acabar con la carestía de divisas y, en caso de necesidad, el gobierno daba autorización a algunos nobles para que emitieran monedas en nombre del rey. La moneda oficial del Imperio, hecha de oro, recibió el nombre oficial de varaha, y era divisible en fracciones según su peso. Además, para el comercio a pequeña escala se pusieron en circulación monedas de plata y cobre como la tara, el kani o el jital. A la varaha también se la conocía popularmente como pon, hon o gadyana. Los ingleses la denominaron (y aún hoy lo hacen) pagoda. Habitualmente, las monedas llevaban en su anverso la imagen de alguna divinidad y el reverso sin tallar, o bien con el nombre del Emperador en canarés o en sánscrito.
La economía del Imperio dependía en gran medida de la agricultura. Se plantaba grano (jowar), algodón y legumbres en las regiones más secas, mientras que en las áreas más lluviosas se cultivaban la caña de azúcar, arroz y trigo. Las hojas de betel (también llamada areca), masticables, y el coco componían el grueso de los cultivos para exportación; y la producción de algodón a gran escala servía para abastecer a la pujante industria textil del país. Algunas especias como la pimienta, el cardamomo, la cúrcuma y el jengibre, originarias de la montañosa región de Malenadu, en Karnataka, se transportaban hasta las ciudades en cantidades suficientes para el comercio. La capital era un próspero centro de negocios con un mercado creciente de oro y piedras preciosas. La prolífica construcción de templos daba estabilidad y ocupación a arquitectos, escultores, artesanos y obreros por igual.
La propiedad de la tierra era importante. La mayoría de los agricultores cultivaban la tierra al servicio de un noble y en ciertos casos se les otorgaban derechos sobre ellas. Los impuestos se calculaban según la elaboración de un producto y su impacto en otros sectores. Por ejemplo, los fabricantes de perfumes necesitaban determinadas cantidades de pétalos de rosa para obtener un producto rentable, así que al cultivo de rosas se le imponían menores tasas. ​ Con la producción de sal se seguía un sistema similar. La venta de ghee (manteca), ya fuera para consumo humano o para lámparas, era rentable. Se intensificaron los intercambios comerciales con China, en los que se incluían algodón, especias, joyas, piedras semipreciosas, marfil, cuernos de rinoceronte, ébano, ámbar y productos aromáticos, como perfumes. Grandes buques chinos se acercaban, incluyendo algunos bajo control del famoso almirante Zheng He, y atracaban en cualquiera de los más de 300 puertos que el Imperio poseía desde el mar Arábigo hasta el golfo de Bengala, destacando los de Mangalore, Honavar, Bhatkal, Barkur, Cochín, Cananor, Machilipatnam y Dharmadam.
Una vez que un mercante atracaba en un puerto, las mercancías eran custodiadas por las autoridades, y a todos los productos vendidos se les cobraba aranceles. Mercaderes de diferentes lugares del mundo (árabes, persas, guyaratíes, jorasmios) se asentaron en Calicut, buscando aprovechar las oportunidades que les ofrecía este mercado. ​ También prosperó la industria náutica, se construyeron barcos capaces de aguantar varias toneladas mediante la técnica de cosido con cuerdas, en lugar de fijar las tablas una a una con clavos. En ocasiones los barcos se dirigían a puertos tan alejados como Adén o Yida, con acceso a La Meca, para el transporte de mercancías imperiales hasta países tan remotos como Venecia. El artículo más demandado en el exterior era la pimienta, pero también se exportaba en grandes cantidades jengibre, canela, cardamomo, cerezas, madera de tamarindo, casia purgante, piedras preciosas y semipreciosas, perlas, almizcle, ámbar gris, plantas y semillas de ruibarbo, aloe, ropa y manteles de algodón y porcelana. A Burma se exportaba fibra de algodón y a Persia índigo, para la fabricación de tinte morado. Desde Palestina se importaba cobre, mercurio, bermellón, coral, azafrán, terciopelo, agua de rosas, cuchillos, prendas de piel de camello, oro y plata. En Persia se compraban caballos. De China se traía seda, y de Bengala, azúcar. El principal socio comercial para todas las importaciones de Occidente, sin embargo, era Portugal, que desde su base en Goa comerciaba con Vijayanagara, apoyándoles económicamente en caso de guerra contra los sultanatos musulmanes.
El comercio en la costa este alcanzó cotas nunca antes vistas en la región, con intercambios con Golconda, donde el arroz, mijo, legumbres y tabaco eran producidos a gran escala. Los cultivos de plantas para tintes eran bastante grandes para abastecer a toda la industria del país. Machilipatnam, una región rica en minerales, era la fuente de hierro y acero de la más alta calidad y de mayor interés para comerciantes extranjeros. La minería de diamantes era una industria establecida en la región de Kollam. ​ La industria de refinamiento de algodón daba lugar a dos tipos de tela: calicó y muselina. Java y el lejano oriente eran el destino de la ropa fabricada con patrones de color ideados por los tejedores y sastres locales. Golconda se especializó en algodón virgen y Paliacate en algodón coloreado. Los productos extranjeros que más habitualmente recibía la costa este eran metales no ferrosos, alcanfor y bienes de lujo, como porcelanas y seda.
Este relieve muestra una procesión de soldados y comerciantes, una muestra de la prosperidad del Imperio.

Sociedad
La mayoría de los detalles que conocemos sobre la sociedad del Imperio vijayanagara nos ha llegado a través de los cuadernos de viaje que escribieron los visitantes contemporáneos, y la información que nos brindan las excavaciones arqueológicas. El sistema de castas era una norma social de primer orden que se cumplía y se hacía cumplir a rajatabla. Cada casta estaba representada en cada población por un consejo de ancianos. Estos grupos eran los responsables de la promulgación y mantenimiento de leyes, si bien necesitaban un decreto real que les autorizase a aplicar una determinada regla. Los intocables también formaban parte del sistema de castas, y estaban representados por varios líderes (kaivadadavaru).
Las comunidades musulmanas tenían sus propios representantes en Karnataka. ​ El sistema de castas, no obstante, no influyó a la hora de promocionar a cargos superiores en el ejército o la administración a personas que hubiesen prestado un servicio valioso. Por otro lado, el sistema sí sirvió para que se tuviese en gran estima a los brahmanes. Salvo excepciones que eligieron la carrera militar, los brahmanes se dedicaron a la espiritualidad y la literatura. Su separación de la riqueza material y el poder les convirtió en los árbitros ideales en disputas judiciales a nivel local, y la presencia de brahmanes en cada pueblo y aldea se organizaba desde los círculos aristocráticos, para mantener el orden. ​ Y aún más, la fama alcanzada por intelectuales de castas inferiores (como los poetas Molla, Kanaka dasa o Vemana, en télugu; o Sarvajna, en kannada) muestra el grado de cohesión y fluidez social que obtuvo el Imperio.
El ritual satí, aunque voluntario, era un hecho común, si bien se realizaba mucho más a menudo entre las clases más altas. Sólo en el área de influencia de Vijayanagara se han descubierto más de cincuenta inscripciones relacionadas con el ritual. Estas inscripciones reciben en télugu el nombre de satikal (piedras satí) o sati-viirakal (piedras satí del honor). Las satikal conmemoraban la costumbre de las viudas de, mientras la pira funeraria de su marido arde, lanzarse al fuego; mientras que las sati-viirakal estaban destinadas a recordar a aquellas mujeres que practicaban satí tras la muerte de su marido en la batalla de manera honorable. En ambos casos, la mujer era reconocida al nivel de una semidiosa, y se la conmemoraba con el grabado de un Sol y una Luna creciente en la piedra conmemorativa.
Los movimientos sociales y religiosos de siglos anteriores, como el protagonizado por los lingayatíes, permitieron mayor flexibilidad en las conductas sociales tradicionalmente más coercitivas hacia las mujeres. Finalmente, las mujeres del sur de la India derribaron la mayoría de los muros y se implicaron activamente en materias hasta entonces consideradas «de hombres», como la administración, negocios, comercio, incluso las bellas artes.
​Tirumalamba Devi y Ganga Devi, autoras de Varadambika Parinayam y Madhuravijayam respectivamente, son dos de los ejemplos más notables de poetisas de la época. ​ También alcanzaron altas cotas de popularidad pioneras de la poesía télugu como Tallapaka Timmakka o Atukuri Molla. Se sabe que los Nayakas de Tanjore patrocinaron a gran número de poetas y peotisas. También hubo lugar para el culto devadasi, y para la prostitución, dentro de una zona asignada en cada ciudad. Se sabe que los harenes fueron muy frecuentados por hombres de la nobleza y la familia Real.
Las mujeres con posibles vestían con petha o kullavi, un turbante de seda con incrustaciones en oro. Como en prácticamente todas las sociedades hindúes, las joyas y adornos de lujo eran un complemento usado tanto por hombres como por mujeres; nos han llegado descripciones del uso de tobilleras, pulseras, brazaletes, anillo, collares y pendientes de todo tipo. En las fiestas, hombres y mujeres se adornaban con guirnaldas de flores y utilizaban perfumes de agua de rosas, almizcle o sándalo.​ En contraste con los más humildes, la familia real vivía rodeada de pompa en la corte. Las reinas y princesas tenían una multitud de sirvientes, y todos ellos iban vestidos con las telas más finas y joyas; y sus trabajos eran, además de muy específicos, poco engorrosos.
El ejercicio físico era una práctica muy popular entre los hombres, y el deporte más popular era la lucha libre. Incluso se conoce la existencia de luchadoras. ​ Los palacios reales en cada ciudad disponían de un gimnasio, y en tiempos de paz los comandantes y sus ejércitos tenían la orden de entrenar. Los palacios reales y los mercados tenían lugares específicos para que tanto los nobles como el pueblo llano disfrutasen de campeonatos de peleas de gallos, carneros o lucha libre femenina. ​ Las excavaciones en la ciudad de Vijayanagara nos muestran la vida pública en su día a día mediante grabados en piedra, tribunas, vías, y templos, indicando que se trataba de lugares en los que la gente se relacionaba. También aparecen juegos, unos aún hoy se practican, y otros todavía deben ser identificados.

Cultura
Durante el Imperio vijayanagara florecieron las artes en general. Durante los períodos de mayor estabilidad se llevaron a cabo grandes inversiones en infraestructuras, proyectos arquitectónicos a largo plazo y se fomentó el patrocinio y mecenazgo de músicos, escritores, poetas, escultores, pintores, religiosos e incluso deportistas. Para cumplir con el papel de Vijayanagara como principal estandarte de la milenaria cultura hindú se buscó la recuperación del arte tradicional, que evolucionó de un modo aún tangible en la actualidad.
La arquitectura del Imperio es una armoniosa combinación de los estilos Chalukya, Pandya, Hoysala y Chola, los predominantes en la región durante los siglos anteriores. La influencia de esta unión en la arquitectura, la escultura y la pintura hizo que este nuevo estilo se mantuviese como el modelo a seguir siglos después de la caída de Vijayanagara.

La arquitectura de Vijayanagara puede clasificarse ampliamente en arquitectura religiosa, cortesana y cívica, al igual que las esculturas y pinturas asociadas. El estilo Vijayanagara es una combinación de los estilos Chalukya, Hoysala, Pandya y Chola que evolucionaron a principios de los siglos cuando estos imperios gobernaron y se caracterizan por un retorno al arte simplista y sereno del pasado.
Durante los aproximadamente 400 años durante el gobierno de los imperios Chalukya occidental y Hoysalas, el material más popular para la construcción de templos fue el esquisto clorítico o esteatita. Esto también fue cierto para la escultura, ya que la esteatita es suave y fácil de tallar. Durante el período Vijayanagar, se prefirió el granito duro local en el estilo Badami Chalukya, aunque se utilizaron esteatita para algunos relieves y esculturas. Si bien el uso de granito redujo la densidad de las obras esculpidas, el granito era un material más duradero para la estructura del templo. Debido a que el granito es propenso a descamarse, pocas piezas de esculturas individuales alcanzaron los altos niveles de calidad observados en siglos anteriores. Para cubrir la irregularidad de la piedra utilizada en las esculturas, los artistas emplearon yeso para dar a la superficie áspera un acabado liso y luego la pintó con colores vivos.
Los templos de Vijayanagara generalmente están rodeados por un fuerte recinto. Los pequeños santuarios consisten simplemente en un garbhagriha (santuario) y un porche. Los templos de tamaño mediano tienen un garbhagriha, shukanasi (antecámara), un navaranga (antrala) que conecta el lugar sagrado y el mandapa externo (salón), y un rangamantapa (salón cerrado con pilares). Los grandes templos tienen un alto Raya gopuram construido con madera, ladrillo y estuco en estilo Chola. El término Raya se agrega para indicar una gopura construida por Vijayanagar Rayas. La parte superior del gopuram tiene un shalashikhara que se asemeja a un barril hecho para descansar de lado. Grandes figuras de tamaño natural de hombres, mujeres, dioses y diosas adornan el gopuram. Este estilo influenciado por Tamil Dravida se hizo popular durante la dominación del rey Krishnadevaraya y se ve en los templos del sur de la India construidos durante los próximos 200 años. Ejemplos de Rayagopuram son el Templo Chennakesava en Belur y los templos en Srisailam y Srirangam. Además de estas estructuras, los templos medianos tienen un pasaje circumambulatorio cerrado (Pradakshinapatha) alrededor del santuario, un mahamantapa abierto (sala grande), un kalyanamantapa (sala ceremonial) y un tanque del templo para atender las necesidades de las celebraciones anuales.
Los pilares de los templos a menudo tienen grabados de caballos cargados o hipogrifos (Yali): caballos de pie sobre las patas traseras con las patas delanteras levantadas y jinetes en la espalda. Los caballos en algunos pilares miden de siete a ocho pies de altura. En el otro lado del pilar son generalmente tallas de la mitología hindú. Los Pilares son generalmente rectangulares con decoración temática mitológica en todos los lados. Algunos pilares tienen un grupo de pilares más pequeños alrededor de un eje de pilar central. Los soportes inferiores de estos pilares tienen grabados de dioses y diosas. Las tallas de hipogrifos muestran claramente la destreza de los artistas que las crearon.
Los Mantapas están construidos sobre plintos cuadrados o poligonales con frisos tallados que tienen entre cuatro y cinco pies de alto y tienen entradas ornamentadas escalonadas en los cuatro lados con elefantes en miniatura o con balaustradas Yali (parapetos). Los Mantapas son apoyados por pilares ornamentados. El estilo de 1,000 columnas con grandes salas apoyadas por numerosos pilares fue popular. El Jain Basadi de 1.000 columnas en Mudabidri es un ejemplo. Los templos más grandes tienen un santuario separado para la deidad femenina. Algunos ejemplos de esto son los templos de Hazara Rama, Balakrishna y Vitthala en Hampi.
Algunos santuarios en el área de Vitthalapura dentro de Vijayanagara fueron consagrados específicamente para los santos Tamil Alwar y para el gran santo Vaishnava, Ramanujacharya. Arquitectónicamente son diferentes en que cada altar tiene una imagen que representa al santo para cuya adoración se construyó el templo. Cada santuario tiene su propio recinto y una cocina separada y sala de alimentación para peregrinos. El tanque de almacenamiento de agua dentro del centro real, el [tanque stepwell escalonado] llamado, "Pushkarni", es un descubrimiento arqueológico reciente. El tanque escalonado está formado con losas de esquisto de clorita terminadas dispuestas en una formación simétrica con escalones y descansos que descienden al agua por los cuatro lados. Este es claramente un tanque estilo Chalukya occidental - Hoysala y se ve en muchas partes de Karnataka actual. Las inscripciones en las losas indican que el material fue traído desde fuera del área de Vijayanagara.

El templo de Virupaksha se encuentra en Hampi a 350 km de Bangalore, en el estado de Karnataka, en el sur de la India. Es parte del Grupo de Monumentos de Hampi, designado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. El templo está dedicado a Virupaksha, una forma de Shiva. El templo fue construido por Lakkan Dandesha, un caudillo bajo el gobernante Deva Raya II del Imperio Vijayanagara.
Hampi, capital del imperio Vijayanagara, se encuentra a orillas del río Tungabhadra. El Templo Virupaksha es el principal centro de peregrinación en Hampi, y ha sido considerado el santuario más sagrado de los siglos. Está intacto entre las ruinas circundantes y todavía se usa en la adoración. El templo está dedicado a Lord Shiva, conocido aquí como Virupaksha, como la consorte de la diosa local Pampa que está asociada con el río Tungabhadra. También hay un templo Virupakshini Amma (diosa madre) en una aldea llamada Nalagamapalle, distrito de Chittoor, Andhra Pradesh, a unos 100 km de Tirupati.
La historia del templo no se ha interrumpido desde aproximadamente el siglo VII. El santuario de Virupaksha-Pampa existía mucho antes de que la capital de Vijayanagara se localizara aquí. Las inscripciones que se refieren a Shiva datan de los siglos IX y X. Lo que comenzó como un pequeño santuario se convirtió en un gran complejo bajo los gobernantes de Vijayanagara. La evidencia indica que hubo adiciones al templo en los últimos períodos Chalukyan y Hoysala, aunque la mayoría de los edificios del templo se atribuyen al período Vijayanagar. El enorme edificio del templo fue construido por Lakkana Dandesha, un cacique bajo la regla Deva Raya II del Imperio Vijayanagara.
Bajo los gobernantes de Vijayanagara, a mediados del siglo XIV, comenzó un florecimiento del arte y la cultura nativos. Cuando los gobernantes fueron derrotados por los invasores musulmanes en el siglo XVI, la mayoría de las maravillosas estructuras decorativas y creaciones fueron sistemáticamente destruidas.
La secta religiosa de Virupaksha-Pampa no terminó con la destrucción de la ciudad en 1565. La adoración allí ha persistido a lo largo de los años. A principios del siglo XIX hubo importantes renovaciones y adiciones, que incluyeron pinturas en el techo y las torres del norte y este de gopura.
En la actualidad, el templo principal consiste en un santuario, tres cámaras ante, una sala con pilares y una sala abierta con pilares. Un claustro con pilares, portales de entrada, patios, santuarios más pequeños y otras estructuras rodean el templo.
La entrada oriental de nueve niveles, que es la más grande a 50 metros, está bien proporcionada e incorpora algunas estructuras anteriores. Tiene una superestructura de ladrillo y una base de piedra. Da acceso al patio exterior que contiene muchos sub-santuarios.
La entrada oriental más pequeña conduce al patio interior con sus numerosos santuarios más pequeños.
Otro gopuram hacia el norte conocido como Kanakagiri gopura, lleva a un pequeño recinto con santuarios secundarios y, finalmente, al río Tungabhadra.
Un estrecho canal del río Tungabhadra fluye a lo largo de la terraza del templo y luego desciende a la cocina del templo y sale por el patio exterior.
Krishnadevaraya, uno de los reyes famosos del Imperio Vijayanagara fue uno de los principales patrocinadores de este templo. La más ornamentada de todas las estructuras en el templo, se cree que la sala central con pilares es su adición a este templo. Así es la torre de entrada que da acceso al patio interior del templo. Las inscripciones en una placa de piedra instalada junto a la sala con pilares explican su contribución al templo. Se registra que Krishna Devaraya encargó esta sala en 1510.
Gopuram del templo de Virupaksha

Gopuram del templo de Virupaksha



El Templo Vidyashankara construido en el siglo XIV (1338) está dedicado a Lord Shiva. El templo se encuentra casi en la entrada del río Tunga y es una maravilla arquitectónica. Una fusión de los estilos Hoysala, Chalukya, Vijaynagar y Dravidian, este templo fue construido por el pontífice, Sri Bharati Krishna Tirtha Acharya, como un tributo a su Guru, el 10º Acharya, Sri Vidyatirtha durante el reinado de los hermanos, Harihara y Bukka, los fundadores del imperio Vijaynagar. Su hermano y sucesor de Acharya Sri Vidyaranya fue el Gurú del Imperio Vijaynagar, fundado en 1336 y que tenía su capital en Hampi.
El templo tiene doce pilares adornados con esculturas y representan los doce signos del zodíaco y se dice que están colocados de tal manera que los rayos del sol caen sobre cada uno de ellos en el orden del calendario o los doce meses solares. Uno no puede perderse los anillos de piedra que cuelgan en el santuario que se ve en la mayoría de los monumentos construidos durante el período Vijaynagar. Las esculturas en los techos, las paredes e incluso el piso son representaciones de varios Puranas. Se dice que otro templo está enterrado debajo de este templo y hay una historia a su alrededor.


Sri Vidyatirtha fue el Acharya reinante en el siglo XIII cuando dos hermanos de Ekasilanagaram o Warangal de hoy fueron a su encuentro. Mientras que el hermano menor renombrado como Sri Bharati Krishna Tirtha se quedó con él, el más antiguo, Sri Vidyaranya viajó para difundir las doctrinas. Sri Vidyatirtha quería meditar y le explicó a Sri Bharati Krishna Tirtha que su cuerpo asumiría la forma de Chaturmurti Vidyeshwara después de los doce años de yoga.
Una cámara subterránea fue excavada cerca de la orilla del río Tunga y el pontífice entró en meditación con la instrucción de que nadie debería abrir la puerta durante doce años. Después de tres años, cuando Sri Bharati Krishna Tirtha estaba ausente, los asistentes por curiosidad se abrieron la cámara solo para ver que el cuerpo ya no estaba allí, pero había un linga en su lugar. Sri Bharati Krishna Tirtha estaba molesto por el incidente, pero recibió un mensaje de su Gurú para construir un templo allí y llamarlo el templo Vidyashankara. Sri Bharati Krishna Tirtha sucedió a Sri Vidyatirtha como el próximo Acharya y fue seguido por su hermano, Sri Vidyaranya.


Las obras arquitectónicas de referencia son sin duda el Kalyanamantapa (Salón de Bodas), el Vasanthamantapa (Corredor Descubierto) y la Rayagopura o Torre. Los arquitectos y escultores hicieron uso del abundante y resistente granito que se encuentra por la zona con vistas a proteger mejor la ciudad ante el permanente riesgo de invasión. Hay monumentos repartidos por toda la mitad sur de la India, pero no hay ninguno comparable a los edificios de Vijayanagara, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.
A lo largo del siglo XIV los monarcas continuaron inspirando construcciones de estilo vesara, típico del Decán, pero introdujeron asimismo gopurams dravídicos por motivos religiosos. El templo Prasanna Virupaksha (templo subterráneo) de Bukka Raya I y el templo Hazare Rama de Krishna Deva Raya I son ejemplos de la arquitectura del Decán. La variada e intrincada ornamentación de las columnas es su sello característico. En Hampi, sobresalen el templo de Vittala (el ejemplo más prominente de columnas estilo Kalyanamantapa) y el Hazara Ramaswamy como construcción más refinada. ​ Un aspecto visible de este estilo es su retorno al arte más sereno y simplista de la dinastía Chalukya. La construcción del templo de Vittala se prolongó durante décadas bajo la dinastía Tuluva.
Estatua de Shivá y su esposa Uma. Tomado del norte de la India, actualmente en el Instituto Smithsoniano (en Washington D. C.)

La ciudad de Vijayanagara contenía numerosos templos con ricos ornamentos y diversos altares para los dioses. Entre los más conocidos está el templo dedicado a Virupaksha, una de las manifestaciones de Shiva, el principal dios de los regentes de Vijayanagara. Los templos fueron un núcleo de diversas actividades culturales e intelectuales, si bien estas actividades estaban basadas más en las tradiciones locales que en la realidad política del momento. No había, sin embargo, intercambio cultural con los musulmanes, por cuanto estos eran considerados como impuros y por tanto excluidos de entrar en los templos. Cuando los regentes de los cinco sultanatos del Decán se unieron y atacaron Vijayanagara en 1565, el imperio se derrumbó en la batalla de Talikot.

El templo de Someshwara (también deletreado Someshvara o Somesvara), situado en la ciudad de Kolar, en el estado de Karnataka, India, es una ornamentada construcción de estilo dravidiano del siglo XIV de Vijayanagara. Someshwara, otro nombre para el dios hindú Shiva es la deidad que preside en el templo. El templo está protegido por el Archaeological Survey of India como un monumento de importancia nacional.
Según el historiador de arte George Michell, el plano general del templo se asemeja al templo de Someshvara en Bangalore, excepto que este templo es más rico en acabados y detalles. El templo se caracteriza por su alta superestructura (gopuram) sobre la entrada principal (mahadwara). La superestructura está construida de ladrillo y estuco. Aunque ambos templos tienen un gran pilar abierto mukhamantapa (sala) que lleva al sanctasanctórum (garbhagriha), en Kolar la mantapa abierta tiene una sala central rodeada por un piso elevado. Varios pilares ornamentados en el piso elevado sostienen el techo de la mantapa. El santuario principal tiene una torre de estilo dravida (sur de la India) (shikhara), un vestíbulo (sukanasi) que conecta el santuario con una navaranga (sala cerrada) que conduce a la gran mukhamandapa con pilares. El templo está encerrado por una pared enclaustrada (prakara). En la extensión frontal de la sala hay cuatro pilares de cuerpo entero que representan jinetes en Yalis ("bestias míticas"). Una ornamentada mantapa Kalyana ("sala de matrimonio") construida de granito, en la esquina suroeste del complejo, tiene pilares con esculturas decorativas en relieve. Michell fecha el templo hasta aproximadamente el siglo XVII, pero el Servicio arqueológico de la India data el templo del Imperio Vijayanagara temprano del siglo XIV. La base de la pared exterior del templo (adhishthana) consiste en molduras decorativas, con frisos de elefantes, enanos y leones que embellecen las molduras superiores. La pared exterior del templo tiene pilastras decorativas en miniatura (kumbha) con torrecillas (aedicule).
La gopura principal (torre sobre la entrada) del templo de Someshwara en Kolar

Vista de la mantapa abierta en el templo de Someshwara en Kolar

Vista de la mantapa abierta en el templo de Someshwara en Kolar

Pilares de Yali de la mantapa abierta en el templo de Someshwara en Kolar

El templo de Kanakachalapathi es un templo hindú del siglo XVI dedicado al dios Vishnu. Se encuentra en la ciudad de Kanakagiri,  conocido en la antigüedad como "Swarnagiri" (iluminado, "Colina de Oro") está a unos 3 km de la sede del distrito de la ciudad de Koppal. 
Kanakagiri es conocido por obtener su nombre actual de Kanaka Muni, un santo hindú que realizó la penitencia allí. La históricamente importante ciudad de Koppal, conocida en inscripciones antiguas como Kopana, también tiene importancia arqueológica debido al descubrimiento de dos inscripciones del gobierno del emperador Ashoka (siglo III d.C) en los pueblos cercanos Palkigundu y Gavimatha. Después del final del Imperio Maurya gobernaba la región cuando Koppal había sido un virreinato del sur, Koppal pasó a manos de notables dinastías del Deccan: la dinastía Satavahana, la dinastía Ganga occidental, la dinastía Hoysalas y Chalukya. El primer clásico Kannada disponible, el Kavirajamarga del Rey Nrupatunga Amoghavarsha I (r.814-878 d.C), menciona a Koppal en la oración Viditha Maha Kopana Nagara.
El templo Kanakachalapathi es un ejemplo de la arquitectura Dravidian de la era Vijayanagara. Es un monumento protegido bajo la división del estado de Karnataka del Archaeological Survey of India. El templo fue construido por el gobernante vasallo polyagar (Nayaka o señor feudal). El complejo del templo es grande con pasillos espaciosos (mantapa) y pilares masivos de Yali. Hay tres gopuras bien escalonadas (torre sobre la entrada) sobre tantas entradas. La escultura en el templo incluye las de figuras mitológicas en madera y pilastra, y la de reyes y reinas en piedra negra. La popularidad del templo está respaldada por un dicho local: "las personas con ojos deben ver a Kanakagiri y aquellos con piernas, Hampi", una afirmación de que el templo de Kanakachalapathi es una delicia para los ojos, ya que uno debe caminar incansablemente para disfrutar de la arquitectura maravillas de cerca de Hampi (Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO), el centro real de Vijayanagara, la capital del imperio Vijayanagara. En los meses de febrero y marzo, durante la temporada de Phalguna, el templo alberga una feria popular llamada la "feria de Kanakachalapathi" (Jatra).
Templo de Kanakachalapathi (siglo XVI)

Vista del templo de Kanakachalapathi desde la entrada mahadwara (entrada principal) en Kanakagiri en el distrito de Koppal

Espaciosa mantapa abierta del templo de Kanakachalapathi en Kanakagiri

Vista de la torre sobre la entrada principal desde el patio del templo de Kanakachalapathi en Kanakagiri

Pilares de Yali en el templo de Kanakachalapathi en Kanakagiri

Mantapa abierto grande con pilares de Yali en el templo de Kanakachalapathi en Kanakagiri

Vista posterior del templo de Kanakachalapathi en Kanakagiri

El templo hindú de Teru Malleshvara (también deletreado Teru Malleshwara) es un templo de la era Vijayanagara en la ciudad de Hiriyur, cerca de la históricamente importante ciudad de Chitradurga, en el estado indio de Karnataka. Hiriyur está situado en la orilla derecha del río Vedavati. La feria "Teru Malleshvara" (Jatra, una reunión religiosa con festejos) se celebra anualmente durante una semana a partir de la luna llena en enero o febrero (llamada magha). El templo de Teru Malleshvara es un monumento protegido bajo la división estatal de Karnataka del Servicio arqueológico de la India.
El templo exhibe el estilo de arquitectura Dravidian con una gopura alta (superestructura sobre la puerta de entrada). El techo del mukhmantapa (hall de entrada) tiene murales que representan escenas de la "Shivpurana" (epopeyas hindúes de Shaiva) y el Ramayana (la epopeya hindú de Vaishnava). Las fechas del templo se construyeron alrededor de c.1466, durante el gobierno del imperio de Vijayanagara.
Templo de Teru Malleshvara en estilo Dravidian en Hiriyur

Shikhara de estilo dravidiano adornado (superestructura sobre santuario) y techos sala sobre muros de mantapa en el templo de Teru.

El Templo Halasuru Someshwara se encuentra en el suburbio de Halasuru (también llamado Ulsoor) en Bangalore, India. El templo más antiguo de la ciudad, que data del período Chola, está dedicado al dios hindú Shiva. Las adiciones o modificaciones importantes se realizaron durante el último período del Imperio Vijayanagara bajo la regla de Hiriya Kempe Gowda II.
En el "Gazetter of Mysore" (1887), Benjamin Lewis Rice describe una leyenda detrás de la consagración del templo. Kempe Gowda, mientras estaba de cacería, cabalgó lejos de su capital, Yalahanka. Estando cansado, descansó debajo de un árbol y se durmió. La deidad local Someshwara se le apareció en un sueño y lo instruyó para que construyera un templo en su honor utilizando tesoros enterrados. A cambio, el caudillo recibiría el favor divino. Kempe Gowda encontró el tesoro y diligentemente completó el templo. Según una versión diferente de la leyenda, el rey Jayappa Gowda (1420-1450 d. C.) de una dinastía menor de Yelahanka Nada Prabhus estaba cazando en un bosque cerca del área actual de Halasuru, cuando se sentía cansado y relajado debajo de un árbol. En un sueño, un hombre apareció ante él y le dijo que un linga (símbolo universal del dios Shiva) estaba enterrado bajo el lugar donde estaba durmiendo. Fue instruido para recuperarlo y construir un templo. Jayappa encontró el tesoro e inicialmente construyó el templo en madera. Otra cuenta atribuye el templo a la dinastía Chola con renovaciones posteriores realizadas por Yelahanka Nada Prabhus.
Según Michell, el plan del templo sigue muchos de los elementos básicos de la arquitectura de Vijayanagara aunque en una escala más baja. El templo tiene un santuario cuadrado (garbhagriha) que está rodeado por un pasadizo estrecho. El santuario está conectado a una mantapa cerrada (sala) cuyas paredes están decoradas con pilastras y esculturas en friso. La mantapa cerrada está conectada a una amplia mantapa abierta que consta de cuatro grandes "bahías" que sobresalen (área entre cuatro pilares). Los muelles que conducen al lugar sagrado y los que miran hacia afuera desde la mantapa abierta son los pilares estándar de Yali (bestia mítica). El gopuram oriental es una estructura típica bien ejecutada del siglo XVI.
La entrada del templo de Someshwara

Hay varias esculturas notables y características decorativas en el complejo. Un pilar impresionante (kambha o nandi) se encuentra cerca de la torre alta sobre la puerta de entrada (gopura). La torre en sí muestra imágenes bien esculpidas de dioses y diosas de la mitología hindú. La mantapa abierta consiste en cuarenta y ocho pilares con tallas de divinidades en friso. Al norte está el templo navagraha (santuario de los nueve planetas) con doce pilares, cada pilar representa a un santo (rishi). La entrada al lugar sagrado exhibe esculturas de dos "porteros" (dvarapalakas). Otras obras de arte notables incluyen esculturas que representan al Rey Ravana levantando el Monte Kailash en un intento por apaciguar al dios Shiva, Durga matando a Mahishasura (un demonio), imágenes de los santos de Nayanmar (Santos Shaivaitas Tamil), representaciones de Girija Kalyana (matrimonio de Parvati para el dios Shiva), los saptarishis (siete sabios de la tradición hindú). Recientes excavaciones en el sitio del templo revelaron la existencia de un tanque del templo (kalyani) que podría tener 1200 años de antigüedad.
Mantapa abierto adornado (pasillo) en el templo de Someshwara en Halasuru

Representación de Girija Kalyana (matrimonio de Parvati con el dios Shiva

Durga matando a Mahishasura (un demonio)

Pilares de Mantapa en el templo de Someshwara en Halasuru

El templo de Gunja Narasima Swamy es un templo hindú en Tirumakudal Narasipura, una ciudad en el distrito de Mysore, estado de Karnataka, India. La ciudad se encuentra a 20 millas al sureste de la ciudad históricamente importante de Mysore. El templo data de aproximadamente la regla 16 del imperio Vijayanagara y está construido en un estilo dravidiano típico con una imponente gopura (torre) sobre la puerta de entrada (mahadwara) y una mantapa ("sala") de cuatro pilares frente al santuario. El templo está ubicado en la confluencia del río Kaveri y el río Kabini y es considerado sagrado por los hindúes. El templo recibe su nombre del árbol Gunja (Abrus precatorious) que crece en el frente de la entrada principal. Las esculturas en el templo incluyen las del dios hindú Narasimha y el rey demonio Hiranyakashipu. En virtud de su santidad, el templo a menudo se compara con Kashi, una ciudad sagrada para los hindúes en el norte de la India.
Según el renombrado historiador y epigrafista de la época del Raj británico B. Lewis Rice, el templo estaba bajo el patrocinio del Dalavoy de Mysore ("señor feudal") con un mantenimiento anual. Los registros indican que el templo se sometió a reparaciones y adornos durante este tiempo. El templo es un monumento protegido bajo la división estatal de Karnataka del Archaeological Survey of India. Hay otro templo cerca, llamado el templo "Agastyeshwara", y ambos templos son el lugar de celebración de una feria religiosa (Jatra) que se celebra anualmente atrayendo a un gran número de devotos.
Dravida gopura del templo de Gunja Narasimha Swamy

Puerta decorativa jamba y dintel sobre un pequeño santuario en la parte trasera prakara del templo Gunja Narasimha Swamy en Tirumakudal Narasipura

Potencias regionales
Durante dos y medio siglos, desde mediados del siglo XIII, la política en el norte de la India estuvo dominada por el Sultanato de Delhi, y en el sur de la India por el Imperio de Vijayanagara, el cual se originó como heredero político del Imperio Hoysala y el Imperio Pandya. Sin embargo, también hubo otras potencias regionales. La dinastía Reddy derrotó al Sultanato de Delhi y extendió su dominio desde Cuttack en el norte hasta Kanchi en el sur, y sería finalmente absorbida por el Imperio de Vijayanagara. Los reinos rashput fueron la fuerza dominante en el oeste y centro de la India. Su poder alcanzó su cúspide con Rana Sanga, en cuya época los ejércitos rashput obtuvieron constantes victorias contra los ejércitos del Sultanato de Delhi. En el sur, el Sultanato bahmaní fue el rival principal de Vijayanagara, para los que representó frecuentemente una dificultad. A principios del siglo XVI, Krishnadevaraya del Imperio de Vijayanagara derrotó al último reducto de poder del Sultanato bahmaní, después de lo cual éste colapsó y se dividió en los cinco pequeños sultanatos del Decán.
En el este, el Reino Gajapati fue una destacada potencia y estuvo asociado en gran medida con el crecimiento de la cultura y arquitectura regional. Con el rey Kapilendradeva, los Gajapati se convirtieron en un imperio que se extendía desde el río Ganges en el norte hasta el río Kaveri en el sur. En el noreste de la India, el Reino ahom fue una potencia durante seis siglos; liderados por Lachit Borphukan, los ahom derrotaron de manera decisiva al ejército mogol en la batalla de Saraighat durante los conflictos ahom-mogoles. Más al este estaba el Reino de Manipur, en donde se desarrolló un sofisticada cultura hindú de vishnaísmo gaudía.



Bibliografía
ABM Habibullah (1992) [1970]. "The Khaljis: Jalaluddin Khalji". "Los Khaljis: Jalaluddin Khalji". In Mohammad Habib; En Mohammad Habib; Khaliq Ahmad Nizami. Khaliq Ahmad Nizami. A Comprehensive History of India . Una historia completa de la India. 5: The Delhi Sultanat (AD 1206-1526). 5: The Delhi Sultanat (AD 1206-1526). The Indian History Congress / People's Publishing House. El Congreso de Historia India / People's Publishing House. OCLC 31870180 . OCLC 31870180.  
AL Srivastava (1966).AL Srivastava (1966). The Sultanate of Delhi, 711-1526 AD (Second ed.). El Sultanato de Delhi, 711-1526 d.C (Segunda edición). Shiva Lal Agarwala. Shiva Lal Agarwala. OCLC 607636383 . OCLC 607636383.  
Abraham Eraly (2015).Abraham Eraly (2015). The Age of Wrath: A History of the Delhi Sultanate . The Age of Wrath: Una historia del Sultanato de Delhi. Penguin Books. Libros de pingüinos. p.. ISBN 978-93-5118-658-8.  
Arthikaje. "Actividad literaria, arte y arquitectura". Historia de Karnataka. NuestroKarnataka.Com. Archivado desde el original el 12 de octubre de 2008. Obtenido el 2006-12-31.  
Ashok Kumar Srivastava (1979). The Chahamanas of Jalor . Los Chahamanas de Jalor. Sahitya Sansar Prakashan. OCLC 12737199 . OCLC 12737199.  
Asoke Kumar Majumdar (1956). Chaulukyas of Gujarat . Chaulukyas de Gujarat. Bharatiya Vidya Bhavan. Bharatiya Vidya Bhavan. OCLC 4413150.  
Banarsi Prasad Saksena (1992) [1970]. "Los Khaljis: Alauddin Khalji". En Mohammad Habib y Khaliq Ahmad Nizami. Una historia completa de la India: el Delhi Sultanat (1206-1526 d.C). 5 (Segunda edición). The Indian History Congress / People's Publishing House. El Congreso de Historia India / People's Publishing House. OCLC 31870180 . OCLC 31870180.  
Dallapiccola, Anna L. (2001). "Tallas de relieve en la gran plataforma". En John M. Fritz y George Michell (editores). Nueva luz en Hampi: investigación reciente en Vijayanagara. Mumbai: MARG. ISBN 81-85026-53-X.
Davison-Jenkins, Dominic J. (2001). "Trabajos hidráulicos". En John M. Fritz y George Michell (editores). Nueva luz en Hampi: investigación reciente en Vijayanagara. Mumbai: MARG. ISBN 81-85026-53-X.   CS1 maint: Extra text: editors list ( link ) CS1 maint: texto adicional: lista de editores ( enlace )
Durga Prasad, J. (1988). Historia de los Andhras hasta 1565 A. D (PDF). Guntur: PG Publisher. Archivado desde el original (PDF) el 22 de abril de 2006. Obtenido 2007-01-27.  
Eaton, Richard M. (2006). Una historia social del Deccan, 1300-1761: ocho vidas indígenas. Cambridge: Cambridge University Press. ISBN 978-0-521-71627-7.  
Guía de viaje de Hampi (2003). Nueva Delhi: publicación de Good Earth y Departamento de Turismo, India. ISBN 81-87780-17-7, LCCN 2003-334582.
Fritz, John M. y George Michell (editores) (2001). Nueva luz en Hampi: investigación reciente en Vijayanagar. Mumbai: MARG. ISBN 81-85026-53-X.
Hermann Kulke;Hermann Kulke; Dietmar Rothermund (2004). Dietmar Rothermund (2004). A History of India . Una historia de la India. Psychology Press. Prensa de psicología. ISBN 978-0-415-32919-4 . ISBN 978-0-415-32919-4.  
Irfan Habib (1982). "Northern India under the Sultanate: Agrarian Economy". "El norte de la India bajo el Sultanato: Economía Agraria". In Tapan Raychaudhuri; En Tapan Raychaudhuri; Irfan Habib. Irfan Habib. The Cambridge Economic History of India: Volume 1, C.1200-c.1750 . Cambridge Economic History of India: Volumen 1, C.1200-c.1750.  CUP Archive. Archivo CUP. ISBN 978-0-521-22692-9 . ISBN 978-0-521-22692-9.  
Kamath, Suryanath U. (2001) [1980]. Una historia concisa de Karnataka: desde los tiempos prehistóricos hasta el presente. Bangalore: libros de Júpiter. LCCN 80905179. OCLC 7796041.  
Karmarkar, AP (1947) [1947]. Historia cultural de Karnataka: Antigua y medieval. Dharwad: Karnataka Vidyavardhaka Sangha. OCLC 8221605.  
Kulke y Rothermund, Hermann y Dietmar (2004) [2004]. Una historia de la India. Routledge (4ª edición). ISBN 0-415-32919-1.  
Kishori Saran Lal (1950). Historia de los Khaljis (1290-1320). Allahabad: The Indian Press. Allahabad: La prensa india. OCLC 685167335 . OCLC 685167335.  
Mahajan, V.D. (1991, reprint 2007). History of Medieval India, Part I, New Delhi: S. Chand, ISBN 81-219-0364-5.
Mack, Alexandra (2001). "El distrito del templo de Vitthalapura". En John M. Fritz y George Michell (editores). Nueva luz en Hampi: investigación reciente en Vijayanagara. Mumbai: MARG. ISBN 81-85026-53-X.   CS1 maint: Extra text: editors list ( link ) CS1 maint: texto adicional: lista de editores ( enlace )
Mohammad Habib (1981).Mohammad Habib (1981). Política y Sociedad durante el Período Medieval Temprano. La editorial de la gente. OCLC 32230117.
Nilakanta Sastri, KA (1955) [reeditado en 2002]. Una historia del sur de la India desde la prehistoria hasta la caída de Vijayanagar. Nueva Delhi: Indian Branch, Oxford University Press. ISBN 0-19-560686-8. 
Peter Jackson (2003).Peter Jackson (2003). The Delhi Sultanate: A Political and Military History . El Sultanato de Delhi: una historia política y militar. Cambridge University Press. Prensa de la Universidad de Cambridge. ISBN 978-0-521-54329-3 . ISBN 978-0-521-54329-3.  
Philon, Helen (2001). "Decoración de yeso en edificios cortesanos de estilo sultanato". En John M. Fritz y George Michell (editores). Nueva luz en Hampi: investigación reciente en Vijayanagara. Mumbai: MARG. ISBN 81-85026-53-X.   CS1 maint: Extra text: editors list ( link ) CS1 maint: texto adicional: lista de editores ( enlace )
Pujar, Narahari S.; Shrisha Rao; HP Raghunandan. "Sri Vyâsa Tîrtha (1460-1539) - un breve boceto". Página de inicio de Dvaita. Obtenido el 2006-12-31.  
RC Majumdar (1967) [1960].RC Majumdar (1967) [1960]. "Social Life: Hindu and Muslim Relations". "Vida social: relaciones hindúes y musulmanas". The History and Culture of the Indian People . La historia y la cultura del pueblo indio. VI: The Delhi Sultanate (Second ed.). VI: El Sultanato de Delhi (Segunda edición). Bombay: Bharatiya Vidya Bhavan. Bombay: Bharatiya Vidya Bhavan. OCLC 634843951 . OCLC 634843951.  
R. Vanita ;R. Vanita; S. Kidwai (2000). S. Kidwai (2000). Same-Sex Love in India: Readings in Indian Literature . El amor del mismo sexo en la India: lecturas en la literatura india. Springer. Saltador. ISBN 978-1-137-05480-7 . ISBN 978-1-137-05480-7.  
Richard M. Eaton (2001).Richard M. Eaton (2001). "Temple desecration in pre-modern India: Part II" (PDF) . "Profanación del templo en la India premoderna: Parte II" (PDF). Primera línea. 17 (26): 70–77. 17 (26): 70-77.  
Ramesh, KV "Introducción". Inscripción en el sur de la India, volumen 16: inscripciones en telugu de la dinastía Vijayanagar. Nueva Delhi: estudio arqueológico de la India. Obtenido el 2006-12-31.   [ permanent dead link ]
Shiva Prakash, HS (1997). "Kannada". En Ayyappapanicker. Literatura India medieval: una antología. Sahitya Akademi. ISBN 81-260-0365-0.  
Rice, BL (2001) [1897]. Mysore Gazetteer Compiled for Government-vol 1. Nueva Delhi, Madras: servicios educativos asiáticos. ISBN 81-206-0977-8.  
Verghese, Anila (2001). "Piedras conmemorativas". En John M. Fritz y George Michell (editores). Nueva luz en Hampi: investigación reciente en Vijayanagara. Mumbai: MARG. ISBN 81-85026-53-X.
Thapar, Romila (2003) [2003]. La historia del pingüino de la India temprana. Nueva Delhi: Penguin Books. ISBN 0-14-302989-4.  
S. Digby (1990).S. Digby (1990). "Kāfūr, Malik". "Kāfūr, Malik". In E. Van Donzel; En E. Van Donzel; B. Lewis; Charles Pellat. Charles Pellat. Encyclopaedia of Islam (2 ed.). Encyclopaedia of Islam (2 edición.). Vol. Vol. 4, Irán-Kha: Brill. p. ISBN 90-04-05745-5.  
Satish Chandra (2004).Satish Chandra (2004). Medieval India: From Sultanat to the Mughals-Delhi Sultanat (1206-1526) - Part One . India medieval: de Sultanat a Mughals-Delhi Sultanat (1206-1526) - Parte uno. Har-Anand Publications. Publicaciones Har-Anand. ISBN 9788124110645.






No hay comentarios:

Publicar un comentario