miércoles, 30 de mayo de 2018

Capítulo 5 - Dinastía Han- Segunda Parte



Shang de Han
El emperador Shang de Han (principios del 105 - 21 de septiembre de 106) fue un pequeño emperador de la dinastía Han china y el quinto emperador de los Han del Este. 
La emperatriz viuda Deng lo colocó en el trono cuando apenas tenía más de 100 días, a pesar de tener un hermano mayor, Liu Sheng, cuya edad era desconocida pero que probablemente también sería joven. 
La emperatriz viuda Deng también mantuvo a Liu Hu, el primo de doce años de Shangdi y el futuro emperador An de Han en la capital, Luoyang, como un seguro contra la muerte del emperador bebé. Liu Hu ascendió al trono cuando el emperador Shang murió en 106; sin embargo, Dowager Deng todavía permanecía como el regente para el adolescente Emperador An. Un decreto de la emperatriz viuda Deng durante este reinado arrojó luz sobre la ineficiencia burocrática. 
Luego, el Príncipe Long nació en el otoño de 105 ante el Emperador He y una concubina cuya identidad se desconoce. Debido a que durante su reinado, el Emperador había perdido hijos con frecuencia debido a enfermedades en la infancia, según las supersticiones de la época, tanto el Príncipe Long como su hermano mayor, el Príncipe Sheng, fueron entregados a padres de crianza fuera del palacio para que los criaran. 
Cuando el Emperador murió a principios de los años 106, su esposa, la emperatriz Deng Sui, recuperó a los jóvenes príncipes en el palacio. El príncipe Sheng era mayor, pero se lo consideraba con frecuencia enfermo e inepto para el trono, ya que la emperatriz Deng creó por primera vez al príncipe heredero infantil Prince Long. La misma noche, fue proclamado emperador. La emperatriz Deng se convirtió en emperatriz viuda. 

Después de que el Emperador Shang fuera proclamado emperador, su hermano, el Príncipe Sheng, fue creado como el Príncipe de Pingyuan. 
Preocupada de que el emperador Shang no viva mucho tiempo, la emperatriz viuda Deng también mantuvo a Liu Hu, el primo de doce años del emperador Shang y el futuro emperador An de Han en la capital, Luoyang, como un seguro contra la muerte del pequeño emperador. (El príncipe Hu era hijo del príncipe Qing de Qinghe, que una vez fue príncipe heredero del emperador He padre emperador Zhang pero fue depuesto debido a maquinaciones de la emperatriz Dou del emperador Zhang. Por lo tanto, fue visto por algunos como el heredero legítimo). 
Como el Emperador Shang era un bebé, el poder real y formal estaba en manos de la Emperatriz Deng. Su hermano Deng Zhi  se convirtió en el funcionario más poderoso del gobierno imperial. Ella emitió un perdón general, que benefició a las personas a quienes se les habían quitado los derechos por asociarse con la familia de la Emperatriz Dou. 
Más tarde en 106, el emperador Shang murió. Los oficiales se habían dado cuenta de que el príncipe Sheng, su hermano mayor, no estaba tan enfermo como se pensaba, y querían convertirlo en emperador. Sin embargo, a la emperatriz viuda Deng le preocupaba que pudiera guardar rencor por no haber sido nombrado emperador antes que su hermano, y por lo tanto insistió en hacer del emperador príncipe Hu del primo del emperador Shang, y tomó el trono como emperador An. 
Al emperador Shang, habiendo muerto cuando era un niño pequeño, no se le dio una tumba separada, como es costumbre para los emperadores. Por el contrario, para evitar gastos innecesarios, fue enterrado en el mismo complejo de la tumba que su padre, el Emperador He. 

An de Han
El emperador An de Han (Han An-ti; 30 de abril de 125) fue un emperador de la dinastía Han china y el sexto emperador de la dinastía Han del Este, gobernando de 106 a 125. Era el nieto del emperador Zhang. 
Cuando su hijastro emperador Shang subió al trono en 106, la emperatriz viuda Deng mantuvo al entonces príncipe heredero Liu Hu en la capital, Luoyang, como un seguro contra la muerte del emperador y el sucesor del trono. El príncipe Hu ascendió al trono y se convirtió en emperador cuando el emperador Shang murió en agosto o septiembre de 106; sin embargo, la emperatriz viuda Deng permaneció como regente hasta su muerte en 121. A partir de entonces, el emperador An eliminó a muchos de sus familiares del gobierno y muchos de ellos se suicidaron, probablemente bajo coacción. 
El emperador An hizo poco para revivir la dinastía fulminante. Comenzó a permitirse las mujeres y el consumo excesivo de alcohol y prestó poca atención a los asuntos de estado, en lugar de dejar las cosas a los eunucos corruptos. De esta manera, se convirtió efectivamente en el primer emperador en la historia de Han en alentar la corrupción. También confió profundamente en su esposa, la emperatriz Yan Ji y su familia, a pesar de su evidente corrupción. Al mismo tiempo, las sequías asolaron el país mientras los campesinos se levantaron en armas. En 125, el Emperador An murió mientras viajaba a Nanyang. Solo tenía 31 años. 
El Príncipe Hu nació en el 94, el Príncipe Liu Qing de Qinghe y su concubina, la Consorte Zuo Xiao E. El príncipe Qing era el hermano mayor del emperador He, y había sido príncipe heredero de su padre, el emperador Zhang, hasta que las maquinaciones de la esposa del emperador Zhang, la emperatriz Dou, llevaron a su destitución y la muerte de su madre, Consort Song. Durante el reinado del Emperador, sin embargo, fue un consejero confiable del emperador, y tuvo un papel importante en el golpe de estado del Emperador He contra el hermano dominante de la Emperatriz, Dou Xian, en el 92. 
Cuando eran jóvenes, la consorte Zuo y su hermana mayor Da E fueron confiscadas y se convirtieron en sirvientas judiciales porque su tío, Zuo Sheng, había sido ejecutado por hacer comentarios difamatorios contra el emperador o la administración imperial. A medida que crecían, se hicieron famosas por su belleza y talento y se convirtieron en damas en el palacio del Emperador He; Xiao E fue particularmente conocida por su conocimiento de la historia y la poesía. A petición del Príncipe Qing, el Emperador lo recompensó con las dos consortes. Ambos murieron en algún momento antes de la muerte del Emperador He en 106 y fueron enterradas en la capital, Luoyang. Después de la muerte de la Consort Zuo, el príncipe Hu fue criado por la esposa del príncipe Qing, Consort Geng. 
Cuando el emperador murió en 106, su hijo pequeño, el emperador Shang, ascendió al trono. La mayoría de los hermanos del emperador He, incluido el príncipe Qing, permanecieron en el palacio de Luoyang, pero se les ordenó que se reportaran a sus principados. Como medida de seguro, la esposa del emperador He, la emperatriz viuda Deng, conservó la esposa del príncipe Qing y su hijo de 12 años (el príncipe Hu). Cuando el Emperador Shang murió más tarde en 106, los oficiales querían en gran medida hacer que el hermano del Emperador Shang, el Príncipe Sheng de Pingyuan, emperador. Sin embargo, la emperatriz Deng había negado inicialmente el trono al príncipe Sheng porque creía que estaba frecuentemente enfermo; le preocupaba que él guardara rencor contra ella. Ante su insistencia, el Príncipe Hu ascendió al trono como el Emperador An. 

Regencia por la emperatriz Dowager Deng
Sin embargo, después de que el Emperador An ascendió al trono, el poder real permaneció en manos de la Emperatriz viuda Deng. Ella envió a Consort Geng a reunirse con su esposo en el Principado de Qinghe (en el moderno Hebei central) para que el Emperador An no tuviera una influencia real en la administración. 
Emperatriz viuda Deng era generalmente una regla capaz. Si bien hubo desastres naturales y guerras con Qiang y South Xiongnu, ella generalmente se las arregló bien con esas emergencias. Ella también llevó a cabo muchas reformas a la ley penal. Durante su regencia, el Emperador An parecía tener un aporte mínimo en los asuntos de estado. Mientras tanto, se hizo fuertemente influenciado personalmente por los eunucos Jiang Jing y Li Run, y más aún por su nodriza Wang Sheng. También estuvo muy influenciado por sus consortes favoritas, Yan Ji. Hizo a la emperatriz Yan Ji en 115, a pesar de que había envenenado a una de sus otras consortes, Consort Li, que había dado a luz a su único hijo Liu Bao a principios de ese año. Si bien esta gente carecía de poder real mientras la emperatriz viuda Deng vivía, planeaban tomar el poder tan pronto como ella ya no estaba en la escena. Emperatriz viuda Deng era algo consciente de estos planes y se ofendió; también estaba decepcionada de que el Emperador An, que era considerado un niño precoz e inteligente, había descuidado sus estudios y solo le interesaba beber y las mujeres. Se sospecha que en algún momento, incluso consideró reemplazar al emperador con su primo Liu Yi, el Príncipe de Pingyuan. Sin embargo, finalmente decidió no hacerlo. 
En el 120, el Emperador An nombró a su único hijo, el Príncipe Bao, príncipe heredero. 

La emperatriz viuda Deng murió en 121. A la edad de 27 años, el emperador An finalmente tomó las riendas de la administración imperial. A título póstumo, honró a su padre, el Príncipe Qing, como el Emperador Xiaode y su madre Consorte Zuo como la Emperatriz Xiaode; su abuela paterna Consort Song como la emperatriz Jingyin; y su madrastra Consort Geng con el título único de "Gran Consorte de Gānlíng" (Gan, Ganling siendo la tumba del Príncipe Qing), un título inferior al de su madre, a pesar de que Consort Geng era la esposa de su padre. Él, sin embargo, estaba cerca de ella y su hermano Geng Bao, y rápidamente convirtió a su hermanastro en un poderoso funcionario de su administración. 
Inicialmente, el Emperador An siguió las políticas de la Emperatriz Viuda Deng, incluso dejando a los miembros de su clan en importantes puestos de asesoría. Sin embargo, su propio círculo cercano de asociados, incluidos Jiang, Li, Wang y la emperatriz Yan, estaban listos para actuar. Más tarde en el 121, despojó a los miembros del clan Deng de sus puestos y feudos, y muchos de ellos se suicidaron, probablemente bajo coacción. Más tarde, cedió y permitió que algunos de los sobrevivientes regresaran, pero en ese momento el clan Deng había sido diezmado. 
En el lugar de los Dengs, el clan Song de la abuela del Emperador An fue honrado, pero ejerciendo mucho más poder real eran el clan de la emperatriz, el Yans, en particular los hermanos de la emperatriz Yan Yan Xian, Yan Jing y Yan Yao. También poderosos fueron los eunucos Jiang y Li, que habían sido convertidos en marqueses. Ellos, junto con varios otros eunucos, así como Wang y su hija Bo Rong, se volvieron extremadamente corruptos en sus formas. El Emperador An ignoró las críticas a esta gente y no los castigó por su corrupción. A menudo escuchaba sus sugerencias sin tener en cuenta los consejos de sus funcionarios clave. Uno de los más francos, Yang Zhen, el comandante de las fuerzas armadas, finalmente fue destituido de su puesto en el 124 y se suicidó en protesta. 
En el 121, hubo nuevamente rebeliones de Qiang y Xianbei, que seguirían plagando al emperador An por el resto de su reinado. La única frontera donde hubo logros de Han durante el reinado del Emperador An fue en el frente noroeste, el Xiyu (Xinjiang moderno y la antigua Asia central soviética), donde el hijo de Ban Chao, Ban Yong pudo restablecer el dominio Han sobre un número de reinos 
En el 124, Wang Sheng, Jiang Jing y otro eunuco Fan Feng acusaron falsamente a la nodriza del príncipe heredero Bao Wang Nan y al chef Bing Ji, que no deben confundirse con el primer ministro del emperador Xuan del mismo nombre), y Wang y Bing fueron ejecutados. El Príncipe heredero Bao estaba muy triste. Jiang y Fan, temerosos de represalias después, entraron en una conspiración con la emperatriz Yan (que siempre había odiado al príncipe heredero Bao por no haber nacido ella misma) para acusar falsamente al príncipe heredero Bao y a sus criados de crímenes. El Emperador An creía estos cargos, y degradado el Príncipe Heredero Bao al Príncipe de Jiyin. 
En el 125, el Emperador An estaba en un viaje a Wancheng (en el moderno Nanyang, Henan) cuando de repente se sintió enfermo y decidió regresar a Luoyang. Antes de que pudiera, sin embargo, murió. La emperatriz Yan no quería permitir que su hijo, el príncipe Bao, fuera emperador. En cambio, ella hizo a Liu Yi emperador; Liu Yi había sido el marqués de Beixiang y era ambos nieto del emperador Zhang y el primo del emperador An. En general se cree que fue mucho más joven que el Príncipe Bao, que tenía diez años en ese momento, aunque su edad real no está registrada en la historia. El joven emperador, sin embargo, murió más tarde ese año, y un número de eunucos leales al Príncipe Bao, liderado por Sun Cheng, llevaron a cabo un golpe de estado e hicieron al príncipe Bao como emperador (como el Emperador Shun). Los Yans fueron masacrados, a excepción de la emperatriz Dowager Yan. 

Shao
El marqués de Beixiang nombre personal Liu Yi, también conocido como emperador. Shao (literalmente "joven emperador"), fue un emperador de la dinastía Han china. Fue seleccionado para suceder al emperador An después de la muerte repentina del emperador An en el 125, pero murió poco después de convertirse en emperador y un golpe eunuco a favor del emperador Shun derrocó al régimen de la emperatriz viuda Yan, quien lo puso en el trono. 
Ningún registro histórico indica su edad, pero las referencias posteriores a él implican que era joven, tal vez un niño. Como su reinado fue corto y considerado al menos algo ilegítimo, a menudo se lo omite de la lista oficial de emperadores.  
La decisión de Yan fue apoyada por otras personas poderosas en las que confió el emperador An, los eunucos Jiang Jing y Fan Feng, y su nodriza Wang Sheng. Pronto, sin embargo, la emperatriz Yan y su hermano Yan Xian querían tener el control total del poder, y falsamente acusaron a Fan, Wang y Gen de los crímenes. Fan fue ejecutado, mientras que Wang y Gen, junto con sus familias, fueron exiliados. Los hermanos Yan se convirtieron en los funcionarios más poderosos de la capital Luoyang y gobernaron de manera autocrática. 
A fines de año, sin embargo, el joven emperador se puso gravemente enfermo, y los eunucos leales al Príncipe Bao, liderados por Sun Cheng, formaron una conspiración para derrocar a los Yans. Tan pronto como el emperador murió, los eunucos derrocaron a Yans en un golpe de estado e hicieron al príncipe Bao emperador (como el emperador Shun). Los Yans fueron masacrados, a excepción de la emperatriz viuda Yan, que sin embargo se hizo impotente.
El emperador Shun, reconociendo que el ex marqués de Beixiang era joven y no cómplice de la trama de la emperatriz Yan, no lo deshonró póstumamente ni llevó a cabo represalias contra su familia, pero tampoco reconoció a su predecesor como un legítimo emperador. Más tarde en el año, hizo que el antiguo emperador fuera sepultado con los honores de un príncipe imperial, en otras palabras, más alto que su anterior título de marqués, pero más bajo que el de un emperador. No se registró ningún nombre póstumo oficial para este joven emperador. 

Shun de Han
El emperador Shun de Han,  Han Shun-ti; 20 de septiembre de 144) fue un emperador de la dinastía Han china y el séptimo emperador de los Han del Este. Él reinó del 125 al 144 d.C. 
El Emperador Shun (Príncipe Bao) era el único hijo del Emperador An de Han. Después de que el emperador An murió en 125, la emperatriz viuda Yan, sin hijos pero anhelando conservar el poder, desplazó del trono al príncipe Bao (cuyo título de príncipe heredero había hecho equivocadamente que el emperador An se desnudara en 124) a favor de Liu Yi el marqués de Beixiang. Liu Yi murió después de haber reinado menos de siete meses; Los eunucos leales al príncipe Bao, liderados por Sun Cheng, llevaron a cabo un exitoso golpe de estado contra la emperatriz viuda, y el príncipe Bao finalmente fue declarado emperador a los 10 años. 
La gente tenía grandes expectativas para el emperador Shun, cuyo reinado siguió a su padre incompetente y violento. Sin embargo, aunque la personalidad del emperador Shun era leve, era tan incompetente como su padre en general, y la corrupción continuaba sin disminución entre los eunucos y los funcionarios. También confió excesivamente el gobierno al padre de su esposa, la emperatriz Liang Na, Liang Shang, un hombre apacible con integridad pero poca capacidad, y luego al hijo de Liang Shang, Liang Ji, un hombre corrupto y autocrático. En general, el reinado del emperador Shun todavía era algo mejor que el de su padre, pero esta pequeña mejora fue incapaz de frenar la continua degradación de la dinastía Han del Este. 
El emperador Shun murió a la edad de 30 años después de haber reinado durante 19 años. Fue sucedido por su hijo, el emperador Chong. 

En 124, algunas de las personas en las que confían el Emperador Anuncian Jiang Jing y Fan Feng y su nodriza Wang Sheng, por razones que ya no se conocen, acusaron falsamente al Príncipe Heredero Bao de mojarse la enfermera Wang Nan y el chef Bing Ji (que no debe confundirse con el primer ministro del emperador Xuan del mismo nombre) de crímenes no especificados. El emperador An ejecutó a Wang y Bing y exilió a sus familias. El príncipe heredero de nueve años se entristeció mucho. Jiang y Fan, temerosos de represalias después, entraron en una conspiración con la emperatriz Yan (que siempre había odiado al príncipe heredero Bao por no haber nacido ella misma) para acusar falsamente al príncipe heredero Bao y a sus criados de crímenes. El Emperador A los creyó y degradó al Príncipe Heredero Bao como Príncipe de Jiyin. 
En el 125, el Emperador An murió repentinamente durante un viaje a Wancheng, en el moderno Nanyang, Henan). La emperatriz Yan, aunque el príncipe Bao era el único hijo del emperador An y, por lo tanto, el heredero lógico, resolvió hacer que alguien más joven fuera el emperador para poder controlarlo mejor. Por lo tanto, ella hizo a Liu Yi, el marqués de Beixiang, emperador. El príncipe Bao, de 10 años, fue excluido no solo de la sucesión sino también del luto oficial de su padre. Emperatriz Dowager Yan y sus hermanos dominaron la escena política. 
Más tarde ese año, el joven emperador estaba gravemente enfermo. El eunuco Sun Cheng, leal al príncipe Bao, entró en una conspiración con el jefe de familia del príncipe Bao, Changxing Qu y otros eunucos para restaurar al príncipe Bao. Después de que el joven emperador murió, Sun y 18 de sus compañeros eunucos hicieron un ataque sorpresa en el palacio, mataron a Jiang y obligaron al colega de Jiang, Li Run a unirse a ellos. Luego dieron la bienvenida al Príncipe Bao al palacio y lo declararon emperador. Durante varios días, las fuerzas de los eunucos lucharon con las fuerzas de la emperatriz, derrotando finalmente a la emperatriz viuda y sus hermanos. El clan Yan fue asesinado, mientras que la emperatriz viuda Yan estuvo confinada en su palacio hasta su muerte en el 126. 

Al comienzo del reinado del emperador Shun, la gente tenía la esperanza de que reformaría la situación política de la corrupción generalizada bajo Yans. Sin embargo, el emperador adolescente demostró ser un líder amable pero débil, y aunque confiaba en ciertos oficiales honestos, también confió en muchos eunucos corruptos, que rápidamente se hicieron con el poder. En el 126, Sun trató de alentar al joven emperador a llevar a cabo amplias reformas, pero en cambio fue sacado de la capital por su audacia, aunque Sun fue llamado a la capital en el 128, pero siguió careciendo de influencia real para afectar las reformas. Otra influencia importante en el emperador Shun fue su nodriza Song E, quien fue descrita como una mujer amable que, sin embargo, también carecía de habilidades, y como ella era efectivamente en lugar de una viuda de la emperatriz, ella era influyente, pero no mucha ayuda real para el Emperador Shun. 
Al principio del reinado del emperador Shun, el hijo de Ban Chao, Ban Yong, pudo restaurar eficazmente la soberanía de Han sobre los reinos Xiyu (Xinjiang moderno y Asia central antigua soviética), pero en el 127, Ban Yong fue falsamente acusado de retrasarse en una acción militar y retirado de su oficina. Después de la destitución de Ban Yong, la situación en Xiyu se deterioró gradualmente. 
Con excepción de éstos, sin embargo, el tiempo del emperador Shun era generalmente uno durante el cual el imperio descansó de períodos anteriores de la agitación política. Aunque el emperador carecía de capacidad, y la corrupción continuaba sin control, su amabilidad personal permitió al pueblo medir la paz. 
En el 131, el emperador Shun iba a crear una emperatriz, y como no quería jugar a los favoritos, consideró sortear ante los dioses para determinar quién debería ser la emperatriz. Después de que sus funcionarios lo desanimaron de esta acción, finalmente seleccionó a una de sus consortes, Liang Na, como la que él consideraba más virtuosa y racional, y creó a su emperatriz en el 132. Tenía 16 años y él tenía 19. Su padre Liang Shang se convirtió en un oficial honrado y gradualmente fue promovido a puestos cada vez más importantes. 

En 135, ocurrieron dos grandes cambios políticos: se comenzó a permitir que marqueses eunucos pasaran sus marchas a sus hijos adoptivos, y Liang Shang se convirtió en el comandante de las fuerzas armadas y en la persona más poderosa del gobierno imperial. Ninguno de estos desarrollos apareció en ese momento para ser importante, pero tuvo grandes implicaciones; el primero demostró que el poder de los eunucos se estaba volviendo sistémico, y este último condujo al inicio de los Liangs controlando el gobierno imperial para varias administraciones. 
Liang Shang era, al igual que su yerno, un hombre amable que carecía de habilidades políticas reales, a pesar de que él mismo parecía ser honesto y limpio. Por ejemplo, en 138, cuando hubo una conspiración por parte de algunos eunucos para socavarlo que el emperador Shun descubrió, abogó por la indulgencia, y aunque el emperador Shun no estuvo completamente de acuerdo con él, la intercesión de Liang claramente salvó muchas vidas. Sin embargo, tanto él como el emperador Shun confiaban en su hijo Liang Ji quien, a diferencia de su padre, era corrupto y violento. 
Del  136 al 138, hubo una serie de rebeliones nativas en varias partes del sur de China. Si bien estos fueron generalmente sofocados con relativa facilidad (en particular, los rebeldes en general se rindieron voluntariamente si los funcionarios corruptos contra los que protestaban fueron reemplazados por el emperador Shun), estos prefigurarían las rebeliones mucho más graves que se producirían en las próximas décadas. Además, en el 139, los Qiang nuevamente se rebelaron, y esta vez la rebelión no sería sofocada fácilmente y plagaría al Emperador Shun por el resto de su reinado. De hecho, en el 141, las fuerzas de Qiang aniquilaron una fuerza Han liderada por Ma Xian ( and) y prendieron fuego a los jardines de tumbas de varios emperadores han de Occidente en la región de Chang'an. Además, eventualmente, las rebeliones agrarias comenzaron de nuevo en las provincias de Jing (moderno Hunan, Hubei y sur de Henan) y Yang (Jiangxi, Zhejiang, y Jiangsu central y sur de Anhui) y no serían pacificadas por el resto del reinado del emperador Shun. 
También en el 141, Liang Shang murió. Inexplicablemente, el Emperador Shun le dio su puesto al hijo de Liang, Liang Ji, y le dio el mensaje de Liang Ji a su hermano menor Liang Buyi. Liang Ji procedió a tomar el poder en cada oportunidad, y aunque Liang Buyi trató de alentar a su hermano a ser moderado en su comportamiento, sus súplicas cayeron en saco roto. 
En el 144, aparentemente ya enfermo, el Emperador Shun creó a su único hijo Liu Bing, nacido de su concubina Consorte Yu en el 143, príncipe heredero. Más tarde ese año, el Emperador Shun murió, y el Príncipe Heredero Bing lo sucedió como el Emperador Chong. La emperatriz Dowager Liang se desempeñó como regente, y si bien ella parecía personalmente capaz, su confianza en su hermano Liang Ji conduciría a un declive importante de Han del Este. 

Chong de Han
El emperador Chong de Han (Han Ch'ung-ti; 15 de febrero de 145) fue un emperador de la dinastía Han china y el octavo emperador de la dinastía Han del Este período. 
El emperador Chong era el único hijo del emperador Shun. Ascendió al trono a la edad de uno y reinó menos de seis meses. Durante su reinado, la emperatriz Dowager Liang y su hermano Liang Ji presidieron todos los asuntos gubernamentales. Mientras que la emperatriz viuda parecía ser de mente abierta y honesta, confiaba demasiado en su hermano corrupto, y esto condujo a la corrupción y como resultado los campesinos sufrieron mucho. 
El emperador Chong murió en el 145. Tenía menos de tres años. 

Como el emperador Chong era solo un niño pequeño, la esposa del emperador Shun, la emperatriz viuda Liang, sirvió como regente. Aparentemente era bastante diligente y de mente abierta en sus deberes, pero su mayor error fue confiar en su corrupto y violento hermano Liang Ji, quien era el funcionario más poderoso de la administración. (Mientras el emperador Shun todavía estaba vivo, Liang Ji ya era el oficial más poderoso, pero el poder casi absoluto que ejercía se hizo aún más evidente después de la muerte del emperador Shun). Cuando el joven y capaz oficial Huangfu Gui presentó una informan que, en un lenguaje circunspecto, sugirieron que Liang Ji y su hermano Liang Buyi sean humildes y vivan con mayor frugalidad, Liang eliminó a Huangfu de su puesto e intentó en varias ocasiones acusarlo falsamente de crímenes capitales. 
Durante el reinado del emperador Chong, las revueltas agrarias, que ya eran un problema al final del reinado del emperador Shun, se volvieron más serias, e incluso la tumba del emperador Shun fue desenterrada por bandidos. 
A principios del 145, el emperador Chong murió. La emperatriz viuda Liang inicialmente iba a mantener la muerte del emperador Chong en secreto hasta que ella decidiera quién sería el sucesor, pero escuchó al oficial clave Li Gu y decidió anunciar de manera adecuada y pública la muerte del emperador Chong inmediatamente. Ella convocó a los primos terceros del emperador Chong, Liu Suan, el Príncipe de Qinghe, y Liu Zuan, el hijo de Liu Hong, el príncipe Xiao de Bohai, a la capital, y los consideró los dos de ellos. Liu Suan aparentemente era un adulto (aunque la historia no registraba su edad) y fue descrito como solemne y correcto, y los funcionarios lo favorecieron en gran medida. Sin embargo, Liang Ji quería un emperador más joven para que pudiera permanecer en control absoluto por más tiempo, y persuadió a la emperatriz viuda Liang para que convirtiera al príncipe Zuan de siete años en emperador (como el emperador Zhi). 
El emperador Chong, habiendo muerto en su niñez, fue enterrado en el complejo de la tumba de su padre para ahorrar costos. 
Mucho después de la muerte del emperador Chong, en el 175, el emperador Ling otorgó a la madre del emperador Chong Consort Yu un título de consorte imperial más elevado (Guiren) que su título original (Meiren) en reconocimiento a su condición de madre del emperador. 

Zhi de Han
El emperador Zhi de Han (26 de julio del 146) fue un emperador de la dinastía Han china. Fue tatara-tatara-nieto del emperador Zhang. Su reinado fue dominado por Liang Ji, el hermano de la emperatriz viuda Liang, quien finalmente envenenó al joven emperador. 
El emperador Zhi subió al trono cuando tenía siete años cuando murió su primo tercero, el emperador Chong de dos años, y aunque todavía era un niño, el emperador Zhi era notablemente inteligente y sabía y se sentía ofendido por el inmenso poder que Liang Ji había dominado el gobierno que lo dirigió una vez comentó que Liang Ji era "un general arrogante". Este acto de desafío enojó a Liang Ji, quien procedió a envenenar al emperador. El emperador Zhi tenía solo ocho años cuando murió.  
La emperatriz Dowager Liang sirvió como regente del emperador Zhi, y aunque confiaba demasiado en su hermano Liang Ji, que era violento y corrupto, ella misma era diligente e interesada en gobernar bien el país, en particular, confiando gran parte de los asuntos importantes al funcionario honesto. Li Gu. Por ejemplo, las rebeliones agrarias que comenzaron durante los reinados de los emperadores Shun y Chong fueron en gran parte sofocadas en el 145, después de que ella seleccionó a los generales correctos para dirigir los ejércitos. También alentó a los jóvenes académicos del imperio a venir a la capital Luoyang para estudiar en la universidad nacional. 
El emperador Zhi, tan joven como él, era muy consciente de cuánto Liang Ji estaba abusando del poder (pero como corresponde a un niño pequeño, sin saber cómo Liang Ji también tenía el poder de hacerle daño), y en una ocasión, en una reunión imperial, parpadeó hacia Liang Ji y se refirió a él como "un general arrogante". Liang Ji se enojó y se preocupó. En el verano del 146, envenenó un plato de sopa de hojaldre y se lo dio al emperador. Después de que el joven emperador consumió la sopa, rápidamente sufrió un gran dolor, y convocó a Li inmediatamente y también pidió agua, creyendo que el agua lo salvaría. Sin embargo, Liang inmediatamente ordenó que no le dieran agua al emperador, y (sin importar si el agua hubiera ayudado), el joven emperador murió de inmediato. Li abogó por una investigación completa, pero Liang pudo hacer que los esfuerzos de investigación fueran reprimidos. 
Después de la muerte del emperador Zhi, Liang Ji, bajo la presión de los funcionarios clave, se vio obligado a convocar a una reunión de los funcionarios para decidir a quién entronizar como el nuevo emperador. Los oficiales volvieron a estar a favor del Príncipe Suan, pero a Liang Ji todavía le preocupaba cómo sería difícil controlarlo. Más bien, persuadió a la emperatriz viuda Liang para que hiciera de Liu Zhi, el marqués de Liwu, un bisnieto del emperador Zhang, a quien la hermana menor de Liang Ji, Liang Nüying se comprometió , emperador (como el emperador Huan). 
Mucho después de la muerte del emperador Zhi, en el 175, el Emperador Ling otorgó a la madre del emperador Zhi Consort Chen el título honorífico de la Princesa Xiao de Bohai, en reconocimiento a su condición de madre de un emperador. 

Huan de Han
El emperador Huan de Han (5 de enero de 168) fue el vigésimo séptimo emperador de la dinastía Han después de ser entronizado por la emperatriz viuda y su hermano Liang Ji el 1 de agosto de 146. Fue bisnieto del emperador Zhang. 
Después de que el emperador Zhi fuera envenenado a muerte por el poderoso oficial Liang Ji en el 146, Liang Ji persuadió a su hermana, la regente emperatriz viuda Liang, para que hiciera de Liu Zhi, el marqués de Liwu, de 14 años, que estaba prometido con su hermana Liang. Con el paso de los años, el emperador Huan, ofendido por la naturaleza autocrática y violenta de Liang Ji, se decidió a eliminar a la familia Liang con la ayuda de eunucos. El emperador Huan logró eliminar a Liang Ji en 159, pero esto solo causó un aumento en la influencia de estos eunucos sobre todos los aspectos del gobierno. La corrupción durante este período había llegado a un punto de ebullición. En el 166, los estudiantes universitarios se levantaron en protesta contra el gobierno y pidieron al emperador Huan que elimine a todos los funcionarios corruptos. En lugar de escuchar, el emperador Huan ordenó el arresto de todos los estudiantes involucrados. El emperador Huan ha sido considerado en gran parte como un emperador que podría haber tenido algo de inteligencia, pero carecía de sabiduría para gobernar su imperio; y su reinado contribuyó en gran medida a la caída de la dinastía Han del Este. 
Hou Hanshu (History of the Later Han) relata que un enviado romano (tal vez enviado por el emperador Marcus Aurelius) llegó a la capital china Luoyang en el 166 y fue recibido por el emperador Huan. 
El emperador Huan murió en 168 después de haber reinado durante 22 años; tenía 36 años. Le sucedió el emperador Ling de Han. 

Liu Zhi nació en el 132, de Liu Yi, el marqués de Liwu y su concubina Yan Ming. 
Liu Yi era el hijo de Liu Kai el Príncipe de Hejian (y por lo tanto un nieto del emperador Zhang), e inicialmente se había hecho el Príncipe de Pingyuan como el heredero de su primo Liu Sheng  por la Emperatriz Viuda Deng Sui, el regente del Emperador An, quien quedó impresionado con sus habilidades. Eso llevó a los rumores de que la emperatriz Deng estaba buscando reemplazar al emperador An, el primo del príncipe Yi, con el príncipe Yi. Después de que la emperatriz viuda Deng muriera en el 121, el emperador An, que guardaba rencor contra el príncipe Yi, lo rebajó al rango de marqués de Duxiang y lo exilió al principado de su padre. Durante el reinado del emperador Shun, el Príncipe Kai solicitó que se le permitiera darle el condado de Liwu, parte de su principado, a su hijo, y el emperador Shun lo permitió. Marqués Yi se convirtió así en el marqués de Liwu. 
En el 146, Liu Zhi había heredado el título de su padre y estaba comprometido con Liang Nüying, la hermana menor de la regente, la emperatriz viuda Liang Na y su hermano violento y corrupto, el gran mariscal Liang Ji. Ese año, Liang Ji, teniendo un resentimiento contra el emperador Zhi de ocho años por llamarlo un "general arrogante", asesinó al joven emperador por veneno. Los oficiales favorecieron en gran medida al primo hermano del emperador Zhi, Liu Suan, el Príncipe de Qinghe, quien fue descrito como un hombre solemne y correcto. La edad del príncipe Suan no se dio en la historia, aunque parecía ser un adulto en este momento. Sin embargo, Liang Ji dudaba en ceder autoridad a un emperador capaz. Debido a que Marquess Zhi estaba comprometida con su hermana y relativamente joven, Liang Ji sintió que podía controlarlo e insistió en hacerlo emperador. Marqués Zhi tomó el trono más tarde ese año como el Emperador Huan. 

Primer reinado: bajo la sombra de Liang Ji
Después de la ascensión del emperador Huan a la edad de 14 años, la emperatriz Dowager Liang continuó sirviendo como regente. Sin embargo, su hermano Liang Ji llegó a tomar más y más control, incluso más que la viuda de la emperatriz. El emperador Huan homenajeó póstumamente a su abuelo y su padre como emperadores pero, como la emperatriz viuda era regente, no honró a su madre Yan Ming como viuda emperatriz; más bien, se le dio el título de consorte imperial. La esposa de su padre, Lady Ma, fue honrada tardíamente como consorte imperial en el 148. En el 147, se casó con la emperatriz viuda Liang y la hermana de Liang Ji, Liang Nüying, convirtiéndola en su emperatriz. Parecía que, mientras los Liangs tenían el control, el Emperador Huan no era un títere completo. En cambio, como señal de cosas malas por venir, confió en los eunucos en su toma de decisiones. 
Ese mismo año, Liang Ji, junto con los eunucos Tang Heng y Zuo Guan, pero con la aprobación clara del emperador Huan, acusó falsamente a los honestos oficiales Li Gu y Du Qiao de conspirar para derrocar al Emperador Huan y reemplazarlo con el Príncipe Suan. Li y Du fueron ejecutados, mientras que el príncipe Suan fue degradado al estado de marqués y se suicidó. 
En 150, la emperatriz viuda Liang anunció que se retiraba y devolvía la autoridad imperial al emperador Huan. Más tarde ese año, ella murió. El emperador Huan luego honró a su madre como una viuda emperatriz. Sin embargo, sin su hermana para frenar su poder, Liang Ji llegó a ser aún más poderoso que antes. Su violencia y corrupción aumentaron y él eliminó a todos los disidentes con amenazas de muerte. Incluso arrojó a su hermano humilde y amante de la paz Liang Buyi fuera del gobierno. 
En el 152, la emperatriz Dowager Yan murió. Debido a que el emperador Huan había heredado el trono a través de una línea colateral, la aduana no le permitía ser el deudo. En cambio, su hermano Liu Shi, el Príncipe de Pingyuan, fue el principal de los dolientes. 
En el 153, se produjo la primera gran confrontación pública entre un oficial y un poderoso eunuco, lo que presagiaba que muchos llegarían. Zhu Mu, el gobernador de la provincia de Ji (Hebei central y norte moderno) había descubierto que el padre del poderoso eunuco Zhao Zhong había sido indebidamente enterrado en un chaleco de jade, un honor que estaba reservado para príncipes imperiales. Él ordenó una investigación: el padre de Zhao fue exhumado y el chaleco de jade fue despojado, un acto que enfureció a Zhao y al emperador Huan. Zhu no solo fue removido de su puesto sino que fue sentenciado a trabajos forzados.

Golpe de estado contra Liang Ji
Con el paso de los años, el Emperador Huan se volvió cada vez más descontento con el control del gobierno de Liang Ji y también se enojó por el comportamiento de la Emperatriz Liang. Debido a su posición como emperatriz viuda Liang y hermana de Liang Ji, la emperatriz Liang era derrochadora en su vida lujosa, excediendo con creces a cualquier emperatriz pasada, y era extremadamente celosa. No tenía un hijo y, como no quería que otras consortes imperiales tuvieran hijos, encontraría la manera de asesinar consortes embarazadas. El emperador Huan no se atrevió a reaccionar ante ella debido al poder de Liang Ji, pero rara vez tuvo relaciones sexuales con ella. En el 159, enojada y deprimida por haber perdido el favor de su marido, la emperatriz Liang murió. 
Esta muerte comenzó una cadena de eventos que llevaron a la caída de Liang Ji más tarde ese año. Liang, para continuar controlando al Emperador Huan, había adoptado al primo hermoso de su esposa (la hijastra de su tío Liang Ji (nota diferentes personajes a pesar de la misma pronunciación), Deng Mengnü, como su propio hija, cambiando su apellido a Liang. Él y Sun le dieron a Liang Mengnü al emperador Huan como consorte imperial. Después de la muerte de la emperatriz Liang, esperaban que finalmente la hicieran emperatriz. Para controlarla por completo, Liang Ji planeó matar a su madre, Lady Xuan: envió asesinos contra ella, pero el poderoso eunuco Yuan She, un vecino de Lady Xuan, frustró el asesinato. 
Lady Xuan informó sobre el intento de asesinato al emperador Huan, que estaba muy enfadado. Inició una conspiración con los eunucos Tang Heng, Zuo Guan, Dan Chao, Xu Huang y Ju Yuan para derrocar a Liang, sellando el juramento, mordiendo el brazo de Dan y jurando por su sangre. Liang Ji tenía algunas sospechas sobre lo que el Emperador Huan y los eunucos estaban haciendo, y comenzó una investigación. Los cinco eunucos reaccionaron rápidamente. Hicieron que el emperador Huan anunciara abiertamente que estaba recuperando el poder de Liang Ji y movilizó a los guardias imperiales para defender el palacio contra un contraataque de Liang. Rodearon la casa de Liang y lo obligaron a rendirse. Liang y Sun no pudieron responder y se suicidaron. Todos los clanes de Liang y Sun (excepto los hermanos de Liang Ji, Li Buyi y Liang Meng, que ya habían muerto) fueron arrestados y asesinados. Un gran número de funcionarios fueron ejecutados o depuestos por asociación cercana con Liang, tantos que el gobierno casi no pudo funcionar durante un tiempo. Las propiedades de Liang y Sun fueron confiscadas por el tesoro imperial, lo que permitió que los impuestos se redujeran en un 50% durante un año. La gente celebró mucho la muerte de Liang Ji. 

Después de la muerte de Liang Ji, el emperador Huan hizo a la emperatriz Liang Mengnü. Sin embargo, no le gustó el apellido de su familia y, por lo tanto, le ordenó que tomara el apellido Bo. Más tarde descubrió que su apellido original era Deng y, por lo tanto, se le restauró el apellido. 
La gente tenía grandes expectativas para la administración del emperador Huan después de la muerte de Liang Ji. Sin embargo, al no haber podido derrocar a Liang Ji sin la ayuda de los cinco eunucos, el emperador Huan los recompensó en gran medida, haciéndolos a ellos ya otros eunucos que participaron en el golpe de estado de las marquesas y fortaleciéndoles los puestos gubernamentales que les otorgaban un poder tremendo. Además, los cinco eunucos-marqueses se dedicaron abiertamente a la corrupción masiva y se hicieron extremadamente ricos con la aprobación del emperador Huan. Una canción escrita sobre los cuatro eunucos marqueses restantes después de la muerte de Dan los describió de esta manera: 
Zuo puede revertir la decisión del cielo. Ju se sienta solo sin partido. Xu es un lobo acostado. El poder de Tang es tan frecuente como la lluvia que cae. 

El propio emperador Huan también era corrupto y no estaba dispuesto a aceptar ninguna crítica. En 159, cuando el honesto magistrado del condado Li Yun presentó una petición instándole a restringir el poder de los eunucos, el emperador Huan se ofendió profundamente porque incluyó la frase: "¿Se está quedando ciego el emperador?" y, a pesar de las intercesiones de varios funcionarios e incluso algunos eunucos imparciales, fueron ejecutados Li y su amigo Du Zhong. 
En el 161, aparentemente en reacción al gasto debido a renovadas rebeliones Qiang y nuevas revueltas agrarias, el emperador Huan emitió un edicto que ofrecía oficinas menores para la venta, incluyendo puestos de oficiales de la guardia imperial. Esta práctica sentó un mal precedente y se haría aún más frecuente y problemático bajo el sucesor del Emperador Huan, Emperor Ling. Mientras que el emperador Huan realmente pudo encontrar generales competentes para reprimir las rebeliones o persuadir a los rebeldes para que se rindieran, la corrupción desenfrenada llegó a causar nuevas rebeliones tan pronto como se sofocaron las antiguas. 
En el 165, tal vez finalmente harto de los excesos de los eunucos, el emperador Huan depuso a Ju, el único eunuco restante de los cinco originales. Varios otros eunucos corruptos también fueron degradados o depuestos. Sin embargo, poco después, los poderes de los eunucos se restablecieron nuevamente. Para el resto del reinado del emperador Huan, habría un ciclo de ascenso y caída del poder de los eunucos después de los conflictos con los funcionarios, pero inexorablemente los eunucos regresarían, volviéndose más poderosos que antes. 
Más tarde ese año, aparentemente cansado de la emperatriz Deng y harto de sus disputas con su consorte favorita, Consort Guo, el emperador Huan la destituyó y encarceló. Murió enojada, y varios de los miembros de su familia fueron ejecutados. Quería hacer otra consorte, la emperatriz Tian Sheng, pero los funcionarios se opusieron a esto sobre la base de que ella era de bajo nacimiento. Recomendaron que hiciera consorte a Dou Miao, la hija de Dou Wu, un erudito confuciano y un descendiente de Dou Rong, que había contribuido mucho al establecimiento de la dinastía Han del Este, emperatriz. Aunque no favoreció al Consorte Dou, el emperador Huan cedió a la presión e hizo su emperatriz. 
En 166, una importante confrontación pública entre estudiantes universitarios y eunucos se convirtió en un incidente importante. El gobernador de la provincia capital (moderno oeste de Henan y el centro de Shaanxi), Li Ying, había arrestado y ejecutado a un adivino llamado Zhang Cheng, que había hecho que su hijo matara a un hombre, después de haber predicho que llegaría un perdón general. Li fue arrestado y 200 estudiantes universitarios firmaron una petición solicitando su liberación. Esto enfureció aún más al emperador Huan, quien hizo arrestar a los estudiantes. Solo después de aproximadamente un año y la intercesión de Dou Wu fueron liberados Li y los estudiantes de la universidad, pero todos ellos tuvieron sus derechos de ciudadanía despojados. Este incidente fue conocido más tarde como el primer desastre de la prohibición partisana. 
En 168, el emperador Huan murió sin un hijo. La emperatriz Dou, celosa de cómo favoreció a Consort Tian, ​​la hizo ejecutar de inmediato. Ella condujo una encuesta entre los miembros del clan imperial y se decidió por Liu Hong, de 11 años, el Marqués de Jieduting, quien luego ascendió al trono como Emperador Ling. 

Ling de Han
El emperador Ling de Han (156 - 13 de mayo del 189), nombre personal Liu Hong, fue el duodécimo emperador de la dinastía Han del Este. Nacido hijo de un marqués menor que descendió directamente del emperador Zhang (el tercer emperador Han del este), Liu Hong fue elegido emperador en 168 alrededor de los 12 años después de la muerte de su predecesor, el emperador Huan, que no tuvo hijo para sucederlo . Reinó por cerca de 21 años hasta su muerte en 189. 
El reinado del emperador Ling vio otra repetición de eunucos corruptos que dominaban el gobierno central Han, como fue el caso durante el reinado de su predecesor. Zhang Rang, el líder de la facción eunuco, logró dominar la escena política después de derrotar a una facción liderada por el padre de la emperatriz viuda Dou, Dou Wu, y el erudito confuciano Chen Fan en el 168. Después de llegar a la edad adulta, el emperador Ling era no estaba interesado en asuntos de estado y prefería complacer a las mujeres y un estilo de vida decadente. Al mismo tiempo, los funcionarios corruptos en el gobierno de Han impusieron fuertes impuestos a los campesinos. Acentuó la situación al introducir la práctica de vender oficinas políticas por dinero; esta práctica dañó severamente el sistema de servicio civil Han y condujo a la corrupción generalizada. La acumulación de agravios contra el gobierno de Han provocó el estallido de la rebelión del Turbante Amarillo dirigida por campesinos en 184. 
El reinado del emperador Ling dejó a la dinastía Han oriental débil y al borde del colapso. Después de su muerte, el Imperio Han se desintegró en el caos durante las décadas siguientes cuando varios caudillos regionales lucharon por el poder y el dominio. (Véase Fin de la dinastía Han.) La dinastía Han terminó en 220 cuando el hijo del emperador Ling, el emperador Xian, abdicó de su trono, un evento que llevó al comienzo del período de los Tres Reinos en China. 

Liu Hong era un marqués hereditario: el Marqués de Jiedu. En la dinastía Han, el marquesado de un marqués de una aldea solía incluir una sola aldea o, en casos raros, dos o tres aldeas. Él era la tercera persona en su familia en tener este título; su padre Liu Chang y su abuelo Liu Shu también fueron anteriormente Marqués de Jiedu Village. Su bisabuelo, Liu Kai, el Príncipe de Hejian, era el sexto hijo del emperador Zhang, el tercer emperador de la dinastía Han del Este. Su madre, Lady Dong, era la esposa formal de Liu Chang. 
Cuando el emperador Huan murió en 168 sin un hijo que lo sucediera, su emperatriz, la emperatriz Dou, se convirtió en emperatriz viuda, y ella examinó la genealogía del clan imperial para elegir un candidato para ser el próximo emperador. Por razones desconocidas, su asistente Liu Shu recomendó a Liu Hong, el Marqués de Jiedu Village. Después de consultar con su padre Dou Wu y el académico confuciano Chen Fan, la emperatriz viuda Dou instaló a Liu Hong, de 12 años, en el trono, y continuó gobernando en su nombre como regente. El recién entronizado Emperador Ling otorgó títulos póstumos a su abuelo, padre y abuela, honrándolos como emperadores y como emperatriz, respectivamente. Su madre, Lady Dong, no se convirtió en emperatriz viuda y recibió el título de una Honorable. 

Dou Wu y Chen Fan, quienes se convirtieron en los funcionarios más importantes del gobierno central, trataron de purgar a la facción eunuco. Más tarde en el 168, incluso propusieron exterminar a todos los poderosos eunucos, una propuesta que la emperatriz viuda Dou rechazó. Sin embargo, la noticia del complot se filtró, y los eunucos, después de secuestrar a la emperatriz viuda y tomar al joven emperador bajo custodia (después de convencerlo de que era para su propia protección) arrestaron y ejecutaron a Chen Fan. Dou Wu se resistió, pero finalmente fue derrotado y obligado a suicidarse. El clan Dou fue asesinado. Los poderosos eunucos, liderados por Cao Jie y Wang Fu, se convirtieron en los individuos más poderosos del gobierno central. 
Después de la destrucción del clan Dou, en el 169, el emperador Ling ascendió a su madre a la posición de emperatriz viuda, aunque continuó honrando a la emperatriz viuda Dou, ahora bajo arresto domiciliario, como viuda emperatriz también. Los miembros del clan Dong comenzaron a ingresar al gobierno, pero no tuvieron una influencia sustancial. Más tarde ese año, los eunucos persuadieron al Emperador Ling de que los "partidarios" (es decir, los funcionarios confucianos y quienes los apoyaban) estaban conspirando contra él, y un gran número de partidarios fueron arrestados y asesinados; a los demás se les quitaron completamente sus libertades civiles, en un evento históricamente conocido como el segundo desastre de las prohibiciones partidistas. 
La emperatriz Dowager Dou murió en el 172. A pesar de las sugerencias de los eunucos de que la enterraran como consorte imperial y no fuera honrada como la esposa del emperador Huan, el emperador Ling la enterró con todos los honores propios de una emperatriz viuda en el mausoleo del emperador Huan. Después de su muerte, un vándalo escribió en la puerta del palacio: "Todo lo que está bajo el cielo está en crisis. Cao y Wang asesinaron a la emperatriz viuda. Los funcionarios clave solo saben cómo ser funcionarios y no tienen nada fiel que decir. " 
Los eunucos enojados ordenaron una investigación que dio lugar a más de 1.000 arrestos, pero no se encontró nada concluyente. En ese año, los eunucos también acusaron falsamente al hermano del emperador Huan, Liu Kui, el Príncipe de Bohai, de traición y lo obligaron a suicidarse. Los miembros de toda su familia, incluida su esposa, concubinas, hijos, asistentes y funcionarios del principado, fueron arrestados y ejecutados. A medida que el gobierno de Han se volvió más corrupto, la gente recibió cargas tributarias más pesadas. Cuando el emperador Ling creció, no solo no tomó medidas correctivas, sino que continuó tolerando la corrupción de los eunucos en su mayor parte. Una gran derrota del ejército Han por las tribus Xianbei en el 177 agotó aún más el tesoro imperial. 
En el 178, la esposa del emperador Ling, la emperatriz Song, a quien hizo emperatriz en el 171 pero no favoreció, fue víctima de la traición de los eunucos. Su tía, Lady Song, era la esposa de Liu Kui, por lo que los eunucos estaban preocupados de que ella pudiera vengarse de ellos. Por lo tanto, al colaborar con otras consortes imperiales que querían reemplazar a la emperatriz, los eunucos acusaron falsamente a la emperatriz Song de usar brujería para maldecir al emperador Ling. El emperador los creyó y depuso a la emperatriz, que fue encarcelada y murió en la desesperación. Su padre, Song Feng, y el resto de su familia fueron exterminados. 

En el 178, Emperor Ling introdujo la práctica de vender oficinas políticas por dinero, una práctica que dañó severamente el sistema de servicio civil Han y condujo a la corrupción generalizada. Las personas que pagaron estos puestos perpetuaron la corrupción al asumir el cargo. Eso era exactamente lo que el Emperador Ling tenía en mente: permitía que los funcionarios pagaran por cuotas después de asumir el cargo si no podían pagar la cantidad inicial. 
En 180, el Emperador Ling instaló a Lady He como la nueva emperatriz y nombró a su hermano, He Jin, como un funcionario clave en su gobierno. (Según las leyendas, logró ingresar al harén imperial del Emperador Ling porque su familia sobornó a los eunucos a cargo de seleccionar mujeres para el emperador.) Recibió el puesto de emperatriz porque le dio al emperador Ling un hijo, Liu Bian; el emperador tuvo otros hijos, pero murieron prematuramente antes del nacimiento de Liu Bian. 
Durante estos años, el emperador Ling se interesó en la construcción de jardines imperiales, por lo que ordenó a los oficiales de comandancia y principados de todo el Imperio Han que le pagaran sus tributos directamente, para poder usar el dinero para financiar sus proyectos de construcción. Esto, a su vez, creó presiones sobre los funcionarios para que recurrieran a prácticas corruptas para que pudieran extraer un tributo más grande de sus jurisdicciones para el emperador. A pesar de todos sus defectos, el Emperador Ling de vez en cuando atendía los buenos consejos de sus súbditos, pero no era consecuente al hacerlo. A sus sujetos a menudo les resultaba frustrante tratar de convencerlo sobre cuestiones de política porque solo los escuchaba cuando quería.

La rebelión del turbante amarillo
En algún momento antes de 183, un importante movimiento rebelde taoísta había comenzado en la provincia de Ji (actual Hebei central): la secta Taiping, dirigida por Zhang Jiao, que afirmaba que tenía poderes mágicos para sanar a los enfermos. En el 183, sus enseñanzas y seguidores se habían extendido a ocho provincias: provincia de Ji, provincia de Qing (Shandong central y oriental actual), provincia de Xu (actual Jiangsu septentrional y Anhui), provincia de Tú (actual Hebei septentrional, Liaoning).  Beijing y Tianjin), provincia de Jing (actual Hubei y Hunan), provincia de Yang (actual Jiangsu meridional y Anhui, Jiangxi y Zhejiang), provincia de Yan (actual Shandong occidental) y provincia de Yu (actual Henan central y oriental). Varios funcionarios imperiales clave se preocuparon por el control de Zhang Jiao sobre sus seguidores, y sugirieron que la Secta Taiping se disolviera. El emperador Ling no los escuchó. 
Zhang Jiao de hecho había planeado una rebelión. Él comisionó a 36 comandantes militares, estableció un gobierno en la sombra y escribió una declaración: "El cielo azul está muerto. El cielo amarillo vendrá a la existencia. El año será jiazi. El mundo será bendecido". (Según el método tradicional del calendario del ciclo sexagenario chino, 184 sería el primer año del ciclo, conocido como jiazi). Zhang Jiao hizo que sus seguidores escribieran jiazi en caracteres grandes con talco blanco donde pudieran, incluso en las puertas de las oficinas gubernamentales en la capital imperial y otras ciudades. Uno de los seguidores de Zhang Jiao, Ma Yuanyi, conspiró con dos eunucos para iniciar un levantamiento dentro del palacio.

A principios de 184, este complot fue descubierto, y Ma Yuanyi fue inmediatamente arrestado y ejecutado. El emperador Ling ordenó que los miembros de la secta de Taiping fueran arrestados y ejecutados, y Zhang Jiao inmediatamente declaró una rebelión. Todos los miembros de la rebelión usaban un turbante amarillo o pañuelo en la cabeza como su símbolo, y por lo tanto, la rebelión se hizo conocida por ello. En un mes, Zhang Jiao controlaba grandes áreas de territorio. Bajo la sugerencia del eunuco Lü Qiang, que simpatizaba con los partisanos, el Emperador Ling perdonó a los partisanos para evitar la posibilidad de que se unieran a los Turbantes Amarillos. (Lü Qiang mismo se convirtió en una víctima, sin embargo, cuando los otros eunucos, en venganza, lo acusaron falsamente de querer deponer al emperador, y se suicidó ese mismo año). 
El emperador Ling envió una serie de comandantes militares contra los turbantes amarillos, y en estas campañas se distinguieron varios de ellos, incluidos Huangfu Song, Cao Cao, Fu Xie, Zhu Jun, Lu Zhi y Dong Zhuo. Un desarrollo militar clave con grandes implicaciones posteriores fue que los turbantes amarillos lucharon principalmente con tropas desplegadas desde la provincia de Liang (actual Gansu), que había estado acostumbrada a reprimir las rebeliones de las tribus Qiang. A finales del 184, Zhang Jiao fue asesinado, y mientras el resto de los Turbantes Amarillos no fueron derrotados de inmediato, gradualmente se disiparon para el año siguiente. Debido a las contribuciones de las fuerzas de la provincia de Liang a la campaña, comenzaron a temerse y comenzaron a despreciar a las tropas de todas las demás provincias. Durante y después de la Rebelión del Turbante Amarillo, mucha gente de otras provincias, para evitar el saqueo de los Turbantes Amarillos o fuerzas gubernamentales, también se organizaron en grupos militares, y un buen número resistió a las fuerzas gubernamentales, e incluso después del Amarillo. Los turbantes fueron derrotados, el control del gobierno central de las provincias ya no era lo que solía ser. 

Incluso después de que se reprimió la Rebelión del Turbante Amarillo, el Emperador Ling no cambió sus costumbres derrochadoras y corruptas. Siguió recaudando fuertes impuestos y continuó vendiendo oficinas. Como resultado, otras rebeliones agrarias y militares se multiplicaron. En 185, cuando estalló un incendio en la parte sur del palacio imperial, los Diez Asistentes sugirieron al emperador Ling que cobrara un impuesto de diez mazas de cada mu de tierras de cultivo para recaudar fondos para la reconstrucción del palacio. El emperador Ling luego ordenó a los oficiales de las comandancias de Taiyuan, Hedong y Didao (to) que transporten madera y piedras modeladas a Luoyang (la capital imperial) como materiales de construcción. Cuando los envíos llegaron al palacio, los eunucos que los recibieron regañaron a los trabajadores por entregar materiales de mala calidad, e insistieron en pagarlos muy por debajo de los precios del mercado, hasta un décimo del precio del mercado. Luego revendieron los materiales a otros eunucos, que se negaron a comprar. Con el tiempo, las pilas acumuladas de madera comenzaron a descomponerse. Las obras de construcción se retrasaron por años. Para complacer al Emperador Ling, algunos funcionarios regionales recaudaron impuestos más pesados ​​y obligaron a la gente a producir mayores cantidades de materiales de construcción, lo que provocó un mayor resentimiento entre la gente común. 
El Emperador Ling nombró oficiales de caballería para que sirvieran como sus mensajeros cada vez que emitía órdenes para que las cosas fueran entregadas a Luoyang. Estos oficiales, conocidos como zhongshi (emisarios centrales"), abusaron de su poder al obligar a los funcionarios regionales, que les tenían miedo, a darles sobornos. El nombramiento de funcionarios bajo el cargo de Inspector se decidió por la cantidad de dinero que podrían pagar para financiar la construcción del ejército y el palacio. Antes de asumir el cargo, estos funcionarios tuvieron que someterse a una evaluación para determinar su "valor". Algunos que no podían pagar la cantidad requerida se suicidaron, mientras que otros que se negaron a aceptar sus citas se vieron obligados a aceptar. 
Alrededor del tiempo, había un Sima Zhi, que había sido nombrado recientemente el Administrador de Julu Commandery. Como tenía fama de ser un funcionario honesto, debía pagar menos: tres millones de mazas. Al recibir la orden, se lamentó: "Debería ser como un padre para la gente común, pero me he visto obligado a explotarlos para satisfacer las necesidades del Emperador. No puedo soportarlo". Intentó renunciar, alegando que estaba enfermo, pero su pedido fue denegado. Cuando llegó a Meng Ford cerca de Luoyang, escribió un memorial para señalar todos los problemas con el gobierno y citar ejemplos históricos para advertir al emperador. Luego se suicidó consumiendo veneno. Después de leer el memorial de Sima Zhi, el Emperador Ling dejó temporalmente de recolectar fondos para la reconstrucción del palacio, pero rápidamente reanudó sus proyectos de construcción más tarde. Construyó una sala en los jardines del oeste y la llenó con tesoros y seda del departamento de agricultura. También visitó su lugar de nacimiento en Hejian Commandery, donde adquirió tierras y las utilizó para construir mansiones y torres. Como el emperador Ling provenía de un entorno relativamente pobre como un marqués menor, tenía un fuerte deseo de acumular tanta riqueza personal como fuera posible, especialmente después de ver que su predecesor, el emperador Huan, no le dejó una gran fortuna familiar. Sacó su riqueza no solo de los tesoros imperiales, sino también de los eunucos de bajo rango que lo atendieron. 
El emperador Ling solía decir: "El asistente regular Zhang (Rang) es mi padre, el asistente regular Zhao (Zhong) es mi madre". Como el emperador Ling confiaba y favorecía mucho a los eunucos, se comportaban sin orden judicial y abusaban de su poder. Incluso construyeron lujosas mansiones para ellos en el mismo diseño que el palacio imperial. Cuando el Emperador Ling visitó una vez la Plataforma Yong'anhou, una plataforma de observación elevada, los eunucos estaban preocupados de que viera sus mansiones y sospechara. Por lo tanto, le dijeron: "Su Majestad no debería ponerse en terreno más elevado. Si lo hace, la gente se dispersará". El emperador les creyó y dejó de visitar torres altas y plataformas de observación. 
En 186, el Emperador Ling encargó a los eunucos Song Dian y Bi Lan la supervisión de nuevos proyectos de construcción, incluida una nueva sala del palacio, cuatro grandes estatuas de bronce, cuatro campanas gigantes de bronce y esculturas de animales escupiendo agua, entre otros. También ordenó monedas acuñadas y ampliamente circuladas. Muchas personas percibieron que se trataba de una muestra de la extravagancia del emperador y señalaron señales que mostraban que las monedas eventualmente se dispersarían por todas partes. Esto resultó ser cierto cuando estalló el caos en Luoyang después de la muerte del emperador Ling. El emperador Ling nombró a Zhao Zhong como "General de Carros de Caballería" pero lo removió de su cargo después de unos 100 días. 
En 188, bajo las sugerencias de Liu Yan, el Emperador Ling aumentó en gran medida el poder político y militar de los gobernadores provinciales y seleccionó a funcionarios clave para servir como gobernadores provinciales.
En 189, cuando el emperador Ling enfermó gravemente, surgió un problema de sucesión. El emperador Ling tuvo dos hijos sobrevivientes: Liu Bian, el hijo de la emperatriz He, y Liu Xie, el hijo de Consort Wang. Debido a que el Emperador Ling, en su infancia, había perdido hijos con frecuencia en la infancia, más tarde creyó que sus hijos debían ser criados fuera del palacio por padres adoptivos. Por lo tanto, cuando nació Liu Bian, se le confió a Shi Zimiao, un taoísta, y se refirió a "Marquis Shi". Más tarde, cuando nació Liu Xie, fue criado por la madre del emperador Ling, la emperatriz Dowager Dong, y era conocido como "Marquis Dong". Liu Bian nació de la emperatriz y era mayor, pero el emperador Ling consideraba que su comportamiento no era lo suficientemente solemne y, por lo tanto, consideró hacer príncipe heredero de Liu Xie, pero dudó y no pudo decidir. 
Cuando el emperador Ling murió más tarde ese año, un poderoso eunuco en quien confiaba, Jian Shuo, quiso matar primero al hermano de la emperatriz He, el general en jefe He Jin, y luego convertir a Liu Xie en emperador y, por lo tanto, tender una trampa en una reunión que él debía tener con He Jin. Jin lo descubrió, y perentoriamente declaró al emperador Liu Bian. 

Caída de los eunucos 
He Jin (fallecido en el 189 d.C), hermanastro de la emperatriz He (189 d. C.), recibió autoridad sobre el ejército permanente y los guardias del palacio cuando fue nombrado general en jefe durante la Rebelión del Turbante Amarillo. Poco después de que el hijo de la emperatriz He, Liu Bian, conocido más tarde como el emperador Shao de Han, subiera al trono, el eunuco Jian Shi conspiró contra He Jin, fue descubierto y ejecutado el 27 de mayo de 189 d.C; Así, Jin se hizo cargo del Ejército del Jardín Occidental de Jian. (202 d. C.), entonces un oficial del Ejército del Jardín Occidental, conspiró con He Jin para derrocar a los eunucos ordenando en secreto a varios generales marchar hacia la capital y persuadir a la emperatriz viuda a entregar a los eunucos. Yuan ShaoYuan hizo enviar a estos generales petición Sin embargo, los eunucos descubrieron esto y utilizaron a la emperatriz viuda. Su madre, Lady Wuyang, y su hermano, He Miao, ambos simpatizantes de los eunucos, hicieron que se anulara la orden después de la petición a la emperatriz viuda para pedir el despido de los eunucos; Mansvelt Beck afirma que esta "guerra psicológica" finalmente rompió el deseo de la emperatriz viuda y ella consintió. El 22 de septiembre, los eunucos se enteraron de que He Jin tuvo una conversación privada con la Emperatriz viuda sobre su ejecución. Le enviaron un mensaje a He Jin de que la emperatriz viuda tenía más palabras para compartir con él; una vez que se sentó en el pasillo para encontrarse con ella, los eunucos se apresuraron a salir de su escondite y decapitaron a He Jin. Cuando los eunucos ordenaron a los secretarios imperiales redactar un edicto para despedir a Yuan Shao, el primero pidió permiso a He Jin, por lo que los eunucos les mostraron la cabeza cortada de He Jin.
Sin embargo, los eunucos se sitiaron cuando Yuan Shao atacó el Palacio del Norte y su hermano Yuan Shu (199 d. De C.) atacó el Palacio del Sur, rompiendo la puerta y obligando a los eunucos a huir al Palacio del Norte por el pasadizo que los conectaba. Zhao Zhong fue asesinado el primer día y la lucha duró hasta el 25 de septiembre cuando Yuan Shao finalmente irrumpió en el Palacio del Norte y supuestamente masacró a dos mil eunucos. Sin embargo, Zhang Rang logró huir con el emperador Shao y su hermano Liu Xie al río Amarillo, donde fue perseguido por las tropas de la familia Yuan y se suicidó saltando al río y ahogándose.

Coalición contra Dong Zhuo
Dong Zhuo (muerto en el año 192 d.C), general de la Van (bajo Huangfu Song) que marchó a Luoyang bajo la petición de Yuan Shao, vio la capital en llamas desde la distancia y escuchó que el emperador Shao vagaba por las colinas cercanas. Cuando Dong se acercó al emperador Shao, este último se asustó e indiferente, sin embargo, su hermano Liu Xie le explicó a Dong lo que había sucedido. El ambicioso Dong asumió el control efectivo de Luoyang y forzó a Yuan Shao a huir de la capital el 26 de septiembre. Dong fue nombrado Excelencia de las Obras, una de las Tres Excelencias. A pesar de las protestas, Dong hizo que el Emperador Shao fuera degradado como el Príncipe de Hongnong el 28 de septiembre, mientras elevaba a su hermano Liu Xie como emperador, más tarde conocido como el emperador Xian de Han (r 189-220 d.C). La Emperatriz viuda Fue envenenada por Dong Zhuo el 30 de septiembre, seguido por el Príncipe de Hongnong el 3 de marzo de 190 d.C. 
Yuan Shao, una vez que dejó la capital, lideró una coalición de comandantes, ex funcionarios y soldados de fortuna para desafiar a Dong Zhuo. Ya no veía a Luoyang como un refugio seguro, Dong quemó la ciudad hasta el suelo y obligó a la corte imperial a reasentarse en Chang'an en mayo de 191 d.C. En una conspiración encabezada por el Ministro sobre las masas, Wang Yun (muerto en 192 d.C), Dong fue asesinado por su hijo adoptivo Lü Bu (muerto en 198 d.C). Los subordinados de Dong luego mataron a Wang y obligaron a Lü a huir, arrojando a Chang'an al caos. 
El emperador Xian huyó de Chang'an en 195 d.C y regresó a Luoyang en agosto de 196 d.C. Mientras tanto, el imperio estaba siendo tallado en ocho esferas de influencia, cada una gobernada por poderosos comandantes u oficiales: en el noreste estaban Yuan Shao y Cao Cao (155-220 d.C); al sur de ellos estaba Yuan Shu, ubicado justo al sureste de la capital; al sur de este fue Liu Biao (d. 208 d.C) en Jing; Sun Ce (d. 200 d.C) controlaba el sudeste; en el sudoeste estaban Liu Zhang († 219 d.C) y Zhang Lu († 216 d.C) ubicados justo al norte de él en Hanzhong; la provincia sureña de Liang estaba habitada por el pueblo Qiang y varios grupos rebeldes. Aunque el pronóstico alimentó las especulaciones sobre el destino de la dinastía, estos señores de la guerra todavía reclamaron lealtad a Han, ya que el emperador todavía estaba en el pináculo de un sistema cósmico-religioso que aseguraba su supervivencia política.

Alza de Cao Cao
Cao Cao, Comandante de la Caballería durante la Rebelión del Turbante Amarillo y luego Coronel del Ejército del Jardín Occidental en el año 188 d.C, fue Gobernador de la Provincia de Yan (Shandong occidental moderno y Henan oriental) en el 196 d.C cuando tomó al emperador de Luoyang a su cuartel general en Xuchang. Yuan Shu declaró su propia dinastía Zhong en 197 d.C, pero este movimiento audaz le valió la deserción de muchos de sus seguidores, muriendo sin dinero en 199 d.C después de intentar ofrecer su título a Yuan Shao. Ganando más poder después de derrotar a Gongsun Zan (199 d. de C.), Yuan Shao lamentó no haber capturado al emperador cuando tuvo la oportunidad y decidió actuar contra Cao. El enfrentamiento culminó en la victoria de Cao Cao en la Batalla de Guandu en el 200 d.C, lo que obligó a Yuan a retirarse a su territorio. Después de que Yuan Shao murió en 202 d.C, sus hijos pelearon por su herencia, permitiendo que Cao Cao elimine a Yuan Tan (173-205 d.C) y conduzca a sus hermanos Yuan Shang y Yuan Xi a buscar refugio con el pueblo Wuhuan. Cao Cao afirmó su dominio sobre el noreste cuando derrotó al Wuhuan liderado por Tadun en la Batalla de White Wolf Mountainen 207 d.C; los hermanos Yuan huyeron a Gongsun Kang (221 d. C.) en Liaodong, pero este los mató y envió sus cabezas a Cao Cao en sumisión. 
Cuando se especuló que Liu Bei (161-223 d.C), un vástago de la familia imperial que estaba anteriormente al servicio de Cao Cao, planeaba tomar el territorio del ahora enfermo Liu Biao en 208 d.C, Cao Cao forzado El hijo de Liu Biao para entregar la tierra de su padre. Esperando que Cao Cao se vuelva contra él, Sun Quan (182-252 d.C), que heredó el territorio de su hermano Sun Ce en 200 d.C, se alió con Liu Bei y se enfrentó a la fuerza naval de Cao Cao en 208 d.C en la batalla de Chibi. Esta fue una derrota significativa para Cao Cao que aseguró la desunión continua de China durante los Tres Reinos (220-265 d.C).

Shao de Han
Liu Bian (176 - 6 de marzo de 190), también conocido como el emperador Shao de Han y el Príncipe de Hongnong, fue el decimotercero emperador de la dinastía Han del Este en China. Se convirtió en emperador alrededor de la edad de 13 años tras la muerte de su padre, el emperador Ling, y gobernó brevemente desde el 15 de mayo hasta el 28 de septiembre de 189 antes de ser depuesto, después de lo cual se hizo conocido como el "Príncipe de Hongnong". Su título de emperador, "Emperador Shao" (literalmente "joven emperador"), también fue utilizado por otros emperadores que estuvieron en el poder por muy cortos períodos de tiempo. En 190, fue envenenado a muerte por Dong Zhuo, el señor de la guerra que lo depuso y lo reemplazó con su medio hermano menor, Liu Xie (el emperador Xian).
Liu Bian nació en 176 a Liu Hong (Emperador Ling) y una de sus consortes, Lady He. En el momento de su nacimiento, él era el único hijo del Emperador Ling porque los otros hijos del emperador que nacieron antes de Liu Bian murieron prematuramente. Cuando el Emperador Ling creyó que había perdido a sus hijos anteriores debido a la mala suerte, ordenó a Shi Zimiao, un taoísta, que criara a su hijo recién nacido; Liu Bian recibió el título de "Marquis Shi". La madre de Liu Bian, Lady He, se convirtió en emperatriz en el 180. En 181, otra de las consortes del Emperador Ling, la Bella Dama Wang, dio a luz a un hijo, Liu Xie. La emperatriz He, en sus celos, envenenó a la Bella Dama Wang. El sin madre Liu Xie fue criado por su abuela, la emperatriz Dowager Dong, y se le dio el título de "Marquis Dong". 
Cuando sus súbditos le pidieron que nombrara a uno de sus hijos como príncipe heredero, Emperor Ling tuvo un dilema entre Liu Bian y Liu Xie, sus únicos dos hijos sobrevivientes. Sintió que Liu Bian no era apto para ser emperador porque era frívolo e incapaz de imponer respeto, por lo que prefería a Liu Xie. Sin embargo, también le preocupaba que si él elegía a Liu Xie, la Emperatriz se volvería hacia su medio hermano, He Jin, por ayuda. He Jin ocupaba el cargo de General-en-Jefe y era una figura muy influyente en la corte imperial. Finalmente, no nombró a ninguno de sus hijos como príncipe heredero.

Reinado
Cuando el emperador Ling se enfermó gravemente en 189, encomendó secretamente a Liu Xie, de ocho años, a un ayudante cercano y eunuco, Jian Shuo. Tras la muerte del emperador, Jian Shuo intentó atraer a He Jin a una trampa en el palacio, asesinarlo y luego instalar a Liu Xie en el trono. El plan de Jian Shuo de hacer que el emperador Liu Xie finalmente fallara, por lo que Liu Bian, de 13 años, fue entronizado y se hizo conocido históricamente como el Emperador Shao. La emperatriz He, como madre del emperador, se convirtió en emperatriz viuda y asistió a las sesiones de la corte imperial junto a su hijo. Como el emperador Shao todavía era joven, el general en jefe He Jin y el gran tutor Yuan Wei sirvieron como sus regentes. 
En el verano de 189, después de enterarse de que Jian Shuo quería asesinarlo, He Jin y sus partidarios lanzaron una acción preventiva contra el eunuco y lo hicieron arrestar y ejecutar. Meses después, Yuan Shao le sugirió a He Jin que eliminara a la facción eunuco y consolidara el poder. Aunque la emperatriz viuda se opuso enérgicamente al plan de He Jin, el general en jefe, siguiendo el consejo de Yuan Shao, intentó impulsar su idea. Instó a algunos caudillos regionales a dirigir a sus tropas en las cercanías de Luoyang, la capital imperial, y exigió abiertamente la ejecución de los eunucos, con la esperanza de presionar a la emperatriz viuda He para que aceptara. La emperatriz viuda, sin embargo, se puso del lado y protegió a los eunucos. En represalia, los eunucos tramaron un complot para asesinar a He Jin: emitieron una orden imperial falsa en la emperatriz viuda. Su nombre, ordenando a He Jin que ingrese al palacio imperial, donde cayó en una emboscada y fue asesinado por los eunucos. 
Después de la muerte de He Jin, sus subordinados Wu Kuang y Zhang Zhang, junto con Yuan Shao, Yuan Shu y otros, condujeron a sus tropas a asaltar el palacio y matar a los eunucos en venganza. Asesinaron indiscriminadamente a cualquiera que pareciera un eunuco; algunos hombres jóvenes que no tenían vello facial, desesperados, dejaban caer sus pantalones delante de los soldados para demostrar que no eran eunucos. Durante el ataque, los eunucos tomaron como rehén al emperador Shao, el príncipe de Chenliu (Liu Xie) y la emperatriz viuda, e intentaron huir del palacio. Lu Zhi interceptó al eunuco Duan Gui  y salvó a la emperatriz viuda de él. El hermano menor de Jin, He Miao, que simpatizaba con los eunucos, fue asesinado por Wu Kuang y Dong Min. Más de 2,000 personas murieron en el ataque. 
El emperador Shao y Liu Xie, que fueron sacados del palacio por los eunucos durante el caos, finalmente fueron encontrados cerca de la orilla del río y salvados por Lu Zhi y Min Gong. Mientras Lu Zhi y Min Gong escoltaban al emperador y al príncipe al palacio imperial, fueron interceptados por las fuerzas bajo el mando de Dong Zhuo, uno de los caudillos convocados inicialmente por He Jin para presionar a la emperatriz viuda He. Cuando Dong Zhuo se encontró con ellos, el Emperador Shao estaba tan sorprendido que no podía expresar sus pensamientos con claridad. En contraste, Liu Xie no tuvo dificultad para describir lo que sucedió y, en la impresión de Dong Zhuo, se comportó más como un emperador que como el emperador Shao. Dong Zhuo concibió así la idea de deponer al emperador Shao y reemplazarlo con Liu Xie. 

Después de escoltar al emperador y al príncipe de regreso a Luoyang, Dong Zhuo aprovechó el vacío de poder creado por el conflicto entre He Jin y la facción eunuco para tomar el control del gobierno central y la corte imperial. Muchos oficiales y las tropas imperiales estacionadas en Luoyang se sintieron intimidados por la élite, soldados probados en batalla que Dong Zhuo trajo consigo de la provincia de Liang. Dong Zhuo eventualmente hizo derrocar al emperador Shao y lo reemplazó con Liu Xie, quien se hizo conocido históricamente como el emperador Xian. El ex emperador Shao recibió el título honorífico de "Príncipe de Hongnong". Más tarde ese año, Dong Zhuo hizo envenenar a la Emperatriz viuda en el Palacio de Yong'an. 
A principios de 190, después de que una coalición de señores de la guerra lanzara una campaña contra Dong Zhuo en nombre de la liberación del emperador Xian y el gobierno central de su control, Dong Zhuo se preocupó de que los señores de la guerra pudieran restaurar al Príncipe de Hongnong al trono y amenazar al legitimidad del gobierno que controlaba en Luoyang. Un mes después de que comenzó la campaña, Dong Zhuo envió a su consejero Li Ru para obligar al príncipe a suicidarse bebiendo vino envenenado. El príncipe pudo despedir a su esposa, Consort Tang y otras concubinas antes de sucumbir a su destino. Fue enterrado en una tumba construida originalmente para el eunuco Zhao Zhong y más tarde póstumamente honrado como "Príncipe Huai de Hongnong".

Xian de Han
El emperador Xian de Han (2 de abril de 181 - 21 de abril de 234), nombre personal Liu Xie, nombre de cortesía Bohe, fue el decimocuarto y último emperador de la dinastía Han del Este en China. Reinó desde el 28 de septiembre de 189 hasta el 25 de noviembre de 220. 
Liu Xie era un hijo de Liu Hong (Emperador Ling) y era un medio hermano más joven de su predecesor, Liu Bian (Emperador Shao). En el 189, a la edad de ocho años, se convirtió en emperador después de que el caudillo Dong Zhuo, que había tomado el control del gobierno central de Han, depuso al emperador Shao y lo reemplazó con Liu Xie. El recién entronizado Liu Xie, históricamente conocido como el Emperador Xian, era de hecho un gobernante títere bajo el control de Dong Zhuo. En 190, cuando una coalición de caudillos regionales lanzó una campaña de castigo contra Dong Zhuo en nombre de la liberación del emperador Xian, Dong Zhuo ordenó la destrucción de la capital imperial, Luoyang, y trasladó a la fuerza la capital imperial junto con sus residentes a Chang'an. Después del asesinato de Dong Zhuo en el 192, el emperador Xian cayó bajo el control de Li Jue y Guo Si, dos ex subordinados de Dong Zhuo. Los diversos caudillos regionales reconocieron formalmente la legitimidad del emperador Xian, pero nunca tomaron medidas para salvarlo de su rehén. 
En 195, el emperador Xian logró escapar de Chang'an y regresar a las ruinas de Luoyang, donde pronto quedó varado. Un año después, el caudillo Cao Cao condujo sus fuerzas a Luoyang, recibió al emperador Xian, lo tomó bajo su protección y lo escoltó a Xu, donde se estableció la nueva capital imperial. Aunque Cao Cao pagó lealtad nominal al emperador Xian, en realidad era el jefe de facto del gobierno central. Utilizó hábilmente al Emperador Xian como una "carta de triunfo" para reforzar su legitimidad cuando atacó y eliminó a los señores de la guerra rivales en su intento de reunificar el Imperio Han bajo el gobierno del gobierno central. El éxito de Cao Cao pareció inevitable hasta el invierno de 208-209, cuando perdió la decisiva Batalla de acantilados Rojos contra los señores de la guerra del sur Sun Quan y Liu Bei. La batalla allanó el camino para la posterior aparición de los Tres Reinos después. 
A finales del 220, algunos meses después de la muerte de Cao Cao, el sucesor de Cao Cao, Cao Pi, obligó al emperador Xian a abdicarle del trono. Luego estableció el estado de Cao Wei consigo mismo como el nuevo emperador, un evento que marca el final formal de la dinastía Han y el comienzo del período de los Tres Reinos en China. El destronado emperador Xian recibió el noble título de Duque de Shanyang de Cao Pi y pasó el resto de su vida cómodo y disfrutó de un trato preferencial. Murió el 21 de abril de 234, unos 14 años después de la caída de la dinastía Han. 

Liu Xie nació en el 181 en manos del Emperador Ling y su Consorte Wang. Durante su embarazo, Consort Wang, temerosa de la Emperatriz He del Emperador Ling, había tomado drogas que tenían la intención de inducir un aborto, pero no tuvo éxito en su intento. Poco después de que dio a luz a Liu Xie, la celosa Emperatriz He la envenenó poniendo veneno en su comida. El emperador Ling estaba furioso y quería deponerla, pero los eunucos le suplicaron, y ella no fue depuesta. Liu Xie fue criada personalmente por la madre del emperador Ling, la emperatriz viuda Dong, y conocida por el circunspecto título "Marqués Dong". (Esto se debe a la superstición: el emperador Ling había perdido un número de hijos anteriormente, y por lo tanto Liu Xie y su hermano mayor Liu Bian eran conocidos por tales títulos, se conocía a Liu Bian, que había sido criado por Shi Zimiao. como "Marquis Shi"). Liu Bian nació de la emperatriz y era mayor, pero el emperador Ling consideraba que su comportamiento no era lo suficientemente solemne y, por lo tanto, consideró designar a Liu Xie como su príncipe heredero, pero dudó y no pudo decidir.

Cuando el emperador Ling murió en 189, un influyente funcionario eunuco en quien confiaba, Jian Shuo, quiso primero matar al hermano de la emperatriz He, el general en jefe He Jin, y luego instalar a Liu Xie en el trono, y por lo tanto tender una trampa en una reunión que iba a tener con He Jin. Él Jin lo descubrió, y preventivamente declaró a Liu Bian como el nuevo emperador. Más tarde ese año, el emperador Shao le otorgó a Liu Xie el título de "Príncipe de Bohai" y más tarde cambió su título a "Príncipe de Chenliu".

Después de que Liu Bian se convirtiera en emperador, He Jin se convirtió en el funcionario más poderoso en la corte imperial, y él y su consejero Yuan Shao rápidamente entraron en una conspiración para exterminar a los eunucos. Sin embargo, fueron rechazados por la emperatriz viuda He, y tramaron el plan de ordenar secretamente a varios señores de la guerra que avanzaran hacia la capital, Luoyang, para obligar a la emperatriz viuda, He, a aceptar sus demandas. Uno de estos caudillos fue Dong Zhuo, quien vio esto como una oportunidad para controlar al gobierno central. 
El plan de Jin fue descubierto por los eunucos, quienes le tendieron una trampa y lo mataron. Yuan Shao llevó a sus fuerzas al palacio y mató a la mayoría de los eunucos. Los eunucos restantes inicialmente tomaron al joven emperador y a Liu Xie como rehenes, pero eventualmente fueron forzados a suicidarse cuando la batalla se volvió contra ellos. Cuando Dong Zhuo llegó a la escena, él, impresionado con su propio poder e impresionado con el emperador nervioso Shao, obligó al joven emperador a ceder el trono a Liu Xie (en parte porque fue criado por la emperatriz viuda Dong que, aunque no estaba relacionado con Dong Zhuo, por lo tanto, fue respetado por Dong Zhuo), quien luego ascendió al trono como el emperador Xian. Dong Zhuo luego asesinó a la emperatriz viuda He y al ex emperador Shao, y se convirtió en el control firme de la escena política. 

Reubicación forzada al oeste y la muerte de Dong Zhuo
En la primavera de 190, un número de funcionarios locales, formando una coalición liderada por Yuan Shao, se alzó rápidamente contra Dong Zhuo. Aunque todavía temían el poder militar de Dong Zhuo y no avanzaban directamente sobre Luoyang, Dong Zhuo también temía por su fuerza colectiva y, por lo tanto, estaba decidido a trasladar la capital al oeste a la antigua capital Han, Chang'an, más cerca de su base de poder en Provincia de Liang que cubre Gansu actual). El 9 de abril de 190, obligó al emperador Xian a trasladarse a Chang'an y prendió fuego a Luoyang, dejándolo en gran parte en ruinas.
Después de que la repugnante coalición se derrumbó, varios funcionarios, dirigidos por Wang Yun y Lü Bu, asesinaron a Dong el 22 de mayo de 192. Durante un tiempo, pareció que el régimen de Han podría volver a la normalidad, ya que Wang Yun estableció rápidamente relaciones relativamente amistosas con él los funcionarios locales resistiendo a Dong, pero en este momento actuando más como caudillos locales. Sin embargo, debido al fracaso de Wang Yun para pacificar a los antiguos subordinados de Dong Zhuo, se alzaron en rebelión y mataron a Wang.

Los antiguos subordinados de Dong Zhuo, liderados por Li Jue y Guo Si, tomaron bajo su control al emperador Xian y la corte imperial. Sin embargo, Li Jue y Guo Si no tenían ambiciones serias, y su incompetencia en el gobierno fomentó el colapso del Imperio Han en regímenes de señores de la guerra. En 195, Li Jue y Guo Si tuvieron una gran caída, y Li tomó como rehén al emperador Xian, mientras que Guo tomó como rehenes a los oficiales mientras luchaban. Más tarde en el año, después de las conversaciones de paz entre Li Jue y Guo Si, acordaron permitirle al emperador Xian regresar a Luoyang, pero tan pronto como el emperador Xian abandonó Chang'an, lamentaron su decisión y lo persiguieron con sus tropas. Si bien nunca fueron capaces de capturarlo, la corte del emperador Xian se hizo pobre e incapaz de valerse por sí misma, y ​​una vez que regresó a Luoyang, carecía incluso de los elementos básicos de la vida. Muchos funcionarios murieron de hambre. En este momento, el estratega de Yuan Shao, Ju Shou, sugirió que acogiera al emperador Xian en su base en la provincia de Ji para poder controlar efectivamente el gobierno central, pero los otros estrategas Guo Tu y Chunyu Qiong se opusieron a la lógica de que si lo hiciera, tendría que ceder ante el emperador Xian en las decisiones clave. Yuan Shao escuchó a Guo Tu y Chunyu Qiong y nunca más consideró dar la bienvenida al emperador Xian.

Control estricto de Cao Cao
Lo que Yuan Shao no haría, Cao Cao lo hizo. Cao Cao era en este momento un señor de la guerra relativamente menor, como el gobernador de la provincia de Yan (que abarca el actual Shandong occidental y el este de Henan), con su cuartel general en Xu (actual Xuchang, Henan). Vio la ventaja estratégica de tener al emperador bajo su control y protección, y en 196 marchó hacia el oeste hasta Luoyang y, después de asegurarse un acuerdo con los generales del emperador Xian Dong Cheng y Yang Feng, convenciéndoles de su lealtad, ingresó en Luoyang y técnicamente poder compartido con Dong y Yang, pero de hecho estaba al mando. 
Sin embargo, a diferencia de la situación con Dong Zhuo, Cao Cao sabía cómo apaciguar a los otros generales y nobles, y aunque les dio poco poder, se aseguró de que permanecieran honrados, por lo que la oposición mínima contra él se desarrolló en la corte imperial. Luego movió la capital a Xu para afirmar su control sobre el gobierno central, y mientras Yang Feng se oponía a él, derrotó a Yang y pudo mover la capital.

Cao Cao comenzó entonces a emitir edictos imperiales con el nombre del emperador Xian, incluido un edicto duramente condenado que condenaba a Yuan Shao por tomar el control de las provincias cercanas, a pesar de que aún le otorgaba a Yuan el cargo altamente honorífico de Gran Comandante. Cao Cao y el emperador Xian mantuvieron una relación superficialmente cordial, pero esto no evitó dos enfrentamientos importantes que involucraron a Cao y otros funcionarios de la corte.
A principios de 199, cuando Cao Cao se enfrentaba a un gran enfrentamiento militar contra Yuan Shao, Dong Cheng afirmó haber recibido un edicto secreto emitido por el emperador Xian (oculto en un cinturón), y entró en una conspiración con Liu Bei, Zhong Ji  y Wang Fu para asesinar a Cao Cao. A fines del 199, Liu Bei comenzó una rebelión y esperó a que Dong Cheng actuara en la capital, pero en el 200, la conspiración de Dong fue descubierta, y él, junto con Zhong Ji y Wang Fu, fueron asesinados. Liu Bei fue derrotado más tarde por Cao Cao y obligado a huir al territorio de Yuan Shao. La hija de Dong Cheng, una consorte imperial, estaba embarazada, y el emperador Xian personalmente intentó interceder por ella, pero Cao Cao la hizo ejecutar de todos modos. 
La Emperatriz del emperador Xian, Fu Shou , enojada y temerosa de cómo murió Consort Dong, escribió a su padre, Fu Wan, una carta que acusa a Cao Cao de crueldad, e implícitamente le pide a su padre que comience una nueva conspiración contra Cao. Fu Wan tenía miedo de Cao Cao y nunca actuó en la carta, en el 214, su carta fue descubierta. Cao Cao estaba extremadamente enojado y obligó al emperador Xian a derrocar a la emperatriz Fu. El emperador Xian dudaba y Cao Cao envió a sus soldados al palacio para presionar al emperador. La emperatriz Fu se escondió dentro de las paredes, pero finalmente fue descubierta y arrastrada. Cuando la llevaron lejos, le gritó al emperador Xian que le salvara la vida, pero su única respuesta fue que ni siquiera podía saber qué le pasaría. Ella fue asesinada, junto con sus dos hijos y su familia. Cao Cao pronto obligó al emperador Xian a instalar a su hija Cao Jie, entonces consorte imperial, como la nueva emperatriz.

Abdicación y muerte
Cao Cao murió el 15 de marzo de 220. Su hijo y sucesor, Cao Pi, pronto obligó al emperador Xian a abdicar del trono a favor de él mismo, poniendo fin a la dinastía Han. Cao Pi estableció un nuevo estado conocido como Cao Wei (a veces conocido erróneamente como el Reino de Wei), y otorgó al Emperador Xian un título nobiliario - Duque de Shanyang. El ex emperador Xian murió en el 234 y fue enterrado con honores dignos de un emperador, usando ceremonias Han, y el entonces emperador de Wei, Cao Rui, fue uno de los dolientes. Como el príncipe heredero del emperador Xian ya había muerto, su nieto Liu heredó su ducado, que duró 75 años más y dos duques más, Liu Jin y Liu Qiu, hasta que la línea fue exterminada invadiendo tribus Xiongnu aproximadamente en el 309, durante la dinastía Jin. Esta práctica de un emperador que confiere la nobleza hereditaria a su predecesor, del que usurpó el trono, era conocida como er wang san ke.

Liu Bei (10 de junio de 223),  nombre de cortesía Xuande, fue un señor de la guerra en la dinastía Han del Este que fundó el estado de Shu Han en el período de los Tres Reinos y se convirtió en su primer regla. A pesar de los fracasos tempranos en comparación con sus rivales y careciendo de los recursos materiales y el estatus social que ellos comandaban, reunió apoyo junto a desalmados partidarios de Han que se oponían a Cao Cao, el caudillo que controlaba el gobierno central Han y el emperador Xian para restaurar la dinastía Han a través de este apoyo. Liu Bei superó sus muchas derrotas para forjarse su propio reino, que en su apogeo se extendió a lo que hoy es Sichuan, Chongqing, Guizhou, Hunan y partes de Hubei y Gansu. 
Culturalmente, debido a la popularidad de la novela histórica del siglo XIV, Romance de los Tres Reinos, Liu Bei es ampliamente conocido como un gobernante benévolo, humano ideal que cuidó a su gente y seleccionó a buenos consejeros para su gobierno. Su homólogo ficticio en la novela fue un ejemplo saludable de un gobernante que se adhirió al conjunto confuciano de valores morales, como la lealtad y la compasión. Históricamente, Liu Bei, como muchos gobernantes Han, fue muy influenciado por Laozi. Era un político brillante y un líder cuya habilidad era una notable demostración de un legalista. Las tendencias algo confucianas de Liu Bei también se dramatizaron en comparación con los fundadores de sus estados rivales, Cao Pi y Sun Quan, que ambos gobernaron como legalistas puros. Su filosofía política se puede describir mejor con el modismo chino "confuciano en apariencia pero legalista en esencia", un estilo de gobierno que se había convertido en la norma después de la fundación de la dinastía Han. 

Fin de la dinastía Han
Las Prohibiciones Partidistas fueron derogadas durante la Rebelión del Turbante Amarillo y la Rebelión de los Cinco Pescados del Arroz en el año 184 d.C, en gran parte porque la corte no quería seguir alejando a una porción significativa de la clase noble que de otro modo podría unirse a las rebeliones. Los adherentes del Turbante Amarillo y la Rebelión de los Cinco Pescados del Arroz pertenecían a dos diferentes sociedades religiosas taoístas jerárquicas dirigidas por los curanderos Zhang Jue († 184 d.C) y Zhang Lu († 216 d.C), respectivamente. La rebelión de Zhang Lu, en el moderno norte de Sichuan y el sur de Shaanxi, no fue sofocada hasta el año 215 d.C. La rebelión masiva de Zhang Jue a través de ocho provincias fue aniquilada por las fuerzas Han en un año, sin embargo en las décadas siguientes se produjeron levantamientos recurrentes mucho más pequeños. Aunque los turbantes amarillos fueron derrotados, muchos generales designados durante la crisis nunca disolvieron sus fuerzas de la milicia reunidas y utilizaron estas tropas para amasar el poder fuera de la autoridad imperial que se derrumba. 
El general en jefe He Jin (muerto en 189 d. C.), medio hermano de la emperatriz He (muerto en 189 d. C.), tramó con Yuan Shao (muerto en el año 202 d.C) para derrocar a los eunucos haciendo que varios generales marcharan a las afueras de la capital. Allí, en una petición escrita a la emperatriz He, exigieron la ejecución de los eunucos. Después de un período de vacilación, la Emperatriz consintió. Cuando los eunucos descubrieron esto, sin embargo, hicieron que su hermano He Miao rescindiera la orden. Los eunucos asesinaron a He Jin el 22 de septiembre de 189 d.C. Yuan Shao asedió entonces el Palacio del Norte de Luoyang, mientras que su hermano Yuan Shu (199 d. De JC) asedió el Palacio del Sur. El 25 de septiembre ambos palacios fueron violados y aproximadamente dos mil eunucos fueron asesinados. Zhang Rang había huido previamente con el emperador Shao (año 189 d.C) y su hermano Liu Xie, el futuro emperador Xian de Han (r 189-220 d.C). Mientras era perseguido por los hermanos Yuan, Zhang se suicidó saltando al río Amarillo. 
El general Dong Zhuo (muerto en el año 192 d.C) encontró al joven emperador y su hermano deambulando por el campo. Él los escoltó a salvo a la capital y fue nombrado Ministro de Obras, tomando el control de Luoyang y obligando a Yuan Shao a huir. Después de que Dong Zhuo degradó al emperador Shao y promovió a su hermano Liu Xie como emperador Xian, Yuan Shao lideró una coalición de ex oficiales y oficiales contra Dong, quien quemó a Luoyang y reasentó la corte en Chang'an en mayo de 191 d. . Dong Zhuo más tarde envenenó al emperador Shao. 
Dong fue asesinado por su hijo adoptivo Lü Bu (muerto en 198 d.C.) en un plan tramado por Wang Yun (muerto en 192 d. El emperador Xian huyó de Chang'an en el año 195 d.C a las ruinas de Luoyang. Xian fue persuadido por Cao Cao (155-220 d. C.), entonces gobernador de la provincia de Yan en el oeste de Shandong y el este de Henan, para trasladar la capital a Xuchang en 196 d. C.
Yuan Shao desafió a Cao Cao por el control sobre el emperador. El poder de Yuan disminuyó grandemente después de que Cao lo derrotó en la Batalla de Guandu en el año 200 d.C. Después de la muerte de Yuan, Cao mató al hijo de Yuan Shao, Yuan Tan (173-205 d.C), que había luchado con sus hermanos por la herencia familiar. Sus hermanos Yuan Shang y Yuan Xi fueron asesinados en 207 DC por Gongsun Kang (fallecido en 221 d.C), quienes enviaron sus cabezas a Cao Cao. 
Después de la derrota de Cao en la batalla naval de Red Cliffs en el año 208 d.C, China se dividió en tres esferas de influencia, con Cao Cao dominando el norte, Sun Quan (182-252 d.C) dominando el sur y Liu Bei (161-223 d.C) dominando el oeste. Cao Cao murió en marzo 220 d.C. En diciembre, su hijo Cao Pi (187-226 d.C) hizo que el emperador Xian le cediera el trono y se lo conoce póstumamente como el emperador Wen de Wei. Esto terminó formalmente con la dinastía Han e inició una era de conflicto entre tres estados: Cao Wei, Wu Oriental y Shu Han. 

Sociedad y cultura de la dinastía Han
La dinastía Han fue una era de gran progreso económico, tecnológico, cultural y social en China. Su sociedad estaba gobernada por un emperador que compartía el poder con una burocracia oficial y una nobleza semifeudal. Sus leyes, costumbres, literatura y educación se guiaron en gran medida por la filosofía y el sistema ético del confucianismo, aunque aún se podía ver la influencia del legalismo y el taoísmo (de la dinastía Zhou anterior). Los miembros de la clase de la pequeña nobleza que aspiraban a ocupar cargos públicos debían recibir una educación basada en Confucio. Se creó una nueva ideología sintética del confucianismo Han cuando el erudito Dong Zhongshu (179-104 a.C) unió el canon confuciano presuntamente editado por Kongzi, o Confucio (551-479 a.C), con ciclos cosmológicos de yin y yang y los cinco elementos chinos. 
Aunque el estatus social de nobles, funcionarios, agricultores y artesanos se consideraba superior a la estación del comerciante humildemente registrado, los hombres de negocios ricos y exitosos adquirieron enormes fortunas que les permitieron rivalizar con el prestigio social de incluso los nobles más poderosos y los más altos funcionarios.  Los esclavos estaban en el fondo del orden social, pero representaban solo una pequeña porción de la población general. Los retenedores se unieron a las fincas de los terratenientes ricos, mientras que los médicos y los ocultistas religiosos empleados por el estado podían ganarse la vida decentemente. La gente de todas las clases sociales creía en varias deidades, espíritus, inmortales y demonios. Mientras que los hadaistas Han se organizaron en pequeños grupos principalmente preocupados por alcanzar la inmortalidad a través de varios medios, a mediados del siglo II d.C formaron sociedades religiosas jerárquicas que desafiaron la autoridad imperial y vieron a Laozi (siglo VI a.C) como un santo profeta.
El típico hogar chino de la era Han contenía una familia nuclear con un promedio de cuatro a cinco miembros, a diferencia de las dinastías posteriores, cuando las generaciones múltiples y los miembros de la familia extendida comúnmente vivían en el mismo hogar. Las familias eran patrilineales, lo que convertía al padre en el jefe supremo de la casa. Los matrimonios arreglados eran la norma, mientras que se esperaba que una nueva esposa se uniera al clan de su esposo. Tener hijos sobre hijas se consideró extremadamente importante por el bien de llevar a cabo la adoración de los antepasados. Aunque las costumbres y la tradición confuciana esperaban que las niñas y las mujeres se comportaran pasivamente con sus parientes masculinos, a las madres se les dio un estado familiar superior al de sus hijos. Las mujeres también se dedicaban a diversas profesiones dentro y fuera del hogar y recibían protección bajo la ley. La emperatriz era superior en estatus a los parientes masculinos de su clan de consorte, mientras que la madre del emperador -la emperatriz viuda- tenía la autoridad de anular sus decisiones y elegir a su sucesor (si no se le había nombrado antes de su muerte).

Familia real, regentes, nobles y eunucos
En la cúspide de la sociedad Han estaba el emperador, un miembro de la familia Liu y, por lo tanto, un descendiente del fundador, el emperador Gaozu (reinado 202 -195 d.C). Sus súbditos no pudieron dirigirse a él por su nombre; en su lugar, utilizaron referencias indirectas como "debajo de los escalones hacia el trono" o "superior". Si un plebeyo, un ministro del gobierno o un noble entraban al palacio sin permiso oficial, el castigo era la ejecución. Aunque el Comandante de Justicia -uno de los Nueve Ministros del gobierno central- estaba a cargo de resolver las sentencias en los casos judiciales, el emperador no solo tenía la capacidad de anular la decisión del Comandante, sino que también tenía la capacidad exclusiva de redactar nuevos leyes o derogar las antiguas. Un emperador podría perdonar a cualquiera y otorgar amnistías generales. Aunque el emperador a menudo obedecía el consenso de la mayoría de sus ministros en las conferencias de la corte, su aprobación todavía era necesaria para cualquier decisión de política estatal e incluso a veces rechazaba la opinión de la mayoría.
El pariente más poderoso del emperador era la emperatriz viuda, viuda del emperador anterior y, por lo general, la madre natural del emperador. Si la abuela de un emperador, la gran viuda emperatriz, seguía viva durante su reinado, disfrutaba de una posición superior respecto a la viuda de la emperatriz. Los emperadores a menudo buscaban la aprobación de la emperatriz viuda para sus decisiones. Si un emperador era solo un niño, actuaba simplemente como un mascarón de proa mientras que la emperatriz viuda dominaba la política cortesana. Ella no solo tenía el derecho de emitir edictos y perdones, sino que si el emperador moría sin un heredero designado, ella tenía el derecho exclusivo de nombrar a un nuevo emperador. Debajo de la emperatriz viuda estaban la emperatriz y las concubinas imperiales. Aunque era la esposa del emperador, la posición de la emperatriz en la corte no era segura y el emperador podría eliminarla. Sin embargo, la emperatriz disfrutó la sumisión de concubinas como sus subordinados, que defendían la elevación de sus hijos sobre la emperatriz bajo su propio riesgo.
En los primeros Han occidentales, los parientes imperiales y algunos oficiales militares que habían servido al emperador Gaozu eran reyes que gobernaban grandes feudos semiautónomos, pero una vez que los reyes no relacionados habían muerto, un edicto imperial prohibía a todos los miembros de la familia que no pertenecían a Liu de convertirse en reyes. Los hermanos del emperador, los primos paternos, los hijos del hermano y los hijos del emperador, excluyendo al heredero aparente, fueron hechos reyes. Las hermanas e hijas del emperador fueron hechas princesas con feudos. Aunque el gobierno central eventualmente despojó el poder político de los reyes y nombró a su personal administrativo, los reyes todavía tenían derecho a recaudar una porción de los impuestos en su territorio como ingreso personal y disfrutaban de un estatus social que estaba justo debajo del emperador. Cada rey tenía un hijo designado para ser el heredero aparente, mientras que a sus otros hijos y hermanos se les daba el rango de marqués y gobernaban a los pequeños marquesados, donde una parte de los impuestos recaía en su bolsa privada. Aunque los reyes y marqueses gozaban de muchos privilegios, la corte imperial a veces era agresiva con ellos para controlar su poder. Comenzando con el reinado del emperador Gaozu, miles de familias nobles, incluidas las de las casas reales de Qi, Chu, Yan, Zhao, Han y Wei del período de los Estados Combatientes, fueron trasladadas a la fuerza a las proximidades de la capital, Chang'an. En la primera mitad de la dinastía Han occidental, el reasentamiento también podría imponerse a funcionarios poderosos y adinerados, así como a personas que poseían bienes que valían más de un millón de dólares en efectivo.
El cargo de regente (oficialmente conocido como General-en-Jefe fue creado durante el reinado del Emperador Wu (r 141-87 a.C) cuando nombró a tres oficiales para formar una regencia triunvirato sobre el gobierno central mientras el niño emperador Zhao ( 87-74 a.C) se sentó en el trono. Los regentes solían ser parientes políticos del emperador a través de la familia de su emperatriz, pero también podían ser hombres humildes que dependían del favor del emperador para avanzar en su posición en la corte. Los eunucos que mantenían el harén del palacio también podían obtener un nivel similar de poder. A menudo provenían de la clase media y tenían vínculos con el comercio. En el periodo Han occidental, solo hay un puñado de ejemplos donde los eunucos llegaron al poder ya que la burocracia oficial era lo suficientemente fuerte como para suprimirlos. Después de que el eunuco Shi Xian se convirtiera en el Prefecto de los Maestros del Palacio de la Escritura, el Emperador Yuan (48-33 a. C.) le cedió gran parte de su autoridad, por lo que se le permitió tomar decisiones de política vitales y fue respetado por los funcionarios. Sin embargo, Shi Xian fue expulsado de su cargo una vez que el emperador Cheng (33-7 a. C.) asumió el trono. Ningún eunuco de palacio obtendría autoridad comparable hasta después del 92 EC, cuando los eunucos liderados por Zheng Zhong (muerto en el 107 d.C) se pusieron del lado del emperador He (r 88-105 d.C) en un golpe para derrocar al clan Dou de la emperatriz viuda. Los funcionarios se quejaron cuando los eunucos como Sun Cheng (132 d. C.) fueron otorgados por el emperador Shun (r 125-144 d.C) con marquesados, pero después del año 135 d.C los eunucos recibieron autoridad legal para transmitir los feudos adoptados. Aunque el emperador Ling (r 168-189 d.C) renunció a una gran cantidad de autoridad a los eunucos Zhao Zhong (d 189 d.C) y Zhang Rang (d 189 d.C), los eunucos fueron asesinados en 189 CE cuando Yuan Shao (d. 202 d.C) sitiaron y asaltaron los palacios de Luoyang.

Eruditos y funcionarios
Aquellos que sirvieron en el gobierno tenían una posición privilegiada en la sociedad Han, que estaba a un nivel por debajo de los nobles (sin embargo, algunos altos funcionarios también fueron ennoblecidos y tenían feudos). No podían ser arrestados por crímenes a menos que el emperador les concediera permiso. Sin embargo, cuando los oficiales fueron arrestados, fueron encarcelados y encadenados como plebeyos. Sus castigos en la corte también tuvieron que obtener la aprobación del emperador.  Los funcionarios no estaban exentos de la ejecución, sin embargo, a menudo se les daba la oportunidad de suicidarse como una alternativa digna. Los puestos más importantes fueron las Tres Excelencias, excepto el Gran Tutor, una publicación que estaba ocupada irregularmente. Los títulos individuales y las funciones de las Tres Excelencias cambiaron de Han occidental a oriental. Sin embargo, sus salarios anuales se mantuvieron en 10,000 dan de grano, en gran parte conmutados a pagos en efectivo con monedas y artículos de lujo como la seda. Debajo de ellos estaban los Nueve Ministros, cada uno de los cuales encabezaba una importante oficina gubernamental y ganaba 2.000 bushels por año. Los empleados gubernamentales peor pagados hicieron Equivalente a 100 bushels anualmente. Se pensó que los funcionarios adinerados serían menos tentados por los sobornos. Por lo tanto, al comienzo de la dinastía, tener una riqueza imponible total tasada de cien mil monedas era un requisito previo para la celebración del cargo. Esto se redujo a cuarenta mil monedas en el 142 d.C, sin embargo, desde el reinado del emperador Wu esta política ya no se hizo cumplir.
Comenzar en Han Occidental fue un sistema de recomendación en el que los funcionarios locales presentaron propuestas a la capital sobre cuáles de sus subordinados eran dignos candidatos para ocupar cargos; esto creó una relación patrón-cliente entre los superiores anteriores y los nominados exitosos para cargos más altos. Con el prestigio mejorado del clan consorte bajo la Emperatriz Dowager Dou (97 d.C), una sucesión de regentes de su clan y otros amasaron una gran cantidad de clientes cuyas posibilidades de promoción dependían de la supervivencia política de la emperatriz viuda clan, que a menudo era de corta duración. Aparte de las relaciones patrón-cliente, uno podría usar conexiones familiares para asegurar la oficina. Patricia Ebrey escribe que en el Han occidental, el acceso a la oficina pública y la promoción a través de la movilidad social estaban abiertos a un segmento más grande de la población que en Han del Este. Un tercio de los doscientos cincuenta y dos funcionarios del gobierno de Han Oriental que tenían biografías en el Libro de Han posterior eran hijos o nietos de funcionarios, mientras que un quinto vino de familias provinciales prominentes o tenía antepasados ​​que habían servido como funcionarios. Durante cuarenta y seis de los ciento diez años entre 86 y 196 d.C, al menos un puesto de las Tres Excelencias fue ocupado por un miembro del clan Yuan o Yang.
Muchos funcionarios del gobierno central también comenzaron sus carreras como oficiales subordinados para las administraciones de nivel de comandancia.  Solo hay casos excepcionales (es decir, que involucren mérito militar durante las rebeliones de Han del Este tardío) cuando los oficiales subordinados de las administraciones de nivel del condado avanzaron al nivel del gobierno central. Incluso si se asegurara una oficina por estos medios, se esperaba que un funcionario fuera competente, por lo que una educación formal se convirtió en el sello distintivo de aquellos que aspiran a ocupar cargos públicos. Además de la tutoría privada, la Universidad Imperial se estableció en el 124 a. C., que luego albergaba a solo cincuenta alumnos, pero en el siglo II d.C, el cuerpo estudiantil había llegado a unos treinta mil. Estos estudiantes podrían ser nombrados por el emperador para varios puestos del gobierno de acuerdo con sus calificaciones de examen.
A pesar de la disminución de la movilidad social de los clanes menos prominentes, las elites locales se integraron mucho más en una estructura social de clase alta a nivel nacional durante el período Han oriental, ampliando así la clasificación de quienes pertenecían a la clase alta. La clase de la alta burguesía emergente -que se consolidó por completo durante la dinastía Han del Este- consistió en eruditos desempleados, maestros, estudiantes y funcionarios del gobierno. Estos hombres, aunque geográficamente separados y atascados en actividades locales, comenzaron a verse como participantes en asuntos nacionales más amplios de política y erudición. Reconocieron los valores compartidos de piedad filial, deferencia y enfatizar el estudio en los Cinco Clásicos sobre la posesión de un cargo público. Los emperadores Yuan y Cheng se vieron obligados a abandonar sus planes de reasentamiento para los funcionarios y sus familias en torno al asentamiento de las tumbas reales en el año 40 a. C. y 15 a. C., respectivamente; a diferencia de los días del emperador Wu, el historiador Cho-Yun Hsu afirma que en este punto los funcionarios y académicos tenían tanta influencia en las políticas tanto locales como nacionales que el traslado forzoso de ellos se hizo impensable.
En una muestra de solidaridad contra la injerencia de los eunucos en la política judicial con el golpe contra el regente Liang Ji (159 d. C.), estalló una protesta estudiantil generalizada en la que estudiantes de la Universidad Imperial tomaron las calles y corearon los nombres de los eunucos que opuesto. A instigación de los eunucos, el emperador Huan (146-168 d.C) inició las Prohibiciones partidistas en 166 d.C, una proscripción a gran escala contra Li Ying y sus asociados en la Universidad Imperial y en las provincias de la oficina de la tenencia (calificadas como partidarios. Con el suicidio del regente Dou Wu († 168 d.C) en su enfrentamiento con los eunucos poco después de que el emperador Ling (r 168-189 d.C) fuera colocado en el trono, los eunucos prohibieron a cientos más de ocupar cargos mientras vendían oficinas al mejor postor. Rechazados por lo que consideraban un gobierno corrupto, muchos gentrymen consideraron una vida moral y académica superior a la celebración de un cargo, y por lo tanto rechazaron las nominaciones para servir en la corte. Hasta que fueron derogadas en 184 d.C (para obtener apoyo de la pequeña nobleza contra la Rebelión del Turbante Amarillo), las prohibiciones partidarias crearon una gran parte independiente, descontenta de la pequeña nobleza que no simplemente regresaron a una vida solitaria en sus lugares de origen, sino que contactos con otros nobles en toda China y participa activamente en el movimiento de protesta. Reconociendo que la clase noble fue capaz de reclutar y certificarse, el Canciller Cao Cao (155-220 d.C) estableció el sistema de nueve rangos donde una distinguida figura de la alta burguesía en cada condado y comandancia asignaría a los caballeros locales un rango que el gobierno usaría para evaluar a los nominados para el cargo.

Granjeros y terratenientes
Muchos eruditos que necesitaban fondos adicionales para la educación o competían por un puesto político encontraron que la agricultura era una profesión decente que, aunque humilde, no era despreciada por sus compañeros de la aristocracia. Los nobles ricos, los funcionarios y los comerciantes podían poseer tierras, pero a menudo no las cultivaban ellas mismas y simplemente actuaban como propietarios ausentes mientras vivían en la ciudad. En su mayoría dependían de los arrendatarios pobres (diannong) que pagaban alquiler en forma de aproximadamente el cincuenta por ciento de sus productos a cambio de tierras, herramientas, animales de tiro y una casa pequeña. Los trabajadores asalariados (gunong) y los esclavos también fueron empleados en las fincas de los ricos, aunque no eran tan numerosos como inquilinos. Durante el oeste de Han, el pequeño propietario independiente cultivador representó a la mayoría de los campesinos agricultores, pero su lucha económica para mantenerse independiente durante tiempos de guerra, los desastres naturales y la crisis llevaron a muchos a la deuda, el bandolerismo y la esclavitud de inquilinos sin tierra por finales de Han del Este. La condición social de los propietarios-cultivadores pobres e independientes estaba por encima de los arrendatarios y trabajadores asalariados, pero por debajo de la de los terratenientes ricos. Mientras los terratenientes ricos empleaban arrendatarios y asalariados, los propietarios de tierras que administraban fincas pequeñas a medianas a menudo actuaban como administradores de sus hijos que cultivaban los campos y las hijas que tejían la ropa y se dedicaban a la sericultura para producir seda para el hogar o vender en mercado.
Durante la dinastía Han Occidental, los campesinos agrícolas formaron la mayoría de los que fueron reclutados por el gobierno para realizar trabajos forzados o tareas militares. Para el servicio laboral (gengzu), los hombres de entre 15 y cincuenta y seis años serían reclutados durante un mes del año para trabajar en proyectos de construcción y realizar otras tareas en sus comandancias y condados. Para la obligación militar (zhengzu), todos los hombres de veintitrés años debían entrenar durante un año en una de las tres ramas del ejército: infantería, caballería o armada. Hasta que cumplieron los cincuenta y seis años, estaban obligados a cumplir un año de servicio activo como tropas enviadas para proteger las fronteras de los nómadas hostiles o para actuar como guardias en la ciudad capital. Cambios significativos se hicieron a este sistema durante Han del Este; los campesinos podían pagar un impuesto de viaje si querían evitar la obligación laboral de un mes, ya que la mano de obra contratada se hizo más popular en la construcción y otros proyectos. La obligación del servicio militar incluso podría evitarse si un campesino pagara un impuesto de viaje, ya que el ejército de Han Oriental se convirtió en gran parte en una fuerza voluntaria. Otros plebeyos, como los mercaderes, también pudieron unirse al ejército.

Artesanos 
Los artesanos durante la dinastía Han tenían un estatus socioeconómico entre el de los granjeros y el de los mercaderes. Sin embargo, algunos fueron capaces de obtener un ingreso valioso, como un artesano que hizo cuchillos y espadas y fue capaz de comer alimentos aptos para nobles y funcionarios. Los artesanos y artesanos también disfrutaron de un estatus legal que era superior a los comerciantes. A diferencia de los comerciantes humildes, la ley permitía a los artesanos usar sedas lujosas, montar a caballo y andar en carruajes. Tampoco había leyes que prohibieran a los artesanos convertirse en funcionarios. Un pintor artesano que trabajó en la Academia Imperial rechazó muchas ofertas para ser nominado para un cargo público. Por el contrario, un burócrata que designó a un comerciante como funcionario podría ser acusado de un cargo político, mientras que algunos incluso evitaron las nominaciones alegando que eran comerciantes. 
A pesar de sus privilegios legales sobre el de los comerciantes, el trabajo de los artesanos fue considerado por los estudiosos de Han Confucio como de importancia secundaria para los agricultores. Esto es quizás en gran parte porque los académicos y funcionarios no podrían sobrevivir sin el producto del agricultor y los impuestos pagados en grano. El gobierno dependió de los granos gravados para financiar sus campañas militares y almacenó el excedente de granos para mitigar la hambruna generalizada en épocas de malas cosechas. A pesar de la prominencia dada a los granjeros, los eruditos confucianos aceptaron que los artesanos desempeñaron un papel económico vital. Este punto de vista solo fue rechazado por una pequeña minoría de legalistas, que abogaban por una sociedad de solo soldados y agricultores, y ciertos taoístas que querían que todos vivieran en aldeas autosuficientes y sin intereses comerciales. 
Los artesanos podrían ser empleados privados o podrían trabajar para el gobierno. Mientras que los talleres del gobierno emplearon a convictos, trabajadores corvée y esclavos estatales para realizar tareas menores, el maestro artesano recibió un ingreso significativo por su trabajo en la producción de artículos de lujo como espejos de bronce y laca.

Comerciantes e industriales
Con la excepción del librero y el boticario, la clase de la clase acomodada no se involucró en profesiones comerciales, ya que los académicos y los funcionarios del gobierno consideraban que la clase mercantil era humilde y despreciable. Simpatizando con la difícil situación de los campesinos que habían perdido sus tierras, un edicto judicial del 94 d.C estipulaba que los campesinos que habían sido reducidos a vender mercancías como vendedores ambulantes no debían ser gravados como comerciantes registrados, ya que estos últimos eran fuertemente gravado por el estado. Los comerciantes registrados, la mayoría pequeños tenderos urbanos, estaban obligados a pagar impuestos comerciales además del impuesto de la encuesta. 
Los comerciantes registrados estaban obligados por ley a vestir ropas de color blanco, una indicación de su bajo estatus, y podían ser reclutados para las fuerzas armadas y obligados a reasentarse en tierras del sur profundo donde se sabía que la malaria era predominante. Por el contrario, los comerciantes ambulantes eran a menudo más ricos debido a su comercio entre una red de pueblos y ciudades y su capacidad para evitar registrarse como comerciantes. A partir del reinado del emperador Gaozu, a los comerciantes registrados se les prohibió vestir ropa de seda, montar a caballo u ocupar cargos públicos. Esto está en marcado contraste con los comerciantes ambulantes no registrados que Chao Cuo (muerto en el año 154 a. C) usaban sedas finas, viajaban en carruajes tirados por caballos gordos y cuya riqueza les permitía asociarse con funcionarios del gobierno. 
Aunque estas leyes se relajaron con el tiempo, el emperador Wu renovó la persecución del estado a los mercaderes cuando en 119 a. C. hizo ilegal que los comerciantes registrados compraran tierras. Si violaban esta ley, sus tierras y esclavos serían confiscados por el estado. La efectividad de esta ley es cuestionable, ya que los escritores contemporáneos de Han mencionan a los comerciantes que poseen grandes extensiones de tierra. Un comerciante que poseía una propiedad que valía miles de catties de oro, lo que equivale a diez millones de monedas en efectivo, era considerado un gran comerciante. Tal fortuna era cien veces más grande que el ingreso promedio de un terrateniente-cultivador de clase media y empequeñecía los ingresos anuales de 200,000 monedas de un marqués que recaudaba impuestos de un millar de familias. Algunas familias mercantes hicieron fortunas por valor de más de cien millones de efectivo, que era equivalente a la riqueza adquirida por los más altos funcionarios del gobierno.
Los comerciantes participan en una multitud de comercios e industrias privadas. Un solo comerciante solía combinar varios negocios para obtener mayores ganancias, como la cría de animales, la agricultura, la manufactura, el comercio y el préstamo de dinero. Algunas de las mercancías más rentables vendidas durante los Han fueron la sal y el hierro, ya que un distribuidor rico en sal o hierro podía poseer propiedades por valor de hasta diez millones de efectivo. En el período Han occidental temprano, los comerciantes poderosos podían reunir una fuerza de trabajo de más de mil campesinos para trabajar en minas de sal y marismas para evaporar salmuera para hacer sal, o en los sitios de ferretería donde operaban fuelles y herramientas de hierro fundido. Para frenar la influencia de tales industriales ricos, el Emperador Wu nacionalizó estas industrias en 117 a.C y por primera vez seleccionó a antiguos comerciantes con conocimientos técnicos como Sang Hongyang (fallecido en 80 a. C.) para encabezar estos monopolios gubernamentales. Sin embargo, en el período Han oriental, el gobierno central abolió los monopolios estatales sobre la sal y el hierro. Incluso antes de esto, el estado debe haber detenido el empleo de antiguos comerciantes en las agencias gubernamentales de sal y hierro, ya que un edicto del 7 d.C reafirmó la prohibición de que los comerciantes ingresen a la burocracia. Sin embargo, el usurpador Wang Mang (9-23 d.C) sí empleó a algunos comerciantes como funcionarios de bajo rango con un rango salarial de 600 bushels. Otra industria rentable fue la elaboración de vino y licor, que el estado monopolizó brevemente desde el 98 hasta el 81 antes de Cristo, sin embargo, renunció a su producción a los comerciantes privados una vez más (con los impuestos al alcohol reinstalados). El oficial Cui Shi (170 d.C) inició un negocio cervecero para ayudar a pagar el costoso funeral de su padre, un acto que fue duramente criticado por sus compañeros de la élite que consideraban que esta ocupación secundaria era una vergüenza para cualquier erudito. La minería de cinabrio también fue una industria muy lucrativa.

Invitados y criados
Los plebeyos conocidos como invitados y retenedores (binke) que vivían en la propiedad de un anfitrión a cambio de servicios habían existido desde el período de los Estados Combatientes. Los retenedores a menudo originalmente pertenecían a otros grupos sociales, y algunas veces eran fugitivos que buscaban refugio de las autoridades. Los anfitriones eran a menudo ricos nobles y funcionarios, sin embargo, a veces eran plebeyos ricos. En una relación típica, un anfitrión proporcionaba alojamiento, comida, ropa y transporte para sus criados a cambio de trabajo o servicios ocasionales y no rutinarios, como un papel de asesor, un puesto de guardaespaldas, trabajo físico de baja categoría en el casa, y en ocasiones misiones más peligrosas como cometer asesinatos, luchar contra bandidos errantes o cabalgar en la batalla para defender al anfitrión. Otros podrían trabajar como espías, protegidos académicos o astrólogos. 
Un anfitrión trataba a sus criados muy bien y los colmaba de regalos de lujo si quería alardear de su riqueza y estatus. Un retenedor incluso recibió una vaina de espada decorada con jade y perlas, mientras que a otros se les dieron artículos como zapatos decorados con perlas. Sin embargo, no todos los retenedores compartían el mismo estado, ya que los rebosantes de obsequios a menudo proporcionaban trabajo altamente calificado o mayores servicios; Los criados que no fueron tan hábiles recibieron regalos menores y se sentaron en puestos menos honorables cuando se encontraron con el anfitrión. Independientemente de su estatus, cualquier retención podía ir y venir de la residencia de su anfitrión como quisiera, a diferencia de un esclavo que era propiedad de su amo y estaba permanentemente vinculado a la propiedad. No había una política oficial del gobierno sobre cómo tratar con los criados, pero cuando violaron las leyes fueron arrestados, y cuando su amo violó la ley, a veces los criados fueron detenidos junto a él. 
Los retenedores formaron una gran porción de las fuerzas de combate acumuladas por el futuro emperador Guangwu (25-57 d.C) durante la guerra civil contra el fallido régimen de Wang Mang. El papel militar de los criados se hizo mucho más pronunciado a fines del siglo II EC durante la agitación política que finalmente dividiría el imperio en tres estados rivales. Para entonces, los anfitriones comenzaron a tratar a los criados como sus tropas personales (buqu), lo que socavaba las libertades de movilidad e independencia que los criados anteriores habían disfrutado. Mientras que los criados individuales se habían unido antes a un anfitrión por su propia decisión personal, a finales del siglo II d.C. las vidas de las familias enteras de los criados se volvieron fuertemente controladas por el anfitrión.

Figuras de cerámica pintadas en Han occidental (con policromía) de sirvientes presentes, de Shaanxi, siglo II a.


Esclavos
Los esclavos (nuli) comprendían aproximadamente el 1% de la población, una proporción mucho menor que el mundo greco-romano contemporáneo que dependía del trabajo de una gran población esclava. Los esclavos se clasificaron en dos categorías: los que eran de propiedad privada y los que eran propiedad del estado. Los esclavos de propiedad privada a menudo eran antiguos campesinos que se endeudaron y se vendieron como esclavos, mientras que otros fueron esclavos del gobierno anterior otorgados a nobles y altos funcionarios como recompensa por sus servicios. Los esclavos de propiedad estatal a veces eran prisioneros de guerra (aunque no todos fueron esclavos).  Sin embargo, la mayoría de los esclavos eran dones tributarios otorgados a la corte por estados extranjeros, familias de criminales que cometieron traición contra el estado y ex esclavos privados que fueron donados a las autoridades (ya que esto eximiría al antiguo esclavista de las obligaciones laborales) o confiscados por el estado si su amo había violado una ley. Tanto en el oeste como en el este de Han, los criminales arrestados se convirtieron en convictos y fue solo durante el reinado de Wang Mang cuando se falsificó a los criminales.
Los esclavos de propiedad estatal trabajaban en palacios, oficinas, talleres, establos y, a veces, campos agrícolas de propiedad estatal, mientras que los esclavos de propiedad privada trabajaban en servicios domésticos y, a veces, en la agricultura. Sin embargo, la gran mayoría de los agricultores no independientes que trabajaban para terratenientes ricos no eran jornaleros o esclavos contratados, sino que eran campesinos sin tierra que pagaban renta como inquilinos. Pudo haber sido más económicamente factible mantener inquilinos en lugar de esclavos, ya que los amos esclavistas estaban obligados a pagar un impuesto anual de 240 monedas por cada esclavo que poseían (la misma tasa que los comerciantes debían pagar por el impuesto a las urnas). Los esclavos del gobierno no fueron asignados a trabajar en las industrias monopolizadas del gobierno en lugar de hierro y sal (que duró desde el reinado del emperador Wu hasta el comienzo de Han del Este). Los esclavos de propiedad privada solían ser asignados a tareas de cocina, mientras que otros cumplían funciones de guardaespaldas armados, escoltas montados, acróbatas, malabaristas, bailarines, cantantes y músicos. 
Los hijos de los esclavos, tanto del gobierno como privados, nacieron esclavos. Los esclavos del gobierno podían obtener la libertad del emperador si se los consideraba demasiado ancianos, si el emperador los compadecía, o si cometían un acto meritorio digno de una manumisión. En un caso excepcional, el antiguo esclavo Jin Midi (fallecido en 86 a.C) se convirtió en uno de los regentes del gobierno. Los esclavos privados podían comprar su libertad de su amo, mientras que algunos maestros decidieron liberar a sus esclavos. Aunque los esclavos fueron golpeados si no obedecían a sus amos, era ilegal matar a un esclavo; los reyes fueron despojados de sus reinos después de que se descubriera que habían asesinado esclavos, mientras que Wang Mang incluso obligó a uno de sus hijos a suicidarse por el asesinato de un esclavo. Un edicto de 35 d.C derogó la pena de muerte para cualquier esclavo que matara a un plebeyo. 
No todos los esclavos tenían el mismo estatus social. Algunos esclavos de familias ricas vivían mejor que los plebeyos, ya que se les permitía usar ropa lujosa y consumir alimentos y vinos de calidad. Los esclavos de altos funcionarios incluso podían ser temidos y respetados. Los esclavos del regente Huo Guang (fallecido en 68 a.C) a veces iban armados al mercado y luchaban contra los plebeyos, obligaban al secretario imperial a doblegarse y disculparse (después de una pelea con sus esclavos por el derecho de paso en la calle), y se proporcionaron servicios por parte de algunos funcionarios que buscaban un ascenso a través de la influencia de Huo Guang. 

Otras ocupaciones
Además de los funcionarios, maestros, comerciantes, agricultores, artesanos y criados, había muchas otras ocupaciones. El criador de cerdos no era visto como una profesión humilde si simplemente lo utilizaba un erudito pobre para pagar una educación formal. Por ejemplo, el primer canciller en Han que careció de un trasfondo militar o un título como marqués fue el criador de cerdos Gongsun Hong del reinado del emperador Wu. Los médicos que practicaban medicina y estudiaban clásicos médicos no solo podían obtener un ingreso decente, sino que también podían obtener una educación y convertirse en funcionarios. 
El médico Hua Tuo (d. 208 d.C) fue nominado para un cargo, mientras que otro se convirtió en Prefecto de los Caballeros del Palacio. Los que practicaban artes ocultas de alquimia y mediumnidad china a menudo eran empleados del gobierno para llevar a cabo sacrificios religiosos, mientras que en raras ocasiones, como con Luan Da (muerto en 112 a. C.), un ocultista podía casarse con princesas o engañarse como un marqués.  Si bien era socialmente aceptable para los eruditos de la alta burguesía participar en las artes ocultas de la adivinación y la astrología china, los adivinos de la carrera tenían un estatus inferior y solo ganaban un ingreso modesto. Otras profesiones ocultistas humildes incluyen brujería y fisonomía; al igual que los mercaderes, a los que practicaban brujería se les prohibía ejercer cargos públicos. Ser carnicero fue otra ocupación humilde, sin embargo, hay un caso en el que un carnicero se convirtió en funcionario durante el reinado del emperador Gaozu, mientras que la emperatriz He (murió en el 189 d.C) y su hermano, el regente He Jin (189 d. C, vino de una familia de carniceros. También se consideró que los corredores y los mensajeros que trabajaban para el gobierno tenían un estatus humilde, pero algunos más tarde se convirtieron en funcionarios del gobierno.

Vida urbana y rural
Durante los Han, el imperio se dividió en grandes unidades administrativas de reinos y comandancias; dentro de una comandancia había condados, y dentro de los condados había distritos que contenían al menos varias aldeas. Una aldea promedio contenía alrededor de cien familias y usualmente estaba encerrada por una pared con dos puertas. En el centro de la vida social en la aldea estaba el altar religioso (construido en honor de una deidad local) donde se podían organizar las festividades. Cada distrito y condado también tenían un altar religioso oficial. El alcance oficial del gobierno no se extendía más allá del nivel del distrito, donde los funcionarios nombrados por el condado incluían al jefe de policía que mantenía la ley y el orden y al recaudador de impuestos del distrito. Sin embargo, el gobierno pudo controlar la sociedad local a nivel de aldea con su otorgamiento de veinte rangos.
El gobierno financió proyectos de control de inundaciones que implican la construcción de nuevos canales, lo que ayuda a la velocidad del transporte marítimo y permite que las áreas no desarrolladas se conviertan en tierras de cultivo de regadío. Estos proyectos de reclutamiento laboral permitieron la construcción de nuevas aldeas que dependían del gobierno para su sustento. Cuando la autoridad del gobierno central disminuyó a finales del período Han oriental, muchos plebeyos que viven en tales aldeas se vieron obligados a abandonar sus tierras y trabajar como arrendatarios en grandes propiedades de terratenientes ricos. Las personas de aldeas antiguas que nunca tuvieron que depender de proyectos del gobierno central para su bienestar o existencia a menudo buscaron el apoyo de poderosas familias locales. 
La capital Han Occidental en Chang'an estaba dividida en ciento sesenta distritos residenciales con muros. Los asuntos de cada barrio fueron supervisados ​​por un funcionario de bajo rango. Las familias influyentes dentro de las salas usualmente mantenían el orden social. Los historiadores todavía no están seguros de cuántos mercados controlados por el gobierno existían en Chang'an. Aunque hay afirmaciones de nueve mercados, es posible que siete de ellos fueran en realidad partes divisibles de dos mercados principales: el East Market y el West Market. Tanto East Market como West Market tenían una oficina gubernamental de dos pisos con una bandera y un tambor colocados en el techo. Un jefe de mercado y un diputado tenían su sede en cada uno de estos edificios, sin embargo, no se sabe mucho sobre su participación en el mercado. En Luoyang, capital de la Han Oriental, la oficina del jefe de mercado empleaba treinta y seis suboficiales que se aventuraban en el mercado todos los días para mantener la ley y el orden. También recaudaron impuestos sobre bienes comerciales, asignaron precios estándar para productos específicos sobre la base de revisiones mensuales y contratos autorizados entre comerciantes y sus clientes o clientes. Además de los comerciantes que incurren en violaciones en el mercado, otros crímenes fueron cometidos por pandillas callejeras adolescentes que a menudo usaban ropa para distinguir a su pandilla. El mantenimiento de la ley y el orden fuera del mercado y en las zonas marginales se llevó a cabo por los agentes de policía; Los funcionarios de Han a veces abogaban por aumentar sus salarios, lo que suponían los alentaría a rechazar los sobornos de los delincuentes. 
Había muchas diversiones en las ciudades que podían atraer público rico y pobre, como animales entrenados que realizaban trucos, peleas de gallos y peleas de animales enjaulados entre tigres, carreras de caballos, espectáculos de marionetas, actuaciones musicales con baile, hazañas acrobáticas y malabares. Las familias adineradas podían permitirse sus propios coros de casas y orquestas de cinco piezas con campanas, tambores, flautas e instrumentos de cuerda.  Los juegos de azar y juegos de mesa como el liubo también brindaban entretenimiento. 

Matrimonio, género y parentesco
Las relaciones de parentesco chino durante los Han fueron influenciadas por costumbres confucianas e involucraron tanto a la familia nuclear inmediata como a los miembros de la familia extendida. La familia china era patrilineal, ya que los hijos de un padre no consideraban a los parientes de una madre como parte de su clan; en cambio, fueron considerados 'parientes externos'. El código de la ley de la dinastía Han heredó la ley de la dinastía Qin (221-206 a.C) que cualquier familia con más de dos hijos tuvo que pagar impuestos adicionales. Esto no fue derogado hasta el Cao Wei período (220-265 d.C). La familia Han promedio bajo un hogar típicamente tenía alrededor de cuatro o cinco familiares inmediatos, lo cual era diferente a las familias extensas grandes bajo un hogar en las dinastías posteriores. Era común durante Han enviar a hijos casados ​​adultos con una porción de la fortuna familiar y visitarlos de vez en cuando, pero en todas las dinastías durante y después de la dinastía Tang (618-907 d.C), un hijo que se mudó lejos y vivió separado de sus padres vivos sería considerado un criminal. Las familias más grandes aparecieron durante el Han del Este cuando algunos hermanos casados ​​decidieron vivir con las familias de los demás. Sin embargo, un hogar con tres generaciones viviendo bajo su techo era increíblemente raro. Esto está en contraste con el La dinastía Jin (265-420), cuando tenía tres o más generaciones bajo un mismo techo, era un lugar común.

Clan y linaje 
El clan o linaje chino involucraba a hombres que compartían un ancestro patrilineal común, pero estaban divididos en subgrupos cuyo comportamiento mutuo estaba regulado según las costumbres confucianas que dictaban qué pariente debería ser más cercano e íntimo. Los cuatro subgrupos diferentes fueron: 
(1) hermano, hijos del hermano y nietos del hermano; 
(2) hermanos del padre, hijos y nietos del hermano del padre; 
(3) los hermanos del abuelo paterno, sus hijos y nietos; y 
(4) hermanos del bisabuelo paterno, sus hijos, nietos y bisnietos. Mientras que se esperaba que uno llorara durante todo un año por la muerte de cualquier pariente en el primer subgrupo, se esperaba que llorara por solo cinco meses cuando un pariente en el segundo subgrupo había muerto. No se esperaba ningún luto ritual para familiares en el tercer y cuarto subgrupos. Mientras un hijo lloraba tres años por la muerte de un padre, solo lloraba un año por la muerte de su padre. Dado que seguir la línea patrilineal significaba la continuación del culto a los antepasados, era importante tener al menos un hijo, incluso si era adoptado de otra familia (aunque se consideraba imprescindible que compartiera el mismo apellido, de lo contrario su ancestral los sacrificios podrían considerarse nulos e inválidos).

La mayoría de los grupos de clanes o linajes no tuvieron mucha influencia en la sociedad local. Sin embargo, los grupos de parentesco prominentes podrían disfrutar de una gran influencia ad hoc, especialmente si un miembro sirvió como funcionario del gobierno. Los académicos o funcionarios ricos a menudo compartían el mismo grupo de parentesco con los plebeyos pobres. Dado que se esperaba que los miembros del clan defendieran a sus compañeros (incluso hasta el punto del asesinato), las autoridades gubernamentales constantemente luchaban por reprimir a los poderosos grupos de parentesco. Los grupos de linaje local formaron la espina dorsal de las fuerzas rebeldes en el levantamiento popular contra Wang Mang a principios del siglo I d.C. Cuando la autoridad del gobierno central se derrumbó a fines del Este, las áreas menos desarrolladas del país se mantuvieron relativamente estables debido a grupos de parentesco arraigados, mientras que en áreas muy desarrolladas (donde los grupos de parentesco habían sido desglosados ​​por el estado) había muchos más campesinos dispuestos a recurrir a los movimientos rebeldes para su protección y supervivencia.

Matrimonio y divorcio
Aunque no se desalentó el amor romántico, los matrimonios se organizaron como acuerdos y vínculos formados entre dos clanes (con la propiedad como principal preocupación), no necesariamente dos individuos. La opinión de un padre sobre con quién debería casarse sus hijos e hijas tenía más peso que la madre, aunque un abuelo podía anular la decisión de un padre. Una vez que una pareja se había casado, la nueva esposa estaba obligada a visitar el templo familiar para poder formar parte del clan del marido y ser adorada adecuadamente por sus descendientes después de la muerte. Sin embargo, ella conservó su apellido natal. La gran mayoría de las personas durante Han practicaron la monogamia, aunque los funcionarios y nobles ricos podían permitirse mantener a una o más concubinas además de a su esposa legal. 
Aunque las edades ideales para el matrimonio eran treinta para un hombre y veinte para una mujer, era común que un hombre se casara a los dieciséis años y una mujer a los catorce años. Para alentar a las familias a casar a sus hijas, se introdujo una ley en el año 189 a. C. que aumentó la tasa de impuesto de la encuesta cinco veces para las mujeres solteras de entre 15 y 30 años. La gente de los Han practicaba una forma estricta de exogamia en la que uno no podía casarse con una persona que tenía el mismo apellido, incluso si ambas parejas no podían rastrearse hasta un antepasado común (sin embargo, esto excluía a la familia real, que a veces parientes lejanos casados ​​por razones políticas). Los funcionarios a menudo se casaban en familias con funcionarios de igual estatus y algunas veces se casaban con princesas reales o sus hijas se casaban con reyes e incluso con el emperador. 
Por costumbre, había siete condiciones en las que un hombre podía divorciarse de su esposa. Estos fueron: 
(1) desobediencia a los suegros, 
(2) esterilidad (incapaz de continuar la línea familiar), 
(3) adulterio (mezclar la sangre de otro clan en la familia), 
(4) celos (de concubinas), 
(5) enfermedad incurable (incapaz de continuar la línea familiar),
(6) locuacidad (no llevarse bien con cuñados o cuñadas), y 
(7) robo.

Sin embargo, un esposo no podía divorciarse de su esposa si ella había completado tres años de luto por uno de sus padres fallecidos, si no había familiares vivos en la familia de su padre para regresar, o si la familia del esposo era originalmente pobre pero se hizo rico después del matrimonio. A veces, las mujeres también podían iniciar el divorcio y casarse de nuevo si la familia del esposo estaba en la pobreza, estaba enfermo o sus suegros eran demasiado abusivos. A pesar de que el nuevo matrimonio fue mal visto (especialmente porque el divorcio significaba que una esposa le quitaba la riqueza de su dote a la familia de su exmarido), era común entre los divorciados y viudos en todos los grupos sociales. 

Herencia
Los dos tipos de herencia durante Han incluían la herencia común de la propiedad del difunto, en la que todos los grupos sociales (excepto los esclavos) participaban, y la herencia de títulos, que solo podían disfrutar las personas de veinte rangos, nobleza y realeza. En la primera forma, los funcionarios y los plebeyos legaban una parte igual de la propiedad a cada uno de sus hijos en su testamento. Esto excluyó a las hijas, que se casaron con otras familias y por lo tanto no llevaron el apellido. Sin embargo, las hijas sí recibían una parte de la propiedad familiar en forma de dotes matrimoniales, que a veces equivalían a la parte de riqueza de un hermano en el testamento. El segundo tipo de herencia involucraba la práctica de primogenitura, donde el título oficial fue heredado por un solo hijo. Esto era tan cierto del emperador como lo era para cualquier rey, marqués o plebeyo de los veinte rangos. Sin embargo, para limitar el poder de los reyes mientras se mantenía la primogenitura, un edicto imperial del 127 a.C establecía que los reyes debían dividir los territorios de sus reinos entre el sucesor elegido (es decir, el heredero) y los hermanos de los reyes, que se hicieron marqueses, estableciendo nuevos marquesados ​​y reduciendo efectivamente el tamaño de cada reino con cada generación.

Situación y posición de las mujeres
El historiador Ban Zhao (45-116) escribió en sus Lecciones para mujeres que, al igual que las fuerzas opuestas y complementarias del yin y el yang, las grandes virtudes de los hombres eran la fuerza y ​​la rigidez, mientras que las grandes virtudes de la mujer eran el respeto y el cumplimiento. A lo largo de su vida, una mujer Han debía someterse a la voluntad de su padre primero, luego a su marido y luego a su hijo adulto. Sin embargo, hay muchas desviaciones registradas de esta regla, ya que algunas mujeres Han están escritas para entablar discusiones acaloradas con sus esposos sobre concubinas (a veces golpean a las concubinas por celos y para castigar al marido), escribieron ensayos y cartas para maridos que sirven como los funcionarios del gobierno y, a veces, los maridos recurrieron a sus esposas para obtener asesoramiento sobre los asuntos políticos de la corte. Cuando murió un padre, el hijo mayor era teóricamente el miembro más antiguo de la familia, pero como se insinuaba en varias obras de literatura Han, todavía tenían que obedecer la voluntad de su madre e incluso podía obligarlos a doblegarla cuando se disculpa por una ofensa. Las desviaciones de las costumbres comunes con respecto al género eran especialmente pronunciadas en la familia imperial. La emperatriz pudo dar órdenes a sus parientes masculinos (incluso su padre) y, si la desobedecían, podía reprenderla públicamente y humillarla. 
Ciertas ocupaciones estaban tradicionalmente reservadas para las mujeres, mientras que también estaban exentas de los deberes laborales corvée. Las mujeres debían criar a los niños, tejer ropa para la familia y realizar tareas domésticas como cocinar; aunque la agricultura se consideraba trabajo de hombres, a veces las mujeres cultivaban los campos junto con sus maridos y hermanos. Algunas mujeres formaron grupos comunales de hilado y tejido para juntar recursos para pagar velas, aceite de lámpara y calor durante la noche y el invierno. Un negocio textil exitoso podría emplear a cientos de mujeres. Cantar y bailar para entretener a los patrones adinerados eran otras profesiones comunes abiertas para las mujeres. Cuando un marido moría, a veces la viuda se convertía en el único sostén de sus hijos y, por lo tanto, tenía que ganarse la vida tejiendo telas de seda o haciendo sandalias de paja para vender en el mercado. Algunas mujeres también recurrieron a la humilde profesión de brujería para obtener ingresos. Otras mujeres más afortunadas podrían convertirse en reconocidos médicos que brindaron servicios a las familias de altos funcionarios y la nobleza. Algunas mujeres ricas se dedicaban al comercio de lujo, como una que solía vender perlas a una princesa. Algunos incluso ayudaron en las decisiones comerciales de su marido. Las mujeres comerciantes vestidas con ropas de seda que rivalizaban incluso con la vestimenta de los nobles eran consideradas inmorales en comparación con la mujer ideal. 

Educación, literatura y filosofía 
El historiador Sima Tan (muerto en 110 a. C.) escribió que la tradición legalista heredada por Han de la dinastía Qin anterior enseñaba que imponer severas leyes hechas por el hombre que carecían de bondad produciría una sociedad bien ordenada, dado que la naturaleza humana era innatamente inmoral y tuvo que ser revisado. 'Legalismo' fue la etiqueta creada por los estudiosos de Han para describir la filosofía sociopolítica formulada en gran parte por Shen Buhai (fallecido en 340 a.C), Shang Yang (fallecido en 338 a.C) y Han Fei (c. 280 - c) 233 d.C), una filosofía que hacía hincapié en que el gobierno tenía que confiar en un sistema estricto de castigos y recompensas para mantener la ley y el orden. Algunos de los primeros funcionarios de la dinastía Han Occidental fueron influenciados por el principio de "no acción" aparente en el trabajo de Han Fei y el Daoísta Laozi. Al utilizar este concepto, argumentaron que una vez que las leyes y los sistemas administrativos se establecieron, el gobierno funcionó sin problemas y la intervención en nombre del gobernante se hizo innecesaria. Esta escuela de pensamiento era conocida como 'Emperador Amarillo y Laozi' (Huang-Lao), que obtuvo plena aceptación en la corte bajo el patrocinio de la Emperatriz Dowager Dou (fallecida en el año 135 a. Sus seguidores creían que el creador de la civilización ordenada era el mítico Emperador Amarillo, una visión que contradecía las opiniones de los eruditos confucianos posteriores de que los mitológicos Yao y Shun fueron los responsables de sacar al hombre de un estado de anarquía. Obras como la Huainanzi (presentada en 139 a.C) introdujeron nuevas ideas sistemáticas sobre el cosmos que socavaron el mensaje de Huang-Lao. Estudiosos como Shusun Tong comenzaron a expresar un mayor énfasis por las ideas éticas expuestas en las obras filosóficas "clasicistas" como las de Kongzi (es decir, Confucio, 551-479 a.C), una ideología anacrónicamente conocida como confucionismo. El emperador Gaozu encontró que las reformas confucianas de Shusun Tong de los rituales de la corte eran útiles mientras exaltaban aún más su estatus, sin embargo, no fue hasta el reinado del emperador Wu que el confucianismo ganó el patrocinio exclusivo en la corte.

El confucianismo se vuelve primordial 
En el corazón de la ética confuciana estaban las virtudes seleccionadas de la piedad filial, las relaciones armoniosas, el ritual y la rectitud. La fusión de estas ideas en un sistema teológico que involucra teorías cosmológicas anteriores de yin y yang, así como las cinco fases (es decir, ciclos naturales que gobernaban el cielo, la tierra y el hombre) fue iniciada por primera vez por el oficial Dong Zhongshu (179-104 a.C. A pesar de la autenticidad total de la autoría de Dong del exhuberante rocío de los anales de primavera y otoño se pone en tela de juicio con indicios de que las partes se reescribieron alrededor de la época de Liu Xiang (79-8 a.C) o Liu Xin (m. 23 d.C), tres de sus originales memoriales enviados al trono discutiendo su versión sincrética del confucianismo se conservaron en la primera mitad del siglo primero.
Dado que su modelo incorporó y justificó al gobierno imperial en el orden natural del universo, apeló al emperador Wu, quien en el 136 a.C abolió las cátedras académicas no confucianas o los eruditos que no tratan con los Cinco clásicos confucianos: el clásico de la poesía, el clásico de los cambios, el clásico de los ritos, el clásico de la historia y los anales de primavera y otoño. Ampliando la posición de Mengzi (c 372 - 289 a.C) de que la naturaleza humana era innatamente buena, Dong escribió que las personas necesitaban nutrición externa de la educación para "despertar" y desarrollar la moralidad. Para producir funcionarios moralmente sanos, el emperador Wu también patrocinó la educación confuciana cuando estableció la Universidad Imperial en el 124 a. A pesar de la aceptación general del confucianismo por el resto de Han (y hasta el final de la dinastía Qing en 1911), los filósofos todavía defendían algunas ideas legalistas mientras que las leyes y políticas del estado reflejaban un compromiso alcanzado entre el legalismo y el confucianismo han. 
Hubo diferentes tradiciones regionales o "escuelas" dentro del confucianismo asignadas a ciertos textos. Los dos que causaron más debate fueron las tradiciones de Textos Nuevos y Textos Antiguos. El primero representaba obras transmitidas oralmente después de la quema de libros de Qin del 213 a. C., y este último era un texto recientemente descubierto por Kong Anguo, Liu Xin y otros que habían sido excavados en las paredes de la casa de Kongzi, exhibiendo caracteres arcaicos escritos, y así fueron versiones más auténticas. Aunque inicialmente fue rechazado, los Textos Antiguos encontraron aceptación en los tribunales del Emperador Ping. (1er año d.C- 5 d.C) y Wang Mang, fueron rechazados por el emperador Guangwu, y aceptados una vez más por el emperador Zhang solo para ser rechazados por tercera vez por los siguientes gobernantes. 

En contraste con la certeza de Dong sobre la bondad innata, el escritor contemporáneo Jia Yi (201-169 a.C) sintetizó las perspectivas opuestas de Mengzi y Xunzi (c.312 - c. 230 a.C) en el capítulo "Protección y tutoría" (Baofu) de su libro Nuevas recomendaciones (Xinshu) para argumentar que la naturaleza humana era maleable y, por lo tanto, ni originalmente buena ni mala. El confucianismo Han se transformó en el período de Han Oriental cuando los eruditos lucharon por comprender cómo el régimen de Wang Mang había fracasado a pesar de su gran patrocinio de la reforma confuciana. La transición del idealismo de Han occidental al escepticismo de Han del Este se puede representar en parte por el Refranes ejemplares (Fayan) de Yang Xiong (53 a.C - 18 d.C), que sostenían que la naturaleza humana era indeterminada, que uno podía cultivar el bien y escapar de situaciones negativas aprendiendo los valiosos preceptos de muchas escuelas de pensamiento (no solo confucianismo), sin embargo, el hombre no tenía control sobre su destino final decidido por el Cielo. En sus Nuevas Discusiones (Xinlun), Huan Tan (43 a. C. -28 d.C) argumentó que aunque la corte Han patrocinó la educación confuciana, el gobierno se había corrompido y socavado la creencia cósmicamente ordenada de Dong Zhongshu de que la educación confuciana fue mano de mano con el éxito político. En su El discurso equilibrado (Lunheng), Wang Chong (27-100 d.C) argumentó que la vida humana no era un todo coherente dictado por una voluntad unitaria del cielo como en la síntesis de Dong, sino que se dividió en tres planos: biológico (mental y físico) , sociopolítico y moral, elementos que interactuaban entre sí para producir resultados diferentes y un destino aleatorio. Los orientales Han Confucianos incorporaron ideas de legalismo y taoísmo para explicar cómo la sociedad podría ser rescatada, como Wang Fu (78-163 d.C) en sus Comentarios de un Recluso (Qian fu lun) que argumentaba que los males acumulados por la humanidad a lo largo del tiempo podían rectificarse mediante el compromiso directo del cuerpo-política (el enfoque legalista), pero que el individuo tenía que cultivar la virtud personal mientras tanto como una solución a largo plazo (el enfoque taoísta)

Educación pública y privada 
Con el fin de asegurar un puesto como maestro, erudito en la capital o funcionario del gobierno, un estudiante puede elegir uno de varios caminos para obtener una buena educación. Tal vez el camino más prestigioso fue la inscripción en la Universidad Imperial. Los estudiantes tenían que ser mayores de 18 años para inscribirse, y fueron seleccionados por el Ministro de Ceremonias de los recomendados por las autoridades locales. Otros estudiantes podrían optar por inscribirse en una escuela patrocinada por el gobierno de la comandancia local. Un maestro profesional que abrió una escuela privada en una pequeña ciudad o pueblo a veces podía reunir a varios cientos de seguidores a más de mil estudiantes. Se esperaba que los estudiantes pagaran la matrícula, por lo tanto, un maestro disfrutó de un salario significativo. Su posición en la comunidad local generalmente era primordial, e incluso se lo buscó como árbitro en las disputas. Aunque el tamaño de la Academia Imperial se expandió enormemente en Han del Este, las escuelas privadas crecieron en importancia a medida que el gobierno imperial perdió autoridad y la persecución de la tradición del Antiguo Texto por parte de la academia llevó a muchos a buscar estudios del Antiguo Texto en instituciones privadas. 

Tratados, diccionarios, manuales y biografías
La guía Ready (Erya) es el diccionario chino más antiguo conocido y se compiló en algún momento del siglo III antes de Cristo. Los diccionarios escritos durante la dinastía Han incluyen el Discurso Regional de Yang Xiong (Fangyan) del 15 a.C y Xu Shen (c. 58 - c. 147 d.C) Explicando Caracteres Unitarios y Analizando Caracteres Compuestos (Shuowen Jiezi) del 121 d.C. Fangyan de Yang Xiong fue el primer trabajo de vocabulario del dialecto chino; el término chino moderno para 'dialecto' se deriva del título de este libro. En el Shuowen Jiezi, Xu Shen dividió los caracteres escritos entre wen y zi, donde los primeros eran pictogramas originales y los segundos eran caracteres derivados de ellos. Listado de 9.353 caracteres con 1.163 formas variantes, Xu organizó estos en 540 encabezados de sección de acuerdo con sus radicales escritos. Este enfoque conveniente y sistemático de organizar personajes por sus radicales se convirtió en el estándar para todos los diccionarios chinos a seguir. 
Manuales, guías, manuales y tratados para diversos temas fueron escritos en Han. El libro de Han del Fan Shengzhi (Fan Shengzhi shu) escrito durante el reinado del emperador Cheng es uno de los dos manuales sobre técnicas y procesos agrícolas que han sobrevivido de los Han. El otro es el Han instrucciones mensuales para las cuatro clases de personas (Simin yueling written) escrito por Cui Shi (170 d.C). Los tratados matemáticos incluían el Libro sobre los Números y la Computación (Suan shu shu) El Clásico Aritmético del Gnomon y los Caminos Circulares del Cielo (Zhoubi Suanjing), y los Nueve Capítulos sobre el Arte Matemático (Jiuzhang Suanshu). También hubo trabajos sobre astronomía, como las Lecturas diversas de los Patrones cósmicos y las Imágenes de Pneuma (Tianwen qixiang zazhan) de los textos de seda Mawangdui del siglo II a.C y de Zhang Heng (78-139 d.C) Constitución Espiritual del Universo (Lingxian) publicado en 120 d.C. 
Aparte de las biografías que se encuentran en las Historias estándar, se hizo popular entre los gentrymen para escribir ensayos estilísticos y encargar biografías privadas a otros caballeros. Estas biografías publicadas privadamente se centraron en los gentrymen de la localidad de uno o en figuras más conocidas que tenían prominencia nacional.

Poesía y rapsodias
La rapsodia, conocida como fu en chino, era un nuevo género literario. El poeta y oficial Sima Xiangru (179-117 a. C.) escribió varias rapsodias, pero su más grande e influyente fue la "Rapsodia sobre el hijo del cielo en una cacería placentera" (Tianzi Youlie Fu) escrita en forma de debate. Las rapsodias de Sima incorporaron elementos literarios encontrados en las Canciones de Chu -una antología de poemas atribuidos a Qu Yuan (340-278 a.C) y Song Yu (siglo III a.C) - como volar con inmortales celestiales. Yang Xiong fue el otro fu prominente escritor de Western Han, y aunque al principio elogió el trabajo de Sima, más tarde lo criticó como un ejemplo de las deficiencias del género. En Han del Este, Ban Gu escribió una rapsodia comparando las ciudades capitales Chang'an y Luoyang, en las que concluyó que Luoyang era el mejor de los dos (lo cual era una sutil alabanza del emperador actual, insinuando que su virtud había superado) los gobernantes de Han occidental). El astrónomo e inventor de la corte Zhang Heng (78-139 d.C) también escribió rapsodias en las ciudades capitales que fueron inspiradas por las de Ban Gu. Zhang también escribió la rapsodia "Returning to the Fields"", que fusionó los ideales taoístas y confucianos, así como también sentó las bases para la posterior poesía de la naturaleza metafísica. 
Zhang Heng también escribió "Poemas líricos sobre cuatro penas", que representan los poemas shi heptasílabos más antiguos en la literatura china. La Oficina de la música del gobierno también produjo canciones populares y yuefu, una forma lírica de verso que se convirtió en un subgénero estándar de la poesía shi. Estos poemas se centraron en gran medida en cuestiones de moralidad que los eruditos confucianos encontraron aceptables y en línea con las tradiciones de la dinastía Zhou. 

Leyes y costumbres
Para la dinastía Han, la ley escrita había madurado desde su forma arcaica basada en gran medida en la ley natural y las costumbres sociales en un corpus racional influenciado por la política y basado en el derecho positivo. Sin embargo, el código de la ley de la dinastía Han establecido por el canciller Xiao He (193 a. C) era en gran medida una extensión de un código existente de la dinastía Qin. La evidencia de esto incluye hallazgos arqueológicos en la era de Qin Shuihudi y la era Han Zhangjiashan. Los nueve capítulos del código de la ley constaban de estatutos que trataban sobre la criminalidad, mientras que dos de estos capítulos trataban sobre el procedimiento judicial. Aunque sobrevive solo en pequeños fragmentos, supuestamente fue un trabajo escrito masivo en 960 pergaminos escritos. El código tenía 26,272 artículos escritos en 7.732,200 palabras que describían los castigos. Solo 490 artículos sobre la pena de muerte contenían 1.882 delitos y 3.472 analogías o fragmentos de jurisprudencia. 
El magistrado del condado y el administrador de la comandancia eran los jueces de la corte oficiales del condado y la comandancia, respectivamente. Sus jurisdicciones se superpusieron, sin embargo, el administrador de la comandancia solo interfirió en los casos de los tribunales del condado cuando fue necesario; En general, se acordó que quien arrestara primero a un criminal sería el primero en juzgarlo. Si no se podía resolver un caso judicial a nivel de comandancia, el Comandante de Justicia del gobierno central era la última autoridad de apelación ante el emperador. Sin embargo, con frecuencia se ocupó de casos de rebeldes políticos y regicidio con respecto a reyes, marqueses y altos funcionarios. Encima del Comandante estaba el emperador, el juez supremo y el legislador.
Al igual que con los códigos anteriores, la ley de Han distinguió lo que se debe considerar asesinatos asesinos (con malicia y previsión), matar a sabiendas, matar por error y matar por accidente. Aunque un padre era el jefe indiscutido de la familia, no se le permitió mutilar o matar a ninguno de sus miembros como castigo; si lo hiciera, sería juzgado por asalto físico o asesinato, respectivamente. Sin embargo, no todos los asesinatos recibieron la misma sentencia, ya que la relación y las circunstancias se tuvieron en cuenta en la sentencia. Por ejemplo, a un padre se le daría una sentencia mucho menos severa por el asesinato de un hijo que si un hijo asesinara a su padre. Las mujeres tenían ciertos derechos bajo la ley Han. Era ilegal que los maridos abusen físicamente de sus esposas.  Los casos de violación también se presentaron comúnmente ante los tribunales y fueron castigados por la ley Han. Las mujeres podían presentar cargos contra los hombres en los tribunales, mientras que era comúnmente aceptado en la jurisprudencia Han que las mujeres eran capaces de decir la verdad en los tribunales. 
A veces los criminales eran golpeados con el bastinado para obtener confesiones, pero los eruditos Han argumentaban que la tortura no era el mejor medio para obtener confesión, mientras se convocaban conferencias judiciales para decidir cuántos golpes debían darse y qué tamaño debía tener el bastón para no causar lesiones permanentes. El encarcelamiento fue una forma inaudita de castigo durante Han; los castigos comunes eran la pena de muerte por decapitación, los períodos de trabajos forzados para convictos, el exilio o las multas monetarias. Los castigos mutilados también existían en los comienzos de Han, tomados de la práctica anterior en Qin. Esto incluía tatuarse la cara, cortar la nariz, la castración y la amputación de uno o ambos pies, pero en el año 167 a. C., estos fueron abolidos a favor de largas flagelaciones con el bastinado. Se implementaron nuevas reformas en el primer año del reinado del emperador Jing (r 154-141 a.C) que disminuyó la cantidad de golpes que un prisionero podía recibir del bastinado. Comenzando en 195 d.C, los mayores de setenta años estaban exentos de castigos mutilados. Las reformas posteriores eximieron a los mayores de setenta años de métodos de interrogatorio duros en casos distintos de la acusación falsa y el asesinato. 
Aunque los eruditos modernos conocen algunos casos supervivientes en los que la ley Han se refería al comercio y los asuntos domésticos, las esferas del comercio (fuera de los monopolios) y la familia todavía se regían en gran medida por antiguas costumbres sociales. Muchas formas en que las relaciones familiares se llevaron a cabo durante la Han ya estaban estipuladas en el antiguo canon confuciano, especialmente en el Libro de los Ritos. Esto se aceptó como la guía principal de ética y costumbre. En términos de contratos comerciales privados, generalmente incluían información sobre los bienes transferidos, la cantidad pagada, los nombres del comprador y del vendedor, la fecha de la transferencia y las firmas de los testigos. 

Artes y artesanías
Los artistas fueron clasificados como artesanos ya que eran trabajadores no agrícolas que fabricaban y decoraban objetos. El filósofo Wang Fu argumentó que la sociedad urbana explotaba las contribuciones de los agricultores productores de alimentos mientras que los hombres aptos en las ciudades perdían el tiempo (entre otras actividades enumeradas) fabricando carros de yeso en miniatura, estatuas de barro de perros, caballos y humanos figuras de cantantes y actores, y juguetes para niños. Sin embargo, durante la dinastía Han oriental, algunos oficiales eruditos comenzaron a dedicarse a la artesanía originalmente reservada para los artesanos, como la ingeniería mecánica. El emperador Ling encargó al oficial Cai Yong (132-192 d.C) pintar retratos y producir elogios durante cinco generaciones del prominente clan Yang de oficiales y oficiales militares. Esta es la primera instancia registrada en China, donde un funcionario escolar fue el encargado de escribir elogios y pintar retratos en conjunto, en lugar de confiar en los artesanos para hacer la pintura. 
Los artículos de lujo de Han amueblaban las casas de ricos comerciantes, funcionarios, nobles y realeza. Tales productos a menudo fueron altamente decorados por expertos artesanos. Estos incluyen laca roja y negra en varias formas y tamaños, artículos de bronce como espejos decorados con relieve, lámparas de aceite en forma de figuras humanas y bronce dorado , productos de cerámica vidriada con varios diseños incisos y adornos y joyas hechas de jade, ópalo, ámbar, cuarzo, oro y plata. 
Además de la decoración doméstica, la obra de Han también cumplió una importante función funeraria. Los artistas y artesanos de Han decoraron los ladrillos de la pared que cubren las tumbas subterráneas del difunto con pinturas murales y relieves esculpidos; el propósito de esta obra de arte era ayudar al fallecido a viajar a través de su viaje después de la vida. Estampar los diseños artísticos en baldosas y ladrillos también era común. Las esculturas humanas de estatuillas halladas en las tumbas Han fueron colocadas allí para realizar diversas funciones para los difuntos en el más allá, como bailar y tocar música para entretenerse, así como para servir comida. Un tipo común de figurilla de cerámica que se encuentra en las tumbas Han es una artista femenina luciendo mangas de seda largas y fluidas que se lanzan mientras bailan. Algunas figuras humanas de cerámica, tanto masculinas como femeninas, se han encontrado desnudas, todas con genitales claramente diferenciados y brazos desaparecidos. Esto se debe a que una vez tuvieron brazos de madera o de tela que se unieron a los agujeros en los hombros con clavijas, así como ropa en miniatura hecha de materiales perecederos, como la seda. 
Durante la dinastía Han Occidental, los objetos funerarios generalmente eran artefactos y piezas de arte que el ocupante de la tumba usaba cuando vivía. Según los han orientales, los nuevos artículos estilísticos, mercancías y obras de arte encontrados en las tumbas solían estar hechos exclusivamente para el entierro y no se producían para uso previo del difunto cuando estaban vivos. Estos incluyen torres de cerámica en miniatura, generalmente torres de vigilancia y torres residenciales urbanas, que proporcionan a los historiadores pistas sobre la arquitectura de madera perdida. Además de las torres, también hay modelos en miniatura de molinos, pozos de agua, pocilgas, talleres de pestilería y campos de cultivo con cerdos de cerámica, perros, ovejas, gallinas y patos. Aunque muchos artículos colocados en tumbas se usaban comúnmente como utensilios y utensilios, se consideraba tabú llevar los objetos especificados para el entierro a las viviendas o al palacio imperial. Solo podían ser llevados a la vivienda una vez que fueron anunciados adecuadamente en las ceremonias funerarias, y eran conocidos como mingqi ("artefactos temibles", "objetos para los muertos" o "artefactos brillantes") de acuerdo con Cary Y. Liu (Ph.D. de la Universidad de Princeton, arquitecto con licencia y conservador del museo).  

Lámpara de aceite de bronce dorado en forma de una criada arrodillada, fechada en el siglo II a. C., hallada en la tumba de Dou Wan, esposa del príncipe Han Liu Sheng; su obturador deslizante permite ajustes en la dirección y el brillo en la luz, mientras que también atrapa el humo dentro del cuerpo.

Tarro de cerámica pintado de Han occidental decorado con relieves de dragones, fénix y taoti

Reverso de un espejo de bronce de Han occidental con diseños pintados de un motivo floral

El caballo de vuelo de Gansu, representado en galope lleno, escultura de bronce, 34.5 cm. Wuwei, Gansu, China, 25-220 d.C.

Espíritus guardianes de los animales del día y de la noche con túnicas chinas, pinturas de la dinastía Han sobre azulejos de cerámica; Michael Loewe escribe que el híbrido del hombre y la bestia en el arte y las creencias religiosas son anteriores a los Han y se mantuvo popular durante la primera mitad de los Han occidentales y los Han del Este

Detalle de un mural que muestra a dos mujeres con túnicas de seda Hanfu, de la Tumba de Dahuting de la dinastía Han del este tardío (25-220 d.C), ubicada en Zhengzhou, Provincia de Henan, China.


Dos lacas de la dinastía Han de laca roja y negra, una en un cuenco y la otra en una bandeja; por lo general, solo los funcionarios adinerados, los nobles y los comerciantes podían permitirse artículos domésticos de lujo, como lacquerwares, que eran productos comunes producidos por hábiles artesanos y artesanos.

Mural chino de la tumba de Han (25-220 d.C) que muestra animadas escenas de un banquete (yanyin,), danza y música (wuyue), acrobacias (baixi), y lucha (xiangbu), de la Tumba Dahuting, en la orilla sur del río Siuhe en Zhengzhou, provincia de Henan, China (justo al oeste del condado Xi)

Sirvienta de cerámica Han con una túnica de seda 

Bailarina de cerámica Han con una túnica de seda


Relieves tallados en las puertas de la tumba de piedra que muestran hombres vestidos con Hanfu, un sosteniendo un escudo, el otro una escoba, dinastía Han del Este (25-220 d. C.), de Lanjia Yard, Condado de Pi, provincia de Sichuan, Museo Provincial de Chengdu de Sichuan

Estatuilla de bronce oriental-Han de una quimera mítica (qilin), siglo I d.C.

Estatua de cerámica china de una mujer sentada que sostiene un espejo de bronce, período de Han Oriental (25-220 d. C.), Museo Provincial de Sichuan, Chengdu

Lacado en forma de cabeza de hombre, Han occidental (202 a.C - 9 d.C), Museo provincial de Yunnan, Kunming

Han pintó figurillas de cerámica de una sirvienta y consejera masculina de la clase media o baja; figuras como estas a menudo se colocaban en las tumbas de los nobles para servirles en la otra vida.


Ropa y cocina
Los alimentos básicos agrícolas más comunes durante Han sido el trigo, la cebada, el arroz, el mijo de cola de zorra, el mijo proso y los frijoles. La gente de los Han también consumió sorgo, lágrimas de Job, taro, malva, verde mostaza, melón, calabaza, brote de bambú, raíces de plantas de jotoy loto. Algunas de las frutas que comen Han incluyen la castaña, la azufaifa, la pera, el melocotón, ciruela (Incluida La Ciruela de Prunus salicina y Prunus), melón, albaricoque, bayberry rojo y fresa.  Los Chinos Han domesticaron Y comieron pollos, patos mandarinas, gansos, camellos, Vacas, Ovejas, Cerdos Y perros. El tipo de animales de caza vestidos durante la noche incluye el conejo, el ciervo sika, la tórtola, ganso, búho, perdiz de bambú chino, urraca, faisán común y grullas, mientras que los peces y las tortugas fueron tomados de arroyos y lagos. La cerveza, que podía ser una bebida de malta no fermentada con bajo contenido de alcohol o una cerveza más fuerte fermentada con levadura, se consumía junto con la carne, pero prácticamente nunca se consumía junto con granos como el arroz. El vino también se consume regularmente.
La tumba del siglo II a. C. del Lady Dai no contiene restos sólidos de alimentos, como el arroz, el trigo, la cebada, las variedades de mijo y soja, sino también un inventario grave con recetas en él. Esto incluye guisos de verduras y carne cocinados en macetas, que tienen combinaciones como estofado de carne de vaca y arroz, carne de perro y estofado de apio, e incluso estofado de venado, pescado y brotes de bambú.  Los condimentos mencionados en las recetas incluyen azúcar, miel, salsa de soja y sal.  Las recetas en Han generalmente requieren carne rellena de cereales, pasteles y otras envolturas. 
Al igual que sus homólogos modernos, los chinos de la era Han usado los palillos como utensilios para comer. Para beber bebidas, las personas adineradas durante Han solía usar tazas con asas doradas e incrustaciones de plata. 
Para los pobres, el cáñamo era el artículo común usado para hacer la ropa, mientras que los ricos comprar ropa de seda. La ropa de seda encontrada en las tumbas Han incluye batas acolchadas, túnicas de doble capa, túnicas de una sola capa, faldas de una sola capa, zapatos, calcetines y mitones. Los ricos también usaban pieles de zorro y tejón, plumas de pato silvestre y pantuflas con forro de cuero o seda incrustado; se han encontrado en las tumbas Han ropa y artículos de lujo como telas estampadas y bordados, seda común, damasco y brocado, y el tejido leño, todos con diseños y diseños ricos. Los Han también tenían herramientas para planchar la ropa. 

Adoración de antepasados, deidades y la vida después de la muerte
Las familias de todo Han China hizo sacrificios rituales (generalmente con animales y alimentos) a varias deidades, espíritus y antepasados. Se pensaba que los ancestros difuntos requerían comida y bebida en el más allá, por lo que los miembros de la familia estaban obligados a ofrecer comida y vino a los antepasados ​​en un santuario o templo familiar. Las familias adineradas que se dan cuenta el lujo de enterrar a sus muertos en grandes tumbas a menudo colocan los alimentos en las entradas de dichos complejos.
Los chinos de la era Han creían que una persona tenía dos almas, la hun y la po. Se creyó que el alma espiritual (hun) se desplazó al paraíso de los inmortales (xian) mientras que el alma del cuerpo ( po) permanecía en la tierra en su lugar de descanso apropiado, siempre que se tomaran medidas para evitar que deambulara al inframundo. El alma del cuerpo supuestamente podría usar elementos colocados en la tumba del difunto, cuentos como artículos domésticos, ropa, alimentos y utensilios, e incluso dinero en forma de réplicas de arcilla. Se creía que las almas bipartitas también podían reunirse temporalmente en una ceremonia llamada "convocar al huno para regresar al po" (zhao hun fu po). 
Sin embargo, las creencias Han en el más allá no fueron uniformes en todo el imperio y cambiaron con el tiempo. No Solo habia muchas costumbres y puntos de vista Sobre  Como viajar a Través de la otra vida, sino INCLUIDO Que los nombres hun y po párrafo alma espiritual y cuerpo-alma podian sustituirse por demonio (GUI) y Espíritu (Shen). Los demonios, o GUI, se creyeron que eran manifestaciones parciales de los fallecidos, que carecían de su energía vital (qi) que tenían que ser exorcizado cuando maliciosamente causaron que los vivos se enferma; sin embargo, un demonio también podría considerarse un "fantasma" neutral. Los espíritus, o shen, generalmente se asociaron con los espíritus animales que se encargan de lugares, como el Conde del Río Amarillo (He Bo). Si se hacían los sacrificios a estos espíritus, se creía que traían buena suerte; si se descuidaban los sacrificios rituales, el espíritu podía infligir mala fortuna a las personas y las comunidades locales. En él Han occidental, los textos que dejaron en las tumbas ilustraron que los vivos tenían una visión más favorable hacia los muertos que en los Han del Este, cuando los espíritus generalmente eran más temidos como peligros para los vivos. Las letras Han occidentales que informan al subsuelo '(gaodishu) se escribieron para' informar al gobernante del subterráneo 'acerca de los deseos y necesidades del equipo de vestimenta, vasijas e implementos. Sin embargo, los "textos que sofocan la tumba" (aparecido en inglés) que aparecieron durante el siglo I d.C. sirvieron como pasaportes para los muertos para que no perturbaran o transpusieran el peligro a los vivos. Tanto las tumbas de Han Occidental o Como las de Han del Este contenían 'Contratos de tierra' (diquan) Que establecían Que El difunto poseía la Tierra en La que Esteban Enterrados. 
Dado que el emperador cumplió el papel de sumo sacerdote en la tierra, se vio obligado a sacrificar rituales al Cielo, las Deidades Supremos y los espíritus de las montañas y los ríos. La corte de Qin había hecho sacrificios y había adorado a cuatro deidades principales, a lo que el emperador Gaozu, una en el 205 a. C. para formar Cinco poderes (Wudi). Sin embargo, el emperador Cheng (33-7 a. C.) canceló el culto estatal de los Cinco Poderes en favor de las ceremonias dedicadas al Cielo (Tian) y al dios supremo (Shangdi), que los reyes de la dinastía Zhou (C. 1050 - 256 d.C) había adorado y rastreado su legitimidad a. Una de las causas subyacentes de este cambio en la política estatal fue el deseo del Emperador Cheng de obtener el favor directo del Cielo y así ser bendecido con un heredero varón. La adoración exclusiva del cielo por el tribunal continuó por todo el resto de Han. 

Yin-yang y cinco fases
Los chinos Han creían que los tres reinos del Cielo, la Tierra y la Humanidad estaban inextricablemente unidos y sujetos a ciclos naturales; si el hombre puede entender estos ciclos, podría comprender los secretos ocultos de los tres reinos. Un ciclo era yin y yang, que corresponde a un ceder y dureza, sombra y luz solar, femenino y masculino, y la Luna y el Sol, respectivamente, cuando se pensaba que gobernaba los tres reinos y el cambio de estaciones. Las cinco fases fueron otro ciclo importante donde los elementos de madera (mu), fuego (huo), tierra (tu), metal (jin), y agua (shui) se sucedieron en rotación y cada uno corresponde con ciertos rasgos de los tres reinos. Por ejemplo, las cinco fases corresponden a otros conjuntos de cinco como los cinco órganos (es decir, hígado, corazón, bazo, pulmones y riñones) y cinco sabores (es decir, ácido, amargo, dulce, picante y salado), o incluso cosas como sentimientos, notas musicales, colores, planetas, calendarios y tiempos de tiempo.
Fue aceptado durante la dinastía Qin que quien derrotara sus rivales en la batalla tiene legitimidad para gobernar la tierra. Sin embargo, en el momento de la usurpación de Wang Mang, la mayoría se cree que el cielo, que ahora recibía la mayor prominencia en el culto estatal, designaba la casa individual y la herencia tenía derecho a un gobierno, un concepto conocido como el Mandato del Cielo. Michael Loewe (profesor retirado de la Universidad de Cambridge) escribe que esto es consecuente con el nivel gradualmente mayor de énfasis dado a los elementos químicos de Cinco Fases, que están vinculados con el futuro destino de la dinastía y su protección. Dong Zhongshu hizo hincapié en que un gobernante que se comporta de manera inmoral y no se adhirió a la conducta apropiada crea una interrupción en los ciclos naturales que los gobiernos reinos, lo que resultó en desastres naturales como terremotos, inundaciones, sequías, epidemias y plagas de langostas. Esta idea fue totalmente aceptada en la corte (y en las dinastías posteriores), ya que los emperadores a menudo implementaban reformas al sistema legal o otorgaban amnistías para restaurar el equilibrio de la naturaleza. 

Las interacciones de Wu Xing: el ciclo de creación (flechas negras en forma de círculo) y el ciclo de superación (flechas blancas en forma de estrella).

Al principio de la dinastía Han, la familia Liu asociaba su dinastía con la fase de agua como lo había hecho la dinastía Qin anterior. En el 104 d.C, para acompañar la instalación del nuevo Calendario de Taichu, el tribunal de Han se alineó con la fase terrestre para suplantar legítimamente el elemento de Qin. Sin embargo, en 26 d.C (poco después de la caída de Wang Mang) el nuevo tribunal de Han Oriental hizo un argumento retrospectivo de que el elemento de Han siempre había sido fuego.

Taoísmo y budismo
Después de que el pensamiento de Huang-Lao quedara eclipsado por otras ideologías que explicaban el cosmos durante el siglo II a.C, el sabio filósofo Laozi reemplazó al Emperador Amarillo como el antepasado y creador de las enseñanzas del Daoísmo. Según lo escrito por Wang Chong en el siglo I d.C, los taoístas estaban interesados ​​en obtener la inmortalidad. Valerie Hansen escribe que los niños de la era Han estaban organizados en pequeños grupos de personas que creían que la inmortalidad individual se podía obtener a través de "ejercicios de respiración, técnicas sexuales y pociones médicas". Sin embargo, estas fueron las mismas prácticas de los taoístas que siguieron un Zhuangzi (siglo IV antes de Cristo) antes de los siglos. Los chinos de la era Han creían que la Reina Madre de Occidente gobernaba sobre un reino montañoso de inmortales criaturas semihumanas que poseían elixires de inmortalidad que el hombre podría usar para prolongar su vida. Además de la montaña de la Reina Madre al oeste, Monte Penglai en el este era otro lugar mitológico donde los chinos de la era Han creían que podían conseguir la inmortalidad. Wang Chong declaró que los taoístas, organizados en pequeños grupos de ermitaños en gran medida, despreocupados con los laicos en general, creían que podían tratarse en las tierras de los inmortales y se convertían en hombres puros e invencibles. Su crítica de los grupos es la fuente más conocida de su siglo para describir las creencias taoístas. Sin embargo, una gran transformación en las creencias taoístas ocurrió en el siglo II d.C, cuando grandes sociedades religiosas jerárquicas formaron y vieron a Laozi como una deidad y profeta que anunciaron la salvación para sus seguidores. 
La primera mención del budismo en China Liu Ying Buda Templo Luoyang Kāśyapa Mātanga Dharmaratna ocurrió en el 65 d.C. Esto fue en lo que respecta a (71 d.C), medio hermano del emperador Ming, quien supuestamente rindió homenaje al. En este punto, el budismo chino está asociado con Huang-Lao Daoism. El emperador Ming también tuvo el primer templo budista conocido en China, el del Caballo Blanco de. Se cree que fue construido en honor a los monjes extranjeros Jiashemoteng (ā) y Zhu Falan (el indio). Un mito popular afirmó que estos dos fueron los primeros en traducir el Sutra de cuarenta y dos capítulos al chino, aunque ahora se sabe que esta obra no se tradujo al chino hasta el siglo II d.C. El monje de Parthian Un Shigao del Imperio de Parthian vino a Han China en 148 d.C. Tradujo las obras budistas en el Hinayana al chino, así como las obras de yoga que los chinos de la era Han asociado con ejercicios taoístas. Otro monje extranjero, Lokaksema de Kushan -era Gandhara, India, viajó y se quedó en Han China alrededor de 178-198 d.C. Tradujo la Perfección de la Sabiduría, Shurangama Sutra y Pratyutpanna Sutra, e introducción en China los conceptos de Akshobhya Buda, Amitábha Buda (de Pure Land Buddhism) y enseñanzas sobre Manjusri.

Ciencias
Ingeniería mecánica e hidráulica
La ingeniería mecánica de la era Han proviene en gran parte de la elección de escrituras de observación de académicos confucianos a veces desinteresados ​​que generalmente consideraban que los esfuerzos científicos y de ingeniería estaban muy por debajo de ellos. Los artesanos-ingenieros profesionales (jiang) no dejaron registros detallados de su trabajo. Los eruditos han, que a menudo tenían poca o ninguna experiencia en ingeniería mecánica, a veces proporcionaban información insuficiente sobre las diversas tecnologías que describían. Sin embargo, algunas fuentes literarias Han proporcionan información crucial. Por ejemplo, en 15 d.C, el filósofo y escritor Yang Xiong describió la invención de la transmisión por correa para una quilling machine, que era de gran importancia para la fabricación temprana de textiles. Las invenciones del ingeniero mecánico y artesano Ding Huan se mencionan en las Notas misceláneas sobre la capital occidental. Alrededor de 180 d.C, Ding creó un ventilador rotativo operado manualmente utilizado para el aire acondicionado dentro de los edificios del palacio. Ding también usó cardanes como soportes fundamentales para uno de sus quemadores de incienso e inventó la primera lámpara de zootropo conocida del mundo. 
La arqueología moderna ha llevado al descubrimiento de obras de arte Han que retratan inventos que de otro modo estaban ausentes en las fuentes literarias han. Como se observó en los modelos de tumbas en miniatura de Han, pero no en fuentes literarias, el mango de la manivela se utilizó para operar los ventiladores de las máquinas de aventar que separaban el grano de la paja. 
El carro del odómetro, inventado durante el periodo Han, midió la duración del viaje, usando figuras mecánicas golpeando tambores y gongs para indicar cada distancia recorrida. Este invento está representado en la obra de Han en el siglo II d.C, aunque las descripciones escritas detalladas no se ofrecieron hasta el siglo III d.C. Los arqueólogos modernos también han desenterrado ejemplares de dispositivos utilizados durante la dinastía Han, por ejemplo, un par de calibradores de metal deslizantes utilizados por los artesanos para hacer mediciones de minutos. Estas pinzas contienen inscripciones del día y año exacto en que fueron fabricadas. Estas herramientas no se mencionan en ninguna fuente literaria Han. 
La rueda hidráulica apareció en los registros chinos durante el Han. Como mencionó Huan Tan en aproximadamente 20 d.C, se usaron para hacer girar los engranajes que levantaban martillos de hierro y se usaban para golpear, trillar y pulir granos. Sin embargo, no hay pruebas suficientes para el molino de agua en China hasta aproximadamente el siglo quinto. El Administrador de la Comandancia de Nanyang y el ingeniero mecánico Du Shi (muerto en 38 d.C) crearon un reciprocador impulsado por una rueda hidráulica que trabajaba los fuelles para la fundición de hierro. Las ruedas hidráulicas también se usaron para impulsar bombas de cadena que elevaban el agua hacia zanjas de riego elevadas. La bomba de cadena fue mencionada por primera vez en China por el filósofo Wang Chong en su Discurso Equilibrado del Siglo I d.C. 
La esfera armilar, una representación tridimensional de los movimientos en la esfera celeste, fue inventada en la China Han en el siglo I a. C. Utilizando un reloj de agua, una rueda hidráulica y una serie de engranajes, el astrónomo de la corte Zhang Heng (78-139 d.C) pudo rotar mecánicamente su esfera armilar rodeada de metal. Para abordar el problema de la disminución del ritmo del reloj en el cabezal de presión del reloj de agua de entrada, Zhang fue el primero en China en instalar un tanque adicional entre el depósito y el recipiente de entrada. Zhang también inventó un dispositivo que se denominó una "veleta de terremoto" (houfeng didong yi), que el científico e historiador británico Joseph Needham describió como "el antepasado de todos los sismógrafos". Este dispositivo fue capaz de detectar la dirección cardinal y ordinal exacta de los terremotos desde cientos de kilómetros de distancia. Empleó un péndulo invertido que, cuando es perturbado por temblores de tierra, desencadenaría un conjunto de engranajes que arrojaban una bola de metal de una de las ocho bocas de dragón a la boca de un sapo de metal. La descripción de este dispositivo en el Libro del Han posterior describir cómo, en una ocasión, una de las bolas de metal se disparó sin que ninguno de los observadores sintiera una perturbación. Varios días después, llegó un mensajero con la noticia de que había ocurrido un terremoto en Longxi Commandery (en la moderna provincia de Gansu), la dirección que indicaba el dispositivo, lo que obliga a los funcionarios del tribunal a admitir la eficacia del dispositivo de Zhang.

Matemáticas
Existen tres tratados matemáticos Han. Estos son el Libro sobre los Números y la Computación, la Clásica Aritmética del Gnomon y los Caminos Circulares del Cielo y los Nueve Capítulos sobre el Arte Matemático. También logros matemáticos que incluyen la resolución de problemas con triángulos rectángulos, raíces cuadradas, raíces cúbicas, y métodos matriciales, encontrar más precisas aproximaciones de pi, que ofrecen la prueba matemática del teorema de Pitágoras, el uso de la fracción decimal, eliminación gaussiana para resolver ecuaciones lineales, y fracciones continuas para encontrar las raíces de las ecuaciones. 
Uno de los mayores avances matemáticos de Han fue el primer uso de números negativos en el mundo. Los números negativos aparecieron por primera vez en los Nueve Capítulos sobre el Arte Matemático como barras negras, donde los números positivos fueron representados por barras rojas. Los números negativos también fueron utilizados por el matemático griego Diofanto alrededor de 275 d.C, y en el manuscrito de CE Bakhshali del siglo VII de Gandhara, Asia del Sur, pero no fueron ampliamente aceptados en Europa hasta el siglo XVI d.C.
Los Han aplicaron las matemáticas a diversas disciplinas diversas. Jing Fang (78-37 a.C) se dio cuenta de que 53 quintas perfectas fue aproximado a 31 octavas, mientras la creación de una escala musical de 60 tonos, calculando la diferencia en 177.147 mil / 176776 (el mismo valor de 53 temperamento igual descubierto por el alemán matemático Nicholas Mercator [1620-1687], es Decir, 3 53 /2 84 ).

Astronomía
Las matemáticas fueron esenciales en la redacción del calendario astronómico, un calendario lunisolar que utilizaba el Sol y la Luna como marcadores de tiempo durante todo el año. El uso del antiguo calendario Sifen), que mide el año tropical a 365 1 / 4 Días, se Sustituye en 104 d.C con el calendario Taichu Que mide el año tropical un 365 385 / 1,539 Días y el mes lunar. A las 29 43 / 81 Días. Sin embargo, el emperador Zhang más tarde restableció el calendario de Sifen. 
Los astrónomos chinos de Han hicieron catálogos de estrellas y registros detallados de los cometas que aparecieron en el cielo nocturno, incluida la grabación de la aparición del cometa Halley del año 12 a.C. 
Los astrónomos de la dinastía Han adoptaron una modelo geocéntrico del universo, teorizando que tenía la forma de una esfera que rodea la tierra en el centro. Supusieron que el Sol, la Luna y los planetas eran esféricos y no tenían forma de disco. También pensaron que la iluminación de la Luna y los planetas era causada por la luz solar, los eclipses lunares ocurrían cuando la Tierra obstruía la luz solar que caía sobre la Luna y que ocurría un eclipse solar cuando la Luna impedía que la luz llegara a la Tierra solar. Aunque otros no estaban de acuerdo con su modelo, Wang Chong describió con precisión el ciclo del agua de la evaporación de agua en las nubes. 

Cartografía, barcos y vehículos
La evidencia encontrada en la literatura china y la evidencia arqueológica muestra que la cartografía existía en China antes que los Han. Algunos de los primeros mapas de Han descubiertos fueron mapas de seda en tinta hallados entre los textos de seda Mawangdui en una tumba del siglo II a. El general Ma Yuan creó el primer mapa conocido de relieve alto del mundo del arroz en el siglo I d.C. Esta fecha podría revisar si se excava la tumba del emperador Qin Shi Huang y se demuestra que la cuenta en los Registros del Gran Historia se refiere a un mapa modelo del imperio es verdadera. 
Aunque el uso de la escala graduada y la referencia de cuadrícula para mapas no se describió exhaustivamente hasta el trabajo publicado Pei Xiu (224-271 d.C), hay evidencia de que los principios del siglo II d.C, el cartógrafo Zhang Heng fue el primero en usar escalas y rejillas para mapas. 
La dinastía Han China navegó en una variedad de barcos que difería de las épocas anteriores, como la nave de la torre. El diseño de basura fue desarrollado y realizado durante la era Han. Las naves no deseadas presentaban una proa y popa de extremos cuadrados, un casco de base plana o un casco en forma de trinchera sin quilla ni poste de popa, y mamparos transversales sólidos en el lugar de las costillas estructurales que se encuentran en las embarcaciones occidentales. Además, los barcos Han sido los primeros en el mundo en ser dirigidos usando un timón en la popa, en contraste con el más simple Remo de dirección utilizado para el transporte fluvial, lo que les permite navegar en alta mar.
Aunque las carretas de bueyes y los carros se usaban anteriormente en China, la carretilla se hizo por primera vez en la China Han en el siglo I a.C. Han ilustraciones de carros tirados por caballos muestran que el pesado yugo de madera de los Estados Unidos se colocaron alrededor del cofre de un caballo fue reemplazado por la correa del pecho más suave. Más tarde, durante el Northern Wei (386-534 d.C), se inventó el collar de caballo completamente desarrollado. 

Medicina
Los médicos de la era Han creían que el cuerpo humano estaba sujeto a las mismas fuerzas de la naturaleza que gobernaban el universo mayor, un sable, los ciclos cosmológicos del yin y el yang y las cinco fases. Cada órgano del cuerpo estaba asociado con una fase particular. La enfermedad fue vista como una señal de que el qio los canales de "energía vital" que conducen a un lindo órgano han sido interrumpidos Por lo tanto, los médicos de la era Han prescribieron medicamentos que creían que contrarrestaban este desequilibrio. Por ejemplo, dado que cree que la fase de la madera promueve la fase de fuego, los ingredientes medicinales asociados con la fase de la madera lo usan para curar un órgano asociado con la fase de fuego. Además de la dieta, los médicos de Han también prescribieron la moxibustión, la acupuntura y la calistenia como métodos para mantener la salud. Cuando la cirugía fue realizada por el médico chino Hua Tuo (alrededor de 208 d.C), usó anestesia para adormecer el dolor de sus pacientes y el que recibió una gota que presuntamente aceleró el proceso de curación de las heridas quirúrgicas. Mientras que el médico Zhang Zhongjing (hacia 150-c. 219 d.C) es conocido por haber escrito el Shanghan lun ("Disertación sobre la fiebre tifoidea"), se cree que tanto como Hua Tuo colaboraron en la compilación del Texto médico de Shennong Ben Cao Jing.
La tabla de ejercicios físicos; una pintura en seda que representa la práctica de Qigong Taiji; desenterrado en 1973 en Hunan Provincia, China, desde el siglo segundo antes de Cristo Han Occidental lugar de enterramiento de Mawangdui, Tumba Número 3.

Batallas

Batalla de Pengcheng 205 a.C
En 205 a.C Liu Bang intentó conquistar el corazón de Xiang Yu capturando su capital Pengcheng. Al principio las cosas salieron bien. Xiang Yu había sido advertido de que Liu Bang probablemente pararía después de conquistar Qin, y así que se trasladó al norte para enfrentarse a una revuelta en Qi. Consiguió una victoria en la batalla de Chengyang, pero su áspero comportamiento contribuyó a aumentar la rebelión. Cuando Liu Bang ocupó Pengcheng, Xiang Yu dejó parte de su ejército en Qi al mando de sus generales para contener la revuelta, y llevó una fuerza escogida de 30.000 efectivos hacia el sur, acampó en algún lugar a unos 15 km al oeste de Pengcheng (actual Xuzhou, Jiangsu). Xiang Yu atacó al amanecer, el ejército Han no estaba preparado aunque tenía casi 400.000 efectivos, confiado en su superioridad numérica presentó batalla, al mediodía fueron vergonzosamente derrotados en la batalla de Pengcheng. El ejército de Liu Bang perdió 100.000 efectivos en la batalla fue obligado a hacia el este contra el río Sui. Muchos murieron tratando de cruzar el río Sui, que se dice que estaba bloqueado con cadáveres, se dice que durante la retirada y cruce del río murieron otros 100.000.
Carga de los carros de guerra Chu durante la guerra Chu-Han (206-202 a.C). Posiblemente sería de las últimas veces que se emplearían carros de guerra

Liu Bang estuvo a punto de ser capturado. Él y sus últimas tropas estaban rodeados por tres líneas de soldados, pero una extraña tormenta descargó contra ambos ejércitos. En la confusión Liu Bang y un puñado jinetes lograron salir de la trampa y se dirigieron rápidamente a Pei, en un intento de salvar a los miembros de su familia, pero Xiang Yu también había mandado fuerzas para capturar su familia, capturando a su padre y su esposa que fueron mantenidos como rehenes, tan solo consiguió salvar a su hija que había conseguido huir.
A pesar de la asombroso victoria, Xiang Yu regresó a la capital que había sido saqueada por los ejércitos ocupantes de Han. Al encontrarse con una población civil hambrienta, Xiang Yu decidió no perseguir a Liu y compartir sus provisiones militares con la población.
Liu Bang poco a poco reunió sus desperdigadas fuerzas perdidas, pero no conservó sus conquistas en tierras Chu. La mayor parte de su familia seguía siendo rehenes de Xiang Yu. Sus aliados perdieron la fe en él; Sima Xin y Dong Yi lo abandonaron y se pasaron a Chu.

Batalla del paso de Jingzing 205 a.C
En otras partes las cosas fueron mejor para Liu Bang. Una de las razones de su eventual éxito fue su capacidad para elegir subordinados capaces, y confiar en ellos. Xiao He y Han Xin, que habían sido dejados al mando en el oeste, levantaron un nuevo ejército.
Han Xin, después de haber sometido a Wei, pidió y se le concedió permiso para dirigirse contra Zhao. A medida que el ejército Han avanzaba Chen Yu, rey de Zhao, movió su ejército de unos 200.000 efectivos a una posición fuerte en el paso de Jingzing.
Han Xin decidió tratar de atraer al ejército Zhao de esta posición. Un grupo de 2.000 hombres fue enviado a las montañas para encontrar una posición que daba al ejército de Zhao. Han Xin entonces condujo a 10.000 tropas a la garganta mientras que el resto de su ejército tomó una posición con el río de Jinman a su retaguardia. Chen Yu no pudo resistirse a este objetivo tentador, y ordenó a sus hombres salir del campamento y atacarlos. Han Xin permitió que la batalla continuara por un tiempo convincente, y luego ordenó a sus hombres hacer una retirada fingida, abandonando sus banderas y tambores. Las tropas de Zhao que habían quedado para guardar el campamento, se unieron a la persecución, dejando el campo sin guarnición. Los 2.000 hombres en las montañas aprovecharon la oportunidad para ocupar el campamento y cambiar las banderas de Zhao con las banderas rojas de Han.
Liu Bang de Han durante la guerra Chu-Han (206-202 a.C)

Mientras tanto Han Xin se había retirado de nuevo a la parte principal del ejército, y una batalla feroz se desarrolló cerca del río. Sin ninguna posibilidad de retirada, las tropas Han resistieron hasta que los comandantes de Zhao renunciaron seguir la batalla y decidieron retirarse a sus campamentos. Cuando vieron las banderas enemigas ondeando en el campamento, muchos en el ejército asumieron que el rey Zhao Xie o Chen Yu habían sido asesinados o capturados y comenzaron a desertar. En este punto, los Han atacaron por delante y por detrás, infligiendo una fuerte derrota al desorganizado ejército de Zhao. Chen Yu fue muerto en la batalla, mientras que Zhao Xie fue capturado. Fue reemplazado como rey de Zhao por Zhang Er, uno de los partidarios de Liu Bang.

Batalla del río Wei 204 a.C
Liu Bang trasladó su base principal a Xingyang (Hsing-yang), en el río Amarillo, cerca del granero de Ao, pero en la primavera de 204 a.C, Xiang Yu lo sitió en Xingyang. Los defensores se encontraban claramente en una posición vulnerable, porque Liu Bang se vio obligado a pedir la paz, ofreciendo la división de China, Xiang Yu se quedaría con todo el este de Xingyang y Liu Bang con todo el oeste.
Xiang Yu rechazó esta oferta, y reforzó el asedio. Después de un mes, uno de los generales de Liu Bang, Ji Xin, sugirió un plan que podría permitirle escapar. Esto implicaba dos tretas. En la primera, 2.000 mujeres (probablemente vestidas con armadura) fueron enviadas por la puerta oriental. Las tropas Chu se concentraron para hacer frente a la supuesta amenaza. Ji Xin salió de la ciudad en el carro distintivo de Liu Bang, fingió ser el rey Han y se ofreció a rendirse porque la comida se estaba acabando. Mientras la atención de Chu se centraba en el este, Liu Bang y un puñado de soldados escaparon de la puerta oeste. La defensa de la ciudad fue confiada a dos de los oficiales de Liu Bang y al rey de Wei.
Guerra Chu-Han (206 a.C -220) en China

Ji Xin pagó por su papel en la trama. Fue llevado antes de Xiang Yu, quien preguntó dónde estaba Liu Bang. Ji Xin respondió que ya había escapado, y como castigo murió quemado.
El asedio continuó después de la fuga de Liu Bang. Los otros comandantes mataron al rey de Wei, que ya había cambiado de bando una vez antes, cerrando los vados del Río Amarillo a Liu Bang. Liu Bang expulsó con éxito a Xiang Yu de la ciudad a mediados del verano, ocupando una posición en Yuan (al sur de Xingyang), bien al sur. Se produjo un punto muerto, que terminó cuando Xiang Yu se enteró de que otro de sus ejércitos había sido derrotado bien al este en Hsia-pei (Wade-Giles).
Se trasladó al este para hacer frente a esta amenaza, dejando a Liu Bang libre para derrotar al ejército Chu acampado en Chenggao, pero a pesar de estos contratiempos, los hombres de Xiang Yu pudieron continuar con el asedio.
El asedio terminó dramáticamente cuando Xiang Yu regresó del este. Ya no estaba dispuesto a soportar un largo asedio, e irrumpió en la ciudad. Zhou He, uno de los generales de Liu Bang, fue tomado vivo y ofreció grandes recompensas si cambiaba de bando. Zhou Se negó a convertirse en traidor, y fue hervido vivo.
Xiang Yu sitió a Liu Bang en Chenggao, forzando al líder Han a huir a la cabeza de un pequeño grupo de seguidores por segunda vez en el mismo año. A pesar de estos éxitos, Xiang Yu no pudo atrapar a Liu Bang.
Después de escapar de Chenggao Liu Bang cruzó el Río Amarillo, y se unió a uno de sus ejércitos, comandado por Han Xan. Al principio Liu Bang tuvo problemas para entrar en el campamento del ejército, con el tiempo accedió haciéndose pasar por un mensajero. Luego fue a las tiendas de su subordinado y tomó sus sellos sin despertarlo, revelando su presencia una vez que tenía el control seguro de su ejército. A Han Xan se le ordenó tomar parte del ejército y conquistar Qi.
Han Xin decidió lanzar un ataque sorpresa contra Qi, bajo el consejo de Kuai Tong. Las fuerzas de Tian Guang rey de Qi, fueron cogidas completamente por sorpresa. Tian Guang huyó y buscó ayuda del rey Xiang Yu de Chu Occidental, prometiendo fidelidad. Xiang Yu envió una fuerte fuerza expedicionaria, incluyendo algunos jinetes de élite, bajo el mando de Long Ju para aliviar Qi.
Han Xin sabía que Long, conocido por su valentía personal y su capacidad de lucha, pero era demasiado arrogante. La noche antes de la batalla, estableció una trampa para Long construyendo una represa improvisada con sacos de arena para bajar el nivel del agua en el río Wei. Long fue aconsejado para luchar una batalla de desgaste puesto que él tenía fuerzas superiores (Han Xin tenia unos 50.000 efectivos frente a 200.000 de Chu). Long declinó, creyendo que tenía fuerzas abrumadoras y que Han Xin era un cobarde, como resultado de un incidente cuando Han Xin sirvió en las fuerzas de Chu.
A la mañana siguiente, Han Xin atravesó el río con el caudal disminuido y atacó las fuerzas de Long. Después, hizo una retirada estratégica para engañar a Long y atraerlo al otro lado del río. Cuando cerca de una cuarta parte del ejército de Chu había cruzado, Han dió la orden a sus hombres de que abriesen la presa. La corriente ahogó a muchos de los soldados Chu y aisló a Long Ju, con sólo una fracción de su fuerza. La batalla se inició contra Long Ju que estaba en inferioridad numérica y tenía cortada la retirada. Long Ju murió en la batalla y su ejército fué aniquilado. El resto del ejército de Chu se desintegró, cuando Han Xin continuó presionando su ataque. El Príncipe Tian Guang huyó y finalmente fue capturado y asesinado.
Esta batalla fue estratégicamente significativa ya que costó a Xiang Yu entre la mitad y un tercio de sus fuerzas, incluyendo a muchos veteranos, agotó al reino de Chu que se quedó sin reservas e impidió cualquier posibilidad futura de que Xiang Yu luchara exitosamente en dos frentes.
El general Han Xin fue nombrado rey de Qi como recompensa por su victoria.

Batalla del río Si 203 a.C
Los éxitos de Han Xin forzaron a Xiang Yu dejar la lucha en torno a Chenggao a sus generales, a moverse hacia el este para intentar recuperar el control. Sus comandantes Cao Jiu y Sima Xin, rey de Sai tenían órdenes estrictas de no entablar batalla hasta que Xiang Yu regresara.
Liu Bang llegó a las afueras de la ciudad, desplegó su ejército pero Cao Jiu se negó a salir y luchar. La respuesta de Liu Bang fue ordenar a sus hombres que insultaran a los defensores de la ciudad. Después de cinco días de este tratamiento, Cao Jiu perdió la paciencia y decidió salir a luchar.
El ejército de Liu Bang tomó posiciones en la orilla opuesta del río Si (Wade-Giles Szu), un afluente que fluye hacia el sur del río Huai (En 1.194 el Río Amarillo cambió su curso hacia el sur, tragando el río Si. Cuando el Río Amarillo finalmente volvió a su curso norte, el lecho del río Si fue bloqueado).
Guerra Chu-Han (206-202 a.C) en China

Liu Bang esperó hasta que la mitad del ejército Chu había cruzado el río, y luego lanzó su ataque. Atrapado en medio del agua, el ejército de Chu sufrió una gran derrota. Liu Bang capturó una gran cantidad de tesoros, incluyendo oro y joyas (lo que sugiere que Cao Jiu estaba realmente planeando su retirada hacia el este). Cai Jiu y Sima Xin se suicidaron durante el desastre.
La derrota en el río Si obligó a Xiang Yu a regresar al oeste para tratar de restaurar la situación. Obligó a Liu Bang a abandonar el asedio de Zhonglimo, pero los Han se situaron entonces en posiciones defensivas fuertes y se produjo un estancamiento. Las tropas de Xiang Yu estaban cada vez más escasas de suministros, y aceptó los términos de paz que se le habían ofrecido durante el 204 AC. En el tratado del Canal Hong, Xiang Yu mantendría el este de China, mientras que Liu Bang conseguía el oeste. El Canal Hong marcaría la frontera entre los dos reinos. Xiang Yu se retiró al este, teniendo como capital Pengcheng.

Final de la guerra
Los consejeros de Liu Bang le convencieron de que rompiese el pacto y persiguiese al ejército de su rival, que se estaba retirando y aún estaba disperso. Liu Bang convocó a sus aliados en la Guling, desde donde todo el ejército reunido iniciaría la persecución. Liu Bang llegó a Guling y no había rastro de sus aliados, en noviembre del 203, Xian Yu le atacó y le derrotó, viéndose forzado a ponerse en defensiva.
Una vez más, Liu Bang se volvió a sus asesores, y recomendaron que ofreciera recompensas para recibir apoyos. Peng Yue se convertiría en rey de Wei, mientras que el recién adquirido reino de Qi de Han Xin se expandiría hacia la costa (e incluiría la ciudad natal de Han Xin). Cuando las tropas lideradas por Han Xin, Peng Yu y otros aliados Han coincidieron en la zona, rodearon a Xiang Yu en Baixia, aproximadamente a 32 kilómetros al este de Guzhen, Anhui.
Batalla de Baixia 202 a.C. Guerra Chu-Han

En la batalla de Baixia a primeros del 202 a.C, se enfrentaron 100.000 soldados Chu contra unos 300.000 Han. Los Han se desplegaron en tres bloques, liderando Han Xin el centro del primer escalón. La primera acometida del general Han fue rechazada, pero las divisiones de los flancos frenaron el contraataque Chu, de modo que Han tuvo que la oportunidad de regresar a su posición ofensiva y derrotar al ejército Chu. Recluido en el campamento de Gaixian, Xian Yu hizo un intento de fuga desesperado, con una escolta de 800 jinetes consiguió huir al sur, pero fue acorralado en la orilla norte el Yangtzé, donde se quitó la vida y su cuerpo fue decapitado.
La muerte de Xiang Yu condenó a la causa Chu. Su hermano hizo un breve intento de continuar la lucha, pero pronto se rindió. Pocos meses después de la guerra, Liu Bang se declaró el primer emperador de la dinastía Han, que duraría (con una breve interrupción) durante los siguientes 400 años. Estuvo dividida en dos períodos claramente diferenciados. El primero de ellos se denomina Han del Oeste u Occidental(202 AC – 25 d.C), con capital en Chang´an (actual Sian, provincia de Shansi) y el segundo Han del Este o Oriental(25 – 220), con capital en Luoyang, provincia de Henan.

Dinastía Han del Oeste u Occidental
El nuevo imperio retuvo la mayor parte de la estructura administrativa de los Qin, pero se distanció un poco de la estructura centralizada de este último estableciendo principados con vasallos en algunas áreas por cuestiones de interés político. Después de que se estableciera la dinastía Han, el emperador Gao o Gaozu (Liu Bang) dividió el país en varios feudos para satisfacer a algunos de sus aliados en la guerra, aunque planeaba deshacerse de ellos una vez se hubiera consolidado su poder.
Durante los siete años de su gobierno, Gaozu fortaleció el poder centralizado y aplicó una serie de políticas destinadas a restablecer la normalidad de la vida de sus súbditos.
El emperador Gaozu tras soportar varios ataques de los xiongnu, sus vecinos del norte, en el 200 a.C puso en marcha una campaña masiva. En el invierno los xiongnu invadieron el Shanxi chino y sitiaron la ciudad de Taiyuan. Gaozu rompió el asedio y persiguió a los xiongnu al norte, pero fue bloqueado por ellos en la meseta de Baideng cerca de Datong en el extremo norte de Shanxi, sufriendo una emboscada por parte de 30.000 miembros de la élite de la caballería xiongnu, impidiendo que les llegaran suministros y refuerzos durante siete días. El sitio fue levantado sólo después de recurrir a la llamada “alianza matrimonial” o heqin. En el 198 a.C, el cortesano Liu Jing fue enviado para negociar. En el acuerdo de paz alcanzado eventualmente entre las dos partes, se incluía una princesa Han dada en matrimonio al chanyu, periódicos regalos de seda, licor y arroz e igualdad de estatus entre los estados, y la Gran Muralla como una frontera mutua. Este primer tratado fijó el patrón para las relaciones entre los Han y los xiongnu por unos sesenta años. El tratado sería renovado al menos que nueve veces, con un incremento de “regalos” en cada acuerdo sucesivo, hasta el 135 a.C.
En el año 195 a.C, el emperador Gaozu murió de herida de flecha, en una operación para suprimir la sublevación del general Ying Bu.
China durante el Imperio Han (202 a.C – 220 d.C) con indicación de las conquistas y año en que se produjeron

El heredero natural de Gaozu era el príncipe Liu Ying, hijo mayor del emperador y de la emperatriz Lü. Sin embargo, Gaozu no veía en Liu Ying las dotes necesarias para ser su sucesor, prefiriendo a su hijo Ruyi, el príncipe Yin de Zhao, hijo de la dama Qi, una de las concubinas del emperador. A pesar de los intentos de Gaozu de otorgar la sucesión a Ruyi, la mayor parte de los ministros mantuvieron su lealtad a Liu Ying y a su madre la emperatriz Lü. Tras la muerte del emperador, Liu Ying accedió al trono con el nombre de Hui o Huidi que tenía 15 años y, según el relato tradicional, la propia emperatriz Lü envenenó a Ruyi y torturó a la concubina Qi hasta la muerte.
Durante siete años el poder lo ejerció su madre, la emperatriz Lü Zhi, fue una de las contadas ocasiones en la que el país de china fue gobernado por una mujer, hasta su muerte en 188 a.C.
Durante el reinado de Huidi, las campañas militares en el sur y en el oeste del país se convirtieron en rotundos fracasos. Para asegurar la paz en las fronteras del noroeste, Huidi tenía que pagar, tal como lo había hecho su padre, valiosos tributos cada año en arroz y seda a los temibles xiongnu, nómadas de Mongolia.
A la muerte de Huidi, Lü Zhi nombró a Shaodi Kong y a Shaodi Hong, hijos del emperador y de sus concubinas, como sucesores. Sus cortas edades les convirtieron en meros súbditos de Lü, quien siguió ejerciendo en realidad el poder hasta su muerte en 180 a.C.
Entre los años 165 y 143 a.C, los gobiernos de Wendi y su hijo Jingdi, aliviaron las cargas del pueblo y la economía prosperó, intentaron dominar China combinando métodos legalistas con las ideas filosóficas taoistas. Durante el periodo taoísta, China fue capaz de mantener la paz con los xiongnu pagando tributo y llevando a cabo acuerdos matrimoniales de princesas chinas con miembros de los Xiongnu. Durante este tiempo, el objetivo de la dinastía era librar a la sociedad de leyes duras, guerras y condiciones creadas durante la dinastía Qin, de amenazas externas de los nómadas, y de los primeros conflictos internos de la corte Han. Esta política de poca intervención del gobierno en las vidas civiles dio lugar a un periodo de estabilidad. Este periodo es conocido como “El Gran Orden de los Emperadores Wendi y Jingdi”.
En el 141 a.C, subió al poder el emperador Wudi o Wu (141 – 87), cuyo nombre verdadero era Liu Che. Fue el emperador más prestigioso de esta dinastía y durante su reinado, que duró 54 años, China conoció una gran prosperidad económica y alcanzó dimensiones territoriales hasta entonces nunca conocidas, motivo por el cual se le conoció también como el emperador Guerrero. Decidió que el taoísmo ya no se adaptaba por más tiempo a China, y declaró oficialmente un estado confuciano. La adopción oficial del confucianismo conllevó no solamente un sistema de selección para los servicios civiles, sino también el que los candidatos a la burocracia imperial hubieran de conocer obligatoriamente los clásicos confucianos.

Embajadas de Zhang Qian
En el 138 a.C el emperador Wudi envió una diplomática expedición al mando de Zhang Qian para establecer una alianza con los yuezhi que fueron derrotados y obligados a emigrar hasta al río Amur Daria con el fin establecer una alianza con ellos contra los xiongnu. La expedición partió de Chang’an, la capital de los Han Occidental. Al parecer la expedición tomó un camino equivocado y se toparon con un contingente xiongnu siendo capturados y esclavizados. Zhang Qian pasaría 11 años sirviendo a una familia aristocrática xiongnu pastoreando sus rebaños. En ese tiempo Zhang Qian contrajo matrimonio con una esclava xiongnu, con la que tuvo un hijo.
Ruta de Zhang Qian durante su primer viaje a las regiones del Oeste (138-125 a.C)

Con el tiempo, y aprovechando que no eran vigilados estrechamente, Zhang Qian y sus hombres escaparon hacia el oeste, prosiguiendo con su misión. Bordearon la cuenca del Tarim por la ruta del norte, pasando por ocho principados. Al final llegaron al reino de Dayuan, en la depresión del valle de Fergana, situado en el curso superior del río Sir Daria. Allí, Zhang Qian descubrió alimentos aún desconocidos para los chinos, como la uva, la zanahoria, el ajo o el sésamo; y en sus praderas una raza de caballo y la alfalfa, planta forrajera con la que se los alimentaba. Estos caballos, que eran más ligeros, fuertes y altos, se decía que provenían de los caballos celestiales y eran más aptos para la guerra contra los xiongnu que los pequeños caballos de raza mongola o china.
Tras pertrecharse en el reino de Dayuan, pasaron al reino de Kanqju (la Sogdiana de los griegos) y de aquí al país ocupado por los yuezhi (la Bactriana). Zhang Qian le propuso el plan de su monarca, pero los yuezhi no se decidían. China quedaba muy lejos y los xiongnu muy cerca. Tras un año de espera y al haber fracasado en su misión, Zhang Qian y sus hombres decidieron volver a China.
A la vuelta, decidieron esta vez tomar la ruta del sur que bordea el Tarim, pero nuevamente fueron capturados por los xiongnu y obligados a realizar trabajos forzados hasta el año 126 a.C, cuando el líder de los xiongnu murió y, aprovechando la confusión de las luchas internas por el poder, Zhang Qian volvió a escapar y regresó a Chang’an. De los cien hombres que partieron, volvieron tres personas: Zhang Qian, su mujer xiongnu y Ganfu.
El retorno de la embajada de Zhang Qian. En el siglo II a.C fue enviado por el emperador Wudi a Asia Central. Se le ve regresando a la capital. Autor Zhang Hongnian

Aunque la misión fue un rotundo fracaso, la información recopilada durante esos años por los territorios occidentales causó sensación en la corte y alimentó las ambiciones de Wudi. Zhang Qian fue recompensado con un rango de dignatario y Ganfu con un título honorífico.
Viendo las dificultades que aún presentaba la ruta del norte, que los xiongnu amenazaban constantemente, Zhang Qian propuso buscar una ruta alternativa que no estuviera bloqueada por los xiongnu. Hacia el año 135 a.C un oficial, Tang Meng, había conseguido persuadir el gobierno han para enviar una expedición de exploración hacia esa zona, ya que tenía informes sobre la importante actividad comercial de esos territorios. Los chinos establecieron allí su control y una serie de rutas comerciales desde la capital. Sin embargo, la actividad comercial se suspendió por la disidencia local y por la concentración de los esfuerzos han contra los xiongnu en el norte. El interés de la zona volvió a resurgir a partir del 126 a.C gracias a los informes de Zhang Qian. Se enviaron varias expediciones desde la actual Sichuan hacia el sur. Se llegó con cierta facilidad hasta Yibin (actual Yunnan), pero a partir de ese punto tendrían problemas para continuar, ya que no encontraron el camino. Después de algunos intentos frustrados y de los elevados gastos de los viajes, desistieron, pero el interés por aquellos territorios no desapareció, y años más tarde los han ampliaría allí su control.
Zhang Qian había descrito en su informe la historia interna de los wusun, un pueblo nómada que habitaba una zona del valle del río Ili. Propuso buscar un acuerdo amistoso con los wusun del mismo tipo que se había querido conseguir con los yuezhi para combatir los xiongnu. En una campaña militar del año 121 a.C, se había derrotado a los xiongnu, que momentáneamente habían sido desplazados hacia el norte, hecho que hacía que el camino hacia el oeste estuviera libre de esta amenaza y fuera más seguro. La corte de Chang’an aceptó su propuesta y de nuevo Zhang Qian fue enviado aproximadamente en torno al 115 a.C en una expedición diplomática hacia el oeste con 300 hombres y bien cargada con presentes de valor, como oro y seda, que fueron entregados a los soberanos de los reinos que iban cruzando y con los que también quería establecer relaciones diplomáticas. De la misma manera que ocurrió con los yuezhi, los wusun no quisieron participar militarmente contra los xiongnu en una alianza con los chinos Han, pero sí que se establecieron relaciones amistosas entre ellos. Zhang Qian entregó presentes chinos al rey de los wusun y de vuelta hacia Chang’an se llevó guías e intérpretes wusun, embajadores, además de valiosos caballos con el fin de fortalecer la alianza. De los 300 hombres que le acompañaban, envió algunos a los diferentes reinos centro asiáticos que había visitado anteriormente, como los de los dayuan, kangju, yuezhi, daxia y otros. Más tarde llegarían delegaciones de estas regiones a la corte china y así se iniciaría un ir y venir de misiones oficiales entre estos estados.
Finalmente, Zhang Qian murió en el año 113 a.C. Gracias a la labor de embajador y los informes de Zhang Qian, las relaciones comerciales entre China y Asia Central y Occidental florecieron, a través de muchas misiones chinas enviadas a lo largo del primer siglo AC que iniciaron el desarrollo de la Ruta de la Seda. China también mandó misiones a Partia, que fueron seguidas de misiones reciprocas por parte de Partia alrededor del 100 a.C.

Guerra con los xiongnu
El emperador emprendió una campaña contra los xiongnu en el 133 a.C que resultó un fracaso, eso llevó a un cambio en la estrategia y aceleró el desarrollo de una caballería han eficaz. El noroeste chino, poco poblado y próximo a los campos de batalla, fue transformado en territorio para la cría del ganado, dos millones de hombres se instalaron en esas regiones, en las que la agricultura se mezclaba con la cría de animales. También llevó a reconsiderar la elección de sus comandantes, buscando una nueva generación de militares capaces en la guerra de caballería, sus favoritos fueron Wei Qing y Huo Qubing.
Con la información que Zhang Qian le había proporcionado sobre los xiongnu, inició una campaña en el 127 a.C. recuperando la región de los Ordos, ganó una serie de batallas entre las que destacan la de Hexi en el 121 a.C y la de Mobei en el 119 a.C.
Los costos de las victoriosas campañas contra los xiongnu en los diez años 129 a 119 a.C fueron enormes: el ejército Han perdido casi el 80% de sus caballos en estas expediciones, debido al combate y otras causas como la dura travesía y la peste causada por los xiongnu al contaminar el suministro de agua con ganado muerto. La presión económica sobre el gobierno central Han llevado a nuevos impuestos que se introdujeron, el aumento de la carga de los campesinos medios. La población del Imperio Han bajó considerablemente como consecuencia de la hambruna y el exceso de impuestos para financiar las movilizaciones militares.
Batalla entre los xiongnu y los han. Secuelas de la batalla. Fuente Museo de Henan

Expansión al Sur
En el sur hasta la actual ciudad de Guangzhou (Cantón, actual Guangdong) la conquista de nuevos territorios fue mucho más rápida que en el norte. Al sur del río Yangtze se encontraban pueblos con civilizaciones propias, pero muy influenciadas por la cultura china. El reino independiente de los Yue de Min, en los territorios de Fujian, y el sur de Zhejiang fueron conquistados por los ejércitos de Wudi. El reino de Dian, cuyo centro político se encontraba situado en la llanura del actual Kunming, en Yunnnan, fue aplastado en el 109 a.C.
Infantería Han del Oeste: 1 lancero, 2 porta espada, 3 ballestero. Autor Michael Perry

La instalación de los Han en Guangdzhou, Guilin (en la provincia de Guangxi), Hanoi (en Vietnam) y Fuzhou (en la provincia de Fujian). En esas regiones se instalaron soldados y convictos chinos, comenzando así la colonización del sur de China, así como el comercio de sus productos chinos, permitió la expansión de la cultura china por el sudeste de Asia. Sus huellas se encuentran en el este de Borneo, en el oeste de Java y en el sur de Sumatra. Las primeras rutas marítimas hacia los mares del sur y el océano Índico se remontan al siglo I a.C.
A partir del año 100 a.C, debido a la pesada carga tributaria y las campañas militares, hubo muchas revueltas campesinas en todo el imperio. En el intento de suprimir las rebeliones, decretó que los funcionarios que presidían las áreas en las que había rebeliones fuesen ejecutados. Los funcionarios respondieron tratando de ocultar las noticias de las revueltas contra él.

Los caballos celestiales (104-101a.C)
El emperador Wudi había escuchado hablar de unos famosos caballos que eran criados en la región de Fargana que eran altos y fuertes. Para ello envió una embajada con oro a las regiones de Fergana, Bactriana y Sogdina donde se criaban estos caballos de gran alzada. Las ofertas fueron rechazadas y el rey de Fergana mató y despojó de todo al enviado para la negociación.
Cuando la noticia llegó, Wudi se enfureció y decidió tomarlos por la fuerza. Nombró Li Guangli para dirigir la expedición. En 104 a.C, se pusieron en camino para conseguir los caballos con 6.000 jinetes y 20.000 infantes, recorrieron los 1.500 km a través de desiertos y llegaron a la capital pero fueron rechazados, siendo obligados a retirarse a Dunhuang. Allí Li Guangli con sólo unos pocos hombres que le quedaban esperó los refuerzos de Wudi.
En 102 a.C, Wudi emprendió la segunda campaña militar esta vez con un ejército de 60.000 infantes 30.000 jinetes y 10.000 animales de carga que marcharon hacia Fergana. Con esta fuerza que no tuvieron dificultades para llegar a Khujand (llamado Ershi por los chinos), la capital de Tayuan. Había perdido la mitad de su ejército durante la marcha, pero después de un asedio de 40 días los chinos habían rodeado la muralla exterior y habían cortado el suministro de agua. Los nobles mataron a su rey y enviaron su cabeza a Li Guangli, ofreciendo a los chinos a todos los caballos que querían. Li aceptó la oferta, nombrado uno de los nobles para que fuese el nuevo rey y se retiró con un tributo de 3.000 sementales y miles de yeguas, así como el compromiso de enviar dos sementales cada año. En su viaje de regreso a todos los pequeños estados aceptaron la soberanía china. Dejó guarniciones en lo que serían las regiones del Oeste.
Desde entonces fueron criados los “caballos celestiales” en China. Se convirtieron en un símbolo de estatus para los hombres y funcionarios ricos.
Se inició una nueva etapa en la cría caballar, se sembraron zonas con alfalfa traída de occidente y se aseguró el dominio de extensas zonas de pastos como la región de Ordos, que cinco siglos después tenía 20 millones de cabezas.

Final de la dinastía Han Occidental
El reinado de Wudi finalizó con desórdenes debido a los enfrentamientos por la sucesión y a las derrotas militares, y el periodo culminante de la grandeza de los Han se disipó.
Los Han Occidentales decayeron tras varios emperadores niños, consortes nepotistas y luchas de poder. Importantes familias de las provincias se aseguraron exenciones impositivas, redujeron la base fiscal del Estado y trasladaron las cargas a los campesinos cada vez más rebeldes. Finalmente, Wang Mang cortesano y regente del último emperador niño, se apoderó del trono.
Mapa de China durante el Imperio Han. Se observa la Gran Muralla, las principales ciudades y las vías de comunicación. Autor Jack Yuan

Dinastía Han Oriental o del Este (25-220)
Liu Xiu consiguió restablecer la dinastía Han, y se convirtió en el emperador Guangwu y traslado la capital a Luoyang (provincia de Henan).
En el 105, ya en la dinastía Han Oriental, un oficial e inventor llamado Cai Lun inventó la técnica para hacer papel de gran calidad. La invención del papel es considerada una revolución en la comunicación y el aprendizaje, reduciendo de forma drástica el coste de la educación.
Éste fue uno de los periodos más prósperos de la dinastía Han, al menos durante el reinado de los primeros tres emperadores, durante el cual no hubo revueltas importantes, ni dentro del China ni con los xiongnu. El comercio floreció y la Ruta de la Seda se convirtió en una de las vías más importantes para el comercio exterior.
Infantería Han del Este u Oriental: 1 arquero, 2 auxiliar vietnamita, 3 infante acorazado tardio. Autor Michael Perry

Pero la acumulación de poder por parte de los terratenientes y la presión cada vez más grande sobre los campesinos comenzaron a generar nuevas rebeliones, acentuando la crisis agraria. Las desastrosas inundaciones del Yuángtse (río Amarillo) alrededor de la década de 170 no hizo más que empeorar esta situación. La pérdida de las cosechas creó periodos de hambruna que alimentaron las rebeliones.

Rebelión de los turbantes amarillos (184 – 205)
La más importante de todas estas rebeliones fue la de los turbantes amarillos en las planicies del norte de China, la principal zona agraria del país, la mayor parte del pueblo consideraba al gobierno corrupto e incapaz. Las hambrunas y las inundaciones eran vistas como una señal de que el decadente emperador había perdido su mandato del cielo. Esta rebelión fue liderada por Zhang Chiao y sus dos hermanos menores Zhang Bao y Zhang Liang, que defendían las doctrinas taoístas de igualdad de derechos e igualdad en la distribución de tierras, presentes también en la secta de los Taiping (la gran paz).
Rebelión de los Turbantes Amarillos (184-205) durante la dinastía Han del Este. Zhang Chiao y sus dos hermanos menores Zhang Bao y Zhang Liang, líderes de la rebelión

Otro movimiento revolucionario que ocurrió durante la misma época se llamaba las Cinco Fanegas de Arroz. La secta adoptó este nombre debido a que se les imponía a los miembros la necesidad de aportar cinco fanegas de arroz a la causa y trabar sin remuneración en el mantenimiento de la calzada. La propiedad privada no era considerada un concepto aceptable. Las Cinco Fanegas de Arroz lograron establecer un estado independiente en la provincia de Shensi en el año 190.
Los rebeldes se concentraban mayoritariamente en tres áreas. El grupo liderado por Zhang Chiao y sus dos hermanos consiguió el apoyo de la región al norte del río Amarillo, cerca de la tierra natal de Zhang Chiao y su base en la comandancias de Wei, a principios del año 184, disponía de un ejército de unos 360.000 soldados, la mayoría de los cuales tenía armas. Un segundo alzamiento de importancia tuvo lugar en las comandancias de Guangyang y Zhuo de la provincia de Yuo, en las cercanías de la actual Pekín. El tercer centro de la rebelión estaba en las tres comandancias de Yingchuan, Runan y Nanyang y muy probablemente estuviera destinado a colaborar con los traidores en Luoyang en un intento de tomar la capital pero incluso sin su apoyo era una importante amenaza.
Rebelión de los Turbantes Amarillos (184-205) durante la dinastía Han del Este. Zhang Chiao dirigiéndose a sus seguidores, reunió un ejército de 350.000 efectivos

Durante las primeras semanas del levantamiento el gobierno del emperador Ling estaba principalmente preocupado por encontrar y ejecutar a los traidores en la capital y por la inmediata defensa de la ciudad. Al general en jefe He Jin, el hermanastro de la emperatriz He, se le puso a cargo de acabar con la rebelión en la capital. Al tercer mes, cuando se habían completado los preparativos, tres ejércitos partieron para hacerse cargo de la rebelión. Uno se dirigió al este contra Zhang Chiao mientras los otros dos, al mando de Huangfu Song y Zhu Jun fueron enviados para enfrentarse con los rebeldes de Yingchuan, Runan y Nanyang.
Rebelión de los Turbantes Amarillos (184-205) durante la dinastía Han del Este. Los Turbantes Amarillos asaltando una ciudad china fortificada.

Zhu recomendó que se requiriera a Sun Jian para que organizara a sus tropas y se uniera a sus fuerzas. Con una rebelión tan extendida por el territorio los comandantes imperiales estaban ansiosos por conseguir cualquier refuerzo que pudieran y las tierras del bajo Yangtzé, no involucradas ni afectadas por los movimientos de Zhang Jue, estaban lo bastante cerca como para ser una conveniente fuente de reclutas para el ejército imperial. Sun Jian llamó a sus tropas y marchó para unirse al ejército de Zhu Jun con cien hombres bajo su mando. Los combates contra los rebeldes de Yingchuan, Runan y Nanyang fueron frecuentemente feroces y de diverso éxito.
El tercer mes de 184, poco después del estallido de la rebelión, el líder rebelde Zhang Mancheng derrotó y mató al gran administrador de Nanyang y durante el cuarto mes, a comienzos del verano, Bo Cai derrotó en Yingchuan al ejército imperial bajo el mando de Zhu Yun mientras otro ejército rebelde derrotaba al gran administrador de Runan.
Rebelión de los Turbantes Amarillos (184-205) durante la dinastía Han del Este, Zhang Mancheng derrotó y mató al gran administrador de Nanyang

A mediados de 184, sin embargo, se volvieron las tornas. En el quinto mes Huangfu Song y Zhu Jun combinaron sus ejércitos para derrotar a Bo Cai y durante el sexto mes destruyeron a los rebeldes de Runan en la batalla de Xihua en Henan. Después de este combate los dos generales se separaron; Huangfu partió para unirse al ataque a los rebeldes al norte del río Amarillo mientras Zhu se encargaba de los rebeldes de Nanyang. Para ese momento un nuevo gran administrador había derrotado y matado a Zhang Mancheng. A pesar de todo durante esa campaña los rebeldes fueron capaces de capturar la capital de la comandancia, Wan, y se refugiaron allí.
Durante los siguientes meses el núcleo de la campaña fue el combate dentro y en los alrededores de Wan hasta que el ejército imperial asaltó el lugar y masacró a sus defensores el undécimo mes, a mediados del invierno a comienzos de 185. La captura de Wan fue la última gran derrota de los rebeldes. Sus fuerzas en la llanura del Norte de China habían sido arrasadas en batalla por los ejércitos imperiales durante el verano, sus fortalezas asediadas y capturadas y los tres hermanos Zhang habían muerto.
Las fuerzas de las comandancias y los condados perseguían a los restantes y dispersos rebeldes con varias operaciones de limpieza y exterminio y el duodécimo mes del año chino, a mediados de febrero de 185, el gobierno publicó una proclamación de celebración y cambió el nombre de la era por el de Zhongping o “pacificación alcanzada“.
Los rebeldes fueron vencidos en febrero de 185 pero solo dos meses después la rebelión volvió a estallar. A lo largo de ese año se extendió a las montañas Taihang en la frontera occidental de Hebei, en 186 alcanzó Shaanxi, Habei y Liaoning y en 188 llegó hasta Shanxi. El mismo año un segundo levantamiento independiente aconteció en Sichuan pero no estaba coordinado con la rebelión de los Turbantes Amarillos de otras partes del país.
Rebelión de los Turbantes Amarillos (184-205) durante la dinastía Han del Este. Lucha entre los turbantes amarillos y las tropas imperiales

En 192 el señor de la guerra Cao Cao fue capaz de lograr el sometimiento de un ejército rebelde después de que este marchara hacia la provincia de Yan. Los rebeldes finalmente dejaron de representar un desafío militar en 205.

Final del imperio Han Oriental o del Este
Los ejércitos Han consiguieron la victoria y fueron capaces de eliminar rápidamente la amenaza de la rebelión de Zhang Jue, un logro notable. El coste, sin embargo, fue muy alto. A lo largo de amplias áreas los edificios gubernamentales estaban destruidos, los magistrados muertos y el contacto del gobierno central con distritos enteros se había cortado. Se había masacrado a cientos y miles de enemigos, mucha gente inocente se había quedado sin hogar y en la indigencia por culpa de la guerra y la economía y la sociedad en muchas partes de la región más poblada del imperio estaba en ruinas y sin recursos.
El descontento persistió y aparecieron bandidos en cada distrito. El gobierno, imposibilitado para acabar con todos los disturbios menores, se vio forzado a solucionar las cosas lo mejor que pudo. Hacía falta un largo periodo de consolidación para restaurar una mínima impresión de paz y prosperidad pero no obtuvieron ni un momento de respiro.
A la muerte del emperador Ling en 189 se sucedieron las luchas por el poder entre He Jin y los eunucos durante las cuales He Jin fue asesinado el 22 de septiembre de 189. El principal aliado de He Jin, Yuan Shao, respondió prendiendo fuego al palacio y asesinando a los eunucos.
Finalmente el señor de la guerra Dong Zhuo fue capaz de lograr el control sobre Xian Di, el heredero al trono, reinando hasta el 220 aunque sin ejercer ningún control real. De esta manera concluyó el periodo Han y China dejó de estar unificada en un solo estado durante más de cincuenta años, hasta que fue reunificada de nuevo por la dinastía Jin después del turbulento período de los Tres Reinos.

El ejército de la dinastía Han
Reclutamiento
Para asegurar su ejército, todos los hombres entre 21 y 56 años debían servir dos años en el ejército. A la edad de 23 años, los campesinos varones eran reclutados al ejército, en donde eran asignados a la infantería, la caballería, o la armada. Después de un año en un campo de instrucción de los que había tres junto a la frontera: el campamento de Yong, en Youfufeng, al oeste de Chang’an, el campamento del Diente del Tigre (huya ying) cerca de la anterior capital, el campamento de Liyang en Wei al oeste de la llanura del norte de China. Tras un año de instrucción pasaban a servir durante un año como militares en guarniciones fronterizas o como guardias en la ciudad capital. Estos soldados reclutados no profesionales conformaban el ejército del Sur (Nanjun) mientras que el ejército del Norte (Beijun) era un ejército permanente compuesto de soldados profesionales pagados.
Los ejércitos de los Han eran principalmente soldados de a pie, con una pequeña proporción de caballería y carros, y las fuerzas dentro del imperio tendían a seguir dependiendo de infantería. Sin embargo, las campañas sobre la estepa de Asia Central se llevaron a cabo con frecuencia por fuerzas en las que la mayoría eran de caballería.
Carro de guerra Han Occidental, solo se utilizaban para el transporte de mandos, desde donde observaban el campo de batalla y daban órdenes, durante la dinastía Han Oriental, desaparecieron de los ejércitos chinos. Autor Michael Perry

Organización
Hasta el final del reinado del emperador Ling, la estructura del gobierno civil permaneció intacta. En términos formales, inmediatamente por debajo del gobernante, había las tres Excelencias (san gong), con rango expresado por un salario nominal de 10.000 shi de grano, y los nueve Ministros (jiu qing), con rango de 2.000 shi, encabezaban la administración, mientras que por debajo estaban los maestros de escritura (shangshu), eran los secretarios imperiales, que redactaban y distribuían los edictos y las órdenes con las que se llevaba a cabo el gobierno.
Fuera de la capital, las provincias (zhou) estaban encabezadas por gobernadores e inspectores (cishi), y éstos se dividían en comandancias subordinadas (jun) bajo grandes administradores (tai shou) o estados (guo), reyes nominales que en la práctica eran gobernados por los cancilleres (xiang). Las comandancias y los estados estaban a su vez divididos en condados (xian), que eran el nivel básico del gobierno Han, gobernado por prefectos (ling), jefes (zhang) y oficiales equivalentes.
Todas las unidades locales eran responsables del trabajo policial y del control básico del bandolerismo y otros problemas menores, pero también había un establecimiento militar para proteger a la persona del emperador, para mantener las fronteras y para sofocar los disturbios dentro del Imperio.
Fuerzas militares en la capital
El ejército del Norte (Bei jun), basado en la capital, Luoyang, era la reserva estratégica central del imperio. A finales del imperio Han, el ejército del Norte comprendió cinco regimientos (ying): los arqueros (shesheng), los infantes (bubing), los jinetes de élite (yueji), los jinetes de guarnición (tunji) y el regimiento de ríos (changshui). Cada uno estaba mandado por un coronel (xiaowei), cuyo rango era de 2.000 shi de grano, y toda la fuerza estaba supervisada por un capitán general del ejército del Norte y del Centro (beijun zhonghou), con un sueldo de 6.000 shi.
Los soldados del ejército del Norte eran profesionales y calificados, que podían ser enviados a cualquier punto de peligro o disturbio como refuerzos a las fuerzas reclutadas localmente. Los números no eran grandes: cada regimiento tenía unos 700 efectivos con entre 60 y 120 oficiales subalternos. Debajo del coronel, el segundo al mando era un comandante (sima), con un salario de 1.000 shi; el regimiento del río Chang, cuyos soldados eran reclutados en Wuhuan y otros auxiliares no chinos, tenía un comandante adicional de la caballería bárbara (huji sima).
El capitán general del ejército del Norte y del Centro, no tenía autoridad para dar órdenes a coroneles de regimientos, su posición era la de un ayudante y supervisor. Oficialmente, el mando de la fuerza estaba en manos de un general (jiangjun), subordinado a un general en jefe (da jiangjun).
El general en jefe, sin embargo, no era un soldado profesional: durante Han del Este, la posición fue dada a un varón entre los parientes imperiales por matrimonio, padre o hermano de la emperatriz. A finales del siglo II, particularmente durante el tiempo de los regentes Liang Ji (al comienzo del reinado del emperador Huan), y de Dou Wu (al principio del reinado del emperador Ling), el mando del ejército del Norte fue diseñado para confirmar y consolidar su poder político en la corte y en la capital. A partir de 184, el cargo fue ejercido por He Jin, hermano de la emperatriz Hi mujer del emperador Ling.
Jinetes Han Occidental: 1 lancero, 2 arquero. Autor Michael Perry

Fuera del palacio, había un gobernador militar (sili xiaowei), que era el jefe de la provincia capital. Su territorio comprendía siete comandancias que se extendía desde el oeste de la antigua capital del antiguo Han, Chang’an al este de Luoyang.
Esta jerarquía del gobierno militar estaba acompañada por un sistema separado de protección sobre la ciudad y los palacios. El coronel de las puertas de la ciudad (chengmen xiaowei), estaba a cargo de los guardias en las doce puertas de Luoyang. El portador de la maza dorada (zhi jinwu), al mismo nivel, era responsable de la capital fuera del palacio y del arsenal. Sus deberes duplicaban evidentemente los del gobierno local, y su personal, que incluía académicos, oficinistas y jinetes vestidos de rojo (tiji), puede haber actuado como agentes de seguridad, así como la policía regular.
Uno de los nueve ministros, se encargaba de la seguridad de los palacios imperiales, en particular las murallas y puertas entre los diversos reductos. Los guardias bajo su mando en Luoyang eran casi 2.000 efectivos, divididos entre los palacios del Norte y del Sur, con contingentes en cada puerta para identificar a cada persona que entraba o salía de los reductos. Otro ministro, el superintendente de la Casa Imperial (guanglu xun), era responsable de la seguridad personal del emperador. Sus subordinados incluían cortesanos en todos los niveles, pero el cuerpo principal para la defensa era cinco cuerpos con nombres pintorescos como los caballeros de “todos los propósitos” (wuguan zhonglangjiang), caballeros de la izquierda y de la derecha; caballeros “rápidos como tigres” (huben) y caballeros del “bosque emplumado” (yulina).
Caballería Han: izquierda jinete pesado, derecha jinete ligero o medio

El número de caballeros en los tres primeros cuerpos, los de “Todos los Propósitos”, de “la Izquierda” y de “la Derecha”, variaban de 700 a casi 2.000. Sin embargo, eran de escaso valor militar, ya que estaban compuestos de candidatos recomendados por la oficina civil y con escasa instrucción, y el grupo “Todos los Propósitos” testaba pensado para hombres de 50 años. Las otras dos unidades, los “Rápidos como Tigres” y el “Bosque Emplumado”, tenían una fuerza entre 1.500 y 1.700, eran probablemente cadetes con alguna habilidad y experiencia militar que se estaban adiestrando para misiones en el ejército, y por lo tanto eran de un nivel más profesional.
Finalmente, las áreas privadas del palacio, en particular el harén, eran custodiadas por eunucos, que estaban oficialmente bajo el tesorero privado (shaofu), uno de los nueve ministros, pero en la práctica eran independientes. Los eunucos guardias y sirvientes se organizaron en muchas divisiones separadas, sin líneas formales de autoridad, pero durante Han Occidentales los eunucos más altos, los asistentes regulares del palacio (zhong changshi), fueron reconocidos como líderes de sus colegas, mientras que los asistentes menores en las Puertas Amarillas (xiao huangmen), ganaban su autoridad como mensajeros confidenciales, y el prefecto de las Puertas Amarillas (huangmen ling), tenía el mando disciplinario sobre todos los eunucos servidores del emperador.
Dentro de este aparato de protección, eran los eunucos los que estaban en la mejor posición para influir en la política del Imperio, ya que la persona del emperador era la clave del gobierno, y los eunucos controlaban el acceso. En el 125 desempeñaron un papel principal en la colocación del emperador Shun en el trono, en 159 el emperador Huan confió en los partidarios del eunuco para eliminar al general en jefe Liang Ji, y en 168 los eunucos actuaron por su cuenta para destruir a Dou Wu.

Fuerzas militares en las provincias
Hasta la época del emperador Ling, la atención principal se había centrado en la defensa de la frontera norte, con tres tipos de medidas militares. En primer lugar había tropas de guarnición a lo largo de la Gran Muralla y en otras defensas fijas. En segundo lugar, el ejército, basado los Ordos, en el arco del río Amarillo, cerca del actual Baotou, y asistido comúnmente por tropas auxiliares xiongnu meridionales y otras tribus aliadas. En tercer lugar, las aportaciones ciudadanas de las provincias septentrionales, en las que todos los hombres eran entrenados en la guerra y podían ser obligados a servir como soldados.
Otras tropas en la frontera fueron reclutadas localmente o llegaron a través de uno de tres campamentos: el campamento de Yong, en Youfufeng, al oeste de Chang’an. El campamento del Diente del Tigre (huya ying) cerca de la anterior capital. Y el campamento de Liyang en Wei al oeste de la llanura del norte de China. Esta estructura para el reclutamiento y la instrucción se había mantenido durante todo el imperio Han, y las tropas que sirvieron en las guarniciones y los campos bases en las fronteras del Imperio estaban instruidos y eran competentes.
Al final del reinado del emperador Ling, sin embargo, el sistema se había derrumbado. En 177 la derrota de una importante expedición punitiva china a manos de la confederación del norte de Xianbi rompió el poder de los ejércitos de campo y eliminó la antigua lealtad de sus auxiliares y en 184 el motín en la provincia de Liang forzó las defensas en el noroeste hacia atrás hacia Chang’an. En la región de los Ordos y la actual provincia de Shanxi, los xiongnu meridionales eran efectivamente independientes, y en todo este territorio el gobierno mantenía poco más allá del valle inferior del Wei. Al mismo tiempo, la rebelión de los Turbantes Amarillos y los problemas que siguieron trajeron disturbios endémicos a muchas regiones dentro del imperio que durante mucho tiempo había estado en gran parte en paz.
La estructura de mando de los ejércitos reclutados para tratar estos desórdenes internos siguió el modelo formal de Han y la jerarquía que hemos descrito para el ejército en la capital. El mando más alto era el de general en jefe. A medida que la guerra se extendía, una multitud de generales fueron nombrados o proclamados ellos mismos, y hay referencias ocasionales en los registros a los tenientes generales (pian jiangjun) y los generales mayores (pi jiangjun), aunque el grado más alto en la estructura del ejército era el de general de división (yiang jiangjun).
Bajo los Han del Este, se cita como comandante principal de la caballería (ji duwei) había sido normalmente título sin mando, pero desde la época de los Turbantes Amarillos, sin embargo, los generales con ese título aparecen en servicio activo.
En el ejército del Norte en la capital, la unidad más alta era la división (yiang) que solía tener unos 12.500 efectivos, estaba mandada por un general (yian jiangjun), que se dividía en los regimientos (ying) que tenían unos 2.500 efectivos, estaban comandados por los coroneles (xiaowei), éstos a su vez se dividían en batallones (bu) de unos 500 efectivos bajo el mando de tenientes coroneles (sima), mientras que había disposición para el nombramiento de tenientes coroneles con mando independiente (biebu sima). Un batallón (bu) estaba compuesto de compañías (qu) mandadas por capitanes (houzhang), normalmente tenía dos compañías de alabarderos, dos de espadachines y una de arqueros. La s compañías solían ser homogéneas compuestas de 4 secciones (tun) bajo el mando de tenientes (tunzhang), las secciones (tun) estaban compuestas por pelotones (sui) mandados por un suboficial que tenía a cargo de 5 hombres, estas unidades inferiores rara vez se mencionan en los textos.
El cuartel general del General en Jefe de Luoyang incluía a un jefe de personal (changshi) y un jefe de Estado Mayor (congshi zhonglang), un secretario o jefe de los expedientes (zhubu). Cargos similares se pueden encontrar en las jefaturas de los comandantes de campo, y hacia el final de Han había oficiales descritos como consejeros del ejército (canjunshi), que podrían tomar parte en el consejo. En el ejército en general había un jefe de control (dudu) que actuaba como ayudante, y el protector del ejército (hujun) que era el responsable de la disciplina.
Mientras que los generales y los coroneles eran designados principalmente para las operaciones de campo, gran parte de la defensa externa e interna del Imperio se basaba en campamentos fijos, bien territoriales o de guarnición, generalmente bajo la autoridad de un comandante jefe. De esta manera, había jefes de los campamentos de Liyang, de Yong, y de los Dientes de Tigre en Chang’an, durante la rebelión de los Turbantes Amarillos se establecieron ocho guarniciones bajo el mando de comandantes para proteger los pasos del este de Imperio hacia Luoyang.
De manera similar, cada comandancia regular dentro del Imperio tenía un comandante (wei), y cada reino un comandante de la capital (zhongwei). Éstos eran los ayudantes principales del gran administrador o al canciller, incluyendo entre sus deberes la policía del territorio y el reclutamiento para el servicio militar. En las comandancias fronterizas, sin embargo, y en territorios particularmente perturbados por el bandolerismo, se nombraron comandantes jefes, con autoridad sobre toda la comandancia o con cargo de una región o una división (bu) dentro de ella.
Desde el comienzo del siglo II, además, el gobierno de Han del Este estableció una serie de estados dependientes (shuguo) en las fronteras norte y oeste. Habitados en gran parte por pueblos no chinos, estos territorios al margen del control imperial estaban sujetos a un gobierno militar más estricto que el resto de las regiones. Estaban diseñadas para lidiar con problemas a lo largo de la frontera y emergencias dentro del imperio. En tiempos normales, el bandolerismo y los disturbios menores fueron tratados por las autoridades locales.
El jefe de cada condado tenía a su disposición una pequeña fuerza policial o paramilitar, y la unidad de comandancia por encima de él que podía traer refuerzos si fuera necesario. Si el problema fuera demasiado grande para que la comandancia pudiera manejarlo, el inspector de una provincia tenía autoridad para reclutar tropas de toda la región. Para el gobierno central, sin embargo, siempre existía la amenaza de que el jefe de una unidad de comandancia pudiera tratar de extender su poder, por lo que se prohibió a las tropas locales operar independientemente fuera de las fronteras de su territorio. En caso de que fuese necesario reclutar tropas a mayor escala, el inspector tomaba el mando y los jefes de las comandancias y reinos quedaban bajo sus órdenes durante toda la emergencia.
En 188, después de la rebelión de los Turbantes Amarillos, el gobierno del emperador Ling restauró un sistema anterior, de modo que en algunas provincias los inspectores fueron substituidos por los gobernadores (mu). Estos fueron seleccionados de personas con rango ministerial, más alto que los de los jefes de las comandancias, y tenían autoridad ejecutiva en vez de supervisora sobre la provincia. En la guerra civil que siguió, por lo tanto, la provincia en lugar de la comandancia se convirtió en la principal unidad del poder militar y civil, y cuando los inspectores fueron nombrados durante este período, eran generalmente lugartenientes de un señor de la guerra que había tomado el título de gobernador en una provincia vecina.
Debajo de esta superestructura administrativa, el reclutamiento de tropas en las provincias era peligroso. Oficialmente, todos los ciudadanos varones estaban sujetos al reclutamiento, cuando un varón cumplía 23 años, se le enviaba durante un año en un batallón de adiestramiento local, después pasaba un año en guardia en la capital o en su territorio de origen. Y después, hasta los 50 años, podía ser llamado en tiempo de emergencia. Sin embargo, en la práctica, dentro del Imperio, el servicio de dos años no era intensivo, a menudo se conmutaba por dinero, y no había ninguna disposición para una milicia efectiva, muchos gobernantes de Han del Este, prefirieron que su pueblo no estuviera entrenado para la guerra para evitar que pudieran ser reclutados para una rebelión local o un motín.
Al final del reinado del emperador Ling, la falta de instrucción hacía que los reclutamientos del interior rara vez podían satisfacer las demandas de la guerra real, los años de desorden habían traído una nueva generación dentro del imperio. A pesar de que carecían de la disciplina de las tropas regulares, y su estabilidad en cualquier causa era dudosa, sabían cómo luchar y estaban disponibles para el reclutamiento. Además, los soldados y ciudadanos de la frontera norte tenían experiencia, y los hombres de la provincia de Liang en particular, templados por el combate contra los no chinos y ferozmente leales a sus líderes, pronto se convirtieron en una amenaza para el gobierno.
Como hemos visto, todo hombre sano estaba obligado a servir en tiempo de emergencia, y los ejércitos que luchaban contra los rebeldes y bandidos para el gobierno de Han ganaron la mayor parte de sus tropas por la técnica de la presión de la banda. A principios de 170, por ejemplo, el futuro general Sun Jian obtuvo su primer mando contra los rebeldes en el sureste como un comandante con la comisión de reclutar hombres, cuando los reunía y llevaba su contingente para unirse a las fuerzas del orden. Los hombres de valía reclutaron a sus seguidores entre los escuderos y mercenarios, así Cao Cao reclutó tropas en 189 al distribuir sus propiedades familiares.
Sin embargo, en el núcleo de cualquier leva, siempre había un pequeño grupo de miembros de la familia o amigos de confianza, y esta banda de compañeros (qinjin) daba seguridad al líder y coherencia a su unidad. Cuando la guerra civil comenzó con la “rebelión leal” contra la corte controlada por el usurpador Dong Zhuo, el conflicto entre la acción correcta y la lealtad pronto desafiaron los sofismas incluso en los más altos oficiales que trataban de servir al estado. En términos prácticos, a medida que las condiciones sociales y económicas se deterioraban, los hombres y sus familias se preocupaban principalmente por la supervivencia, y la mejor oportunidad para ello era la protección de un señor de la guerra exitoso. Como resultado, si el líder era un hombre de buena familia o un soldado de la fortuna, su poder se basaba en la lealtad personal, no en un concepto abstracto de deber público, mientras que su propia seguridad dependía del apoyo de los hombres que buscaban su mando.
Por lo tanto, al considerar estos años de desastre, hay que tener en cuenta la realidad que se subyacía bajo los títulos formales y las palabras heroicas de la historia tradicional de China. A medida que la estructura del imperio se disolvía, estos destartalados ejércitos de hombres desesperados y sus seguidores arrasaban el país y llevaban la ruina a ellos mismos y a sus compañeros. Sus lealtades eran limitadas y personales, porque aunque el nombre de Han permaneciese, no había gobierno efectivo para clamar efectivamente su lealtad.

Ejército en campaña
Las unidades y ejércitos estaban siempre mandados por dos mandos bien izquierdo y derecho o bien adelantado y retrasado. A veces la disputa o rivalidades entre los mandos daba al traste la misión. Las unidades recibían el nombre del lugar de procedencia o tenían un nombre rebuscado. Los ballesteros formaban en tres filas de profundidad, mientras uno disparaba los demás cargaban. Los infantes parece que la profundidad normal eran cinco filas.
Usaban los carromatos de transporte para formar un laager similar a los nómadas.
Formación de un regimiento (ying) dinastía Han, a vanguardia una unidad de carros de guerra (30) que desaparecieron con el tiempo, detrás dos batallones (bu) de 500 hombres (compuestos de una compañía o qu de 100 ballesteros con 3 hombres de fondo, 2 compañías de 100 alabarderos y otras 2 de espadachines rodeando el carro de mando del batallón), detrás otros dos batallones o bu, y al fondo un batallón o bu de reserva, a los flancos caballería.

Armamento
Armas y armaduras fueron en un principio similares a los utilizados por los Qin. La infantería estaba a menudo protegida con cuero o armadura laminar hierro. Llevaban gorras o cascos de hierro, y estaban equipados con lanzas (mao) o alabardas (ge), espadas, arcos o ballestas (nu).
Infante de la dinastía Han del Este. Llevaban armaduras laminares

La ballesta es el arma que más se menciona en las fuentes, ya que a menudo se le dio superioridad al ejército Han sobre sus enemigos. Había varios tipos de ballesta de diferente fuerza para su armado. Las que requerían una fuerza de 160 kg para ser amartilladas eran adecuadas sólo para posiciones estáticas, donde podrían fijarse sobre soportes giratorios.
Los hombres fuertes, capaces de cargar las armas más grandes eran conocidos como chueh chang, y fueron especialistas muy valorados. Muchos relatos atestiguan el efecto de las salvas de ballestas contra los ataques de caballería. En los asedios, y de vez en cuando en el campo, las tropas de misiles se elaboraron detrás de los hombres que llevan lanzas y escudos, pero el despliegue independiente parece haber sido la norma.
Las ballestas también fueron utilizadas por la caballería Han, cuyos jinetes estaban preparados para luchar desmontados si era necesario, por lo que llevaban encima ballestas y alabardas. Algunas ballestas eran muy pequeñas, probablemente destinadas a usarse con una sola mano. Al igual que la infantería, la caballería utilizaba alabardas, lanzas, espadas y arcos. El arquero montado era un tema utilizado con frecuencia en arte durante la dinastía Han. Sin embargo, es difícil saber si dichas representaciones aluden a un soldado chino o a un nómada de la estepa.
Las tropas nómadas estaban muy valoradas en la frontera del norte debido a que su técnica de tiro con arco a caballo era devastadoramente eficaz. Suma Ch’ien describe una escaramuza en la cual tres “cazadores águila” xiongnu, usando sus arcos desde la distancia, derrotaron a un grupo de treinta jinetes Han, matando a la mayoría de ellos.
Algunos jinetes llevaban armadura, si bien las protecciones de los caballos no aparecieron hasta finales de la dinastía Han. Un relieve de I-nan muestra dos figuras de jinetes con escudos, hecho poco común, dado que armas como las albardas, los arcos y las ballestas requieren el uso de ambas manos. El carro de cuatro caballos se encontraba todavía en uso durante la dinastía Han del Oeste, pero prácticamente desapareció durante la dinastía del Este.
En el siglo II d.C, durante la dinastía Han, se inventó una ballesta llamada Cho-Ko-Nu, o ballesta de repetición, fue supuestamente inventada por Zhuge Liang y podía disparar hasta 10 veces sin ser recargada. Su distancia y potencia eran menor, pero el simple hecho de lanzar varios disparos seguidos fue factor suficiente para su uso extendido hasta el siglo XIX. Para que no pudiese ser utilizada por el adversario se quitaban dos pernos que la hacían inservible. Disponía de un sistema de palancas que permitían colocar la flecha, tensar y disparar con un solo movimiento de mano.
Ballestas durante la dinastía Han. A la izquierda ballesta normal (nu) a la derecha de repetición (Cho-ko-nu) inventada por Zhuge Liang.

Construcción de la Gran Muralla China durante la dinastía Han
La dinastía Han continuó con la construcción de la Gran Muralla hasta el año 121 AC, para defenderse del hostigamiento de los xiongnu, consolidar las fronteras y proteger las relaciones comerciales con los países de Asia Occidental. Extendió la Gran Muralla al oeste en el Corredor Gansu (Hexi). Hay secciones en Ejinaqi en la actual Mongolia Interior, y en Jinta, Yumen, Jiayuguan, Guazhou y Dunhuang en Gansu. Se construyeron torres faro o de señales, castillos y fuertes en la Ruta de la Seda hasta Lop Nor (lago Bosten en Xinjiang).
En su construcción usaron los materiales de la zona, como piedras, cañas y carrizos, arena, tierra y  grava.
La construcción de la Gran Muralla en Dunhuang no involucró ladrillos y bloques de piedra, sino materiales que fueron producidos localmente.
Gran Muralla durante la dinastía Han, se prolongó en el corredor de Gansu

En el Lago Norte y Lago Oeste en Dunhuang había grandes cantidades de sauce rosa, juncos, luobuma y álamos de Hu. Los constructores usaron sus ramas para formar un entrelazado de la Gran Muralla, y llenaba los marcos con arena y grava.
Cada 5 km, se construía una torre faro o de señales que estaba custodiada por una guarnición de soldados. En situaciones de emergencia, los soldados generaban humo durante el día y sostenían antorchas en la noche para transmitir mensajes a lo largo de la muralla. El humo y el fuego se podían ver desde distancias de hasta 15 km desde las torres.
Hoy, quedan cerca de 80 vestigios de torres faro en el condado de Dunhuang. Entre ellos, el mejor conservado se encuentra en Yumenguan el paso de la Puerta de Jade (Jade Gate Pass).
Las construcciones de las torres faro en la dinastía Han generalmente eran anchas en la base y más estrechas en la parte superior, con base cuadrada y cónicas, y se encontraban principalmente en el interior (al sur) de la Gran Muralla. Por lo general miden más de 7 metros de altura, aunque algunas podrían haber alcanzado unos 10 metros. En la parte superior de cada torre faro había muros de parapeto y una pequeña habitación para señalización de suministros.




Bibliografía
Adshead, Samuel Adrian Miles (2000), China en World History, Londres: MacMillan Press, ISBN 0-312-22565-2. 
Akira, Hirakawa (1998), Una historia del budismo indio: de Sakyamani a Mahayana temprano, traducido por Paul Groner, Nueva Delhi: Jainendra Prakash Jain en Shri Jainendra Press, ISBN 81-208-0955-6.  
An, Jiayao (2002), "Cuando el vidrio fue atesorado en China", en Juliano, Annette L.; Lerner, Judith A., Silk Road Studies VII: Nómadas, comerciantes y hombres santos a lo largo de la ruta de la seda en China, Turnhout: Brepols Publishers, págs. 79-94, ISBN 2-503-52178-9.  
Bailey, HW (1985), Estudios indo-escitas que son textos de Khotanese, Volumen VII, Cambridge University Press, ISBN 978-0-521-11992-4.  
Balchin, Jon (2003), Ciencia: 100 científicos que cambiaron el mundo, Nueva York: Enchanted Lion Books, ISBN 1-59270-017-9.  
Barbieri-Low, Anthony J. (2007), Artesanos de la China Imperial Temprana, Seattle y Londres: Prensa de la Universidad de Washington, ISBN 0-295-98713-8.  
Barnes, Ian (2007), Mapping History: World History, Londres: Cartographica, ISBN 978-1-84573-323-0.  
Beck, Mansvelt (1986), "La caída de Han", en Twitchett, Denis; Loewe, Michael, The Cambridge History of China: Volumen I: The Ch'in and Han Empires, 221 a.C - 220 d.C, Cambridge: Cambridge University Press, pp. 317-376, ISBN 978-0-521-24327-8.  
Bielenstein, Hans (1980), La burocracia de Han Times, Cambridge: Cambridge University Press, ISBN 0-521-22510-8.  
--- (1986), "Wang Mang, la restauración de la dinastía Han, y Han posterior", en Twitchett, Denis; Loewe, Michael, The Cambridge History of China: Volumen I: The Ch'in and Han Empires, 221 a.C - 220 d.C, Cambridge: Cambridge University Press, págs. 223-290, ISBN 978-0-521-24327-8.  
Bower, Virginia (2005), "Standing man and woman", en Richard, Naomi Noble, Recarving China's Past: Arte, Arqueología y Arquitectura de los 'Wu Family Shrines' , New Haven y Londres: Yale University Press y Princeton University Art Museum , pp. 242-245, ISBN 0-300-10797-8.  
Bowman, John S. (2000), Columbia Chronologies of Asian History and Culture, Nueva York: Columbia University Press, ISBN 0-231-11004-9.  
Bulling, A. (1962), "Una representación del paisaje del período Han Occidental", Artibus Asiae, 25 (4): 293-317, JSTOR 3249129.  
Chang, Chun-shu (2007), El ascenso del Imperio chino: Volumen II; Frontera, Inmigración e Imperio en Han China, 130 a.C - 157 d. C. Ann Arbor: Universidad de Michigan Press, ISBN 0-472-11534-0.  
Ch'en, Ch'i-Yün (1986), "pensamiento confuciano, legalista y taoísta en Han posterior", en Twitchett, Denis; Loewe, Michael, Cambridge History of China: Volumen I: The Ch'in and Han Empires, 221 a.C - 220 d.C, Cambridge: Cambridge University Press, págs. 766-806, ISBN 978-0-521-24327-8.  
Ch'ü, T'ung-tsu (1972), Dull, Jack L., ed., Dinastía Han China: Volumen 1: Estructura social Han, Seattle y Londres: Prensa de la Universidad de Washington, ISBN 0-295-95068-4.  
Cotterell, Maurice (2004), The Terracotta Warriors: The Secret Codes of the Emperor's Army, Rochester: Bear and Company, ISBN 1-59143-033-X.  
Cribb, Joe (1978), "lingotes de plomo chinos con inscripciones griegas bárbaras", Coin Hoards, Londres, 4: 76-78.  
Csikszentmihalyi, Mark (2006), Lecturas en Han Chinese Thought, Indianápolis y Cambridge: Hackett Publishing Company, ISBN 0-87220-710-2.  
Davis, Paul K. (2001), 100 batallas decisivas: desde tiempos antiguos hasta el presente, Nueva York: Oxford University Press, ISBN 0-19-514366-3.  
de Crespigny, Rafe (2007), Un diccionario biográfico de Han posterior a los tres reinos (23-220 d. C.) , Leiden: Koninklijke Brill, ISBN 90-04-15605-4.  
Demiéville, Paul (1986), "Filosofía y religión de Han a Sui", en Twitchett, Denis; Loewe, Michael, Cambridge History of China: Volumen I: The Ch'in and Han Empires, 221 a.C - 220 d.C, Cambridge: Cambridge University Press, pp. 808-872, ISBN 978-0-521-24327-8.  
Deng, Yingke (2005), Ancient Chinese Inventions, traducido por Wang Pingxing, Beijing: China Intercontinental Press, ISBN 7-5085-0837-8.  
Di Cosmo, Nicola (2002), China antigua y sus enemigos: El aumento del poder nómada en la historia de Asia oriental  Cambridge: Cambridge University Press, ISBN 0-521-77064-5.  
Ebrey, Patricia Buckley (1974), "Gestión del patrimonio y la familia en el Han posterior como se ve en las Instrucciones mensuales para las cuatro clases de personas ", Revista de la historia económica y social de Oriente, 17 (2): 173-205, JSTOR 3596331.  
--- (1986), "La historia económica y social de Han posterior", en Twitchett, Denis; Loewe, Michael, Cambridge History of China: Volumen I: The Ch'in and Han Empires, 221 a.C - 220 d.C, Cambridge: Cambridge University Press, págs. 608-648, ISBN 978-0-521-24327-8.  
--- (1999), Cambridge Illustrated History of China, Cambridge: Cambridge University Press, ISBN 0-521-66991-X.  
Fairbank, John K.; Goldman, Merle (1998), China: A New History, Enlarged Edition, Cambridge: Harvard University Press, ISBN 0-674-11673-9.  
Fraser, Ian W. (2014), "Zhang Heng ", en Brown, Kerry, The Berkshire Dictionary of Chinese Biography, Great Barrington: Berkshire Publishing, ISBN 1-933782-66-8.  
Greenberger, Robert (2006), The Technology of Ancient China, Nueva York: Rosen Publishing Group, ISBN 1-4042-0558-6.  
Guo, Qinghua (2005), Arquitectura y planificación chinas: Ideas, métodos y técnicas, Stuttgart y Londres: Edition Axel Menges, ISBN 3-932565-54-1.  
Hansen, Valerie (2000), The Open Empire: Una historia de China hasta 1600, Nueva York y Londres: WW Norton & Company, ISBN 0-393-97374-3.  
Hardy, Grant (1999), Worlds of Bronze and Bamboo: Sima Qian's Conquest of History, Nueva York: Columbia University Press, ISBN 0-231-11304-8.  
Hill, John E. (2009), a través de la Puerta de Jade a Roma: un estudio de las rutas de la seda durante la dinastía Han posterior, siglos I a II d.C, Charleston, Carolina del Sur: BookSurge, ISBN 978-1-4392-2134- 1.  
Hinsch, Bret (2002), Mujeres en la China Imperial, Lanham: Rowman & Littlefield Publishers, ISBN 0-7425-1872-8.  
Hsu, Cho-Yun (1965), "La relación cambiante entre la sociedad local y el poder político central en el ex Han: 206 a.C - 8 d. C", Estudios comparativos en la sociedad y la historia, 7 (4): 358-370, doi: 10.1017 / S0010417500003777.  
Hsu, Elisabeth (2001), "Diagnóstico de pulso en Han occidental: cómo mai y qi determinan bing", en Hsu, Elisabeth, Innovations in Chinese Medicine, Cambridge, Nueva York, Oakleigh, Madrid y Ciudad del Cabo: Cambridge University Press, pp. 51-92, ISBN 0-521-80068-4.  
Hsu, Mei-ling (1993), "Los mapas de Qin: una pista para el posterior desarrollo cartográfico chino", Imago Mundi, 45: 90-100, doi: 10.1080 / 03085699308592766.  
Huang, Ray (1988), China: Una macrohistoria, Armonk y Londres: ME Sharpe, ISBN 0-87332-452-8.  
Hulsewé, AFP (1986), "Ley Ch'in y Han", en Twitchett, Denis; Loewe, Michael, The Cambridge History of China: Volumen I: The Ch'in and Han Empires, 221 a.C - 220 d.C, Cambridge: Cambridge University Press, pp. 520-544, ISBN 978-0-521-24327-8.  
Jin, Guantao; Fan, Hongye; Liu, Qingfeng (1996), "Cambios históricos en la estructura de la ciencia y la tecnología (Parte dos, un comentario)", en Dainian, Fan; Cohen, Robert S., Estudios Chinos en Historia y Filosofía de la Ciencia y la Tecnología , traducido por Kathleen Dugan y Jiang Mingshan, Dordrecht: Kluwer Academic Publishers, pp. 165-184, ISBN 0-7923-3463-9.  
Knechtges, David R. (2010), "De los Han del Este a través del Jin Occidental (25-317 d.C)", en Owen, Stephen, The Cambridge History of Chinese Literature, volumen 1 , Cambridge University Press, págs. 116-198, ISBN 978-0-521-85558-7.  
--- (2014), "Zhang Heng", en Knechtges, David R.; Chang, Taiping, literatura china antigua y medieval temprana: una guía de referencia, cuarta parte, Leiden: Brill, pp. 2141-55, ISBN 978-90-04-27217-0.  
Kramers, Robert P. (1986), "El desarrollo de las escuelas confucianas", en Twitchett, Denis; Loewe, Michael, Cambridge History of China: Volumen I: The Ch'in and Han Empires, 221 a.C - 220 d.C, Cambridge: Cambridge University Press, págs. 747-756, ISBN 978-0-521-24327-8.  
Lewis, Mark Edward (2007), Los primeros imperios chinos: Qin y Han, Cambridge: Harvard University Press, ISBN 0-674-02477-X.  
Liu, Xujie (2002), "Las dinastías Qin y Han", en Steinhardt, Nancy S., Arquitectura china, New Haven: Yale University Press, pp. 33-60, ISBN 0-300-09559-7.  
Liu, Guilin; Feng, Lisheng; Jiang, Airong; Zheng, Xiaohui (2003), "El desarrollo de los recursos de E-Matemáticas en la Biblioteca de la Universidad de Tsinghua (THUL)", en Bai, Fengshan; Wegner, Bern, Electronic Information and Communication in Mathematics, Berlín, Heidelberg y Nueva York: Springer Verlag, pp. 1-13, ISBN 3-540-40689-1.  
Lloyd, Geoffrey Ernest Richard (1996), Adversarios y autoridades: Investigaciones sobre la ciencia griega antigua y china, Cambridge: Cambridge University Press, ISBN 0-521-55695-3.  
Lo, Vivienne (2001), "La influencia de cultivar la cultura de la vida en el desarrollo de la terapia acuoxa Han occidental", en Hsu, Elisabeth, Innovación en Medicina China, Cambridge, Nueva York, Oakleigh, Madrid y Ciudad del Cabo: Cambridge University Press, pp. 19-50, ISBN 0-521-80068-4.  
Loewe, Michael (1968), La vida cotidiana en la China imperial temprana durante el período Han 202 a.C-220 d.C, Londres: BT Batsford, ISBN 0-87220-758-7.  
--- (1986), "La antigua dinastía Han", en Twitchett, Denis; Loewe, Michael, The Cambridge History of China: Volumen I: The Ch'in and Han Empires, 221 a.C - 220 d.C, Cambridge: Cambridge University Press, pp. 103-222, ISBN 978-0-521-24327-8.  
--- (1994), Adivinación, Mitología y Monarquía en Han China, Cambridge, Nueva York y Melbourne: Cambridge University Press, ISBN 0-521-45466-2.  
--- (2005), "Práctica funeraria en Han Times", en Richard, Naomi Noble, rememorando el pasado de China: Arte, Arqueología y Arquitectura de los "Santuarios Familiares Wu", New Haven y Londres: Yale University Press y Universidad de Princeton Museo de Arte, pp. 23-74, ISBN 0-300-10797-8.  
--- (2006), El gobierno de los imperios Qin y Han: 221 BCE-220 CE, Hackett Publishing Company, ISBN 978-0-87220-819-3.  
Mawer, Granville Allen (2013), "The Riddle of Cattigara", en Robert Nichols y Martin Woods, Mapping Our World: Terra Incognita en Australia, Canberra: National Library of Australia, págs. 38-39, ISBN 978-0-642 -27809-8.  
Needham, Joseph (1972), Science and Civilization in China: Volume 1, Introductory Orientations, London: Syndics of the Cambridge University Press, ISBN 0-521-05799-X . Needham, Joseph (1972), Ciencia y Civilización en China: Volumen 1, Orientaciones introductorias, Londres: Síndicos de la Cambridge University Press, ISBN 0-521-05799-X.  
——— (1986a), Science and Civilization in China: Volume 3; --- (1986a), Ciencia y Civilización en China: Volumen 3; Mathematics and the Sciences of the Heavens and the Earth, Taipei: Caves Books, ISBN 0-521-05801-5. Matemáticas y Ciencias de los Cielos y la Tierra , Taipei: Caves Books, ISBN 0-521-05801-5.  
——— (1986b), Science and Civilization in China: Volume 4, Physics and Physical Technology; --- (1986b), Ciencia y Civilización en China: Volumen 4, Física y Tecnología Física; Part 1, Physics , Taipei: Caves Books, ISBN 0-521-05802-3 . Parte 1, Física, Taipei: Caves Books, ISBN 0-521-05802-3.  
——— (1986c), Science and Civilisation in China: Volume 4, Physics and Physical Technology; --- (1986c), Ciencia y Civilización en China: Volumen 4, Física y Tecnología Física; Part 2, Mechanical Engineering, Taipei: Caves Books, ISBN 0-521-05803-1. Parte 2, Ingeniería Mecánica, Taipei: Caves Books, ISBN 0-521-05803-1.  
——— (1986d), Science and Civilization in China: Volume 4, Physics and Physical Technology, Part 3, Civil Engineering and Nautics, Taipei: Caves Books, ISBN 0-521-07060-0 . --- (1986d), Ciencia y Civilización en China: Volumen 4, Física y Tecnología Física, Parte 3, Ingeniería Civil y Náutica, Taipei: Caves Books, ISBN 0-521-07060-0.  
Needham, Joseph; Needham, Joseph; Tsien, Tsuen-Hsuin (1986), Science and Civilisation in China: Volume 5, Chemistry and Chemical Technology, Part 1, Paper and Printing, Taipei: Caves Books, ISBN 0-521-08690-6 . Tsien, Tsuen-Hsuin (1986), Ciencia y Civilización en China: Volumen 5, Química y Tecnología Química, Parte 1, Papel e Impresión, Taipei: Caves Books, ISBN 0-521-08690-6.  
Needham, Joseph (1988), Science and Civilization in China: Volume 5, Chemistry and Chemical Technology, Part 9, Textile Technology: Spinning and Reeling, Cambridge: Cambridge University Press. Needham, Joseph (1988), Ciencia y Civilización en China: Volumen 5, Química y Tecnología Química, Parte 9, Tecnología Textil: Spinning and Reeling, Cambridge: Cambridge University Press.  
Neinhauser, William H.; Neinhauser, William H .; Hartman, Charles; Hartman, Charles; Ma, YW; Ma, YW; West, Stephen H. (1986), The Indiana Companion to Traditional Chinese Literature: Volume 1 , Bloomington: Indiana University Press, ISBN 0-253-32983-3 .
Nelson, Howard (1974), "Chinese maps: an exhibition at the British Library", The China Quarterly , 58 : 357–362, doi: 10.1017/S0305741000011346 . Nelson, Howard (1974), "Mapas chinos: una exposición en la Biblioteca Británica", The China Quarterly, 58: 357-362, doi: 10.1017 / S0305741000011346.  
Nishijima, Sadao (1986), "The economic and social history of Former Han", in Twitchett, Denis; Nishijima, Sadao (1986), "La historia económica y social del ex Han", en Twitchett, Denis; Loewe, Michael, Cambridge History of China: Volume I: the Ch'in and Han Empires, 221 BC – AD 220, Cambridge: Cambridge University Press, pp. 545–607, ISBN 978-0-521-24327-8. Loewe, Michael, Cambridge History of China: Volumen I: The Ch'in and Han Empires, 221 a.C - 220 d.C, Cambridge: Cambridge University Press, pp. 545-607, ISBN 978-0-521-24327-8.  
Norman, Jerry (1988), Chinese, Cambridge and New York: Cambridge University Press, ISBN 0-521-29653-6. Norman, Jerry (1988), chino, Cambridge y Nueva York: Cambridge University Press, ISBN 0-521-29653-6.  
Omura, Yoshiaki (2003), Acupuncture Medicine: Its Historical and Clinical Background, Mineola: Dover Publications, ISBN 0-486-42850-8. Omura, Yoshiaki (2003), Medicina de acupuntura: su trasfondo histórico y clínico, Mineola: Dover Publications, ISBN 0-486-42850-8.  
O'Reilly, Dougald JW (2007), Early Civilizations of Southeast Asia, Lanham, New York, Toronto, Plymouth: AltaMira Press, Division of Rowman and Littlefield Publishers, ISBN 0-7591-0279-1.
O'Reilly, Dougald JW (2007), Primeras Civilizaciones del Sudeste Asiático, Lanham, Nueva York, Toronto, Plymouth: AltaMira Press, División de Rowman y Littlefield Publishers, ISBN 0-7591-0279-1.  
Paludan, Ann (1998), Chronicle of the Chinese Emperors: the Reign-by-Reign Record of the Rulers of Imperial China, London: Thames & Hudson, ISBN 0-500-05090-2.
Paludan, Ann (1998), Crónica de los emperadores chinos: el registro reinado por reinado de los gobernantes de la China imperial, Londres: Thames & Hudson, ISBN 0-500-05090-2.  
Pigott, Vincent C. (1999), The Archaeometallurgy of the Asian Old World, Philadelphia: University of Pennsylvania Museum of Archaeology and Anthropology, ISBN 0-924171-34-0.
Pigott, Vincent C. (1999), La arqueometalurgia del viejo mundo asiático, Filadelfia: Museo de Arqueología y Antropología de la Universidad de Pennsylvania, ISBN 0-924171-34-0.  
Ronan, Colin A (1994), The Shorter Science and Civilization in China: 4, Cambridge: Cambridge University Press, ISBN 0-521-32995-7.
Ronan, Colin A (1994), The Shorter Science and Civilization in China: 4, Cambridge: Cambridge University Press, ISBN 0-521-32995-7.  
Schaefer, Richard T. (2008), Encyclopedia of Race, Ethnicity, and Society: Volume 3, Thousand Oaks: Sage Publications Inc, ISBN 1-4129-2694-7. Schaefer, Richard T. (2008), Encyclopedia of Race, Ethnicity, and Society: Volumen 3, Thousand Oaks: Sage Publications Inc, ISBN 1-4129-2694-7.  
Shen,; Shen, Kangshen; Crossley, John N.; Crossley, John N.; Lun, Anthony WC (1999), The Nine Chapters on the Mathematical Art: Companion and Commentary, Oxford: Oxford University Press, ISBN 0-19-853936-3. Lun, Anthony WC (1999), Los Nueve Capítulos sobre el Arte Matemático: Compañero y Comentario, Oxford: Oxford University Press, ISBN 0-19-853936-3.  
Steinhardt, Nancy Shatzman (2004), "The Tang architectural icon and the politics of Chinese architectural history", The Art Bulletin, 86 (2): 228–254, doi: 10.1080/00043079.2004.10786192, JSTOR 3177416.
Steinhardt, Nancy Shatzman (2004), "El ícono arquitectónico Tang y la política de la historia arquitectónica china", The Art Bulletin, 86 (2): 228-254, doi: 10.1080 / 00043079.2004.10786192, JSTOR 3177416.  
Straffin, Philip D., Jr (1998), "Liu Hui and the first Golden Age of Chinese mathematics", Mathematics Magazine, 71 (3): 163–181, JSTOR 2691200. Straffin, Philip D., Jr (1998), "Liu Hui y la primera Edad de Oro de las matemáticas chinas", Mathematics Magazine, 71 (3): 163-181, JSTOR 2691200.  
Suárez, Thomas (1999), Early Mapping of Southeast Asia, Singapore: Periplus Editions, ISBN 962-593-470-7.
Suárez, Thomas (1999), Mapeo temprano del sudeste asiático, Singapur: Periplus Editions, ISBN 962-593-470-7.  
Sun, Xiaochun; Sun, Xiaochun; Kistemaker, Jacob (1997), The Chinese Sky During the Han: Constellating Stars and Society, Leiden, New York, Köln: Koninklijke Brill, ISBN 90-04-10737-1. Kistemaker, Jacob (1997), El cielo chino durante el Han: Constellating Stars and Society, Leiden, Nueva York, Köln: Koninklijke Brill, ISBN 90-04-10737-1.  
Taagepera, Rein (1979), "Size and Duration of Empires: Growth-Decline Curves, 600 BC to 600 AD", Social Science History, 3 (3/4): 115–138, JSTOR 1170959. Taagepera, Rein (1979), "Tamaño y duración de los imperios: curvas de declive y crecimiento, 600 a. C. a 600 d. C.", Historia de las ciencias sociales, 3 (3/4): 115-138, JSTOR 1170959.  
Teresi, Dick (2002), Lost Discoveries: The Ancient Roots of Modern Science–from the Babylonians to the Mayas, New York: Simon and Schuster, ISBN 0-684-83718-8.
Teresi, Dick (2002), Descubrimientos perdidos: Las raíces antiguas de la ciencia moderna -desde los babilonios hasta los mayas, Nueva York: Simon y Schuster, ISBN 0-684-83718-8. 
Thorp, Robert L. (1986), "Architectural principles in early Imperial China: structural problems and their solution", The Art Bulletin, 68 (3): 360–378, JSTOR 3050972.
Thorp, Robert L. (1986), "Principios arquitectónicos en la China imperial inicial: problemas estructurales y su solución", The Art Bulletin, 68 (3): 360-378, JSTOR 3050972.  
Turnbull, Stephen R. (2002), barcos de combate del Lejano Oriente: China y el sudeste de Asia 202 a. C.-1419 d. C., Oxford: Osprey Publishing, ISBN 1-84176-386-1.  
Wagner, Donald B. (1993), Iron and Steel in Ancient China , Brill, ISBN 978-90-04-09632-5 . Wagner, Donald B. (1993), El hierro y el acero en la antigua China, Brill, ISBN 978-90-04-09632-5.  
Wang, Yu-ch'uan (1949), "Un esbozo del gobierno central de la antigua dinastía Han", Harvard Journal of Asiatic Studies, 12 (1/2): 134-187, JSTOR 2718206.  
Wang, Zhongshu (1982), Han Civilization, translated by KC Chang and Collaborators, New Haven and London: Yale University Press, ISBN 0-300-02723-0.
Wang, Zhongshu (1982), Han Civilization, traducido por KC Chang y colaboradores, New Haven y Londres: Yale University Press, ISBN 0-300-02723-0.  
Wang, Xudang; Wang, Xudang; Li, Zuixiong; Li, Zuixiong; Zhang, Lu (2010), "Condition, Conservation, and Reinforcement of the Yumen Pass and Hecang Earthen Ruins Near Dunhuang", in Neville Agnew, Conservation of Ancient Sites on the Silk Road: Proceedings of the Second International Conference on the Conservation of Grotto Sites, Mogao Grottoes, Dunhuang, People's Republic of China, June 28 – July 3, 2004, pp. 351–352 [351–357], ISBN 978-1-60606-013-1.
Zhang, Lu (2010), "Condición, conservación y refuerzo del paso de Yumen y ruinas de tierra de Hecang cerca de Dunhuang", en Neville Agnew, conservación de sitios antiguos en la ruta de la seda: Actas de la Segunda Conferencia Internacional sobre la Conservación de la Gruta Sitios, Mogao Grottoes, Dunhuang, República Popular de China, 28 de junio a 3 de julio de 2004, págs. 351-352 [351-357], ISBN 978-1-60606-013-1.  
West, Stephen H. (1986), The Indiana Companion to Traditional Chinese Literature: Volumen 1, Bloomington: Indiana University Press, ISBN 0-253-32983-3.
Watson, William (2000), The Arts of China to AD 900, New Haven: Yale University Press, ISBN 0-300-08284-3. Watson, William (2000), The Arts of China al AD 900, New Haven: Yale University Press, ISBN 0-300-08284-3.  
Wiesner-Hanks, Merry E. (2011) [2001], Gender in History: Global Perspectives (2nd ed.), Oxford: Wiley-Blackwell, ISBN 978-1-4051-8995-8
Wiesner-Hanks, Merry E. (2011) [2001], Género en la historia: Perspectivas globales (2nd ed.), Oxford: Wiley-Blackwell, ISBN 978-1-4051-8995-8.  
Xue, Shiqi (2003), "Chinese lexicography past and present", in Hartmann, RRK, Lexicography: Critical Concepts, London and New York: Routledge, pp. 158–173, ISBN 0-415-25365-9 . Xue, Shiqi (2003), "lexicografía china pasada y presente", en Hartmann, RRK, Lexicography: Critical Concepts, Londres y Nueva York: Routledge, pp. 158-173, ISBN 0-415-25365-9.  
Yü, Ying-shih (1967), Comercio y Expansión en Han China: Un Estudio sobre la Estructura de las Relaciones Económicas Chino-Bárbaras, Berkeley: University of California Press.  
——— (1986), "Han foreign relations", in Twitchett, Denis; --- (1986), "Han relaciones exteriores", en Twitchett, Denis; Loewe, Michael, The Cambridge History of China: Volume I: the Ch'in and Han Empires, 221 BC – AD 220, Cambridge: Cambridge University Press, pp. 377–462, ISBN 978-0-521-24327-8. Loewe, Michael, The Cambridge History of China: Volumen I: The Ch'in and Han Empires, 221 a.C - 220 d.C, Cambridge: Cambridge University Press, pp. 377-462, ISBN 978-0-521-24327-8.  
Yule, Henry (1915), Henri Cordier, ed., Cathay y el camino hacia allá: al ser una colección de avisos medievales de China, Vol I: ensayo preliminar sobre el intercambio entre China y las naciones occidentales previo al descubrimiento de la ruta del cabo, 1, Londres: Hakluyt Society.  
Zhang, Guangda (2002), "El papel de los sogdianos como traductores de textos budistas", en Juliano, Annette L.; Lerner, Judith A., Silk Road Studies VII: Nomads, Traders, and Holy Men Along China's Silk Road, Turnhout: Brepols Publishers, pp. 75–78, ISBN 2-503-52178-9.
Zhou, Jinghao (2003), Rehacer la filosofía pública de China para el siglo XXI, Westport: Greenwood Publishing Group, ISBN 0-275-97882-6.

No hay comentarios:

Publicar un comentario