miércoles, 30 de mayo de 2018

Capítulo 3 - Dinastía Qin



Dinastia Qin

La Dinastía Qin  fue una dinastía que condujo a China entre el 221 a.C y el 207 a.C.
El reino terminó en 256 a.C, cuando el rey Nan de la dinastía Zhou, sin prerrogativas, murió sin dejar descendencia. El mérito de la unificación de China recae en el poderoso estado militante de Qin (225-206 a.C), un estado que ocupa un área importante de territorio en la ribera occidental del río Amarillo. Los Qin Kings lucharon contra sus rivales con una ferocidad rara y conquistaron a su vez todos los grandes reinos feudales chinos. A raíz de estas dramáticas luchas, la dinastía Zhou desaparece después de ocho siglos de existencia, un registro de la longevidad entre todas las dinastías chinas. En el año 247 a. C., a la edad de trece años, Zheng ascendió al trono del país de Qin, y en 221 a.C, después de victorias especiales, conquistó a toda China y pidió a sus ministros que encontraran un título para o después de sus méritos. Después de largos debates, propuso el título de Augustan Huangdi, a quien adoptó, decidiendo ser nombrado el Primer Soberano de agosto (Shi Huangdi), sus sucesores fueron nombrados segundo, tercero y todos de modo. El nombre que él ha atribuido tiene sus orígenes en una antigua tradición que China tenía al comienzo de su existencia tres "Huang" ("Auguti") y luego cinco Di ("Soberanos"). A través de varios elementos, la nueva concepción del Imperio se unió al pasado y tomó prestado gran parte del antiguo reino de Zhou: la elección de un color (negro), un número y un elemento conocido por ser favorable a la dinastía (agua). Qin Shi Huangdi eligió el número seis como el número estándar y reinó en virtud del elemento agua. Decidió que las banderas y la ropa deberían tener el color negro, que corresponde al agua. Los sombreros oficiales tenían seis dedos de largo, y los carruajes eran seis caballos. Ahora, la función real ya no es solo religiosa, el soberano juega el papel de una autoridad efectiva y desea manifestar su poder. Él ordena construir un gran palacio en Xian Yang donde 10,000 personas puedan vivir y donde los palacios principescos de los reinos conquistados sean reconstituidos. Al expresarlo lo usa para autoproclamar un pronombre especial: Zhen (nuevo). Al delegar la autoridad de uno de sus oficiales, esto se hace a través del fu, las dos insignias perfectamente emparejadas, una de las cuales se le dio a quien recibió la misión, la otra se mantuvo en la oficina para el control. La Victoria del Estado de Qin contra sus enemigos solo fue posible mediante la organización de un ejército bien equipado y una disciplina estricta, además de la competencia de los comandantes y la visión del monarca. Las crónicas hablan de cientos de miles de cabezas cortadas (no tomaron prisioneros de guerra). Aunque esta brutalidad era común en la Vieja China, aún esta imagen sangrienta de la unificación a través del fuego y la espada predijo, como una predicción, la dureza del régimen de Qin Shi Huangdi en su nuevo dominio. El Príncipe de Qin comenzó anexando los territorios vecinos en el curso medio e inferior del río Amarillo, los estados de Zhao, Wei y Han (provincias actuales de Shanxi y Henan), el centro de Chu (entre Huang-He y el río Huai) en Shandong). Cuando se llevó a cabo esta primera unificación, organizó campañas en áreas más remotas en áreas aún consideradas bárbaras. Al noreste, llegó a Corea, en el norte, golpeó Xiongnu, los nómadas que estaban a punto de organizar una confederación fuerte y se detuvieron en el río Amarillo para evitar una invasión. Hacia el sur, envió cuatro ejércitos que alcanzaron el mar, cerca de Guangzhou (la ciudad actual de Cantón) y continuaron su avance hacia el norte de Vietnam. Así es como, desde los orígenes, está marcado por el contexto en el cual la China histórica se desarrollará lentamente. El emperador Qin ordenó la construcción de la Gran Muralla de China para defender a su país de las invasiones de los pastores y los guerreros nómadas de las estepas mongolas. 


El espacio así delimitado era extremadamente diverso. Para lograr su homogeneización, Qin Shi Huangdi suprimió todos los requisitos, todos los directores locales y creó, para reemplazarlos, treinta y seis jun o prefecturas con estructuras idénticas. Él organizó una red de carreteras que comenzó en la nueva capital, Xian'yang (cerca del actual Xi'an en la provincia de Shaanxi). El emperador Qin Shi Huangdi abolió los otros estados y sentó las bases para una autoridad fuerte y centralizada basada en un ejército fuerte, una administración eficiente y un código de ley muy estricto. Inmediatamente después del establecimiento de la nueva era, Qin Shi Huangdi visitó todas las regiones del Imperio y realizó peregrinaciones a todos los santos lugares tradicionales, pero los dioses recibieron el mal de parte de aquel que guiaba a los principales en una era tiránica. En el Monte Siang, las divinidades locales enviaron un viento que casi le impidió cruzar el río Yhuziang. El emperador ordenó que se destruyera el bosque, y luego la montaña sería pintada de rojo como un asesino. El sistema de unidades de medida, moneda y escritura china se unificaron y estandarizaron durante este período. Valiosa fue la experiencia de los antiguos estados rivales del reino de Qin, quienes mucho antes de la unificación habían construido vastas fortificaciones con la misma finalidad. Pero el proyecto de Qin estará marcado, a diferencia de estos intentos anteriores, por el titanismo de esa era de renovación para China, con proporciones verdaderamente grandiosas. La Gran Muralla, extendida y restaurada por las siguientes dinastías, ahora se extiende a lo largo de una longitud de 7,240 km, desde el Mar Amarillo hasta la provincia de Xinjiang, en el oeste de China. Qin Shi Huangdi debió gran parte de su éxito a las reformas radicales adoptadas por sus predecesores y por sus asesores forenses. Alguna vez maestro del Imperio, siguió confiando en la misma escuela de pensamiento, buscando el establecimiento de un poder central absoluto, así como un código penal severo y un sistema de leyes aplicable a todos. El emperador eliminó a la antigua nobleza, confiscó sus armas, destruyó sus fortificaciones y no dudó en deportar a algunos de ellos. Controlaba intelectuales que, hasta entonces, habían formado gran parte de la clientela de los ancianos, siempre listos para criticar o contradecir. Los libros clásicos, que expresaban el pensamiento de la antigua aristocracia, estaban condenados a la quema (213 a.C), y solo se conservaban libros de utilidad práctica (medicina, agricultura, adivinación). Las cartas confucianas fueron hostigadas y observadas, varios cientos de ellas fueron asesinadas.

Para consolidar el imperio, Qin Shi Huangdi ha tomado medidas que a menudo se aplican retrospectivamente a los regímenes totalitarios del siglo XX. El emperador Qin impuso fuertes impuestos a la población e hizo un reclutamiento masivo para el ejército, para apoyar sus extensas campañas militares y sus ambiciosos proyectos de construcción. La prioridad está en la producción agrícola, y el soldado campesino, sujeto a los cadáveres y la conscripción, se convierte en el elemento fundamental. Las familias campesinas se dividen en grupos colectivamente responsables. Un código severo lleno de castigos crueles mantiene al recalcitrante atrás. Debido al régimen severo y los fuertes impuestos, después de 211 a.C, cuando Qin Shi Huangdi murió, estalló un fuerte levantamiento campesino, después de lo cual su sucesor fue depuesto, y la dinastía Qin dejó de existir. En el contexto de los acontecimientos, la dinastía Han llegará al poder durante casi cuatro siglos (206 a.C - 220 a.C), que se hará cargo de los logros de su predecesor de una manera creativa. El fundador de la dinastía, Liu Pang recibió después de su muerte, por sus méritos, el nombre de Kao-Zi (Fortaleza Suprema). En 180 a.C el emperador Wen ascendió al trono, cuya única preocupación era la mejora del estado de la gente, logrando llevar al país a un alto nivel de prosperidad. Wen ha emitido muchos decretos inspirados en tradiciones antiguas y ha formulado el siguiente principio: "La Marea del Tao (Tian Tao) dice que los desastres provienen de acciones detestables, mientras que la prosperidad proviene de la virtud. Las desgracias de todos los oficiales se originaron en mí". Su seguidor, el Emperador Wu (156 aC-29 de marzo de 87 a.C), fue uno de los reyes más importantes de China y el séptimo de la dinastía Han. Al nacer, fue nombrado Liu Che, y ascendió al trono en el año 141 a.C, teniendo un largo reinado de 54 años. Tomó el trono de su padre, Han Jingdi, quien, mediante la supresión de los "siete estados" (154 a.C), logró centralizar el poder del estado. Durante su reinado, el confucianismo fue fuertemente apoyado, convirtiéndose en obligatorio en la administración. Con esta medida, se combatió la alquimia taoísta, dos corrientes filosóficas que lucharon con vehemencia. El budismo aparece en el mismo período, pero se convierte en una religión oficial solo en el 65 a.C durante el reinado de Han Mingdi. Durante el reinado de Wu, se libraron muchas guerras, el imperio se expandió a Tarim y al Valle de Ferghana (102 aC-101 a.C), a Corea (108 a.C), y en el sur de China la expansión culminó en la conquista Cantón (111 a.C) hasta la frontera de Vietnam. Los éxitos de estas guerras, especialmente en el sur de China, han ayudado a fortalecer el estado chino y el crecimiento de la población, y esta expansión territorial ha facilitado los contactos comerciales, como con Persia. Su política exterior se centró principalmente en la defensa contra las tribus nómadas Xiongnu que estaban llevando a cabo invasiones asiáticas, y a través de su enviado, Zhang Qian, consiguió una alianza con la tribu Yuezhi. Además, se le dio una gran importancia a la cría de caballos, un elemento importante para el desarrollo de la caballería, una acción que muestra sus frutos en el 119 a.C, a través de la derrota de Xiongnu. Finalmente, la dinastía Han se vio debilitada por las rivalidades políticas y la corrupción. Los fuertes estados viciosos se sublevaron y estalló una rebelión masiva que terminó con la dinastía en el año 220 en Este año, China se dividió en tres reinos rivales, amenazados por las invasiones de las tribus nómadas en el norte. El legado dejado por la primera dinastía: Qin, que duró tan poco, es de suma importancia para toda la historia de China. El título imperial pudo sobrevivir durante más de dos milenios a pesar de la odiosa memoria que dejó el primero, porque corresponde a la imagen de una unidad de las tierras de China, que sigue siendo un modelo en nuestros días. La historia de China no es una sucesión de dinastías similares, sino un intento permanente de proporcionar un equilibrio de influencias de todos los rincones, estilos de vida muy diversos y diversas condiciones geográficas. La verdadera obsesión de los líderes chinos siempre ha sido el esfuerzo hacia la unificación, cuyo modelo y arquetipo se encuentran en las acciones de Qin Shi Huangdi. Muchas de las medidas tomadas por el gran unificador han sobrevivido. El Imperio chino tuvo una gran historia durante dos milenios y terminó con el colapso de la dinastía Qing en 1911, cuando se estableció la República.

La unificación de China y las principales reformas
El estado feudal de Qin siempre ha sido considerado semibárbaro porque su gente provenía de una mezcla incierta de chinos, tibetanos y mongoles. Un noble Zhou dijo irónicamente que antes de que el estado de Qin adoptara la refinada música de patio de sus vecinos más civilizados, la orquesta de su palacio golpeaba en macetas de barro y se frotaba los huesos unos de otros. Sentado estratégicamente con la capital cerca de la moderna Xi'an, el estado de Qin fue visto con gran temor durante la Batalla de los Estados.
El mérito de la unificación de China recae en el poderoso estado militante de Qin (225-206 a.C), un estado que ocupa un área importante de territorio en la ribera occidental del río Amarillo. Los reyes de Qin lucharon contra sus rivales con una ferocidad rara y conquistaron a su vez todos los grandes estados feudales chinos. A raíz de estas dramáticas luchas, la dinastía Zhou desaparece después de ocho siglos de existencia, un registro de la longevidad entre todas las dinastías chinas.
Uno tras otro, los estados habían sido despiadadamente invadidos por los formidables ejércitos Qin que dejaron atrás miles de cuerpos decapitados esparcidos por los campos. La naturaleza frustrante de los comienzos de la civilización Qin no debe inducirnos, sin embargo, por error: como ha sucedido a menudo en la historia, una humanidad más simple y más vigorosa es la candidata más propensa a traer los cambios más atrevidos y logros, a menudo en un contexto de decadencia de una civilización más antigua y refinada, pero más agotado por el viento. Conocemos la situación de la unificación del antiguo Egipto con la conquista del Bajo Egipto por el montañoso y menos sofisticado Alto Egipto, la unificación de la península italiana por los rústicos pueblos latinos que primero aplastaron la resistencia de las civilizaciones etruscas vecinas como los modestos comienzos de la gran poderes antiguos como Asiria o Persia, cuyas civilizaciones debieron enormemente a Babilonia conquistada. Y los ejemplos podrían continuar.
"La Gran Bestia Qin", como se llamaba el estado, debe gran parte de su éxito a un ministro de la corte, el noble Shang. Había formado un gobierno poderoso, siguiendo la filosofía de los legalistas, muchos de los cuales siempre serán parte de las reglas imperiales. El noble Shang tuvo tiempo para nociones piadosas, pero abstractas y confucianas, como la humildad, el honor de la tradición y el noble ejemplo. Confió su destino en las manos de la suerte, la astucia y la tiranía absoluta, e hizo invencible el estado de Qin estableciendo leyes duras, castigos despiadados y reclutamiento obligatorio en el ejército para todos los súbditos. Lord Shang estaba tan impaciente que cuando el príncipe heredero de Qin violó una de sus reglas, castigó severamente al tutor del príncipe por no enseñar las leyes de sus alumnos. A la muerte del príncipe Qin, el noble Shang, temiendo ser ejecutado por el antiguo príncipe, el actual rey, propuso dar un golpe. Cuando sus fuerzas fueron derrotadas y el noble Shang mismo cayó en la batalla, el nuevo gobernante pidió que lo ataran a los cuatro que lucharon y despedazaron. Otro consejero de la corte de Qin, un erudito errante, imploró tontamente por los ideales confucianos de la virtud de los gobernantes y la moralidad del gobierno. Molesto, el gobernante decidió ser castigado por castración, diciendo: "Si tuviera que obedecer a los bastardos de esta creencia, seríamos totalmente aniquilados por otros guerreros". El culpable tomó el papel de eunuco en el palacio, mientras que el gobernante continuó con sus planes de "reunir a China como una manta". Durante 2000 años hubo una leyenda de un rey guerrero Qin que fundó un país fuerte China. Él fue el primer emperador, y su imperio se convirtió en su fortaleza, defendida por la Gran Muralla. Cuando el primer emperador fue enviado a la tumba, la leyenda dice que él era el hombre más poderoso de la tierra. Durante 36 años, había desencadenado los tiempos más sangrientos de la historia en China y había logrado lo imposible: unía un pueblo y tenía diez mil veces más súbditos que los faraones egipcios en un imperio sobrevivirá por mil años en Roma.
La realidad de la vida del Emperador ha estado envuelta durante mucho tiempo en el misterio. Durante dos milenios, la única información detallada provino de una sola obra histórica, unos cien años después de la muerte de Qin Shi Huangdi, las crónicas del gran historiador Sima Qian. Los descubrimientos arqueológicos de 1974 apoyaron la leyenda y demostraron su veracidad. El ex rey del rey Qin murió después de un breve reinado de tres años y fue sucedido por su hijo Ying Zheng, el futuro Qin Shi Huangdi, que tenía 13 años en ese momento. Al comienzo del reinado, el joven rey fue controlado por su madre y Lu Buwei, su amante, se convirtió en el primer ministro. Un joven llamado Li Su jugará un papel importante para el futuro del reino de Qin. Li Su llega a la corte de Ying Zheng y es contratado por su ministro. Durante la audición del rey que consiguió en un momento, Li Su le aconsejó que destruyera a los maestros feudales sobre la faz de la tierra y unificara el mundo entero bajo su cetro. Las palabras del erudito despertaron en Ying Zheng la conciencia de que él es el verdadero poder que usará con coraje durante los próximos diez años. Continuó las victorias de sus predecesores con tanta naturaleza salvaje que, hasta 221 a. C., logró vencer a China por completo y determinó los reinos feudales para pedir misericordia. Se escribió que desde el principio hasta el final, la campaña de conquista de Qin costó un millón y medio de vidas de chinos. Los siete estados de combate de la antigua China fueron Qi en Shaanxi, el país del primer Zhou, rico en caballos, el estado de Zhou, en el medio Yangzi y el río Han, los tres Jin, los estados Han, Wei y Zhao de la división del reino Jin, el antiguo y rico reino Qi, dirigido por la familia Tian, ​​y dos estados cuyo poder acaba de afirmarse: Yen, en Hebei, cuya capital estaba en Beijing y Chu. Seis de los estados fueron agobiados por guerras ininterrumpidas, mientras que el reino de Qin se fortaleció. Durante diez años, el más joven de los reyes que alguna vez gobernó al pueblo en la batalla, ejerció su poder en las guerras. En su campaña contra el estado de Zhao, el ejército Qin toma más de diez mil prisioneros para ser ejecutados, contrariamente a las costumbres de la guerra. Ying Zheng encuentra la clave para adquirir el imperio a través de la sangre, es totalmente inescrupuloso y depende completamente del ejército. La Victoria del Estado de Qin contra sus enemigos solo fue posible mediante la organización de un ejército bien equipado y una disciplina estricta, además de la competencia de los comandantes y la visión del monarca. Las crónicas hablan de cientos de miles de cabezas cortadas. Aunque esta brutalidad era común en la Vieja China, aún esta imagen sangrienta de la unificación a través del fuego y la espada predijo, como una predicción, la dureza del régimen de Qin Shi Huangdi en su nuevo dominio. El Príncipe de Qin comenzó anexando territorios vecinos en el curso medio e inferior del río Amarillo, los estados de Zhao, Wei y Han (actuales provincias de Shaanxi y Henan), el centro de Chu (entre Huanghe y el río Huai), Qi (en Shandong). Cuando se llevó a cabo esta primera unificación, organizó campañas en áreas más remotas en áreas aún consideradas bárbaras. Al noreste, llegó a Corea, en el norte, golpeó Xiongnu, poblaciones nómadas que estaban a punto de organizar una confederación fuerte y se detuvieron en el río Amarillo para evitar una invasión. Hacia el sur, envió cuatro ejércitos que alcanzaron el mar, cerca de la actual ciudad de Cantón (Guangzhou), y continuaron su avance hacia el norte de Vietnam. Así es como, desde los orígenes, está marcado por el contexto en el cual la China histórica se desarrollará lentamente. La cuestión fundamental de los historiadores sobre la ascendencia del emperador es cómo tuvo éxito en términos militares. La respuesta la da el ejército de terracota descubierto en 1974 cerca de Xi'an en la provincia de Shaanxi, a 900 kilómetros de Pekín. Asombró al mundo con sus proporciones incomparables: guerreros, caballos y luchas de terracota, alineados para proteger la tumba del emperador para siempre. Las excavaciones y una minuciosa operación de recuperación realizada con gran paciencia por eruditos y artistas contemporáneos revelaron cuatro enormes montones de tierra y madera en un total de 25,000 metros cuadrados. La primera lavadora alberga más de 6,000 soldados (no completamente restaurados) de aproximadamente 1.80 metros de alto y aproximadamente media tonelada de peso cada uno, armados con lanzas, espadas, resortes y flechas, con expresiones profundamente individualizadas, aunque los colores en los que fueron originalmente pintados no resistieron el tiempo. Aún así, sigue siendo la sensación de que el ejército está vivo y se desplaza hacia quien lo mira. El ejército está dispuesto a lo largo de 11 metros de ancho y 200 metros de largo, respetando los estándares militares.
Los segundos restos incluyen caballos en tamaño natural, alojados cuatro en los que luchar, y la infantería, los oficiales de caballería y los arqueros están listos como un cuerpo de ejército del día. Además, aparecen los primeros objetos de bronce. El tercero es un poco más pequeño y refleja el concepto de la estrategia de batalla de la dinastía Qin: el comandante y su cuartel general detrás del ejército. Con motivo de las excavaciones, muchas estatuas fueron destruidas o destruidas. Parecería que, inmediatamente después de la muerte del Emperador, los corredores subterráneos fueron robados y destruidos por los buscadores de tesoros o incluso por los rebeldes que buscaban armas. Sin embargo, muchas estatuas, numerosas armas, puntas de flecha, así como restos de muelles de madera y ballestas y fragmentos de escudos de bronce permanecieron intactos. Las figuras de terracota eran una ofrenda funeraria, se desenterraron 7.500 guerreros, que, en todos los aspectos, excepto que no son de carne y hueso, son verdaderos luchadores. El descubrimiento refleja el aspecto real del ejército de Qin. La gran sorpresa fue que las primeras tres filas de la vanguardia estaban compuestas por una infantería muy móvil. Aparentemente estas eran las tropas de choque del Emperador. Detrás de ellos estaba la infantería pesada, que a su vez estaba apoyada por columnas de batalla, y la segunda, una caballería rápida, barrió todo a su paso. No solo la precisión del orden del Ejército había sorprendido a los investigadores, sino también a las armas que llevaban puestas. Aunque solo se han conservado sus partes metálicas, son las armas de bronce de mayor calidad que se han conservado en todo el mundo.
Uno de los descubrimientos más increíbles es una espada perfectamente conservada, después de 2000 años de caer al suelo. La colisión del arma demuestra que el arma incluso se usó en la batalla de un soldado. Las espadas de la dinastía Qin son significativamente más largas que las de las dinastías anteriores. Las armaduras de Qin han perfeccionado la metalurgia de bronce para darles a sus soldados un 30 por ciento más de posibilidades de acercarse a las armas enemigas, cuanto más largas sean las aristas de sus armas que las de sus enemigos. Un halebard tiene una inscripción que dice que fue hecha en el quinto año del emperador Qin por el primer ministro Lu Buwei. Esto era una garantía de calidad y el propio Primer Ministro era responsable de la calidad de las armas de los soldados. El equipo del ejército fue uno de los mejores de la época. Los inventos militares fueron bienvenidos y premiados con bolsas de oro por el emperador, como sucedió con el arquero que dibujó tres flechas simultáneamente. Cuando unos miles de tales arqueros descarrilaron un dardo de flechas sobre el enemigo, el efecto psicológico fue aterrador. Los ejércitos de Qin Shi Huangdi fueron de los primeros en utilizar una táctica hecha posteriormente por los hunos, los mongoles y otros pueblos de la estepa. La caballería abrió la batalla, atacó a los ejércitos enemigos en pequeños grupos y sacó flechas de la persecución del caballo, retirándose estratégicamente para atacar al enemigo, hostigando al enemigo sin piedad. Cuando quedó devastado, y sus filas se redujeron considerablemente, Huangdi envió su ataque de infantería, que masacró a los sobrevivientes por miles. Fue una táctica bárbara pero efectiva. De esta manera, Qin Shi Huangdi logró poner fin a uno de los capítulos sangrientos en la historia de China, el período de "estados de batalla", derrotando a todos sus rivales y proclamando, en 221 a. C., al emperador de China unificado.
El ejército de Qin, bien entrenado y motivado, equipado con armas de precisión y dirigido por un rey sin escrúpulos y ambicioso, era la máquina de guerra perfecta. En 7 años, Ying Zheng conquistó 13 ciudades en el estado enemigo de Han y otros 20 estados rivales. Pero si los enemigos externos parecían fáciles de vencer, dentro de la corte real, los enemigos invisibles querían destruirlo. La historia oficial atestigua el retiro de Ying Zheng a la edad de 20 años como un momento crucial. La Reina Madre tenía un nuevo favorito, el mariscal Lao Ai, que había creado en secreto a dos hijos de la reina e intentaba colocar a uno de ellos en el trono. Sabiendo que el descubrimiento de su plan es cuestión de tiempo, el amante de la reina madre hizo un intento desesperado por obtener poder. Robó las focas reales, ganando la autoridad para movilizar tropas. Las fuerzas del distrito, bajo el mando de Lao Ai, marcharon hacia el palacio real. La seguridad del palacio era responsabilidad del primer ministro Lu Buwei, que había descubierto la trama y preparado una trampa en la que las fuerzas de Lao Ai habían arrojado ciegamente. La trama se frustró y Lao Ai fue capturado y ejecutado con toda su familia. La primera amenaza al reinado de Ying Zheng ha pasado y el control estricto se ha convertido en el tratamiento estándar aplicado a todos, incluida la familia reinante. Dentro de un año, Lu Buwei, desilusionado y expulsado del palacio, se suicidará. En el backstage del palacio, el propio protegido del Rey, Li Su, será la eminencia gris detrás del trono. Establece una ideología totalitaria, solo buena para imponerse en una China unificada. Hasta el 237 a.C, el estado de Qin abarcó otros tres estados independientes de China. El pánico se extendió frente al carro de guerra en la marcha. El Estado Yen fue el siguiente, y no envió accidentalmente una misión diplomática a la corte de Qin para atraer a la terrible fuerza. Los mensajeros le ofrecieron tranquilidad al rey Ying Zheng, incluso obsequios de adulación: un mapa de las conquistas de Qin y la cabeza cortada de un general Qin que había desertado, una señal de que Yen no concedería asilo a los enemigos de este estado. Pero los dos soldados eran en realidad asesinos que estaban haciendo una misión suicida. Con toda la precisión del plan, la trama falló, el Rey Qin logró salvarse solo con sus propios esfuerzos, defendiéndose con la espada, nadie se atrevió a intervenir sin la orden del rey según lo prescrito por las reglas de la corte.

En 223 a.C, el rey Ying Zheng cumple su sueño: la unificación de China. También tenía dos estados conquistados, de los cuales el Estado Zhou era el enemigo más feroz, logrando una primera victoria contra Qin y amenazando el sueño del ambicioso rey. Ying Zheng envía a Wang Jian a la cabeza de un ejército de 600,000 personas contra su principal enemigo, el mejor general. Abil, Wang Jian se niega por un largo tiempo a luchar con los ejércitos Zhou, manteniendo sus posiciones y prohibiendo cualquier acción ofensiva. Cuando, esperando y convencidos de la cobardía de Qin, los comandantes de Zhou decidieron retirarse, Wang Jian ordenó la ofensiva general, capturando al enemigo en un dispositivo de marcha y derrotándolo de manera catastrófica y decisiva. Force Commander Zhou se suicida y el rey Zhou es capturado. Alcanzando una victoria total y algo sorprendente sobre su mayor rival, el reino Qin ocupa el último estado chino restante, Qi, sin luchar.

En el año 221 a.C, en 34, Qin es ahora China, y Ying Zheng está coronado con un velo de estrellas que simboliza la deidad del Primer Emperador de China. Toma el nombre de Qin Shi Huangdi, el Primer Corán de Agosto del Soberano, un valor imperial. Fue considerado no solo una figura divina sino un iniciador, un creador, el antepasado de un descendiente largo. Qin Shi Huangdi, junto con el Primer Ministro, establecieron un sistema de reglas que incluso coordinaban los detalles de la vida cotidiana y contenían castigos por su violación. Incluso la vida privada no escapa a los tentáculos de Qin que deberían ser respetados en todo el imperio. El Primer Emperador hizo un estricto código de leyes que acusaba tanto al perpetrador como a cinco miembros de su familia de cualquier desviación de las normas de conducta social y / o disidencia. Y mucha sangre corre debajo de él. Qin Shi Huangdi concibe un elaborado sistema de carreteras que cruzan el imperio y atajos para dignatarios. Mueve poblaciones enteras de un lado al imperio, las familias adineradas las trasladan a la capital de Xianyang (el actual Xian), donde las controla más fácilmente. La potencia genera energía; pero también el recíproco es válido, por lo que mudarse a él junto a él los mantiene alejados de la riqueza y los reclamos. Con excepcional audacia militar, obtuvo el control de un vasto pero fragmentado territorio y creó por primera vez una China unificada. Más que solo el bautismo de China después del nombre de Qin, de la dinastía de la que proviene, los historiadores dicen que Qin Shi Huangdi inventó la idea de China.
Una de las primeras reformas de Qin Shi Huangdi fue la abolición del antiguo sistema feudal al negarse a otorgar cualquier tierra en el territorio de China como el dominio de sus parientes y sus ayudantes. Él ha forzado a 120,000 antiguas familias de la nobleza a mudarse de sus estados vasallos a la nueva capital para mantenerlos bajo su autoridad. Sus oficiales y generales leales administraron las ciudades y los mandamientos militares. Para evitar la insurrección, el Primer Emperador decretó que todas las lanzas, puntas de flecha, cuchillos y engranajes de metal serían confiscados en todo el país y enviados a la capital. Luego los fundió y convirtió en doce gigantescas estatuas que representan guerreros que custodiaban el palacio imperial. Por la misma razón, demolió todas las fortificaciones e instalaciones defensivas en las provincias, incluso las murallas de las aldeas. Estas medidas fueron extremadamente impopulares, pero contribuyeron al repentino alto el fuego de las antiguas guerras feudales.
Impuso la estandarización de la escritura china, la moneda de la facilitación del comercio, intensificó el comercio de la seda, creó y uniformizó el sistema de medidas y educación, unificó las ruedas del chasis de las ruedas e inventó lo que hoy llamamos producción en serie y control de calidad. Los sellos imperiales que le atestiguan, estimulan los talentos de los administradores que suben de rango por la capacidad de escribir y merecer personalmente, no por título heredado, la imposición de meritocracia, creando para él un gobierno de eficiencia sin precedentes. El genio organizativo del emperador se expresó por la cristalización del primer estado chino, dividido en 36 prefecturas, cada una encabezada por un "relator" civil, militar y superintendente. Este concepto fue poco adaptado a la mentalidad de los pueblos de la región. Brutales reformas agrarias hechas especialmente por la expropiación de antiguos campos nobiliarios, obteniendo el consentimiento de los campesinos pobres: el reconocimiento de los derechos de propiedad, el reemplazo de las servidumbres feudales por un impuesto proporcionalmente pagado al estado central), generales con deberes de seguridad en estas prefecturas, espiando a sí mismos por los superiores designados al rebelde, el consulado, el administrativo, el extraordinario, el conservador.

Es interesante que un gran ganador en el campo de batalla se las arregle para ser igualmente un administrador formidable, y tenga tiempo para luchar con la eternidad también. Sintiéndose obligado por la divinidad, cruza, conquista y somete valles y montañas, que graba con enormes tablas para consagrar su autoridad a las sumisas, pero también para fijarla en la eternidad. Cree en la astrología y la eleva al rango de la fe imperial; guía sus acciones políticas después de eventos cósmicos, los intérpretes de sueños son de gran honor, consagrados por sacrificios rituales, lugares de bautismo y palacios de orientación a las estrellas, su visión incorporando y asimilando la geografía con lo mítico, China se convierte en un reino sagrado. Qin Shi Huangdi se delimita a sí mismo de Zhou, la dinastía bajo el fuego que había derrotado, y coloca a su nueva dinastía bajo el signo del agua. Tiene la ambición de aumentar lo profano a nivel sagrado, cambiar el calendario y reorganizar todas las fiestas oficiales.
Para consolidar el imperio, Qin Shi Huangdi ha tomado medidas que a menudo se aplican de forma retrospectiva a los regímenes totalitarios del siglo XX. El emperador Qin impuso un alto precio a la población y realizó un reclutamiento masivo forzado tanto para el ejército como para sus grandes campañas militares, así como sus ambiciosos proyectos de construcción. La prioridad está en la producción agrícola, y el soldado campesino, sujeto a los cadáveres y la conscripción, se convierte en el elemento fundamental. Las familias campesinas se dividen en grupos colectivamente responsables. Un severo código de leyes, lleno de crueles castigos, mantiene al recalcitrante atrás. Debido a la brutalidad del régimen, no sorprende que, después de 211 a.C, cuando Qin Shi Huangdi murió, la dinastía Qin tuvo un final violento y temprano.

Soberanos de la dinastía Qin
Nota: El rey Zhaoxiang de Qin  ya había estado gobernando Qin durante 51 años cuando Qin aniquiló a la dinastía Zhou; sin embargo, los otros seis estados enfrentados seguían siendo regímenes independientes. Algunos historiógrafos chinos utilizaron así el año siguiente (el año 52 del rey Zhaoxiang de Qin) como la sucesión oficial de la dinastía Zhou.

Qin Shi Huang fue el primer soberano chino en proclamarse a sí mismo "Emperador", después de unificar a China en 221 a.C. Por lo tanto, los historiadores occidentales consideran que ese año fue el comienzo de la "dinastía Qin", que duró quince años hasta el año 207 cuando se vio truncada por guerras civiles.

Nombres / título póstumos
Nombres de familia chinos y nombres de pila
Periodo de reinas
Convención: "Qin" + nombre póstumo
Zhaoxiang
Ying Ze o Ying Ji (
306 - 250 a.C
Xiaowen)
Ying Zhu
250 a.C
Zhuangxiang Zhuāngxiāng)
Ying Zichu
249 - 247 a.C
Dinastía Qin (221 - 207 a.C)
Shi Huangdi
Ying Zheng
246 - 210 a.C
Er Shi Huangdi Huángdì)
Ying Huhai  
210 - 207 a.C
Ziying a menudo era referido usando un nombre personal o
Ziying, rey de Qin
No existió
Ying Ziying
207 a.C

El rey Zhaoxiang de Qin  (325-250 a.C), o el rey Zhao de Qin, nacido Ying Ji, fue el rey de Qin desde el año 307 a.C hasta el 250 a.C Él era el hijo del rey Huiwen y el hermano menor del rey Wu. 
El Rey Zhaoxiang reinó como el Rey de Qin durante 57 años, y fue responsable del estado de Qin que alcanzó el dominio estratégico sobre los otros seis estados principales. Durante su reinado, Qin capturó la capital Ying Chu en 278 a. C., conquistó el estado Xirong de Yiqu en 272 a.C, masacró a un ejército Zhao de 450,000 hombres en Changping en 260 a.C y derrocó a la dinastía Zhou oriental en 256 a.C Estas agresivas expansiones territoriales y el debilitamiento estratégico de otros estados rivales allanaron el camino para la unificación de China de Qin tres décadas más tarde por su bisnieto Ying Zheng. 

El príncipe Ying Ji nació en 325 a. C. en una de las concubinas de menor rango del rey Huiwen, Lady Mi. Como un niño shu, al Príncipe Ji se le dio baja prioridad en la línea real de sucesión, y como niño menor no se le concedió un feudo porque el estado de Qin empleó un sistema de meritocracia que exigía que incluso los príncipes ganaran sus propias tierras a través del servicio nacional. Fue enviado al estado de Yan a una edad temprana para servir como rehén político, una práctica diplomática común entre los estados vasallos durante toda la dinastía Zhou. 
En 307 a.C, el medio hermano mayor de Ying Ji, el rey Wu, inesperadamente murió después de romperse los huesos de la espinilla mientras intentaba mostrar su destreza física levantando un pesado caldero de bronce en el palacio Zhou en Wangcheng. El rey Wu murió joven y sin hijos, por lo tanto colocando el estado de Qin en una crisis de sucesión, con varios príncipes ahora elegibles para reclamar el trono. En ese momento, el príncipe Ji todavía era un rehén en el estado de Yan, y generalmente se consideraba poco probable que fuera un candidato. Sin embargo, el rey Wuling de Zhao decidió aprovechar la situación e intervenir en la política interna de su vecino occidental. El rey Wuling ordenó a su canciller de la Comandancia Dai, Zhao Gu, que sacara al príncipe Ji de Yan al territorio de Zhao, antes de recomendarle regresar a Qin y competir por el trono. Además, el tío materno del príncipe Ji, Wei Ran, era un general al mando de una importante fuerza militar Qin, y ayudó a reprimir a la mayoría de los opositores políticos de su sobrino. Esto permitió al Príncipe Ji reclamar con éxito el trono como el Rey Zhaoxiang de Qin a la edad de 18 años. 
Debido a que el Rey Zhaoxiang todavía no había alcanzado la mayoría de edad legalmente (tradicionalmente a la edad de 20 años), su madre, que ahora era conocida como la Reina Viuda Xuan, se convirtió en la regente. Ella fue apoyada por sus hermanos, Wei Ran y Mi Rong, así como otros dos hijos, el Príncipe Yi  y el Príncipe Fu, los cuatro conocidos colectivamente como los "Cuatro Nobles".

Reinado 
En su primer año como gobernante (306 a.C), el Rey Zhaoxiang aceptó el consejo del Canciller de Derecha, Gan Mao, quien abogó por el regreso de la región de Wusui al estado de Han. Dos oficiales más se opusieron al plan Xiang Shou y Gongsun Shi, quienes tanto despreciaron a Gan Mao en gran medida y procedieron a hablar mal de él en varias ocasiones. Esto llevó a Gan Mao a huir de Qin por miedo a su vida y desertar al estado de Qi. 
En 305 a.C, dos de los medio hermanos mayores del rey Zhaoxiang, el príncipe Zhuang y el príncipe Yong, que hace un año eran contrincantes rivales para el trono, conspiraron para llevar a cabo un golpe con la reina Huiwen, la madre del difunto Rey Wu) y la Reina Wu King, la esposa sin hijos del Rey Wu, que era una princesa de Wei) así como una docena de otros señores y oficiales de la corte que estaban en contra de la ascensión del Rey Zhaoxiang. La rebelión fue rápidamente aplastada por Wei Ran, quien masacró a todos los conspiradores, excepto la reina Wu, quien fue exiliada de regreso a Wei. Con la aniquilación de los disidentes, se aseguró el control del rey Zhaoxiang. En el mismo año, el rey Zhaoxiang celebró su ceremonia de mayoría de edad y comenzó a asistir personalmente a los asuntos del estado. 

Guerra contra Chu 
En 304 a.C, el rey Zhaoxiang se reunió con el rey Huai de Chu en Huangqi para negociar una alianza, cediendo a Shangyong como gesto. En 303 a.C, los estados de Qi, Wei y Han rompieron su alianza previa con Chu e invadieron a Chu, lo que obligó a Chu a enviar a su príncipe heredero Xiong Heng a Qin como rehén a cambio de la ayuda de Qin. El rey Zhaoxiang envió tropas para atacar a Wei y Han, capturando a Puban, Yangchun y Fengling de Wei, y recapturando a Wusui de Han. En 302 a.C, el rey Zhaoxiang se reunió con el rey Xiang de Wei y el príncipe heredero Yin de Han en Linjin, y acordaron devolver las tierras confiscadas a cambio de que los dos estados denunciaran su anterior alianza anti-Qin. . Al mismo tiempo, el príncipe de la corona de Chu huyó secretamente de Qin a Chu. 
En 301 a.C, los cuatro estados de Qin, Han, Wei y Qi se aliaron para atacar a Chu, derrotando al ejército Chu en Zhongqiu y matando al general Chu Tang Mei. En 300 a.C, el rey Zhaoxiang envió a su tío Mi Rong para capturar a Xiangcheng, matando a 30,000 enemigos y al general Chu Jing Que en el proceso. 
Debido a esta derrota, en 299 a. C., el rey Huai de Chu fue obligado a ir a Wu Pass para negociar un trato con Qin, pero en el camino fue secuestrado y llevado a Xianyang. Cuando se negó a ceder el territorio de la Comandancia Wu y la Comandancia Qianzhong, fue detenido como rehén. El rey Zhaoxiang luego procedió a invadir Chu el año siguiente, capturando 16 ciudades y matando a 50,000 soldados Chu. El rey Huai de Chu logró escapar en 297 a.C, cuando Qin fue distraído por un asedio conjunto en Hangu Pass por Wei y Han, pero fue recapturado cuando buscaba asilo en Wei, después de haberlo hecho sin éxito en el estado de Zhao. Murió un año después en cautiverio, y Qin finalmente devolvió su cadáver a Chu. 
El próximo rey Chu, el rey Qingxiang, era un gobernante aún menos competente que su padre. En 280 a. C., las fuerzas Qin derrotaron nuevamente al ejército Chu, forzándolos a ceder Shangyong y Hanbei al control Qin. En 279 a.C, los generales Qin Bai Qi y Zhang Ruo lanzaron ataques anfibios sobre Chu desde dos frentes diferentes, capturando las ciudades de Deng, Yan, capital secundario de Chu en ese momento) y Xiling, durante el cual Bai Qi inundó la ciudad de Yan con un río redirigido, ahogando a cientos de miles de personas. Esta exitosa campaña de Qin allanó el camino para el sitio y la captura de Bai Qi de la ciudad capital de Chu, Ying en el año 278 a.C, donde Bai Qi quemó los mausoleos ancestrales Chu Yiling. El estado debilitado de Chu se vio obligado a reubicar su capital a Chen. Qin luego se anexionó permanentemente las vastas tierras alrededor del lago Dongting, al sur del río Yangtze y al norte hacia Anlu, donde se estableció la nueva comandancia Nan. 

Guerra contra Han y Wei
En 301 a.C, Qin atacó nuevamente a Han, liderado por el tío del rey Zhaoxiang, Wei Ran, y ocupó la ciudad de Rang. La ciudad fue entregada a Wei Ran, quien fue nombrado canciller seis años después, como su feudo. Sin embargo, en 298 a.C, Qin sufrió un revés en Hangu Pass bajo el ataque combinado de una alianza de tres estados formada por Qi, Han y Wei, y se vio forzado a ceder el recientemente ocupado Fengling y Wusui a Wei y Han. 
En 293 a.C, los estados de Han, Wei y East Zhou se aliaron para atacar Qin. El Rey Zhaoxiang designó al joven Bai Qi como general y derrotó a los dos principales estados en Yique, matando a 240,000 del enemigo y capturando (luego ejecutando) al comandante supremo del enemigo Gongsun Xi. Este fue el golpe más devastador que Qin entregó a los dos estados orientales hasta la fecha. En 292 a. C., Bai Qi dirigió nuevamente al ejército y atacó a Wei, capturando a Weichengy saqueando a Yuanqu. Luego, en 291 a.C, Qin atacó a Han nuevamente y se apoderó de la ciudad de Wan y Ye. En el año 290 AC, el Rey Zhaoxiang envió a Sima Cuo, quien capturó a Zhi de Wei y Deng de Han, antes de unirse a Bai Qi para apoderarse de Yuanqu nuevamente. Estas sucesivas victorias obligaron a Wei a conceder 400 li de tierras de Hedong, y Han a conceder 200 li de tierras de Wusui a Qin. 
En 289 a.C, el rey Zhaoxiang envió a Bai Qi y Sima Cuo para atacar Wei, capturando 61 aldeas alrededor de Zhi. Sin embargo, en 288 a.C, Qin se vio obligado a retroceder cuando los cinco estados orientales se aliaron y amenazaron con atacar Qin nuevamente. No pasó mucho tiempo antes de que Qin respondiera, capturando a Xinyuan y Quyang de Wei en 287 a.C, y a la antigua capital Wei Anyi en 286 a.C. En 283 a.C, Qin se alió con Zhao y atacó a Wei nuevamente, capturando a Ancheng con su vanguardia llegando cerca de la capital Wei Daliang.
En 276 a.C, el rey Zhaoxiang una vez más envió a Bai Qi para atacar a Wei. Al año siguiente, en 275 a.C, envió a su tío Wei Ran para atacar a Daliang y mató a 40,000 refuerzos Han enviados para aliviar el asedio, lo que obligó a Wei a conceder ocho fuertes de Wencheng. Wei Ran atacó a Wei nuevamente en 274 a.C, capturando cuatro ciudades y matando a 40,000 hombres. En 273 a.C, Wei y Zhao se aliaron para atacar la ciudad Han de Huayang. El rey Zhaoxiang envió tropas para aliviar el asedio, matando a 130,000 soldados wei en las afueras de Huayang y ahogando a 20,000 prisioneros de Zhao, lo que obligó a Wei a buscar un armisticio y también a ceder Nanyang. Qin atacó a Wei nuevamente en 268 a.C y capturó a Huaicheng.
En 266 a.C, el Wei nacional Fan Ju huyó a Qin después de ser perseguido y torturado por el canciller Wei, Wei Qi, y juró vengarse de su estado natal. Le aconsejó al rey Zhaoxiang sobre la estrategia de "aliar estados distantes mientras ataca estados cercanos". Este consejo impresionó al Rey Zhaoxiang tanto que lo nombró como el canciller de Qin. En 264 a.C, el rey Zhaoxiang envió a Bai Qi para atacar a Han, capturando nueve ciudades, incluida Xingcheng y matando a 50,000 del enemigo, permitiendo a Qin bloquear las rutas alrededor de las montañas del sur de Taihang. En 262 a.C, Bai Qi atacó a Han y capturó Yewang, cortando la región de Shangdang del continente Han. El rey Huanhui de Han tenía miedo de la proeza militar de Qin y decidió ceder a Shangdang, pero los comandantes locales se negaron a hacerlo y en su lugar se rindieron ante el estado de Zhao. La lucha por el control de Shangdang desencadenó conflictos directos entre Qin y Zhao, luego las dos mayores potencias militares entre los estados enfrentados, lo que llevó a la devastadora Batalla de Changping.
En 256 a.C, un general de Qin llamado Jiu atacó a Han, mató a 40,000 del enemigo y capturó Yangcheng  y Fushu. Dos años después, en 254 a.C, Jiu atacó a Wei y capturó Wucheng, lo que obligó a Wei a someterse a Qin como estado vasallo.

Conquista de Yiqu
Yiqu, también conocido como "el Rong de Yiqu", era un pueblo semi- pastoral, semi- agrícola que residía en la región desde el norte del río Jing hasta el oeste de Hetao. Históricamente fueron una rama de los Qiang nómadas que vivían en las praderas de Long Mountains durante la dinastía Shang, y frecuentemente estaban en guerra con las tribus nómadas circundantes como Guifang y Xunyu, así como con los agricultores Asentamientos de Huaxia como Bin (el precursor de Zhou). Durante los tiempos del rey Geng Ding en la dinastía Shang (alrededor del siglo XII a.C), enfrentado con una gran invasión del norte de Di, el anciano duque de Bin Gugong Danfu condujo a su clan hacia el sur y se trasladó a Qishan, y el éxodo de Bin resultó en el área siendo ocupado por Di nómadas hostiles y más fuertes que Yiqu, que se someten temporalmente a Xianyun. Durante el reinado de Wu Yi de Shang, el duque Jili del ahora renombrado estado de Zhou atacó y expulsó a la presencia Di de las tierras al norte de Bin con el apoyo de la corte Shang, e hizo a Yiqu sujeto a Zhou en su lugar. Durante el reinado del duque Wen de Zhou, el canciller Jiang Ziya envió al embajador Nangong Kuo a negociar una alianza con Yiqu, quien ayudó a Zhou a desalojar a su rival Guifang, mientras ocupaba la fértil región de Longdong para ellos. Esto permitió a la población de Yiqu prosperar, y después de aprender técnicas agrícolas y la construcción de la ciudad de la gente Zhou, se volvió significativamente influenciada por la cultura Zhou. Yiqu, por lo tanto, se transformó en una rama claramente diferente de otras tribus Xirong, aunque todavía conserva la tradición del matrimonio levirato.
Después del establecimiento de la dinastía Zhou, Yiqu inicialmente juró lealtad y participó en múltiples campañas Zhou contra Di y otras tribus Rong. En 771 a.C, Marqués de Shen conspiró con Quanrong para saquear la ciudad capital de Zhou, Haojing, matando al Rey You de Zhou y su príncipe heredero Bofu, y la Dinastía Zhou Occidental colapsó. Yiqu aprovechó el caos, se rebeló y anexó a las cuatro tribus Xirong más pequeñas y estableció su propio estado de varias ciudades en torno al actual condado de Ning, Gansu, abarcando un área de casi 100.000 kilómetros cuadrados desde las praderas de Guyuan al oeste, Qiaoshan al este, Hetao al norte.
Con la antigua capital en ruinas, el nuevo rey Zhou, el rey Ping, se apresuró a reubicar la capital en Luoyi, comenzando la dinastía Zhou del Este. Cuando el Rey Ping se trasladó al este, un señor vasallo menor de la tierra de Qinyi, Duke Xiang, proporcionó escolta militar. Para recompensar la contribución del duque Xiang, el rey Ping le otorgó formalmente un rango de nobleza y lo convirtió en un señor feudal, elevando al clan de Qin de un humilde "estado adjunto" a un estado vasallo mayor. Temiendo otro ataque bárbaro desde el oeste y desesperadamente necesitado de un estado de amortiguación, el rey Ping prometió además al Duque Xiang que cualquier tierra que el clan Qin pudiera apoderarse de las tribus Rong al oeste de Qishan (el antiguo corazón de Zhou), podrían mantenerse permanentemente como su propio feudo Como un clan que ya tiene una amarga historia con las tribus de Xirong, el nuevo noble estado de Qin estaba muy motivado por esta promesa real, y la sucesiva generación de gobernantes de Qin murió en la batalla contra su enemigo Xirong, tres de los más grandes fueron Mianzhu (cerca de la actual Tianshui), Dali, cerca del moderno condado de Dali) y Yiqu.
Alrededor del año 650 a.C, Yiqu conquistó la mayoría de las tribus más pequeñas que lo rodeaban y comenzó a expandirse hacia el este, lo que lo puso en conflicto directo con el estado de Qin. En 651 a.C, una de las otras tribus de Xirong más grandes, Mianzhu, reclutó a un hombre Jin en el exilio llamado You Yu como el embajador en Qin para mejorar la relación diplomática tensa. Sin embargo, You Yu desertó secretamente y asesoró al duque Mu de Qin con respecto a las formas de derrotar al Xirong. Utilizando el consejo de You Yu, Duke Mu envió mujeres y músicos al rey Mianzhu, distrayéndolo de los asuntos domésticos. En 623 a.C, el duque Wu dirigió un ejército Qin bien preparado, invadió y conquistó Mianzhu junto con más de 20 pequeños estados Rong y Di. Yiqu estaba entre los derrotados y forzados a reclamar lealtad a la destreza militar de Qin. Por su dominio en la región occidental, Duke Mu recibió un tambor de oro del rey Xiang de Zhou como elogio, y más tarde fue considerado como uno de los Cinco Hegemones. Sin embargo, después de la muerte del Duque Mu, los siguientes gobernantes de Qin no fueron tan competentes como sus antepasados. Siendo la más sincista de todas las tribus Xirong, Yiqu pasó los siguientes dos siglos aumentando lentamente su fuerza. En 430 a.C, Yiqu invadió el territorio de Qin, obligando al duque Zao de Qin a abandonar las tierras al norte del río Wei. Las siguientes tres décadas fueron el pináculo del poder de Yiqu, con su territorio doblando a casi 200,000 kilómetros cuadrados (77,000 millas cuadradas). En este punto, Yiqu se había convertido en una gran amenaza para Qin, que tenía que centrarse exclusivamente en tratar con este vecino del noroeste y por lo tanto se convirtió en marginado por otros estados vasallos de la Central Plain al este.
En 361 a. C., el duque Xiao de Qin ascendió como gobernante de Qin y nombró a Wei Yang en 359 a.C, quien promulgó una serie de reformas legalistas que fortalecieron en gran medida el estado de Qin. En 332 a. C., el rey Huiwen de Qin despachó a Gongsun Yan para atacar a Wei, matando a 80,000 enemigos y capturando la Comandancia Xihe y la Comandancia Shang. En ese momento, Yiqu estaba teniendo disputas internas, por lo que el ejército de Qin, con su moral impulsada por las recientes victorias, invadió Yiqu con el pretexto de ayudar a sofocar el caos de Yiqu. Pudieron someter a Yiqu a la regla de Qin. En 327 a.C, Qin atacó y se apoderó de la ciudad de Yuzhi, lo que obligó a Yiqu a jurar de nuevo lealtad, esta vez formalmente como un condado de Qin. Sin embargo, nueve años más tarde, en 318 a.C, los cinco estados orientales de Wei, Han, Zhao, Yan y Chu se aliaron y atacaron el paso de Hangu, lo que obligó a la fuerza principal de Qin a abandonar su corazón. Yiqu aprovechó la oportunidad y se rebeló, y atacó a Qin desde la retaguardia como parte de una colaboración con la alianza de cinco estados, derrotando a una guarnición de Qin sin tripulación en Libo. Sin embargo, los cinco estados aliados pronto fueron derrotados por una contraofensiva de Qin liderada por Chulizi (hermano del rey Huiwen), que sufrió una pérdida de 82,000 hombres. El ejército Qin victorioso luego regresó y tomó represalias contra Yiqu en 314 a. C. invadiendo desde tres direcciones diferentes, capturando 25 ciudades y debilitando a Yiqu.
En 306 a.C, el joven rey Zhaoxiang ascendió al trono, con su madre, la reina viuda Xuan, sirviendo como regente. Sabiendo que Qin no podía concentrarse en erradicar a Yiqu cuando tuvo que lidiar con los estados hostiles del este, y el gobierno de su hijo aún era inestable debido a numerosos príncipes rivales dispuestos a tomar el trono, la reina viuda Xuan decidió usar un enfoque de simulada conciliación. Ella invitó al rey de Yiqu a vivir a largo plazo en el Palacio Ganquan, y consumó un enlace seductor que produjo dos hijos con él. Esto eliminó por completo la hostilidad del rey Yiqu hacia Qin, ya que el rey engañado había perdido toda prudencia en torno a la reina viuda. Al mismo tiempo, el rey Zhaoxiang estaba actuando agresivamente para debilitar a los estados rivales en conflicto en el este y el sur, y la reina viuda Xuan estaba planeando secretamente con su hijo la eventual aniquilación de Yiqu.
Finalmente, en 272 a.C, la reina viuda Xuan mostró sus colmillos. Ella atrajo nuevamente al despreocupado Rey Yiqu a Ganquan Place y lo asesinó en el acto. Poco después, el ejército de Qin invadió y excedió al líder Yiqu, anexando permanentemente todo su territorio a las recién establecidas comandancias de Longxi y Beidi. La amenaza Xirong que había plagado el estado de Qin durante más de cinco siglos fue eliminada para siempre.

Conquest of Yiqu [ edit ]


Guerra contra Qi 
El estado de Qin en realidad no compartía ninguna frontera con el estado de Qi, pero sin embargo chocaron entre sí debido a la complicada diplomacia zong-heng durante el período de los Estados Combatientes. 
En 299 a.C, el rey Zhaoxiang invitó a Lord Mengchang a Qin con la intención de designarlo como canciller. Sin embargo, después de escuchar (quizás intencionalmente) advertencias de sus ministros de que Lord Mengchang aún era leal a su estado natal de Qi (que acababa de deteriorar su relación diplomática con Qin), el rey Zhaoxiang ordenó que Lord Mengchang fuera puesto bajo arresto domiciliario. Desesperado, Lord Mengchang envió un mensajero para sobornar a la concubina favorita de King Zhaoxiang, quien exigió un abrigo de piel de zorro de nieve, que Lord Mengchang ya había regalado al Rey Zhaoxiang cuando llegó y tuvo que huir de la bóveda real. Gracias a las súplicas de la concubina, Lord Mengchang fue liberado en dos días, y rápidamente se escapó de Qin, evadiendo por poco un pequeño ejército que el rey Zhaoxiang había ordenado perseguirlo. En 298 a. C., el descontento Lord Mengchang, que ahora era el recién nombrado canciller de Qi, presionó para obtener una fuerza combinada de Qi, Han y Wei y puso sitio a la fortificación Qin del paso de Hangu. El ejército aliado logró penetrar más allá del paso de Hangu hasta Yanshi, lo que obligó a Qin a negociar un armisticio que implicó el regreso de los Fengling previamente ocupados y Wusui de vuelta a Wei y Han. 
En 288 a.C, el rey Zhaoxiang se puso en contacto con el rey Min de Qi y propuso una alianza en la que ambos reclamarían el título " Di ", y planeaba atacar juntos el nuevo estado fortalecido de Zhao. Sin embargo, el rey Min fue persuadido por Su Qin de renunciar a su título Di, y en su lugar se alió con otros estados para atacar a Qin, lo que obligó al Rey Zhaoxiang a renunciar también a su título Di. Al mismo tiempo, Qi aprovechó la oportunidad para conquistar su estado rival de Song, que se convirtió en una importante amenaza inmediata a los ojos de otros estados. 
En 284 a.C, el rey Zhaoxiang envió tropas en una alianza de cinco estados formada por Qin, Yan, Zhao, Wei y Han, liderados por el general Yan Yue Yi, para atacar a Qi. Más de 70 ciudades fueron capturadas incluyendo su capital, Linzi, lo que llevó al asesinato del Rey Min de Qi por parte de su supuesto amigo Chu. 

Guerra contra Zhao 
En 283 a.C, el rey Zhaoxiang ofreció intercambiar 15 ciudades a cambio del disco de jade de He, que estaba en el estado de posesión de Zhao. El rey Huiwen de Zhao se sintió atraído por la oferta y aceptó el cambio. Sin embargo, el embajador de Zhao, Lin Xiangru descubrió que Qin nunca tuvo la intención de mantener su parte del trato, y logró devolver el jade a Zhao. Durante los siguientes tres años (282 a.C a 280 a.C), Qin atacó Zhao varias veces, capturando ciudades como Shicheng, Lin, Lishi, Qi y Guanglang, matando a 20,000 hombres, y obligando a Zhao a aceptar enviar rehenes y conceder tierras a cambio de devolver las ciudades capturadas. Durante la reunión de armisticio celebrada en Mianchi, el rey Zhaoxiang intentó humillar al rey Huiwen, pero tuvo que retroceder cuando Lin Xiangru amenazó con dañar físicamente al rey Qin. 
En 273 a.C, Wei y Zhao se aliaron para atacar Han Huayang. Qin ofreció ayuda militar a Han, derrotando y matando a 130,000 soldados Wei, y ahogando a 20,000 soldados de Zhao en el Río Amarillo. En 269 a.C, el rey Huiwen de Zhao retrocedió en su promesa anterior de enviar rehenes y conceder tierras. En respuesta, Qin atacó a Zhao y puso sitio a Yuyu. El sitio fue levantado después de que el general Zhao She emboscó y derrotó decisivamente al ejército invasor de Qin. En 265 a.C, Qin atacó a Zhao y capturó tres ciudades, y el rey Huiwen de Zhao recurrió a enviar a su hijo al estado de Qi a cambio de asistencia Qi, lo que obligó al ejército de Qin a retirarse. 

Batalla de Changping y el asedio de Handan
En 262 a.C, Bai Qi atacó y cortó la Comandancia Shangdang del continente Han. El rey Huanhui de Han temía al poder militar de Qin y decidió concederle Shangdang. Sin embargo, los comandantes locales Jin Tao se negaron a hacerlo, por lo que el rey Huaihui lo reemplazó con un nuevo comandante Feng Ting, pero también se negó y sugirió que se entregue la región al estado de Zhao, con la intención de provocar un conflicto entre Qin y Zhao. A pesar de la oposición de su hermano Lord Pingyang, el rey Xiaocheng de Zhao y el señor Pingyuan decidieron aceptar la anexión de Shangdang.
Esto, como se esperaba, no fue bien recibido en  Qin. Entonces, al año siguiente (261 a.C), el general Qin Wang He atacó a Shangdang, y el general Zhao, Lian Po, lideró a 200,000 hombres para reforzar y defender la región, comenzando el conflicto más grande y sangriento entre estos dos estados militares más poderosos. Después de que sus fuerzas de vanguardia sufrieran numerosos reveses, Lian Po reconoció que el ejército de Zhao tenía poca potencia contra sus enemigos de Qin en las batallas de campo, por lo que reajustó las estrategias y cavó con una línea defensiva de 100 li de largo cerca de Changping, y decidió esperar y agotar las líneas de suministro de Qin (que eran al menos tres veces más largas que las de Zhao, por lo tanto, más difíciles de mantener). Esta estrategia funcionó, ya que las ofensivas de Qin no pudieron penetrar de manera efectiva las posiciones bien arraigadas de Zhao durante más de un año. Logísticamente tensos, el ejército Qin intentó participar en batallas campales, pero Lian Po se negó sistemáticamente a enfrentarse a ellos en batallas abiertas. En este punto, ambos lados aumentaron el tamaño de sus fuerzas en Changping, con el Zhao que suman 450,000 y los Qin que suman 550,000.
Guerra de asedio durante el periodo de los Reinos Combatientes en China

Incapaz de romper el estancamiento, Qin comenzó a usar espías estacionados dentro de Zhao para difundir rumores acerca de que Lian Po era viejo, cobarde e incompetente. El rey Xiaocheng creyó en los rumores, y decidió despedir a Lian Po y reemplazarlo por Zhao Kuo, el hijo del fallecido Zhao She, a pesar de las objeciones de la canciller Lin Xiangru y la propia madre de Zhao Kuo. Zhao Kuo, un joven arrogante con gran conocimiento filosófico de las estrategias militares pero sin una experiencia real de combate, revirtió inmediatamente todos los acuerdos estratégicos de Lian Po al llegar a la primera línea. Dirigió al ejército de Zhao lejos de la protección de las estructuras defensivas de Lian Po, y buscó atacar activamente a Qin en batallas campales.
Al mismo tiempo, el rey Zhaoxiang de Qin nombró secretamente al temido Bai Qi como el nuevo general del ejército de Qin, y reclutó a todos los hombres de Qin de más de 15 años de edad como auxiliares. Bai Qi usó derrotas fingidas para atraer al confiado Zhao Kuo en una emboscada, atrapando a más de 400,000 soldados de Zhao en un valle. El ejército de Zhao Kuo, aislado de su campamento base, estuvo sin suministros durante 46 días y se desmoralizó gravemente. Después de múltiples intentos fallidos de penetrar las líneas de Qin, Zhao Kuo lideró un asalto final donde los arqueros de Qin lo mataron a tiros, junto con 200,000 de los 400,000 soldados de Zhao. Bai Qi luego ejecutó a los restantes 200,000 prisioneros de Zhao enterrándolos vivos, ahorrando a solo 240 de los hombres más jóvenes para regresar a Zhao y difundir la noticia de la masacre del ejército de Zhao. La derrota devastadora en Changping conmocionó en gran medida el estado de Zhao, que descendió a una atmósfera de desesperación y tristeza.

Protagonistas de la batalla de Changping

Bai Qi quería aprovechar la victoria en Changping e inmediatamente sitiar a la capital Zhao de Handan. Esto atemorizó mucho a los estados de Zhao y Han, por lo que enviaron a Su Dai (hermano de Su Qin) a sobornar a Fan Ju (o Fan Sui), que entonces era canciller de Qin y celoso de Bai Qi. Fan Ju persuadió al rey Zhaoxiang de detener las ofensivas, citando como la razón por la que los soldados necesitaban descansar después de años de guerra. Qin acordó un armisticio a cambio de los estados de Zhao y Han concediendo tierras.

Batalla de Changping 262 a.C: Bai Qi de Qing atrae Zhao Kuo de Zhao a una trampa

Bai Qi estaba furioso con esto porque creía que Qin acababa de perder la oportunidad de aniquilar a Zhao de una vez por todas, y renunció a su puesto en señal de protesta. Sin embargo, Zhao pronto cambió de opinión y se negó a ceder las tierras que prometió, e intentó cabildear una alianza anti-Qin con los otros estados. Entonces, el rey Zhaoxiang ordenó un ataque contra Zhao a fines del 259 a. C., sitiando a Handan. Quería que Bai Qi dirigiera el ataque, pero el aún enfadado Bai Qi se negó rotundamente a asumir la posición citando enfermedad. En cambio, aconsejó al rey Zhaoxiang que cancelara el asedio ya que la ventana de oportunidad para una victoria fácil ya había desaparecido, porque Lord Pingyuan había logrado obtener refuerzos militares de Chu y Wei, liderados por el famoso Lord Chunshen y Lord Xinling. El rey Zhaoxiang no tuvo en cuenta su consejo y nombró a Wang Ling comandante del asedio.

Batalla de Changping secuelas de la batalla, ejecución 400.000 soldados del reino de Zhao tras la batalla por el victorioso ejército Qin, algunos fueron dejados libres para extender el terror.

El ataque de Wang Ling contra Handan no fue bien debido a la feroz resistencia de Zhao, y el Rey Zhaoxiang nuevamente decidió invitar a Bai Qi a comandar el asedio, pero Bai Qi nuevamente le informó que Qin tenía muy pocas posibilidades de ganar esta campaña. El rey Zhaoxiang no estaba contento de escuchar el consejo de Bai Qi, por lo que reemplazó a Wang Lin con Wang He y continuó el sitio. En 257 a.C, el ejército de Qin sufría pérdidas infligidas por refuerzos de los estados de Chu y Wei. El Rey Zhaoxiang luego visitó personalmente a Bai Qi e intentó obligarlo a tomar el puesto de mando con la autoridad real. Cuando Bai Qi una vez más aconsejó abandonar el sitio, el Rey Zhaoxiang estaba tan enojado que despojó a Bai Qi de los títulos y lo exilió. Fan Ju luego acusó falsamente al Rey Zhaoxiang de que Bai Qi estaba maldiciendo al Rey a sus espaldas, por lo que el Rey Zhaoxiang decretó el suicidio forzado de Bai Qi. Esto no mejoró la situación para la ofensiva de Qin, y los Qin sufrieron muchas bajas bajo el asalto combinado de Wei, Chu y Zhao, y el ejército de Qin fue derrotado y entró en un retiro general. La alianza de tres estados persiguió y atacó a Qin, reforzada por el ejército Han que se había unido recientemente a ellos. Las fuerzas combinadas recapturaron Hedong, Anyang, Taiyuan, Pilao, Wu'an, Shangdang y Runan. La fuerza expedicionaria de Qin perdió a la mayoría de sus hombres en el retiro. El rey Zhaoxiang ignorando el consejo de Bai Qi había sembrado frutos amargos al final.
En el año 256 a.C, Qin volvió a atacar a Zhao, y el general Zhao Chan mató a 90,000 hombres y capturó más de 20 condados. Zhao continuaría en guerra con Qin en los años posteriores a la muerte del Rey Zhaoxiang, incluida la participación en una infructuosa ofensiva anti Qin por parte de la alianza de cinco estados en 247 a.C y dos victorias importantes contra las invasiones de Qin en 240 a.C y 231 a.C el último ganado por el general Li Mu), pero nunca se recuperó a su gloria formal antes de la Batalla de Changping. Mientras tanto, Qin había recuperado completamente su fuerza para convertirse en la única potencia militar dominante, y pasó a capturar la capital de Zhao, Handan, en el año 229 a.C y, finalmente, conquistar todo Zhao en 222 a.C.


Conquista de Zhou del Este
La autoridad de la corte Zhou había estado disminuyendo desde el comienzo de la Dinastía Zhou del Este. Cuando el rey Ping de Zhou abandonó la antigua capital de Haojing y se trasladó al este a Luoyi  la tierra de la corona de la nueva capital era significativamente más pequeña y menos desarrollada en comparación con la antigua capital. La corte real de Zhou, que había sido humillada por el despido de Haojing, dependía cada vez más del apoyo de los estados vasallos. El hijo del rey Ping, el rey Huan, más tarde tuvo una pelea con uno de los vasallos más fuertes, el duque Zhuang de Zheng. El joven rey Huan decidió afirmar su autoridad como el señor supremo y dirigió personalmente una expedición en 707 a. C. para castigar al estado de Zheng, pero fue derrotada en la Batalla de Xuge. El propio rey Huan fue herido en el hombro por una flecha, y se vio obligado a retroceder y negociar la paz con el duque Zhuang. Esto destruyó cualquier prestigio restante y la autoridad que la corte real de Zhou oriental tenía sobre sus vasallos, y confirmó la independencia de facto de los estados feudales. La corte de Zhou estaba tan empobrecida después de esa derrota que, cuando el rey Huan murió en el año 697 a.C, el tribunal tardó siete años en obtener fondos suficientes para un funeral real apropiado. Durante el reinado del rey Xiang de Zhou, su medio hermano el Príncipe Dai intentó usurpar el trono en 649 a. C. y 635 a. C., ambas conspirando con Quanrong para asediar la capital. El rey Xiang requirió la asistencia militar de los estados vasallos para reincorporarse en ambas ocasiones, y se vio obligado a aumentar sus feudos cada vez como menciones. Esto debilitó aún más la imagen de la corte Zhou del Este a los ojos de los estados vasallos, y progresivamente la relegó al estado de un testaferro olvidado.
La situación empeoró para la corte de Zhou del Este después de que terminaran el período de Primavera y Otoño. Ninguno de los estados enfrentados mantenía ningún respeto y marginaba a la corte de Zhou como estado de facto equivalente a un estado vasallo menor. Durante el reinado del rey Kao de Zhou, decretó una porción de tierra de corona alrededor de Wangcheng (el mayor de Luoyi 's ciudades gemelas) a su hermano Ji Xie en 440 a.C, nombrando el feudo "del estado de West Zhou". En 367 a.C durante el reinado del rey Xian de Zhou, el segundo duque de West Zhou, Duke Wei (died) murió, y uno de sus hijos menores, Lord Gen, se rebeló contra su hermano el Duque Hui y se separó una parte de su estado natal centrado alrededor de Gong con el apoyo de Marquess Cheng de Zhao y Marqués Gong de Han, irónicamente llamándolo el "estado de Zhou del Este". Esto efectivamente astilló dos estados vasallos separados de la corte real de Zhou del Este, disminuyendo aún más la tierra de la corona.
En 344 a.C, Marqués Hui de Wei reunió a otros señores vasallos para visitar al rey Xian de Zhou, pero aprovechó la ocasión para proclamarse rey. Esto inicialmente fracasó y causó que otros estados se volvieran hostiles hacia Wei, pero en 334 AC Duke Wei de Qi apoyó abiertamente al rey Hui de la coronación de Wei, y se declaró rey también, lo que provocó que el estado de Chu atacara Qi con la intención de forzar Qi abandonar la monarquía Sin embargo, en el año 325 a.C Duke Huiwen de Qin también declaró monarquía y apoyó la coronación de Qi, y el Rey Hui de Wei abiertamente alentó a Marquess Wei de Han, para reclamar la realeza, que aceptó la propuesta y se coronó en 323 a.C junto con el gobernante de Yan y Zhongshan. De todos los estados principales, solo el Marqués Wuling de Zhao se negó a declarar el reinado en ese momento, ya que consideró que su estado no era lo suficientemente fuerte como para manejar las consecuencias diplomáticas, y se tituló "Señor" () en su lugar. En este punto, casi todos los estados principales habían reclamado un estatus real equivalente al del Rey de Zhou, y efectivamente deletreó la muerte completa de la autoridad de Zhou.
En 315 a. C., los dos estados disidentes de Zhou del Este y Zhou del Oeste declararon la autonomía y dividieron las tierras de la corona restantes entre sí, reduciendo al Rey de Zhou, cuya sede, Chengzhou, estaba dentro de Zhou del Este, a más o menos una marioneta en el misericordia de la caridad del duque. Cuando el rey Nan de Zhou ascendió en 314 a.C, fue expulsado por el duque de East Zhou, que ya no deseaba tener un monarca menos que útil. El rey Nan se vio obligado a rogar por la protección del duque de West Zhou, y se mudó de Chengzhou a Wangcheng.
En 307 a.C, el Rey Nan de Zhou recibió al Rey Wu de Qin, quien acaba de regresar victorioso contra Han en la Batalla de Yiyang. Durante la visita, el Rey Wu, un luchador entusiasta, decidió intentar levantar el " caldero rojo con dibujos de dragón " en el palacio de Zhou. Murió por el intento, sangrando por sus ojos y rompiendo sus huesos de la espinilla. Después de la muerte del Rey Wu sin hijos, su medio hermano rehén Ying Ji regresó para reclamar el trono como el Rey Zhaoxiang.
En 293 a.C, Zhou del Este decidió aliarse con los estados de Han y Wei, y envió tropas para ayudar a atacar a Qin. Sin embargo, las fuerzas combinadas de esta alianza fueron destruidas en Yique por el joven general Qin Bai Qi, con 240,000 hombres muertos y su comandante Gongsun Xi capturado y ejecutado. Después de esta pérdida, East Zhou no pudo participar activamente en futuras luchas interestatales de manera significativa.
En 256 a.C, el duque Wu de West Zhou se alió con otros estados para detener la ofensiva de Qin en la ciudad Han de Yangcheng. En venganza, el rey Zhaoxiang de Qin envió al general Jiu para invadir West Zhou, entrando con éxito en Wangcheng. El duque Wu fue llevado a Xianyang para pedir misericordia, concediendo todas sus tierras. Tanto el Rey Nan como el Duque Wu morirían ese mismo año, y el Duque de West Zhou, Duque Wen, se exilió a Danhuju. Debido a que la corte real Zhou había caído del poder y el Rey Nan había muerto sin un sucesor, la Dinastía Zhou del Este colapsó, terminando 879 años de la monarquía Zhou. El resto del estado de Zhou oriental también fue conquistado por Qin canciller Lü Buwei siete años más tarde en 249 a.C durante el reinado del rey Zhuangxiang, nieto del rey Zhaoxiang, después de que el duque Jing de East Zhou intentara formar una alianza anti-Qin con otros estados.

Legado
El rey Zhaoxiang murió a los 75 años en el año 251 a.C, después de haber sobrevivido a su hijo mayor, que murió en 267 a.C mientras servía como rehén en el estado de Wei. Fue sucedido por su segundo hijo, el Rey Xiaowen.
Reinó durante 55 años, fue uno de los gobernantes con más años de servicio durante la Dinastía Zhou del Este. Aunque cometió numerosos errores políticos durante sus últimos años, sus expansiones territoriales agresivas fueron fundamentales para consolidar el estado de Qin como la potencia militar dominante en el período de los últimos Estados Combatientes. Fue la dominación estratégica establecida durante su reinado la que allanó el camino para la eventual unificación exitosa de Qin en China bajo su bisnieto, Ying Zheng.

Familia
Padre: Rey Huiwen de Qin
Madre: Lady Mi, consorte de King Huiwen, más tarde reina viuda Xuan
Hermanos:
El príncipe heredero Dang, medio hermano, más tarde el rey Wu de Qin, murió accidentalmente en 307 a.C
Príncipe Yong, medio hermano, asesinado durante la rebelión fallida en 305 a.C
Príncipe Zhuang, medio hermano, asesinado durante la rebelión fallida en 305 a.C
Prince Tong, medio hermano, también conocido como Tong the Marquess of Shu hasta su asesinato en 311 a.C
El príncipe Yun, ​​medio hermano, heredó el marquesado de Shu después del asesinato del príncipe Tong, asesinado en 301 a. C. debido a una falsa acusación de rebelión conspiradora
Príncipe Fu, hermano, también conocido como Lord Gaoling, uno de los "Cuatro Nobles"
Príncipe Li, hermano, también conocido como Lord Jingyang, uno de los "Cuatro Nobles".
La reina Yi de Yan, hermanastra, la esposa del rey Yi de Yan.
Esposas:
Reina Yeyang.
Lady Tang, más tarde reina viuda Tang.
Niños:
Príncipe heredero Dao
El Príncipe Zhu, también conocido como Lord Anguo, más tarde el Rey Xiaowen de Qin.
La esposa abandonada del rey Kaolie de Chu.
Nietos:
Ying Zixi
Ying Zichu, también conocido como Yiren, más tarde Rey Zhuangxiang de Qin.
Xiong Qi, el hijo abandonado del rey Kaolie de Chu, también conocido como Lord Changping.
Bisnietos
Ying Zheng, más tarde rey Zheng de Qin y primer emperador de Qin.
Ying Chengjiao, también conocido como Lord Chang'an.

El rey Xiaowen de Qin (que reinó en el 250 a.C) era un rey chino, que tuvo un breve reinado. Él también es conocido como Lord Anguo. Su nieto era el emperador Qin Shi Huang.
Xiaowen era un hijo del Rey Zhaoxiang de Qin y la Reina Tang y nieto de la Reina Viuda Xuan.
Fue un rey de los Qin por menos de un año, y murió tres días después de su coronación.
Esto dio lugar a muchas teorías en cuanto a su corto reinado. El más aceptado es que era muy viejo cuando ascendió al trono (su padre gobernó durante más de 50 años).
Sin embargo, hay una teoría de la conspiración: que Lü Buwei envenenó al rey o al menos aceleró su muerte, para poner al siguiente rey, el rey Zhuangxiang de Qin en el trono. Esto está respaldado de alguna manera por el hecho de que Zhuangxiang reinó solo por 3 años.
Las esposas de Xiaowen eran Damas Huayang y Xia.
Su hijo por Lady Xia era el rey Zhuangxiang de Qin.
Lady Huayang era la esposa favorita de Xiaowen y tenía gran influencia en él.

El rey Zhuangxiang de Qin (281-247 a.C), con los nombres personales Yiren y Zichu, fue un gobernante del estado de Qin durante el siglo III a.C en el período de los Estados Combatientes de la antigua China.
Yiren nació para Lord Anguo, el segundo hijo y heredero del Rey Zhaoxiang, y la concubina de Lord Anguo, Lady Xia. Fue elegido para servir como rehén político en el Reino de Zhao. En Handan (la capital de Zhao) se encontró con un comerciante, Lü Buwei, que vio a Yiren como extraordinario y detectó en él el potencial para convertirse en el rey de Qin en el futuro. Lü Buwei trató bien a Yiren y le presentó a su concubina, Lady Zhao, a Yiren. Más tarde, Zhao le dio a Yiren un hijo, Ying Zheng.
Mientras tanto, a través de recompensas y maquinaciones, Lü Buwei ayudó a Yiren a regresar a Qin. También condicionó con éxito a la esposa principal de Lord Anguo, Lady Huayang, que no tiene hijos, para adoptar a Yiren como su propio hijo, convirtiendo así a Yiren en el legítimo heredero de Lord Anguo. Como Lady Huayang era originaria del estado de Chu, renombró a Yiren como "Zichu" (literalmente, "hijo de Chu"). Tras la muerte del rey Zhaoxiang en 251 a.C, Lord Anguo ascendió al trono y se hizo conocido históricamente como el "Rey Xiaowen", pero murió el año siguiente, solo tres días después de su coronación. Zichu sucedió a su padre como el rey de Qin y se hizo conocido históricamente como "Rey Zhuangxiang de Qin". Llamó a Lü Buwei como su canciller, a Lady Zhao como su consorte reina y a Ying Zheng como su príncipe heredero.
El rey Zhuangxiang murió en 247 después de haber reinado durante tres años. Ying Zheng lo sucedió y finalmente unificó a China a través de una serie de guerras junto a los otros seis estados principales, estableció la dinastía Qin en 221 a. C., y se convirtió históricamente en " Qin Shi Huang " (primer emperador de Qin).

Qin Shi Huang, literalmente: "Primer Emperador de Qin o Shihuangdi (literalmente: "Primer Emperador"), 18 de febrero de 259 a.C - 10 de septiembre de 210 a.C) fue el fundador de la dinastía Qin y fue el primer emperador de un China. Nació como Ying Zheng  o Zhao Zheng, un príncipe del estado de Qin. Se convirtió en Zheng, el rey de Qin cuando tenía trece años, luego el primer emperador de China cuando tenía 38 años después de que los Qin conquistaron a todos los demás Estados Combatientes y unificó toda China en el 221 a.C. En lugar de mantener el título de "rey" (wáng) a cargo de los gobernantes Shang y Zhou anteriores, gobernó como el Primer Emperador de la dinastía Qin del 220 al 210 antes de Cristo. Su auto inventado título "emperador" (huángdì), como lo indica su uso de la palabra "Primero", continuará siendo asumido por los gobernantes chinos durante los próximos dos milenios.
Durante su reinado, sus generales ampliaron en gran medida el tamaño del estado chino: las campañas al sur de Chu agregaron permanentemente las tierras Yue de Hunan y Guangdong a la órbita cultural china; Las campañas en Asia Central conquistaron Ordos Loop del nómada Xiongnu, aunque eventualmente también conducirían a su confederación bajo Modu Chanyu. Qin Shi Huang también trabajó con su ministro Li Si para promulgar importantes reformas económicas y políticas destinadas a la estandarización de las diversas prácticas de los estados chinos anteriores. Tradicionalmente se dice que prohibió e incineró muchos libros y ejecutó eruditos, aunque un examen más detallado hace que la cuenta sea dudosa. Sus proyectos de obras públicas incluyeron la unificación de diversos muros estatales en una sola Gran Muralla de China y un nuevo sistema vial nacional masivo, así como el mausoleo del tamaño de la ciudad custodiado por el Ejército de terracota de tamaño natural. Él gobernó hasta su muerte en el año 210 a.C después de una inútil búsqueda de un elixir de inmortalidad.

Las fuentes chinas modernas a menudo dan el nombre personal de Qin Shi Huang como Ying Zheng, con Ying tomado como el apellido y Zheng como nombre de pila. En la antigua China, sin embargo, la convención de nomenclatura difería, y Zhao  puede usarse como el apellido. A diferencia de los nombres chinos modernos, los nobles de la antigua China tenían dos apellidos distintos: el nombre ancestral comprendía un grupo más grande descendiente de un ancestro prominente, que se decía que vivió durante la época de los Tres Soberanos y los Cinco Emperadores de la leyenda china y el nombre del clan comprendía un grupo más pequeño que mostraba el feudo actual de una rama o un título reciente. (Esto es notablemente similar a la práctica de los romanos contemporáneos para nombrar hombres, como M. Tulio Cicerón y C. Julio César). La práctica antigua era enumerar los nombres de los hombres por separado, en "Anales Básicos del Primer Emperador" de Sima Qian de Qin "lo presenta como" dado el nombre Zheng y el apellido Zhao"  -o para combinar el apellido del clan con el nombre personal: el relato de Sima sobre Chu describe el decimosexto año del reinado del Rey Kaolie como" el momento en que Zhao Zheng fue entronizado como Rey de Qin".  Sin embargo, dado que los apellidos chinos modernos (a pesar de que usualmente descienden de nombres de clanes) usan el mismo carácter que los antiguos nombres ancestrales, es mucho más común en las fuentes chinas modernas ver el nombre personal del emperador escrito como Ying Zheng, usando el nombre ancestral de la familia Ying.
Los gobernantes de Qin se habían labrado el estilo de reyes de la época del rey Huiwen en el 325 a.C Tras su ascensión, Zheng se hizo conocido como el Rey de Qin o el Rey Zheng de Qin. Este título lo convirtió en el igual nominal de los gobernantes de Shang y de Zhou, el último de cuyos reyes había sido depuesto por el rey Zhaoxiang de Qin en el año 256 a.C.
Tras la rendición de Qi en 221 a.C, el rey Zheng reunió todas las tierras del antiguo Reino de Zhou. En lugar de mantener su rango como rey, sin embargo, creó un nuevo título de huángdì (emperador) para sí mismo. Este nuevo título combina dos títulos: huáng y el dì de los legendarios cinco Emperadores (Wŭ Dì) de la prehistoria china. El título estaba destinado a apropiarse del prestigio del Emperador Amarillo, cuyo culto fue popular en el período posterior de los Estados Combatientes y que fue considerado como un fundador del pueblo chino. El rey Zheng eligió el nuevo nombre real del Primer Emperador (Shǐ Huángdì, anteriormente transcrito como Shih Huang-ti) en el entendido de que sus sucesores serían sucesivamente titulados el "Segundo Emperador", el "Tercer Emperador", y así sucesivamente las generaciones (De hecho, el esquema solo duró tanto como su heredero inmediato, el Segundo Emperador). El nuevo título tenía connotaciones religiosas. Por esa razón, los sinólogos, comenzando con Peter Boodberg o Edward Schafer, a veces lo traducen como "thearch" y el primer emperador como el primer Thearch.
El Primer Emperador pretendía que su reino permaneciera intacto a lo largo de los siglos, pero después de su derrocamiento y reemplazo por parte de Han después de su muerte, se hizo costumbre prefijar su título con Qin. Así:
·        , Qín o Ch'in, "de Qin"
·        , Shǐ o Shih, "primero"
·        , Huángdì o Huang-ti, "emperador", un nuevo término acuñado de
·        , Huáng o Huang, literalmente "brillante" o "espléndido" y anteriormente más aplicado "como un epíteto del Cielo",  el gran dios de los Zhou
·        , o Ti, el gran dios de los Shang , posiblemente compuesto por sus ancestros divinos, y utilizado por los Zhou como un título de los legendarios Cinco Emperadores, particularmente el Emperador Amarillo.
Ya en Sima Qian, era común acortar el Qin Shi Huangdi resultante de cuatro caracteres a, transcrito de diversas maneras como Qin Shihuang o Qin Shi Huang.
Después de su elevación como emperador, tanto el nombre personal de Zheng como posiblemente su homófono  se volvieron tabú. El primer emperador también arrogó el pronombre chino en primera persona para su uso exclusivo y en 212 a. C. comenzó a llamarse a sí mismo el inmortal. Otros debían dirigirse a él como "Su Majestad" "Debajo del Palacio") en persona y "Su Alteza" por escrito.
Según los registros del Gran Historiador, escrito por Sima Qian durante la dinastía Han, el primer emperador fue el hijo mayor del príncipe Qin Yiren, quien más tarde se convirtió en el rey Zhuangxiang de Qin. El Príncipe Yiren en ese momento estaba residiendo en la corte de Zhao, sirviendo como rehén para garantizar el armisticio entre los estados Qin y Zhao. El Príncipe Yiren se había enamorado a primera vista de una concubina de Lü Buwei, un rico comerciante del Estado de Wey. Lü consintió que ella fuera la esposa de Yiren, que luego se hizo conocida como Lady Zhao (Zhao Ji) después del estado de Zhao. Lady Zhao dio a luz al niño el 18 de febrero; y se le dio el nombre de Zhao Zheng; el nombre Zheng vino de su mes de nacimiento Zhengyue, el primer mes del calendario lunar chino; el nombre de clan de Zhao provenía del linaje de su padre y no guardaba relación ni con el nombre de su madre ni con la ubicación de su nacimiento. Las maquinaciones de Lü Buwei más tarde ayudaron a Yiren a convertirse en el Rey Zhuangxiang de Qin en 250 a.C.
Sin embargo, los registros del Gran Historiador también afirmaron que el primer emperador no era el hijo real del Príncipe Yiren, sino el de Lü Buwei. Según este relato, cuando Lü Buwei presentó a la bailarina al príncipe, ella era la concubina de Lü Buwei y ya había quedado embarazada, y el bebé nació después de un período inusualmente largo de embarazo. Según las traducciones de los Anales de Lü Buwei, Zhao Ji dio a luz al futuro emperador en la ciudad de Handan en 259 a.C, el primer mes del año 48 del rey Zhaoxiang de Qin.
La idea de que el emperador era un hijo ilegítimo, ampliamente creído a lo largo de la historia de China, contribuyó a la visión generalmente negativa del Primer Emperador. Sin embargo, varios eruditos modernos han dudado de este relato de su nacimiento. El sinólogo Derk Bodde escribió: "Hay buenas razones para creer que la oración que describe este inusual embarazo es una interpolación agregada al Shih-chi por una persona desconocida para difamar al Primer Emperador e indicar su ilegitimidad política y natal". John Knoblock y Jeffrey Riegel, en su traducción de los Anales de Primavera y Otoño de Lü Buwei, llaman a la historia "evidentemente falsa, significaba tanto difamar a Lü como arrojar aspersiones sobre el Primer Emperador". Reclamar que Lü Buwei - un comerciante - como el padre biológico del Primer Emperador estaba destinado a ser especialmente despectivo, ya que la sociedad confuciana posterior consideraba a los mercaderes como la más baja de todas las clases sociales.

Regencia
En 246 a.C, cuando el rey Zhuangxiang murió después de un breve reinado de tan solo tres años, su hijo de 13 años lo sucedió en el trono. En ese momento, Zhao Zheng todavía era joven, por lo que Lü Buwei actuó como el primer ministro regente del Estado de Qin, que todavía estaba librando una guerra contra los otros seis estados. Nueve años después, en 235 a.C, Zhao Zheng asumió el poder completo después de que Lü Buwei fuera desterrado por su participación en un escándalo con la reina viuda Zhao.
Zhao Chengjiao, el Señor Chang'an era legítimo medio hermano de Zhao Zheng, por el mismo padre pero de una madre diferente. Después de que Zhao Zheng heredó el trono, Chengjiao se rebeló en Tunliu y se rindió al estado de Zhao. Los retenedores y familias restantes de Chengjiao fueron ejecutados por Zhao Zheng.

Intento de golpe de Lao Ai
Cuando el rey Zheng creció, Lü Buwei tuvo miedo de que el niño rey descubriera su relación con su madre, lady Zhao. Decidió distanciarse y buscar un reemplazo para la reina viuda. Encontró a un hombre llamado Lao Ai. De acuerdo con The Record of Grand Historian, Lao Ai estaba disfrazado de eunuco al puntear su barba. Más tarde, Lao Ai y la reina Zhao Ji se llevaron tan bien que secretamente tuvieron dos hijos juntos. Lao Ai luego se ennobleció como el marqués Leo Ǎi, y recibió una gran cantidad de riquezas. La trama de Lao Ai reemplazaría al rey Zheng con uno de los hijos ocultos. Pero durante una cena, el borracho Lào Ǎi se escuchó alardear de ser el padrastro del joven rey. En 238 a.C, el rey viajaba a la antigua capital de Yōng. Lao Ai tomó el sello de la reina madre y movilizó un ejército en un intento de iniciar un golpe y rebelarse. Cuando el rey Zheng descubrió este hecho, ordenó a Lü Buwei que dejara que Lord Changping y Lord Changwen atacaran a Lao Ai y que su ejército matara a cientos de rebeldes en la capital, aunque Lao Ai logró huir de esta batalla.
Se colocó un precio de 1 millón de monedas de cobre en la cabeza de Lao Ai si lo tomaban vivo o medio millón si muere. Los partidarios de Lao Ai fueron capturados y decapitados; luego Lao Ai fue atado y rasgado en cinco pedazos por carruajes de caballos, mientras que toda su familia fue ejecutada hasta el tercer grado. Los dos hijos ocultos también fueron asesinados, mientras que la madre Zhao Ji fue puesta bajo arresto domiciliario hasta su muerte muchos años después. Lü Buwei bebió una copa de vino venenoso y se suicidó en 235 a.C. Ying Zheng luego asumió todo el poder como el Rey del estado de Qin. Sustituyendo a Lü Buwei, Li Si se convirtió en el nuevo canciller.

Primer intento de asesinato
El rey Zheng y sus tropas continuaron tomando diferentes estados. El estado de Yan era pequeño, débil y frecuentemente hostigado por los soldados. No fue rival para el estado de Qin. Así que el Príncipe heredero Dan de Yan tramó un intento de asesinato para deshacerse del Rey Zheng, rogándole a Jing Ke que fuera a la misión en 227 a.C. Jing Ke estuvo acompañado por Qin Wuyang en la trama. Se suponía que cada uno debía obsequiarle al rey Zheng: un mapa de Dukang y la cabeza cortada de Fan Wuji.
Qin Wuyang primero trató de presentar el regalo de la caja del mapa, pero tembló de miedo y no se movió más hacia el rey. Jing Ke continuó avanzando hacia el rey, mientras explicaba que su compañero "nunca ha visto al Hijo del Cielo", razón por la cual está temblando. Jing Ke tuvo que presentar ambos regalos solo. Mientras desenrollaba el mapa, se descubrió una daga. El rey retrocedió, se puso de pie, pero luchó por desenvainar la espada para defenderse. En ese momento, a otros funcionarios del palacio no se les permitió portar armas. Jing Ke persiguió al rey, intentando apuñalarlo, pero falló. El rey Zheng sacó su espada y le cortó el muslo a Jing Ke. Jing Ke arrojó la daga, pero falló de nuevo. Sufriendo ocho heridas de la espada del rey, Jing Ke se dio cuenta de que su intento había fallado y sabía que los dos serían asesinados después. El estado de Yan fue conquistado por el estado de Qin cinco años después.

Segundo intento de asesinato
Gao Jianli era un amigo cercano de Jing Ke, que quería vengar su muerte. Como famoso jugador de laúd, un día fue llamado por el Rey Zheng para tocar el instrumento. Alguien en el palacio que lo había conocido en el pasado exclamó: "Este es Gao Jianli". Incapaz de decidirse a matar a un músico tan habilidoso, el emperador ordenó que se le apagaran los ojos. Pero el rey permitió que Gao Jianli jugara en su presencia. Elogió la interpretación e incluso permitió que Gao Jianli se acercara. Como parte de la trama, el laúd se abrochó con una pesada pieza de plomo. Levantó el laúd y golpeó al rey. Se perdió, y su intento de asesinato falló. Gao Jianli fue luego ejecutado.

Unificación de China
En 230 a. C., el rey Zheng desencadenó las campañas finales del período de los Estados Combatientes y se dispuso a conquistar los reinos independientes restantes, uno por uno.
El primer estado en caer fue Hán (a veces llamado Hann para distinguirlo del Hàn de la dinastía Han), en 230 a. Luego Qin aprovechó los desastres naturales en 229 a.C para invadir y conquistar Zhào, donde había nacido Qin Shi Huang. Ahora vengó su pobre tratamiento como un niño como rehén allí, buscando y matando a sus enemigos.
Los ejércitos de Qin conquistaron el estado de Zhao en 228 a.C, el país del norte de Yan en 226 a.C, el pequeño estado de Wei en 225 a.C y el estado más grande y el mayor desafío, Chu, en 223 a.C.
En 222 a.C, los últimos remanentes de Yan y la familia real fueron capturados en Liaodong en el noreste. El único país independiente que queda ahora es el estado de Qi, en el extremo este, lo que ahora es la península de Shandong. Aterrorizado, el joven rey de Qi envió 200,000 personas para defender sus fronteras occidentales. En 221 a.C, los ejércitos de Qin invadieron desde el norte, capturaron al rey y anexaron Qi. Algunas de las estrategias utilizadas por Qin para unificar a China fueron para estandarizar el comercio y la comunicación, la moneda y el idioma.
Por primera vez, toda China se unificó bajo una poderosa regla. En ese mismo año, el rey Zheng se proclamó el "Primer Emperador", ya no es un rey en el viejo sentido y ahora supera con creces los logros de los antiguos gobernantes de la dinastía Zhou. El emperador convirtió el He Shi Bi en el Sello Imperial, conocido como el "Sello de la Herencia del Reino". Las palabras: "Habiendo recibido el Mandato del Cielo, puede (el emperador) llevar una vida larga y próspera". Fueron escritos por el primer ministro Li Si, y Sun Shou los grabó en el sello. El sello fue pasado más tarde de emperador a emperador por las generaciones venideras.
En el sur, la expansión militar en forma de campañas contra las tribus Yue continuó durante su reinado, con varias regiones que se anexaron a lo que hoy es la provincia de Guangdong y parte del Vietnam de hoy.

Reformas administrativas
En un intento por evitar una repetición del caos político del período de los Estados Combatientes, Qin Shi Huang y su primer ministro, Li Si, abolieron por completo el feudalismo. El imperio se dividió en 36 comandancias, luego más de 40 comandancias. Toda China se dividió así en unidades administrativas: primeras comandancias, luego condados, municipios  y cientos de unidades familiares (Li, que corresponde aproximadamente a los subdistritos modernos) y comunidades). Este sistema era diferente de las dinastías anteriores, que tenían alianzas sueltas y federaciones. Las personas ya no podían ser identificadas por su región nativa o su anterior estado feudal, como cuando una persona de Chu era llamada "Chu persona". Las citas se basaron posteriormente en el mérito en lugar de los derechos hereditarios.

Reformas económicas
Qin Shi Huang y Li Si unificaron económicamente a China al estandarizar las unidades chinas de medidas tales como pesos y medidas, la moneda y la longitud de los ejes de los carros para facilitar el transporte en el sistema vial. El emperador también desarrolló una extensa red de carreteras y canales que conectan las provincias para mejorar el comercio entre ellos. La moneda de los diferentes estados también se estandarizó para la moneda Ban liang, Quizás lo más importante es que el guión chino estaba unificado. Bajo Li Si, el script del sello del estado de Qin fue estandarizado a través de la eliminación de formas variantes dentro del propio script Qin. Este guión recién estandarizado se oficializó en todas las regiones conquistadas, eliminando todos los guiones regionales para formar un solo idioma, un sistema de comunicación para toda China.

Filosofía
Qin Shi Huang también siguió la escuela de los cinco elementos: tierra, madera, metal, fuego y agua. El elemento de nacimiento de Zhao Zheng es el agua, que está conectada con el color negro. También se creía que la casa real de la dinastía anterior Zhou había gobernado por el poder del fuego, que era del color rojo. La nueva dinastía Qin debe regirse por el siguiente elemento de la lista, que es el agua, representada por el color negro. El negro se convirtió en el color de las prendas de vestir, banderas y banderines. Otras asociaciones incluyen el norte como dirección cardinal, la temporada de invierno y el número seis.  Las taquillas y los sombreros oficiales tenían 15 centímetros (5,9 pulgadas) de largo, los carros de dos metros (6,6 pies) de ancho, un paso tenían 1,4 metros (4,6 pies).
Mientras que la era anterior de los Estados Combatientes era una guerra constante, también se la consideraba la edad de oro del pensamiento libre. Qin Shi Huang eliminó las Cien escuelas de pensamiento que incorporaron el confucianismo y otras filosofías. Después de la unificación de China, con todas las otras escuelas de pensamiento prohibidas, el legalismo se convirtió en la ideología respaldada de la dinastía Qin, que era básicamente un sistema que requería que la gente siguiera las leyes o fuera castigada en consecuencia.
Comenzando en 213 a.C, instigado por Li Si y para evitar las comparaciones entre los eruditos de su reinado con el pasado, Qin Shi Huang ordenó que la mayoría de los libros existentes fueran quemados con la excepción de los de astrología, agricultura, medicina, adivinación e historia del estado de Qin. Esto también serviría para promover la reforma en curso del sistema de escritura mediante la eliminación de ejemplos de scripts obsoletos. Poseer el Libro de los Cantares o el Clásico de la Historia iba a ser castigado especialmente severamente. Según los registros posteriores del Gran Historiador, al año siguiente, Qin Shi Huang tenía enterrados vivos a 460 eruditos por poseer los libros prohibidos. Fusu, el hijo mayor del emperador, lo criticó por este acto.
Investigaciones recientes sugieren que el "enterramiento vivo de los eruditos confucianos" es una leyenda de los mártires confucianos; más bien, el emperador ordenó el asesinato de un grupo de alquimistas después de haber descubierto que lo habían engañado. En tiempos de Han, los eruditos confucianos, que le habían servido lealmente a los Qin, usaron ese incidente para distanciarse de la dinastía fallida. Kong Anguo 165 - c. 74 a.C), un descendiente de Confucio, convirtió a los alquimistas en confucionistas y entrelazó la leyenda de los mártires con la extraña historia del redescubrimiento de los libros confucianos perdidos detrás de una pared demolida en la casa de sus antepasados. La propia biblioteca del emperador todavía tenía copias de los libros prohibidos, pero la mayoría de estos fueron destruidos más tarde cuando Xiang Yu quemó los palacios de Xianyang en 206 a.C.

Tercer intento de asesinato
En 230 a.C, el estado de Qin había derrotado al estado de Han. Un aristócrata Han llamado Zhang Liang juró vengarse del emperador Qin. Vendió todos sus objetos de valor y en el año 218 a.C, contrató a un asesino hombre fuerte y le construyó un cono de metal pesado que pesaba 120 jin (aproximadamente 160 lb o 97 kg). Los dos hombres se escondieron entre los arbustos a lo largo de la ruta del emperador sobre una montaña. A una señal, el asesino muscular arrojó el cono al primer vagón y lo destrozó. Sin embargo, el emperador estaba en realidad en el segundo carruaje, ya que viajaba con dos carruajes idénticos por esta misma razón. Por lo tanto, el intento falló. Ambos hombres pudieron escapar a pesar de una gran persecución.

Trabajos públicos
Desde el siglo VII a.C hasta el siglo XVII, más de diez dinastías chinas han participado en la construcción y reconstrucción de extensas fortificaciones. Las dinastías anteriores de Qin prefiguraron, al ofrecer una buena experiencia preliminar, la construcción en una escala gigantesca de la Gran Muralla, un proyecto visionario perteneciente a Qin Shi Huangdi, y los posteriores habían mantenido esa base, disfrutaron de sus beneficios, y lo expandió. No por casualidad La Gran Muralla de China, como se la conoce hoy en día, es la muralla construida y renovada por la dinastía Ming (1368-1644). La prefiguración más antigua de la Gran Muralla fueron las fortificaciones construidas en 665 a. C., en el estado de Zhou, con un papel de defensa contra los otros estados. La Gran Muralla no solo mantuvo alejados a los invasores, sino que también aisló a los chinos que desarrollaron una de las civilizaciones más grandes y originales del mundo. Comenzando como un proyecto real, la Gran Muralla sobrevivió al declive de las dinastías imperiales y hoy es el símbolo del pasado y un orgullo nacional. En 215 a. C., el Primer Emperador de China se embarcó en una gira de inspección a través de su imperio, que por primera vez es un país pacificado y seguro. Millones de soldados están disponibles para otras tareas, y Qin Shi Huangdi planea construir el mayor proyecto de antigüedades: la Gran Muralla de China, una barrera impenetrable en China. Para proteger el estado se unió contra las frecuentes incursiones de las tribus nómadas Xiongnu, conocidas en Europa como huni, el primer emperador de China ordena el enlace de las fortificaciones construidas por sus predecesores y construir nuevas secciones del muro. En 214 a.C, el emperador envió al general Meng Tian a la frontera norte del imperio con un ejército de 300,000 obreros, pero también prisioneros políticos cuyo número se desconoce, para construir una cadena de fortificaciones. Avanzará tanto hacia el este como hacia el oeste, en una longitud total de aproximadamente 6.000 kilómetros, convirtiéndose en la pared más larga del mundo que luego se volverá famosa. 

Sorprendentemente en las crestas de las montañas y las colinas, pero también a través de los profundos valles, la Gran Muralla de China, en lugar de fuertes con planos paralelepipédicos y altas torres de defensa, tiene una altura de 8 metros y un ancho de 6,5 metros. Piedra pavimentada, fue utilizada como una carretera, pero también como una carretera comercial.
Las torres eran puntos estratégicos en los que había depósitos de armas y donde los soldados estaban cargados. De ellos, la información podría transmitirse a largas distancias a través del fuego y el humo, así como las señales de sonido.
Mirando desde fuera, la Gran Muralla de China parece un dragón que se extiende a lo largo de las antiguas fronteras del norte de China y se ha convertido en un símbolo de todo el país. Para lograr la gran fortificación, cientos de miles de campesinos fueron trasladados al norte, donde fueron custodiados por un gran ejército. El Emperador dio una ley por la cual cada ofensor fue forzado a trabajar en la construcción del Muro. La organización del trabajo de construcción, la seguridad y el mantenimiento de los trabajadores fue en sí misma una actuación. Trabajado en condiciones extremas, los campesinos no remunerados por su trabajo sufrieron la brutalidad del ejército que supervisó el trabajo y la amenaza de los nómadas guerreros de la estepa mongola, que estaban desencadenando ataques al intentar frustrar la construcción de estas impresionantes fortificaciones, obviamente dirigidas contra ellos.
El trabajo fue a un ritmo despiadado, trayendo equipos nuevos y nuevos. Los costos humanos fueron enormes, los que sufrieron como campesinos. Los detenidos condenados por el duro trabajo en la pared tuvieron que caminar cientos de kilómetros, con esposas y collares de hierro en el cuello. Muchos de ellos murieron en marzo. Aquellos que sobrevivieron fueron alojados en condiciones de vida inadecuadas y obligados a trabajar, independientemente de las condiciones climáticas. Había una desesperada falta de comida. Los suministros tenían que transportarse a grandes distancias por el convoy de animales pesados ​​o carrozas en los ríos rápidos.
Gran parte de la comida fue robada por bandidos o fue consumida en el camino por los transportistas. La hambruna aceleró una tasa de mortalidad ya alta y condujo a la violencia entre los trabajadores y los supervisores. Parece increíble, pero la construcción que requirió millones de horas de trabajo y cuyos trabajos se encontraban en condiciones tan pesadas se completó en siete años. La multitud de constructores comenzó a trabajar de noreste a oeste. Primero se construyeron las torres, los 12 metros de altura. Entre las torres había una cortina de 6 metros de altura diseñada para evitar la infiltración de posibles invasores. Donde había piedras, los trabajadores colocaron una base de bloques de granito, grandes de hasta 4 metros de ancho y 1.5 metros. Sobre la base, se construyó una estructura exterior de arcilla o ladrillos de piedra, a veces la pared se construyó con capas sucesivamente apiladas de tierra apilada con un lecho de caña entre las cenizas. En cada área, la construcción del muro plantea nuevos problemas. En el extremo este, cerca de Shanhaiguan, el muro tuvo que continuar en el mar a poca distancia para evitar que se pasara por alto, por lo que se llenaron grandes embarcaciones y luego se hundieron para formar la base. En algunas regiones, las colinas sobre las cuales la pared tenía que pasar eran tan empinadas que los carros o la túnica ya no se podía usar para traer la piedra.
La gente tenía que retroceder, con un peso de hasta 50 libras, en los senderos estrechos, o los materiales estaban de la mano. Las piedras, demasiado pesadas para ser cargadas por un solo hombre, se enrollaban en troncos o se manejaban con centímetros en las empinadas laderas. Una vez terminado y tomando sus guarniciones, la pared era un bastión formidable. Los límites entre el imperio chino y las tierras de los vecinos del norte se habían rastreado claramente. Además, se creó una estructura que fascinaría a muchas generaciones futuras. El costo de vidas humanas requerido por la Gran Muralla debe haber sido enorme para el ejército y para los campesinos que fueron sometidos a cadáveres. Los documentos de archivo hablan de dos millones de víctimas, y los arqueólogos modernos confirman el tamaño del precio en vidas humanas de la obra, con la excepción de la propia figura de la víctima, que asciende a más de 250,000, revelando que la Gran Muralla es y el cementerio más grande del mundo. Contrariamente a la leyenda establecida, las víctimas de la construcción de la Gran Muralla no fueron enterradas en su estructura, lo que habría llevado al debilitamiento del edificio, sino al suelo. El pueblo chino estaba así en una situación paradójica para terminar debatiendo un logro que, por otro lado, disfrutaba de más seguridad que nunca. En China, independientemente de la edad y el régimen político, la vida del hombre como individuo nunca ha valido la pena. La Gran Muralla de China mide 6,350 kilómetros de largo hoy.
El Primer Muro del Emperador se extendía desde Lintiano, en la provincia de Gansu, hasta Liadong, en la provincia de Hebei.
Construcción de la Gran Muralla China durante la dinastía Qin. Se ve al emperador inspeccionando las obras

Durante la dinastía Han, se construyó un largo muro de unos 10.000 kilómetros. Hasta la invención y el perfeccionamiento de las armas de fuego, la Gran Muralla China fue un trabajo defensivo útil y efectivo. El hecho de que China haya sufrido a los nómadas del norte en este período no se debe a un error fundamental de la Gran Muralla. Algunas dinastías subsecuentes a menudo han tratado de asegurar la paz en las fronteras del norte del imperio mediante alianzas matrimoniales con gobernantes nómadas o comprando bárbaros, esta táctica ciertamente es menos costosa que mantener la Gran Muralla y asegurar la paz en el norte con medios militares. Durante estos períodos, la Gran Muralla fue descuidada y parcialmente derrumbada, de modo que cuando las tácticas de las alianzas matrimoniales y las becas se rompieron frente a la ambición y la gloria de los Hans, solo entonces el Muro Chino no se hizo para probar la eficacia. Durante la dinastía Ming, las antiguas fortificaciones y las nuevas secciones fueron renovadas. Aunque la Gran Muralla se ha convertido en una de las maravillas del mundo, los chinos siempre la han mirado con profunda tristeza, diciendo que un millón de personas murieron por ella, porque cada piedra cuesta la vida de un hombre.
Qin Shi Huangdi fue indudablemente uno de los mejores constructores del mundo antiguo. Durante su reinado, los campesinos fueron obligados a servir un mes cada año en la milicia local, otro mes fuera de casa en el ejército imperial, y otro mes en proyectos de construcción en áreas distantes. Algunas porciones de los sistemas de canal y riego del Primer Emperador, especialmente las famosas obras del área de la colina de Sichuan, se han seguido utilizando hasta ahora. Sus caminos imperiales de tres carriles rodeaban la capital como rayos, estaban rodeados de árboles y tenían un ancho de sesenta pies.
Estas carreteras, el transporte acuático y el sistema postal bien establecido han mejorado enormemente las comunicaciones, facilitando los movimientos de tropas, información, productos y requisitos requeridos por el sistema de tributos y peajes. Pero la red de carreteras Qin desarrollada también alivió la rebelión a la capital cuando tuvieron lugar los grandes levantamientos.
Cientos de miles de trabajadores enviados forzosos también han construido el magnífico complejo palaciego del Primer Emperador, con sus muros protectores que se extienden por muchos kilómetros a la redonda. Hermosos parques y jardines rodeaban el palacio principal, cuya sala de audiencias podía recibir a 10,000 personas. Incontables pabellones residenciales y diversiones estaban vinculados entre sí por los aeródromos elevados y los pasajes subterráneos, de modo que nadie, excepto algunos eunucos, sabía dónde estaba el Emperador.

Si alguien revela el secreto de su hora de acostarse, otra noche, podría esperar una muerte segura. El emperador le ordenó que construyera un palacio y, en sus inmediaciones, reproducciones de los palacios de reyes que había derrotado, oculto en el verdor. Estos palacios presentaban un espectáculo de rara belleza, que fue perfeccionado por la orquesta cantando día y noche. La cantidad de palacios escondidos en el verdor fue de 270. Qin Shi Huangdi se divirtió en sus jardines caros, eligiendo una compañía de tres mil concubinas. Cuando se dio cuenta de que los dominios no podían ser mantenidos solo por mujeres trabajadoras, eligió un gran número de jóvenes para este propósito, primero casting para proteger la castidad de las damas en el harén. Los historiadores chinos siempre han caracterizado al Primer Emperador como un déspota y un ególatra, y en su tiempo fue despreciado desesperadamente por todo el pueblo. Los documentos lo describen como un hombre con una nariz prominente, ojos grandes y penetrantes, un cofre de pájaro presa, una voz de chacal y un corazón de lobo, un hombre totalmente desprovisto de amabilidad. Un retrato pintado después de su muerte retrata a un gigante imponente con la mandíbula prominente, barbudo, que lleva una espada enorme en su bolsillo. Los historiadores dicen que era tan enérgico que podía leer 55 kilogramos de documentos oficiales escritos en palitos de bambú todos los días. En el 214 aC, Qin Shi Huangdi decidió destruir cualquier oposición y, instigado por su ministro Li Su, cometió el infame crimen conocido como "Quema de libros". Durante un banquete que el soberano dio a los eruditos más prominentes de su tiempo, uno de los invitados, un anciano literario, predice las mayores desgracias para aquellos que no siguen las nobles enseñanzas de la antigüedad. El ministro Li Su, sin embargo, consideró que esta maldición ensombreció los grandes logros de su emperador y le aconsejó que destruyera las fuentes de la antigüedad que llevaron a los sabios a hacer caso omiso de su trabajo. Los documentos y las viejas historias del patio fueron quemados, al igual que las obras clásicas, especialmente las enseñanzas de Confucio.
Quema de libros durante la dinastía Qin

La purga del pasado de China buscaba sofocar posibles nuevas insurgencias y movimientos separatistas que el memorable status quo del mundo documental pre-Qin podría haber inspirado. En cuanto a la filosofía de Confucio, la hostilidad hacia esto en los círculos superiores era más antigua. Las únicas obras perdonadas fueron principalmente aquellas en los campos prácticos, a saber, libros de brujería, adivinación, medicina y horticultura. La negativa a obedecer ha traído la pena de muerte. La quema de los libros le dio al emperador el odio de los intelectuales confucianos contemporáneos y toda la posteridad. Muchas enseñanzas se han perdido en llamas. Alrededor de 460 eruditos que trataron de ocultar sus manuscritos fueron enterrados vivos. Durante muchas generaciones, los chinos han expresado su enojo ante esta impostura que profana la tumba del Emperador.

Elixir de vida
Más tarde en su vida, Qin Shi Huang temió la muerte y buscó desesperadamente el legendario elixir de la vida, que supuestamente le permitiría vivir para siempre. Estaba obsesionado con adquirir la inmortalidad y cayó presa de muchos que le ofrecieron supuestos elixires. Visitó la isla Zhifu tres veces para alcanzar la inmortalidad.
Los barcos de Xu Fu zarparon en 219 a.C en busca de la medicina para la inmortalidad.

En un caso, envió a Xu Fu, un isleño Zhifu, con barcos que transportaban a cientos de hombres y mujeres jóvenes en busca de la mística montaña de Penglai. Fueron enviados a buscar a Anqi Sheng, un mago de 1,000 años a quien Qin Shi Huang supuestamente había conocido en sus viajes y que lo había invitado a buscarlo allí. Estas personas nunca regresaron, tal vez porque sabían que si regresaban sin el elixir prometido, seguramente serían ejecutados. Las leyendas afirman que llegaron a Japón y lo colonizaron. También es posible que la quema de libros, una purga de lo que podría verse como una literatura derrochadora e inútil, fuera, en parte, un intento de enfocar las mentes de los mejores eruditos del Emperador en la búsqueda alquímica. Algunos de los eruditos ejecutados eran aquellos que no habían podido ofrecer ninguna prueba de sus esquemas sobrenaturales. Este pudo haber sido el mejor medio para probar sus habilidades: si alguno de ellos tuviera poderes mágicos, seguramente volverían a la vida cuando los soltaran nuevamente. Dado que el gran emperador temía a la muerte y a los "espíritus malignos", hizo que los trabajadores construyeran una serie de túneles y pasadizos en cada uno de sus palacios (poseía más de 200), porque viajar sin ser visto supuestamente lo mantendría a salvo del mal espíritu. Se decía que Qin Shi Huang había muerto bebiendo mercurio, creyendo que era un elixir de inmortalidad.

Muerte y eventos post-mortem
En 211 a.C, se dice que un gran meteoro cayó en Dōngjùn en los tramos inferiores del río Amarillo. En él, una persona desconocida inscribió las palabras "El primer emperador morirá y su tierra será dividida".  Cuando el emperador se enteró de esto, envió un secretario imperial para investigar esta profecía. Nadie confesaría el hecho, por lo que todas las personas que vivían cerca fueron ejecutadas. La piedra fue quemada y pulverizada.
El emperador murió durante una de sus giras por el este de China, el 10 de septiembre de 210 a.C (calendario juliano) en el palacio de la prefectura de Shaqiu, Shāqiū Píngtái), a unos dos meses de camino desde la capital, Xianyang Según los informes, murió de envenenamiento con elixir alquímico chino debido a la ingestión de píldoras de mercurio, fabricado por sus alquimistas y médicos de la corte. Irónicamente, estas píldoras tenían la intención de inmortalizar a Qin Shi Huang.

Conspiración del Segundo Emperador
Después de la muerte del emperador, el primer ministro Li Si, que lo acompañó, se preocupó enormemente de que la noticia de su muerte pudiera desencadenar un levantamiento general en el Imperio. Tomaría dos meses para que el séquito llegue a la capital, y no sería posible detener el levantamiento. Li Si decidió ocultar la muerte del Emperador y regresar a Xianyang. La mayor parte del séquito imperial que acompañaba al Emperador ignoraba la muerte del Emperador; solo un hijo menor, Ying Huha, que viajaba con su padre, el eunuco Zhao Gao, Li Si, y cinco o seis eunucos favoritos sabían de la muerte. Li Si también ordenó que se llevaran dos carros que contenían pescado podrido inmediatamente antes y después del carro del Emperador. La idea detrás de esto era evitar que la gente notara el olor nauseabundo que emanaba del carro del Emperador, donde su cuerpo comenzaba a descomponerse severamente como era verano. También bajaron la sombra para que nadie pudiera ver su rostro, cambiarse de ropa a diario, llevar comida y cuando tenía que tener conversaciones importantes, actuarían como si quisiera enviarles un mensaje.
Finalmente, después de unos dos meses, Li Si y la corte imperial llegaron a Xianyang, donde se anunció la noticia de la muerte del emperador. A Qin Shi Huang no le gustaba hablar de su propia muerte y nunca había escrito un testamento. Después de su muerte, el hijo mayor Fusu normalmente se convertiría en el próximo emperador.
Li Si y el jefe eunuco Zhao Gao conspiraron para matar a Fusu porque el general favorito de Fusu era Meng Tian, a quien no le gustaban y temían; El hermano de Meng Tian, ​​un ministro de alto rango, una vez había castigado a Zhao Gao. Creyeron que si Fusu estaba entronizado, perderían su poder. Li Si y Zhao Gao falsificaron una carta de Qin Shi Huang diciendo que tanto Fusu como el general Meng deben suicidarse. El plan funcionó, y el hijo menor Hu Hai se convirtió en el Segundo Emperador, más tarde conocido como Qin Er Shi o "Qin de Segunda Generación".
Qin Er Shi, sin embargo, no era tan capaz como su padre. Las revueltas estallaron rápidamente. Su reinado fue un momento de extrema agitación civil, y todo lo construido por el Primer Emperador se desmoronó en un corto período de tiempo. Uno de los intentos de revuelta inmediata fue el Levantamiento de la Aldea Daze 209 a.C dirigido por Chen Sheng y Wu Guang.

Legado
Tumba del emperador Qin Shi Huangdi. Ejército de terracota
Al unir a China, asegurar su seguridad contra los bárbaros en el norte y fortalecer su orden interno, mediante el terror, Qin Shi Huangdi podría concentrarse en otro proyecto de gran importancia para cualquier chino, y más aún para un emperador, un proyecto vinculado al más allá. El Emperador tomó la decisión de construir la tumba más opulenta jamás hecha en China, ya que no estaba de acuerdo con sus logros. La tumba de Qin Shi Huangdi, una pirámide de forma cuadrada, era bien conocida y localizada a partir de las descripciones de Sima Qian, el historiador de la corte de la dinastía siguiente. Desde el comienzo de su reinado, Ying Zheng se ha preparado a sí mismo hasta la muerte y ha comenzado a construir una tumba que tradicionalmente contiene modelos de sus bienes más valiosos, incluido el ejército. Una de las características más increíbles del ejército de terracota era, sin embargo, el tamaño, no solo del ejército en su conjunto, sino también de cada soldado. Se sabe que los reyes chinos enterraron soldados miniatura de terracota como espíritus protectores en el más allá, pero nunca en tamaño natural y usando armas avanzadas. Ying Zheng sintió que en la muerte, los espíritus de sus enemigos podrían atacarlo, y que necesitaba un ejército de soldados de arcilla que, por su naturaleza, durarían para siempre. Algunos historiadores dicen que el ejército de terracota no tuvo que proteger al rey Qin de los espíritus malignos del otro mundo, sino a los espíritus malsanos de los que murieron. Desde el intento de golpe de Lao Ai, el mayor temor del rey se ha convertido en traición y asesinato. Ahora nadie en el patio estaba armado, excepto él, y nadie, excepto él, podía llamar a las tropas.

El nuevo sistema de seguridad de Ying Zheng, sin embargo, fracasó durante la trama de Yen, y desde ese momento, la paranoia crecerá en su mente. Durante el resto del reinado, será perseguido por imágenes de muerte. En Ying Zheng, no el hecho de morir en sí mismo lo atemorizaba, sino la conciencia de que él llenó el mundo de los espíritus con los espíritus de aquellos a quienes sacrificó, almas que, tan pronto como muriera, buscarían venganza. El Rey cree que solo una cosa puede defenderlo en el mundo más allá: un ejército de espíritus. Uno de los muchos extraños de Huangdi fue la búsqueda de la inmortalidad. La vida eterna lo obsesionaba. Los músicos del patio estaban cantando canciones sobre la inmortalidad, y muchos exploradores fueron enviados al mundo para encontrar el elixir de la vida eterna; los alquimistas trabajaron en vastos laboratorios para desentrañar el enigma de la vida y la muerte.

La investigación arqueológica ha demostrado en este sentido que incluso el ejército de terracota no era suficiente. Cerca del montículo funerario del emperador se encontraron armaduras huecas hechas de piedra sin guerreros de terracota para llevarlas. Se supone que el entierro de estos kits de armaduras de piedra podría estar relacionado con las creencias de los soldados muertos que habían sufrido muertes violentas, cuyos cuerpos fueron destrozados y no pudieron tener los rituales funerarios adecuados. En la concepción china, ellos no habían sido parte de una muerte feliz, y para no convertirse en espíritus vengativos que podrían haberse vuelto contra el primer emperador, estas armaduras fueron hechas.

Los especialistas en geomancia y adivinación del patio han elegido un lugar atractivo en los suburbios de la capital para ser el más adecuado para la tumba del emperador. Aquí, le aseguraron, él encontrará el descanso eterno, ya que las fuerzas naturales invisibles, el feng-shui, es decir, el viento y el agua, son favorables para él.
El gran mausoleo subterráneo fue construido de acuerdo con el patrón de su palacio principal, con todas las constelaciones celestiales representadas en el techo de piedras preciosas, y en el piso de bronce un mapa de sus mundanos ríos de mercurio. Un túmulo construido con piedras y tierra fue levantado en la superficie, plantado con árboles para que pudiera pasar como una montaña natural. En la entrada abovedada, ingeniosos dispositivos mecánicos fueron erigidos para llevar la muerte instantánea a los ladrones de tumbas que buscarían los invaluables tesoros que acompañarían al Primer Emperador al Mundo. 



Qin Shi Huangdi pensó que no dejaría que nadie arruinara su lugar de culto y lanzaría una dura maldición sobre los seguidores inquisitivos: tan pronto como se abra la tumba del Primer Emperador, China se desintegrará.
El tamaño de la necrópolis es más de 10 km². La pirámide del mausoleo está rodeada por dos muros, y las cuatro bóvedas donde se encuentran más de 7.000 guerreros están a más de un kilómetro de distancia de la segunda pared. La primera indicación del contenido posible es los soldados de terracota encontrados a 1,5 km de distancia de la tumba montículo.
Cuando los arqueólogos excavaron el espacio entre los soldados de terracota y montículo, se encontró un mundo increíble: más de 180 pinos que contenían miles de soldados, cientos de bailarines de terracota, músicos y acróbatas construidos según los mismos estándares que el precioso ejército del Emperador. La lápida estaba en el centro de una enorme necrópolis, una ciudad subterránea para el Primer Emperador que le proporcionó toda la protección.
Para descubrir qué técnicas se utilizaron durante la dinastía Qin para construir soldados de terracota, se reconstruyó un experimento en el proceso de creación en las condiciones del tiempo. Cada estatua se compone de dos capas y hueco dentro. Esto evita colapsarse por su propio peso mientras la estatua aún estaba suave. La capa interna, hecha de material de baja calidad, tiene un grosor de entre 3 y 10 cm. La fina capa externa, no más de 3 cm, se colocó arriba y cubrió las líneas de contacto que unían las partes de la estatua.

Para evitar roturas durante la combustión, la arcilla se mezcló con arena en las piernas y otras partes del cuerpo. Para el equipo, el cabello y los adornos, se usó una arcilla muy fina.
Las cabezas estaban hechas de dos partes atadas detrás de las orejas. Sobre las piezas individuales, originalmente de forma tosca, los alfareros vertieron una mezcla de agua y arcilla, modelando sus ojos, nariz, boca y cabello. Luego fueron pintados. 



No hay dos estatuas con rasgos faciales idénticos. Probablemente las ollas usaran el modelo de los guerreros del ejército Qin. La temperatura de los hornos debe aumentarse gradualmente dentro de los cinco días para alcanzar los 1 000 grados Celsius requeridos para producir la terracota. Hubo cálculos que muestran que para la creación de una estatua, hasta el día en que se retiró del horno, tres personas trabajaron durante 15 días sin tener en cuenta el tiempo de secado necesario. Hoy en día, uno no puede ver el símbolo supremo del poder, la tumba en sí misma. 


La historia oficial nos da indicios de que la sala del funeral debía de contener una representación a escala del imperio, con formas de relieve, ríos, lagos y mares de mercurio, atmósfera tóxica generada por esta ingeniosa solución, además de las muchas trampas previas de la tumba contra los ladrones, por lo que es extremadamente riesgosa, la apertura hoy en día. La leyenda dice que el mercurio líquido fluye, impulsado por una máquina móvil perpetua, para imitar el flotador de agua. Usando tecnología moderna, los investigadores han construido un modelo tridimensional de todo el complejo, comenzando con las paredes externas de la necrópolis.

Apareció por primera vez la estructura mausoleo que se parece a una pirámide dividida por túneles que llevan a la tumba en la tumba piramidal encontrado, cuyo techo está abierto al cielo, o abierto si no estaba cubierto por la tierra. Por consideraciones de preservación puros - china, ya sean comunistas o demócratas, no permitió más excavaciones en la propia tumba, pero en las zonas adyacentes.
Para probar la leyenda del mapa que tiene la hidrografía del imperio representado en Mercurio, los investigadores han tomado en el núcleo  de la colina una perforación de la tierra que cubre la tumba y encontró en ellos una alta concentración de mercurio, más es incluso disposición de ríos y mares de China en el sitio. A pesar de su genialidad, Qin Shi Huangdi era susceptible a muchas personas supersticiosas y creía en la magia, al igual que sus contemporáneos de todo el país. El tener un miedo enfermizo, hizo que reuniera a su alrededor chamanes, magos, alquimistas y charlatanes para animarle a la esperanza de encontrar la poción mágica, los taoístas afirmaban, traería la vida eterna y le  convencieron que el elixir de la inmortalidad se puede conocer en tres islas mítica cercana Shandong costera, donde los espíritus habitaban la inmortalidad.
Un mago de la corte afirmó que él personalmente visitó estas islas y encontró los inmortales de la receta elixir dan a conocer sólo después de que reciben un sinnúmero antes, muchachos y muchachas de buena familia". El Emperador inmediatamente envió el pago humano requerido en varios barcos. El gran convoy desapareció sin dejar rastro. Algunos dicen que han sido tragados por un pez enorme, o que se convirtieron en los habitantes de una isla japonesa, y temieron volver a enfrentar la furia de un rey que los hechiceros se habían llevado. La idea de la vida eterna más allá no es suficiente ya que el emperador Qin Shi Huangdi quiere vivir por los siglos de los últimos años de su vida comienza a tragar las pastillas, el mercurio, el alquimista convencido a su cuerpo va a tomar prestado de las propiedades de mercurio y en directo para siempre. Lejos de prolongar la vida, el mercurio lo ha hecho fatal. Dado que el mercurio en forma líquida no puede ser absorbido por el cuerpo, alquimistas chinos cápsulas sólidas hicieron porque sabían que se digieren fácilmente, y se cree que este tratamiento el rey siguió durante seis años. Cuanto más sufría su sistema nervioso, se volvió aún más agresivo y paranoico. En sus viajes de inspección, largos y frecuentes, siempre acompañada por numerosos miembros de la corte, el primer emperador le gusta más que mirar a los mares al este, con la esperanza inmortales aparecerá ante su presencia Augusta. Se llamó el Maestro de los Diez Mil Años, esperando que él y sus descendientes reinasen para siempre.

Historiografía
La historiografía china tradicional casi siempre describió al primer emperador de los estados unificados chinos como un tirano brutal que tenía un miedo obsesivo al asesinato. La antipatía ideológica hacia el Estado legalista de Qin se estableció ya en el año 266 a.C, cuando el filósofo confuciano Xunzi lo menospreció. Los historiadores confucianos posteriores condenaron al emperador que había quemado los clásicos y había enterrado vivos a los eruditos confucianos. Finalmente compilaron una lista de los diez crímenes de Qin para destacar sus acciones tiránicas.
El famoso poeta y estadista Han Jia Yi concluyó su ensayo Las fallas de Qin Gu, Guò Qín Lùn) con lo que se convertiría en el juicio confuciano estándar sobre los motivos del colapso de Qin. El ensayo de Jia Yi, admirado como una obra maestra de la retórica y el razonamiento, fue copiado en dos grandes historias de Han y ha tenido una gran influencia en el pensamiento político chino como una ilustración clásica de la teoría confuciana. Él atribuyó la desintegración de Qin a sus fallas internas. Jia Yi escribió que:
Qin, desde una base pequeña, se había convertido en una gran potencia, gobernando la tierra y recibiendo homenajes de todos los sectores durante cientos de años impares. Sin embargo, después de que unificaron la tierra y se aseguraron en el paso, un solo rústico común podría desafiar a este imperio... ¿Por qué? Porque el gobernante carecía de humanidad y rectitud; porque preservar el poder difiere fundamentalmente de la toma del poder.
En tiempos más modernos, comenzó a surgir una evaluación histórica del Primer Emperador diferente de la historiografía tradicional china. La reevaluación fue estimulada por la debilidad de China en la segunda mitad del siglo XIX y principios del siglo XX. En ese momento, algunos comenzaron a considerar las tradiciones confucianas como un impedimento para la entrada de China en el mundo moderno, abriendo el camino para cambiar las perspectivas.
En un momento en que las naciones extranjeras invadieron el territorio chino, el destacado historiador del Kuomintang, Xiao Yishan, enfatizó el papel de Qin Shi Huang en rechazar a los bárbaros del norte, particularmente en la construcción de la Gran Muralla.
Otro historiador, Ma Feibai, publicó en 1941 una biografía revisionista de gran tamaño del Primer Emperador titulada Qín Shǐ Huángdì Zhuàn, llamándolo "uno de los grandes héroes de la historia china". Ma lo comparó con el líder contemporáneo Chiang Kai-shek y vio muchos paralelos en las carreras y las políticas de los dos hombres, a quienes admiraba. La Expedición del Norte de Chiang de finales de la década de 1920, que precedió directamente al nuevo gobierno nacionalista en Nanjing, se comparó con la unificación provocada por Qin Shi Huang.
Con la llegada de la Revolución Comunista y el establecimiento de un nuevo régimen revolucionario en 1949, otra reevaluación del Primer Emperador surgió como una crítica marxista. Esta nueva interpretación de Qin Shi Huang generalmente era una combinación de puntos de vista tradicionales y modernos, pero esencialmente crítica. Esto se ejemplifica en la Historia completa de China, que se compiló en septiembre de 1955 como una encuesta oficial de la historia china. El trabajo describía los principales pasos del Primer Emperador hacia la unificación y estandarización como correspondientes a los intereses del grupo gobernante y la clase mercantil, no de la nación o el pueblo, y la posterior caída de su dinastía como una manifestación de la lucha de clases. El debate perenne sobre la caída de la dinastía Qin también fue explicado en términos marxistas, las rebeliones campesinas fueron una revuelta contra la opresión, una revuelta que socavó la dinastía, pero que estaba destinada a fracasar debido a un compromiso con los " elementos de la clase terrateniente".
Sin embargo, desde 1972, una visión oficial radicalmente diferente de Qin Shi Huang, de acuerdo con el pensamiento maoísta, ha cobrado importancia en toda China. La biografía de Hong Shidi Qin Shi Huanginició la reevaluación. El trabajo fue publicado por la prensa estatal como una historia popular masiva, y vendió 1,85 millones de copias en dos años. En la nueva era, Qin Shi Huang fue visto como un gobernante con visión de futuro que destruyó las fuerzas de la división y estableció el primer estado unificado y centralizado en la historia china al rechazar el pasado. Los atributos personales, como su búsqueda de la inmortalidad, tan enfatizados en la historiografía tradicional, apenas se mencionaron. Las nuevas evaluaciones describen con aprobación cómo, en su época (una era de gran cambio político y social), no tuvo reparos contra el uso de métodos violentos para aplastar a los contrarrevolucionarios, como el canciller "propietario de esclavos industriales y comerciales" Lü Buwei. Sin embargo, fue criticado por no ser tan minucioso como debería haber sido, y como resultado, después de su muerte, los subversivos ocultos bajo el liderazgo del eunuco jefe Zhao Gao pudieron tomar el poder y usarlo para restaurar el viejo orden feudal.

Para completar esta reevaluación, Luo Siding presentó una nueva interpretación del precipitado colapso de la Dinastía Qin en un artículo titulado "Sobre la lucha de clases durante el período entre Qin y Han" en una edición de 1974 de Bandera Roja , para reemplazar la vieja explicación La nueva teoría afirmaba que la causa de la caída de Qin radicaba en la falta de rigor de la dictadura de Qin Shi Huang sobre los reaccionarios, incluso hasta el punto de permitirles penetrar en los órganos de la autoridad política y usurpar puestos importantes.

Fin de la dinastía Qin
En el séptimo mes de 210 a.C, el viaje hacia la inmortalidad ha terminado. A la edad de 50 años, Qin Shi Huangdi murió. Su muerte se ocultó durante dos meses de su ministro Li Su jefe de los eunucos y Chao Kao, porque el rey estaba en una expedición militar y la noticia habría provocado el caos en el imperio y estos cortesanos con posiciones altas temía un intento de tomar del trono antes de que puedan fortalecer el poder en sus propias manos.
Durante el viaje de regreso a la capital, los dos conspiradores concibieron planes para un brutal golpe al palacio. Qin Shi Huangdi había designado al gran hijo como sucesor del trono de la dinastía en uno de sus últimos decretos y sin el conocimiento de la corte. El príncipe estaba en ese momento en el norte, en la frontera, con el general Meng Tien y su ejército, cumpliendo su castigo por sus objeciones a la quema de libros. El ministro Li Su y el eunuco Chao Kao destruyeron rápidamente el decreto del líder muerto y diseñaron un falso edicto imperial mediante el cual tanto el general como el heredero fueran condenados a muerte. Cuando este decreto llegó a los interesados ​​a través de un mensajero imperial, el heredero Qin apeló abusivamente al suicidio. Antes de quitarse la vida tragando veneno, el orgulloso general Meng Tien le dijo al mensajero: "Durante tres generaciones, mi familia sirvió en la casa de Qin. Ahora tengo a mi mando 300 000 soldados, tienen el poder de trazar una rebelión, pero prefieren la muerte porque quiero deshonrar antepasados ​​y olvidar los honores que al rey les di. "En los siglos siguientes, cuando Los caballeros aprendidos por los chinos recitan esta famosa declaración de fe suprema, atestiguada en documentos antiguos, a menudo se conmovieron hasta las lágrimas a su manera. El cuerpo de Qin Shi Huangdi es llevado al mausoleo construido durante su vida. El rey llevó consigo no sólo las concubinas que habían dado a sus hijos y el  ejército de terracota, sino también a arquitectos, diseñadores, ingenieros y constructores, que conocían todas las entradas y salidas. Todos los secretos, a excepción de las leyendas de los ríos y los mares de mercurio, están bloqueados. El Ministro Li Su eunuco y Chao Kao lo hicieron para poner en el trono a un príncipe Qin más joven como el segundo rey de la dinastía bajo su nombre Er Shi Huangdi (segundo emperador de agosto). El eunuco Chao Kao había sido mimado con el príncipe incompetente que estaba bajo su influencia. Las leyendas dicen que Chao Kao y el segundo rey llevaron a cabo como todos los otros niños de la familia imperial a ser asesinados y enterrados en una cripta cerca de su padre, eliminando así cualquier posibilidad de maquinación para el trono en el interior del palacio. Durante el primer año del Segundo Emperador Qin, estalló un disturbio, instigado por un soldado regular y la gente de su unidad.

En lugar de arriesgarse a ser ejecutado por no regresar a su campamento a tiempo, como lo estipulaban las regulaciones militares de Qin. Han decidido que es más sabio morir como rebeldes. Esta pequeña banda arrojó la chispa de una revolución que abarcaría toda China. Los campesinos sin hogar y los soldados que deambulaban por las provincias, muchos de los cuales habían ido al bandolerismo, se unieron a los rebeldes. Pronto, señores, nobles, eruditos y toda la población se levantaron como una gran tormenta contra el opresivo régimen de Qin. Al principio, los ejércitos imperiales pudieron contener a las hordas rebeldes, pero en unos pocos meses los revolucionarios unidos se vieron favorecidos. El eunuco Chao Kao cerró al segundo emperador al palacio, aislado de todos los demás consejeros, y tan fácilmente lo convenció de creer en sus reiteradas garantías de que todo iba bien. Finalmente, en 208 a.C, El primer ministro Li Su aconsejó al eunuco ser menos valiente al usurpar el poder y prestar más atención a la desesperada situación militar. Por esta audacia, el eunuco hizo que Li Su fuera arrojado al calabozo, donde terminó dividido en pedazos, cortados por la mitad de su cintura. El Gran Ejército Rebelde, dirigido por el soldado supremo, continuó registrando victorias. El eunuco Chao Kao comenzó a temer que si el Emperador descubría que había sido engañado, perdería la vida, entonces arregló su asesinato. El seguidor del segundo rey de la Dinastía Qin ocupó el trono del Dragón como un títere durante cuarenta y tres días y ejecutó al eunuco cuando supo de sus crímenes. La capital de Qin cayó en manos del comandante rebelde que instaló su cuartel general en las afueras de la ciudad. El tercer emperador Qin, con una cuerda atada alrededor de su cuello, un signo de rendición humillante salió del palacio y se dirigió al campamento rebelde en un carro ordinario dibujado por un caballo blanco, el color del luto. Enseñó a los insurgentes el sello imperial y los emblemas del poder, y fue asesinado. funcionarios escribas que compilaron la historia de la dinastía Qin tuvieron más que palabras de reproche para el eunuco Chao Kao que se atrevió a usurpar el control del trono chino y precipitó la caída de la casa imperial gobernante. Despreciaba Su nombre se mantuvo siempre una advertencia a los emperadores chinos, no se permitirá a los eunucos tienen ninguna influencia sobre ellos. Criticado por los historiadores Qin Shi Huangdi fue y por tratar de destruir los ideales confucianos y descuidado el bienestar de sus súbditos. La nueva dinastía Han, fundada por el comandante rebelde victorioso, reinará durante los próximos cuatrocientos años y será una de las dinastías chinas más respetadas. La excepcional importancia de la dinastía Qin, a pesar de su brevedad, radica no solo en los éxitos militares y la unificación de los territorios habitados por los chinos. Estos logros han sido combinados con una serie de medidas que hacen que este cambio se produzca en el cambio de siglo en la historia de la civilización china. Los principales logros siguen siendo la liquidación de la fragmentación política, la introducción de un sistema burocrático centralizado y el reemplazo de la realeza paternalista a través de una monarquía autocrática de la ley divina. La centralización política ha sido acompañada por una integración económica más profunda mediante la imposición del monopolio estatal en los principales sectores de la vida económica, así como por la liquidación de cualquier tendencia centrífuga. En esta operación no se ha descuidado ningún aspecto. La obligación aristocracia a abandonar sus campos y, a residir en la capital hasta la destrucción de las paredes que rodeaban las ciudades y pueblos, a veces independiente de imponer emperador civil, tal como gobernantes y administradores, y para desarrollar un nuevo sistema de impuestos. Por otro lado, la construcción de una red de tres caminos que irradian desde la capital, cuentan con pensiones, lo que permite un rápido movimiento desde el centro hacia los mensajeros de la periferia y las órdenes imperiales. En todo el imperio, se impusieron medidas, pesos, moneda, calendario y medios de transporte únicos. Además de las medidas administrativas y políticas, Qin Shi Huangdi destruyó la base ideológica del sistema Zhou, el confucianismo, ideología que sirvió el interés de las estructuras basadas en las relaciones personales establecidas entre el rey y los miembros de la aristocracia provincial, pero ni las corrientes filosóficas existentes se habían beneficiado de un tratamiento favorable. Este esfuerzo se materializó en un edicto por el cual todas las escuelas de filosofía estaban cerradas. Al mismo tiempo, se desarrolló una nueva doctrina imperial. Las ideas del origen divino de la realeza y la universalidad del poder real son ahora diferentes. El propio Emperador es dueño del espacio y del tiempo y, como tal, gobierna el orden cósmico y establece un equilibrio entre el mundo divino y el terrestre, es decir, establece la Gran Paz. Las noticias concretas del nuevo concepto son la estructura del palacio imperial, que reproduce el universo, la elección del modelo para el cual, constelaciones y decoraciones para ropa y banderas, la imposición de un cierto modo de vida para el soberano. Finalmente, el descubrimiento de la necrópolis real ha demostrado que la posición del emperador también se reflejó en la arquitectura funeraria. Este estado también se destaca por el tamaño de la tumba, la monumentalidad del parque funerario y los edificios que contiene, sino también porque todo el complejo funerario fue un reflejo, un modelo del universo. El número y el esplendor de las ofrendas funerarias completan la pintura de honores que acompañó al Primer Emperador después de la muerte. Qin Shi Huangdi ha dejado una herencia como nunca se ha visto, una nación unificada con un solo lenguaje escrito que todavía está en uso, un sistema de administración que sobrevive hoy y un gran muro de pie, pero más que nada, Qin Shi Huangdi creado la idea de China, un pueblo y un país, los logros a través del cual su inmortalidad deseo era finalmente se encontró.

El segundo emperador de Qin  229 - octubre de 207 a.C) era el hijo de Qin Shi Huang y el segundo emperador de la dinastía Qin. Él gobernó del 210 al 207 a.C.
Huhai era el nombre personal del Segundo Emperador. Aunque muchos padres historiadores, entre ellos Sima Qian, cuestionaron su ascendencia, aceptaron a Qin Er Shi como miembro de la Casa de Ying del Reino de Qin. Huhai es el decimoctavo hijo de Qin Shi Huang. Como el hijo más joven, su padre lo adoraba. No está claro quién era su madre, aunque algunos dijeron que ella es Lady Hu.  El nombre del clan de su rama de la dinastía era Zhao. Aunque a veces se lo conoce como "Ying Huhai" según la práctica de los nombres chinos modernos, la antigua costumbre no era combinar los nombres de esta manera: su nombre personal nunca aparece en combinación con Ying, Zhao o Qin. Desde temprana edad, Huhai fue aprendiz del ministro Zhao Gao para aprender legalismo, por el decreto de Qin Shi Huang.

El Primer Emperador Qin Shi Huang murió durante una de sus giras por el este de China, el 10 de septiembre de 210 a. C. (Calendario Juliano) en el palacio en la prefectura de Shaqiu.  El anuncio de su muerte fue retenido hasta que el séquito, que estuvo acompañado por el primer ministro Li Si y la corte imperial, regresó a la capital, Xianyang, dos meses después. Sin embargo, Huhai y Zhao Gao estaban al tanto de la muerte de Qin Shi Huang y comenzaron a tramar una intriga interna.
Se suponía que el hijo mayor Fusu sería elegido como el próximo emperador. Sin embargo, el primer ministro Li Si y el jefe eunuco Zhao Gao conspiraron para matar a Fusu con el fin de deshacerse del General Meng Tian favorito de Fusu, quien era su rival en la corte. Tenían miedo de que si Fusu estaba entronizado, perderían su poder. Li Si y Zhao Gao falsificaron un edicto falso de Qin Shi Huang ordenando a Fusu y al General Meng suicidarse. Su plan funcionó, y el hijo menor, Huhai, accedió al trono para convertirse en el Segundo Emperador, más tarde conocido como Qin Er Shi.

En el primer año del reinado en 210 a.C, Huhai se hizo al segundo emperador de Qin en la edad de 21 años. Su nombre real Qin Er Shi significa "Segunda generación de Qin". Es una contracción de Qin Ershi Huangdi, el "Emperador de segunda generación de los Qin". El nombre siguió la nomenclatura establecida por el Primer Emperador, quien imaginó un imperio que duraría diez mil generaciones y para que sus sucesores llevaran la aspiración en sus nombres de reinado. La práctica terminó abruptamente con el tercer emperador Ziying, cuando la dinastía Qin fue derrocada por Chu y Han.
Qin Er Shi dependía tanto del eunuco Zhao Gao que actuó como un emperador títere, con el eunuco como titiritero. Zhao Gao fue nombrado primer ministro del imperio Qin durante el reinado de Qin Er Shi. Su reinado fue cruel y trajo mucho sufrimiento a la gente. Desde su reinado en adelante, el imperio Qin cayó a su declive.
Después de una de las giras, Zhao Gao sugirió que examine a los gobernadores y comandantes militares y castigue a los culpables de algún delito. Al hacerlo, puede eliminar a los que desaprueban las acciones del emperador. Seis príncipes imperiales fueron asesinados en Tu. El emperador siguió adelante para castigar a la gente por pequeños delitos. El hermano del emperador Jianglu  y otros dos hermanos fueron encarcelados. Luego se envió un mensajero para leerles una sentencia de muerte. Jianglu miró a los cielos, y gritó en voz alta tres veces que no cometió ningún crimen. Los tres hermanos lloraron y desenvainaron sus propias espadas para suicidarse. Zhao Gao dijo que el Segundo Emperador era joven, y como el Hijo del Cielo, su propia voz nunca debe ser escuchada y su cara nunca debe ser mostrada. En consecuencia, el emperador permaneció en los palacios interiores, y consultó solo con Zhao Gao. Debido a esto, los altos ministros raramente tuvieron la oportunidad de ver al emperador en la corte.

Revueltas
Bandidos y bandidos crecieron en números desde diferentes direcciones para atacar a los Qin. Líderes militares como Chen Sheng deslegitimizaron la regla de Qin Er Shi al afirmar que Fusu debería haber sido el gobernante. Uno de los intentos de revuelta inmediata fue la sublevación Dazexiang del año 209 a.C. Se rebelaron en el territorio que antes era el estado de Chu, alegando que estaban restaurando Chu a la grandeza.
En general, Qin Er Shi no fue capaz de lidiar con los rebeldes a nivel nacional. Él no era tan capaz como su padre. Muchas revueltas contra él estallaron rápidamente. Su reinado fue un momento de extrema agitación civil, y todo lo que funcionó para el Primer Emperador se había derrumbado en un corto período de tiempo. Más tarde, un enviado informó sobre la rebelión en la corte. El emperador estaba furioso y el enviado fue castigado. Después de esto, todos los demás enviados que informaron sobre levantamientos dirían luego que los bandidos estaban siendo perseguidos y capturados. Sin necesidad de preocuparse, el emperador estaba complacido.

Muerte de ministros y generales
Los bandidos y bandidos continuaron creciendo en números. El canciller Feng Quqi, Li Si y el general Feng Jie se adelantaron para quejarse de que los militares de Qin no pudieron detener el creciente número de revueltas. Sugirieron que se suspendiera la construcción del palacio de Epang y que la carga del impuesto era demasiado pesada. El emperador cuestionó su lealtad. Los tres fueron entregados a funcionarios de la ley que los sometieron a exámenes para ver si eran culpables de otros delitos. Feng Quqi y Feng Jie se suicidaron para no tener que soportar la desgracia. Li Si fue puesto en prisión, y luego asesinado a través del castigo de los cinco dolores. Zhao Gao siguió presionando al emperador para encontrar asociados con lealtad y castigar a aquellos que muestran deslealtad con penas más severas. Meng Yi y otros ministros principales fueron ejecutados. Doce de los príncipes fueron ejecutados en un mercado en Xianyang. Diez princesas en Du fueron ejecutadas y sus cuerpos destrozados.

Prueba de caballos y venados
El 27 de septiembre de 207 a.C, el eunuco Zhao Gao puso a prueba su poder contra el del emperador. Presentó un venado al Segundo Emperador, pero lo llamó un caballo. El emperador se rió y dijo "¿Acaso el canciller está equivocado, llamando a un ciervo caballo?" Entonces el emperador cuestionó a quienes lo rodeaban. Algunos permanecieron en silencio, algunos alineados con Zhao Gao, y dijeron que era un caballo. Zhao Gao ejecutó a todos los oficiales que llamaron ciervo a los ciervos.

Muerte y entierro
Qin Er Shi reinó solo durante tres años y finalmente fue obligado a suicidarse por su ministro de más confianza, Zhao Gao, a la edad de 24 años. Qin Er Shi fue condenado por el canciller eunuco Zhao Gao después de su muerte y se le negó el entierro real. Fue enterrado en el Xi'an de hoy, cerca de la Pagoda del Ganso Salvaje. En comparación con su padre Qin Shi Huang, su tumba es mucho menos elaborada y no tiene un ejército de terracota. Qin Er Shi no tenía un nombre de templo.
El nombre del emperador, Er Shi, está incluido en el término popular cantonés, Ji Sai Zou. La frase es un término negativo que describe a los niños malcriados criados por padres adinerados, que crecen con poco o ningún valor moral, o cualquier forma de habilidades necesarias de la vida diaria.
El incidente del caballo-venado se ha citado como la etimología de la palabra japonesa baka, "tonto".

Ziying  (murió en enero de 206 a.C) fue el tercer y último gobernante de la dinastía Qin. Él gobernó sobre un Imperio Qin fragmentado durante 46 días desde mediados de octubre hasta principios de diciembre en 207 a.C. Se lo menciona en algunas fuentes con el nombre póstumo de Emperador Shang de Qin, a pesar de que Qin abolió la práctica de los nombres póstumos. (En la tradición china, a alguien que, aunque nunca tuvo un título gobernante vivo, se le puede otorgar el título póstumo de "emperador" después de su muerte).
Ziying se menciona en los registros históricos como el hijo de Fusu, el hijo mayor de Qin Shi Huang. Sin embargo, el historiador profesor Wang Liqun sugirió que probablemente era uno de los hermanos de Qin Shi Huang. The Records of the Grand Historian no especifica la edad de Ziying e implica que tuvo al menos dos hijos, a los que consultó. Según el análisis de Wang Liqun, la edad máxima posible de Ziying cuando asesinó a Zhao Gao fue de 19. Por lo tanto, sus hijos probablemente habrían tenido la edad de 1-2 años y, por lo tanto, no era posible que él los consultara. Parece más probable que Ziying fuera un tío de Qin Er Shi (y por lo tanto un hermano de Qin Shi Huang) en lugar del hijo de Fusu. Algunos historiadores también han sugerido que Ziying podría ser un hijo de Chengjiao, el medio hermano menor de Qin Shi Huang.
Después de la muerte de Qin Er Shi, Zhao Gao eligió a Ziying como sucesor, y cambió el título gobernante "emperador" de nuevo a "rey" porque la dinastía Qin en ese momento estaba tan debilitada como el antiguo estado de Qin, que ya no gobernaba la totalidad China pero solo Guanzhong.
Ziying fue la única persona en la corte imperial de Qin en defender y tratar de persuadir a Qin Er Shi contra las ejecuciones injustas de Meng Tian y Meng Yi. Atrajo a Zhao Gao, el regente que asesinó a Qin Er Shi, a una trampa y lo mató. Más tarde, Ziying se rindió a Liu Bang, el líder del primer grupo de fuerzas rebeldes que ocupó Xianyang, la capital de Qin. Finalmente fue asesinado junto con su familia por otro líder rebelde, Xiang Yu.

Cultura y sociedad
A través de sus aspectos sociales, económicos e intelectuales, la efímera dinastía Qin no presentó gran originalidad en relación con el ya finalizado período de los Reinos Combatientes. Era una sociedad cuya riqueza se basaba en la producción agrícola sostenida por un gran campesinado, sin embargo en el plano urbano, con la artesanía y el comercio, empezó a ocupar un rol cada vez más importante. El dinamismo de la vida intelectual y religiosa tiene su origen en las múltiples corrientes filosóficas que se desarrollaron en su momento. La especificidad de este período cae principalmente en la voluntad del Estado de Qin para controlar mejor la sociedad y el pensamiento. Sus éxitos fueron olvidados y tuvieron la desgracia de no perdurar en el tiempo como los respaldados por los Han.

Aspectos sociales
La aristocracia de los Qin eran muy similares en su cultura y vida cotidiana. Las variaciones regionales en la cultura se considera un símbolo de las clases bajas. Esto se deriva de los Zhou y fue aprovechado por los Qin, ya que tales variaciones se consideraban contrarias a la unificación que el gobierno se esforzó por lograr.
En su enfoque legista y militarista, los Qin establecieron en la época de Shang Yang una sociedad jerárquica de veinte rangos de abajo hacia arriba. En ese sistema se podía ascender socialmente por medio de méritos en la guerra o en la administración pública; por el contrario, uno podía ser despojado de su rango por mal comportamiento. Esta organización estaba destinada a sustituir a la antigua estratificación social que se basaba completamente en jerarquías hereditarias, que garantizaba el acceso de linajes aristocráticos en la administración pública.
La autoridad imperial hizo hincapié en la consolidación de las familias nucleares (de 4 a 6 individuos en general), a expensas de las estructuras más complejas con el fin de fomentar el traslado de personas hacia las regiones más remotas del imperio. Dentro de la familia, la autoridad doméstica sobre los integrantes de la familia la tiene indiscutidamente el padre cuyas normas eran respetadas por sus hijos, los cuales le debían gran respeto, incluso en la edad adulta. La piedad filial es un principio cuyo cumplimiento no resultaba peligroso para el nuevo régimen. Según la concepción de la época, el linaje familiar se perpetuaba exclusivamente en los hombres, mientras que las mujeres se dedicaban a vivir la totalidad de su vida dentro núcleo familiar paterno o en el marital sin potestad alguna. La lealtad de las mujeres hacia la familia de su marido era un deber y si no se cumplía era socialmente condenable, como en una inscripción de Qin Shi Huang, que proclamaba que si una viuda se volvía a casar automáticamente cometía adulterio contra su difunto marido.
Los plebeyos y los pobladores rurales, que constituían más del 90% de la población, muy rara vez dejaban los pueblos o caseríos donde nacían. El período de la dinastía Qin se encuentra en una larga fase de crecimiento de la producción agrícola, en parte debido a los avances tecnológicos (como el aumento del uso de herramientas de hierro y los avances en las técnicas de fertilización). Esto captó el interés de los gobernantes que veían a la agricultura como una enorme fuente de riquezas para el estado. El campesinado representaba la mayor parte de los ingresos provenientes de los dos impuestos principales, que tomaban una parte de la cosecha (1/15 a principios de la era Han) y por la cantidad de hombres adultos hombres adultos (los niños pagaban solo la mitad del impuesto), que incluía también tareas en nombre del Estado (una vez por mes).
La otra razón del interés de los gobernantes por los campesinos radica en el hecho de que proporcionaban la mayor parte de las tropas, lo que explica la organización de las unidades del ejército sobre la base de la solidaridad para el reclutamiento militar como un procedimiento bien visto. Varios documentos legales y administrativos desenterrados en las tumbas como las que se encontraban en Shuihudi resaltaron ciertos aspectos de la vida del pueblo y de su organización. El trabajo agrícola era supervisado por funcionarios locales, como el jefe de la aldea (likui), que en caso de buenas cosechas y un buen desarrollo ganadero, recibía premios (en bienes o en exenciones serviciales al Estado). En caso contrario era castigado con azotes o servicios extra.

Los 12 caracteres de esta losa de piedra afirman que es un momento auspicioso para que el Primer Emperador ascienda al trono, ya que el país está unido y ningún hombre morirá a lo largo del trayecto. Las pequeñas escrituras del sello fueron estandarizadas por el primer emperador de China después de que él ganara el control del país, y evolucionó de las escrituras más complejas en los sellos de las dinastías anteriores.

Las formas comunes de empleo difieren según la región, aunque la agricultura era casi universalmente común. Las profesiones eran de carácter hereditario; el empleo de un padre se pasaba su hijo mayor después de que este moría. El Lushi Chunqiu dio ejemplos de cómo los plebeyos en lugar de seguir el idealismo de un hombre que "hace que las cosas sirvan", fueron "reducidos al servicio de las cosas" al obsesionarse con la riqueza material.
Campesinos rara vez figuraban en la literatura durante la dinastía Qin y después; académicos y otros de estatus mayor preferían la emoción de las ciudades y el atractivo de la política. Una notable excepción a esto fue Shen Nong, el llamado "Padre Divino", que enseña que los hogares deben cultivar sus propios alimentos. "Si en un primer lugar el deja de arar, alguien en el mundo padecerá hambre. Si en un primer lugar ella deja de tejer, alguien en el mundo va a padecer el frío." Los Qin promocionaban esto; un ritual se llevó a cabo una vez cada pocos años que consistía en funcionarios importantes del gobierno, que por turnos utilizaba el arado en un campo especial, para demostrar el interés del gobierno por la actividad agrícola.
La arquitectura de la época de los reinos combatientes tenía varios aspectos característicos. Las murallas alrededor de las crecientes ciudades, que se utilizaban principalmente para la defensa, se hicieron más largas, y se construyeron varias paredes secundarias para separar los diferentes distritos. Se enfatizó la versatilidad en estructuras federales, para crear un sentido de autoridad y poder absoluto. Los elementos arquitectónicos tales como torres defensivas imponentes, puertas de rejas, terrazas y edificios de gran envergadura ampliamente transmitieron esto.

Las enseñanzas confucianas apoyaban la patrilinealidad y la patrilocalidad, sin embargo, las enseñanzas no se seguían al pie de la letra en la vida cotidiana. Dentro de las tierras pertenecientes al antiguo estado de Qin, era una práctica común que las familias pobres evitaran la obligación de otorgarle a un hijo una parte de la propiedad familiar al llegar a la edad adulta, enviándolo a vivir con la familia de su esposa. Tal práctica fue despreciada por las clases altas y los hombres que vivían con las familias de sus esposas fueron blanco de la purga de indeseables en el año 214 a.C. Fueron acorralados y enviados a ayudar en la expansión de Qin hacia el sur  luego se hicieron instalarse en las áreas alrededor de Fuzhou y Guilin. Hinsch ha argumentado que la práctica de la residencia matrilocal era muy común entre las clases bajas a lo largo de la historia imperial china, ya que los pobres podían usarla para mejorar sus perspectivas, mientras que la propiedad familiar de la mujer no tendría que ser dividida entre varios parientes.

Gobierno y fuerza militar
En el proceso de consolidación de su poder, Qin Shi Huang impuso el sistema burocrático no hereditario y centralizado del estado de Qin sobre su nuevo imperio en lugar del sistema feudal de la anterior dinastía Zhou. El imperio de Qin se apoyaba en la filosofía del legalismo (con hábiles consejeros como Han Fei o Li Si). La centralización, obtenida a través de métodos despiadados, se enfocaba en estandarizar los códigos legales y los procedimientos burocráticos, la moneda, el sistema de escritura y los patrones de pensamiento y estudios. Los caracteres utilizados en el antiguo estado de Qin se convirtieron en el estándar para todo el imperio. La longitud del eje de las ruedas de los carros también se unificó y las vías para vehículos se estandarizaron para facilitar el transporte a lo largo del país. Para silenciar las críticas contra el mandato imperial, el emperador expulsó o condenó a muerte a muchos estudiosos confucianos que disentían, y confiscó y quemó sus libros.
Bajo este sistema, tanto los militares y el gobierno prosperaron, como individuos talentosos podrían identificarse más fácilmente en la sociedad transformada. Las dinastías chinas posteriores emularon el gobierno Qin por su eficiencia, a pesar de ser condenados por la filosofía confuciana. ​ Hubo casos de abuso por parte de las fuerzas militares, algunos fueron inmortalizados en los "registros de los oficiales". Un comandante llamado Hu ordenó a sus hombres atacar a los campesinos en un intento de aumentar el número de "bandidos" que había matado; sus superiores, probablemente con ganas de inflar sus registros lo permitieron.

Los letrados y filosofía
Formas de escritura
Durante el Período de los Estados Combatientes, la escritura china tenía muchas variaciones regionales, parecidas una de la otra, ya que todos los estados eran herederos de la Derrocada dinastía Zhou. Las categorías tradicionales de la caligrafía china se determinaron después de la época Han, pero pueden ser atribuidas desde la época del imperio Qin. Esto tiene dos variantes principales cuyos antecedentes ya aparecen en los textos anteriores a la unificación: una para los documentos de la vida cotidiana, dibujados con un pincel sobre materiales de madera o bambú y programados para escribir más rápidamente el cual se iba a llamar posteriormente "de escribas" (Lishu); el otro llamado "silabario" (zhuanshu), de los cuales hay dos formas, el gran silabario (Dazhuan) y el pequeño silabario (Xiaozhuan), que tienen una función más formal y se utilizan para la escritura de las entradas oficiales, y a las más arcaicas. La tradición atribuye el desarrollo del primer tipo formal de escritura a Cheng Miao, un erudito que fue encarcelado por decisión del emperador.
Esto está en contraste con una iniciativa formal que el primer ministro Li Si puso en práctica que consistía en una política de normalización y unificación del sistema de escritura de carácter único que daría paso al pequeño silabario. Esta escritura cuyo propósito era incrementar la centralización imperial, eliminó diferentes variantes regionales, que se vio facilitada por el hecho de que no eran muy diferentes. Desaparecieron muchos caracteres considerados obsoletos o redundantes, algunos se simplificaron y regularizaron al uso corriente. Pero la reforma no pudo normalizar completamente los caracteres. Su uso se extendió rápidamente entre los funcionarios imperiales que se pusieron al corriente con los documentos oficiales, y probablemente se encargaron de la formación de todos los escribas. Por otra parte, el estilo caligráfico que se conoce actualmente como el más importante se considera un triunfo de la dinastía Han (el registro actual y oficial) y a partir de la continua evolución emergería siglos después el sistema de escritura actual (kaishu).

El control y la represión de los literatos
El gobierno de Qin llevó a la unificación de la política china de las corrientes intolerantes de pensamiento que se oponían al legalismo y en primer lugar al confucianismo. El desarrollo intelectual en los Reinos Combatientes dio a los pensadores influencia política significativa. Las ideas que se desarrollan por lo general tenían un propósito político y no dudaban en criticar al gobierno, si lo consideraban necesario. Después de la victoria de Qin sobre el resto de China, aparece una ola de persecuciones con el lema "quemar libros y ejecutar los literatos (Fenshu kengru). De acuerdo con los informes de Sima Qian, la purga se inició en 213 a. C. en un banquete de la corte imperial junto a varios estudiosos. Un confuciano habló para desafiar la política centralizadora del emperador; su crítica se centra en el hecho de que no le da importancia a los miembros de su familia cercana, a diferencia de lo que lo hicieron los antiguos reyes Zhou, idealizada por los confucianos. Li Si responde entonces mediante el desarrollo de una teoría que justifica el rechazo de los modelos anteriores. Por eso para hacer un barrido limpio de las viejas ideologías, ordena la quema de libros (Fenshu) de las diferentes corrientes de pensamiento que se oponían legalismo y podrían mantener viva la memoria de las antiguas dinastías tales como el libro de los documentos y el libro de las odas que afirmaban la tradición Zhou. La gente que leía en público se le castiga con la muerte. Sólo los textos para su aplicación práctica se mantienen, los relativos a la agricultura, la adivinación o la medicina. La importancia de la destrucción de libros tiene un carácter simbólico y bastante discriminada fue la selección de material: muchos sobrevivieron a estas medidas y es posible que otros eventos - la quema de la biblioteca imperial después de la caída de la dinastía hayan contribuido a la desaparición de material valioso. La ejecución de los estudiosos (kengru) ocurrió en el año 212 a. C., cuando el emperador ordenó la matanza de 460 estudiosos sospechosos de criticar su crueldad y exceso. En general se acepta que fueron enterrados vivos (que es uno de los significados de Keng y un castigo común en la antigua China), pero puede ser sólo una deducción de forma retrospectiva informada por Sima Qian o añadida en su libro después de su muerte, para unirse al registro de crueldades del primer emperador. De todos modos, se conserva al menos el hecho como parte de la política de estado de Li Si, a raíz de los pensamientos de Han Fei, una gran figura del legalismo que trató de disciplinar al grupo de intelectuales, para integrarlos en la administración estatal y sacar provecho de su habilidades por el bien del estado.

La coexistencia entre las escuelas de pensamiento
En cualquier caso, estas medidas eran demasiado limitadas para unificar a las muchas corrientes de pensamiento heredadas de los Reinos Combatientes. Tal política demuestra que todas estas corrientes se consideraban lo suficientemente importantes como para ser consideradas una amenaza hacia la autoridad gubernamental, en especial a Li Si.
En la corte imperial se mantuvo una academia de estudiosos de las diferentes regiones del imperio, siendo la continuidad de la Academia Jixia que existía en el antiguo reino de Qi o las compilaciones de Lü Buwei antes de la unificación. El trabajo de estos estudiosos generó el Lushi Chunqiu, libro enciclopédico cuyos vínculos con los deseos unificadores de Qin son evidentes, incluyendo la de unificar pensamientos y convencimiento de la necesidad de un ser soberano era la situación ideal.
El propio emperador consultaba eruditos confucianos en sus visitas al Monte Tai en Qi y examinaba los rituales realizados en el lugar. Sus inscripciones monumentales, aunque marcadas por el legalismo, contienen pasajes referentes a la ética confuciana. El escuela cosmológica también era muy popular y tenía el beneplácito del emperador; Estaba interesada particularmente en las transformaciones de los elementos (tierra, metal, madera, fuego y agua), que se inspiró en la simbología de la dinastía Qin (con la adopción del agua como elemento de la dinastía en contraposición al elemento fuego de la dinastía Zhou). Los defensores de las corrientes naturalistas (incluyendo los precursores del taoísmo), la magia y la adivinación fueron muy activos y también interactuaron con el emperador que en realidad no podía ser considerado como un partidario del pensamiento unificador del legalismo a causa de su naturaleza curiosa, influenciada por la adulación.

Religión
Es posible reconstruir la religión de los tiempos de la dinastía Qin gracias sobre todo a fuentes anteriores, que datan del periodo de los Reinos Combatientes. Los antiguos chinos veneraban una serie de "espíritus" (shen) a los cuales ofrecían sacrificios (animales, productos agrícolas, bebidas, etc.). Los ritos funerarios, particularmente importantes, tienen dos objetivos: garantizar el recorrido y permanencia del muerto en el otro mundo y que este recibieron la bendición del reino de los espíritus. Los rituales religiosos se solían celebrar en los templos y lugares sagrados en los que se levantaban altares de sacrificio. Durante la celebración del Año Nuevo descrito por Han Feizi, la gente de Qin realizaba ritos de purificación (ofrecía agua fresca a amigos y vecinos), sacrificios a los antepasados, espíritus domésticos y otros espíritus durante tres días.
El arte de la adivinación era otra práctica religiosa que se utilizaba para predecir el futuro. Una antigua tradición consiste en pasar huesos o caparazones de tortuga sobre fuego para causar la formación de grietas cuya interpretación podría predecir eventos futuros. Son múltiples las formas de adivinación utilizadas en la antigua China imperial, basada principalmente en la observación de los fenómenos naturales: los cometas, eclipses y sequías eran consideradas presagios del futuro porvenir. La religión "popular" del periodo Qin está documentada en los textos de adivinación exhumados de las tumbas, incluyendo colecciones de presagios y almanaques. Estos detalladamente muestran los días de suerte y mala suerte del año según las actividades de la vida diaria: viajes, rituales de sacrificio, un ensayo, matrimonio, e incluso el aseo de los caballos.
La documentación relativa a la religión del imperio Qin también hace referencia a su primer gobernante. Sima Qian cuenta que Qin Shi Huang ordenó la presencia de especialistas en rituales para reunir los nombres de las cientos de deidades cuyos cultos se celebraban por todo el imperio, con el fin de consolidar su dominio sobre el territorio imperial. Las inscripciones dejadas por el emperador después de sus viajes por las provincias muestran su participación en los grandes sacrificios a los dioses locales, como en Feng donde se realizaron ofrendas rituales a los pies de una montaña sagrada para que posteriormente se enterrara un mensaje para los dioses que habitaban encima de ella. Qin Shi Huang mantuvo muchos lugares de culto y estelas erigidas en las montañas sagradas, continuando la tradición impuesta por el legendario rey Mu de Zhou. Su voluntad era legitimarse por medio de las tradiciones antiguas ya arraigadas, incluso si esto conllevaba en la puesta marcha de nuevos cultos y rituales. En su capital, Qin Shi Huang realizó varios sacrificios, que a su vez reflejan sus ambiciones centralistas y universalistas; el ritual más grande, se celebraba cada tres años durante una noche temprana, estaba destinado a una deidad cuyo nombre es desconocido.



Bibliografía
Adshead, Samuel Adrian Miles (2000), China en World History, Londres: MacMillan Press, ISBN 0-312-22565-2.  
Akira, Hirakawa (1998), Una historia del budismo indio: de Sakyamani a Mahayana temprano, traducido por Paul Groner, Nueva Delhi: Jainendra Prakash Jain en Shri Jainendra Press, ISBN 81-208-0955-6.  
An, Jiayao (2002), "Cuando el vidrio fue atesorado en China", en Juliano, Annette L.; Lerner, Judith A., Silk Road Studies VII: Nómadas, comerciantes y hombres santos a lo largo de la ruta de la seda en China, Turnhout: Brepols Publishers, págs. 79-94, ISBN 2-503-52178-9.  
Bailey, HW (1985), Estudios indo-escitas que son textos de Khotanese, Volumen VII, Cambridge University Press, ISBN 978-0-521-11992-4.  
Balchin, Jon (2003), Ciencia: 100 científicos que cambiaron el mundo, Nueva York: Enchanted Lion Books, ISBN 1-59270-017-9.  
Barbieri-Low, Anthony J. (2007), Artesanos de la China Imperial Temprana, Seattle y Londres: Prensa de la Universidad de Washington, ISBN 0-295-98713-8.  
Barnes, Ian (2007), Mapping History: World History, Londres: Cartographica, ISBN 978-1-84573-323-0.
Clements, Jonathan (2006). El primer emperador de China. Sutton Publishing. ISBN 978-0-7509-3960-7.
Cotterell, Arthur (1981). El primer emperador de China: el mayor hallazgo arqueológico de nuestro tiempo. Nueva York: Holt, Rinehart y Winston. ISBN 0-03-059889-3.
Guisso, RWL; Pagani, Catherine; Miller, David (1989). El primer emperador de China. Nueva York: Birch Lane Press. ISBN 1-55972-016-6.
Yu-ning, Li, ed. (1975) El primer emperador de China. White Plains, Nueva York: International Arts and Sciences Press. ISBN 0-87332-067-0.
Portal, Jane (2007). El primer emperador, el ejército de terracota de China. British Museum Press. ISBN 978-1-932543-26-1.
Qian, Sima (1961). Registros del Gran Historiador: dinastía Qin. Burton Watson, trans. Nueva York: Columbia Univ. Prensa.
Yap, Joseph P (2009). Guerras con el Xiongnu, una traducción de Zizhi tongjian. Author House. ISBN 978-1-4490-0604-4.

No hay comentarios:

Publicar un comentario